Todo dictador es un místico, y todos los místicos son dictadores potenciales. Ayn Rand