InicioConclusionesParadojas y contradicciones: Dios no existe

Comentarios

Paradojas y contradicciones: Dios no existe — 152 comentarios

Comments Page 4 of 5
1 2 3 4 5
  1. Pues, a mí ver, este tipo de debates carecen totalmente de sentido. La misma cualidad de la «Omnipotencia» es paradójica en sí misma. La «Omnipotencia» se define (palabras más, palabras menos), como la capacidad de poder hacer todo lo que desees, incluso yendo contra la misma lógica.

    Por ejemplo, citamos la primera paradoja:

    «¿Podría dios crear una piedra que ni el mismo pudiera levantar? Dios en su infinita omnipotencia puede crear dicha piedra, pero si lo hace, dejará de ser omnipotente, puesto que luego no podrá levantarla».

    El sentido de la paradoja es lógico, pero… ¿podemos aplicar la lógico con un ser que, en teoría, posee una cualidad ilógica? Las posibles respuestas serían:

    – ¿Y si «dios» se transforma así mismo en una roca gigantesca? ¿cómo podría ejecutar la acción de «levantarse» a sí mismo si es una roca? Pero al mismo tiempo podría, puesto que es omnipotente. Es decir, puede y no puede.

    – ¿Y si «dios» renuncia a su omnipotencia para no levantar una simple roca? ¿Puede «dios» renunciar a su omnipotencia? Sí es omnipotente, entonces puede hacer todo y en ese todo está la capacidad de renunciar a su propia omnipotencia. ¿Renunciaría temporal o permanentemente y si optara por la segunda cómo podría volver a ser omnipotente? La respuesta en sí vuelve a ser paradójica. Si decimos que es omnipotente, entonces puede hacerlo todo y dentro de ese todo estaría el renunciar y recuperar su omnipotencia a voluntad cumpliendo las mismas reglas que él ha definido.

    Si dijéramos que «dios» no puede renunciar a su omnipotencia, entonces no puede hacerlo todo y si no puede hacerlo todo, entonces no es omnipotente ya que renunciar a la omnipotencia está dentro de todo lo que puede hacerse siendo omnipotente.

    En lo personal, NO CREO en el «dios judeocristiano», pero si existiera un ser omnipotente como el que se plantea, debería ser una consciencia muy ajena al pensamiento humano. Venga, hablaríamos de una forma de vida totalmente incompatible con el entendimiento de los seres de este planeta.

    • Lo ilógico de dios no es una cualidad suya, es el resultado de observar las propuestas de quienes afirman su existencia apelando a tales cualidades, cuando estas son meramente especulativas pues, para empezar, quien afirma que este existe lo que debería hacer, antes de afirmar que posee tales cualidades, es evidenciarlo. Un fallo de lógica del creyente, no del porsonaje del que este habla.

      Una cosa muy comun en todos los creyentes es seguir el proceso lógico:

      1º.- Afirman que este existe.
      2º.- Afirman que este tiene una serie de cualidades.
      3º.- Intentan demostrar que tales cualidades son posibles.

      Cuando lo que deberían hacer primero es:

      1º.- Observar que este existe.
      2º.- Observar que este tiene tales cualidades.
      3º.- (si este es observable puede ser evidenciado) Demostrar que este existe.

      Jugar a las posibilidades es falaz y deshonesto. Cualquiera puede inventarse un personaje o algo, otorgarle una serie de cualidades a ese alguien o algo y luego afirmar que este existe porque dichas cualidades son posibles. O lo que es aun más falaz y deshonesto: exigir a quienes pedimos evidencias para sus afirmaciones, que demostremos que estas no son falsas.

  2. «O lo que es aun más falaz y deshonesto: exigir a quienes pedimos evidencias para sus afirmaciones, que demostremos que estas no son falsas».

    Evidentemente, puesto que «quien afirma está obligado a probar». Ahora, lo que me parece un sin sentido es aplicarle lógica a un ser como el que se plantea. No sé si la comparación sea infantil o de plano le falto el respeto a los filósofos que se han planteado este dilema, pero hablar sobre si la omnipotencia de «dios» debe funcionar bajo la óptica de la lógica humana es como querer hallarle lógica a una pelea entre Superman y Goku. En realidad estamos hablando en el aire de algo que nunca hemos visto.

    Incluso, para los creyentes, intentar comprender a un ser omnipotente y afirmar que existe porque funciona bajo cuestiones lógicas humanas, me resulta demasiado egocéntrico.

    • 1º.- Se puede hablar de Superman y Goku en ese sentido: de hecho podemos observar si estos se contradicen o si sus cualidades son paradógicas y contradictorias. Es que yo jamás he sustentando que el hacer esto sea otorgar credibilidad a un personaje ficticio. Simplemente es una observación.

      Tampoco ocupa mucho tiempo en mi vida, ni mi vida depende de ello, como sí es el caso de los teólogos y filósofos.

      2º.- Si me tomo cierta molestia, poca, en exponer estos fallos es porque, a diferencia de con Superman y Goku, en torno a ese personaje existe una comunidad que cree, a pies juntillas, que este existe y que todo lo que ese personaje dice en su obra debe aplicarse a nuestras vidas.

      3º.- Son las personas las que han creado a dicho personaje y es la lógica de esas personas contra la que discrepo. Sería un sinsentido si ese personaje fuera independiente de quienes afirman existe. Pero no es el caso. Si le aplico lógica humana a ese personaje es porque este, para mi, es un personaje creado por humanos y porque quienes afirman que existe lo son también y, por tanto, quieran o no, usan la lógica.

      Una vez desecha la creencia de estas personas en la existencia de ese personaje ya no me tengo que preocupar de si este es un ser lógico o no. Es ficticio y será considerado como tal.

  3. La respuesta filosófica mas plausible y frecuente a este enigma es cuestionar la coherencia de la tarea requerida. Para que alguien llegue a la conclusión de que hay ciertas acciones que Dios no puede hacer, primero debe demostrar que existe una posibilidad genuina de realizarlas. Nadie es imperfecto porque no pueda lograr que el concepto de justicia baile con el número 2. El concepto de justicia y el número dos no son de una índole capaz de danzar.
    ¿Determina, entonces, la explicación anterior que la lógica sea algo más grande que Dios? No, lógica no es el nombre de una entidad concreta o abstracta capaz de realizar una tarea. Cuando uno no puede hacer algo inherentemente contradictorio (por ejemplo un círculo cuadrado), no dignifica que haya una fuerza llamada lógica que nos limita. En este contexto, lógica podría formularse en términos de dos leyes: la ley de identidad (A es A) y la ley de no contradicción (A no es A). Sin embargo, estas no son leyes como las que rigen la naturaleza (por ejemplo las leyes del movimiento). Más bien, son condiciones necesarias para que algo sea y se pueda pensar o hablar de ello. El NT identifica a Dios Hijo como el Logos. Algunos filósofos y teólogos entendieron que esto implica que la razón y la lógica son atributos de la naturaleza suprema de Dios

    • No se explica el que la lógica deba aplicarse a Dios porque dios es un personaje inventado por humanos, que son quienes emplean y deben emplear la lógica. Si dios, ese personaje, no es coherente, no es porque escape a la lógica sino porque quienes lo idearon, aquellos que construyeron a tal personaje, no usaron la lógica.

