InicioAnálisis del CoránIslamismoLa falacia “islamofóbica”. No existen los “islamistas radicales”, los “moderados” son iguales

Comentarios

La falacia “islamofóbica”. No existen los “islamistas radicales”, los “moderados” son iguales — 2 comentarios

  1. Charly Hebdo es un ejemplo perfecto de incorrectismo político, perfecto en una sociedad que verdadramente se precie de ser laica. Es un acto de liberalidad en un sentido fundamentalmente político. Un acto que enriquece la sociedad y a mi como individuo.

    No es de extrañar que tenga enemigos en ambos lados del espectro judeocristiano.

    Lo primero que una tiranía elimina de plano es el humor, como bien lo define Eco en la forma de Jorge de Burgos (y era español para más perfidia).

    Sin embargo una cosa es la crítica acerva, despiadada respaldada en la lógica y el análisis, y otra la personalización del ataque.
    Digamos atacar a la golfa de al lado porque es una creyente. Eso no es incorrectismo político. Es simplemente grosería sin ninguna utilidad. Es un asunto en negativo del caso aquel en que un evangélico se te cruza en el camino para I crearte por cómo te vistes o de la influencia maligna que ejerce por diferir de su criterio o de su propia estética.

    No me queda claro como decirle estúpida a mi abuela de 80 años por ser creyente y fanática me pueda ayudar o disminuir mis dudas.

    • Me saca usted a Charlie Hebdo como ejemplo y luego me viene con que Sin embargo una cosa es la crítica acerva, despiadada respaldada en la lógica y el análisis, y otra la personalización del ataque.”. Me da a mi que, más allá de lo poco que ha visto de Hebdo en los medios a raíz de los ataques, no conoce usted bien la revista.

      En esa revista que usted usa como ejemplo antónimo a esta web para así poder criticarme, esa que usted describe como un “perfecto de incorrectismo político, perfecto en una sociedad que verdadramente se precie de ser laica” repleta de «críticas acervas, despiadadas respadadas en la lógica y el análisis» y que «enriquece la sociedad» y le «enriquece a usted como individuo» también se hacía (y se sigue haciendo) una “personalización del ataque“.

      Aquí tiene unos cuantos ejemplos. Hebdo puede llamar, por ejemplo, nazis a los texanos afectados por el Harvey pero yo soy quien tiene que ser “políticamente correcto” para agradarle a usted. Insisto ¿a qué viene si tanto le desagrada mi tono? ¿A qué viene a esta web si la considera tan fútil?

      No me queda claro como decirle estúpida a mi abuela de 80 años por ser creyente y fanática me pueda ayudar o disminuir mis dudas.

      Tampoco, se ve, le queda claro qué es la libertad de expresión, que pretende imponer cómo y qué se debe decir a alguien que dice idioteces simplemente porque las cree. Además ¿Qué clase de ejemplo falaz es ese? ¿Está intentando decir que mi objetivo, por llamar borregos o imbéciles a quienes estafan y mienten a otros simplemente porque lo creen, es “disminuir mis dudas”? Yo no tengo dudas: quienes estafas y mienten no me merecen ningún tipo de respeto. Por cierto ¿es que su abuela va también por ahí, por ejemplo, cobrando dinero por decir que con la fe puede curar? ¿va diciendo por ahí que los homosexuales son unos enfermos o que los infieles merecen la muerte e incluso torturas eternas por no creer lo mismo que ella? Porque si es así, lo siento, pero con “estúpida” incluso se está usted quedando corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.