El hecho que un creyente pueda ser más feliz que un escéptico es tan cierto como decir que el borracho es más feliz que el hombre sobrio. George Bernard Shaw

Las perlas machistas de Lutero

¿Qué se podría esperar de alguien que ha tenido como base moral un libro como la Biblia? Pues, lo que lleva sucediendo desde la fundación del monoteísmo: gente que tiende siempre a tener el mismo tipo de ideología. A saber, un pack de homofobia y machismo, independientemente de la época en la que ha nacido. Les pasó a miles de monoteístas abrahámicos ¿cómo no le iba a suceder a uno de los padres de la reforma protestante? En este artículo vamos a ver las perlas machistas que este "buen cristiano", Martín Lutero, nos quiso regalar.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Los diez mandamientos están hechos para cerebros aburridos. Los primeros cinco son exclusivamente para el beneficio de los curas y sus poderes; los segundos cinco son medias verdades, ni completas ni adecuadas. Robert A. Heinlein
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

¿Qué se podría esperar de alguien que ha tenido como base moral un libro como la Biblia? Pues, lo que lleva sucediendo desde la fundación del monoteísmo: gente que tiende siempre a tener el mismo tipo de ideología. A saber, un pack de homofobia y machismo, independientemente de la época en la que ha nacido. Les pasó a miles de monoteístas abrahámicos ¿cómo no le iba a suceder a uno de los padres de la reforma protestante?

En este artículo vamos a ver las perlas machistas que este «buen cristiano«, Martín Lutero, nos quiso regalar.

Nota:  Todo lo que van a ver son las palabras de Martín Lutero. Muchas de ellas fueron recogidas en el libro The Table Talk of Martin Luther. Las declaraciones de Lutero que recoge Table-Talk («TR» o Tischreden en alemán) aunque fueron retiradas en algunas de las traducciones de sus obras son consideradas por la mayoría de eruditos de Lutero como sus palabras.

«las niñas empiezan a caminar y a hablar antes que los niños porque la maleza crece siempre más rápido que las buenas semillas»

Fuente: Table Talk, 1533 (Starr, 1991, p. 36)

“Dios creo a Adán dueño y señor de todas las criaturas vivientes, pero Eva lo estropeó todo”

Fuente: Table Talk, WA TR 2847b (WA TR 3, 26)

Nota: eso, según la traducción de William Hazzlit.

Dios hizo a Adán el señor de todas las criaturas para que pudiera gobernar a todos los seres vivos. Pero cuando Eva lo convenció de que él era un señor por encima de Dios, así lo arruinó todo.

Según la p. 197 de Lutero sobre las mujeres: un libro de consulta 

Los hombres tienen pechos anchos y caderas estrechas; por eso tienen sabiduría. Las mujeres tienen pechos estrechos y caderas anchas. Las mujeres deben ser domésticas; la creación lo revela, porque tienen anchos traseros y caderas, por lo que deben quedarse quietas.

Fuente: WA, TR I, no. 55, p. 19 ; cf. Traducción de Hazlitt-Chalmers, p. 299

No hay un vestido que se adapte tan mal a una mujer o doncella como querer ser inteligente.

Fuente: WA, TR II, no. 1555, p. 130]

Martin Lutero se rió de su esposa (Katharina von Bora) porque según él quería ser inteligente, y dijo:

“Dios creó al hombre con un cofre ancho, no con caderas anchas, para que en esa parte de él pueda ser sabio; pero esa parte de la cual sale la suciedad es pequeña. En una mujer esto se invierte. Por eso tiene mucha inmundicia y poca sabiduría «.

Fuente: WA, TR II, no. 1975, p. 285

. . . cuando las mujeres hablan bien, no es loable. Les conviene tartamudear y no poder hablar bien; Eso las adorna mucho mejor.

Fuente: WA, TR IV, no. 4081, pp. 121-122

. . . lo que entra por las orejas de las mujeres vuelve a salir por la boca. Por esa razón, un secreto debe ser confiado solo a una mujer muerta.

Fuente: WA, TR IV, no. 4434, p. 311 (citado en Susan C. Karant-Nunn y Merry E. Wiesner-Hanks [editores y traductores], Luther on Women: a Sourcebook , Cambridge University Press, 2003, pp. 28-30)

Aunque a las mujeres les da vergüenza admitir tales cosas, tanto la Escritura como la experiencia enseñan que entre muchos miles no hay nadie a quien Dios dé la gracia de mantener la castidad pura. Una mujer no tiene el poder [para hacer esto] ella misma.

Fuente: Carta a las Tres Monjas, Wittenberg, 6 de agosto de 1524, WA, BR III, no. 766, pp. 326-328; en Karant-Nunn y Wiesner-Hanks, ibid ., Pág. 141)

Una mujer no es creada para ser virgen, sino para tener hijos. En Génesis 1, Dios no estaba hablando solo con Adán, sino también con Eva cuando dijo: «Sé fructífero y multiplícate», como lo demuestran los órganos sexuales femeninos del cuerpo de una mujer, que Dios ha creado por esta razón. Y esto no solo se dijo a una o dos mujeres, sino a todas, sin excepciones. . . .

Cuando maldijo a Eva, no tomó su cuerpo femenino ni sus órganos sexuales femeninos; Él . . . dijo: «Te daré muchos problemas cuando quedes embarazada». Esta miseria no solo fue prometida a una o dos mujeres, sino a todas ellas. Las palabras suenan como si Dios supiera que todas las mujeres quedarían embarazadas y llevarían esta maldición, excepto aquellas que Él mismo exceptuó. Contra esto, no se pueden mantener juramentos ni acuerdos, porque es la palabra y el poder de Dios. . . . si fuera posible y santo cumplir con cualquier juramento que hicieras, entonces podrías jurar que te convertirías en la Madre de Dios, como María.

Fuente: Una carta abierta a Leonard Koppe, «Por qué se permite a las vírgenes abandonar el convento de una manera piadosa» 1523, WA XI, pp. 398-399; en Karant-Nunn y Wiesner-Hanks, ibid ., P. 140

Porque la mujer parece ser una criatura algo diferente del hombre, en el sentido de que tiene miembros diferentes, una forma variada y una mente más débil que el hombre. Aunque Eva era una criatura excelente y hermosa, como Adán en referencia a la imagen de Dios, es decir, con respecto a la justicia, la sabiduría y la salvación, ella era una mujer. Porque como el sol es más glorioso que la luna, aunque la luna es un cuerpo de lo más glorioso, así también la mujer, aunque fue una obra de Dios de lo más hermosa, no igualó la gloria de la criatura masculina.

Fuente: Comentario sobre Génesis, Capítulo 2, Parte V, 27b. 

En el Paraíso, la mujer habría sido una ayuda solo para un deber. Pero ahora ella también es, y en su mayor parte, un antídoto y un medicamento; Difícilmente podemos hablar de ella sin vergüenza, y seguramente no podemos usarla sin vergüenza. La razón es el pecado. . . Estamos en el estado de pecado y de muerte; por lo tanto, también sufrimos este castigo, que no podemos hacer uso de la mujer sin la horrible pasión de la lujuria, y, por así decirlo, sin epilepsia…

Fuente: Comentaro sobre Génesis , LW, vol. 1, 118-119; en Karant-Nunn y Wiesner-Hanks, ibid ., P. 147

“La regla permanece con el esposo, y la esposa está obligada a obedecerlo por orden de Dios. Él gobierna el hogar y el estado, libra guerras, defiende sus posesiones, labra el suelo, las construcciones, las plantas, etc. La mujer, por otro lado, es como un clavo clavado en una pared. Ella se sienta en casa, y por esta razón, Pablo, en Tito 2: 5, la llama ‘la cuidadora de la casa’. Los paganos la han representado como Venus, de pie sobre una concha, porque así como un caracol lleva consigo su casa, la esposa debe quedarse en casa y cuidar los asuntos de la casa, como alguien que ha sido privado de la capacidad de Administrando aquellos asuntos que concernían al estado. Ella no va más allá de su persona más personal; deberes «.

