De “la nada” sólo salen argumentos falaces

¿Cuantos de ustedes se han encontrado con alguien, normalmente un religioso, que les afirme que “de la nada no pudo (o no puede) surgir algo”? En mi caso, desde que empecé con la web, ya van cientos de veces en las que se ha usado el ex nihilo nihil fit como si esta fuera una postura científica y, por extensión, una postura atea.

Ya me he cansado de contestarlos uno por uno, así que vamos a ello y, como suelo hacer con los comentarios, por puntos responderé a dicho argumento falaz explicando por qué lo es. Demostrando además que, paradójicamente, eso (que todo fue creado “de la nada”) es precisamente lo que sostienen en su religión.

 

En algún momento (no se puede saber cuando) a quien ha sido educado en que su libro de mitos favoritos contiene “verdades” se le ocurre que, por el contrario a lo que afirma dicho libro, “la ciencia” afirma que todo proviene de “la nada”.

Un ejemplo de esto lo podemos encontrar cuando, para defender sus creencias, critican aquellas teorías científicas incómodas (como son las que explican el BigBang o la evolución biológica) alegando bajo sus propias interpretaciones que este se produjo desde la nada:

Explicar el origen del universo es un enorme desafío para aquellos que tratan de negar a su creador: ¿Cómo puede un universo venir de la nada? El desafío es tan grande que algunos han argumentado que el universo simplemente no tenía ni siquiera un principio sino que ha existido eternamente. Sin embargo, porque la mayoría de los ateos profesan haber aceptado el modelo del big bang del universo, han aceptado la premisa de que nuestro universo tuvo, efectivamente, un principio. Por lo tanto, tienen una necesidad de explicar qué inicio.

Fuente: Institute of Creation Research (una web creacionista que afirma “investigar” sobre “la creación” pero que no ha publicado ni un solo estudio que evidencie algo de lo que afirman)

Tergiversan las declaraciones omitiendo además explicaciones científicas (como es el caso del ICR 1) para exponer lo que, según ellos, es la postura que mantienen los que ellos denominan “físicos evolutivos” aunque, como podremos ver más adelante (en los puntos 3 y 4), esa misma es la postura que mantiene su religión e incluso ellos mismos en otras ocasiones (cuando no es para criticar a la ciencia sino para defender la existencia del “creador” que creen existe). En este sentido, el ICR debería abstenerse de afirmar que “A pesar de las impresionantes credenciales académicas de los promotores de la idea “universo de la nada”, el escenario es completamente irracional, y no creer en la Biblia cristiana podría estar intimidándolos para estas “vanas ilusiones.””  cuando esa es, precisamente, la postura que ellos mismos (creacionistas) sostienen para defender la existencia de ese “creador”.

Empeñados en intentar demostrar sus creencias, cuando no escriben exponiendo esta postura hipócrita en sus webs,  acuden a webs ateas, racionalistas, humanistas o científicas para exponer su, según ellos, poderosa argumentación y criticar a la ciencia con su falacia de hombre de paja favorita. En el caso de algunos es esta que nos ocupa.

A menudo, tal argumento se debe a una confusión con respecto a la aparente similitud de los términos, que incluso en ocasiones pueden usarse como sinónimos, ya que ambos nacieron juntos de la mano de la filosofía con la ontología hasta que la física se fue desarrollando hasta separarlos.

El término “nada” es un concepto que, a diferencia de “vacío”, es indeterminado y abstracto. Por eso es por lo que se comete una falacia de reificación cuando se intenta proponer que esta es objeto de estudio en ciencias.

1º.-La nada”, para empezar, no es un concepto que se estudie en ciencias: no es un concepto científico sino filosófico.

¿Qué es la nada? Primero, antes de empezar, definámosla: la nada es, según WordreferenceInexistencia,la ausencia absoluta de cualquier ser o cosa. Según el RAE: Inexistencia total o carencia absoluta de todo ser. Existen muchas interpretaciones de la nada entre los filósofos. Y según la Wikipedia: La nada se define como ausencia e inexistencia de cualquier objeto.

Se podría argüir que hay científicos que hablan de “la nada” pero estos los hacen en términos coloquiales. Cosa muy distinta, y que puede estudiarse en física, es el ·”vacío”.

¿Qué es el vacío? La definición relativa a la física que ofrecen los distintos diccionarios es, según Wordreference: Espacio que no contiene aire ni otra materia perceptible por medios físicos ni químicos. Según el RAE: Espacio carente de materia. Y según la Wikipedia: El vacío (del latín vacīvus) es la ausencia total de material en los elementos (materia) en un determinado espacio o lugar, o la falta de contenido en el interior de un recipiente.

Una vez ya situados en los términos apropiados, la creencia de que en ciencia se afirma que todo proviene de “la nada” (que como hemos visto, no es científica) es falsa.

 

2º.- En ciencias, el vacío (objeto de estudio) no está vacío. Esto es algo públicamente conocido (vean ejemplos 1, 2, 3 o 4) menos para, por lo visto, los religiosos que aun esgrimen tal argumento, pensando que cuando se habla de vacío se dice (en física) que este lo está.

Ergo, no se afirma, como sostienen muchos religiosos, “que según la ciencia de la nada surja algo” sino que en el vacío aun existe energía.

A esto se añade que la Primera Ley de la Termodinámica es que la energía, ni se crea, ni se destruye, sólo se transforma (énfasis en negrita, para que no haya dudas). 1

Esto, si nos referimos a la cosmología y la física. Pero ¿qué sucede con la Biología? Pues tampoco. Según la Biología la base de la vida, los aminoácidos, se formaron (y se siguen formando, pues el proceso aun sigue) a partir de elementos químicos inorgánicos. Las proteínas, a través de esos mismos procesos químicos en dichos aminoácidos. El ARN, a través de dichas proteínas. Lo mismo que sucedió con el ADN hasta que la suma de todo esto dió origen a las primeras células (primera unidad que puede definirse como “viva”). Luego, la reproducción y suma de estas células dió origen a organismos multicelulares.

Los humanos somos organismos multicelulares que, como todo ser vivo, necesitan absorber energía de elementos químicos presentes en la naturaleza y que, de forma natural, debido a nuestra estructura, obtenemos con la ingesta de materia orgánica, a través de la alimentación.(*) Extraemos dicha energía de compuestos orgánicos al digerirlos. (*) Nuestro estómago degrada dichos alimentos para, de nuevo, a través de procesos bioquímicos, extraer de ellos proteínas, minerales, etc. que van a parar al conjunto de células que forman nuestro cuerpo.

Los organismos vivos no somos “una creación de la nada” sino el resultado de procesos químicos que, en nuestro caso (en nuestra especie), se producen de forma sexual. Cuando se mire al espejo no verá nada más que el resultado de la suma de dos células (gametos) que han ido formándose mediante la división celular.

Quedando claro ya que en ciencias no se sostiene que la nada exista, como tal, y que el vació no está vacío, el religioso que alude a tal argumento debería revisar sus propias creencias. Pues en estas sí que se afirma que de la nada puede crearse todo.

3º.- Para empezar, para que se “cree” algo desde la nada, debe existir algo que atienda a la definición de “creador”. Según sus religiones (las personas que idearon y difunden sus mitos) existe “un dios creador” 2 (¿Se acuerdan de la termodinámica ahora?).

Es en su querida Biblia, de la que parten todas sus suposiciones, razonamientos y creencias, en la que se afirma que todo ha sido una creatio ex nihilo producto de un dios:

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”

Génesis 1:1

“Te ruego, hijo, que mires al cielo y a la tierra y, al ver todo lo que hay en ellos, sepas que a partir de la nada lo hizo Dios y que también el género humano ha llegado así a la existencia.”

2 Macabeos 7:28

“Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe.”

Juan 1:3

“…el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia a las cosas que no existen.”

Romanos 4:17

“Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, de manera que lo visible proviene de lo invisible.”

Hebreos 11:3

Algunos han alegado que no existe creación desde la nada bajo el argumento de que en Génesis 2:7 y 2:19 la Biblia afirma que Dios forma del polvo tanto al hombre como al resto de animales. Dejando de lado el hecho de que los seres vivos no se hayan formado del polvo sino mediante la reproducción y los cambios genéticos transmitidos de generación en generación (evolución), esto sólo valdría para explicar el origen de los animales (incluido el hombre). También deberíamos olvidarnos de que Génesis 2 no es la repetición de Génesis 1 sino su continuación ya que en Génesis 2:1-2 un redactor (R) así lo quiso. También deberíamos omitir que en Génesis 1 se narra como día tras día se van creando de forma espontánea todo. Y, por supuesto, se debería admitir que ese Dios no creó todo, pues según dicho argumento, el polvo ya habría existido.

Por supuesto, mantener dicha argumentación equivaldría a contrariar lo que otros religiosos sostienen. ¿Ni en eso se van a poner de acuerdo entre ellos?

Es, según el propio papa y la postura que siempre ha manifestado su iglesia, basada en su asunción de que la Biblia es un libro considerado autoridad donde se afirman certezas, que todo ha sido “creado” por un Dios desde la nada.

Dios -ha dicho el Papa- es la fuente de todas las cosas y la belleza de la creación revela su omnipotencia de Padre amoroso. En cuanto origen de la vida …. se ocupa de lo que ha creado con un amor y una fidelidad que nunca cesan. Por lo tanto, la creación se convierte en un lugar en el que conocer la omnipotencia de Dios y su bondad, y en una llamada a la fe de los creyentes para que proclamamos a Dios como Creador… En la Sagrada Escritura la inteligencia humana puede encontrar, a la luz de la fe, la clave interpretativa para entender el mundo. En particular … en el primer capítulo del Génesis, con la presentación solemne de la creatividad divina….Durante seis veces se repite la frase: “Y vio Dios que era bueno”…Todo lo que Dios creó es bueno y hermoso, lleno de sabiduría y de amor, la acción creadora de Dios aporta orden, insufla armonía, da belleza. En el relato del Génesis se dice más tarde que el Señor crea con su palabra y en el texto se repite diez veces el término “dijo Dios”… La vida brota, el mundo existe, porque todo obedece la Palabra de Dios”.

Fuente: Catholic.net

Aquino incluso intentó excusar esto filosóficamente alegando que en realidad no es “de la nada” sino desde un origen: un Dios, y que el término “de” implicaría que eso sería afirmar que estamos hechos de “nada”:

Cuando decimos que por la creación alguna cosa ha sido hecha de la nada, esta preposición “de” no designa ninguna causa material, sino que señala solamente un orden, como cuando se dice: de la mañana nace el mediodía, lo cual significa que tras la mañana llega el mediodía. Es necesario, sin embargo, suponer que esta preposición “de” puede envolver en su significación la negación que expresa la palabra “nada” o, por el contrario, estar incluida en ella. En el primer caso, el orden sigue afirmado (pero sólo desde el punto de vista del lenguaje y de sus deficiencias), y se señala el orden de sucesión (puramente imaginario) entre aquello que es y el no-ser anterior. Si, por el contrario, la negación incluye la preposición, entonces el orden es negado y el significado es el siguiente: tal cosa está hecha de nada, es decir, no está hecha de ninguna cosa; como si dijéramos que ese hombre habla de nada, para expresar que no hay tema en su discurso. Estos dos sentidos se identifican cuando decimos que por la creación una cosa cualquiera está hecha de la nada. En el primer sentido, esta preposición “de” señala un orden de sucesión; en el segundo se trata de una relación con una causa material, y esta relación es negada.

Fuente: Tomás de Aquino. Suma Teológica, l, 45, 1.

Pero, de usar ese argumento, tendría que aceptarse igualmente que es “desde la nada”, pues dios es inmaterial según ellos mismos (los religiosos), como veremos en el siguiente punto.

¿Qué es lo que afirmaban otros “padres” del cristianismo?

“no había materia preexistente; ni nada necesario para ser creado de la nada”

Fuente: Ireneo de Lyon

“la mayoría de los teólogos cristianos rechazaron el enfoque platónico, incluso en la forma asociada con Orígenes, y argumentaron a favor de que Dios es el creador de lo espiritual y del mundo material”

Fuente: Tertuliano

El enfoque platónico al que se refiere Tertuliano era el que mantenían otros Padres de la Iglesia como Teófilo, Justino Mártir u Orígenes, a quien este cita. Estos creían que la materia ya existía junto con Dios y ese dios sólo le dio forma a esta. Pero dicha postura fue descartada con el tiempo por el cristianismo y la que triunfó fue la postura de creación ex nihilo.

La palabra creó, del hebreo bará, “se usa también en los vv. Gén 1:21 y Gén 1:27. La palabra en sí imposibilita el uso de material pre-existente (Isa 65:18)” (Ryrie. 1991)

4º.- Quienes mantienen dicha postura (que las cosas se crean desde la nada) no son científicos sino religiosos.

Además de los textos ya expuestos, la podemos encontrar en La Biblia de las Américas:

En el principio. Esta frase aquí y en Juan 1:1 indica que antes que fuera creado el universo y todo lo que en él hay, el eterno Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, por un plan y designio divinos, crean de la nada todo lo que existe (He 11:3).

En el Comentario Bíblico Mundo hispano

Dios crea de la nada ya que antes de su actividad creadora nada existía (Isa_46:10; Heb_11:3). Dios no necesita materia previa para crear.

En el Comentario Bíblico siglo XXI

La RVA acepta el entendimiento tradicional de estos versículos, en el sentido de que describen que el primer acto creador, cuando Dios creó toda la materia (los cielos y la tierra) de la nada.

Y que comentan Jamieson-Fausset Brown

crió—no formó de materiales preexistentes, mas hizo de la nada.

De hecho esa es la postura que sostienen. Dejando claro que la excusa que emplean algunos cristianos para intentar mantener cierta coherencia científica de que Dios es energía tampoco es válida. Algo que, para que no me lo discutan a mi, es lo que argumenta uno de los apologistas más conocidos del cristianismo:

“… no deberíamos pensar de Dios como si estuviera literalmente compuesto o hecho de energía, ya que la energía es una realidad física. ¿Te acuerdas de la famosa ecuación de Einstein e = mc2? Esta nos dice que la energía y la materia son básicamente intercambiables. La materia se puede convertir en energía y viceversa. Como tales, la energía y la materia forman partes del mundo creado. Dios creó toda la materia y energía en el universo.

De modo que el decir que Dios necesitaba de una cantidad tremenda de energía para crear algo de la nada pone las cosas al revés. Él creó la materia y la energía de la nada, es decir, Él creó la materia y la energía y punto. Lo que realmente quieres decir, pienso yo, es que Dios debe ser extraordinariamente poderoso, si no infinitamente poderoso, para crear algo de la nada. Esa afirmación es literalmente verdadera.”

Fuente: Reasonable Faith (Willian Lane Craig)

Como también es la opinión de otros teólogos y apologistas conocidos en el siglo XX:

“… Dios no puede ser comparado, digamos, a un alfarero que hace que una olla de barro hecha a mano, sino que es, más bien, como el que hace que tanto la arcilla como la olla. Esta enseñanza, que desconcierta a la comprensión y a menudo es rechazada porque no hay analogía a ella en la experiencia humana, debe entenderse como una interpretación y resumen del testimonio de la escritura a Dios como un todo “

Fuente: Colin Gunton. La Fe cristiana, p. 17.

Wiersbe llega incluso a exponer que una frase es evidencia de que la propia frase es cierta (razonamiento circular) y refuta a la Termodinámica del “materialista”:

Ningún científico o historiador puede mejorar: «En el principio Dios[ … ]». Esta simple afirmación refuta al ateo que dice que no hay Dios; al agnóstico, que afirma que no puede conocer a Dios; al politeísta que adora a muchos dioses; al panteísta, que dice que «toda la naturaleza es Dios»; al materialista, que argumenta que la materia es eterna y no se crea;

Fuente: Warren W. Wiersbe. Bosquejos expositivos de la Biblia.

Pero que, además, puede encontrarse en todo tipo de blogs apologéticos (ejemplo) e incluso en libros creacionistas: los más dados a criticar a la ciencia (en general) y, en ocasiones, a emplear irónicamente este argumento suponiendo que, al hacerlo, están demostrando sus creencias (cuando lo que están haciendo es caer en una falsa dicotomía). Como es el caso de este:

“Creación significa que las diversas formas de vida comenzaron repentinamente a través de la gestión de un creador inteligente con sus características distintivas ya intactas. Peces con aletas y escamas, aves con plumas, picos y alas, etc”

Fuente: Biology and Creation (1986).

De hecho, otro de sus libros populares, el libro creacionista “Of Pandas and People”, donde la palabra “creacionismo” evolucionó en “diseño inteligente” con su eslabón perdido “cdesign” (Kitzmiller v. Dover Area School District 3), sostiene precisamente eso: que todos los animales aparecieron de la nada de forma espontánea con su forma actual hace 4000 años. De hecho, la misma frase de Biology and Creation fue usada en dicho libro cambiando “creación” por “diseño”:

El diseño inteligente significa que las diversas formas de vida comenzaron bruscamente a través de un agente inteligente, con sus características distintivas ya intactas. Peces con aletas y escamas, pájaros con plumas, picos, alas, etc

Nota: No se molestaré en pedirles evidencias, ya que en dichos libros no se muestran y sus explicaciones sólo se basan en omitir o negar la existencia de las que poseemos que los contradicen. Puede consultarlos usted mismo y comprobarlo.

Conclusión

Al atribuir tal idea a la ciencia (o al denominar que dicha idea es atea) están incurriendo, como hemos visto, en una falacia de hombre de paja. Primero porque la ciencia no admite dicha idea. Y segundo, pues son sus libros sagrados, los fundadores de su religión y sus líderes y apologistas más conocidos, quienes precisamente la mantienen para explicar su conjunto de creencias, doctrinas y culto en torno a una deidad (religión).

Al creyente religioso

Si es usted de los que sostiene que nada puede salir de la nada ¿qué hace creyendo pues en los mitos hebreos? Si es usted un creyente religioso o creacionista y pretende criticar dicha postura, lea antes este artículo, pues estará quedando en evidencia ya que dicha postura es precisamente la que ha defendido y defiende su religión, no la que defiende la ciencia que usted critica por razones obvias.

Quede con sus compañeros de parroquia o teología y pónganse, además, de acuerdo entre ustedes. Pues en sus interpretaciones, como hemos podido comprobar, aunque la mayoría de ustedes sostiene que el Universo se creó de la nada por un Dios, otros dicen que la materia ya existía y que ese dios se dedicó simplemente a formar (otro significado del hebreo bara) las cosas. ¿En qué quedamos? Y ¿como pretenden demostrar una postura u otra? Por curiosidad, ya que según ustedes ese dios es metafísico. Se lo digo a usted, religioso, ya que es usted quien ha decidido basarse en su razonamiento circular de que lo que afirma la Biblia es cierto porque lo afirma dicha Biblia en vez de investigar y comprobar si eso es cierto o no.

En su empeño por criticar cualquier postura que contradiga sus creencias han caído en una falsa dicotomía: pensar que al criticar una teoría científica están devolviendo credibilidad alguna a los mitos hebreos que o bien les han inculcado, o bien han elegido, o bien necesitan creer.

Pensar que las cosas surgen mágica y espontáneamente tal cual son, precisamente, en lo que se fundamenta la religión. Si no están de acuerdo con dicha idea, lo que deberían hacer es dejar dicha religión. Si por el contrario piensa usted que esa postura es coherente o prefiere seguir creyéndola, es elección suya.

Notas:

1.- En el vacío se produce la aparición y desaparición de una serie de partículas elementales (las partículas virtuales): los bosones de gauge (fotones, bosones W y Z y gluones). El problema, para quienes usan esto como indicativo de que la ciencia afirma creatio ex nihilo, es que esta reconoce que la energía del vacío (vacio cuántico) nunca puede llegar a ser cero absoluto, como interpretan los creacionistas  del ICR (energía del punto cero).

Según las explicaciones de los religiosos (expuestas más arriba) no se puede si quiera atribuir este tipo de partículas a ese dios, puesto que 1.- este crea la materia y 2.- este la crea con su forma definitiva.

El Instituto para la Investigación de la Creación es única entre las organizaciones de investigación científica. Nuestra investigación se lleva a cabo dentro de un punto de vista bíblico, ya que ICR se ha comprometido a la autoridad absoluta de la Palabra infalible de Dios. Los hechos reales de la ciencia siempre estarán de acuerdo con la revelación bíblica porque el Dios que hizo el mundo de Dios inspiró la Palabra de Dios.

Todos los orígenes de investigación deben comenzar con una premisa. 1 ICR sostiene que el registro bíblico de la historia de los orígenes en Génesis 1-11 es real, histórica, y claramente comprensible y, por tanto, que todas las cosas fueron creadas y hechas en seis días literales. La vida existe porque fue creado en la Tierra por un Creador viviente. Además, el diluvio bíblico era global y catastrófico, y sus secuelas, por tanto, explican la mayor parte de la evidencia estratigráfica y fósil encontrado en la corteza terrestre. Es en este marco en que la investigación se lleva a cabo en el ICR.

Investigación ¡nada sesgada! ¿eh?

 

2.- “Crear” implica (como bien exponen los mismos religiosos) hacer que algo exista desde la nada. Definición que incluso comparte el Real Diccionario de la Lengua Española:

Del lat. creāre.

1. tr. Producir algo de la nada. Dios creó cielos y tierra.

Si se afirma que un dios ha creado algo se está afirmando que ese algo no existía previamente.

En el caso del dios bíblico, según la religión que lo defiende y propaga, este creó todo (la materia y la energía que la compone, simultáneamente), por lo que, según esta, no existía previamente energía o materia y ese dios interviene físicamente en la composición de ambas. Sería pues de agradecer que, ya que afirman que su dios interviene de forma física con este Universo, lo evidenciaran empíricamente.

3.- En el enlace (repito aquí) verán todas las mentiras y manipulaciones de los creacionistas, las que incluyeron en su libro “Of Pandas and People” (el libro de texto creacionista que intentaron colar como científico en clase de Biología), junto con todas las omisiones sobre evidencias de que dispone la teoría sintética evolutiva, y que quedaron expuestas durante el juicio, además de todos los detalles de dicho juicio: transcripciones, pruebas presentadas por ambos bandos, etc. Motivo por el cual los creacionistas perdieron el juicio.

 

Fuentes:

Todas las fuentes están expuestas en el propio artículo, la mayoría de ellas con enlaces hacia las mismas.


Comentarios

De “la nada” sólo salen argumentos falaces — 8 comentarios

  1. Me encanto tu aporte muy enriquecedor…..  Con muchas fuentes y investigación que la sustenta….. 

    ICR de científico no tiene nada….  Quieren ver la realidad apegada a lo que dice la biblia si por a o por b a la realidad se le ocurre desajustes a lo que dice la biblia es por la la realidad es la que está mal… Jjjj

  2. Hola ateoagnostico.
    Tengo una duda , la materia es eterna o se destruye ya que si es eterna seria principio y origen de todo cuanto existe en el Universo pero si no lo es tendria un momento de creación (inicio) y un momento de destrucción (final). Y si tiene un momento de creación por logica se infiere que hay un
    CREADOR ya que la nada, nada crea como dices.

    • 1º.- A su pregunta: Ley de la conservación de la materia.

      2º.-Cuando en ciencias se habla del comienzo del universo, se habla de este universo (de sus sistemas y leyes físicas). El universo es el espacio en el que se encuentran todos esos sistemas. Incluida la materia a la que usted se refiere y la energía de la que está compuesta. Nadie dice que no existía ese espacio. Bueno si: la religión. Según esta esa matería y energía la “creó desde la nada” un Dios que ni si quiera se encuentra en este espacio.

      3º.- Si está de acuerdo en que “la nada, nada crea”, dígaselo a su religión. Es esta quien, como le he mostrado, afirma tal cosa. O eso o deje de creer en quienes afirman que este universo ha surgido de la nada. O sea, su religión. Esa que afirma que hay un “creador”.

  3. Me parece más bien que la principal contradicción en el cristianismo en general es que ellos consideran que es absurdo creer que el universo es eterno, por lo tanto tuvo que tener un inicio y que la materia y la vida como la conocemos no puedo ser espontánea sino que tuvo que tener un creador; son la existencia del creador solucionan el problema… pero no regresan a lo mismo?? O sea el creador sí es eterno y espontáneo (sin que nadie lo cree con un fin) cómo puede ser esto posible?? No decían que algo así no se puede creer???

  4. hace tiempo le replantee esto a un creyente
    que se escudaba con la variable tiempo, en relación a la pley de conservación de la materia

    si antes del big bang era atemporal y eterno ¿que paso con eso atemporal y eterno despues del big bang? 
    si antes no existia el tiempo y era eterno ¿porque ahora hay tiempo?

    al final tuvo que reconocer, previos insultos, que se transformo.

    la verdad nadie sabe que hubo anes del big bang, pero en ciencia tengo entendido que prefieren asumir que era atemporal, sin la variable tiempo, porque si impones la variable tiempo

    surge la preguna y ¿que habias antes?  y asi hasta el infinito

  5. Hola, encontré esto en la lista de enlaces de misteriosaldescubierto.

    De la nada, aunque el vacío que describe la física no se parezca mucho a la nada como tal, puede surgir según la física cuántica cualquier cosa, aunque se debe de respetar el principio de conservación de la energía (en el caso del Universo, se ha propuesto que su materia estuviera equilibrada con su energía gravitatoria anulándose las dos así y respetándolo) y desde luego los tiempos para que surgiera un Cosmos así son inimaginables (la Wiki en inglés tiene un artículo sobre el futuro del Universo muy interesante).

    Por otro lado, otras teorías recientes sugieren que el Universo puede haber existido desde siempre antes del BB, posiblemente en una especie de “infierno cuántico” infinitamente caliente y desprovisto de espacio-tiempo. No he encontrado, eso sí, que pudo provocar el BB.

    Eso la ciencia. Si la Biblia hubiera descrito aunque fuera poéticamente -pero que se pudiera reconocer todo- el nacimiento y evolución del Universo primero y después el del Sistema Solar, etc. todo sería muy distinto y además tendríamos un Dios omni*** desde nuestra escala de verdad (y sería mucho mayor de lo que es), pero en su lugar tenemos algo muy parecido a relatos similares de la época, que hablan de un caos del que surgen los dioses y el mundo y de un Universo mucho más pequeño, con un dios insignificante a escala cósmica.

    Lo peor son todos los que hoy se siguen empeñando que todo eso es real y que lo demás es herejía.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*