Rendirse ante la ignorancia y llamarla Dios siempre ha sido prematuro, y sigue siéndolo hoy. Isaac Asimov

La improbabilidad de Dios – Richard Dawkins

La gente hace muchas cosas en nombre de Dios. Los irlandeses se vuelan los unos a los otros en su nombre. Los árabes se vuelan en su nombre. Los imames y los ayatolás oprimen a la mujer en su nombre. Los papas y sacerdotes en celibato trastornan la vida sexual de la gente en su nombre. Los shohets judíos le rajan la garganta a los animales en su nombre. Los logros de la religión en la historia (las sangrientas cruzadas, los inquisidores torturadores, los conquistadores genocidas, los misioneros destructores de culturas, la resistencia impuesta legalmente a toda verdad científica hasta el último momento) son aun más impresionantes. ¿Y a qué ha ayudado todo esto? Creo que está quedando cada vez más claro que la respuesta es absolutamente a nada. No hay razón para creer en la existencia de ningún tipo de dios, y buenas razones para creer que no existen y nunca han existido. Todo ha sido una enorme pérdida de tiempo y de vidas. Sería un chiste de proporciones cósmicas si no fuera tan trágico.

Índice de contenido

Piensa en ello…

No hay ninguna razón, en teoría, por la cual la presencia de dios no pueda ser medida o detectada de alguna forma. La única razón por la cual los creyentes afirman que dios ‘no puede’ ser detectado de esta forma es porque dios no es detectado, y así pues, hay que montar una vasta e intrincada racionalización para explicar a este ‘algo’ amoroso, eterno y todopoderoso que es, según todo aspecto externo y objetivo, indistinguible de la nada. NMS (en alt.atheism)
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

090402richarddawkinsnew

La gente hace muchas cosas en nombre de Dios. Los irlandeses se vuelan los unos a los otros en su nombre. Los árabes se vuelan en su nombre. Los imames y los ayatolás oprimen a la mujer en su nombre. Los papas y sacerdotes en celibato trastornan la vida sexual de la gente en su nombre. Los shohets judíos le rajan la garganta a los animales en su nombre. Los logros de la religión en la historia (las sangrientas cruzadas, los inquisidores torturadores, los conquistadores genocidas, los misioneros destructores de culturas, la resistencia impuesta legalmente a toda verdad científica hasta el último momento) son aun más impresionantes. ¿Y a qué ha ayudado todo esto? Creo que está quedando cada vez más claro que la respuesta es absolutamente a nada. No hay razón para creer en la existencia de ningún tipo de dios, y buenas razones para creer que no existen y nunca han existido. Todo ha sido una enorme pérdida de tiempo y de vidas. Sería un chiste de proporciones cósmicas si no fuera tan trágico.

 

¿Por qué cree la gente en Dios? Para la mayoría de la gente, la respuesta es todavía una versión del antiguo Argumento del Diseño. Contemplamos la belleza y la complejidad del mundo: el aerodinámico batir del ala de una golondrina, la delicadeza de las flores y de las mariposas que las fertilizan, la hormigueante vida existente en una gota de agua de estanque a través de un microscopio, la copa de una secuoya gigante a través de un telescopio. Nos reflejamos en la complejidad electrónica y la perfección óptica de nuestros propios ojos, que son los que miran. Si tenemos algo de imaginación, estas cosas nos llevan a un sentimiento de respeto y reverencia. Por otra parte, no podemos dejar de impresionarnos por la obvia semejanza entre los organismos vivientes y los diseños cuidadosamente planificados de los ingenieros humanos. Este argumento fue expresado en la famosa analogía del relojero del sacerdote del siglo XVIII William Paley. Aunque no supieras lo que es un reloj, el carácter obviamente diseñado de sus ruedas dentadas y muelles, y de cómo se engranan para un propósito, te forzarían a concluir “que el reloj debe tener un hacedor: que tiene que haber existido, alguna vez, y en algún lugar, un inventor o inventores que lo construyeron para el propósito que le encontramos; que comprendían su construcción, y diseñaron su uso.” Si esto es cierto para un reloj relativamente simple, ¿cuánto más lo será para el ojo, el oído, el riñón, el codo y el cerebro? Estas estructuras bellas, complejas, intrincadas y con un propósito obvio tienen que tener su propio diseñador, su propio relojero (Dios).

Así decía el argumento de Paley, y es un argumento que casi todas las personas pensativas y susceptibles acaban por descubrir en algún momento de su infancia. A lo largo de casi toda la historia, debe haber sido una verdad completamente convincente y autoevidente. Y ahora, como resultado de una de las revoluciones intelectuales más sorprendentes de la historia, sabemos que es falso, o al menos superfluo. Sabemos que el orden y el aparente propósito del mundo viviente ha aparecido mediante un proceso completamente distinto, un proceso que trabaja sin necesidad de ningún diseñador y que básicamente es consecuencia de unas leyes físicas muy simples. Es el proceso de la evolución por selección natural, descubierto por Charles Darwin e, independientemente, por Alfred Russel Wallace.

¿Qué tienen en común todos los objetos que parecen haber tenido un diseñador? La respuesta es su improbabilidad estadística. Si encontramos una piedra transparente pulida en forma de lente por el mar, no concluimos que debe haberla diseñado un óptico: las leyes físicas pueden lograr este resultado sin ayuda; no es tan improbable que simplemente “haya ocurrido”. Pero si encontramos una lente compuesta, corregida cuidadosamente contra la aberración esférica y cromática, con un filtro para la luz brillante, y con las palabras “Carl Zeiss” grabadas en la montura, sabemos que no puede haber aparecido por casualidad. Si coges todos los átomos de la lente compuesta y los juntas al azar bajo la influencia de las leyes de la física, es teóricamente posible que, por pura casualidad, los átomos formen el patrón de una lente compuesta de Zeiss, e incluso que los átomos de alrededor de la montura queden de manera que aparezca grabado el nombre de Carl Zeiss. Pero el número de otras posibilidades en las que podrían quedar los átomos es tan enorme, vasto e inconmensurablemente grande que podemos despreciar completamente la hipótesis de la casualidad. La casualidad no cuenta como explicación.

Por cierto, esto no es un argumento circular. Puede parecer circular porque se podría decir que cualquier disposición de los átomos es muy improbable. Como se ha dicho con anterioridad, cuando una bola cae sobre una hoja de césped particular en un campo de golf, sería absurdo exclamar: “De todos los miles de millones de hojas de césped en los que podría haber caído, la bola ha caído justamente sobre ésta. ¡Qué asombrosa y milagrosamente improbable!” Aquí la falacia es, por supuesto, que la bola tenía que caer en alguna parte. Sólo podemos asombrarnos de la improbabilidad del suceso si lo especificamos a priori: por ejemplo, si un hombre con los ojos vendados gira sobre sí mismo en el tee, golpea la bola al azar, y logra un hoyo en uno. Eso sería realmente asombroso, porque el objetivo de la bola se especifica de antemano.

De los trillones de formas que hay de juntar los átomos de un telescopio, sólo una minoría funcionaría realmente de manera útil. Sólo una pequeña minoría tendría el nombre de Carl Zeiss grabado, o, de hecho, cualquier palabra de cualquier lenguaje humano. Ocurre lo mismo con las piezas de un reloj: de todos los miles de millones de formas que hay de juntarlas, sólo una pequeña minoría dará la hora o hará algo útil. Y, por supuesto, lo mismo ocurre, a posteriori, con las partes de un cuerpo viviente. De las trillones de trillones de maneras que hay de juntar las partes de un cuerpo, sólo una minoría infinitesimal podría vivir, buscar comida, comer y reproducirse. Cierto, hay muchas formas de estar vivo (al menos diez millones de formas si contamos el número de especies distintas que hay en la actualidad) pero, haya las formas que haya de estar vivo, ¡es seguro que hay muchísimas más formas de estar muerto!

Podemos concluir con seguridad que los seres vivos son demasiado complicados (demasiado improbables estadísticamente) para que hayan aparecido por pura casualidad. ¿Cómo, pues, han aparecido? La respuesta es que la casualidad tiene que ver en esta historia, pero no un acto individual y monolítico de casualidad. En cambio, se ha dado uno tras otro en secuencia, una larga sucesión de pequeños pasos casuales, cada uno lo suficientemente pequeño para que sea un producto creíble de su predecesor. Estos pequeños pasos de casualidad están causados por las mutaciones genéticas, cambios al azar (errores de hecho) en el material genético. Estos cambios producen alteraciones en la estructura del cuerpo. La mayoría de estos cambios son letales y llevan a la muerte. Una minoría de ellos resultan ser ligeras mejoras, que llevan a un aumento de la supervivencia y la reproducción. A través de este proceso de selección natural, esos cambios azarosos que resultan ser beneficiosos acaban por extenderse en la especie y se convierte en la norma. La escena queda ahora a la espera de otro pequeño cambio en el proceso evolutivo. Después de, digamos, un millar de estos pequeños cambios, cada uno de los cuales proporciona la base para el siguiente, el resultado final se ha hecho, por proceso de acumulación, demasiado complejo para que haya aparecido en un acto individual de casualidad.

Por ejemplo, es teóricamente posible que aparezca, de un simple golpe de suerte, un ojo de la nada: digamos de la piel desnuda. Es teóricamente posible en ese sentido que la receta se haya escrito en la forma de un gran número de mutaciones. Si todas estas mutaciones ocurrieran simultáneamente, podría aparecer un ojo de la nada. Pero, aunque es teóricamente posible, es inconcebible en la práctica. La cantidad de suerte implicada es demasiado grande. La receta “correcta” implica cambios en un número enorme de genes simultáneamente. La receta correcta es una combinación particular de cambios entre trillones de combinaciones de cambios igualmente probables. Podemos descartar con seguridad una coincidencia tan milagrosa. Pero es perfectamente plausible que el ojo moderno haya aparecido a partir de algo casi igual al ojo moderno pero no del todo: un ojo un poquito menos elaborado. Con el mismo argumento, este ojo un poquito menos elaborado apareció a partir de un ojo un poquito menos elaborado aún, etcétera. Si suponemos un número suficientemente grande de diferencias suficientemente pequeñas entre cada etapa evolutiva y su predecesora, podemos derivar un ojo complejo a partir de la piel desnuda. ¿Cuántas etapas intermedias podemos postular? Eso depende de con cuánto tiempo podemos tratar. ¿Ha habido suficiente tiempo para que se desarrollen ojos de la nada mediante pequeños pasos?

Los fósiles nos dicen que la vida se ha desarrollado en la Tierra desde hace más de 3.000 millones de años. Es casi imposible para un hombre imaginar una cantidad de tiempo tan inmensa. Natural y afortunadamente, tendemos a percibir nuestra propia vida como un periodo de tiempo bastante largo, aunque raramente vivamos un siglo. Hace 2.000 años que vivió Jesucristo, un periodo de tiempo suficientemente largo para confundir la diferencia entre historia y mito. ¿Puedes imaginar un millón de veces ese periodo? Supón que queremos escribir toda la historia en un largo rollo de papel. Si metiéramos toda la Historia en un metro de rollo, ¿cuánto ocuparía la parte del rollo destinada a la Prehistoria, desde el principio de la evolución? La respuesta es que la parte del rollo dedicada a la Prehistoria se extendería desde Milán a Moscú. Piensa en las implicaciones que esto tiene en la cantidad de cambio evolutivo que cabría en todo ese tiempo. Todas las razas domésticas de perro (pekineses, perros de lanas, perros de aguas, San Bernardos y Chihuahuas) han surgido a partir de lobos en un periodo de tiempo que se mide en cientos o como mucho miles de años: no más de dos metros en el trayecto de Milán a Moscú. Piensa en la cantidad de cambio implicado en el tránsito de un lobo a un pekinés; ahora multiplica esa cantidad de cambio por un millón. Si lo miras de esa manera, parece más fácil creer que un ojo puede desarrollarse de la nada poco a poco.

Se hace necesario para satisfacer nuestra existencia que todas las partes intermedias en la ruta evolutiva, digamos desde la piel desnuda hasta el ojo moderno, tienen que haberse favorecido por la selección natural; haber sido una mejora con respecto a su predecesor en la secuencia o al menos haber sobrevivido. No tiene sentido pensar que teóricamente existe una cadena de partes intermedias casi imperceptiblemente diferentes, si muchos de esos individuos intermedios han muerto. A veces se arguye que las partes de un ojo tienen que estar todas presentes o el ojo no funcionaría en absoluto. Medio ojo, dice el argumento, no es mejor que ningún ojo. No puedes volar con medio ala; no puedes oír con medio oído. Por tanto no puede haber existido una serie de partes intermedias hasta el ojo, ala u oído modernos.

Este tipo de argumento es tan ingenuo que uno sólo puede preguntarse cuáles son los motivos subconscientes para querer creer en él. Es obviamente falso que medio ojo sea inútil. Los que padecen de cataratas cuyos cristalinos han sito extirpados quirúrgicamente no ven bien sin gafas, pero están mucho mejor que la gente que no puede ver nada. Sin cristalino no puedes enfocar detalladamente una imagen, pero puedes evitar chocar con obstáculos y detectar la sombra amenazante de un depredador.
Con respecto al argumento de que no se puede volar con medio ala, es refutado por un gran número de animales planeadores, incluyendo a mamíferos de muchos tipos, lagartos, ranas, serpientes y calamares. Muchos tipos distintos de animales arbóreos tienen membranas de piel entre sus articulaciones que son realmente medio alas. Si te caes de un árbol, cualquier membrana de piel o aplanamiento del cuerpo que aumente el área de tu superficie puede salvarte la vida. Y, sean como sean de grandes tus membranas, siempre tiene que haber una altura crítica tal que, si te caes de un árbol desde esa altura, habrías salvado la vida con sólo un poquito más de superficie. Entonces, cuando tus descendientes hayan desarrollado esa superficie extra, podrán salvar sus vidas con sólo un poquito más de superficie, si se caen de un árbol a una altura ligeramente superior. Y así, mediante una sucesión imperceptiblemente gradual de pasos, cientos de generaciones después, aparecen alas completas.

Los ojos y las alas no pueden aparecer de una vez. Eso sería como tener la casi infinita suerte de dar con la combinación que abre la caja fuerte de un gran banco. Pero si giras las ruedas de la cerradura al azar, y cada vez que te acercas un poco al número afortunado la puerta de la caja fuerte hace un crujido, ¡no tardarías en abrir la puerta! Esencialmente, ése es el secreto de cómo la evolución por selección natural logra lo que antes parecía imposible. Las cosas que no pueden derivarse plausiblemente de predecesores muy diferentes pueden derivarse plausiblemente de predecesores sólo ligeramente diferentes. Teniendo una serie suficientemente larga de predecesores ligeramente diferentes, podemos derivar cualquier cosa a partir de cualquier otra cosa.

La evolución, pues, es teóricamente capaz de hacer el trabajo que, érase una vez, parecía ser una prerrogativa de Dios. Pero ¿existe alguna prueba de que la evolución haya existido realmente? La respuesta es sí; las pruebas son abrumadoras. Se encuentran millones de fósiles exactamente en el sitio y exactamente a la profundidad que deberíamos esperar si la evolución fuese cierta. No se ha encontrado ni un solo fósil en un lugar donde la evolución no sea capaz de explicarlo, aunque esto podría haber pasado fácilmente. Un fósil de mamífero en rocas tan antiguas que los peces aún no habían aparecido, por ejemplo, sería suficiente para refutar la teoría de la evolución.

Los patrones de distribución de los animales y plantas en los continentes e islas del mundo es exactamente lo que esperaríamos si se hubieran desarrollado a partir de ancestros comunes mediante un proceso lento y gradual. Los patrones de semejanza entre los animales y plantas es exactamente lo que deberíamos esperar si algunos fueran primos entre ellos, y otros fueran primos más distantes. El hecho de que el código genético sea el mismo en todas las criaturas vivientes sugiere abrumadoramente que todas son descendientes de un único ancestro. La evidencia de evolución es tan convincente que la única manera de salvar la teoría de la creación es suponer que Dios colocó deliberadamente enormes cantidades de pruebas para hacer que pareciese que la evolución fuese real. En otras palabras, los fósiles, la distribución geográfica de los animales, etcétera, son todos un gigante truco de timador. ¿Alguien quiere adorar a un Dios capaz de tal fraude? Es seguro mucho más reverente, y más sensato científicamente , aceptar el significado literal de la evidencia. Todos los seres vivos son primos unos de otros, descendientes de un ancestro remoto que vivió hace más de 3.000 millones de años.

El Argumento del Diseño ha sido pues destruido como razón para creer en Dios. ¿Hay muchos más argumentos? Algunos creen en Dios por lo que dicen es una revelación interior. Tales revelaciones no son siempre edificantes pero parecen sin duda reales al individuo implicado. Muchos habitantes de manicomios tienen la fe interior de que son Napoleón o Dios mismo. El poder de esas convicciones es indudable para los que las tienen, pero esto no es razón para que el resto de nosotros les creamos. De hecho, ya que esas creencias son mutuamente contradictorias, no las creemos en absoluto.

Hay algo más que debe decirse. La evolución por selección natural explica muchas cosas, pero no pudo empezar de la nada. No podría haber empezado hasta que apareciese algún tipo de reproducción y herencia. La herencia moderna está basada en el código del ADN, que es de por sí demasiado complicado para que apareciese espontáneamente mediante una casualidad individual. Esto parece significar que tuvo que haber existido un sistema hereditario anterior, ahora desaparecido, que era lo suficientemente simple para que apareciese por casualidad por las leyes de la química, y que proporcionó el medio en el que pudo dar comienzo una forma primitiva de selección natural acumulativa. El ADN fue un producto posterior de esta selección acumulativa. Antes de esta original forma de selección natural, hubo un periodo en el que los compuestos químicos se formaron a partir de elementos más simples, siguiendo las conocidas leyes de la física. Antes de eso, todo fue construido a partir del hidrógeno puro como consecuencia inmediata del big bang, el suceso que inició el universo.

Existe la tentación de argumentar que, aunque Dios puede no ser necesario para explicar la evolución de orden complejo una vez que el universo comenzó con sus leyes fundamentales de la física, sí necesitamos a Dios para explicar el origen de todas las cosas. Esta idea no le deja mucho trabajo a Dios: sólo hizo estallar el big bang, se sentó y esperó a que pasara todo. El físico-químico Peter Atkins, en su libro maravillosamente escrito La Creación, postula un Dios perezoso que se esforzó por hacer lo menos posible para iniciarlo todo. Atkins explica cómo todo suceso en la historia del universo resulta, por simple ley física, de su predecesor. Así reduce el trabajo que el perezoso creador necesitaría realizar y finalmente concluye que, de hecho, ¡no habría necesitado hacer nada en absoluto!

Los detalles de la etapa primordial del universo pertenecen al reino de la física, mientras que yo soy un biólogo, más relacionado con las etapas posteriores de la evolución de la complejidad. Para mí, la cuestión importante es que aunque el físico necesite postular un mínimo irreductible que tuvo que estar presente en el inicio, para que el universo pudiera comenzar, ese mínimo irreductible es ciertamente extremadamente simple. Por definición, las explicaciones que surgen de premisas simples son más plausibles y más satisfactorias que las explicaciones que tienen que postular comienzos complejos y estadísticamente improbables. ¡Y es difícil conseguir algo más complejo que un Dios Todopoderoso!

Traducción de Gabriel Rodríguez Alberich.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

21 respuestas

  1. LULU TIENE MUCHA RAZON.
    Creen que han avanzado mas los ateos? El ateísmo ha estado presente en mucho tiempo y nunca a progresado, que paso con la revolución Francesa? que para implantar su ateísmo mato y torturo a miles de miles de religiosas y religiosos?, confisco los bienes de la Iglesia e implanto el culto al ser. En donde quedo lo que les ofrecían a los pobres? La gente desesperada pedía hospitales y medicina que antes subsidiaba la Iglesia y que ya no había nada. Por lo menos las obras de la Iglesia todavía persisten, sin la Iglesia que fue la que reconstruyo la cultura, ahora si! el mundo tendría dos mil años de atraso. Estudien y lean, investiguen de donde salieron las primeras universidades del mundo, los primeros hospitales y la recuperación de toda la cultura occidental incluyendo el arte y la ciencia. El caballo de batalla de los ateos es que Galileo fue quemado en la hoguera por la Iglesia y la verdad de la historia es otra. sin la aportación de la Iglesia Galileo no hubiera podido llegar a sus descubrimientos porque el estudio en esas universidades y tampoco murió quemado en la hoguera; murió en su casa y en su cama y atendido por sacerdotes y religiosas y es mas, una de sus hijas era religiosa de un convento. La Iglesia a colaborado con la ciencia mas que cualquier otra institución humana; los mismos que construyeron en Francia el primer vehículo de motor estudiaron en universidades que la misma Iglesia tenía, y así muchos científicos estudiaron en universidades tanto católicas como cristianas. El ateísmo y sus ideales no son de ahora, son ideas caducas que nunca han dado fruto, han cometido mas barbaridades que los que le atribuyen a la Iglesia, por ejemplo en nombre del ateísmo materialista se produjeron dos guerras mundiales, donde hubo muchas víctimas que mataron los ateos materialistas, como nunca las hubo en otras ocasiones, y en la segunda inclusive en nombre del ateísmo materialista se soltaron dos bombas atómicas en las que los ateos materialistas mataron miles de víctimas inocentes; en nombre del marxismo ateo cuantas guerras revolucionarias hubo, cuantas matanzas cometieron los marxistas ateos, incluyendo de víctimas inocentes. Lo que pasa es que la iglesia no pierde el tiempo en estar contando lo que hace, pero ahí esta la historia que aunque quieran borrarla no pueden. Los católicos no perdemos el tiempo en hacer blogs contra el ateísmo, si bien contestamos a sus ataques, pero si no fuera porque los que tenemos mas tiempo que otros, entramos a estos blogs señaladores de los pecados de los demás, ni cuenta nos daríamos de que existen y tampoco nos preocupa que crean o no. lo que nos anima a contestarles es, que se crean tan perfectos, tan cultos, tan libres de pecado y tan bonitos sin que nadie los haya creado y que creen que saben todo y no saben nada. feliz fin de semana. «Amor y paz en Dios a los hombres (mujeres y varones) de buena voluntad y a toda la humanidad.».

    1. Hola Antonio Sanchez.

      Perdona si no te estoy entendiendo pero… ¿Estás tratando al ateísmo como una institución? El ateísmo tan solo es la no creencia en dios (cualquiera de ellos). No contiene preceptos morales o dogmas a seguir.

      «El ateísmo ha estado presente en mucho tiempo y nunca a progresado, que paso con la revolución Francesa?»

      Creo que estás confundiendo el periodo ateista y racional conocido como «la ilustración» con el movimiento antimonárquico y dictatorial que fue abolido por «la revolución francesa«. Esta fue una consecuencia del primero y ayudó a Francia a librarse de un régimen absolutista que permitía a la iglesia (todavía inquisitorial) campar a sus anchas y en donde esta obtenía terrenos y riquezas. ¿Ahora nos dirás que el mandato del rey Luis XVI era un reino de paz e idílico? ¿O nos vas a decir que era mejor la situación en la que el pueblo moría de hambre y en la pobreza mientras que el estado y el clero(los estamentos) les exprimían? Fue el propio pueblo quien se levantó contra la nobleza y gracias a esto se pudo separar el la religión del estado.

      Y nos dirás muy hipócritamente que cuando se levantó esa revolución, el cristianismo no hizo nada ¿eh?

      Fue esa misma revolución la que dio como resultado la Francia que hoy día conoces.

      Por cierto, ¿podrías comparar dichas revueltas con todas las guerras causadas o dirigidas en nombre de la religión y la iglesia?

      «e implanto el culto al ser»

      Si, de hecho aun hay iglesias levantadas con el dinero del pueblo para adorar «al ser«(¿humano?)…

      «En donde quedo lo que les ofrecían a los pobres? La gente desesperada pedía hospitales y medicina que antes subsidiaba la Iglesia y que ya no había nada.»

      Vaya, lo cuentas con tanta objetividad que parece que hubieras sido testigo directo de los hechos…

      ¿El régimen monárquico y eclesiástico del siglo XVIII ofrecía dinero a los pobres? Vaya… ahora me cuesta además entender por qué ese mismo pueblo se levantó y decidió organizar una revolución contra estos con lo bien que les trataban.
      Se te olvida mencionar que dichas monarquías, con el apoyo de tu queridísima iglesia enriquecida, provocaron diversas crisis y hambrunas, lo que atrajo el descontento de la emergente clase comercial (el pueblo)
      También es la ideología ateista y escéptica la que hizo que muchas personas investigaran y descubrieran medicinas cuando la propia iglesia denominaba a la medicina como «brujería» (condenando a los los descubrimientos científicos y médicos como «herejía»).

      Por si todavía desconoces lo dictado en el Primer concilio de Nicea ( http://ec.aciprensa.com/c/concinicea.htm ),o no leíste a vuestro, todavía Santo, Agustín de Hipona (http://es.scribd.com/doc/19394479/agustin-de-hipona-las-herejias) o la bula «Gratia divina» acogida en los estatutos católicos (http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/cdc.l3t1.html), todo esto provocó la aparición de la famosa «inquisición» que condenó bajo los decretos eclesiásticos a todo lo que contrariara a la iglesia y sus enseñanzas.

      «Por lo menos las obras de la Iglesia todavía persisten, sin la Iglesia que fue la que reconstruyo la cultura, ahora si! el mundo tendría dos mil años de atraso

      No nos hagas reír. La iglesia reconstruyó su propia cultura destruyendo muchas otras.

      «Estudien y lean, investiguen de donde salieron las primeras universidades del mundo, los primeros hospitales y la recuperación de toda la cultura occidental incluyendo el arte y la ciencia.»

      No hace falta irse muy lejos investigando para encontrar esto:

      Muchas civilizaciones antiguas tuvieron centros de altos estudios. En China se encuentra la más antigua universidad registrada, la Escuela Superior (Shang Hsiang) imperial durante el período Yu (2257 a. C. – 2208 a. C.). La actual Universidad de Nankín se remonta a la Academia Central Imperial de Nanking, fundada en el año 258. La Universidad de Hunan (Changsha) es continuidad, incluso geográfica, de la Academia Yuelu fundada en el 976.
      La Universidad de Takshashila, fundada en Taxila (Pakistán) alrededor del siglo VII a. C., entregaba títulos de graduación. La Universidad de Nalanda, fundada en Bihar (India), alrededor del siglo V a. C., también entregaba títulos académicos y organizaba cursos de post-grado. Platón fundó la Academia en el año 387 a. C

      Las universidades cristianas empezaron en el siglo IV y solo se dedicaban a enseñar exégesis bíblica. Cuando estas avanzaron se dedicaron a traducir y enseñar textos científicos y médicos de los griegos. ¿Podrías explicar a todo lector que vea este comentario que hizo el cristianismo para apoderarse de estos textos? ¿O prefieres omitir también esto?

      «sin la aportación de la Iglesia Galileo no hubiera podido llegar a sus descubrimientos porque el estudio en esas universidades»

      ¿Esa es toda tu argumentación?? ¿Decir que la iglesia fomentó a Galileo porque este estudió en universidades? Omitiremos entonces la condena de herejía, la prohibición a publicar sus obras y la destrucción de la mismas, la obstaculización a sus investigaciones y su reclusión…

      Con respecto a todos tus comentarios posteriores, no hace falta mencionar a Galileo como «caballo de batalla«. Pero si quieres (tu o cualquier creyente) que te citemos más hechos producidos por la iglesia, solo tienes que recurrir al enlace que te mostré anteriormente (crímenes del cristianismo) e intentar refutarlo. En esa cronología, que abarca desde los primeros siglos de la era cristiana, se mencionan entre otras cosas: El espolio de templos y documentos a otras culturas, la quema de libros, la destrucción de bibliotecas, la matanza de filósofos y científicos, la imposición religiosa, etc.

      «El ateísmo y sus ideales no son de ahora, son ideas caducas que nunca han dado fruto, han cometido mas barbaridades que los que le atribuyen a la Iglesia, por ejemplo en nombre del ateísmo materialista se produjeron dos guerras mundiales, donde hubo muchas víctimas que mataron los ateos materialistas, como nunca las hubo en otras ocasiones, y en la segunda inclusive en nombre del ateísmo materialista se soltaron dos bombas atómicas en las que los ateos materialistas mataron miles de víctimas inocentes; en nombre del marxismo ateo cuantas guerras revolucionarias hubo, cuantas matanzas cometieron los marxistas ateos, incluyendo de víctimas inocentes.»

      Deberías estudiar historia tan solo un poco, que veo que lo de tergirversar datos y hechos lo llevas a rajatabla:

      1º.- «han cometido mas barbaridades que los que le atribuyen a la Iglesia«. Omitiremos entonces la matanza de judíos (otra religión igual de perjudicial) en el siglo IV; las guerras cometidas por el cristianismo católico de los siglos III y IV (guerras entre cristianos arrianos contra cristianos trinitarios donde los emperadores llevaban consigo el labarum a sus guerras portando la frase «In Nomine Christi Vincas Semper» (Que venzas siempre en Nombre de Cristo), las luchas contra islamistas a partir del siglo VI (otro subproducto del cristianismo) terminando con las cruzadas en el siglo XV; las persecuciones a judíos durante los siglos XV y XVI, terminando con las quemas del Talmud en el XVII; la «santisima» inquisición, que comenzó en el siglo XII y terminó en el XX (por cierto y como dato adicional «incluyendo de víctimas inocentes«, dos menciones:la muerte en la hoguera de dos valencianos a manos del catolicismo siendo el primero un médico del siglo XV (LLuís Alcanyìs) y uno de los últimos condenados a la hoguera, un maestro de educación en el siglo XIX (Cayetano Ripoll)); las guerras contra protestantes (otros igual de detestables) desde el siglo XV al XVII y las guerras (más bien matanzas) contra los indios americanos durante esos mismos siglos, etc… y ya ni mencionemos la esclavitud a manos del cristianismo. ¿Seguimos?

      2º.- «en nombre del ateísmo materialista se produjeron dos guerras mundiales«. No hace falta estar dotado de una inteligencia estraordinaria para darse cuenta de que el término «materialismo ateista» es una creación cristiana para ocultar que los únicos materialistas de la historia han sido siempre los religiosos. Los países que empezaron las guerras fueron ¿casualmente? cristianos. En la primera guerra (1914) lucharon dos frentes: Francia (católica), Reino unido (protestante) y Rusia (ortodoxos. El comunismo no empezó hasta finales de 1917) contra Alemania (católica y protestante), Austro-Hungría (católica y protestante) e Italia (católica). La segunda guera la causó Alemania (cristiana católica) a manos de Hitler (católico). No hace falta ni siquiera mencionar la política de los últimos papas y su postura hipócrita ante estas guerras.

      3º.- han cometido mas barbaridades que los que le atribuyen a la Iglesia. ¿Barbaridades como estas (clickea en el enlace anda)?

      «Lo que pasa es que la iglesia no pierde el tiempo en estar contando lo que hace, pero ahí esta la historia que aunque quieran borrarla no pueden

      Veo que tu ignorancia supina se incrementa aun más conforme escribes (debe de ser que el tiempo es más relativo para ti). Partiendo de que vuestro summun sea un conjunto de narraciones mitológicas mostrando las epopeyas de un pueblo (el hebreo), su dios y su «único hijo» (que enrevesadamente es el mismo dios ¿?) y que la mayoría de historiadores fueron cristianos (ya que el acceso a la cultura, durante siglos, solo estuvo permitida al clero y a las clases aristocráticas o con alto nivel económico. Incluso se prohibió la lectura de la propia biblia con la excusa de esta podía ser malinterpretada y solo ciertas traducciones con el, por supuesto, «imprimatur» de la iglesia podían ser leídas)… Creo que lo único cierto de tu afirmación es que gracias a que la historia no puede borrarse (como muchos cristianos desearíais) podemos conocer ciertos hechos que permanecerían ocultos si dependiera de las instituciones eclesiasticas (la taxa camarae, las bulas y edictos creando leyes absolutistas y autofavoritistas, o por si quieres un ejemplo más actual podría citarte el (por desgracia para la iglesia) conocido como «delictis gravioribus«.

      La iglesia no solo pierde el tiempo intentando contar su versión de lo que hace sino que intenta ocultar lo que realmente hace.

      Me hace gracia que digas cosas como «El ateísmo y sus ideales» ya que el único ideal que tiene el ateismo es una sociedad sin religiones (ninguna, no una específica).

      «Los católicos no perdemos el tiempo en hacer blogs contra el ateísmo, si bien contestamos a sus ataques»

      No hace falta que nombre blogs anti-ateos católicos (centrándome solo en ese sector). Deberías saber que ser ateo no es ser concretamente anticatólico , que los hay, solo que te recuerde lo que afirma tu religión en su manual absolutista (la biblia) y lo que ha hecho el cristianismo desde su aparición.

      Me gustaría que respondieras explicando a los lectores por qué ¿también casualmente? ofreces como excusa los mismos argumentos con los que tu queridísimo papa acusó al ateismo (si, un documento «contra el ateísmo» hecho por un católico y además líder de los propios católicos) en su encíclica spe salvi (te dejo el enlace por si todavía no lo has leido. Que supongo que es intrínseco de los cristianos el no leer lo que afirma su propia religión – empezando por la biblia). Algo bastante irónico teniendo en cuenta que este papa perteneció al ejercito nazi (ese al que otro papa, Pio XII apoyó) y ocultó de la justicia (esa «justicia humana» a la que critica por ser insuficiente) a sacerdotes pederastas de la durante casi 40 años.

      Eso de haceros las victimas ya no cuela. Sobretodo porque es de sobra conocido el tratamiento que se le dá a una persona tan solo por confesar su ateísmo. El solo hecho de ser ateo u agnostico ya es motivo de discriminación por parte vuestra. Asi que no vengas presumiendo de moral cuando toda tu institución está sustentada en el odio y la intolerancia ocultadas por un lavado de imagen (infructuoso por cierto) durante estos últimos siglos (recordarte que por mucho que se haya acelerado la beatificación de Juan Pablo II es de sobra conocido que ese papa amigo del obispo pederasta Norberto Rivera y a su vez beatificador de más de 100 sacerdotes acusados de pederastia. Por si quieres casos reales.. toma este enlace).

      «lo que nos anima a contestarles es, que se crean tan perfectos, tan cultos, tan libres de pecado y tan bonitos sin que nadie los haya creado y que creen que saben todo y no saben nada.»

      Lo que nos anima a nosotros es criticar la actitud hipócrita, inmoral y criminal de las religiones. Que no se que tiene que ver con «creerse» a uno mismo «tan perfecto«. Es curioso que sean los religiosos los que excusáis vuestros ataques poniendo en nuestra boca la consideracion de nuestra supremacia fisica (ya que segun tu nos consideramos «tan bonitos«) y os mostréis ofendidos por esto cuando vuestra creencia esta sustendada en que estáis hechos a «imagen y semejanza» de un dios y todas las representaciones pictóricas de vuestro héroe mítico y semidiós sean como son.

      Tambien, segun se deduce de tu comentario, es que lo que realmente os ofende es que no compartamos vuestras creencias absurdas y pensemos «que nadie nos haya creado» basandonos en las afirmaciones cientificas en vez de la confianza en lo que unos paletos nómadas hebreos escribieron en la edad de bronce. Ha sido vuestra elección o vuestra ignorancia el optar por la «fe» en vez de por las evidencias y aceptar los dogmas de una institución corrupta y mentirosa. Tal vez por eso nos consideremos «tan libres«. Tal vez por eso hayamos decidido usar la razón y la lógica en vez de una confianza ciega en las supersticiones.

      Y como colofón, después de criticar a todos los ateos y descontextualizar la historia para culparnos de todas las guerras y llamarnos ignorantes, decides despedirte con la típica «bendición» cristiana. Algo bastante hipócrita después de todo lo que has afirmado para excusar al sector religioso al que perteneces.

      No soy capaces de dar la más mínima evidencia a vuestras creencias. Lo único que haceis constantemente es excusaros atacando a quienes demuestran que vuestra religión es pura ficción basada en las mentiras.

      Por cierto, no es que presumamos o «creamos saberlo todo«, es que lo que sabemos no lo ocultamos o tergiversamos para dar buena o mejor imagen. Aunque supongo que con esa frase a lo que te refieres es a nuestra elección de ciencia sobre biblia (religión). Si la religión se opone a cada investigación o descubrimiento científico es porque estos hacen más falsas (si es posible) a sus afirmaciones. Es la biblia quien usa constantemente a un dios tapahuecos como respuesta a todo lo desconocido. La ciencia jamás ha afirmado conocer algo que desconocía sin una minima evidencia que lo demostrara. ¿Quienes son los que presumen de «saberlo todo»? Creo recordar que es la propia biblia y las instituciones que la siguen quienes presumen constantemente de estar en posesión de «la verdad».

      Saludos a toda persona que carezca tanto de cinismo como de hipocresía religiosa.

    1. Hola Luz

      Estimar una cronologia real es complicado ya que el ateismo, a diferencia de las religiones, no se organiza de la misma forma y solo se puede tener constancia a traves de las opiniones personales de autores independientes. De todas formas, te paso una cronologia que parece estar bastante completa:

      http://mariaguilaboge.blogspot.com/2011/08/cronologia-historica-del-ateismo_28.html

      También deberías comprobar fuentes como las referidas aquí y ver esto (Ateísmo: una dura historia de la descreencia – Jonathan Miller)

      Espero que algo de todo esto te sirva 😉

      Saludos.

  2. Celebro magnifica respuesta de ateoyagnostico a insensateces. Agradezco recomendacion de mi Cronologia Historica del Ateismo, me congratulo de haberos encontrado, y quedo bien ocupada con vuestro blog.

  3. Bunos Dias.
    Que rol juega el concepto de fisica cuantica he escuchado que con la fisica cuantica se hacerca a la compromavasion de la existencia de dios.
    saludos y agradezco tus comentarios al respecto

    1. Hola Emil.

      Has oido bien, pero has oido de fuentes magufas. Lo que se trata de conseguir en el CERN es el Boson de Higgs. A esta partícula se la ha llamado «la partícula de dios» porque según las hipótesis, esta daría las respuestas al modelo físico actual (el porqué tienen masa las partículas elementales, porqué se comportan de la forma en que lo hacen, etc). Muchos aprovechados, como el señor Deepak Chopra, entre otros, han querido mezclar dicho apelativo con el resto de sus afirmaciones para unir física cuántica con mitos y leyendas. Y viendo la cantidad de dinero que han acumulado esta clase de fantasmas con la venta de sus libros y DVDs, por lo visto si que lo han conseguido. Esta gente se permite el lujo de dar afirmaciones que ni los científicos (físicos teóricos) están dispuestos a dar, ya que para ellos, si no hay evidencia no se puede confirmar ni desmentir dicha hipótesis.

      Que se le llame «partícula divina» no dista mucho a que: a un gran viaje repleto de aventuras se le llame «odisea»; o a que a alguien fuerte se le defina como un «Hércules» o un «Sansón»; o a que a una persona que se masturba con frecuencia se la llame «onanista» (de Onán, otro personaje bíblico). En una sociedad judeocristiana (o con una cultura religiosa), lo normal es que a ciertas cosas se las denominen o comparen con términos comunes dentro de esa misma cultura. Que a una partícula que da respuestas a todo el modelo físico actual se la halla llamado «partícula divina» cuando su nombre científico, el real, es «Bossón de Higgs», no quiere decir que los científicos estén intentando descubrir o comprobar la existencia de Dios. De hecho, ni esa partícula sería el supuesto dios, ni mucho menos el dios judeocristiano de quien ha extraído teóricamente el nombre. (teóricamente porque, por mucho que les pese a esos creyentes confundidos, la raíz etimológica de «Dios» es «Zeus»)

      Saludos.

  4. Hola quiero felicitarlos por su excelente pagina.
    Me podrias ilustrar al decirme la definicion de:
    -Ateo
    -Agnostico
    -Libre Pensador
    y las diferencias entre si por favor
    Saludos y gracias

    1. Hola Emil

      -Ateo: de a-theos, sin dioses. Una persona que debido al conocimiento que posee puede posicionarse en contra de las afirmaciones religiosas.
      -Agnóstico: de a-gnóstico, gnosis: conocimiento. Una persona que declara no poseer el conocimiento suficiente para poder posicionarse en contra de las afirmaciones religiosas, pero tampoco para poder posicionarse a favor de ellas.
      -Librepensador: Persona que se niega a admitir los dogmas establecidos, ya sea por tradición o por el tipo de argumentos presentados por el religioso (básicamente circulares y presuncionistas) y que realiza su propio criterio, declarándose dueño de si mismo y sus decisiones.

      Digamos que uno tiene que ser librepensador para poder definirse como ateo y/o agnóstico. Y uno debe tener el conocimiento suficiente como para poder afirmar con seguridad sobre la existencia o no de deidades y definirse como ateo.

      En mi caso, hace años que conozco los orígenes de las religiones y sé que no son nada divinos. Pase de un agnosticismo a un ateísmo y a día de hoy cualquier afirmación de su existencia me parece hasta absurda. (como también me lo parece la de la existencia de vampiros, duendes, elfos, gnomos, hadas, etc).

      Saludos.

  5. Acabo de comprar el libro El Capellan del Diablo de Richard Dawkins me podria decir que opinion merece de parte suya.
    Saludos!

    1. Hola Emil.

      Siento decepcionarte con esto, pero si te digo la verdad, ese es uno de tantos libros que todavía no he leído (y que tengo en la lista) pero que, en pronto, leeré y publicaré en la web. Cuando lo haga te diré mi opinión sobre él. Es más, me ha producido curiosidad y esta noche mismo lo leeré.

      Saludos.

    2. Ok muchas gracias tengo una lista de escritores para mi gusto interesantes como:
      -Sam Harris
      -Richard Dawkins
      -Daniel C. Dennett
      -Victor J. Stenger
      -Raymund Kurzweil
      -Christopher Hitchens
      -Pepe Rodriguez
      Como puedes ver la gran mayoria no son latinos tendras conocimiento
      de autores Españoles con tendencias cientificas como los anteriores.
      Saludos.

      1. Hola Emil.

        En uno de estos días (mientras voy subiendo todo lo perdido con el cierre de MU) publicaré un libro de Javier Sampedro que puede que te interese. Viendo tu lista, también pueden interesarte los libros de E. Punset o los que pronto publicaré de Gustavo Bueno.

        Saludos.

  6. Hola de nueva cuenta recurriendo a uds, me podrian ayudar a darme elementos
    para una discusion sobre el caso Roswel en USA sobre el supuesto extraterrestre.
    Saludos y gracias anticipadas.

    1. Emil, aunque yo sea antimagufos y la cienciología cuente con un personaje extraterrestre, esta es una web sobre ateísmo y religiones.

      De todas formas, y que no sirva como precedente, te dejo un articulo donde explican el hecho con pelos y señales:

      http://www.csicop.org/si/show/roswell_incident_and_project_mogul

      El informe oficial que las Fuerzas Aereas de EEE.UU publicaron: The Roswell Report: Fact verses Fiction in the New Mexico Desert.

      Y un libro bastante recomendable: UFO Crash at Roswell: The Genesis of a Modern Myth. de Benson Saler, Charles A. Ziegler y Charles B. Moore

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *