El cristianismo antiguo – Charles Guignebert

Este libro quisiera ser el complemento de la Evolución de los dogmas. Se inspira en las mismas ideas directrices; pero en lugar de considerar in abstracto las afirmaciones dogmáticas de las religiones en general, se dedica a comprender y a explicar la vida de una religión particular, estudiada en su realidad concreta. Por lo tanto, pretende ocuparse, ante
todo, de hechos; de su sucesión, de su encadenamiento, de su determinación; trata de diseñar en sus grandes líneas una historia, a fin de probar, si es posible, que no es solamente en sus dogmas, sino en la complejidad orgánica de su cuerpo entero donde una religión se somete a la ley de la evolución.

Respuesta a las mentiras creacionistas

Hoy me hago acopio de una respuesta dada en el blog Ciencia Básica por el usuario Phosphoros y que resume por qué el creacionismo no puede considerarse una ciencia y como la misma lo refuta mediante el uso del conocimiento científico actual.

Tratamientos médicos bíblicos: cómo curar la lepra

Los religiosos siempre usan la biblia como base a sus afirmaciones. Esta es siempre, para ellos, recurso necesario que hace válidas sus creencias ya que, según ellos, está llena de verdades y conocimiento. Pues bien, para corroborar una vez más si esto es así o solo charlatanería barata, comprobaremos qué conocimientos y verdad hay en uno de los capítulos dedicado al tratamiento de enfermedades (en este caso la lepra y/o enfermedades de piel-según nuevas “traducciones” e “interpretaciones” por supuesto religiosas).

También veremos (de nuevo) si es cierta esa “sabiduría” bíblica o tan solo el reflejo de los conocimientos y supersticiones de un pueblo (el hebreo) en un simple libro (Tanaj o Antiguo testamento).

La iglesia de Franco – Julián Casanova

Con el estallido de la guerra civil, la Iglesia católica se sintió muy satisfecha de que fueran las armas las que aseguran el ‘orden material’, liquidaran a los rojos e infieles y le devolvieran la ‘libertad’. Tras la guerra, la Iglesia y Franco caminaron juntos durante casi cuarenta años. La Iglesia vivió una situación de privilegio y la religión sirvió a Franco de refugio de su tiranía.

Excusas para no pensar – Eduard Punset

«Ninguna de tus neuronas sabe quién eres… ni le importa»

Cualquier excusa es buena para pensar que lo que conviene a una persona no sólo es conveniente, sino lo más conveniente. Nos agarramos indefectiblemente a esa excusa para no tener que pensar innovando o cambiando de opinión. Es sabido que el cerebro recurre a mil triquiñuelas para que no nos demos con la cabeza en la pared. Lo que le importa no es la búsqueda de la verdad sino sobrevivir. Y si para ello es mejor no pensar o seguir pensando como antes, pues tiene una excusa maravillosa para no pensar más.