      Para atribuir cualidades a una entidad primero se debe demostrar la existencia de tal entidad. Seguir el proceso contrario es lo que hace la teología.

  4. Paradoja de la omnipotencia
    El concepto de omnipotencia no significa hacer cualquier cosa como lo ilógico o lo que es contradictorio, sino es la capacidad de poder hacer todo lo lógicamente posible.
    Dios no puede realizar absurdos como dejar de existir ya que entonces no sería eterno, no puede cansarse o enfermarse porque no sería perfecto, Dios no puede pecar o dejar de ser: Dios, santo, omnipotente, perfecto, etc. Hay muchas cosas que Dios no puede hacer. Significa eso que Dios no es omnipotente. No, justamente por tener la plenitud de poder, por ser omnipotente es que no puede hacer estas cosas ya que estas cosas en vez de ser una manifestación de poder, son una deficiencia de poder
    La paradoja de la omnipotencia seria como decir: ¿Dios puede hacer algo tan pesado que sea mayor a su infinito poder y por ende no poder cargarlo? En esto podemos observar una contradicción ya que no hay algo mayor al infinito (sin fin) poder de Dios
    Entonces la paradoja queda resumida en: ¿Dios puede hacer lo ilógico, lo absurdo, violar la ley de la lógica, hacer círculos cuadrados y solteros casados? La respuesta es No. Dios no puede hacer dicha piedra, ni violar tareas lógicas ya que la omnipotencia no se define como la habilidad de hacer lo lógicamente absurdo. Hacer una tarea que sea lógicamente imposible no es una tarea en absoluto.

    • Claro que no. Pero sí que permite el «poder» hacer cualquier cosa (sin limitaciones como tu «todo lo lógicamente imposible»). De ahí que, dadas las posibles contradicciones y paradojas, la omnipotencia sea un concepto y una cualidad, en el sentido narrativo, totalmente imposible.

      Que quieras obviarlo para que tu personaje ficticio no sea lo incoherente que lo han ideado el problema es tuyo. De hecho no has aportado ni un solo argumento válido que excuse dicho concepto sino que, para que ese personaje no fuera lo incoherente que es, has tenido que limitar una de sus cualidades a tu criterio.

      Por eso son paradojas.

      • Que fácil te zafas, solo dices: no has aportado ni un argumento valido… yo puedo decir lo mismo de ti, «es que tu no das ningún argumento válido solo adaptas la omnipotencia de Dios a tu criterio para hacerlo incoherente, pero la omnipotencia de Dios descrita en la biblia se ve claramente que es: hacer cualquier cosa lógicamente posible, así que yo no lo adapto a mi criterio»

        Mejor dime cuales son mis falacias lógicas ya que dices que mis argumentos son inválidos. Te resumo mi argumento en base a tu definición y mi definición de omnipotencia.

        Dios no puede hacer tareas lógicamente imposibles.
        Tú me podrás decir: ¿Como es Dios todo poderoso ahí?
        Bueno porque la omnipotencia no se define como hacer lo lógicamente absurdo, ya que hacer una tarea que sea lógicamente imposible no es una tarea en absoluto, la paradoja de la omnipotencia es solo una combinación contradictoria de palabras, así que no es una inhibición a la omnipotencia decir que Dios no puede hacer lo que es lógicamente imposible. Por otro lado si tomamos tu definición y decimos que Dios puede hacer lo lógicamente imposible, entonces no hay problema alguno, Dios podría crear una piedra tan pesada que no pueda cargar El mismo y luego levantarla y si dices: eso es lógicamente contradictorio. Te diría correcto EL puede hacer lo lógicamente imposible.

        Espero puedas argumentarme y si no son validos mis argumentos me digas cuales son las falacias. Bendiciones.

        • El «y tú más» de poco sirve si tu descripción de la omnipotencia es la que a tí te agrada. Que no se ajusta ni a la definición del RAE:

          omnipotencia.
          (Del lat. omnipotentĭa).
          1. f. Poder omnímodo, atributo únicamente de Dios.
          2. f. Poder muy grande.

          omnímodo, da.
          (Del lat. omnimŏdus).
          1. adj. Que lo abraza y comprende todo.

          Ni a la de la wikipedia:

          Omnipotencia (literalmente “todo poder”) es el poder sin límites e inagotable, en otras palabras poder infinito. En las religiones monoteístas este poder es atribuido generalmente sólo a Dios.

          En la filosofía de la mayoría de las religiones monoteístas la omnipotencia aparece como una de las características de Dios, entre las que también se incluyen: omnisciencia, omnipresencia y omnibenevolencia. Significados de omnipotencia

          El término omnipotencia se ha usado con diferentes connotaciones. Entre ellas pueden incluirse las siguientes, aunque no de forma exclusiva:

          Dios no sólo puede trascender las leyes físicas o de probabilidad, sino que también puede trascender las verdades lógicas (por ejemplo, Dios podría crear un círculo cuadrado, o hacer que dos más dos sea igual a pez), porque Dios no está limitado por nada.

          ….

          Ni a las de la propia teología y exégesis de la propia iglesia:

          PRIMERA PARTE
          LA PROFESIÓN DE LA FE

          SEGUNDA SECCIÓN:
          LA PROFESIÓN DE LA FE CRISTIANA

          CAPÍTULO PRIMERO
          CREO EN DIOS PADRE

          ARTÍCULO 1
          «CREO EN DIOS, PADRE TODOPODEROSO,
          CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA»

          Párrafo 3
          EL TODOPODEROSO

          268 De todos los atributos divinos, sólo la omnipotencia de Dios es nombrada en el Símbolo: confesarla tiene un gran alcance para nuestra vida. Creemos que esa omnipotencia es universal, porque Dios, que ha creado todo (cf. Gn 1,1; Jn 1,3), rige todo y lo puede todo; es amorosa, porque Dios es nuestro Padre (cf. Mt 6,9); es misteriosa, porque sólo la fe puede descubrirla cuando «se manifiesta en la debilidad» (2 Co 12,9; cf. 1 Co 1,18).

          «Todo cuanto le place, lo realiza» (Sal 115, 3)

          269 Las sagradas Escrituras confiesan con frecuencia el poder universal de Dios. Es llamado «el Poderoso de Jacob» (Gn 49,24; Is 1,24, etc.), «el Señor de los ejércitos», «el Fuerte, el Valeroso» (Sal 24,8-10). Si Dios es Todopoderoso «en el cielo y en la tierra» (Sal 135,6), es porque Él los ha hecho. Por tanto, nada le es imposible (cf. Jr 32,17; Lc 1,37) y dispone de su obra según su voluntad (cf. Jr 27,5); es el Señor del universo, cuyo orden ha establecido, que le permanece enteramente sometido y disponible; es el Señor de la historia: gobierna los corazones y los acontecimientos según su voluntad (cf. Est 4,17c; Pr 21,1; Tb 13,2): «El actuar con inmenso poder siempre está en tu mano. ¿Quién podrá resistir la fuerza de tu brazo?» (Sb 11,21).

          Fuente:

          Catecismo de la propia ICAR (web oficial del Vaticano)

          Por si mis argumentos anteriores, los cuales sí expuse (ya no solo en el artículo sino en los comentarios), no te sirvieron.

          La próxima vez que quieras debatir con alguien por lo menos ten la decencia de no inventarte las definiciones para acoplarlas a tus argumentos. Si a eso se le puede llamar argumentar.

          Por cierto, aparte del sesgo de confirmación y de autoservicio en tu razonamiento, la falacia a la que apelaste fue un ad consequentiam. Ya ni me extenderé en tu intento de adaptar las premisas (en este caso lo que es la omnipotencia) para que estas favorecieran tu argumentación.

          De hecho, casi se me olvida añadir otra falacia (hombre de paja):

          «Por otro lado si tomamos tu definición y decimos que Dios puede hacer lo lógicamente imposible, entonces no hay problema alguno»

          1.- Porque el argumento que pretendes atacar no es mi definición sino la definición que critico en el artículo y que da el cristianismo (véanse las definiciones teológicas expuestas)

          2.- Porque en mi crítica informo que esta se hace desde la presunción de existencia de ese personaje (la única forma posible para que dichos operadores sean planteados) y explico además que: es un personaje del cual solo se tiene como evidencia la propia afirmación de su existencia y que quien lo afirma (una persona – que pretende ignorar la lógica) apela a una definición que solo es posible a nivel descriptivo (conceptual) e ilógico.

          «No hay problema alguno» si tú, como persona dispuesta a ignorar la lógica, pretendes afirmar que tu axioma es posible. Para que tu argumento sea válido: o debes afirmar que no tiene lógica o que tiene una lógica «misteriosa» que «nadie puede comprender».

          Ya nos explicarás como resuelves tu incoherente razonamiento circular y por qué has tenido que apelar a tantas falacias.

          Ahora sí: No me extenderé más explicándote porqué dichas afirmaciones teológicas, a las que tú contradices, son intrínsecamente ilógicas y tambien apelan a falacias.

  5. Que buen razonamiento, me dejo deslumbrado. Ahora soy ATEO por la GRACIO DE DIOS. Si no hubiera Dios provisto a estos hombres con semejante razonamiento, bien podria yo abandonar mi fe. Pero entiendo que los ciegos no ven y son ciegos guias de ciegos. La FE debe ser razonada, SI EL ATEO A TRAVES DE ESTOS SESUDOS RAZONAMIENTOS LLEGO A LA CONCLUSION DE QUE DIOS NO EXISTE ni tiene esas cualidades ¿podria yo suponer que con semejante razonamiento el mundo esta de las mil maravillas, y que nosostros los humanos podemos construirnos?. La razon no es suficietne para explicar la vida-

    • Mezcla usted cosas que nada tienen que ver.

      1º.- Si la fe debe ser razonada ¿Para qué la necesita?

      2º.- ¿La confianza ciega (fe) de que las afirmaciones que le hicieron unos religiosos es un «don»? Vaya… ahora ser sesgado es una cualidad positiva y yo sin saberlo.

      3º.- ¿Es que todo el mundo razona igual? ¿Y qué tiene que ver que el mundo no esté a las mil maravillas con razonar de esta forma? Si el mundo está como está y no está a las «mil maravillas», teniendo en cuenta que el 80% de la población es religiosa, en algo habrá tenido que influir ¿no?

      4º.- ¿Quién ha dicho que podamos «construirnos»? ¿Es que es usted una pieza de LEGO?

      5º.- Pues hasta ahora, gracias a «la razón» hemos podido explicarla bastante mejor de lo que han hecho las religiones. Pero si no opina lo mismo, sea consecuente y no acuda jamás a la medicina basada en la biología. Mejor rece…

  6. ¿Si la gran mayoría de los homo sapíens sapiens creen en alguna forma de deidad, somos la minoría los mejores representantes de nuestra especie?
    Quizá los no creyentes seamos una mutación al margen de la humanidad.

  7. Yo sólo se,que en muchas tragedias,no se ha publicado que dios haya salvado a alguien…concuerdo en algo…si todos pensáramos y actuáramos por nuestra propia voluntad,sin necesidad de creer en un dios que nos limita o nos guíe…otro mundo sería…en todo caso…me han ayudado más las farmacias similares que una oración.

     

  8. Es simple…si dios puede terminarel mal,porque no lo hace?…si no quiere es porque no puede o simplemente no eexiste para hacerlo…en lo personal le tengo más fe a las farmacias similares que a una oración.

  9. Ateo agnóstico

    Estoy contigo no x que sea ateo, sino porque tratas de justificar tu punto. Yo creo en Dios pero deploro a los que creen solo por esa cosa que llaman fe, desterrando la razón.
    la mayoría de las paradojas que muestras son correctas, algunas son tautologías pero valen. Mi punto es el siguiente:
    tus paradojas pueden probar solo dos cosas
    – Dios no existe
    – Ni Dios es perfecto. la perfección es solo un artificio humano.
    ¿Por qué te inclinas por la primera, sin justificarte?
    yo llegue a la segunda racionalmente.

    • Por una razón muy simple: todas las paradojas se basan en la descripción que hace el religioso de esa entelequia llamada Dios (que extrae de su interpretación de los textos sagrados). En esa descripción también figura su absoluta perfección. ¿Bajo qué criterio le quita usted una cualidad al personaje en cuestión?

      Bajo mismo argumento, podría quitarle cualquiera del resto de cualidades y así solventar en cierta medida alguna de estas paradojas. Pero entonces no estaríamos hablando del mismo dios. El resto de religiones tienen distintos tipos de dioses, entre los cuales muchos no tienen tal cualidad. ¿Estamos debatiendo sobre esos dioses o sobre el del monoteísmo abrahámico? Decida.

      En el caso de que quiera afirmar que un dios existe, primero debe demostrar que este tienen todas las cualidades que se le atribuyen. Pero para poder asentar el punto 2 (que según usted, un dios no es perfecto) primero debería demostrar la existencia de ese dios. No hacerlo es simplemente buscar una excusa o justificación para los obvios errores y contradicciones que plantea la existencia del mismo.

  10. A= SIN TEO= DIOS QUE RAZON TENDRIAS AL ESTAR HABLANDO DE ALGUIEN QUE NO EXISTE.Y SI NO EXISTE COMO ES QUE HABLAS DE EL. Como podría creer en alguien contradictorio como tu que en ni uno de tus comentario esta fundamentado. Ya que la misma ciencia procede de el. Científicamente muchos acontecimientos de la Biblia están comprobados. Ciertamente la fe es la certeza y la convicción de creer en lo que no se ve, en eso esta basada nuestra firmeza x fe. Pero si no crees es tu decicion pues no hay. Más esperanza para ti. A donde irás a un cielo o a un infierno k no existe cuál será el sentido de tu existencia incertidumbre pues ahora bien tu tampoco existes.

  11. Es un razonamiento interesante,me gustaría seguir en esa línea:
    -Dios es omnipotente, por lo tanto puede crear una fuerza imparable.
    -Dios es omnipotente, por lo tanto puede crear un objeto inamovible.
    -Dios puede lanzar esa fuerza imparable contra ese objeto inamovible.
    ¿Qué pasaría entonces?. Es posible que exista una fuerza imparable y también es posible que exista un objeto inamovible pero lo que está claro es que ambos no pueden existir. Esto significa que nadie puede crear ambos y por ello que no existe la omnipotencia. No es posible que exista un dios omnipotente.

  12. Leí casi todo y leer los comentarios de las personas creyentes hace que se afiance mas la idea que tengo «un dios rigiendo la conducta de muchos, es tristemente un mal necesario».

    Dios es necesario los comentarios que vi de sus creyentes así lo confirman, imagina todos ellos sin tener normas espirituales y con la poca capacidad de razonar que tienen ¿Como estaría el mundo?

    Saludos.

    • Ha leído comentarios antiéticos de creyentes, motivados precisamente por sus creencias ¿y su conclusión es que se necesitan más creencias religiosas?

  13. soy ateo solo quiero compartir esta respuesta de la paradoja de roca gigante que encontré
    hay que admitir que fue una buena respuesta

    «Si Dios puede realizar todo, entonces Dios puede eliminar su propia omnipotencia. Si Dios puede eliminar su propia omnipotencia, entonces Dios puede crear una piedra muy grande, eliminar su omnipotencia, y luego entonces no ser capaz de levantar la piedra.»

    • Falla en un punto: si dios elimina su omnipotencia (dando igual si crea o no la roca después) entonces deja de ser omnipotente. Requisito fundamental para ser Dios es ser siempre omnipotente. Lo que los teólogos denominan como infinita omnipotencia. Ergo no puede eliminarla.

      De todas formas es una solución. Solo que con un resultado siempre negativo: un dios que puede dejar de ser dios y, lo que es peor, no poder volver a serlo (una vez perdida la omnipotencia no podría otorgársela de nuevo).

  14. Hola, me da mucho gusto que me aceptaran. Yo soy ateo, últimamente esta pregunta me viene dando vueltas la cabeza y es sobre la paradoja de la omnipotencia, existen refutaciones hacia las 5 vías de Santo Tomas de Aquino, el argumento cosmológico de Kalam y no voy a entrar en materia bíblica pues esta tiene aun mas incongruencias, pues todo bien hasta ahí.

    Pero últimamente me viene dando vueltas en la cabeza sobre “La paradoja de la omnipotencia”, e preguntado a varios grupos pero algunos creen que soy un “Cristiano encubierto” (Lo cual no es cierto) Otros me dicen que “Si fueras ateo no dudarías” (Lo cual es lamentable, dudar nos hace ateos de lo contrario seriamos como los religiosos aceptando argumentos ilógicos como verdades) Asi que no quiero que me respondan con esto, esto es con fines de que me puedan resolver una interrogante que me inquieta pues soy demasiado curioso para ignorar algo que está ahí encerrado en un rincón en mi mente
    .
    ¡En fin! Gracias por leerme, me gustaría ver que opinan y darme una respuesta pues mi intención es aprender más y no molestar, y lo que puedo decir que aun que algo suene lógico no significa que sea real esto se da como es la glándula pineal, la hipótesis del simio acuático y otro tipo de argumentos que suenen real pero no lo son.

    Todo comenzó cuando leí una página que refutaba la paradoja y esta decía así:

    LA PARADOJA DE LA OMNIPOTENCIA: APROVECHANDO UNA OBJECIÓN BURDA PARA DAR LUGAR A UNA COMPRENSIÓN MÁS PROFUNDA

    Por Dante A. Urbina en Preguntas y respuestas – 07/08/2017

    Pregunta “Hola, Dante. Soy creyente y estuve leyendo sobre la llamada ´paradoja de la omnipotencia´ (aquella de ‘¿Podría Dios crear una piedra tan pesada que ni siquiera Él mismo pudiera levantar?’) y he visto varias refutaciones teístas a la misma. Sin embargo, también he encontrado cuestionamientos ateos a esas refutaciones teístas y me gustaría conocer tu comentario al respecto.

    Los cuestionamientos son básicamente los siguientes:

    1) La apelación teísta de que la omnipotencia significa no que Dios puede hacerlo todo sino que puede hacer todo lo que es lógicamente posible es una redefinición arbitraria del término para escapar a la paradoja y, por tanto, implica una FALACIA DE HIPÓTESIS AD HOC.

    2) Sea que se apele a esa redefinición o a decir que la omnipotencia de Dios consiste en que puede hacer todo lo que no atente contra su propia naturaleza, la escapatoria resulta nula pues así también se podría decir que todos nosotros somos omnipotentes porque ninguno de nosotros puede hacer algo lógicamente imposible ni actuar contra su propia naturaleza.

    3) Pero incluso si se aceptase la redefinición como válida el problema no quedaría resuelto pues el crear algo tan grande que ni uno mismo pueda levantarlo no es algo lógicamente imposible. Todo lo contrario: es algo que podemos ver en nuestra experiencia cotidiana (uno, por ejemplo, puede construir una casa que, obviamente, no será capaz de levantar).

    4) No es válido apelar al concepto mismo de omnipotencia para resolver la paradoja pues ello implicaría caer en una tautología. La omnipotencia debe ser probada antes que supuesta”.

    PT – Perú

    Respuesta de Dante A. Urbina.

    Excelente. Desde ya felicito tu actitud de creyente intelectualmente honesto y sincero, la cual se evidencia en que has profundizado este tema y buscas un entendimiento sólido y claro al respecto.

    Efectivamente, la llamada “paradoja de la omnipotencia” se suele formular como “¿Podría Dios crear una piedra tan pesada que ni siquiera Él mismo pudiera levantar?” y con ella se intenta probar la no-existencia de Dios (al menos tal como lo define el teísmo clásico) apelando a que es imposible la existencia de un ser omnipotente pues, siguiendo con el ejemplo, si puede crear la piedra, ya no sería omnipotente al no poder levantarla, y, si no la puede crear, ya no sería omnipotente al no poder crear algo. En mi libro “¿Dios existe?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer” ya he dado refutación directa a ese pretendido argumento contra la existencia de Dios, así que aquí me limitaré a citar el párrafo de conclusión respectivo:

    “Hay que decir que TODO el ´argumento´ de la Omnipotencia se constituye como una FALACIA DE BLANCO MÓVIL ya que parte de un concepto de Omnipotencia que no es el teísta. En consecuencia, la pretendida PARADOJA DE LA OMNIPOTENCIA (con todo y el ejemplo de la roca) no es más que una FALACIA DE FALSO DILEMA originada por el error anterior. Y es que, como ya es costumbre con los intentos ateos por refutar la existencia de Dios, una falacia lleva a la otra y SE HUNDEN CADA VEZ MÁS EN UNA ESPIRAL DE FALACIAS…” (1).

    Pues bien, dando esto por sobreentendido, pasaré a interactuar con los puntos sobre los que solicitas mi comentario mostrando que esas que parecen objeciones más o menos inteligentes a primera vista, son en realidad bastante burdas. Entro en materia (seguiré el mismo orden y temática de los puntos presentados):

    1) Bien, la clásica réplica atea de que los teístas estamos realizando una redefinición arbitraria del concepto de omnipotencia para escapar a la objeción.

    Mi respuesta: la acusación de que los teístas caemos en una FALACIA DE HIPÓTESIS AD HOC a este respecto implica una FALACIA DE HOMBRE DE PAJA y/o una FALACIA DE PREMISA FALSA O INDEMOSTRADA por parte de los ateos. Y es que es simplemente mentira que aquí haya “redefinición” del concepto de omnipotencia. Por ejemplo, en mi mencionado libro defino, “sin darle mayores vueltas”, el referido concepto como “plenitud y totalidad del poder” (2).

    Como se puede ver, se trata de una definición bastante escueta ¡y en ningún momento requerí cambiarla luego para refutar la paradoja de la omnipotencia sino que EXPLÍCITAMENTE la usé para ello! Entonces se me dirá: “Bah, eso no cambia las cosas. Simplemente se trata de una definición que TÚ estás utilizando AHORA, pero no es algo general del teísmo”. Pero resulta que ese tipo de definición, JUNTO CON LA COMPRENSIÓN DE QUE LO CONTRADICTORIO NO ANULA LA OMNIPOTENCIA DIVINA PUESTO QUE SIMPLEMENTE NO TIENE SER EN CUANTO TAL (por ejemplo, un “círculo cuadrado” no representa ningún tipo de “algo”), ¡es lo que se ha usado siempre en el teísmo clásico! Así que no se trata de un invento AD HOC. Y eso lo he mostrado en mi libro ¿Dios existe? citando específicamente para refutar la paradoja de la omnipotencia al famoso apologista C. S. Lewis (3). “Pero, Dante, ¡C. S. Lewis es recién del siglo XX!”, se dirá. Está bien, vayamos más atrás: también está la cita de Santo Tomás de Aquino que puse en la misma sección (4). “Pero, Dante, Santo Tomás de Aquino es del siglo XIII”, insistirá un inconsistente para quien el Aquinate resulta “muy antiguo” cuando se trata de valorar su pensamiento pero al mismo tiempo “muy reciente” cuando se trata de acusar a los teístas de “redefinición”. Bien, entonces vamos al siglo IV con San Agustín cuya cita reproduzco aquí como evidencia: “Dios no puede morir o equivocarse. Cierto que no lo puede, pero si lo pudiera su poder sería, naturalmente, más reducido. Así que muy bien está que llamemos Omnipotente a quien no puede morir ni equivocarse. (…) Si esto tuviera lugar, jamás sería Omnipotente. De ahí que algunas cosas no le son posibles, PRECISAMENTE POR SER OMNIPOTENTE” (5).

    Estando, pues, ya esta comprensión del concepto de omnipotencia presente en los más grandes representantes del teísmo clásico (Santo Tomás de Aquino y San Agustín) ¡resulta una total estolidez decir que se está haciendo una “redefinición”! “Lo que sea, pero esa supuesta comprensión más sofisticada de la omnipotencia es un invento posterior de esos filósofos pues no aparece en la Biblia. ¡Jaque mate, cristiano!”, insistirá un obstinado. Bueno, más allá del hecho de que la Biblia no es un manual de definiciones filosóficas, de modo que sería impertinente tratarla de ese modo; hay que decir en ese contexto que, como todo teísta cristiano sabe O DEBERÍA SABER, para interpretar correctamente la Biblia se la debe tomar en su conjunto y no en términos de pasajes aislados. Pues bien, dado ello, resulta que… ¡hay pasajes de la Biblia que muestran una comprensión de la omnipotencia divina que se corresponde perfectamente con la de Aquino y Agustín! Por ejemplo, en Hebreos 6:18 se menciona que “es imposible que Dios mienta”. “Bah, pero ese es el Nuevo Testamento, ¿por qué no usas el Antiguo si es que no hay redefinición alguna?”, podría insistir alguno frente a cuya testarudez uno ya no sabría si reír o llorar. Pero démosle gusto a este hipotético testarudo. En 1 Samuel 15:29 se explica que no cabe en Dios mentir ni arrepentirse “porque Él no es hombre para que cambie de propósito”.

    Y ahora el “golpe final”: la etimología. Si alguien nos acusa de redefinir arbitrariamente una palabra la mejor forma de refutarlo es yendo al origen mismo de esa palabra. Pues bien, la palabra “omnipotencia” viene del latín, específicamente de los vocablos OMNI, que significa “totalidad” o “todo”, y POTENS, que significa “poderoso” o “poder”. Ergo, definir la omnipotencia como “plenitud y totalidad del poder”, tal como aparece en mi libro, en lugar de un simplón “poder hacer cualquier cosa (incluyendo absurdos y tonterías)”, es lo más cercano al origen mismo de la palabra y dicha definición es consistente con la solución dada a la paradoja de la omnipotencia y con los pasajes bíblicos citados pues si Dios no puede mentir ni cambiar de propósito es PRECISAMENTE porque si lo hiciera no estaría demostrando la PLENITUD Y TOTALIDAD del poder sino más bien DEFICIENCIA DE PODER. Frente a estas evidencias, quien siga clamando “¡Redefinición ad hoc!” solo lo podría hacer por ignorancia o malicia.

    2) Con la frase “todos nosotros somos omnipotentes porque ninguno de nosotros puede hacer algo lógicamente imposible ni actuar contra su propia naturaleza” se pretende hacer quedar en ridículo a la respuesta teísta a la paradoja de la omnipotencia, pero en realidad ¡lo único que queda en ridículo es tal réplica atea! Y es que hay que ser (¿cómo decirlo para que no suene “feo”?) muy “limitado de mente” para confundir “Poder hacer todo lo lógicamente posible” (proposición 1) con “No poder hacer lo lógicamente imposible” (proposición 2). ¡Son cosas distintas! Por ejemplo, yo no puedo hacer cosas lógicamente imposibles como dibujar un “círculo cuadrado” ¡pero eso no implica que sea capaz de hacer todo lo lógicamente posible! No puedo, por mencionar algo, llegar de un solo salto a Neptuno a pesar de que ello NO SEA LÓGICAMENTE IMPOSIBLE (tal vez podría ser EMPÍRICAMENTE IMPOSIBLE, pero no lógicamente).

    En otras palabras, todos estamos sujetos a la proposición 2 pero al mismo tiempo ninguno de nosotros es capaz de cumplir con lo de la proposición 1 así que es una tremenda estolidez (y obvia FALACIA DE HOMBRE DE PAJA) el pretender ridiculizar la respuesta teísta como si implicara que “todos somos omnipotentes”. Y lo mismo vale para aquello de que “ninguno de nosotros puede (…) actuar contra su propia naturaleza”. Se trata de un principio al que estamos sujetos todos los seres ¡pero eso no nos hace omnipotentes! ¿Por qué? Debería ser OBVIO: porque nuestras naturalezas no abarcan la plenitud y sustento mismo del ser (que es el que constituye cualquier tipo de poder). Eso es EXCLUSIVO del Ser Subsistente, es decir, de Dios. Así, es propio del ser de Dios la “plenitud y totalidad del poder” y si hay algo que contraviene su naturaleza ¡es porque contraviene también al poder en sí mismo! De este modo, si Dios hiciera algo contra su naturaleza, como equivocarse, ello no demostraría más poder sino MENOS PODER. Así que el que Dios “no pueda” hacer cosas fuera de su naturaleza ¡es demostración de poder! Caso distinto es con nosotros. El que no sea propio de nuestra naturaleza el poder llegar de un solo salto a Neptuno no es una demostración de poder sino de FALTA DE PODER.

    3) Decir que “el crear algo tan grande que ni uno mismo pueda levantarlo no es algo lógicamente imposible” apelando a que lo “podemos ver en nuestra experiencia cotidiana (uno, por ejemplo, puede construir una casa que, obviamente, no será capaz de levantar)” es una total FALACIA DE FALSA ANALOGÍA y también una FALACIA NON SEQUITUR.

    En efecto, no es un imposible lógico que yo pueda construir una casa que no sea capaz de levantar PERO DE ELLO NO SE SIGUE NECESARIAMENTE LO MISMO PARA UN SER OMNIPOTENTE. Para mostrarlo con claridad y contundencia partiré de la consabida pregunta de la paradoja de la omnipotencia, a saber, “¿Podría Dios crear una piedra tan pesada que ni siquiera Él mismo pudiera levantar?”, y la despojaré de elementos coyunturales (en este caso, la piedra). Así, la formulación en términos lógicos puros sería: “¿Podría un ser omnipotente generar algo que no sea capaz de hacer?”. Pero esto es equivalente a “¿Podría un ser que tiene por esencia la plenitud y totalidad del poder hacer de por sí algo que implique una limitación y falta de totalidad de ese poder?”. En otras palabras:

    “¿PODRÍA UN SER OMNIPOTENTE NO SER OMNIPOTENTE?”.

    De este modo, desnudando a la paradoja de sus atavíos distractivos, queda en evidencia que ¡EL ABSURDO Y CONTRADICCIÓN NO RADICA EN EL CONCEPTO DE OMNIPOTENCIA SINO EN LA PREGUNTA RETÓRICA DE CUESTIONAMIENTO A LA MISMA!

    4) Se dice que “no es válido apelar al concepto mismo de omnipotencia para resolver la paradoja pues ello implicaría caer en una tautología”.

    Pues bien, acepto que resolver la paradoja de la omnipotencia implica tautología (que NO ES una falacia), pero ello no es culpa del teísta ¡SINO DEL ATEO POR FORMULAR UNA PREGUNTA TONTA! En efecto, como hemos visto, despojada de disfraces como el ejemplo de la piedra, la paradoja de la omnipotencia en términos puros pregunta: “¿PODRÍA UN SER OMNIPOTENTE NO SER OMNIPOTENTE?”. Si frente a ello yo respondo: “¡PUES OBVIAMENTE QUE UN SER OMNIPOTENTE NO PUEDE NO SER OMNIPOTENTE POR EL MISMO HECHO DE QUE ES OMNIPOTENTE!”, ello es una tautología (simple reafirmación de información ya conocida) pero no es mi “culpa” pues ¡frente a una pregunta tan obvia solo cabe una respuesta obvia! Y nótese como esto a su vez deja “sin piso” a la acusación de “redefinición” pues lo único que se está haciendo es reafirmar el concepto inicial, NO CAMBIARLO. Pero entonces se insistirá en que para resolver la paradoja no se puede ni siquiera apelar al concepto de omnipotencia ya que esta “debe ser probada antes que supuesta”. ¡Pero eso sería un total absurdo!

    ¿CÓMO SE PUEDE PRETENDER QUE SI SE NOS CUESTIONA LA COHERENCIA DE UN CONCEPTO ¡NO PODAMOS NI SIQUIERA USAR ESE CONCEPTO PARA RESOLVER EL CUESTIONAMIENTO!?

    Es como cuando hay ateos que cuestionan a creyentes cristianos con la Biblia ¡y luego se quejan de que estos creyentes usen la misma Biblia para refutar el cuestionamiento! Y es que cuando el teísta usa el concepto de omnipotencia para refutar la paradoja lo que en realidad está haciendo es GANARLE AL ATEO EN SU PROPIO JUEGO.

    En efecto, en este contexto, no es el teísta el que arbitrariamente, “de la nada”, introduce el concepto de omnipotencia sino que es EL ATEO quien lo hace. Es el ateo quien, al formular la paradoja, comienza diciendo algo como: “¿Podría UN SER OMNIPOTENTE…?”. Por tanto, el teísta, al apelar al correcto entendimiento del concepto de omnipotencia, está tomando el mismo punto de partida que el ateo y mostrándole que no deviene en inconsistencia. Ni siquiera necesita demostrar la existencia real de un ser que se corresponda con el concepto porque aquí el argumento ateo es que EL CONCEPTO DE OMNIPOTENCIA EN SÍ MISMO es absurdo, así que basta con asumir EL SOLO CONCEPTO para demostrarle que no. Con ello queda refutado ese argumento en contra de la existencia de un ser omnipotente pero, por supuesto, de allí no estoy infiriendo que ya con eso queda demostrada la existencia de tal ser (si alguien me acusara de esto, me estaría difamando). Creo que se puede inferir de modo racional la existencia de un ser omnipotente PERO POR OTROS MÉTODOS. Básicamente mi metodología es la siguiente:

    1) demuestro que por necesidad lógica el Ser Subsistente (Dios) debe ser omnipotente;

    2) desarrollo argumentos que, partiendo de aspectos del mundo real, llegan a la conclusión racional de que realmente debe existir un Ser Subsistente;

    3) por tanto, de (1) y (2) llego a que realmente debe existir el ser omnipotente.

    Así que dentro de mi metodología (que puede verse desarrollada en detalle a lo largo de mi libro ¿Dios existe?) puedo probar el concepto de omnipotencia antes que suponerlo. Pero, como se vio, ni siquiera ello es necesario para dejar bien refutado este argumento ateo. En suma, es de verdad gracioso: hay ateos que pretenden cerrar todas las supuestas “escapatorias” teístas a la paradoja de la omnipotencia, pero en ello, luego de haber “corrido” rápidamente con diversas falacias, terminan encontrándose con múltiples “callejones” sin salidas. Por tanto, queda en evidencia que las referidas réplicas ateas a las respuestas teístas a la paradoja de la omnipotencia solo constituyen en conjunto una objeción burda. Pero en todo caso resulta beneficioso interactuar con ello pues así más teístas (y, esperemos, también ateos) pueden tener una comprensión más profunda de la noción de omnipotencia.

    • Con respecto al comentarista:

      «1) La apelación teísta de que la omnipotencia significa no que Dios puede hacerlo todo sino que puede hacer todo lo que es lógicamente posible es una redefinición arbitraria del término para escapar a la paradoja y, por tanto, implica una FALACIA DE HIPÓTESIS AD HOC.«

      Una hipótesis ad hoc (como puede observarse en cualquier diccionario que la defina), es «es una hipótesis propuesta para explicar un hecho que contradice una teoría, es decir, para salvar una teoría de ser rechazada o refutada por sus posibles anomalías y problemas que no fueron anticipados en la manera original

      Para hipotesis ad hoc el afirmar que un dios, del que no se tienen evidencias de su existencia, es de tal o cual forma, en este caso omnipotente (tal y como sostiene la religión) sin tener forma alguna de comprobarlo y, cuando se expone la incoherencia de tal apelativo, afirmar que esta no tiene por qué acogerse a la lógica. Por no mencionar que se comete una falacia en la afirmación de tal creyente, cuando este ignora que quienes afirman esto (personas) están sujetos a los procesos lógicos y son ellos, quienes afirman que su dios existe y es omnipotente, quienes deben demostrar tal premisa.

      Lo que está haciendo aquí este comentarista se reduce, básicamente, a querer eludir aquello que debería hacer: demostrar que las cualidades que este se ha inventado para su personaje son lógicas o se pueden sustentar en la razón.

      «2) Sea que se apele a esa redefinición o a decir que la omnipotencia de Dios consiste en que puede hacer todo lo que no atente contra su propia naturaleza, la escapatoria resulta nula pues así también se podría decir que todos nosotros somos omnipotentes porque ninguno de nosotros puede hacer algo lógicamente imposible ni actuar contra su propia naturaleza.«

      Quien está apelando a redefinir «omnipotencia» es él y sólo para, como he explicado, eludir que es él (humano) quien debe demostrarnos al resto (humanos) que es lógica tal cualidad, que puede existir o que, en última instancia, es aplicable al personaje que describen.

      Y claro que la escapatoria es nula. Lo que sucede es que su conclusión y correlación «si dios no puede escapar a su omnipotencia por su naturaleza y nosotros tampoco, ergo somos omnipotentes» es falaz. Establece una correlación «no poder escapar a la naturaleza intrínseca de cada uno» con «omnipotencia» que no está justificada. Sabemos que no somos omnipotentes porque no podemos escapar a nuestra naturaleza. La afirmación de que puede existir un ser omnipotente la debe demostrar quien la afirma. No lo han hecho mediante evidencias empíricas y cuando se pretende que lo razonen, como en este caso, pretenden esquivar el dar dichas razones bajo el argumento de que ese personaje, del cual no tienen evidencias más allá de las que ellos imaginen, está por encima de todo, incluida la incoherencia que estos han descrito para definirlo.

      «3) Pero incluso si se aceptase la redefinición como válida el problema no quedaría resuelto pues el crear algo tan grande que ni uno mismo pueda levantarlo no es algo lógicamente imposible. Todo lo contrario: es algo que podemos ver en nuestra experiencia cotidiana (uno, por ejemplo, puede construir una casa que, obviamente, no será capaz de levantar).«

      El problema es que uno (humano), quien construye una casa (en su ejemplo), no es omnipotente. A menos que este quiera reducir la omnipotencia a simplemente «poder» hacer cosas que entren dentro de sus limitaciones. ¿No se supone que ese personaje no tiene limitaciones, según afirman ellos?

      Lo irónico es que, como no puede demostrar la coherencia de la omnipotencia, inconscienteente, ha tenido este comentarista que limitarla y redefinirla.

      Un humano, por otra parte, no puede «crear» algo desde la nada (que es lo que podría hacer uno siendo «omnipotente»). Lo que hace un humano no es «crear» casas sino diseñarlas y construirlas apilando bloques que ya existen. Es él quien pretende, en su comparación Dios/humanos, otorgarle los mismos atributos a ambos. Si los humanos fueramos omnipotentes podríamos levantarlas. Esa es la diferencia.

      Tanto el comentarista, como el apologista al que habla (Dante A. Urbina), muy encantados de lamerse el culo el uno al otro, no se han dado cuenta de que necesariamente deben limitar la omnipotencia para intentar darle una explicación. Lo cual no soluciona la paradoja.

      En resumen y simplificado: están redefiniendo «omnipotencia» limitándola (como han intentado hacer muchos comentaristas en este hilo) para poder exponer ejemplos de porqué, según ellos, es posible como cualidad de su perosnaje mitológico favorito.

      Utbina, quien no pierde tiempo es dar publicidad a su libro (con título sensacionalista que busca el clicbait), dice esto:

      «En mi libro “¿Dios existe?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer” ya he dado refutación directa a ese pretendido argumento contra la existencia de Dios, así que aquí me limitaré a citar el párrafo de conclusión respectivo:

      “Hay que decir que TODO el ´argumento´ de la Omnipotencia se constituye como una FALACIA DE BLANCO MÓVIL ya que parte de un concepto de Omnipotencia que no es el teísta. En consecuencia, la pretendida PARADOJA DE LA OMNIPOTENCIA (con todo y el ejemplo de la roca) no es más que una FALACIA DE FALSO DILEMA originada por el error anterior. Y es que, como ya es costumbre con los intentos ateos por refutar la existencia de Dios, una falacia lleva a la otra y SE HUNDEN CADA VEZ MÁS EN UNA ESPIRAL DE FALACIAS…” (1).

      «

      Para empezar, una falacia de blanco movil se produce cuando el orador va modificando, implícita o explícitamente, la afirmación que hace, según va encontrando dificultades en defenderla. No tiene nada que ver con si el concepto de omnipotencia es o no teista. Por otro lado, ¿a qué carajos se refiere con «concepto teista»? Algo es «omnipotente» o no, dentro del ámbito especulativo (que es el único donde la religión se mueve), independientemente de si este algo es un dios, un hada, o cualquier personaje o cosa que uno quiera inventarse. Lo que por lo visto intenta dar a entender Urbina es que, como dije, la definición de «omnipotencia» puede ajustarse a según qué cosas.

      Una falacia de blanco móvil es afirmar, por ejemplo que «dios ha creado el universo», que a uno le pregunten cómo es esto posible, decir que porque una de sus cualidades es la omnipotencia y cuando refutan tal cualidad por su incoherencia interna, decir que esta «omnipotencia» significa otra cosa distinta según a qué se emplee y que su personaje no tiene por qué atenerse a la incoherencia de dicho concepto porque está por encima de la lógica.

      Urbina pretende alegar que el resto cometemos falacias mencionando cuales cuando ni si quiera sabe qué definición tienen dichas falacias. Una falacia de falso dilema se produce cuando se plantea una situación en la que se presentan dos puntos de vista como las únicas opciones posibles. Tanto Urbina como su compi de creecias en ningún momento demuestran que algo o «alguien» pueda ser omnipotente. Mucho menos, a lo largo de ese texto, demuestran que el concepto omnipotencia es racional o lógico. Se limitan, única y exclusivamente, a intentar vender la idea de que su dios está por encima de su propia naturaleza con ejemplos bastante absurdos e incoherentes.

      Ya no es que las cualidades de ese personaje caigan en paradojas y sean incoherentes, es que quienes afirman existe y las tiene lo son. Sólo hay que ver cómo intentan eludir el responder alegando simplemente, como argumento, que la formulación de tal paradoja es «una tontería»:

      4) Se dice que “no es válido apelar al concepto mismo de omnipotencia para resolver la paradoja pues ello implicaría caer en una tautología”.

      Pues bien, acepto que resolver la paradoja de la omnipotencia implica tautología (que NO ES una falacia), pero ello no es culpa del teísta ¡SINO DEL ATEO POR FORMULAR UNA PREGUNTA TONTA!

      ¿Habrá que creerles porque lo dicen en mayúsculas?

      Intenta además escapar recurriendo a que si no responden es porque la piedra está sobre el tejado del «ateo»:

      «¿CÓMO SE PUEDE PRETENDER QUE SI SE NOS CUESTIONA LA COHERENCIA DE UN CONCEPTO ¡NO PODAMOS NI SIQUIERA USAR ESE CONCEPTO PARA RESOLVER EL CUESTIONAMIENTO!?

      Es como cuando hay ateos que cuestionan a creyentes cristianos con la Biblia ¡y luego se quejan de que estos creyentes usen la misma Biblia para refutar el cuestionamiento! Y es que cuando el teísta usa el concepto de omnipotencia para refutar la paradoja lo que en realidad está haciendo es GANARLE AL ATEO EN SU PROPIO JUEGO.

      En efecto, en este contexto, no es el teísta el que arbitrariamente, “de la nada”, introduce el concepto de omnipotencia sino que es EL ATEO quien lo hace. Es el ateo quien, al formular la paradoja, comienza diciendo algo como: “¿Podría UN SER OMNIPOTENTE…?”.«

      1º.- Cuando los ateos usamos la Biblia para cuestionarla, cuestionamos lo que se afirma en ella. Por eso es absurdo apelar al mismo libro donde se reaiza la afirmación que se pone en cuestión. Si mañana un grupo de personas dijera creer que existe el mundo mágico de Harry Potter, que es real lo que se afirma en la saga, porque lo dicen los libros de Rowling y critico que, por ejemplo, en Harry Potter se realizan cosas imposibles como atravesar paredes o volar con escobas, siguiendo el mismo argumento de Urbina esto sería posible porque en Harry Potter se realizan hechizos y porque, dentro de la literatura a la que apelan, la magia existe y es posible. ¿?

      2º.- Dice que «no es el teísta el que arbitrariamente, “de la nada”, introduce el concepto de omnipotencia sino que es EL ATEO quien lo hace». Debe ser que somos nosotros, los ateos, quienes nos hemos inventado a ese personaje y escrito los textos sagrados. Porque, que yo sepa, son ellos quienes describen la omnipotencia en su queridísima Biblia y son ellos quienes le otorgan, basándose en esos relatos, tales atributos.

      3º.- Ni si quiera acierta en quien formuló tal paradoja: Epicuro, para desgracia de lo que sostiene este apologista tan dado a las mayúsculas, era deista. O sea, que ni si quiera deviene de un ateo sino de un filósofo griego que, además, era politeísta. El caso es que para cualquiera con un mínimo de objetividad, lo que importa no es quien diga qué sino qué es lo que se dice y si lo que se afirma tiene sentido o puede demostrase.

      Si según Urbina los religiosos (ya sean los autores bíblicos o quienes les creyeron y propagaron intentado justificarlos) no son quienes «de la nada» sacan sus conclusiones ¿significa eso que han observado a un «ser» con tales atributos? Primera noticia que tengo. Porque, de momento, el monoteísmo que tanto defienden estos apologistas todavía no ha mostrado evidencias de la existencia de su deidad. Esa a la que, sin tener dichas evidencias, le adjudica atributos como este aún cuando son imposibles y hacen a su amigo ficticio algo totalmente incoherente.

      El querer redefinir este atributo para transformarlo en algo sin sentido ya lo hizo Aquino en su momento y desde entonces no han faltado quienes le han seguido el juego empleando el mismo argumento falaz.

      En resumen (tal y como se lo he explicado por Facebook):

      La lógica la deben aportar quienes afirman que existe ese personaje, que tiene tal atributo y afirman existe dicho atributo. Decir que ese personaje está fuera de la lógica es falaz: es eludir querer razonar alegando que la razón recae sobre lo que se razona.

      Sobre que «Dios no puede levantar una roca por que esta es física«, esto carece de sentido: Si se puede hacer todo (omnipotencia) levantar una roca también. Por otro lado, eludir responder a la paradoja planteada alegando que la roca es algo físico y ese dios no, es también falaz: según ellos ese dios interactúa con lo físico. ¿O lo hace para según qué cosas y situación?

      A lo largo del texto de Urbina que usted ha copiado, tanto él como su seguidor intentan eludir responder, como dije, y lo hacen además justificándose en cosas bastante absurdas, incoherentes y contradictorias (como ya le he expuesto). Por lo visto es omnipotente o sólo potente cuando a ellos más les conviene.

      Lo único que veo en ese texto es a dos creyentes religiosos intentando eludir la carga de la prueba y a uno de ellos, además, promocionando la venta de su libro de una apologética bastante pobre y pueril.

Responder a Charles Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ateoyagnostico.com .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ateoyagnostico.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.