InicioAnálisis BíblicoFuentes BíblicasLa escala de Raglan: Jesús, tan solo otro arquetipo de héroe mítico clásico.

Comentarios

La escala de Raglan: Jesús, tan solo otro arquetipo de héroe mítico clásico. — 19 comentarios

  1. Muy buenas. Voy a poner la venda antes de la herida y decir que no creo en la existencia de ningún Dios-hombre u hombre-Dios pero que sí estoy convencido de la existencia de un predicador judío llamado Jesús que fue condenado a muerte y que, sus seguidores, dieron lugar al nacimiento del Cristianismo.

    Algunos de esos criterios se dan en un evangelio pero no en otros (p.e la matanza de los inocentes la relata Mateo pero la ignoran los demás). Aun así, la aplicación de varios de esos indicadores a Jesús es muy discutible.

    Veamos. Jesús no fue Rey y su padre tampoco. En Juan, se dice que «quisieron hacerle rey», pero no se dejó. Eso ya invalida varios de los indicadores. Tampoco prescribió leyes. Lo que hace Jesús es interpretar leyes, etc. Si quieres, los debatimos con detenimiento.

    Siendo sumamente generoso y tomando en consideración los 4 evangelios (si tomamos solo el de Marcos, que es el primero en escribirse, serían menos), en Jesús se darían solo el 1, 5, 6, 7, 9, 16 (forzándolo mucho e interpretando como «súbditos» a los seguidores de un predicador), 19 (aunque qué culpa tiene Jesús de que los romanos crucificasen en una colina cercana a Jerusalén para que los cuerpos colgando fuesen bien visibles para servir de aviso para navegantes) y 20. Es decir, 8.

    Y, otra cosa, algunos de esos indicadores se dan también con Pitágoras, Alejandro Magno y otros personajes.

    Yo no soy católico y creo que a la Iglesia se le puede criticar por el presente (p.e pasividad ante la pederastia), por el pasado (cruzadas…) y se puede discutir la existencia de Dios. Pero negar la historicidad de Jesús es muy arriesgado y hay que proponer una alternativa sobre cómo surgió el Cristianismo. Por eso, los ateos o agnósticos especialistas en historia del siglo I están convencidos de la existencia de Jesús, solo que, evidentemente, no lo consideran divino sino un hombre normal.

    Saludos,

    • Evidencias no tienes, del tal Jesús, ¿verdad?
      Como no las tiene nadie ¿cierto?
      Son solo opiniones de personas más o menos eruditas pero que no aportan evidencia alguna de la existencia histórica de Jesús.
      Bueno, Tu pasas tu creencias en opiniones.
      Pues estupendo. Eso es ser agnóstico: sostener creencias infundadas sobre la teología. Hacer teología es la antítesis de buscar realidad.
      No se: tenemos la sábana santa, un frasco con leche de la Virgen maría, otro con un suspiro de S. José, las lentejas de la última cena, una piedra con las posaderas grabadas de Jesús, dos sudarios más con su rostro medieval, su urna con unos huesos dentro, una zapatilla… y nada mas. Supongo que nadie dará pábulo a tales evidencias, como nadie da pábulo a las opiniones.
      Imagínate si la ciencia fueran opiniones. ¿no sería absurdo?
      Sería como hacer teología.

      • Se te ha olvidado añadir la decena de prepucios, los 3 cálices, tantas astillas de la cruz como para hacer varias cruces,… (no, no es inventado – al menos por mi – según los cristianos son reales y son todos auténticos) 😀

    • Hola Luis

      Ya leí esos libros y la verdad, no parece estar muy fundamentado en evidencias. Al menos que Ambelain posea más evangelios y textos seculares (de la época) de los que conocemos actualmente, me gustaría saber en qué se basa para afirmar que el Jesús literario (hasta que se halle evidencia de lo contrario) era un «zelote» (o sea, un guerrero y terrorista judío: los que provocaron la primera revuelta judía del siglo I, cosa que sucedio en el 66 y no por motivos «judeocristianos». Los evangelios aun no habían sido ni escritos y las epístolas estaban siendo escritas en turquia por una persona que jamás llego a conocer al personaje del que habla).

