Evolución: La base de la biología – Manuel Soler

El título de este libro está basado en un hecho: la evolución es la base de la biología. “Nada tiene sentido en biología excepto bajo el prisma de la evolución”. Esta frase del eminente evolucionista Theodosius Dobzhansky es, seguramente, una de las más citadas en las ciencias biológicas. Esta afirmación es aceptada en el ámbito mundial y España no es una excepción, los biólogos españoles son conscientes de la importancia de la evolución. Citas como la mencionada del profesor Dobzhansky u otras parecidas, como por ejemplo: “La teoría de la evolución ha sido la principal idea unificadora de la biología” (J. Maynard Smith), o, “Ninguna otra idea en biología es tan poderosa científicamente ni tan estimulante intelectualmente como la evolución” (M. Ridley), son resaltadas muy frecuentemente en conferencias y en las memorias que los profesores de universidad españoles preparamos cuando pretendemos acceder a una plaza de profesor titular o de catedrático de universidad. Sin embargo, a nivel académico, la importancia que se le da a la evolución es prácticamente nula, hay muy pocas universidades que estén impartiendo una asignatura de evolución, y en los pocos casos donde se hace, frecuentemente se presentan programas muy sesgados hacia alguna especialidad concreta. Esta es la gran contradicción de la biología española, mientras que en las universidades de la mayor parte de los países civilizados, la evolución domina de una forma aplastante los planes de estudio de biología, en nuestro país (y algún otro del ámbito mediterráneo), no se tiene prácticamente en cuenta a la hora de diseñarlos. La tradición evolutiva de la biología española es tan escasa, que ni siquiera se traducen los libros más clásicos y famosos, los que ya han sido traducidos a multitud de idiomas (por ejemplo el de Douglas J. Futuyma (“Evolutionary Biology”).