InicioAnálisis BíblicoJudeocristianismoDatos judeocristianosLa cara no tan oculta de la iglesia: cardenales (2 Parte)

Comentarios

La cara no tan oculta de la iglesia: cardenales (2 Parte) — 3 comentarios

  1. Recién busqué en Google: “blog ateismo”, y tu blog fue uno de los primeros, no el primero. Antes que el tuyo visité el que salió en la posición 1 de la lista de Google, y salgo de ahí con una terrible impresión. El titular de ese blog se expresaba de una forma poco profesional y denotaba una clara falta de comprensión de los temas que él mismo abordaba. Quise establecer un diálogo constructivo pero no se dejó, debido a su intolerancia y a su ego exacerbado.

    Acabo de revisar este post tuyo y la forma de expresarte denota sin duda ya madurez, y das muestras claras de haber leído sobre los temas de que tratas.

    A propósito, tú mismo consideras este post como un artículo o ensayo, y en ese sentido claro que su extensión es permitida. Sólo por motivos de agilizar la lectura a tus lectores, ¿no crees que sea conveniente dividir tus textos en varios posts?

    En mi blog no armó posts con la extensión de un ensayo. Son posts muy breves. Solo tengo un post relacionado con el tema de Dios cómo concepto principal, te invito a leerlo y ojalá puedas dejar un comentario crítico. Te saluda el Profesor Berkeley:http://profesor-berkeley.blogspot.com/2016/10/apelacion-la-imperfeccion-divina.html

    • A propósito de su pregunta: no crea que no he pensado en ello. Se lo comentaba a mi mujer antes justo de publicarlo, diciéndole que sería casi más efectivo (e incluso más beneficioso para mi en cuanto a visitas), por lo extendidos que son post como este, el haberlos planteado como post distintos uno dedicado a cada papa, cardenal,… y en un futuro en los pendientes que tengo sobre obispos y párrocos hacer lo mismo. Pero es que mi idea original no fue el hacerlos tan extensos sino aportar un par de declaraciones. Fue el querer ser más riguroso lo que me llevó a la locura de hacerlos de este tamaño.

      En mi idea original, estaba el querer mostrar la imagen de los cardenales en su conjunto (lo mismo con el resto) con una pequeña muestra de sus declaraciones y coco más. Ahora que ya hice el de los papas, ya no veía lógico hacer otra cosa con el de los cardenales. Pero sí que tengo previsto no extenderme tanto con el siguiente sobre obispos y con el final sobre sacerdotes, aun menos.

      Hace usted bien en no seguir mis pasos, desde luego. A veces suponen un dolor de cabeza, pues quiere uno publicarlos ya pero al estar incompletos estos se alargan y alargan durante meses.

      Con respecto a ese blog del que me habla al principio de su comentario… Bueno. Cada cual es libre de plantearlo como desee. En mi caso prefiero documentarme bien antes de afirmar algo, no dar sólo opiniones y exponer fuentes.

      Saludos.

  2. Hola:

    ¿Sería posible que en una próxima entrada abordaras el tema de la blasfemia contra el Espíritu Santo? Sería interesante, pues al mostrar que hay un pecado imperdonable que es merecedor de la condena eterna y sin apelación, señalado en el evangelio por el personaje de Jesús, se echa por tierra la afirmación de que la misericordia de Dios es infinita. Esto también indicaría una vez más que muchos cristianos no leen su Biblia.

    Es interesante también porque pecados gravísimos como el asesinato, admitirían al menos la posibilidad de salvación, mientras que la blasfemia contra el Espíritu Santo no. ¿Qué clase de jerarquía moral es esa?

    Si un ateo -aún no creyendo- blasfema contra el Espíritu Santo, ante los ojos del cristiano este ya se ha condenado para siempre y de nada sirve cualquier intento de convertirle. Un repelente contra cristianos insistentes sería esta blasfemia.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.