Antes de comentar debes saber que:

1º.- Todos los comentarios son moderados. Si tu comentario no aparece puede ser debido a eso. Si el comentario además contiene discrepancias con los puntos de vista de la web es posible que sea además contestado y…
2º.- Si contiene insultos es posible que recibas el mismo trato (el respeto se lo debe ganar uno) o que directamente sea eliminado. Además de eliminar los comentarios ofensivos…
3º.- Se denegarán y/o eliminarán los comentarios que muestren una actitud troll. Dichos comentarios se enviarán automáticamente al lugar donde mejor están (a la basura) y serán calificados como corresponde: spam.

El propósito de esta web no es el de responder comentarios o centrarse en estos sino el de divulgar información desde una perspectiva escéptica y, por tanto, ateista. Si vas a usar cualquiera de los argumentos de esta lista será mejor que te abstengas. Todos ellos, absurdos y falaces, ya han sido rebatidos y contestados en esta web (Búscalos en los comentarios y los encontrarás todos y cada uno de ellos). No te sorprendas si tu comentario, al poseer uno de ellos, no aparece en el muro.

También te recomiendo que leas esta advertencia y no intentes comentar si vas a argumentar difiriendo con cada uno de los puntos de dicha advertencia pues tu comentario, de nuevo, podrá ser enviado donde se merece.

Esta web no se centra en criticar al creyente sino a las creencias (sobre todo aquellas basadas en el fundamentalismo y la literalidad). Si quieres creer en Yahvé, Odín, los Pitufos, o las Hadas, eres libre de hacerlo. Si quieres ignorar a la ciencia y/o toda evidencia que contraríe tus creencias, eres libre de hacerlo. No se obliga a nadie a que acepte lo que en esta web se expone. Ahora, si pretendes debatir lo que aquí se expone y tienes una visión contraria a lo que aquí se expone, serás contestado, te agrade o no la respuesta, te consideres creyente, agnóstico, ateo, etc. En esta web no importa quien dices ser sino lo que afirmas y si lo que afirmas puedes evidenciarlo. Si no te consideras un fundamentalista y un literalista no tendrías por qué sentirte ofendido. Así que si comentas y discrepas, ya sabes a qué se debe.

Por el contrario, todo comentario bien argumentado y razonado será bien recibido.


Comentarios

Comenta — 995 comentarios

Comments Page 30 of 30
1 25 26 27 28 29 30
  1. Hola AteoyAgnostico. Me encontré con esta “perlita” en Youtube.

    https://www.youtube.com/watch?v=GsWoN320x_E

    Me gustaria saber tu opinion. El tema es que el “cientificismo” es falso por segun el filosofo que comenta 5 puntos importantes. Lo cual dice que la ciencia para ser real deberia de entenderse con la teología por ejemplo.

    Supone básicamente que la ciencia no lo sabe todo y el método científico no prueba lo que no se puede o se podrá nunca probar empíricamente

    • Mi opinión sobre este “filósofo” es que si eso es todo lo que tiene en contra del cientificismo y para defender su querido teismo mal vamos. Este vídeo no es más que un compendio de argumentos falaces basados en sus prejuicios.

      (00:40) Mal empezamos cuando este deista de turno ya empieza mostrando sus prejuicios y sesgos usando a un muñeco para que haga de contraparte en un debate hipotético y este afirma que las personas “cientificistas” son personas “sin escrúpulos; que él tiene sus principios“. Ya empieza demostrando, con esta sátira, que eso de que él tiene “escrúpulos” y ciertos principios (éticos) es falso.

      00:55 Comienza con la definición según él de “cientificismo”: la visión de que sólo la ciencia nos da conocimiento real; conocimiento fiable; conocimiento objetivo. Que no forma racional y objetiva de investigación fuera del método científico. Entendido este como el de las ciencias duras: esto es como aquel método que combina la observación y experimentación empíricas con la modelación matemática y que el paradigma siempre se ha considerado que es la Física. Veamos, después de sus efectos de sonidos y gafas de pretendido humor irónico, qué tiene para rebatir su propia noción de “cientificismo”:

      (01:50) Empieza la retaila de falacias, como el ad populum y ad verecundiam alegando que era aceptada durante el siglo XX pero que esta postura es “rechazada” por la mayoría académica en Filosofía, sobre todo en Filosofía de la ciencia. Algo que sabe porque lo saca de una encuesta publicada en la Tanned Balls University (que es, como veremos, de donde se saca todo lo demás).

      En el minuto 02:15 su recurso es el ad hominem usando una falacia de alegato especial, afirmando que los que suelen tener esta postura tienen “mucha formación científica” pero “poca y nula formación filosófica“.

      En 02:20 las falacias de hombre de paja alegando que a quienes se refiere (los cientificismas) plantean falsas dicotomías como las que usa como ejemplo. Como cuando pone de ejemplo a aquellos que afirman, según él, que “todo lo que la ciencia no puede demostrar no existe”. Por lo visto cuando fue a Filosofía no le enseñaron a argumentar sin caer en este tipo de retórica falaz. A partir de ahí dice que va a dividir a esta gente dentro del “cientificismo fuerte” de la que decimos que “es el mejor método de conocimiento que tenemos”: el “cientificismo débil”. De nuevo, categorizando y etiquetando para nada: no hace tal distinción jamás. Como espectador de ese vídeo aún estoy esperando (y me quedaré, como veremos, esperando) también a que argumente qué método es mejor del científico para comprobar la certeza de las hipótesis para explicar un hecho. Todo lo que lleva dicho hasta ahora es que esta última también le parece “una visión falsa” y “bastante ambigua“. Nos quedaremos (como digo, con las ganas y esperando) porque por lo visto, según dice ahí (y para salvar el pellejo), no va a responder a “con respecto a qué”, pero ya pretende establecer esos argumentos “DECISIVOS”. También dice (me río bastante) que lo que va a hacer “no es una crítica a la ciencia” o que “la ciencia nos da conocimiento válido” (03:20). Ya, ya… Yo aún estoy esperando, dadas las premisas y omisiones que dice va a hacer, que nos exponga esos “5 ARGUMENTOS DECISIVOS” (a partir del minuto 04:00) para ver si es o no una crítica a la ciencia y cómo pretende justificar sus “argumentos DECISIVOS” sin contrastarlos exponiendo otras alternativas que inherentemente, siguiendo sus inferencias, deben existir para demostrar “verdades” (certezas, más bien).

      1º. Afirma “que el cientificismo es demasiado restrictivo. Su argumento es que en el día a día conocemos y creemos muchas cosas que la ciencia no puede demostrar. Ya empezamos con los argumentos magufo-religiosos donde se pretende limitar el alcance de la ciencia basándose en las supersticiones que uno “CREE” y a establecer absolutos en piel ajena: como negar que la ciencia es el mejor método para obtener certezas apelando a que “hay muchas cosas que la ciencia no puede demostrar“. Empezamos mal, además, cuando este empieza a listar como ejemplos lo que él llama “verdades metafísicas”. Me encantaría explicara CÓMO SABE que son “verdades” o si simplemente les adjudica el término para dejar claro que las afirmaciones metafísicas son axiomáticas. Luego, con la retaila de suposiciones que, aunque en su base pudieran ser buenos ejemplos, no lo son desde el momento en el que este asume como argumento la ambigüedad y la subjetividad. Ahora resulta que todas las percepciones tienen el mismo valor. O eso es lo que se deduce de lo que él pretende alegar. No nos explica, este teista, que lo que el llama “verdades metafísicas” tienen como base a unos tipos que dicen tener “revelaciones” divinas: una falacia circular. Por otro lado ¿No es genial cómo, mediante la filosofía, se puede divagar para no llegar a ninguna parte? Basándonos en sus ejemplos cualquier delirio obtiene el mismo grado de credibilidad por ser, según él, incomprobable.

      Ya llegamos el culmen de las afirmaciones indemostrables, bajo su mismo argumento de que según él la lógica y la matemática la ciencia tampoco puede demostrar sino que presupone como herramientas válidas en su propio método. Así, de un plumazo, este tipo invierte el proceso por el cual la lógica y la matemática se metieron dentro de la metodología científica por ser comprobables. Ya lo último, como ejemplo, mezcla cosas objetivas como subjetivas alegando que la ciencia no puede demostrar qué es ético y qué no. En su argumento para pretender limitar lo comprobable mediante una metodología científica se carga de un plumazo todas las neurociencias que explican el comportamiento, desviando el tema hacia lo subjetivo: como qué es “bueno” o “malo”. Algo (X) es “bueno” o “malo” en función del valor que le dé cada persona. La ciencia demuestra cosas que puedan ser falsables: X es un valor indefinible. Y esto es algo que asume todo cientificista. Más aún aquel que él ha definido como “débil”.

      Esas “verdades” que él lista lo son por su forma (como la lógica y la matemática): este pretende meter a la “metafísica” como una, cuando en realidad como debería definirla es como lo que es: afirmaciones imaginadas. Lo mismo que sucede con la ética: ideas sobre qué es beneficioso o qué no. Al menos hasta que demuestre que la metafísica existe más allá que como concepto, pero claro: es que este pretende con este mismo vídeo eludir a la ciencia y el tener que demostrar nada de lo que afirma. Si aceptamos a la lógica y a la matemática como “racionales” es porque estas dan resultados comprobables. Pretende negar que estas no han “derivado” de una metodología científica ¡con un par! Vaya, que no se puede comprobar que la matemática es una herramienta válida porque dé un resultado, cuando realizamos operaciones con ella. WTF!

      Dice que este es el primer argumento pero, como ya he dicho, un cientificista no tiene por qué considerar las premisas que él considera. Y meter en el mismo saco como “verdades” a las matemáticas y a la metafísica simplemente es absurdo.

      2º. Que “el cientificismo es o bien autocontradictorio o bien trivial” (05:50). Este tipo presenta como ejemplo de pensamiento cientificista una falacia circular: afirma que “la ciencia es el único método para alcanzar verdades es una proposición que no puede ser establecida por el método científico” y luego que “sólo hay que creer aquello científicamente demostrable tampoco es demostrable científicamente“.

      -Sobre la primera premisa que según el es “cientificista”, primero, es una falacia de hombre de paja: uno puede conocer “verdades” simplemente mediante su percepción. Un cientificista no niega esto. No se está diciendo que no se puedan comprobar cosas de otra forma y que estas resulten ser ciertas. El problema es que estas pueden ser erradas y por eso, para descartar los sesgos propios, es por lo que se establece una metodología y luego se presentan en estudios para ser revisados por otros, sin llamarlas además “verdades” sino “hipótesis” que tras su comprobación resultan en “certezas” que ni siquiera se toman como absolutas. Y por último ¿conocerá este tipo que incluso el método científico puede ser revisado? La forma en la que un método resulta válido para descubrir certezas (lo que él llama “verdades”) depende de sus resultados. Para desgracia de este argumento la ciencia obtiene resultados. Él está diciendo todas estas sandeces gracias a un ejemplo que demuestra la validez de dicho método.

      – Sobre la segunda, además de ser otra falacia de hombre de paja, carece de sentido: algo demostrable científicamente no hay que “creerlo”. A menos que también pretende redefinir a su gusto qué es “creer”: tener por cierto algo que el entendimiento no alcanza o que no está comprobado o demostrado (RAE).

      Establece estas bases en el punto y luego afirma que por estos “estándares tiene que ser rechazado”. Teniendo en cuenta que los “estándares” son estos que ya he desmontado ¿qué es o que pretende que se rechace?

      Pretende, bajo tal argumento absurdo al inventarse esto, cuando el cientificismo es simplemente la “Confianza plena en los principios y resultados de la investigación científica y práctica rigurosa de sus métodos”, establecer un silogismo absurdo (06:30):

      “Si el cientificismo es verdadero entonces se sigue que es falso… porque no hay modo de demostrar que la ciencia es el único método de conocimiento fiable”.

      Estaremos esperando a que, aparte de usar falacias de hombres de paja, nos traiga (dadas sus mismas afirmaciones) qué otros métodos hay ¿no?

      Luego ya para rematar está ese sofisma pretendiendo que la ciencia no puede demostrar que la metodología científica es fiable porque supuestamente esto sería caer en una falacia circular (06:45) para así poder afirmar que esta no puede establecer por si misma su fiabilidad (7:10). Qué gracioso. Así pretende cargarse la fiabilidad de la ciencia omitiendo que lo que demuestra su fiabilidad son (repito) sus resultados. O como cuando arroja la afirmación de que para comprobar la fiabilidad de la ciencia habría que desarrollar otra metodología distinta a la actual ignorando que si existiera una metodología extra para comprobar la certeza de algo esta seguiría siendo científica. A lo mejor es que este tipo ignora que durante la historia de la ciencia se fueron establecido distintas metodologías hasta llegar a la que conocemos (el MC-14).

      El summun llega, antes si quiera del punto 3º, cuando en el minuto 08:00 dice que el cientificismo no es algo que haya sido establecido por la ciencia (la Física, la química, etc.). ¿?? ¡No te jode! Es que el cientificismo es una postura ideológica: una que se concluye de una observación tan simple como que, al menos de momento, no existe otra herramienta más fiable para arrojar certezas. Y es que las que el propone como ejemplos no valen: en ningunas de ellas (como la metafísica o la teología) se establece una metodología para desechar afirmaciones falsas. Afirma que un cientificista es una cosa que él mismo define (una “creencia”) y luego pretende establecer que bajo una serie de premisas falaces (como esa) un “cientificista” debería dejar su postura.

      Resulta bastante irónico viniendo de alguien que redefine los términos como le viene en gana al alegar (08:50) que el cientificista, bajo tales premisas falaces, debería a la desesperada redefinir la “ciencia”. Pero le viene bien para luego, bajo tal premisa falsa, alegar que si hiciera esto el cientificista tendría que acabar aceptando a la “metafísica” y la “teología” (09:35). El que afirma que este punto es tan decisivo que prácticamente ha enterrado al cientificismo… va a mostrarnos más puntos. Veamos si son igual de “sólidos” que este.

      3º. Que “la ciencia no puede ofrecer una descripción completa de la realidad. Al igual que hizo antes dividiendo el cientificismo, lo hace ahora con la ciencia partiendo lo que es “cualitativo” y lo que es “cuantitativo” según él después de pedir le dejen dinero en PATREON: la ciencia, afirma, es cuantitativa y no cualitativa por lo que deja fuera ciertas cosas “estén ahí o no“; que la descripción que da la ciencia de la realidad es incompleta. Afirma que demostró en el punto 1 que la ciencia presupone muchas verdades que no puede justificar sin estar argumentando en círculos, pero aparte de que ese no era su punto uno sino algo que afirmó durante el punto 2, es una premisa falsa.

      Dice que todo lo que no es “matematizable” es dejado fuera de la ciencia: otra afirmación falsa (lo único “matematizable”, al menos si entendemos este término que él pretende usar) en la ciencia son las leyes. Este argumento depende además (como con todo en sus argumentos) de cómo defina el los términos: en este caso “matamatizable”. Afirma que a la ciencia le faltan los aspectos “cualitativos” pero, como antes y con todo en sus argumentos, su afirmación está sujeta a cómo defina él “cualitativo”. También, como se puede ver más adelante, a las limitaciones que este pretende imponer tanto a la ciencia como al “cintificista”.

      Esto lo divide además en tres puntos alegando que “lo cualitativo no está en la realidad, puramente subjetivo que pone la mente“. Hace poco tiempo ya respondí a alguien que pretendía limitar a la ciencia empleando prácticamente la misma argumentación falaz: alegando que lo imaginario no es comprobable (véase este enlace). Lo único que no es comprobable (falsable) es aquello que no existe.

      Resulta además, repito, irónico que este tipo diga esto cuando al principio del vídeo usaba como chiste el término “realidad” mientras citaba a los “cientificistas” al mismo tiempo que ahora pretenda alegar este absoluto.

      Luego (12:20) se dedica a decir sobre la afirmación “no hay en la ralidad causas finales sino que esto son proyecciones o construcciones de nuestra mente” alegando que este argumento “tiene mucho de arbitrario” porque, según él, el método científico los deja fuera ya de entrada. En mi respuesta a ese tipo, que vino con lo subjetivo como algo no falsable al igual que hace este, se puede ver que no es cierto con los ejemplos que ya expuse. Estamos a un punto de la ciencia (concretamente en las neurociencias) en le que, aun estando esta todavía en pañales (apenas llevamos 5 siglos), ya se pueden incluso visualizar los pensamientos en imágenes. Esto ya nos da una pista de qué se podrá hacer en un futuro al respecto. Pero nada… aquí tenemos a este tipo (sesgado por sus creencias religiosas) intentando argumentar en contra de la ciencia hipócritamente, limitándola porque esa es su percepción sobre el asunto.

      Este despropósito de razonamientos continúa cuando este “filósofo” afirma (13:30) que lo realmente problemático es que al redefinir lo cualitativo como algo puramente subjetivo o como un mero producto mental es la mente la que pasa a ser algo intratable e indescriptible e incluso inexplicable por el método científico. Precisamente por cómo ese método caracteriza lo mental por contraposición con lo material. Sinceramente, es que todo en esa afirmación es falso: se ha tenido que servir de una reducción al absurdo empleando términos para explicar cómo ve, según él, la ciencia obvia “lo mental” afirmando que, según esta, lo relacionado con la mente es algo “puramente subjetivo” o “un mero producto mental”. El tono pellorativo que se infiere de tales expresiones, por supuesto, lo saca de sus cojones morenos. De la ciencia ya digo yo que no. Luego, infiriendo que si se trata lo que el llama “cualitativo” como tal por la ciencia esto pasa a ser algo intratable e indescriptible e incluso inexplicable por el método científico Y por último, creando ese hombre de paja de que el método científico “caracteriza lo mental por contraposición con lo material“. De nuevo, este tipo manda a tomar viendo a toda la neurociencia y nos muestra que no tiene puñetera idea de qué es o cómo funciona dicha rama científica. Algo que demuestra con su, de nuevo, silogismo barato (13:45):

      “Si la materia, incluida la materia del cerebro es pura res extensa vaciada de aspectos cualitativos y la mente en cambio es definida esencialmente por su relación con lo cualitativo. Lo que se sigue de aquí es que la mente no puede ser algo material en absoluto y que por tanto escapa de ese método que lo único que describe es lo material cuantitativo. Ergo la descripción científica del mundo sigue siendo incompleta pues no puede abrazar los fenómenos mentales que son cualitativos de PE a PA”

      En resumen: divido el mundo en dos (cualitativo y cuantitativo), digo que la ciencia sólo se basa en lo cuantitativo y ni si quiera considera lo cualitativo, y a partir de aquí construyo mis argumentos ¡Bravo!

      Luego (14:50) pretende responder a los que defendemos que no se puede limitar lo que se conoce (o se descubre) al tiempo y nos salta con su muñeco de paja (incluso literalmente: el tipo usa un muñeco como contraparte) como chiste cuando alega que esto es una “falacia historicista” (un nuevo tipo de falacia, por lo visto) y que se saca del tintero para ocultar dos hechos: que el tipo que afirmaba que los cientificista conocían poco o nada de Filosofía, irónica y paradógicamente conoce poco o nada de cómo funciona la ciencia y más en concreto la neurociencia. Áreas que, repito, pretende limitar con respecto a lo que estas pueden o no comprobar. Según él, el cientificista usa esta respuesta como una “alfombra para ir metiendo los aspectos cualitativos que el método científico [por sus santos cojones – porque no hay otra respuesta] no puede describir“.

      Ya ni me pararé a que este ponga como ejemplo el “eliminativismo” (16:30) para así poder, de nuevo, alimentar su hombre de paja y pasaré al siguiente punto.

      4º. Que, según él, “la ciencia no puede darnos una explicación última de la realidad. Para ello, para decirnos que según él la ciencia tiene “limites explicativos”, necesita recurrir a sus premisas falaces anteriores según la cual la ciencia tiene “límites descriptivos”. Afirma (18:08) que las leyes de la naturaleza a las que la ciencia apela para explicar los fenómenos tampoco [de nuevo, por sus santos cojones] nos pueden aportar una explicación última de lo real. Según él, recurrir a las leyes nos remite a la pregunta “qué es una ley” o “cómo es que tiene eficacia” y luego preguntas absurdas como “de donde viene” o “por qué el mundo obedece a esta ley y no a esta otra” (¿”no a esta otra”? ¿qué otra? ¿a qué carajos se refiere con eso?). Tratando a un término creado por humanos y usado en ciencia para describir fenómenos que bajo una determinadas circunstancias siempre se repiten como si se tratase del mismo término pero usado en ámbitos jurídicos y legislativos. Mal vamos, cuando hace esto o pretende inferir que no se sabe qué es una ley basándose en sus propia limitaciones intelectuales. Las cuales le llevan a deducir que todo esto lleva a hacer “preguntas filosóficas que requieren de respuestas filosóficas“.

      Todo esto lo intenta rematar, de nuevo usando su muñeco de paja al intentar refutar la respuesta ante este punto (que “no existe una explicación última de la realidad“) alegando que “eso vuelve a ser una proposición filosófica, no científica” y que por tanto “refutaría las pretensiones del cientificismo una vez más”. ¿Por? Pues porque este “filósofo” teista ahora además pretende limitar al cientificista alegando que no puede si quiera plantearse el responder simplemente porque las respuestas entran dentro del ámbito filosófico. ¡No te jode! Todo pensamiento entra dentro del ámbito filosófico. ¿quién ha dicho que un cientificista no pueda reflexionar o usar deducciones basadas en razonamientos filosóficos? Pues, por lo visto, este teista poco dado a usar efectos de sonido y un muñeco para respondernos.

      Y llegamos, por fin, después de todo este cúmulo de falacias e ignorancia al punto final: lo que según él es “la bala de plata” con la que pretende cuestionar al cientificismo (que él, recordemos, dividió en dos).

      5º. Que, según él, “el único argumento del cientificismo es muy muy malo. Dice este teista (demostrando así que es un hipócrita) que (19:25) “puede asegurarnos caso al 100%” que el “cientificista comprometido” va a responder “caricaturizando todo” lo que él dice y bajo el argumento de que el “cientificista” responde con un “sí, sí, muy bien pero cuando estás enfermos acudes al médico, no a ver a mi profesor de filosofía” ¿? Lo primero es un recurso clásico de salva guarda: argumentar en contra de algo y luego afirmar que el saber que le responderán legitima lo argumentado. Y lo segundo, pretendiendo usar esta vez una falsa dicotomía como argumento: según él, sólo existen dos opciones que son o la ciencia (médica, en su ejemplo) o un profesor de filosofía. Y es que por lo visto, su argumento ahora consiste en enfrentar a la ciencia con la filosofía por el simple hecho de que la primera según él es usada por el “cientificista”, cuando con lo que está en contra un cientificista no es la Filosofía sino las creencias basadas en supersticiones y de quien las realiza. Yo no sé él, pero yo cuando tengo un problema médico acudo a un médico real (no a un pseudoterapeuta): a mis profesores de filosofía les consultaría sobre Filosofía. Con esta falsa dicotomía pretende correlacionar metafísica y teología = Filosofía, cuando esta última no tiene por qué derivar en esas dos (que son las que él pretende defender basándose en los sesgos que él padece).

      Todo lo que tiene este charlatán (y puedo definirlo así porque ha demostrado serlo) es recurrir a falacias de autoridad y hombres de paja.

    • ¿25 minutos? Demasiado

      la ciencia para ser real deberia de entenderse con la teología por ejemplo

      1º ¿Que quiere decir por “ser real”?
      2º La teología, ¿De qué religión?

      el método científico no prueba lo que no se puede o se podrá nunca probar empíricamente

      Si no se puede probar empíricamente, ¿Como podemos saber que es real, o si una hipótesis es correcta?

    • Porque:

      1º.- Se basa en supersticiones.

      2º.- Sabemos lo que son los Estados Alterados de la Consciencia (EAC).

