El calvo de Eliseo maldiciendo y Dios enviando a osos para matar a los niños que el maldice.

san-eliseo-profeta

 

 

 

 

 

 

 

 

Este es otro de los magníficos relatos que nos narra la biblia sobre como actúa Dios/Yahvé y sus personajes tan amados.

De acuerdo a la narración de 1 Re:19, Elías huye de Jezabel, la mujer del rey Acab quien lo ha amenzado de muerte y huye a Judá. En el camino se queda dormido dos veces y un ángel le asiste y le ordena que vaya al monte Horeb caminando cuarenta días y sus noches respectivas y se introduce en una cueva. Es allí donde Jehová Dios lo encuentra y lo consuela mostrando su Espíritu y le ordena que vaya a Siria, Damasco con la instrucción de ungir por rey a Hazael como rey de Siria, aJehú como rey de Israel y a Eliseo como profeta sucesor.

Al pasar Elías frente a Eliseo le coloca su manto, Eliseo comprende este gesto simbólico, hace un festín de despedida a su gente y sigue a Elías para colocarse a su servicio y Elías lo consideró como si fuera su hijo. En Gilgal, camino a Bet-el, Elías vé un torbellino en el cielo y Eliseo es premonido de que Elías dejará de estar con él, Elías le pide que los acompañe a Jericó y luego llegan ambos al Jordán. En este lugar, Elías le concede un deseo a Eliseo que es “doble espíritu” (doble de la sabiduría) y entonces Elías es arrebatado por “un carro de fuego”. Eliseo lo vé partir y se queda con el manto de Elías con el cual golpea la orilla del Jordán y las aguas del río se abren. Al verlo, los profetas de Jericó se postran y lo honran.

Después de contarnos todo esto, se relata el siguiente extracto en 2 Reyes 2:23-25

23Después subió de allí á Beth-el; y subiendo por el camino, salieron los muchachos de la ciudad, y se burlaban de él, diciendo: ¡Calvo, sube! ¡calvo, sube!

24Y mirando él atrás, viólos, y maldíjolos en el nombre de Jehová. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos cuarenta y dos muchachos.

25De allí fué al monte de Carmelo, y de allí volvió á Samaria.

Moraleja:

Si te burlas de un sacerdote calvo y este te maldice, da igual que seas un simple niño, morirás a manos de algún animal enviado y encolerizado por dios.

El dios “benevolente y misericordioso” no perdona ni a niños, mata indiscriminadamente a quien sea, dando igual las circunstancias.


Comentarios

El calvo de Eliseo maldiciendo y Dios enviando a osos para matar a los niños que el maldice. — 163 comentarios

    • Tiene razón: busco como “fortalecer mi fe” en que cada vez hayan menos necios creyendo cosas absurdas. Tengo mucha fe… en la humanidad. ¡Qué se le va a hacer!

  1. Si yo fuera Yahvé y estuviera harto de una banda de jóvenes sin remisión, para llevarme a 42 les mandaría un par de osos, ya que eran tan chulitos y beligerantes. Y digo eso porque queda claro que se lanzaron a luchar contra los osos. De otro modo, mientras mataba a unos los otros habrían podido huir y los plantígrados no habrían podido vendimiar a 42 tan campantes. A todo esto, la palabra que se emplea para definir a los represaliados es” naha” , que no significa “niño”sino “hombre joven” ( se le aplica a José con 28 años y a Jacob con 37) De modo que aquellos señores jóvenes seguro que eran una “manada”. En esa época, los adoradores de Baal en sus distintas acepciones, incluida Moloc-Baal, era unas firmas. Molok era un dios al que se le ofrecían niños pequeños y bebés. Había un sistema mediante el cual la estatua o bien se llevaba los niños a la boca y los lanzaba a su vientre incandescente, o bien los achicharraba en sus manos, bajo las cuales había un brasero, y luego mediante un sistema de poleas y cadenas se los llevaba a la boca. Como en tiempos del Imperio Romano el culto a Molok continuaba en Cartago, los sacrificios, además de en la Biblia, están recogidos en numerosos autores de fiar, incluidos Plutarco y Teodosio. Los profetas de Baal, a los que la Biblia llama “falsos profetas”, eran los que alimentaban al angelito de bronce candente y los que consultaban al oráculo ordenar qué ofrendas había que ofrecerle al dios para la fertilidad de la tierra. En Bethel existía una “Escuela de ( falsos)profetas”. De modo que si esos que llamaron “calvo”a Eliseo ( atreviéndose por ser muchísimos con un tipo que, aunque iba solo debía de ser impresionante, y cuya fama “a lo Gandhalf”le precedía) estudiaban para asesinos y participaban en las ofrendas de niñitos, bien devorados están y no los echamos de menos.

    • Cómo construir un argumento desde un relato paupérrimo e incoherente…

      Y, cómo no, de nuevo justificando el asesinato bajo la excusa de la edad… Nada nuevo ya. Por no mencionar que mezcla otros relatos y justifica la hipocresía: si un dios es malo por matar niños ¿otro no? Se lo pregunto (a quien lea esto) pues no son pocas las veces en las que en la Biblia se relata que Yahvé mata y ordena matar niños. Si quieren lo comprobamos. Bueno, lo comprueban, si es que alguna vez se dignan a leer la Biblia por completo en vez de extraer conclusiones falaces y sesgadas basadas en el poco conocimiento que demuestran siempre tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*