Sólo a partir de Darwin se ha comprendido que no somos la especie elegida, sino como dice Robert Foley, una especie única entre muchas especies únicas, aunque eso sí, maravillosamente inteligente. Y no deja de ser paradójico que tantos años de ciencia nos hallan llevado a saber algo que cualquier bosquimano del Kalahari, cualquier aborigen australiano, o cualquiera de nuestros antepasados que pintaron la cueva de Altamira conocía de sobra: Que la Tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la Tierra. Juan Luis Arsuaga

Líbranos del mal (Deliver Us From Evil) – (Documental)

Documental sobre los escándalos sexuales de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Este turbador documento narra la historia del padre Oliver O’Grady, el más conocido pedófilo de la historia de la iglesia moderna.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Si quieres salvar a tu hijo del polio puedes rezar o puedes vacunarlo… Aplica la ciencia. Carl Sagan
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

754_deliver_us_from_evil

Documental sobre los escándalos sexuales de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Este turbador documento narra la historia del padre Oliver O’Grady, el más conocido pedófilo de la historia de la iglesia moderna.

Depredador sexual compulsivo, carente de remordimientos, O’Grady usó su encanto y su autoridad como líder religioso para violar a docenas de niños de familias católicas por todo el norte de California durante más de 20 años. A pesar de los indicios y las quejas de varios feligreses, la jerarquía de la Iglesia urdió un elaborado plan para enmascarar sus delitos y desacreditar a sus acusadores mientras trasladaban al padre O’Grady de parroquia en parroquia. Unos documentos internos de la iglesia demuestran que violó y sodomizó con el pleno conocimiento de sus superiores. La directora Amy Berg, contactó con el padre O’ Grady, y milagrosamente le persuadió para que interviniera en el rodaje del documental. Utilizando su escalofriante testimonio como punto de partida, la película expone el alto nivel de corrupción dentro del seno de Iglesia Católica, y anima a alguna de las víctimas a narrar sus desgarradoras experiencias.

La victima de un sacerdote pederasta que se convirtió también en sacerdote pederasta

Nacido en Limerick, Irlanda, O’Grady fue ordenado sacerdote en un seminario en Thurles, Condado de Tipperary, a finales de la década de 1960. Emigró a los Estados Unidos en 1971.Se desempeñó como sacerdote en la Iglesia Católica de Santa Ana en Lodi, California de 1971 a 1978. Más tarde sirvió en la iglesia de la Presentación en Stockton, California; la iglesia del Sagrado Corazón en Turlock, California; la parroquia de San Andrés en San Andreas, California; y la iglesia católica de San Antonio en Hughson, California. Más tarde afirmó haber sido objeto de abusos por parte de un sacerdote a la edad de 10 años, así como de haber estado involucrado en el abuso sexual en su propia familia, como autor y como víctima.

Sus crímenes

En 1993 fue declarado culpable de cuatro cargos «conducta lasciva» con dos menores de edad, los hermanos James y John Howard, y fue condenado a 14 años de prisión. El fiscal Jeff Anderson afirmó que O’Grady había abusado de los hermanos Howard en repetidas ocasiones entre 1978 y 1991, cuando estos tenían edades comprendidas entre los 3 y los 11 años. Anderson sostuvo que jerarcas de la Iglesia tenían conocimiento de que O’Grady había cometido esos abusos, pero no habían hecho nada. En 1998, un jurado civil ordenó a la Diócesis de Stockton pagar 30 millones de dólares por daños y perjuicios a los hermanos. Un juez redujo más tarde la cantidad a 7 millones de dólares. O’Grady salió en libertad condicional en 2000 después de estar encarcelado siete años y se fue a vivir en Irlanda después de haber sido deportado de los Estados Unidos.

En una declaración filmada en 2005, O’Grady reveló que había abusado de más de 25 niños en el norte de California y alrededores. Recientemente, se han presentado demandas acusando a O’Grady de abusar de niños, incluso cuando todavía estaba en el seminario en Irlanda.

Documental

En el documental, O’Grady afirma: «Quiero prometerme a mí mismo, que ésta será la confesión más honesta de mi vida«. A continuación, detalla como abusaba de los niños, y sostiene que funcionarios de la iglesia sabían acerca de sus abusos, pero lo protegían trasladándolo de parroquia en parroquia. Cuando se le preguntó si su obispo sabía que había abusado de niños en 1976 y antes, O’Grady lo confirmó, y a pesar de eso se lo nombró párroco de otra iglesia.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Un comentario

  1. Y donde estaba su supuesto dios ?…que impotencia, que rabia y que asco de personas…si se les puede llamar personas….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta