InicioHumorLos argumentos del creyente

Comentarios

Los argumentos del creyente — 104 comentarios

Comments Page 4 of 4
1 2 3 4
  1. Sin lugar a dudas es una pagina muy poderosa creada por un ser humano sumamente muy racional. pero perverso de corazon y egolatra..
    el asunto es que puedas elaborar mas de 100 mil paginas ateas.. cierto pero nunca podras detener la creencia en Dios… y sabes porque porque tu lucha contra Dios es inutil…

  2. Eric Clapton es Dios
    Eric Clapton existe
    Luego Dios existe.

    A mí me parece bastante sólido… no puedo refutar que Eric Clapton no sea Dios… xD

  3. saludos ateoyagnostico te felicito por tu interesantisimo blog hace poco encontre la respuesta de un creyente a la pregunta ¿Es cierto que la historia de Cristo es la misma historia de Horus? la respuesta que el da me parece compleja y ambigua quiero pedirte si tuvieras tiempo que me des tu opinion sobre lo que el dice este es el link de dicho pastor:https://ministerioscuerdasdeamor.wordpress.com/estudios-biblicos/preguntas-y-respuestas/es-cierto-que-la-historia-de-cristo-es-la-misma-historia-de-horus/
    ojala te des tiempo felicitaciones y cordiales saludos.

    • Ya contesté a alguien sobre este tema hace poco. Entre las cuestiones que trata el artículo que usted menciona, Acharya S ya respondió sobre el nacimiento de Horus en este artículo.

      Ya sé que usted no es el autor de dicho artículo, pero me gustaría saber en cual de los, por los menos, 15 Horus conocidos que había en el panteón egipcio y porqué egiptólogos como Wallis Budge expusieron cosas como esta:

      Entre los diversos pueblos por quienes se venera a Isis deben mencionarse los de Siria, que la identificó con algunas de sus diosas locales, y está claro que los primeros cristianos otorgaron algunos de sus atributos a la Virgen María. No cabe duda de que, en su carácter de madre amorosa y protectora, apelaron fuertemente a la imaginación de todos los pueblos orientales, de quienes proviene su culto, y que las imágenes y esculturas en las que está representada en el acto de amamantar a su hijo Horus formaron la base de las figuras cristianas y pinturas de la Virgen y el Niño. Varios de los incidentes de las peregrinaciones de la Virgen con el Niño en Egipto, tal como se registran en los Evangelios Apócrifos, reflejan escenas de la vida de Isis tal y como se describe en los textos encontrados en la Estela de Metternich, y muchos de los atributos de Isis, la Diosa Madre, la madre de Horus, y de Neith, la diosa de Sais, son idénticas a las de María, la Madre de Cristo. Los escritores de los Evangelios apócrifos intentaron honrar a María, la Virgen, atribuyéndole los atributos que hasta el momento del advenimiento del cristianismo habían sido considerados como una propiedad peculiar de Isis, Neith y otras grandes diosas indígenas. Al considerar los paralelismos entre la historia mitológica de Isis y Horus y la historia de María y el Niño, es difícil ver cómo podrían evitar percibir en la enseñanza del cristianismo las reflexiones sobre las mejores y más espirituales doctrinas de la religión egipcia. La doctrina de partegénesis era bien conocida en Egipto en relación con la diosa Neith de Sais siglos antes del nacimiento de Cristo; y la creencia en la concepción de Horus por Isis a través del poder que le dio Thoth, la Inteligencia o Mente del Dios del universo, y en la resurrección del cuerpo y de la vida eterna, es coetánea con los comienzos de la historia en Egipto. También podemos observar al pasar la probabilidad de que muchas de las herejías de la iglesia cristiana primitiva en Egipto fueron causadas por la supervivencia de ideas y creencias relacionadas con los antiguos dioses nativos que los conversos al cristianismo deseaban adaptar a su nuevo credo. Sin embargo, sea como fuere, el conocimiento de la antigua religión egipcia que ahora poseemos justifica plenamente las afirmaciones del rápido crecimiento y progreso del cristianismo en el siglo I.

      Fuente: The gods of the Egyptians; or, Studies in Egyptian mythologySir E. A. Wallis Budge (Ernest Alfred Wallis Budge) 1857-1934

      Lo que cristianos, como este tipo, intentan es vender la idea de que en la creación y composición de su Cristo no influyó nada el resto de creencias religiosas de la época. Básicamente, su argumento consiste en intentar refutar una realidad, que su Cristo está hecho a retazos de otras deidades y semideidades, basándose en que no es una copia literal de dichas deidades. Pero es que nadie, excepto ellos, está afirmando que su Cristo sea una copia literal de esos dioses sino que parte de su mitología, de cómo se le describe a dicho personaje en las narraciones neotestamentarias, es simplemente una adaptación de otros mitos ya conocidos por dichos autores. Lo que afirmamos es que para componer a dicho personaje se usó el arquetipo clásico de héroe mítico al que se adoraba en esa época; que quienes crearon dichos relatos y a ese personaje se basaron en conceptos de otras religiones. El cristianismo no fue nada más que una secta helena que se sirvió de las creencias del judaísmo para ensalzar a otra deidad creada por ellos mismos que partía de los atributos que ya poseían las distintas deidades y semideidades que estos ya conocían de otras religiones. Algo que el propio cristianismo reforzó a lo largo de la historia, convirtiendo deidades paganas en santos, apropiandose de lugares de culto paganos que adaptaron a sus propias creencias (Italia está repleta de estas iglesias, no es un secreto y pueden visitarse), adaptando sus días festivos y rituales a los paganos (cambiando incluso fechas), etc. De hecho, tanto es así que partieron del un helenismo, que cometieron fallos basados en la traducción griega de la que partieron (la LXX): como lo fue creer que el mesías tenía que partir de un nacimiento virginal simplemte por una mala traducción del hebreo almah por el griego parthenos. Ni si quiera es dificil ver esta helenización en sus propia Biblia: como lo son sus nomenclaruras griegas (como el uso de “Génesis” para nombrar el primer libro del “Pentateuco” al que los hebreos denominan simplemente como Bereshit) o la creación de personajes basándose en malas traducciones: como lo fue el coger un Infierno que en las propias Biblias cristianas dejan incluso a veces sin traducir (como “Hades”), el uso de “ángeles”, los mensajeros de los dioses del politeísmo griego (cuando en el Tanaj hebreo estos no existen: sólo se menciona a “hijos de dios” con los que este interactúa) o como lo fue el crear a un demonio, versión del Hades griego.

  4. Hay una forma interesante del argumento del diseño, (como ha sido formulado, curiosamente,por Bertrand Russell, basado en su interpretación del argumento de Leibniz de la armonía preestablecida, pero sin apelar a las mónadas sin ventanas de este último):

    «El dios del antiguo testamento es un dios de poder, el del nuevo es también un dios de amor. Pero el dios de los teólogos, desde Aristóteles hasta Calvino, es uno al que se apela por motivos intelectuales. Su existencia resuelve ciertos problemas que de otro modo crearían dificultades argumentativas en nuestro entendimiento del universo (…)
    El argumento es el siguiente:«Al inspeccionar el mundo conocido, nos encontramos con sucesos que no pueden explicarse plausiblemente como el producto de fuerzas naturales ciegas, y es mucho más razonable considerarlos como evidencia de un propósito benéfico.
    Esto argumento-continúa Russell- no tiene defectos lógicos formales, sus premisas son empiricas, y su conclusión profesa ser alcanzada de acuerdo a los cánones usuales de inferencia empírica.
    La pregunta de si debe aceptarse o no, no debe enfocarse por tanto en cuestiones metafísicas generales, sino en consideraciones comparativamente detalladas. Hay una importante diferencia entre este argumento y los otros de Leibniz: El Dios que, si es válido, demuestra, no necesita poseer todos los atributos metafísicos comunes que se le adjudican. No necesita ser omnipotente ni omnisciente, pues podría ser sólo mucho más sabio y poderoso que nosotros.Los males en el mundo pueden deberse a su poder limitado.»

    Newton ha sostenido un argumento similar, en pasajes como estos(aunque es difícil ver cómo es coherente con el dios cristiano en el que creía que se dice es omnipotente,omnisciente y omnibenevolente):
    «El ateísmo es tan absurdo. Cuando veo el sistema solar, veo que la tierra está a la distancia correcta del sol para recibir las cantidades adecuadas de calor y luz. Esto no sucedió por casualidad/azar»

    «Dios creó todo con su reglas, incluyó número, peso y medida en todas las cosas.»

    De forma similar algunos han argumentado que por ejemplo es menos probable que la selección natural se lleve a cabo como una fuerza natural ciega, y que es más probable que está haya sido guiada con miras hacia un propósito benéfico e inteligente.

    El argumento entonces me parece que se basa en que la explicación de sucesos como esos,viéndolos como el producto de fuerzas naturales ciegas es menos probable que sea correcta que la explicación de dichos sucesos como el producto de la guía benéfica del propósito de Dios.

    Me parece a mí que una objeción a este tipo de argumento es que ignora que la segunda explicación depende de la probabilidad antecedente de que Dios exista, y que si es más probable que Dios no exista, entonces a fin de cuentas sería más probable que la primera explicación sea la correcta. Se podría sostener que,en principio, es menos probable que algo exista a que no exista, especialmente cuando se trata de algo tan complejo como Dios, pero esto podría conducir a cuestiones más metafísicas que empíricas.
    Además, al explicar dichos sucesos naturales, emplearía a un ser que es probablemente más difícil de explicar que dichos fenómenos, incluso si dicho ser no es omnipotente ni omnisciente, lo cual me parece podría conducir a una discusión sobre la navaja de Ockham: ¿Es preferible una hipótesis que explique más fenómenos pero que dependa de más supuestos, o una que dependa de menos supuestos pero que no posea tanta fuerza explicativa?
    Pues se puede mantener que un universo en el que Dios no existe es menos complejo que uno en el que sí existe, y que por tanto es más probable que el primero sea el real y no el segundo, si nos atendemos al principio de que lo menos complejo es más probable que se dé que lo más complejo.

    Otra objeción fue dada por Kolakowski, según la cual eso que parece muy improbable intuitivamente, podría deberse a una falta de entendimiento de las leyes de la probabilidad basada en evidencia empírica. Por ejemplo, sostenía Kolakowski, un grupo de extraterrestres que han desarrollado una nave espacial que les permite viajar muy largas distancias, podría apostar, en base a sus numerosas observaciones de que nunca se ha encontrado con un planeta poblado distinto del suyo, que en el planeta tierra, del cual conoce su existencia pero al cual no puede visitar por estar demasiado lejos, muy probablemente no estaría poblado tampoco, pero estaría equivocado, ya que existimos.
    Podría sostenerse, me parece a mí, que ese error se debería a que la evidencia del extraterrestre se basa en una muestra limitada, y que si viera todo la evidencia disponible en el universo, se percataría inmediatamente de su error al creer que era más probable que el planeta tierra no estuviera poblado. Así pues,sostiene Kolakowski,sucesos improbables ocurren a cada rato.
    Esto podría ser razonable, pues incluso en probabilidad matemática hay cosas que contradicen al sentido común, siendo el ejemplo más notable el teorema de Monty Hall.

    ¿Qué opina usted @ateoyagnóstico?

    • Creo que usted mismo se responde nada más comenzar: Hay una forma interesante del argumento del diseño…. Para las especulaciones religiosas de la teología natural sólo hay “argumentos”. El problema y es un problema que lo simplifica todo es la evidencia que lo respalde. Por más que los religiosos se empeñen en mantener sus ideas zombie (todas las que sostienen), el problema que tienen y al cual todo escéptico en la existencia su dios (ateo) debería enfocarse es en el de la evidencia. Para todos los procesos biológicos que tanto cuestionan o niegan, por más que lo hagan (por razones bastante obvias), la hay. A partir de ahí ya no es necesario reinventarse argumentos lógicos para sostener una determinada postura como hace la religión y menos unos tan falaces como lo son los de las probabilidades: metiendo a un ser autocontradictorio del que no hay evidencia en la ecuación simplemente porque lo han definido con unas cualidades y apelando como base a un ad ignorantiam.

    • Contra argumentación, falta una preposición:

      “Al inspeccionar el mundo conocido, nos encontramos con sucesos que AÚN no pueden explicarse plausiblemente como el producto de fuerzas naturales ciegas”

Responder a Haaly Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ateoyagnostico.com .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ateoyagnostico.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.