      3º.- Y porque sabemos a qué conlleva el dejarse llevar por ese pensamiento mágico.

      Porque una cosa es que llevara únicamente a comportarse como imbéciles (véase estos ejemplos y estos otros). Si fuera ese únicamente el caso a mi particularmente no me importaría. Pero es que vivimos en sociodad y lo que hacen otros al final acaba repercutiéndonos al resto: al final, si un idiota se pone una bomba para matar “infieles” para ser un “mártir” nos afecta al resto; si se pone a pasear sus muñecos por la calle nos afecta al resto (gasto de nuestros impuestos y del dinero público, calles cortadas, ruidos, suciedad, animales muertos, etc.); si un idiota de estos se hace político o realiza un golpe de estado nos afecta al resto (legislación, multas a “blasfemos”, prisión, pena de muerte,…)… A todo eso conlleva la “espiritualidad” por más que pretendan ignorarlo, justificarlo con excusas falces o negarlo. Esa es la realidad.

      Y si los religiosos son incapaces de ver que viven en sociedad, que no todos piensan como ellos y muestran tan poca empatía, teniendo además en cuenta que el resto estamos en nuestro derecho de expresarnos libremente y criticar, algunos tendremos que recordárselo. Por más que les joda.

      Que nos haya tocado nacer en una sociedad donde otros anteriormente afirmaron e hicieron este tipo de cosas no significa que debamos aceptarlas y quedarnos calladitos para que haya más nuevos adoctrinados.

    • Y ese artículo lo hace porque su autor es Juan Gérvas. Un reconocido magufo y antivacunas: un movimiento que sí es una secta.

      Ese artículo no es más que la pataleta de un tipo que valiéndose de su título como falacia de autoridad se dedica por todos los medios (sobre todo en twitter) a lanzar el miedo con el ya clásico mantra de las conspiraciones. Bulos que, a poco que se meta uno en redes, le han valido un aluvión de críticas de médicos, asociaciones médicas y de los que ellos llama en ese artículo una secta porque obviamente han cargado contra él por sus afirmaciones absurdas, como esta (que en ese mismo artículo expone orgulloso):

      Gérvas y una de sus idioteces

      Un tipo que irónicamente se dedica a afirmar cosas como estas:

      “Es una “invasión de imbéciles”, que diría Umberto Eco, portadores de la verdad que pueden considerar que tener en cuenta la espiritualidad del paciente es medicina alternativa. Poseen un fino bisturí (y mejor ojo) que les permite separar la ciencia de la pseudociencia, y están obsesionados con cualquier desviación de la ortodoxia científica (ortodoxia definida por ellos mismos).

      Son hordas que pretenden imponer una censura que va contra la esencia de la ciencia, pero a veces disponen de títulos universitarios y son físicos, químicos o biólogos, y eso les da todavía mayor arrogancia y atrevimiento. Van por el mundo definiendo lo correcto, el orden y el mando en medicina. Así, consideran que la espiritualidad es ajena a la medicina. Son miembros de una Nueva Inquisición y quemarían vivos a los médicos díscolos, y a las enfermeras, pues de ellas es el artículo sobre revisión de la espiritualidad en pacientes con cáncer.”

      Y que es prólijo en añadir estudios (el ejemplo en ese párrafo) para apoyar sus argumentos sin tener en cuenta las revisiones de los mismos no tan favorables (véase esta). Pues que te digan que “Sin embargo, debido al diseño mixto del estudio y a la considerable heterogeneidad, algunas pruebas siguen siendo débiles. Se necesita una investigación más rigurosa.” y que la “espiritualidad” es algo ambiguo por definición cuando se estudia científicamente, no queda bien para vender la idea de que ahora la medicina, en vez de basarse en lo objetivo, debe “ofrecer alternativas a su sufrimiento adaptadas a sus creencias” y que ahora debemos respetar “a la experiencia, a la espiritualidad y a las creencias de los pacientes es parte central de la medicina. De la medicina científica, y de las medicinas alternativas.”

