Hitler ¿¿Ateo??

hitler25

Al parecer, muchos cristianos (los hipócritas) intentar desvincular a este genocida con la religión, más concretamente con el cristianismo y endosarlo a la ideología ateísta. Ya no tienen bastante con evadirse de todos los crímenes que cometió el cristianismo desde su aparición, y más aun cuando el emperador Constantino I permitió su culto para mas tarde declararlo religión oficial del imperio romano, que intentan vincular a este personaje con una ideología totalmente contraria a sus creencias claramente religiosas.

Para todos esos creyentes y el resto que quiera saber más va este artículo…

415px-Hitler8

Hitler no solo no era ateo sino que era un creyente cristiano (concretamente católico). Aunque el imperio alemán se dividía entre protestantismo y catolicismo, este no era el caso de Hitler. Hitler nació en una familia católica. Sus padres (Alois Hitler y Klara Pölzl), que guardaban parentesco entre si, tuvieron que pedir una dispensación papal para poder contraer matrimonio.

En toda su propaganda siempre se incluían símbolos religiosos, tanto cristianos como paganos. El nazismo mezclaba el cristianismo con el esoterismo, el ocultismo y muchas otras ideologías religiosas. En su simbología se puede percibir un fanatismo religioso constante. Pero aunque esta mezcla religiosa estaba presente en sus creencias, la predominante era la cristiana.

Hitler_y_la_religion

  • Su cristianismo se hizo presente hasta en sus discursos iniciales. El 12 de abril de 1922, al principio de su carrera política, aun antes de escribir Mi Lucha dijo en un discurso:

“Mi sentimiento cristiano me señala a mi Señor y Salvador como luchador. Me señala al hombre que, en otro tiempo, solo, rodeado únicamente de unos pocos seguidores, reconoció a estos judíos y llamó a la lucha contra ellos y que, verdadero Dios, no fue el más grande entre los mártires, sino el más grande entre los luchadores ! Con amor ilimitado, como cristiano y como hombre, leo el lugar que nos relata cómo el Señor acabó por arremangarse y por tomar el látigo, para arrojar del templo a los usureros, engendro de víboras ! Reconozco su lucha gigantesca por este mundo contra el espíritu judío, después de dos mil años, con la más profunda emoción y con tanta mayor fuerza por el hecho de que fue crucificado por ello (profunda agitación en la sala). Como cristiano no tengo el deber de dejarme desollar, sino que tengo el deber de ser un luchador por la verdad y el derecho”.

  • El 1 de febrero de 1933, es decir, el día siguiente a su nombramiento como Canciller afirmaba:

“Quiera Dios conceder su gracia a nuestra obra, orientar rectamente nuestra voluntad, bendecir nuestras intenciones y colmarnos con la confianza de nuestro pueblo”.

  • En el primer discurso de Hitler en el Reichstag, el 21 de marzo de 1933, en la iglesia de la guarnición de Potsdam, terminó el “Führer” diciendo:

“Quiera también la Providencia concedernos el valor y la constancia que en este recinto sagrado para todo alemán sentimos en torno nuestro, hombres que luchamos por la libertad y la grandeza de nuestro pueblo, reunidos al pie de la tumba del más grande de sus reyes”.

  • El 1 de mayo de 1933, ante dos millones de obreros alemanes, dijo:

“El pueblo alemán no es ya el pueblo sin honra, de la desvergüenza, de la anarquía, de la pusilanimidad y de la incredulidad. No, Señor, el pueblo alemán es ya otra vez fuerte en su voluntad, fuerte en su perseverancia, fuerte para sobrellevar todo sacrificio. Señor, no nos apartamos de Ti ! Bendice nuestra lucha por nuestra libertad y con ello por nuestro pueblo y nuestra Patria”.

  • En el Congreso de Núremberg de 1935 decía:

“Nuestras catedrales son los eternos testimonios de nuestra pasada grandeza”. Y ya en la guerra, el 6 de octubre de 1939: “Como Führer del pueblo alemán y Canciller del Reich únicamente puedo en estos instantes dar gracias a Dios por haberme dado su milagrosa bendición en nuestra primera y dura lucha por nuestros derechos y rogarle que nos ayude a encontrar el camino verdadero, así como el de todos los demás, a fin de que no sólo el pueblo alemán, sino toda Europa, gocen de una felicidad en la paz”. El 30 de enero de 1942, eran sus palabras finales: “Y vos, Señor, dadnos fuerza para defender la libertad de nuestro pueblo, de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos. Y no solo a nuestro pueblo alemán, sino también a toda Europa”.

  • El 30 de enero de 1944, decía:

“Por eso, cuanto mayores sean hoy las preocupaciones, tanto más alto apreciará, juzgará y recompensará el Todopoderoso a los que frente a un mundo de enemigos han enarbolado en sus leales manos la bandera y han avanzado resueltamente con ella”.

  • También el último discurso de Hitler está lleno de referencias al Todopoderoso y así, el 24 de febrero de 1945, decía:

“Frente al aniquilamiento judeo-bolchevique y frente a sus asesinos de América y Occidente de Europa, no hay más que un imperativo: poner en acción con fanatismo extremo y enconada entereza hasta las últimas fuerzas que un Dios bondadoso permite que el hombre encuentre en épocas graves para la defensa de su vida”.

Los ideales partidistas de una Alemania nazi partieron de un cristianismo antisemita.

El partido y sus organizaciones

Hitler9

La opinión del partido queda reflejada en el punto 24 de su programa que dice:

“Exigimos la libertad para todas las denominaciones religiosas dentro del Estado mientras no representen un peligro para éste y no militen contra los sentimientos morales de la raza alemana”.

Este párrafo se refiere a organizaciones tipo “Testigos de Jehová” o también a la religión judía.

“El partido, defiende en su carácter de tal, la idea del cristianismo positivo pero no se compromete, en materia de credo, con ninguna confesión en particular. Combate el materialismo judío infiltrado entre nosotros”.

Respecto a las más conocidas organizaciones del Partido, la SA y la SS podemos decir que los estandartes de las SA eran bendecidos por los obispos y además uno de los puntos de dicha organización rezaba:

“Nuestro movimiento está decidido a proteger las dos confesiones: católica y protestante”.

En cuanto a las “terribles” SS, debe darse a conocer el texto segundo de los juramentos que debían hacerse para ser miembro de ellas. Este decía: “Crees en Dios?” y debía responderse:

“Sí, creo en un Dios Todopoderoso”.

Se ha dicho que los niños de las Juventudes Hitlerianas eran enseñados con canciones ateas. Ahora bien, hemos localizado un centenar de canciones, antiguas y modernas (algunas compuestas por el propio Baldur von Schirach, jefe de las mismas) en las cuales la religiosidad es evidente y la palabra Dios se repite con frecuencia.

Creemos en Europa,

creemos en el nuevo orden,

creemos en la juventud,

creemos en el triunfo de lo bueno,

porque creemos en Dios

(Baldur von Schirach)

Joseph Goebbels: Hijo de padres católicos, Goebbels recibió una educación de tal carácter religioso. Ya en su juventud obtuvo una especie de beca de una organización católica llamada “Alberto Magno” y llegado al poder mantuvo siempre una actitud moderada. El Dr. Goebbels fue autor de numerosas obras y es de la titulada “El comunismo sin máscara” de la que se extrae lo siguiente:

“El bolcheviquismo niega la religión por principio, fundamentalmente y de antemano y no ve en ella más que opio para el pueblo. El nacionalsocialismo, por el contrario, con su tolerancia, respecto a las confesiones, propugna un idealismo creyente y trascendental”.

La opinión de los dirigentes.

Hitler10

En su obra: “El bolchevismo en la teoría y en la práctica”, hablando sobre los sucesos ocurridos en España, escribe:

“Es difícil formarse idea exacta de los detalles espantosos que llegan hasta nosotros relativos a ejecuciones de sacerdotes y atentados vergonzosos contra religiosos, por parte de anarquistas y comunistas. Este es el verdadero aspecto del ateísmo bolchevique, que todavía se atreve, en algunos países, a colaborar con las Iglesias. Pero los cadáveres de las religiosas sacadas de sus ataúdes constituyen un exponente de lo que es capaz el bolchevismo”.

Al contrario de los que ocurría en todo el mundo, Joseph Goebbels, en esta obra -leída en el Congreso de Núremberg de 1936- denuncia el horrendo crimen.

El día 19 de abril de 1945, diez días antes de morir y cuando los rusos se hallaban ya a las puertas de Berlín, decía Goebbels:

“Debemos dar una y otra vez gracias a Dios de que en tan terribles tiempos nos haya concedido a un verdadero Führer”. Y el 3 de diciembre de 1928 había escrito: “El movimiento Nacionalsocialista se funda en un cristianismo positivo sin atarse a una determinada confesión. En él tiene su puesto tanto el protestante como el católico y el cristiano-alemán”.

Rudolf Hess: El prisionero de la paz, no era -al igual que otros dirigentes nacionalsocialistas- partidario de una determinada religión, manteniendo, casi por tradición, la recibida por sus padres. Pero ello no era obstáculo para tener un verdadero conocimiento de la existencia de Dios y de su bondad infinita y, como no, de su justicia divina. Precisamente a este respecto es conveniente recordar sus últimas palabras en los Juicios de Núremberg, donde declaró:

“Soy feliz de saber que he cumplido con mi deber frente a mi pueblo…. mi deber como alemán, como nacionalsocialista y fiel colaborador del Führer. No me arrepiento de nada. Si me hallara al principio volvería a actuar como lo he hecho. Siento la mayor indiferencia por las decisiones de los hombres: algún día compareceré ante Dios para rendirle cuentas y se que Él me declarará inocente”.

Heinrich Himmler: Era sobrino del famoso jesuita P. Himmler, hijo del director de la Escuela católica de Munich y hermano de un monje benedictino que vivía en el monasterio de Mariaalach. En sus discursos mencionaba frecuentemente a Dios. En su discurso del 19 de octubre de 1944 decía:

“Nuestro Señor ha creado los pueblos, que no son invención de la voluntad humana. En un devenir creador de milenios, nació, según sus altos designios, el pueblo alemán, con sus ricos dones, su bella patria y sus difíciles condiciones de vida. Sin limitaciones nos doblegamos ante la Ley Eterna y con ella ante la Patria”.

Wilhelm Frick: Frick, ministro de las leyes raciales, era también un creyente. Llegó incluso a redactar oraciones. Una de ellas decía:

“Señor, líbranos de la mentira y de la traición. Yo se que la falta de Dios y la falta de Patria aniquilan a nuestro Pueblo”.

Hermann Goering: Ministro del Aire. Héroe de la Primera Guerra Mundial. Dijo en Viena el 26 de marzo de 1938:

“Se afirma: ahora es exterminada la religión, ahora es eliminada la fe! Pues entonces que se me enseñe la iglesia que, como ha ocurrido en España, haya sido destruida o incendiada. Que se me muestre a los sacerdotes que hayan sido torturados o desollados. Que se me enseñe una iglesia que haya sido cerrada y en la cual los fieles no pueden rezar. Que se me muestre a un sacerdote al que se le haya impedido dedicarse a sus funciones sacerdotales o que haya sido arrastrado por las calles, después de haber sido decapitado, como hicieron los comunistas en España. Si fue detenido un sacerdote, esto no ocurrió por dedicarse a sus misiones sacerdotales, sino porque se hizo demasiado mundano. Sólo queremos que se efectué una clara separación. La Iglesia tiene sus funciones determinadas, muy importantes y muy necesarias y el Estado y el Movimiento tienen otras misiones igualmente importantes y decisivas. Si hubiésemos sido antirreligiosos o anticreyentes, habría estado con nuestro movimiento la bendición del Todopoderoso? Hemos empleado toda la fuerza de nuestro sentimiento religioso para poder mantenernos firmes en la terrible lucha! Creen que esto habría sido posible sin nuestra más profunda fe en Dios, en el Todopoderoso?”.

Alfred Rosenberg: Ha sido considerado el máximo enemigo de las religiones. Si tenemos en cuenta que Rosemberg jamás poseyó influencia decisiva en la política, puesto que nunca ocupó puesto relevante alguno, parece asombroso conceder tanta importancia a su obra: “El Mito del Siglo XX”. De ella se llegaron a hacer 800 mil ejemplares. Pero las ediciones del libro de Hitler “Mi Lucha” – que como hemos probado era netamente favorable a las religiones- llegaron a superar, ya en 1943, los diez millones de ejemplares, hasta llegar al extremo de ser considerado el libro más vendido después de la Biblia.

La posición de la iglesia frente al partido Nazi.

pio xii hitler 2

El Concordato

Ya en el primer año de gobierno nacionalsocialista se logró lo que los otros gobiernos precedentes no habían conseguido: firmar un Concordato con la Iglesia Católica. Esta circunstancia echaba por los suelos las teorías democráticas de una supuesta enemistad entre ambos organismos. Entre los diversos apartados del Concordato se hallaba la reglamentación del impuesto de culto y su cobro y las distintas protecciones a la Iglesia y a sus ministros.

En el texto del Concordato puede leerse: En virtud de las normas del Concordato el hábito religioso será protegido por una disposición civil, del mismo modo que lo están los uniformes oficiales. El Estado sufragaba además los gastos de las facultades de Teología existentes en las Universidades alemanas que eran ocho, aparte de otros seis centros de menores dimensiones.

La prensa “aliada” vociferaba contra el nacionalsocialismo por supuestas restricciones en Polonia. En una carta que no llegó a ser publicada en el diario “La Verdad” de Murcia, D. José Antonio Vidal Gadea, miembro de la División Azul y caballero de la Cruz de Hierro confirmaba que en los territorios bajo jurisdicción de Alfred Rosenberg:

“Estuve durante el mandato alemán en primera línea y recorrí (no precisamente por deporte) diversos hospitales situados en ciudades alemanas, así como de naciones bálticas y pude comprobar la celebración de Misas y Oficios en los templos cristianos. Un detalle interesante es que a bastante distancia de los templos se colocaban letreros advirtiendo su proximidad y ordenando silencio para no perturbar las prácticas religiosas…. Las unidades alemanas contaban todas con capellanes de acuerdo con el credo religioso de sus componentes… En el equipo de los combatientes católicos se incluía un anillo con un “decena” para el rezo del Santo Rosario”.

Debemos añadir que, como es sabido, todos los soldados llevaban en su cinturón la tradicional frase “Gott mit uns” que significa “Dios con nosotros”.

Opiniones de religiosos

hitlercardinal4

  • En el folleto titulado “Por qué el Eje ganará la guerra? Polémica y razón de la Europa cristiana” que venía a representar la forma de pensar de muchos sacerdotes, decía:

“Si Hitler no hubiese forjado la actual Alemania, Europa se encontraría indefensa frente al comunismo y como la subida al poder de Hitler no puede explicarse humanamente, debemos concluir que el Dios de las Victorias coloca a Adolf Hitler en el poder para ser el salvador de la Civilización y del Cristianismo”.

  • El presbítero José Manuel Vega y Diaz, exclama en su obra “La plaga maldita del comunismo”:

“Ojalá que los ejércitos del Eje y sus aliados venzan y hagan desaparecer esta plaga maldita que ha roído la existencia de la humanidad en sus mismas entrañas!”.

  • El reverendo M. Yate Allen, inglés, decía:

“Es porque soy sacerdote y porque creo firmemente en la religión cristiana por lo que acojo con regocijo y doy gracias al Todopoderoso por lo que ha sido llevado a cabo por Mussolini y Hitler”.

  • El reverendo Geoffrey Dymock, vicario de St. Bede, Bristol, hablando sobre la Alemania de Hitler la calificaba como:

“una de las grandes razas de Europa que ha conseguido desembarazarse de las penas de una vil esclavitud de la finanza internacional”.

  • El Nuncio Pacelli –después Papa- dijo a Hitler, con motivo de la felicitación del Año Nuevo -segun el semanario “Der Ring”:

“Ud. excelencia, es el salvador del Pueblo alemán enviado por Dios”.

  • En 1942, con motivo de la guerra en Rusia, los obispos alemanes declararon:

“Una victoria sobre el bolchevismo sería comparable al triunfo de la enseñanza de Jesus sobre los infieles”.

  • El sacerdote de Breslau, Dr. Nieborowski que escribió:

“El triunfo de Adolf Hitler ha sido el triunfo del cristianismo amenazado de inminente peligro en Alemania y enEuropa. La Iglesia Católica debe arrodillarse para dar gracias al Todopoderoso por esta salvación… A nuestros ojos y en sentido cristiano y católico, Hitler es un instrumento de la Providencia”.

  • Durante una exposición en Munich fue retirada de la sala una imagen de Cristo Crucificado, verdaderamente vergonzosa por intervención de los nacionalsocialistas. Sin embargo unos años antes, en plena democracia, fue escarnecido el cristianismo y la Iglesia Católica de la forma más aberrante y escandalosa en una “Exposición de librepensadores internacionales” en verano de 1930, sin que se produjese ninguna queja por parte del partido del Centro que se suponía católico. Muchos años más tarde, en 1967, restituida la “libertad” en Alemania, en otra exposición se presentó una serie de caricaturas obscenas y en una de ellas se mostraba a Cristo crucificado guiñando el ojo a una monja que correspondía mostrándoles el pecho desnudo. Cada uno juzgue. En 1930 como en 1967, nadie protestó, puesto que sólo el Partido Nacionalsocialista (1933-1945) podría haberlo hecho. Para los demás partidos, burlarse de lo que sea incluso de Cristo, constituye una muestra de libertad. Para el nacionalsocialismo, los cuadros blasfemos significaban un insulto para todos los que desde hace cientos de años habían muerto en defensa de los ideales de la Cristiandad.

Extractos de “Mi lucha”

pio xii hitler

“Ambos somos católicos, pero, ¿acaso no osamos decirlo? ¿Es que realmente se supone que debemos creer que nunca ha habido nada en la Iglesia católica en que se pudiera encontrar un fallo? Justamente porque nosotros somos católicos lo decimos. Esto no tiene nada que ver con el Catolicismo. Sabemos que el Catolicismo hubiera continuado intacto incluso si la mitad de la jerarquía se hubiera compuesto de judíos. Un cierto número de hombres sinceros lo hubieran mantenido a flote, aunque hubiera sido secretamente, y muchas veces contra el propio Papa. A veces había muchos de tales hombres, y a veces pocos. Todos los judíos tienen buenas razones para honrar a Lutero e ignorar su antisemitismo. Sin quererlo les preparó el camino. ¡Y de que manera! Que luego los maldijera como una pestilencia debe ser ciertamente amargo para ellos, pero… ¿cuánta gente conoce su condena de los judíos? Como un rayo que atraviesa el crepúsculo vio como eran los judíos, pero, desgraciadamente, demasiado tarde y aún entonces sin darse cuenta de donde había hecho el judío más daño: en la Iglesia. ¡Ah! Si se hubiese dado cuenta; si los hubiese descubierto en su juventud. Entonces no hubiera atacado al Catolicismo, sino, más bien, a los judíos infiltrados en él. En vez de una condena total de la Iglesia, hubiera dejado caer la totalidad de su apasionado ímpetu sobre los verdaderos villanos. En vez de glorificar el Viejo Testamento, lo hubiera presentado como el arsenal del Anticristo. La Iglesia Católica ofrece un ejemplo del que se puede aprender mucho. En el celibato de sus sacerdotes radica la obligada necesidad de reclutar siempre las generaciones del clero entre las clases del pueblo y no entre sus propias filas. Pero precisamente este aspecto de la institución del celibato no se suele apreciar a menudo en su verdadera importancia.”

“Reclutando sin interrupción el inmenso ejército de sus dignatarios eclesiásticos entre las capas más bajas del pueblo, la Iglesia no sólo mantiene una unión instintiva con la atmósfera de los sentimientos populares; se asegura también la suma de vigor y energía que se encontrará eternamente entre la masa popular. De ello saca la Iglesia Católica la extraordinaria juventud, su flexibilidad intelectual y su voluntad de acero… A pesar de que su cuerpo doctrinal está en colisión en muchos puntos y en parte inmotivadamente con el estudio de las ciencias exactas y la investigación, jamás se resigna a sacrificar un ápice del contenido de su doctrina. Con razón supo conocer que su fuerza de resistencia no consiste en adaptarse con más o menos habilidad a los resultados siempre variables de la investigación científica en el transcurso del tiempo, sino en el hecho de un aferramiento inquebrantable a sus dogmas ya expuestos, que son los que le dan al conjunto el carácter de una fe. Se puede incluso profetizar que en la medida en que los fenómenos imprevisibles desafían y seguirán desafiando las leyes científicas modificadas sin cesar, ella será más y más el polo de tranquilidad hacia el que irá ciegamente la adhesión de innumerables humanos.”

“Pero tan pronto como esto fue posible, el judío empezó a organizar su defensa. Volvió a recurrir a su vieja táctica. Con asombrosa celeridad, lanzó en el seno mismo del movimiento la chispa de la discordia y sembró así el germen de la desunión. La única posibilidad de embargar la atención pública con otros problemas y detener el ataque concentrado contra el judaísmo, residía –dada la situación reinante– en promover la cuestión del ultramontanismo y provocar, de esta suerte, la consabida lucha entre el catolicismo y el protestantismo. Jamás podrán reparar el daño causado aquellos hombres que agitaron esta cuestión en el seno del pueblo alemán. En todo caso, el judío alcanzó el objetivo deseado: católicos y protestantes habían entrado en reñida controversia y el enemigo mortal del mundo ario y de la cristiandad toda, se reía ante sus mismas narices.”

“Así creo ahora actuar conforme a la voluntad del Supremo Creador: al defenderme del judío lucho por la Obra del Señor.”

“El objetivo por el cual tenemos que luchar es el de asegurar la existencia y el incremento de nuestra raza y de nuestro pueblo; el sustento de sus hijos y la conservación de la pureza de su sangre; la libertad y la independencia de la patria, para que nuestro pueblo pueda llegar a cumplir la misión que el Supremo Creador le tiene reservada.”

“Frente a todo esto, nosotros, los nacionalsocialistas, tenemos que sostener inquebrantablemente nuestro objetivo de política exterior, que es asegurar al pueblo alemán el suelo que en el mundo le corresponde. Y esta es la única acción que ante Dios y nuestra posteridad alemana puede justificar un sacrificio de sangre; ante Dios, porque sobre la tierra hemos sido puestos con la misión de la lucha eterna por el pan cotidiano; ante nuestra posteridad, porque no se vertirá la sangre de un solo ciudadano sin que este sacrificio signifique la vida de otros mil ciudadanos de la Alemania futura.”

“Sólo mediante los dogmas, la concepción puramente espiritual, vacilante y de interpretación infinitamente variable, llega a precisarse y adquirir una forma concreta, sin la cual jamás podría convertirse en fe. Lo contrario significaría que la idea no es susceptible de ser jamás exaltada por encima de una concepción metafísica, o mejor, por encima de una opinión filosófica. Por eso la acometida dirigida contra los dogmas se asemeja mucho a la lucha contra los fundamentos legales del Estado; y del mismo modo que esta lucha acabaría en una anarquía estatal completa, la acción antidogmática tendría por resultado un nihilismo religioso, carente de todo valor.”

Extractos de los discursos de Hitler.

 

Si el Pueblo Alemán conoce detrás de si milenios de un destino lleno de vicisitudes, no ha de ser la voluntad de la Providencia el que antes de nosotros se haya luchado y sacrificado para que las futuras generaciones echen a perder su vida ellas mismas y no puedan entrar en los milenios del porvenir.

Adolf Hitler, discurso de 5 de abril de 1933 ante la Cámara Alta del Reichstag.

En la Biblia está escrito: “Lo que no es ni caliente ni frío lo quiero escupir de mi boca”. Esta frase del gran Nazareno ha conservado hasta el día de hoy su honda validez. […] En la vida de los pueblos decide en último término una especie de juicio de Dios. […] Siempre ante Diosy el mundo el más fuerte tiene el derecho de hacer prevalecer su voluntad.

Adolf Hitler, discurso del 10 de abril de 1923.

Al sellar para este fin con nuestras manos una alianza común, respondiendo a la generosa iniciativa del presidente del Reich, hacemos como jefes de la nación, ante Dios, ante nuestras conciencias y ante nuestro pueblo, la promesa de cumplir con decisión y perseverancia la misión que en el gobierno nacional nos ha sido confiada.

Adolf Hitler, discurso de 1 de febrero de 1933, llamamiento del gobierno del Reich al pueblo alemán.

Los partidos de la lucha de clases han de convencerse de que, mientras Dios me de vida, hare todo lo posible para destruirlos con todas mis fuerzas y con toda mi voluntad. Nunca, nunca, abandonaré este deber: hacer desaparecer al marxismo y sus sicarios de Alemania. […] Mientras reconciliamos a las clases queremos volver a llevar, directa o indirectamente, a este pueblo alemán unido hacia las fuentes eternas de su fuerza. Queremos educarles desde la infancia, para hacerles creer en Dios y para hacerles creer en su pueblo.

Adolf Hitler, discurso en el Palacio de los Deportes de Berlín, de 10 de febrero de 1933.

Las ventajas de índole política personal que pudieran resultar de compromisos con organizaciones ateístas no compensan, ni con mucho, las consecuencias que se hacen patentes en la destrucción de valores morales de todos. El gobierno ve en las dos confesiones cristianas los factores más importantes para el mantenimiento de nuestro pueblo. La preocupación del Gobierno es la sincera colaboración entre la Iglesia y el Estado. La lucha contra una ideología materialista en pro de una verdadera comunidad popular sirve a los intereses de la nación alemana lo mismo que al bien de nuestra Fe cristiana, del mismo modo que el Gobierno ve en el cristianismo el fundamento inamovible de la moral y la virtud popular.

Adolf Hitler, discurso del 23 de marzo de 1933.

No es la palabra propiedad la que debe ser aquí considerada como característica, pues sabemos que una gran cantidad de hombres de los que fundaron nuestra producción no vino primitivamente de la propiedad, sino del trabajo, que la fuerza del puño llegó a intensificarse en ellos hasta convertirse en genialidad de la mente, que fueron inventores u organizadores por la gracia de Dios, a quienes nosotros debemos en parte nuestra vida, siendo así que sin las capacidades de estos hombres no nos hubiera sido posible alimentar ni mantener a 65 millones de habitantes en la limitada superficie donde moramos.

Adolf Hitler, discurso de 10 de mayo de 1933, día del Trabajo Nacional.

No es la palabra ‘propiedad’ la que debe ser aquí considerada como característica, pues sabemos que una gran cantidad de hombres de los que fundaron nuestra producción no vino primitivamente de la propiedad, sino del trabajo, que la fuerza del puño llegó a intensificarse en ellos hasta convertirse en genialidad de la mente, que fueron inventores u organizadores por la gracia de Dios, a quienes nosotros debemos en parte nuestra vida, siendo así que sin las capacidades de estos hombres no nos hubiera sido posible alimentar ni mantener a 65 millones de habitantes en la limitada superficie donde moramos. […] Si el movimiento de las organizaciones obreras hubiera estado entonces en nuestras manos, si hubiera estado en mis manos, pongo por ejemplo, si se hubiera desarrollado con la misma finalidad erronea como ocurrió entonces, nosotros los Nacionalsocialistas hubiesemos puesto esta gigantesca organizacion al servicio de la Patria. Hubiesemos declarado: conocemos naturalmente los sacrificios, estamos dispuestos a hacerlos nosotros mismos, no queremos evitarlos, lo que queremos es luchar con los demas, ponemos nuestra suerte y nuestra vida en manos de la poderosa Providencia, como han de hacerlo los otros.

Adolf Hitler, discurso de 10 de mayo de 1933, día del Trabajo Nacional.

La Providencia nos ha hecho un pueblo inteligente, capaz de resolver los mas arduos problemas, y el alemán es laborioso y apto para todo trabajo. Los ingenieros y técnicos alemanes, nuestros físicos y químicos figuran entre los mejores del mundo.

Adolf Hitler, discurso de 21 de marzo de 1934, en la inauguración de la cruzada del trabajo.

Todos debemos estar penetrados por una única esperanza: que la Providencia quiera darnos el don de grandes maestros que puedan convertir en notas musicales e inmortalizar en piedra nuestro espíritu. Ahora más que nunca es cierto el amargo dicho “muchos se creen llamados, pero son pocos los elegidos”. […] Y si somos cada vez más duros y rigurosos en nuestra repulsa, estemos convencidos de no haber errado, puesto que quien ha sido destinado por la Providencia a conferir una expresión exterior llena de vitalidad a la más íntima, y por ello sana, esencia de un pueblo, no encontrará nunca el camino que lleva a tales aberraciones. […] Dios nos conceda el don de concebir nuestras realizaciones de tal modo que sean parejas a la grandeza de la nación.

Adolf Hitler, discurso de 7 de abril de 1935, sobre el arte y la cultura.

Nada tienen que ver con nuestro pueblo el cubismo, dadaismo, futurismo, impresionismo, etcétera. Todas estas concepciones no son ni viejas ni modernas: no constituyen otra cosa que el falso balbucear de hombres a los que Dios ha negado la gracia de una auténtica capacidad artística, concediendoles por el contrario la capacidad del chismorreo y el embrollo. […] Este tipo humano que ha aparecido ante el mundo entero por primera vez el pasado año, durante los Juegos Olímpicos, en su espléndida, orgullosa fuerza y salud, este tipo humano, queridos balbuceadores prehistoricos del arte, representa el tipo de la nueva época. Y vosotros, ¿que producis? ¡Lisiados deformes e idiotas, mujeres que suscitan únicamente horror, hombre mas semejantes a las bestias que a los hombres, niños que, si viviesen en el modo en el que ha sido figurados, se creerían simplemente una maldición de Dios!

Adolf Hitler, discurso de 19 de julio de 1937, en la inauguración de la primera gran exposición del arte alemán.

Nosotros que vivimos esta época, no podemos librarnos de la impresión de que los designios de la Providencia son más fuertes que el propósito y la fuerza de los individuos. […] Este convencimiento es el que ha empujado a los Ejércitos Nacionalsocialistas en los pasados años. Y será el que les otorgue la victoria en el próximo. Porque luchamos por la felicidad de los pueblos nos sabemos acreedores a la bendicion de la Providencia. El Señor Supremo nos ha acompañado hasta ahora en nuestro batallar y no nos abandonará en el futuro, si sabemos ser fieles y valerosos a la hora de cumplir con nuestro deber insobornable.

(Adolf Hitler, discurso de año nuevo de 1 de enero de 1941.

Si el pueblo alemán es capaz hoy en día de sostener esta lucha de vida o muerte por su propia subsistencia y la del continente europeo, es debido a la Gracia de Dios, quien ha permitido al Nacionalsocialismo (después de su larga lucha por el poder de hace 11 años) el lograr sus propósitos.

Adolf Hitler, discurso de 30 de enero de 1944.

Si una gran nación como Alemania, con una clara tradición de dos mil años, nunca abandona su fe en el triunfo, sino que sigue cumpliendo su deber inflexiblemente, sin temor a lo que pueda sobrellevar, sean malos o buenos tiempos, entonces, al final, el Dios omnipotente no puede negarle sus bendiciones. En la historia sólo fallan los que se muestran ineptos, y el Señor del Universo ayuda sólo a aquellos que están resueltos a ayudarse a sí mismos.

Adolf Hitler, discurso del Día de los Héroes del 11 de marzo de 1945.

pioXII-pavelic

No es de extrañar que un genocida de esta índole fuera religioso y más concretamente cristiano cuando el libro más sagrado de los cristianos es casualmente un libro cargado de versículos xenofóbicos, homofóbicos y antisemitas.

Más sobre los crímenes de Hitler en el articulo “Crímenes del cristianismo”.

Fuentes:

J. Aguilar y J. M. Asensi – “Hitler y la Iglesia”

 

Adolf Hitler – “Mi lucha” pdf (para los que quieran comprobar lo dicho por este asesino de masas)


Comentarios

Hitler ¿¿Ateo?? — 26 comentarios

    • Hola Ronaldo, como consejo te diré que, si fuera tu revisaría lo de la ignorancia:

      1.- Si yo fuera judío no sería ateo. Mi objetividad, mi lógica y mi raciocinio me impiden creer en mitos, cuentos y leyendas. Siento decepcionarte en ese sentido.

      2.- Por lo visto te molesta que uno de los mayores genocidas tenga las mismas convicciones y creencias que tu.
      Lo digo por que insultarme y criticarme por mostrar la verdad (que Hitler, ese antisemita y homofogo, era católico), al mismo tiempo que utilizas unas creencias religiosas como las tuyas para criticar el judaísmo (tan absurdo como el catolicismo, ya que el catolicismo tiene también su base en el Tanaj judio-Antiguo testamento) ¿No es algo contradictorio?

      3.- Que insultes o menosprecies a otra religión (la judía) siendo tu por lo que deduzco de una (la católica), te coloca a la misma altura que este nefasto personaje.

      Por cierto ¿Quien vé solo hasta sus narices? ¿No eres tu el que, a pesar de ver como opinaba y en qué creía Hitler, sigues negando lo evidente?

      Deberías saber también que el actual Papa, Joseph Alois Ratzinger (Benedicto XVI) perteneció a las juventudes nazis y estuvo prestando servicio militar durante varios años en la Alemania de Hitler. Que por muy “obligatorio” que fuera el servicio militar, podría haberse negado como hicieron miles de ciudadanos en la misma situación y no ser un hipócrita cobarde más al servicio de los nazis.

      Cuando critiques, la próxima vez intenta argumentar un poco, solo para no quedar en evidencia.

      Saludos.

  1. Creo q el objetivo no es q la religion catolica te de asco. Sino desmentir algo, como en el titulo lo decia la cuestion de si Hitler era Ateo como algunos afirmaban.
    Si bardeamos a las religiones no vamos a llegar a nada, lo mejor es hablar con propiedad y racionamiento. Saludos

    • Hola Alexander. En este webblog mi objetivo no es única y exclusivamente la religion católica, es la religion en si. Pero todo el cristianismo actual y el concepto de dios fue, aunque muchos lo desmientan, invento del imperio romano. La religion católica es la mayor (con más numero de miembros) y la que impera desde hace siglos en todo occidente y parte de oriente. Este articulo en concreto es la respuesta a muchos creyentes que afirman que Hitler era ateo con el propósito de vincular los ideales de este individuo con el pensamiento ateo. De hecho hasta el propio Papa, Ratzinger (el mismo que presto servicio militar durante varios años y perteneció a las juventudes nazis), comparó a los ateos con el movimiento nazi de Hitler. En este articulo solamente he querido dejar constancia como respuesta a esas acusaciones y alegaciones por parte de los cristianos católicos, que por más que lo nieguen o desmientan, Hitler era católico.

      Si miras el resto de artículos publicados en mi web entenderás el por qué de la frase del título. Los artículos publicados en ella van dirigidos a desmentir y dejar claro que las religiones son absurdas, incoherentes, irracionales y parten en sus bases de mitos, cuentos y leyendas creados en la prehistoria. No se puede desmentir una religion como por ejemplo, la cristiana, si no se muestran todos los datos que hay en ella.

      Saludos.

  2. Si bien es cierto que el no era ateo tampoco era cristiano, si fuera cristiano porque intentó cambiar la navidad, si fuera cristiano porque censuro periódicos religiosos? Si fuera cristiano porque cerró iglesias y quitó de sus propiedades? Hitler detestaba al cristianismo por considerarla una secta del judaísmo, solo la uso para ganar adeptos, de hecho el mismo hitler advierte que mein kampf era solo propaganda y quería hacer su propia religión, no era ateo pero tampoco era cristiano.

    • Y ¿Quien es “cristiano” realmente? Define que es necesario para “ser cristiano” y yo podre mostrarte como hasta el propio cristianismo (los ideales del propio personaje en que se basa) es autocontradictorio.

      ¿Dirías que un autor neotestamentario es “cristiano”? Que un papa o una serie de papas ¿pueden definirse como verdaderos cristianos? Te lo digo porque puedo mostrarte perfectamente como hasta las mismas bases del cristianismo están basadas en el paganismo y como las personas más cristianas han crontradicho los valores, ideales y creencias que ellos mismos defendían ¿para ganar adeptos?

      Lo paradógico de esto es que no existe ningún “cristiano” que se comporte moralmente o éticamente y claro, como la biblia es tan contradictoria, cada creyente puede coger de ella lo que quiera, necesite o deduzca para dar apoyo a su ideología. Lo curioso es que si uno de esos creyentes comete actos “buenos”, el grupo de su mismas creencias presumirá de él y si esa persona comete actos horribles y estos son puestos al publico, ese grupo de creyentes los negarán, excusaran o quitaran su apoyo a esa persona alegando que “no era un verdadero cristiano”.

      -La iglesia católica censuró también libros religiosos.
      -Ciertos obispos católicos también cerraron iglesias que competían con las suyas y ciertos religiosos “cristianos” tomaron para si templos paganos para usarlos como propios.
      -¿Eran “cristianos” los religiosos que se apropiaron de ritos a los que consideraron “paganos” para que los adeptos a esos cultos se unieran al cristianismo?
      -¿No fueron los autores neotestamentarios los que hicieron sus propia religión basándose en el judaismo y otras religiones gnsoticas?

      Muéstrame una sola religión (o religioso) que no se base en otras y que no sea autocontradictoria, y entonces te daré la razón en cuanto al comportamiento “contradictorio” de Hitler.

      Saludos.

    • Coincido con jcags, HITLER no era cristiano ni católico, que su familia lo haya sido no significa que el lo fuera, mucho menos con su temible obra, que nada absolutamente nada tiene que ver con las enseñansas de jesus. Esto que se argumenta es como si ahora, por que hay fotos y filmaciones de fidel y raul castro junto al papa, con los años dijeran que el regimen cubano era catolico. Por empezar y solo a modo de comienzo, cualquier católico te diria que uno de los 10 mandamientos y precisamente el primero dice, AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS, Hitler adoraba su esvastica, su forma de pensar se acomodaba segun le sirviera, pero esta muy lejos de haber tenido algo que ver con el pensamiento cristiano.

      • Hola leon

        Coincido con jcags, HITLER no era cristiano ni católico, que su familia lo haya sido no significa que el lo fuera

        Que su familia lo fuera no lo convierte en judeocristiano, cierto. Aunque estadísticamente esté demostrado que el ambiente sociocultural donde creces influya en tus creencias.

        Lo que evidencia que Hitler fuera judeocristiano no son tampoco “sus obras” (actos). Lo que evidencia que una persona pertenece a una religión concreta son sus propias declaraciones. Y, como se expone en el artículo, ya no es que este proclamara su cristianismo en mítines y discursos. Es que hasta él mismo confesó su cristianismo en su propia autobiografía. En la que expone su ideología religiosa claramente y sin rodeos.

        Con respecto a tus argumentos:

        que nada absolutamente nada tiene que ver con las enseñansas de jesus.

        ¿Estás seguro? Porque puedo citarte decenas de versículos antisemitas neotestamentarios. Incluso versículos que justifican su odio y sus comportamientos. (es lo que tiene el seguir la ideología y moral de un libro tan ambiguo como la biblia)

        Esto que se argumenta es como si ahora, por que hay fotos y filmaciones de fidel y raul castro junto al papa, con los años dijeran que el regimen cubano era catolico.”

        Menuda comparacion más absurda.

        1º.-El régimen cubano se declaró abiertamente comunista. El regimen nazi se declaro cristiano.
        2º.- Fidel Castro jamás ha confesado ser cristiano. (santero si que lo es). Hitler, en cambio, ya no solo es que usara discursos apologéticos de tematica judeocristiana (al igual que el partido republicano estadounidense). Es que todos los documentos escritos de su puño y letra lo confirman. ¿Es que no sabes leer? Están copiados en el artículo con la fuente. Incluso puedes descargarte o comprar su libro si lo deseas.

        Por empezar y solo a modo de comienzo, cualquier católico te diria que uno de los 10 mandamientos y precisamente el primero dice, AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS, Hitler adoraba su esvastica, su forma de pensar se acomodaba segun le sirviera, pero esta muy lejos de haber tenido algo que ver con el pensamiento cristiano.

        Argumentar que no era cristiano porque, según tu, adoraba su esvástica y su forma de pensar se acomodaba según le sirviera es cometer una tremenda falacia.

        1º Porque para saber si adoraba más a una cosa que a otra solo tienes tu propio juicio.
        2º Porque tu descripción es muy subjetiva y solo se sustenta en la imagen que tienes tu de él. Basándome en tu argumento yo bien podría decir que las personas que os consideráis judeocristianos no lo sois porque adoráis más a un crucifijo que a dios. (suponiendo que exista, cosa que todavía no habéis evidenciado)
        3º Porque no hace falta seguir todos los mandamientos para ser judeocristiano. (algo que puedo demostrarte cuando quieras) Por cierto, los mandamientos que da el dios biblico no son solo los 10 primeros que tanto os gustan. Hay 613 leyes que, según tu religión y tu amiguito imaginario extraído de la literatura neotestamentaria, debéis cumplir a rajatabla si queréis viajar a ese otro lugar imaginario que os han prometido llamado cielo.

        Es tu religion quien afirma que existió una semideidad llamada Jesús que declaró esto:

        Mateo 5:18-19

        18 Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas.
        19 De manera que cualquiera que infringiere uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñare á los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos: mas cualquiera que hiciere y enseñare, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

        Y es tu religión quien afirma que ese personaje literario neotestamentario dijo:

        Mateo 10:

        34 No penséis que he venido para meter paz en la tierra: no he venido para meter paz, sino espada.
        35 Porque he venido para hacer disensión del hombre contra su padre, y de la hija contra su madre, y de la nuera contra su suegra.
        36 Y los enemigos del hombre serán los de su casa.

        Basándome en tus juicios de valor sobre Hitler, ningún creyente es judeocristiano.

        Afirmar a estas alturas que Hitler no era católico es como afirmar que Franco y Musolini tampoco lo eran. Si para ser judeocristiano debes cumplir con lo que cada cristiano considera, actualmente no hay ni un solo cristiano en el mundo. La tuya es la típica excusa de alguien que no quiere aceptar que su religión no es tal y como se la han pintado. Por eso te niegas a aceptar que pueda haber creyentes de tu mismo club sociofundamentalista que no coincidan con el ideal que tienes del arquetipo judeocristiano.

        Si quieres demostrar que Hitler no era cristiano lo primero que deberías hacer es traer evidencias y no tus propias descripciones subjetivas. Aunque claro, siendo creyente como lo eres ya estarás acostumbrado a no proveer de evidencias a tus afirmaciones.

        Observando tu comentario cualquiera podría deducir que no te has dignado a leer todas las evidencias que demuestran que esa persona era judeocristiano. Simplemente has echado un vistazo por encima y has pasado de ver algo que por lo visto incomoda y contradice tu postura simplista de que dicha religión conlleva a actuar moralmente. Leete la biblia entera y luego háblanos de moral.

        Saludos para todo el que use razonamientos objetivos y un criterio lógico y racional a la hora de sacar deducciones.

    • Por otro lado, no entiendo por que mi comentario anterior, no salio publicado ni bien lo envié, no quiero pensar que en realidad, moderas los comentarios, según tu conveniencia, lo que sería muy pobre y triste. abz

      • Hola leon

        Siempre he moderado los comentarios. Si no lo hiciera esto seria un circo lleno de trolls. Si no te gusta ya sabes lo que hacer 😉

        Por cierto, “según mi conveniencia” hasta ahora he publiado el 99% de los comentarios incluido el tuyo. A ver si dejas de faltar al respeto presuponiendo “a tu conveniencia” las razones por las que modero los comentarios.

    • Hola santiago

      ¿No te habras equivocado en una palabra y olvidado otras?

      adolf hitler polzl fue es y seguira siendo el dirigente masacrante despues de dios viva la ss (seguridad social)

      Si no es asi y eres uno de esos tipejos que, al no haber vivido en aquella epoca; no haber estudiado historia o no tener moral, afirman ser neonazis: Gracias por demostrar en quien o que creen (dios) además de adorar a Hitler (ese enano acomplejado con bigote y que, por suerte, fue incapaz de lograr todos los objetivos que prometió, provocando que miles de ciudadanos alemanes murieran y llevando a su pueblo a una situación de división forzada durante más de 28 años. Ese del que el 99,9% del pueblo alemán se avergüenza. Un genocida.

  3. La informacion es incorrecta. Es normal que un judio israelita escriba este tipo de cosas referentes al hombre que los desenmascaro. Pongo a disposicion del publico una serie de libros para que se den una idea de la version inparcial de los hechos.

    DERROTA MUNDIAL Salvador Borrego (se descarga por internet)
    BAJO EL SIGNO DEL ESCORPION Juri Lina (se descarga por internet)
    LA GRAN CONSPIRACION JUDIA Romanescu (se descarga por internet)
    ISRAEL MANDA Duque de la Verdad (se descarga por internet)
    EL JUDIO INTERNACIONAL Henry Ford
    INFORME LEUCHTER. EL HOLOCAUSTO. MURIERON REALMENTE 6 MILLONES Richard Harwood
    MI LUCHA Adolf Hitler
    LOS PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SION Jederia Israelita Internacional
    cuando lean estos libros ya no los engañaran los judios israelitas jamàs

    • Hola Ruben.

      Dejaremos de lado su carácter antisemita y veamos sus afirmaciones una por una:

      ¿”Es normal que un judio israelita escriba este tipo de cosas referentes al hombre que los desenmascaro“?

      1º.- El autor de esta web, yo, ni de lejos soy judío (ni mucho menos israelita). A no ser que quieras opinar sobre mi, sin conocerme, y basándote en no se sabe qué criterios objetivos y selectivos.

      2º.- Las citas que hay en este artículo, al igual que las fotos (que hay más y bien documentadas) y las decenas de documentos pertenecientes al 3 Reich, son las que hay y aquí solo se han expuesto unas cuantas. Todas son palabras directas de él. A menos que quieras decirnos que un par de autores, claramente antisemitas, sepan más de Adolf Hitler que el propio Hitler. Ya nos dirás bajo qué criterios objetivos te inspiras para llamarme a mi, que soy ateo, judío o para negar lo que hasta el propio partido nazi declaraba.

      3º.- De tu “serie de libros para que se den una idea de la version inparcial de los hechos” ¿qué tenemos?

      Salvador Borrego, escritor y periodista simpatizante con el nacionalsocialismo al igual que Juri Lina, del cual podemos obtener sus libros en páginas neonazis. (Muy objetivos e imparciales si…)
      Traian Romancescu, un anticomunista que se hizo rico vendiendo conspiraciones judeo-masonica-comunistas.
      -A un autor que se esconde bajo el seudónimo de “Duque de la verdad” que afirma que a Juan XXIII lo mató una conspiración judeomasónica comunista que se encuentra dentro del propio Vaticano, como no podía ser menos.
      -El libro del empresario automovilístico Henry Ford, un autodeclarado antisemita y que fue usado por el partido nazi como propaganda antijudía.
      Richad Harwood, miembro del partido conservador y racista, Frente Nacional (National Front), que escribio ese panfleto donde niega el holocausto judío producido en la Alemania d Hitler (ahí es nada). De este, además sabemos además que justificaba la muerte de personas con la excusa en su creencia del “determinismo biológico”, una teoria que malinterpreta a la evolucion en favor de una superioridad racial. (cuando en biología, la seria y oficial, ha determinado que las razas no existen). ¿Y quien fue el editor de este panfleto? Pues, como no, otro nazi alemán y antisemita que emigró a Canadá, Ernst Zündel, donde fue condenado precisamente por difundir su odio al “pueblo judío“. Por si esto no fuera poco, la seriedad y objetividad de este hombre se demuestra cuando él mismo afirma que los platillos voladores eran armas secretas nazis lanzadas desde una base subterránea en la Antártida, de la que los nazis esperan volver a conquistar el mundo. Ahm, también fue uno de los promotores de la teoría de la Tierra Hueca (la tierra está hueca por dentro y hay continentes donde los nazis establecieron bases militares y un Sol subterráneo, que es el núcleo del planeta)
      -“Los protocolos de los sabios de Sion” un texto antisemita en el que se relata una supuesta reunion judia para dominar el mundo, del que se sabe su falsedad desde 1921. Este fue elavorado en 1890 por orden de Piotr Rachkovski, miembro de la Ojrana (policia secreta del Zar), basándose en dos textos existentes. El primero, Dialogue aux enfers entre Machiavel et Montesquieu (Diálogo en los infiernos entre Maquiavelo y Montesquieu), del francés Maurice Joly, critica las ambiciones políticas de Napoleón III. Si bien no hay en esta obra mención alguna sobre judíos, muchos de los protocolos son extraídos de allí. El segundo libro fue la novela antisemita Biarritz (1868) de Hermann Goedesche, en la se lleva a cabo una reunión secreta de lideres judíos en un cementerio de Praga. (Enciclopedia del Holocausto)

      De Mi Lucha, del propio Adolf Hitler ya ni es necesario que lo menecione en este comentario pues todos pueden ver lo que él mismo dice en el propio artículo.

      Así que, señor Ruben, cuando venga a una web negando lo evidente (que Hitler era cristiano, concrétamente católico- algo que no refuta alegando que Hitler era antisemita- tambien lo ha sido el cristianismo católico) y poniendo en tela de juicio al autor de la misma, por lo menos venga con libros objetivos y verdaderamente imparciales, no esa colección de su propia biblioteca neonazi que usted, por lo visto, tanto aprecia. Y no nos niegue que su criterio es acrítico cuando usted mismo se define como neonazi: Solo un pronazismo diría de un genocida que este es el “hombre que los desenmascaro” excusando así el exterminio de millones de familias basándose en unas creencias tan absurdas e indemostrables como: A-existe un determinismo biológico y B-existe una conspiración judía, cuando ni lo primero (A) es cierto y lo segundo (B) fue una invención antisemita del siglo XIX.

      Para llevarme la contraria en este articulo, lo que tendrías que haber demostrado es que: 1.-Hitler era ateo y 2.-Hitler no era cristiano. Con tus comentarios y los libros que nos traes no lo haces, lo único que haces es demostrar que el nazismo es antisemita. Cosa que ya sabe todo el mundo que ha leído algo, poco o mucho, sobre el nazismo.

      Sobre mi “judaísmo” es que encima es, de lo más rematadamente estúpido que me podían acusar, la mayor idiotez que he leído. ¿Será que todavía no le han explicado qué es un “ateo”?

  4. ateoyagnostico.

    Respecto a tus publicaciones, que pretenden mostrar que tienes dominio del saber o que tus argumentos son ciertos y/o lógicos, son muestra evidente de una contundente ignorancia, no tomes la palabra en términos ofensivos (ignorancia), haces una confusión enorme de temas, que a tú posición y deducción son como te las imaginas, pero que a la verdad, no son mas que una evidente muestra de falta de dominio en ciertas materias.

    1 haces una mezcla del Catolicismo, el nazismo, el cristianismo.

    2 se nota una evidente falta de dominio en los temas que refieren a los escritos bíblicos, y a la historia de los mismos.

    3- En relación al tema que si hitler era o no cristiano o si la iglesia Católica es realmente una institución de carácter religioso o es una organización secular, que únicamente busca poder, eso no tiene nada que ver con la verdad del cristianismo, sus escritos y su historia, recuerda que uno no es lo que dice ser, si no lo que demuestra ser. yo puedo decir ser tal cosa, pero con mis hechos reflejo lo contrario, así el que si hitler, era o no cristiano, no depende de lo que haya dicho, si no de lo que haya hecho, igual para la discusión respecto a la iglesia católica, una cosa es lo que ellos diga ser, otra cosa es lo que con sus hechos reflejen.

    por favor si pretendes mostrarte en contra de algo y solamente a favor de tu propia opinión, 1 investiga y profundiza bien los temas de los cuales te mostraras en contra y 2 así podrás decir que tienes un fuerte y solido criterio.

    • Hola Juan Perez

      Respecto a tus publicaciones, que pretenden mostrar que tienes dominio del saber o que tus argumentos son ciertos y/o lógicos, son muestra evidente de una contundente ignorancia, no tomes la palabra en términos ofensivos (ignorancia), haces una confusión enorme de temas, que a tú posición y deducción son como te las imaginas, pero que a la verdad, no son mas que una evidente muestra de falta de dominio en ciertas materias.

      Bueno, eso lo decidiremos todos cuando responda a tus puntos:

      1 haces una mezcla del Catolicismo, el nazismo, el cristianismo.

      Teniendo en cuenta que el catolicismo es una de las ramas del cristianismo, y que el nazismo, en concreto Hitler (lider del partido), era católico. (no solo porque su gobierno estuviera bajo el beneplácito de la ICAR, sino porque él mismo se declaraba católico y su pueblo era de mayoría católica, la otra era la protestante – también cristiana)

      2 se nota una evidente falta de dominio en los temas que refieren a los escritos bíblicos, y a la historia de los mismos.

      ¿Ya está? Yo también puedo decirte que eres un ignorante, pero yo al menos cuando afirmo algo intento argumentar porqué. Este se te ha olvidado añadirlo en la crítica.

      “3- En relación al tema que si hitler era o no cristiano o si la iglesia Católica es realmente una institución de carácter religioso o es una organización secular, que únicamente busca poder, eso no tiene nada que ver con la verdad del cristianismo, sus escritos y su historia, recuerda que uno no es lo que dice ser, si no lo que demuestra ser. yo puedo decir ser tal cosa, pero con mis hechos reflejo lo contrario, así el que si hitler, era o no cristiano, no depende de lo que haya dicho, si no de lo que haya hecho, igual para la discusión respecto a la iglesia católica, una cosa es lo que ellos diga ser, otra cosa es lo que con sus hechos reflejen.”

      Vaya. Esperaba evidencias y lo único que me encuentro es que vas a usar como argumento la falacia de “ningún escodes verdadero“. Lo mismo que tu propones sobre lo que es o no un cristiano se puede usar con cualquiera de las denominaciones del cristianismo.

      Verás, el problema que detecto yo en tus argumentos, si se les puede llamar así, es que esto son solo afirmaciones y no se sostienen por ninguna parte. Y todo ello para intentar desvincular a quien no quieres que pertenezca a la religión que tú has decidido pertenecer. (se ve que te afectan demasiado los ad hominem)

      por favor si pretendes mostrarte en contra de algo y solamente a favor de tu propia opinión, 1 investiga y profundiza bien los temas de los cuales te mostraras en contra y 2 así podrás decir que tienes un fuerte y solido criterio.

      Si me lo dice alguien, como tú, que no aporta evidencias para respaldar sus argumentos y las afirmaciones que hace, creo que ya sabemos quien es poco objetivo y el claramente influenciado por sus prejuicios. Los sesgos que demuestras deberías revisarlos antes de acusar a nadie de padecerlos.

      Ya sabes, “investiga y profundiza” la próxima vez un poco más. Que afirmar sin evidenciar ya me viene aburriendo y es demasiado frecuente en tu religión. Por cierto, todo esto no te lo tomes “en términos ofensivos“. 😉

  5. Me gustaría que tambien tocaran los temas del new age,que obviamente,son igual de falsos que todas las religiones.
    Yo era de los que consultaba el i ching y a tarotistas.
    Por ese motivo perdí mucho dinero.No se imagina,que por ese fanatismo,comprometi terriblemente el bienestar de mi familia.

  6. Sinceramente, no discrepo en que Hitler fuera católico y tampoco discrepo en que la iglesia lo apoyara en un principio, aunque deberia añadirse que el papa Pio XII dejo entrar en el vaticano a millones de judios pues alli era el unico sitio donde tenian protección, la ayuda del papa Pio XII a los judios fue tan grande, que un rabino judio bastante importante de la epoca se convirtio al catolicismo tras la guerra por la labor del papa. Por otra parte, tanto los catolicos como los ateos han cometido crimenes, al fin y al cabo, Stalin (que previamente habia estudiado para sacerdote y posteriormente se hizo ateo) organizó una guerra atea contra el catolicismo igual que durante y antes de la guerra civil en españa se quemaron iglesias y se mataron sacerdotes, asi que mi conclusión es: No podemos juzgar a las personas por su credo si no por sus actos ya que criminales los hay de todas creencias, catolicos, ateos, musulmanes, etc.

    • 1.- El Vaticano también proporcionó lo que se conoce como la “ruta de las ratas” para que numerosos nazis huyeran de Alemania. Muchos hacia España y otros hacia Argentina, donde recibieron asilo hasta su muerte.

      2.- Volver a usar al comunismo como sinónimo de ateísmo es recaer en la ignorancia y la falacia. En la URSS tambien existía el Comunismo Cristiano, Lenin tuvo y dio apoyo a la Iglesia Ortodoxa Rusa. Fue Rusia quién en Afganistán dio apoyo a los partidos musulmanes hasta que estos decidieron independizarse y esto provocara la invasión rusa del territorio. De hecho existía lo que se conocia como leninismo-musulmán. Lenin tambien mató a miembros comunistas incluso de su propio partido. En Corea, por cierto, se sustituyó el culto a otras deidades por el culto al lider. Otra religión. Lo mismo que sucedió con Stalin. Quien también fue pro-ortodoxo.

      Usar los crímenes del comunismo para catalogarlos como crímenes del ateísmo es de lo más absurdo y un total despropósito. Un ateo no tiene por que ser comunista o antireligioso, y viceversa. De hecho existen religiones ateas, como el budismo. ¿son los budistas comunistas? ¿es todo ateo de izquierdas? Lo único que tiene en comun un ateo con otro es que ambos no creen en una, varias o ninguna deidad.

      3.- Pues resulta que, a diferencia del ateísmo, la religión cuenta con ese “credo” que mencionas. Y lo de que no se pueda juzgar un credo es una máxima que solo te incluye a ti. Cualquiera que tenga un mínimo de capacidad crítica puede y podrá hacerlo. Sobre todo si ese credo condena a personas por comportarse o simplemente pensar distinto. Faltaría más… ¿o es que tampoco existen credos que se critican entre sí?

  7. el hombre no necesita muchas excusas para matar, si no es la religion es el petroleo o miles de razones mas, que seais ateos no os da superiodidad moral y cada vez me pareceis mas prepotentes y no soy religioso solo agnostico pero viendo este tipo de paginas no me extrañaria que dentro de unos cuantos años alguien tenga que correr para escapar de algunos de vosotros.

    • el hombre no necesita muchas excusas para matar, si no es la religion es el petroleo o miles de razones mas, que seais ateos no os da superiodidad moral y cada vez me pareceis mas prepotentes

      ¿Ha leido usted el artículo o ha comprendido usted la razón de porqué hice dicho artículo? ¿El artículo no trata sobre las razones por las cuales el hombre mata sino porque desde sectores religiosos, y basándose en un razonamiento falaz, pretenden arguir que los ateos somos personas cartentes de moral usando a Hitler como ejemplo, cuando este no sólo no lo era sino que era profundamente religioso (como queda evidenciado en el propio artículo).

      De nuevo, sus prejuicios salen a flote para hacer generalizaciones ad hominem sobre “los ateos” cuando: 1º.- El artículo lo hice yo. y 2º.- Lo único que tiene en comun un ateo con otro es que ambos no creen en la existencia de deidades.

      Y por supuesto, omite usted la clave principal que diferencia entre unas matanzas u otras: la motivación. Que una persona mate para obtener beneficios no excluye que otra mate porque así se lo ordena su religión, aquella en la que cree ciegamente. Debería usted prestar más atención a esos talleres de argumentación y lógica a los que afirma asistir. De momento no le están sirviendo de mucho.

      y no soy religioso solo agnostico

      ¿Es que no le han explicado qué es el agnosticismo? El agnosticismo es simplemente una posición ante el conocimiento (lo que usted puede o no concer). Definirse como agnóstico no le excluye a tener que posicionarse en torno a las creencias (lo que usted cree o no). Así que, quiera usted o no, después de definirse como agnóstico debe posicionarse sobre si cree o no en las afirmaciones de carácter religioso. En su caso, y viendo cual es su postura sobre el taoísmo, dudo mucho que pueda usted definirse como no religioso.

      pero viendo este tipo de paginas no me extrañaria que dentro de unos cuantos años alguien tenga que correr para escapar de algunos de vosotros.

      Sí. Porque está claro que debatir y opinar distinto conlleva inequívocamente a cometer actos antiéticos y criminales. Y como “los ateos” “nos guiamos” por un código de conducta sagrado que nos lo ordena, de seguro que lo haremos. 😉

  8. Solo con poner jew history todos tus argumentos pierden validez.
    Perdiste todo tu tiempo escribiendo una burrada.
    Y ala próxima vez intenta argumentar un poco, solo para no quedar en evidencia.

    • ¿Su propia Biblia era el libro que el mismo escribió? No es ni mínimamente comparable a lo que hace un creyente: seguir los dictámenes ajenos.

      Es en el propio Men Kampf, del que además he expuesto extractos en este artículo, donde el mismo Hitler demuestra ser religioso y a qué religión se adhiere: al cristianismo.

      Las falacias del ningún escocés verdadero a otro lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*