InicioAnálisis BíblicoJudeocristianismoDatos judeocristianosTestimonios de una “no existencia”: Plinio, Tácito y Suetonio

Comentarios

Testimonios de una “no existencia”: Plinio, Tácito y Suetonio — 71 comentarios

  1. La verdad es que para ser ateo y agnóstico ha hecho usted un gran esfuerzo intelectual. Simplemente maravilla.
    Yo en cambio no he leído tanto y puede que sea más ignorante… pero si sólo cuento con mi razonamiento me cuesta explicar que los Evangelios sean falsos. Yo habría puesto a Jesús como alguien importante, puestos a inventar, no habría inventado que nació en un pesebre, ni que en Getsemaní dudó sangre, no habría puesto a María Magdalena como primera testigo de la Resurrección (una mujer no podía testificar en un juicio), ni a los apóstoles tan patéticos (uno que le traiciona, otro que le niega…) Puesta a inventar no habría ocultado la Resurrección en “la noche”… hubiera descrito como todos lo habían visto…
    Me cuesta pensar que una “pandilla” de judíos empezara a decir que un hombre es Dios, que se jugaran el cuello por él si no estaban seguros.
    Me cuesta creer por qué se empezó a celebrar como festivo el domingo en vez de el Shabat (que es sagrado en el judaísmo)
    Me cuesta creer que Saulo, el fariseo, se intentará esta nueva religión.
    Y sobre todo, me cuesta dar respuesta a todas estas cuestiones juntas.
    Si además miro mi vida y habló de mi experiencia, no encuentro explicación a los últimos 20 años en los que llevo conociendo a Jesús que me habla en su Palabra, que me da el ciento por uno, que me hace tan, tan feliz…¿Por qué yo no tenía esta alegría cuando no creía? ¿Por qué sólo encuentro está paz y alegría en los cristianos?
    No hace falta que me contestes, tú sabes más que yo tienes más argumentos pero la felicidad no me la puedes quitar.
    Dentro de unos años (yo pensaba que está noche cuando me ha dado un vértigo) ambos estaremos muertos y sabremos por experiencia quien tiene razón…o por falta de experiencia.
    Gracias por compartir tus reflexiones.

    • “pero si sólo cuento con mi razonamiento me cuesta explicar que los Evangelios sean falsos. Yo habría puesto a Jesús como alguien importante, puestos a inventar, no habría inventado que nació en un pesebre, ni que en Getsemaní dudó sangre, no habría puesto a María Magdalena como primera testigo de la Resurrección (una mujer no podía testificar en un juicio), ni a los apóstoles tan patéticos (uno que le traiciona, otro que le niega…) Puesta a inventar no habría ocultado la Resurrección en “la noche”… hubiera descrito como todos lo habían visto…”

      Usted no conoce las tragedias griegas ¿no? Porque en los relatos griegos y romanos, tenemos a hijos de pastores, producto del adulterio, que pasan por situaciones la mar de patéticas y cuyos compañeros y seguidores, de todo tipo de clases sociales, pasan por situaciones avergonzantes y por la mar de penurias, y sin embargo son considerados “héroes” y tuvimos a decenas de miles de personas creyendo en su existencia durante más de 1000 años.

      Lo que debería preguntarse, es cómo pudieron conocer dichos autores sucesos en los que supuestamente sólo figura ese personaje. Y hasta qué punto es fiable un texto escrito por autores anónimos griegos más de 40 años después y porqué ni un solo historiador, político, poeta, etc. de la época escribió absolutamente nada de un personaje tan “notable”.

      Afirma usted que María fue testigo… pero sólo tiene como fuente, para afirmar que esta fue testigo, los propios evangelios.

      “Me cuesta pensar que una “pandilla” de judíos empezara a decir que un hombre es Dios, que se jugaran el cuello por él si no estaban seguros.”

      ¿En serio le cuesta pensar en el comportamiento de gente fanática? Porque no son pocas las personas las personas que puede uno usar como ejemplo… Pues no son pocas las personas que han matado o muerto por creencias tan absurdas como la de un tipo resucitando muertos.

      “Me cuesta creer por qué se empezó a celebrar como festivo el domingo en vez de el Shabat (que es sagrado en el judaísmo)”

      Tal vez si hubiera estudiado y hecho un “esfuerzo intelectual” sabría que si se toma como festivo el domingo y no el sábado es porque el 7 de marzo del año 321 de.c. un emperador, Constantino, lo decretó sustituyendo el día por el día del Sol, o Sol Invictus.

      Basándonos en su argumento, ¿las deidades Gabal, Mitra y Sol fueron o son reales? ¿Le cuesta creer lo mismo en su Cristo que en el Sol Invictus?

      Me cuesta creer que Saulo, el fariseo, se intentará esta nueva religión.”

      Es que Saulo no cambió su fariseísmo por el cristianismo. Saulo fundó el cristianismo. Antes de las cartas de Saulo, el Turco (Asia Menor) a las comunidades griegas a partir del año 55 no existe cristianismo alguno. Lo mismo que antes de los textos de Joshep Smith Jr no existe mormonismo alguno, ni evidencia alguna de comunidades judías en América del Norte.

      “Y sobre todo, me cuesta dar respuesta a todas estas cuestiones juntas.”

      Tal vez le costara menos si hubiera estudiado historia de las religiones o hubiera leído las fuentes del cristianismo.

      “Si además miro mi vida y habló de mi experiencia, no encuentro explicación a los últimos 20 años en los que llevo conociendo a Jesús que me habla en su Palabra, que me da el ciento por uno, que me hace tan, tan feliz…¿Por qué yo no tenía esta alegría cuando no creía? ¿Por qué sólo encuentro está paz y alegría en los cristianos?”

      Basándonos en ese mismo argumento ¿Qué budistas encuentren la misma paz y confort en el budismo que usted en el cristianismo hace a Buda más real o sus doctrinas y mitos más ciertos?

      Cualquiera que haya leído sobre neurociencias sabe lo sugestionable que es la mente como para no dar credibilidad alguna a experiencias tan subjetivas como son las religiosas, donde influyen además tantos sesgos.

      “No hace falta que me contestes, tú sabes más que yo tienes más argumentos pero la felicidad no me la puedes quitar.”

      Cuando dice que la ignorancia da la felicidad no se equivocan. El problema es el precio a pagar por el placebo emocional.

      “Dentro de unos años (yo pensaba que está noche cuando me ha dado un vértigo) ambos estaremos muertos y sabremos por experiencia quien tiene razón…o por falta de experiencia.”

      Pues no, precisamente porque estaremos muertos. Lo siento, pero la realidad es la que es, y para que su consciencia exista debe haber un órgano que la produzca: el cerebro. Pero ¡ey! que puede usted seguir ignorando todo lo que no le agrade emocionalmente.

      Si no quería oír mis respuestas no haber comentado previamente. Es usted quien libremente ha decidido venir afirmando cosas simplemente porque las cree o porque “le cuesta creerlas”.

  2. ver como alguin que segun tu irreal pero que fue capaz de cambiar la historia y las vidas de los que le reciben.
    Lo que me da tristeza es saber que por mas esfuerzo humano que inviertas y por mas filosofia que presentes nunca vas a encontrar la salida al odio que le tienes al que segun tu es un invento JESUS El salvador. tanto odio a un invento la verdad no lo entiendo
    Nota:la eternidad es mas que la vida
    Si tu tienes razon yo desperdicie mi vida
    Pero si Jesus tiene la razon tu perderas la eternidad
    Medita quien perdera mas

    • “ver como alguin que segun tu irreal pero que fue capaz de cambiar la historia y las vidas de los que le reciben.”

      ¿Según usted, Heracles, Apolo, Orfeo, etc. fueron reales? Se lo pregunto pues para los creyentes griegos, estos lo eran y también cambiaron “la historia y las vidas” de quienes creyeron en ellos.

      Ahora, hoy día, tenemos a gente que cree que un extraterrestre intergaláctico llamado Xenu existió realmente y que todo lo que afirmaba Hubbard era real. Gente a la que creer en esos cuentos les ha cambiado sus vidas. Bajo su razonamiento, cualquier personaje ficticio puede ser real. El problema que tienen ustedes es que asumen como cierto todo sin cuestionar absolutamente nada de lo que les dicen. Y cuando alguien, como yo, les expone la realidad lo único que les queda, tras provocarles una disonancia cognitiva, es aceptarlo o intentar justificarlo. La historia la hacen las personas. Y sólo se necesita gente que crea en algo, por muy tonto que sea, para que esta haga o diga cosas que afecten en algo al resto. En su caso fueron los ciudadanos grecorromanos que se inventaron esas historias y quienes les creyeron. En el caso de la cienciología Hubbard y los estadounidenses que le creyeron.

      “Lo que me da tristeza es saber que por mas esfuerzo humano que inviertas y por mas filosofia que presentes nunca vas a encontrar la salida al odio que le tienes al que segun tu es un invento JESUS El salvador. tanto odio a un invento la verdad no lo entiendo”

      67. ARGUMENTO DEL ODIO
      (1) Algunos ateos odian a los cristianos y a la cristiandad
      (2) Por eso no creen en Dios
      (3) Patético, ¿verdad?
      (4) Por lo tanto, Dios existe

      “Nota:la eternidad es mas que la vida
      Si tu tienes razon yo desperdicie mi vida
      Pero si Jesus tiene la razon tu perderas la eternidad
      Medita quien perdera mas”

      230. ARGUMENTO DE PASCAL, también conocido como LA APUESTA DE PASCAL (I)
      (1) Si Dios existe esto sería genial. (Y yo iba a ganar en grande.)
      (2) Si Dios no existiese esto seria realmente un asco. (Pero yo no perdería mucho.)
      (3) Por lo tanto yo creo en Dios porque es la mejor apuesta.
      (4) Por lo tanto, Dios existe.

