El dios de la Biblia está a la altura de un tirano caprichoso. El dios de la Biblia castiga a los bebés por los pecados de sus padres (Éxodo 20:5, 34:7; Números 14:18; 2 Samuel 12:13-19); castiga a la gente haciendo que se vuelvan caníbales y se coman a sus propios hijos (2 Reyes 6:24-33, Lamentaciones 4:10-11); le da a la gente malas leyes, incluso requiriendo el sacrificio de sus propios primogénitos, para que puedan llenarse de horror y saber que Dios es su señor (Ezequiel 20:25-26); hace que la gente crea mentira para poder enviarlos al infierno (2 Tesalonicenses 2:11); y muchas otras atrocidades, demasiadas para dar una lista aquí. No sería difícil llegar a, y exceder, tal nivel de pureza moral. Los ateos lo sobrepasan todos los días. Doug Krueger

Categoría: Genesis II

Cienciología
ateoyagnostico

Vivir del cuento: Cienciología y Génesis II

Vivir del cuento ha salido muy bien. Uno sólo tiene que convertir una ideología y unos relatos mitológicos en religión para hacerse millonario bajo este sistema basado en “tanto tienes, tanto vales”. La formula es simple: si fracasas intentando vender un producto  (ya sea físico como ideológico) o quieres que las ventas se garanticen, convertirlo en religión te garantizará ese éxito de ventas. Los ejemplos más recientes abarcan desde las religiones más antiguas, hasta las modernas Cienciología y Génesis II.

Leer más »
Accede con tu cuenta