      Si mañana un tipo (un estafador), como ha pasado con todas las “terapias alternativas” (aquí tiene dos como ejemplo), se inventa una mierda sin sentido y hay gente que cree al charlatán o charlatanes, la idea según Gérvas es que la medicina debe darle espacio a esa charlatanería. Las implicaciones de hacer esto las explicó bien e incluso con un experimento social el biólogo Fernando Cervera en su libro “El arte de vender mierda”. Si no lo conoce, debería leerlo pues en él se demuestra perfecta y experimentalmente cómo cualquiera puede crear una “terapia alternativa” sin apenas esfuerzo que acabe creyendo y siendo difundida por la gente magufa que defiende Gérvas.

      Pero ¡ey! que la “secta”, la “horda de justicieros” y los “tontos del pueblo portadores de la verdad” son quienes no creen las chaladuras que defiende Gérvas. Él no pertenece a ““La invasión de imbéciles, el fruto de las redes sociales.”” pues el no muestra esa “arrogancia y atrevimiento” cuando dice que los escépticos son:

      “aquellos que pretenden defender la ciencia médica de las pseudociencias. Suelen ser biólogos, físicos, informáticos, químicos y otros profesionales probablemente frustrados por no ser médicos.”

      “Suelen ser” para salvaguardarse en esa generalización falaz (un argumento de autoridad) de que en las asociaciones que él critica también están implicados médicos y demás personal sanitario. Basta, de nuevo, con meterse a twitter para ver cómo le han respondido y responden estos cada vez que este tipo abre la boca.

      Yo con lo que me quedo de este tipejo es con lo irónico e hipócrita del asunto: cuestiona a los escépticos con las pseudoterapias (que él defiende, motivo por el cual se mete con la escepticemia) y en su artículo alega, para argumentar que son unos cobardes, que se meten con “lo fácil” que en su ejemplo es la homeopatía. ¿Adivina con quien comparte discurso Gérvas?

      Homeopatas contra escepticismo 1

      Homeópatas contra escepticismo 2

      ¿Por qué será?

    • lo médico es escuchar al paciente y ofrecer alternativas a su sufrimiento adaptadas a sus creencias, cultura y espiritualidad

      Si las creencias, cultura y espiritualidad del paciente es rechazar la transfusión sanguínea y usar gorritos de aluminio, el médico debe recetar rollos de papel de aluminio.

  2. Me encanta sobre todo la parte que da a entender que hay que ser científico, no informático o abogado, para rebatir la homeopatía.

    Claro, y por la misma regla de tres hay que ser teólogo o al menos haber cursado estudios bíblicos, o su equivalente católico/musulmán/etc. para hablar de la religión, y tampoco se puede hablar de por ejemplo aviones de combate sin haber pilotado uno, y no sigo.

  3. Otros dos temas (si quiere puede responderme a ambos por separado):

    1.- Relacionado con el comentario anterior, me encontré con
    esto (aunque seguramente ya lo había leído). ¿Qué opina? ¿”Mandamientos de la Iglesia Escéptica”? ¿Por qué ese afán de comparar el escepticismo con una religión?

    2.- No relacionado: Investigando sobre singularidades gravitacional y agujeros negros me encontré con este “libro” que se titula “ATHEISM IS FALSE Richard Dawkins and the Probability of God Delusion”, escrito por un tal David Reuben Stone. Lamentablemente no pude encontrar una traducción en español. ¿Qué piensa de esta “obra” y de Stone? ¿Se había topado con ello antes?

    Saludos y gracias.

    • Sobre el primero, si yo fuera creyente me preocuparía esa tendencia de querer poner a gente cuyo único nexo es no creer que existan determinados personajes de fantasía a su mismo nivel. Pareciera que su única forma de insultarnos o meterse con nosotros es esa: o sea, que en el fondo reconocen con ello que la religión es algo negativo.

      Con respecto a lo segundo, todavía no he tenido el “placer” de leer a Reuben. Así que solo podría prejuzgar basándome en el título absurdo que ha escogido su autor. Cuando lo lea ya le contaré qué me aparecido. Espero que el libro al menos no esté al mismo nivel que ese título tan falaz.

Responder a Herick Gonzalez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ateoyagnostico.com .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ateoyagnostico.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.