Fraudes religiosos: El Juramento Jesuita–Se puede “jurar” que no es jesuita

Por webs protestantes y evangélicas, además de magufas y conspiracionistas (ver ejemplo aquí y aquí, o este otro, donde se los relaciona con los iluminati) circula un documento atribuido a los Jesuitas en el que, supuestamente, estos realizan un juramento por el cual se comprometen a defender “a esta doctrina del derecho y costumbre de ‘Su Santidad’ contra todos los usurpadores o autoridades Protestantes cualesquiera, especialmente la iglesia Luterana de Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia, y Noruega y la ahora pretendida autoridad de las iglesias de Inglaterra y Escocia, y las ramas de la misma ahora establecidas en Irlanda y en el Continente de América y en cualquier otro sitio, y todos sus adherentes en consideración que ellos sean usurpados y herejes, oponiéndose a la ‘Madre Iglesia de Roma.’”

Este tipo de fraudes, el mostrado en el artículo anterior sobre los Protocolos de los sabios de Sión, no sólo sucede entre cristianos contra judíos. También sucede entre cristianos, como podemos ver en este caso, contra cristianos de otras denominaciones. La única diferencia entre unos y otros es el tiempo atrás en el que se remontan.

Repito lo que afirmé en el anterior artículo, y es que no hace faltar crear o inventar documentos atribuyendo cosas a las religiones para poder criticarlas. Ya se bastan ellas solitas para dejarse en ridículo y mostrar de qué pie cojean sin necesidad de atribuirles cosas que no han hecho. Esto tendrían que entenderlo quienes, en su odio interreligioso, han creado este tipo de fraudes. ¿Lo harán alguna vez? Es cuestionable, teniendo en cuenta que las mismas cosas de las que padecen unas religiones, como dije, las padecen todas las demás.

El texto

El texto completo supuestamente es este:

«Yo… ahora frente al Todopoderoso Dios, la bendita virgen María, el bendito san Juan bautista, los santos apóstoles, mi padre fantasmal, el general superior de la Sociedad de Jesús fundada por san Ignacio de Loyola, en el pontificado de Pablo III y continuando hasta el presente, por el vientre de la virgen, la matriz de Dios, y la vara de Jesucristo, declaro y juro que Su Santidad el Papa, es el Vice-regente de Cristo y es el verdadero y única cabeza de la iglesia Católica o Universal por toda la tierra; y por virtud de las llaves de atar y soltar dadas por su santidad mi Salvador, Jesucristo, él (el papa) tiene poder para destronar herejes, ya sean reyes, príncipes, Estados, Mancomunidades, y Gobiernos y ellos sean ciertamente destruidos.

Por lo tanto al extremo de mi poder yo defenderé esta doctrina del derecho y costumbre de ‘Su Santidad’ contra todos los usurpadores o autoridades Protestantes cualesquiera, especialmente la iglesia Luterana de Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia, y Noruega y la ahora pretendida autoridad de las iglesias de Inglaterra y Escocia, y las ramas de la misma ahora establecidas en Irlanda y en el Continente de América y en cualquier otro sitio, y todos sus adherentes en consideración que ellos sean usurpados y herejes, oponiéndose a la ‘Madre Iglesia de Roma.’

  • “Yo ahora denuncio y reniego cualquier alianza dada a cualquier rey hereje, príncipe o Estado, llamado Protestante o Liberales, u obediencia a cualquier otra ley, magistrados y oficiales.
  • “Yo además declaro que la doctrina de las iglesias de Inglaterra y Escocia, de los Calvinistas, Hugonotes, y otros del nombre de Protestantes o Masones a ser malditos, y ellos mismos a ser malditos quienes no renuncien a las mismas.
  • “Yo además declaro que yo ayudaré a asistir, y aconsejar a todos o a cualquiera de los agentes de ‘Su Santidad’ en cualquier lugar donde yo esté, en Suiza, Alemania, Holanda, Irlanda o América, o en cualquier otro reino o territorio yo vendré para y haré lo máximo para extirpar a las doctrinas herejes Protestantes o Masonas y destruir todos sus falsos poderes, legales o al contrario.
  • “Yo además prometo y declaro que, no obstante, yo estoy permitido asumir cualquier religión hereje por la propagación de los intereses de la ‘Madre Iglesia’ de mantener secreto y privado todos los consejos de tiempo en tiempo de sus agentes, como ellos me los confíen y a no divulgar, directamente o indirectamente, por palabra, escritura, o circunstancias cualesquiera sin ejecutar todo lo que debe ser propuesto, dado a cargo o descubierto a mí por el por ti ‘Padre Espiritual’, o cualquier otra orden secreta.
  • “Yo además prometo y declaro que yo no tendré opinión o voluntad mía propia o ninguna reserva mental fuere lo que fuere, aun como un cuerpo y cadáver (perinde ad cadaver), sino sin vacilar obedeceré todas y cada orden que yo pueda recibir de mis superiores en la milicia del Papa y de Jesucristo.
  • “Que yo iré a cualquier parte del mundo dondequiera que sea enviado, a las regiones congeladas del norte, selvas de la India, a los centros de civilización en Europa, o a las persecuciones salvajes de los bárbaros salvajes de América sin murmuraciones ni lamentaciones, y seré sumiso en todas las cosas que fueran comunicadas a mí.
  • “Yo además prometo y declaro que yo, cuando la oportunidad se presente, preparar y hacer implacable guerra, secreta y abiertamente contra todos los herejes, Protestantes y Masones, como yo he sido ordenado hacer extirparlos de la faz de toda la tierra; y que yo no perdonaré ni edad, sexo o condición, y que yo ahorcaré, quemaré, destruiré, herviré, despellejaré, estrangularé y enterraré vivos a estos infames herejes; rasgaré los estómagos y vientres de sus mujeres, y machacaré las cabezas de sus infantes contra la pared para poder aniquilar su execrable raza. Que cuando lo mismo no pueda ser hecho abiertamente, yo secretamente usaré la copa de veneno, la cuerda de estrangulación, el acero de la daga, el plomo de la bala, sin importar el honor, rango, dignidad, o autoridad de las personas, cualquiera que sea su condición en la vida, ya sea pública o privada, puesto que en cualquier momento yo pueda ser ordenado hacerlo por los agentes del Papa, o superior de la Hermandad del ‘Santo Padre’ de la Sociedad de Jesús.
  • “En confirmación de lo cual yo por la presente dedico mi vida, alma, y todos los poderes corporales, y con la daga cual ahora recibo yo suscribiré mi nombre escrito con mi sangre como testimonio de lo cual; y si yo soy probado falso o débil en mi determinación, que mis hermanos y compañeros soldados de la milicia del Papa corten mis manos y pies y mi garganta de oreja a oreja, mi panza abierta y azufre queme dentro con todo el castigo que pueda ser infligido sobre mí en esta tierra y mi alma será atormentada por demonios en el infierno eterno para siempre.
  • “Que yo cuando vote siempre votaré por un Caballero Católico en preferencia a un Protestante, especialmente un Masón, y que yo dejaré mi partido para hacerlo; que si dos Católicos están en la candidatura yo me aseguraré cuál es el que mejor apoya la ‘Madre Iglesia’ y votaré en consecuencia.
  • “Que yo no trataré no emplearé a un Protestante si está en mi poder tratar o emplear a un Católico. Que yo pondré las niñas católicas en las familias Protestantes para que un reporte semanal sea hecho de los movimientos internos de los herejes.
  • “Que yo me proveeré con armas y munición para que yo esté listo cuando la voz sea pasada, o yo sea ordenado defender ya sea la iglesia como individuo o con la milicia del Papa.
  • “Todo lo cual yo,…juro por la bendita Trinidad y bendito sacramento cual ahora voy a recibir para desempeñar y en parte para cumplir éste, mi juramento.
  • “En testimonio de presente documento, yo tomo este el más santo y bendito sacramento de la Eucaristía y atestiguo el mismo más adelante con mi nombre escrito con la punta de esta daga mojada con mi propia sangre y sellado a la luz del santo sacramento.” »

El Truth Seeker movement: magufos conspiranóicos antijesuitas

Este supuesto documento jesuita ha circulado por todo tipo de libros desde que apareciera por primera vez. En mi caso, conocía de su existencia a través del libro de Jon E. Phelps, Los Asesinos del Vaticano, donde además este los acusa, al igual que sucedió con los judíos, de ser los “creadores del socialismo-comunismo”, en el cual mezcla incluso al nazismo:

Los Jesuitas son los verdaderos autores del socialismo-comunismo. El sistema económico de la Edad Media fue el feudalismo consistente en unos pocos ricos terratenientes y los muchos pobres campesinos. Era un pecado hacer alguna ganancia para cualquiera que no fueran los señores feudales. Entonces, si el mundo ha de ser retornado a la Edad de las Tinieblas, la clase media Protestante debe ser destruida. El Socialismo-Comunismo cumplimentó esto, habiendo rendido sus amargos frutos tanto en Gran Bretaña como en los Estados Unidos. El gran engaño es que los Judíos son los autores del comunismo. (¿Después de todo, no es el Sionismo comunismo Judío?) Los hechos son que los Jesuitas usaron sus Judíos Masónicos para introducirlo en 1848 y otra vez en 1917 con la Revolución Bolchevique.

Los Jesuitas entonces movieron a su Masón FDR [*Franklin Delano Roosevelt, cuando fue presidente de EEUU] a reconocer el sanguinario gobierno de Rusia en 1933. Los Jesuitas entonces financiaron el comunismo Ruso con sus Caballeros de Malta en Wall Street. Esto habilitó a Joseph Stalin a llevar a cabo las purgas de los años treinta.

Habiendo engañado al mundo en creer que el comunismo era de origen Judío, los Jesuitas entonces utilizaron a Hitler para implementar “la Solución Final a la Cuestión Judía” -en prosecución del maligno Concilio de Trento. El resultado fue el asesinato en masa de las Juderías Europeas y Rusas en las manos de los SS controlados por los Jesuitas.

Al final de la Segunda Guerra de los Treinta Años (1945) los Jesuitas, con su Línea de Fuga del Vaticano, ayudaron a los Nazis sobresalientes a escapar a Sud América. Y ¿dónde en Sud América? A los antiguos dominios donde el comunismo socialista había sido perfeccionado por los padres Jesuitas -en la nación de Paraguay.

Los Jesuitas entraron en Paraguay en los tempranos años 1600, enviados por los reyes de España y Portugal. Ellos establecieron su supremacía sobre los nativos llamados “Indios Guaraníes” y no les permitieron mezclarse con los Españoles o Portugueses. Fue entre este pueblo que los Jesuitas establecieron sus comunas llamadas “reducciones”.

Para quien no lo conozca, Phelps es un conocido teórico de la conspiración que además pertenece al movimiento Truth Seeker movement 1, un grupo muy dado a sostener afirmaciones sin fundamento alguno en el cual se afirma que todo el mundo está controlado por los Jesuitas y, en primera estancia, por el Vaticano. Phelps es un magufo con un nivel tan alto de “antijesuitismo” (por llamarlo de alguna forma), que cuando le preguntaron qué pensaba de las teorías sobre OVNIS este dijo que:

Los ‘Grises’ son creaciones de los jesuitas en sus profundas bases militares subterráneas a través de la experimentación genética.”

Al igual que sucede con “Los protocolos de los sabios de Sión”, contra el cual los truthseekers también arremeten, el documento de juramento de iniciación Jesuita fue una falsificación creada en el siglo XVII, debido a la oposición de la ICAR contra la ilustración, para intentar desprestigiarla (cosa que no era necesaria, pues esta misma ya lo hacía y hace constantemente con sus declaraciones y actos).

Si algo se produce en el mundo de los vendedores de conspiraciones es el mezclar realidad con invenciones propias para dar coherencia a sus textos: Phelps, por poner un ejemplo, afirma que los nazis huyeron a sudamérica gracias a la colaboración concreta de los jesuitas. Pero esta huida por las vías conocidas como las “ratlines” (vía de las ratas), no fue proporcionada por jesuitas sino por todo tipo de miembros de la iglesia: el más conocido, el obispo Alois Hudal. Como esta “verdad” a medias, Phelps y todo tipo d conspiranóicos cometen cientos, sino miles, en un empeño por llevar al lector hacia sus propios puntos de vista sesgados.

Origen del documento

Según el Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús” de Charles O´Neill y Joaquín María Domínguez (Cap XV, p. 188)

“En Inglaterra en el Siglo XVII se inventó un falso juramento jesuita que se utilizó en EE: UU: a mediados del siglo XIX y reapareció en Europa del norte en el decenio de 1890. Los que prestaban juramento prometían someterse al papa en asuntos temporales,derribar la autoridad protestante en las Islas Británicas y “destruir” a los reyes herejes. Un aspecto curioso es el permiso que se les daba a los conjurados para hacerse pasar por protestantes.”

El juramento fue difundido con pequeñas variantes en el texto: en la versión original se juraba a un Papa Urbano, en la versión de 1901 era Leon XIII.

Tras las reformas protestantes, los jesuitas fueron la cabeza de turco en la Inglaterra del siglo XVII pues se les acusaba de haberse infiltrado para obtener riquezas.

Foxes and Firebrands - Robert Ware

En Foxes and Firebrands (publicado en 1689), su autor, Robert Ware (hijo del historiador Sir James Ware y muerto en 1696), afirmaba que estos habían realizado un juramento secreto. Aparecía así por primera vez dicho juramento.

I do further promise and declare that I will, when opportunity presents, make and wage relentless war, secretly and openly, against all heretics, Protestants and Masons, as I am directed to do, to extirpate them from the face of the whole earth; and that I will spare neither age, sex nor condition, and that will hang, burn, waste, boil, flay, strangle, and bury alive these infamous heretics; rip up the stomachs and wombs of their women, and crush their infants’ heads against the walls in order to annihilate their execrable race. That when the same cannot be done openly I will secretly use the poisonous cup, the strangulation cord, the steel of the poniard, or the leaden bullet, regardless of the honour, rank, dignity or authority of the persons, whatever may be their condition in life, either public or private, as I at any time may be directed so to do by any agents of the Pope or Superior of the Brotherhood of the Holy Father of the Society of Jesus. In confirmation of which I hereby dedicate my life, soul, and all corporal powers, and with the dagger which I now receive I will subscribe my name written in my blood in testimony thereof; and should I prove false, or weaken in my determination, may my brethren and fellow soldiers of the militia of the Pope cut off my hands and feet and my throat from ear to ear, my belly be opened and sulphur burned therein with all the punishment that can be inflicted upon me on earth, and my soul shall be tortured by demons in eternal hell forever

Titus_OatesRobert Ware también escribió un libro llamado Blood Iesu Oath y era amigo de otro antijesuita, Titus Oates, un sacerdote anglicano y ya conocido también en su época como Titus the Liar (Titus el mentiroso) debido a la cantidad de falsedades por las cuales fue además condenado y encarcelado (hasta que se escapó y huyó).

Después de unirse a los jesuitas en St. Omer (Francia) y de ser admitido por Richard Strange en el Royal English College de Valladolid (España), Titus fue expulsado en 1678 por mentir afirmando que se había convertido en un católico Divinitatis Doctor. A partir de ahí , al volver a Londres, se unió a la cruzada contra los jesuitas con su amigo Israel Tonge escribiendo un documento falso, el Popish Plot (Diagrama Papal), en el que acusaba a los jesuitas y a la Iglesia Católica de urdir una conspiración para asesinar al rey Carlos II de Inglaterra. En el documento Titus afirmaba que se había unido a los jesuitas para conocer sus secretos: otra mentira más en su curriculum que le llevó finalmente a volver a ser detenido el 31 de agosto 1681 por sedición, condenado a pagar una multa de 100.000 £, puesto en la picota, azotado y encarcelado por perjurio.

Ware y Oates se dedicaban básicamente a lanzar panfletos y documentos falsos como propaganda antijesuita en un clima en el que había tensiones entre la Iglesia Católica y el resto de iglesias reformadas. Tensiones que continuaron durante siglos y en las que protestantes fueron transmitiendo el documento como crítica hacia sus “enemigos”.

Para saber más sobre este “antijesuitismo” en CSICOP dedican un artículo sobre ello.

Notas:

1.- Para que se hagan una idea, el Truth Seeker movement , en su web, se da cabida a todo tipo de conspiranoias sin fundamento: como la inventada por David Icke sobre reptilianos, aquellas en las que se atribuye todo tipo de historias a los ya hace siglos extintos iluminados de Baviera o aquellas en las que se afirman que extraterrestres nos han invadido en secreto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*