InicioAnálisis BíblicoJudeocristianismoDocumentos religiososFraudes religiosos: Los Protocolos de los sabios de Sión–Ni protocolos, ni sabios, ni Sión: más bien cristianos

Comentarios

Fraudes religiosos: Los Protocolos de los sabios de Sión–Ni protocolos, ni sabios, ni Sión: más bien cristianos — 4 comentarios

  1. Yo se que tiene razón en todos sus argumentos. Pero debe reconocer que la globalización, como lo que generalmente conocemos como neoliberalismo, están ejecutando casi al pié de la letra lo escrito por Joly-Protocolos.
    Y se cumple tanto que pareciera que Joly se hubiese inspirado en un borrador de “Los Protocolos”
    No me importa quien lo escribió primero, o quien se inspiró en quien. Me importa lo que se está haciendo.
    Por otro lado, repitiendo el chiste del gallego (O polaco, o argentino según quien lo cuente), si huele a mierda, sabe a mierda, tiene forma de mierda, tiene color de mierda No es dulce de leche.

    • 1º.- Lea a Joly. Porque lo que usted sostiene de que ejecutando casi al pié de la letra lo escrito por Joly-Protocolos es falso, si uno atiende al relato de Joly (se lo copio, de nuevo, porque veo que no lo ha leído). Joly, de hecho se sirve de elementos existentes ya en su época y los noveliza. Algo que hace cualquier escritor que se precie de escribir una temática similar. De hecho, bajo su mismo argumento podría concluirse de cualquier novela que lo que sostiene se “está ejecutando casi al pie de la letra“. Y puedo hartarme a exponerle ejemplos.

      2º.- Joly, tal y como explico, plagia a Sue. Ergo sí: plagia. Pero eso del “borrador de “Los Protocolos”” es falaz, pues es al revés: es Friedrich Goedsche quien usa el relato de Joly para componer los denominados más tarde como “protocolos”.

      3º.- Lo que se está haciendo“, eso que usted denomina globalización, en nada tiene que ver con conspiranóias basadas en líbelos antisemitas o antijesuitas. Tiene más que ver con cómo está planteado el sistema económico (como lo es el capitalismo y el neoliberalismo) y social (la libertad de circulación o la expansión de las comuniaciones), y con la economía de mercado.

      Lo único cierto en toda esta historia (como se ha demostrado) es que una serie de religiosos, y falsificadores, crearon propaganda para atacar ideológicamente a sus oponentes. Por lo que sí. Si huele a mierda, sabe a mierda y tiene la forma y el color de la mierda, probablemente es que lo sea. Y así resulta con esto, como expongo en el artículo.

  2. Enhorabuena por el artículo. Me gustó el “argumento” de Hitler: si dicen que es falso entonces es verdad. Brillante…
    Te señalo un error: en el párrafo de Sue dice que publicó entre 1944 y 1945.

    Muy buen trabajo.
    Saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.