La misma fórmula, una y otra vez

Es algo típico ya, una vez investigas la historia de cómo funcionan las religiones, el encontrar que todos los religiosos usaron la misma fórmula para crear sus doctrinas. A saber, la formula es siempre: 1º.- Afirmar que, a pesar de … Sigue leyendo

Joseph Smith Jr y sus profecías

First_Presidency_and_Twelve_Apostles_1898

Hacer predicciones de cara al futuro, sin jugar por supuesto con la generalización, la estadística o la obviedad, puede hacer que uno falle y cometa errores brutales. Esto ha sido así desde siempre.

El cristianismo, experto en autocontradecirse con juegos semánticos entre un dios omnisciente y eterno, dando al humano la posibilidad de “tener libre albedrio” al tiempo que de este surgen “visiones” sobre sucesos futuros – con todo lo que saber el futuro anula por completo la capacidad de libre elección – ha acumulado una enorme cifra de profecías, ninguna cumplida, que no hacen nada más que demostrar que, entre sus afirmaciones, el inventarse cosas, es una costumbre. A las ya realizadas por los autores griegos de los evangelios, hay que sumarles las realizadas por los cristianos a lo largo de su conflictiva historia. A cada cual más disparatada y con una tendencia a prometer cosas a sus fieles y siempre con un carácter “apocalíptico”.

Las más populares son las de los Testigos de Jehová (esa mala pronunciación del tetragramatón hebreo que le deben al protestantismo alemán), pero a ellos se les suma, como era de esperar, las realizadas por otros miembros de esa religión ¿Y quienes podían ser estos si no los mormones? Smith Jr, experto en el copy & paste bíblico, como buen predicador y creador de secta que se precie (véanse otros como el reciente Harold Camping) realizó una serie de predicciones durante su vida que nunca llegaron, ni han llegado, a cumplirse y que, como era de esperar, el creyente de esa religión aun sigue excusando.

¿Cuales fueron estas profecías? Veamos pues un repaso de ellas…

Sigue leyendo

Plagios bíblicos en el Libro de Mormón

Al igual que el Nuevo testamento plagia y adapta cosas del Tanaj para crear una nueva historia con un nuevo protagonista y el Corán, creado en el siglo VI d.e.c, hace exactamente lo mismo con la Biblia; el libro de Mormón surge de manos de una persona, Joseph Smith (hijo), un fundamentalista judeocristiano que en vez de seguir con el negocio judeocristiano y hacerse “pastor”, decidió crear su propio negocio creando la rama judeocristiana que todos hoy conocemos como mormonismo (o por su peculiar nombre: la Iglesia de Jesucristo de Jesucristo de los Santos de los últimos días).

Este artículo no va a tratar principalmente sobre la historia del mismo, esa ya la conocemos todos y de ella solo se hará un pequeño resumen. Lo que se va a exponer en él son todas y cada una de las citas del libro del Mormón que han sido plagiadas directamente de la Biblia. (algo tan descarado que ni si quiera sucede en el Corán)

Sigue leyendo