Fuente: Comentario sobre Génesis.

¿Y quién puede enumerar todas las ideas estúpidas, ridículas, falsas, vanas y supersticiosas de este sexo seductor? Desde la primera mujer, Eva, se originó que debían ser engañadas y consideradas un hazmerreír.

Fuente: Sermón sobre los Diez Mandamientos, 1516, WA I, p. 407; en Karant-Nunn y Wiesner-Hanks, ibid ., P. 231

«El pecado no puede apartarte de Cristo, ni aunque cometas adulterio cien veces al día y la misma cantidad de asesinatos.»

Fuente: Carta a Melanchton, 1 de agosto de 1521

La palabra y las obras de Dios son bastante claras, que las mujeres fueron hechas para ser esposas o prostitutas».

Fuente: Obras 12.94 (según Peter F Wiegner).  En realidad, 28.5 (Comentario de Lutero en 1 Corintios 7).

Nota: Según los apologistas protestantes la frase está sacada fuera de contexto. Bien, la frase, en su contexto, es esta:

Estos compañeros ven el estado del matrimonio como una cosa humana presuntuosa y superflua que uno podría prescindir y prescindir, al igual que puedo prescindir de una chaqueta o abrigo adicional. Luego llenan el mundo con sus insensatos y blasfemos de garabatos y chillidos contra el estado de casados, aconsejando a todos los hombres en contra de él, aunque ellos mismos sienten, y demuestran abundantemente por sus acciones, que no pueden prescindir de las mujeres, ya que éstas fueron creadas específicamente para el matrimonio; en cambio corren detrás y la peste a sí mismos con el día y la noche putas.

Pero como la obra y la Palabra de Dios nos miran fijamente a la cara, declarando que las mujeres deben ser usadas para el matrimonio o para la fornicación, estos pretendientes paganos deben cerrar sus blasfemas y dejar la Palabra de Dios y trabajar sin críticas ni trabas; A menos que ellos quieran enseñarnos de acuerdo con su famosa sagacidad y en contra de Dios, todas las mujeres deben ser estranguladas o desterradas. Esto haría a un buen tonto de Dios: lo que Él hace no es bueno; Lo que hacemos está bien hecho.

Fuente: LW 28:5

Lutero pretendía criticar el celibato y defender el matrimonio y en ello, este alegó que la mujer está hecha para parir y esto es, precisamente lo que declaran estos apologistas cuando intentan justificar el texto: «El punto es que, biológicamente, las personas están diseñadas típicamente con el deseo de procrear. De hecho, «la obra y la Palabra de Dios» prueban esto, y este deseo puede llevarse a cabo de una manera agradable a Dios (matrimonio) de una manera no agradable a Dios (fornicación).»

«Tengan sus hijos y hagan como puedan; si mueren, benditas sean, porque seguramente mueren en medio de una noble labor y de acuerdo a la voluntad de Dios… Así ven ustedes cómo son débiles y poco saludables las mujeres estériles; aquéllas bendecidas con muchos niños son más saludables, limpias y alegres. Pero si eventualmente se agotan y mueren, no importa. Que mueran dando a luz, que para eso están.»

Fuente: Obras, 20.84

Para más consultas, véase la Edición de WeimarAquí tienen el listado (en inglés) del contenido del Table Talk.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Una respuesta

  1. Tambien estan la opinion que tenia Lutero de la razon, considerandola la «puta del Diablo» y otras lindezas.

    Por mucho que algunos afirmen que no se referia a la razon en el sentido de ser esceptico, no se porque no me convence esa explicacion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta