La fe es cuestión de geografía. Jean Jacques Rousseau
Cienciología
ateoyagnostico

Así nació la Cienciología: cuando un mentiroso compulsivo (L. Ron Hubbard) necesitaba dinero y ayuda psicológica

La historia de la secta de la Cienciología es la historia de un mentiroso: L. Ron Hubbard (nacido el 13 de marzo de 1911).

Pese a que consiguió engañar a sus «feligreses» y estos no hacen más que promocionar su vida como la de, entre otras cosas, un magnifico patriota (véase como ejemplo la web que le han dedicado, con música incorporada), un gran explorador y aventurero, un gran estudiante con varias carreras o un gran escritor, además de filósofo, filántropo, etc. su historia es en realidad la de un completo fracaso en todos los sentidos.

A lo largo de toda su vida este fracasado en lo único que tuvo éxito fue en engañar a todos los seguidores de su pseudoterapia convirtiendo todos los fracasos que tuvo en éxitos y a esta pseudoterapia en una nueva religión.

La vida de Hubbard fue la de un tipo al que le encantaba inventarse historias, sobre todo de sí mismo. Como veremos con los ejemplos en este artículo, el líder de la secta de la cienciología fue adornando su vida con invenciones y aumentando, aún más si cabe, su lista de falsedades. Cada una de sus mentiras se iba, como verán, agrandando con más adornos cada vez que se las pillaban: para ello este ofrecía como excusas más y más mentiras para cubrir a la anterior.

El único éxito que tuvo L. Ron Hubbard fue el de engañar o convencer a la gente con sus mentiras: tanto él como sus seguidores lograron convertir, a ojos de todo aquel que no investigue y asuma lo que ellos dicen, todo su deplorable currículum en el de alguien con una carrera prolífica y exitosa. Empecemos…

Leer más »
Cristianismo
ateoyagnostico

Fraudes religiosos: las falsedades cristianas sobre Poncio Pilato

Un rasgo peculiar de la religión es el sesgo de confirmación. Primero les inculcan una serie de afirmaciones que estos creen a pies juntillas y luego, cuando pasa el tiempo y se encuentran con que el mundo se las confronta, ante tal disonancia cognitiva, uno de los caminos que emprenden al no encontrar ni una prueba que las confirme es crearlas ellos mismos. Esto es lo que le pasó a Poncio Pilato. ¿El motivo? ser citado en los evangelios sinopticos (Marcos 15, Mateo 27 y Lucas 3, 13 y 23).

Leer más »
Anacronismos
ateoyagnostico

25 de diciembre ¿nacimiento del Jesús neotestamentario?

Muchos religiosos intentan justificar esta fecha (25 de diciembre) como el día del nacimiento de su líder mesiánico. Les incomoda el origen pagano de sus creencias y tradiciones e intentan justificarlo en «la Biblia» (en el Nuevo testamento, concretamente).

Dejando de lado que el NT es un texto creado ad hoc para tener correspondencia con el Tanaj hebreo traducido por los griegos (la LXX) y los fallos que ya mencioné en otro artículo con respecto al nacimiento de su ídolo, veamos una lista de las «pruebas» que esta gente presenta. Veremos los fallos que esta gente niega o no ha tenido en consideración al intentar dar sus explicaciones para justificar dicha fecha.

Leer más »
Enric Corbera
ateoyagnostico

«Los científicos descubren que esta oración sana enfermedades» o cómo manipular la información

Sinceramente, por mucho que conozco qué es y cómo funciona el sesgo de confirmación, jamás entenderé personalmente qué se gana mintiendo y manipulando la información para intentar convencer al resto de las mentiras que uno previamente cree. A mi, personalmente, se me haría tremendamente absurdo creer en algo y luego ya, si eso, buscar aquellas noticias que lo confirmen. Llegar a las conclusiones sin tener previamente la información que les confirme o refute. Esperando a cualquier noticia que me favorezca y omitiendo las que no; creer todo aquella noticia o dato que me agrade y «demuestre» que lo que previamente creía sin pruebas estaba realmente respaldado. En resumen, primero creer algo sin exigir evidencias y luego ya, si eso, buscar aquello que lo confirme según mi interpretación sesgada o la de otros con mis mismas convicciones. Aun más que me cuesta entender a la gente que no sólo busca noticias que «confirmen» sus creencias sino que, además, lee y manipular las declaraciones de una persona para que estas se adecuen a lo que él cree o directamente se inventa los datos. Añadiendo además declaraciones de su propia cosecha.

Tengo ya mostrados algunos ejemplos sobre este tipo de comportamiento sesgado en los artículos que dediqué a las estafas, mitos y leyendas que los religiosos se han inventado para convencernos al resto de sus chaladuras. Hoy voy a exponer otro más explicando qué deberían haber hecho quienes leyeron y leen este tipo de «noticias» y artículos frente a lo que realmente hacen quienes las reciben (que pueden verse en los comentarios del mismo).

Leer más »
Budismo
ateoyagnostico

La única cita respetable del budismo no la dijo Buda

«No creas en algo simplemente porque lo has escuchado. No creas en algo simplemente porque es hablado y rumoreado por muchos. No creas en algo simplemente porque se encuentra escrito en tus libros religiosos. No creas en algo simplemente por la autoridad de tus maestros y ancianos. No creas en las tradiciones solamente porque han sido transmitidas por generaciones. Más bien, después de la observación y el análisis, cuando te encuentres con algo que está de acuerdo con la razón y conduce al bien y al beneficio de todos y cada uno, entonces acéptalo y vive conforme a ello.»

¿Cuantos de vosotros habéis escuchado esta frase? La primera vez que la leí, hace ya décadas, cuando ya cuestionaba el adoctrinamiento realizado por otras religiones, en lo primero que pensé es en lo bueno que me empezaba a parecer el budismo. Comparándolo con el monoteísmo que había conocido hasta entonces el budismo se me antojaba tolerante, pacífico y racional. Con la experiencia, sin embargo, a medida que fui conociendo más sobre él y me adentraba en su filosofía, historia y textos, lo que descubrí es que no era oro todo lo que reluce. La frase que más me gusta de su fundador, por ejemplo, ni si quiera se le puede atribuir a él.

Leer más »
Crítica
ateoyagnostico

Los 3 pasos para fundar cualquier religión

Todas las religiones (más bien los fundadores y luego los seguidores de las mismas) dicen ser únicas. Todos, sin excepción, dicen que la suya es «la verdadera» y en su empeño por convencer a la gente de que tienen la razón absoluta (algo que se empeñan por recalcar constantemente) recurren a todo tipo de falacias apelando a los sesgos más comunes que padecemos. La idea es convencer emocionalmente a aquellas personas de que tienen que confiar ciegamente en ellos, sin importar cómo.

Para ello, lo más habitual es el convertir a este tipo de personas, generalmente más emocionales, en dependientes de la «droga» que ellos fabrican: las promesas indemostrables. Hacerles ver que necesitan de las soluciones a dichos problemas emocionales que ellos mismos ensalzan y cuya única cura depende única y exclusivamente de ellos y su producto estrella.

Esto resumiría qué hace la religión, pero ¿cómo funciona toda religión? La estrategia se podría resumir en 3 puntos clave que son siempre los mismos.

Leer más »

Fraudes religiosos: los lunáticos del islam y su profeta dividiendo lunas

Lo habitual, además de obvio y coherente, en ciencias es primero estudiar la naturaleza para luego sacar las conclusiones basándose en la evidencia obtenida. Esto no ocurre en la religión: primero se aceptan las afirmaciones de tipos que afirman existen personajes que les «revelan» en privado ciertas «verdades absolutas» y luego, quienes las creen, intentan justificarlas buscando evidencia que las respalde. Así sucede en el judeocristianismo y así sucede en el islam.

El islam tiene, dentro de todo su conjunto de afirmaciones pintorescas, una que a ojos de cualquier persona coherente sonaría a falsedad pero que estos creen totalmente cierta: afirman que su «profeta» Mahoma (si es usted creyente repita aquí cual borrego la frase que le han vendido como refuerzo psicológico) hizo el «milagro» de dividir la Luna en dos partes para convencer a unos incrédulos.

Leer más »

Fraudes religiosos: Los Protocolos de los sabios de Sión–Ni protocolos, ni sabios, ni Sión: más bien cristianos

Además de la invención de leyendas, los fraudes en la religión son algo habitual. Ya pudimos ver unos cuantos ejemplos en los artículos recopilatorios que hice hace tiempo (véase 1 parte y 2 parte).
Dado que a los religiosos no les han educado en el pensamiento crítico y analítico sino, precisamente, en lo contrario: en el pensamiento mágico, y esto hace que sean luego incapaces de distinguir entre ficción y realidad, es algo habitual que estos caigan en todo tipo de estafas. Máxime, cuando estas son lanzadas desde su propio grupo ideológico.
Uno de los argumentos más habituales de los religiosos para arremeter contra otros grupos religiosos con los que discrepan (pues todos afirman poseer “la verdad” absoluta) es el achacar citas y hechos moralmente reprochables a otros para demonizarlos.
En el caso del catolicismo, además de inventarse documentos atribuyendo declaraciones a gobernantes para hacerse con terrenos (véase la famosa Donación de Constantino), también se han creado documentos atribuyendo palabras a otros para poder así justificar su persecución y linchamiento.
En su odio interreligioso (básicamente ese declarado antisemitismo, como el que profesa una buena parte del catolicismo – véase el caso del obispo Williamson), el documento conocido como “Protocolos de los Sabios de Sión”, aunque muy conocida entre historiadores, sigue siendo esgrimida para sustentar todo tipo de críticas hacia el judaísmo.

Leer más »
Biblia
ateoyagnostico

La Traducción del Nuevo Mundo: falacias de autoridad de los Testigos de Jehová por doquier

Hace tiempo ya, debatiendo por Facebook con un Testigo de Jehová, al intentar explicarle al creyente que hablar de “fidelidad al original” con respecto a las traducciones bíblicas es algo falaz, la respuesta constante que este hacía era el copiarme un texto de un artículo de su querida Watchtower (WT) titulado “¿Es exacta la Traducción del Nuevo Mundo?” (ver aquí) en el que se mencionaban una serie de razones basadas en opiniones propias de la WT, seguidas de una retahíla de más afirmaciones y, como colofón, una serie de citas a eruditos bíblicos que supuestamente ensalzaban lo maravillosa que era la Traducción del Nuevo Mundo realizada por los Testigos de Jehová (TDJ).

Este TDJ, además, citaba otros artículos (también de su querida web de la WT) como argumento a favor de sus afirmaciones.

Las citas a autores, académicamente hablando, jamás se usan como “argumento de autoridad” (falacia ad verecundiam) para dotar de credibilidad (y menos como una verdad absoluta) a la afirmación dada sino como apoyo al contexto en el que se plantea la declaración argumentada.

Leer más »
Fraudes
ateoyagnostico

De la autentica pluma de las mentiras de los escribas

De todas las mentiras que ha creado el cristianismo y de las medias verdades que este ha difundido, una de las más extendidas es la de que existen “testimonios” seculares que prueban que su personaje favorito, Jesús “de Nazaret” existió tal y como lo narra la Biblia. Esta mentira, al igual que todo el resto de mentiras propagadas por esta secta, ha crecido gracias a la propaganda continua y apoyada por ciertos líderes y soberanos a lo largo de los siglos. Una mentira contada ad infinitum al final se acaba convirtiendo en realidad. O al menos eso ha sucedido para la mayoría que ni si quiera prefiere investigar y a la que les agradan las mentiras dulces y simplonas que les hagan llevar una vida más sencilla, llena de cuentos y fantasías. Pero para quienes, inquietos, esta propaganda les es menos importante que la verdad, una vez conocidos los hechos y las evidencias, nada vuelve a ser lo mismo. Estos hechos no deberían ser pervertidos por el bando vencedor, y menos cuando ese bando proclama verdades para intentar mantener su estatus. Y la verdad es que, lejos de lo que pretende esta secta monoteista, los hechos nunca les han sentado bien. Veamos un repaso de esas fuentes una por una. Un resumen y más datos de los ya aportados en otros artículos, de cada una de las fuentes del judeocristianismo y si esas fuentes pueden o no confirmar sus afirmaciones.

Leer más »
Accede con tu cuenta