¡Que el Dios que has inventado te perdone!. Ayn Rand

Category: Investigación

Cienciología
ateoyagnostico

Así nació la Cienciología: cuando un mentiroso compulsivo (L. Ron Hubbard) necesitaba dinero y ayuda psicológica

La historia de la secta de la Cienciología es la historia de un mentiroso: L. Ron Hubbard (nacido el 13 de marzo de 1911).

Pese a que consiguió engañar a sus «feligreses» y estos no hacen más que promocionar su vida como la de, entre otras cosas, un magnifico patriota (véase como ejemplo la web que le han dedicado, con música incorporada), un gran explorador y aventurero, un gran estudiante con varias carreras o un gran escritor, además de filósofo, filántropo, etc. su historia es en realidad la de un completo fracaso en todos los sentidos.

A lo largo de toda su vida este fracasado en lo único que tuvo éxito fue en engañar a todos los seguidores de su pseudoterapia convirtiendo todos los fracasos que tuvo en éxitos y a esta pseudoterapia en una nueva religión.

La vida de Hubbard fue la de un tipo al que le encantaba inventarse historias, sobre todo de sí mismo. Como veremos con los ejemplos en este artículo, el líder de la secta de la cienciología fue adornando su vida con invenciones y aumentando, aún más si cabe, su lista de falsedades. Cada una de sus mentiras se iba, como verán, agrandando con más adornos cada vez que se las pillaban: para ello este ofrecía como excusas más y más mentiras para cubrir a la anterior.

El único éxito que tuvo L. Ron Hubbard fue el de engañar o convencer a la gente con sus mentiras: tanto él como sus seguidores lograron convertir, a ojos de todo aquel que no investigue y asuma lo que ellos dicen, todo su deplorable currículum en el de alguien con una carrera prolífica y exitosa. Empecemos…

Leer más »
Análisis Bíblico
ateoyagnostico

La evolución histórica (prebíblica) de Yahweh-Elohim

En este artículo, escrito por Walter Reinhold Warttig Mattfeld y de la Torre, M.A. Ed. el 2 de septiembre de 2001y revisado el 13 de enero de 2010, se investiga la «evolución histórica» ​​del Dios hebreo, llamado de manera variada como Yahweh, Yaw, Yah, Ya, Yahu, El, Elohim o Ehyeh asher Ehyeh («yo soy el que soy» en hebreo: Hayah Ex 3:14), durante un período de 3.000 años (del IV al I milenio a.e.c.) desde  el punto de vista humanista secular.

En pocas palabras, entendiendo que Yahweh es una amalgama, una fusión de varios y diversos dioses y diosas anteriores, habiendo absorbido sus funciones, epítetos y logros. Es decir, que con él sucede como con el lema latino que se encuentra en las monedas y billetes de los Estados Unidos de América, E PLURIBUS UNUM, «De muchos, uno». Un lema que irónicamente describe de forma adecuada qué es el Yahweh-Elohim del monoteísmo abrahámico actual.

Leer más »

Cosas a las que la religión se opuso por «demoníacas» o «herejes»: el cero

¿Se imaginan cómo sería operar matemáticamente con números romanos? ¿Y qué sería de nuestra vida sin el cero? Para empezar, no podríamos estar hablando por aquí pues este es clave en el sistema binario que usa la computación.  Aun así, como todo en el pensamiento mágico y religioso, incluso el número que representa el «vacío» debía ser rechazado. ¿Por motivos prácticos? En absoluto.

Leer más »
Crítica
ateoyagnostico

No. David Coppedge, el creacionista, no fue despedido de la NASA «por defender el DI en una conversación informal»

Hace poco un tipo me pasó un artículo para probarme lo «malvada» que era la NASA y cómo esta actuaba inquisitorialmente contra los ¡oh, pobres! cristianos de bien, como él. El artículo en cuestión era uno publicado en el blog católico «Contando Estrelas». Repito, blog católico (editado por un «católico, conservador y de derechas»): no por afán de hacer un ad hominem sino para señalar hacia donde se pueden ver que irán los tiros con una noticia publicada por ese blog. La noticia era, concretamente, una que informaba del despido del «científico» David Coppedge, que publicaba dicho blog tal cual se puede ver en la imagen que tienen justo arriba de este párrafo.

Como pueden leer, en dicho blog su autor lo titulaba como «inquisición» y concretamente una «atea». Curioso e irónico, viniendo de un tipo que se declara seguidor de esa misma institución que creó lo que sí fue una inquisición. Para sostener tal titular, este tipo alegaba lo que voy a exponer más abajo (incluyendo los enlaces hacia sus fuentes de información que él mismo usó)

Leer más »
Crítica
ateoyagnostico

Cosas a las que la religión se opuso por «demoníacas» o «herejes»: la patata

Los adalides de la moral divina que transmitieron las supersticiones y creencias prehistóricas que hoy día muchos creen, haciéndose ricos a costa de la credulidad que propagaban, demostraron en más de una ocasión el nivel de cordura que les provocaba ese virus llamado «Fe» que tanto empeño pusieron por propagar.

Se podría pensar que, teniendo tanto contacto divino con ese personaje del que tanto hablan, sus juicios deberían haber sido más certeros. Pero la realidad les puso en su sitio y si hoy día disfrutamos (todos, incluidos sus herederos ideológicos) de muchas cosas no fue por ellos (y su caracter conservador y tradicionalista, motivado por su miedo irracional) y sus fantásticas «revelaciones» sino porque la sociedad, de caracter más pragmático, curioso y progresista, finalmente se impuso a sus delirios más esquizofrénicos y paranoides.

Sírvanse, como ejemplos, de la lista de cosas  de uso común hoy día,  que mostraré a continuación en una serie de artículos, que en su día fueron rechazadas por los religiosos debido a su ya conocido espíritu intolerante. En este caso la patata.

Leer más »

«Los científicos descubren que esta oración sana enfermedades» o cómo manipular la información

Sinceramente, por mucho que conozco qué es y cómo funciona el sesgo de confirmación, jamás entenderé personalmente qué se gana mintiendo y manipulando la información para intentar convencer al resto de las mentiras que uno previamente cree. A mi, personalmente, se me haría tremendamente absurdo creer en algo y luego ya, si eso, buscar aquellas noticias que lo confirmen. Llegar a las conclusiones sin tener previamente la información que les confirme o refute. Esperando a cualquier noticia que me favorezca y omitiendo las que no; creer todo aquella noticia o dato que me agrade y «demuestre» que lo que previamente creía sin pruebas estaba realmente respaldado. En resumen, primero creer algo sin exigir evidencias y luego ya, si eso, buscar aquello que lo confirme según mi interpretación sesgada o la de otros con mis mismas convicciones. Aun más que me cuesta entender a la gente que no sólo busca noticias que «confirmen» sus creencias sino que, además, lee y manipular las declaraciones de una persona para que estas se adecuen a lo que él cree o directamente se inventa los datos. Añadiendo además declaraciones de su propia cosecha.

Tengo ya mostrados algunos ejemplos sobre este tipo de comportamiento sesgado en los artículos que dediqué a las estafas, mitos y leyendas que los religiosos se han inventado para convencernos al resto de sus chaladuras. Hoy voy a exponer otro más explicando qué deberían haber hecho quienes leyeron y leen este tipo de «noticias» y artículos frente a lo que realmente hacen quienes las reciben (que pueden verse en los comentarios del mismo).

Leer más »
Conclusiones
ateoyagnostico

¿Qué bases psicológicas hay detrás de la superstición?

En un artículo publicado desde el blog de su web, la psicóloga Zoraida Rodríguez Vílchez realiza un listado con las 6 bases psicológicas que hay detrás de cada superstición y que pueden ayudar a entender por qué la gente se aferra a todo tipo de supercherías y afirmaciones realizadas por todo tipo de charlatanes. He aquí el listado de tales motivaciones psicológicas

Leer más »
Conclusiones
ateoyagnostico

Evolution News: la estrategia de la manipulación creacionista del Discovery Institute

Los creacionistas han inundado internet de webs que aparentan divulgar ciencia cuando lo que están haciendo en realidad es predicar sus creencias religiosas. Hoy os voy a mostrar uno de tantos ejemplos de este tipo de páginas. Una que, por su nombre, sugiere algo distinto a lo que hace: Evolution News (EN). Al ver su aspecto y su nombre cuaquiera pensaría que se trata de una cuyo objetivo es mostrar noticias sobre biología evolutiva objetivas e imparciales (como lo hace básicamente cualquier web de divulgación científica). En absoluto: en EN lo único que se puede encontrar es tanto más de lo mismo que se puede encontrar en webs creacionistas como el Center for Science and Culture: proselitismo religioso basado en el sesgo que padecen (una falacia de falsa dicotomía) y que trata, por todos los medios, de crear hombres de paja sobre la Biología haciendo pasar por Ciencia lo que en realidad no es más que pura superstición y pseudociencia.

Leer más »
Crítica
ateoyagnostico

El cristianismo estuvo en contra del teatro

Hoy día es habitual asistir al teatro e incluso socialmente se considera a este como una parte sustancial de la cultura (excepto, por lo visto y ¡casualmente!, para los políticos más afines a la religión). Sería impensable o por lo menos, de conocerse, a considerar como una actitud intolerante que un religioso actual criticara públicamente al teatro en general (y aun así, dentro de la religión, existen discrepancias y gente abiertamente contraria a este, hoy día, aun cuando es para fines apologéticos). Digamos que esto, hoy día y por norma general, es tan políticamente incorrecto que pocos, sólo los más fanáticos, consideran hacerlo.

Esta actitud mayoritariamente tolerante, pese a las apariencias actuales, no ha sido siempre así y el teatro, fuente crítica social, como tal, fue cuestionado y demonizado durante siglos por la religión cristiana.

Esta religión, que tanto presume de haber contribuido a la cultura, hizo siempre todo lo posible por empobrecerla: lo hizo prohibiendo libros y lo hizo contribuyendo a la prohibición o por lo menos el perjuicio del Teatro, tal y como ellos mismos confesaron orgullosos.

Leer más »
Info
ateoyagnostico

La censura de la autobiografía de Darwin

La autobiografía de Darwin, Autobiography of Charles Darwin , que fue editada por su hijo, Francis Darwin, fue publicada en 1887. Pero esta había sido previamente censurada indirectamente por la religión: su esposa, Emma Wedgwood, una cristiana unitaria con fuertes convicciones religiosas a la que su marido le había pedido en una carta con fecha del 5 de julio de 1844 que publicara su obra en caso de fallecer, pasó por la censura los textos del propio Darwin antes de publicaros pues, según esta, los textos estaban escritos «con demasiada libertad».

Leer más »

Fraudes religiosos: Los Protocolos de los sabios de Sión–Ni protocolos, ni sabios, ni Sión: más bien cristianos

Además de la invención de leyendas, los fraudes en la religión son algo habitual. Ya pudimos ver unos cuantos ejemplos en los artículos recopilatorios que hice hace tiempo (véase 1 parte y 2 parte).
Dado que a los religiosos no les han educado en el pensamiento crítico y analítico sino, precisamente, en lo contrario: en el pensamiento mágico, y esto hace que sean luego incapaces de distinguir entre ficción y realidad, es algo habitual que estos caigan en todo tipo de estafas. Máxime, cuando estas son lanzadas desde su propio grupo ideológico.
Uno de los argumentos más habituales de los religiosos para arremeter contra otros grupos religiosos con los que discrepan (pues todos afirman poseer “la verdad” absoluta) es el achacar citas y hechos moralmente reprochables a otros para demonizarlos.
En el caso del catolicismo, además de inventarse documentos atribuyendo declaraciones a gobernantes para hacerse con terrenos (véase la famosa Donación de Constantino), también se han creado documentos atribuyendo palabras a otros para poder así justificar su persecución y linchamiento.
En su odio interreligioso (básicamente ese declarado antisemitismo, como el que profesa una buena parte del catolicismo – véase el caso del obispo Williamson), el documento conocido como “Protocolos de los Sabios de Sión”, aunque muy conocida entre historiadores, sigue siendo esgrimida para sustentar todo tipo de críticas hacia el judaísmo.

Leer más »