      Vuelva cuando razone mejor y no use argumentos falaces. Ya los conocemos todos.

  3. Es asombroso. A Jesús le ha pasado casi igual que a Alejandro Magno, cuyas referencias históricas son todas posteriores, ninguna coetanea, incluso, en el caso de Alejandro, la más cercana es de 400 años después de su muerte.

    Será que Alejandro Magno tampoco existió.

    Un saludo

    • Que no queden no significa que no hubieran.

      1º.- A Alejandro lo menciona un coetáneo suyo, que además era amigo y lo conoció personalmente: Ptolomeo.

      – A Jesús no lo mencionan hasta 25 años después (un turco, Pablo, que afirma haberlo conocido en sueños) y no escriben nada de su vida hasta más de 45 años después (Marcos).

      2º.- De Alejandro quedaron evidencias en todos los territorios por los que pasó: que abarcan desde Grecia hasta la India.

      – De Jesús no hay absolutamente nada. Todo son atribuciones posteriores.

      3ª.- Sin Alejandro no se pueden explicar las conquistas del imperio heleno, de generales suyos que además fundaron imperios y dinastías allá donde se establecieron: como los seleucidas, los ptolemáicos, etc.

      – De los Apóstoles no hay ni una sola huella de su paso. Sólo leyendas de ellos, escritas además mucho más tarde que las de Jesús (escritas a finales del siglo I d.e.c.).

      4º.- De Alejandro podemos establecer todo sobre su vida gracias a las fuentes que lo mencionan: cuando y donde nació, quién lo educó, quienes eran sus padres, sus amigos, qué hizo a lo largo de su vida y contra qué personajes históricos lucho; con qué personajes de otras culturas interactuó,… Como dije en el 3º. No puede explicarse la historia de varios imperios si no es por la intervención de Alejandro.

      – La historia, sin embargo, del pueblo judío se explica perfectamente sin la necesidad de la existencia de Jesús. De hecho lo hace Josefo en los años 50 con Guerras Judías y en los años 90 con Antigüedades. Flavio afirma, de hecho, haber estudiado y analizado todas las sectas judías en ambas obras. ¿Adivina qué grupo no aparece en ninguna? Ni un solo comentario dedicado a los seguidores de un tal Jesús. Lo único que tiene es lo que ve en este artículo: una interpolación cristiana posterior.

      De hecho, hasta el propio Plinio (que nació en los años 60) afirma desconocer quienes eran los cristianos en sus cartas a Trajano y ni un solo historiador de la época menciona absolutamente nada, ni de Jesús, ni de uno solo de sus seguidores. No es hasta el siglo II d.e.c. (cuando el Turco de Saulo, quien jamás conoció personalmente al personaje de quien habla y parece estar hablando de un personaje celestial más que real, y los evangelistas, aun posteriores a Saulo, escriben sus relatos) cuando empiezan a aparecer los primeros cristianos.

      ¿Quiere mencionar alguna fuente más? Porque puedo, y de hecho, las he analizado todas ya.

      Una pregunta simple, a ver si así se da cuenta de lo absurdo que es comparar a Jesús con Alejandro:

      – Alejandro nació entre el 20 y el 21 de julio del 356 a.e.c. según todas las fuentes que lo mencionan.
      ¿Cuándo nació Jesús? ¿Nació antes del 4 a.e.c. según cuenta el evangelio atribuido a Mateo o nació el 6 d.e.c. según cuenta el evangelio atribuido a Lucas? ¿A caso puede decirnos si quiera en qué mes concretamente?

      Será que usted no es objetivo a la hora de analizar los datos de que dispone y por lo visto no dispone de tantos como yo sobre Jesús. Porque a lo poco que uno empieza a leer todas las fuentes se encuentra con cada vez más evidencias que hacen, como mínimo, dudar de la existencia real de ese personaje.

  4. Por lo demás, es asombroso que una persona que solo estuvo en “órbita” 3 años, haya dejado una huella tan grande. Haya influido tanto, tanto en la historia y en la humanidad.

    Al menos Alejandro Magno estuvo dando guerra 10 años más. Si es que será por cuestión de tiempo.

    Un saludo

    • De asombroso nada. Son los “cristianos”, los que creyeron a Saulo y a los autores neotestamentarios, quienes desde que se fundara su secta estuvieron peleando contra el resto de sectas (tanto judías, como ramificaciones propias: cristianas) para ver quien imponía sus creencias y supersticiones. Es a los siglos de dicha secta intentando imponerse al resto de religiones a quien les deben los cristianos actuales su historia. O sea, a más de 3 siglos de historia de luchas internas y externas entre sectas por ver qué personaje mitológico y qué versión de dicho personaje se imponía.

      Alejandro conquistó él mismo (y con su ejercito) los imperios a los que llegó. Intente usted explicar cómo llegaron al poder las dinastías de los distintos imperios sin las conquistas de Alejandro. Verá qué cachondeo y risa nos da.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.