      Esta trilogía de Ambelain en la que se mezclan templarios guardando secretos sobre Jesús cuando en Jersusalem no se sabia más de Jesús que lo que se conocía en Roma, me recuerda mucho a otras teorías tan bien fundamentadas como decir que Jesús era un viajero del tiempo del siglo XX (tal y como afirma J.J. Benitez) u otras novelas sobre sectas secretas, masones y demás como El código Da Vinci, solo que un poco más acorde con la realidad. (cosa que Ambelain, como esos otros autores, consigue mezclando datos reales con datos ficticios a modo de novela).

      Ambelain se saca ¿del tintero? cosas que ningún historiador serio haría, como afirmar que María Magdalena fue la madre de Jesús y Judas de Galilea su padre. ¿? Lo digo porque no existe ningún evangelio (ni canónico ni apócrifo) que muestre referencias a estas dos afirmaciones, como tampoco hay ningún historiador de los que nombran a Jesús (me refiero a los primeros que supuestamente le nombran, que en realidad seria ninguno: ya que de Josefo se sabe que fueron textos interpolados posteriormente) que haga referencia a esto.

      No me pareció un autor serio y por eso no publiqué ninguno de sus libros. De todas formas gracias por el aporte. A quien le guste la novela conspiracionista le encantaran.

      Saludos.

  2. Bueno copio y pego la literatura consultada del amigo que escribio lo anterior:
    Mantenin:
    La bibliografía y fuente de mis conocimientos es muy extensa, pero para mencionar algunos aquí una lista:

    Flavius Josphus “Jewish Antiquities” colección de 20 tomos
    “The Jewish Wars” 2 volúmenes

    Ben Akerley “The x-Rated Bible”

    John Allegro “The Dead Sea Scrolls and the Christian Myth”

    Baiget and Leigh “The Dead Sea Scrolls Deception”

    Willis Barnstone “The Other Bible”

    Raymond Bernard “Apollonius The Nazarene”

    Albert Chuchward “The Origin and Evolution of Religion”

    Earl Doherty “The Jesus Puzzle: Was there No Historical Jesus?”

    Levi Dowling “The Aquarian Gospel of Jesus The Christ”

    Lloyd Graham “Deceptions and Myths of the Bible”

    Kersey Graves “The Word’s Sixteen Crucified Saviors”

    James Haught “Holy Horrors”

    Randel Helms “Gospel Fictions”

    Martin Larson “The Story of Christian Origins”

    Tim Leedom “The Book Your Church Doesn’t Want you to Read”

    Hyam Maccoby “The Mythmaker: Paul and the Invention of Christianity”

    Geral Massey “The Historical Jesus and the Mythical Christ”

    Como verás, amigo, la historia de las religiones en general ha sido siempre una afición mía. Es una vida de lectura y análisis.

    De Pablo de Tarso, te diré a largos rasgos, que el personaje de la Biblia en tan mítico como el mismo Jesús. Todo lo escrito sobre y de él, es copia y editado por y para la Iglesia. Paulus es el nombre Latín para el Hebreo Apolonio “el Nazareno” (Rebelde) de Tarso. Un historiador Griego de la época llamado Filóstrato escribió su historia en su libro acerca de los Esenios. Ese libro callo a manos de la Iglesia y asi nacio Pablo.

    Próximamente pondré mas detalles de este personaje..

    Elkin Maurice

    Mensaje editado por maurice2
    El hecho que un creyente pueda ser más feliz que un escéptico es tan cierto como decir que el borracho es más feliz que el hombre sobrio.
    George Bernard Shaw (Famoso escritor irlandés)

    Cuando tenga tiempo voy a tratar de conseguir esos libros en pdf no importa que esten en Ingles.

    • Saludos Luis, quisiera poder conocer toda esa bibliografia me parece sumamente interesante, y quisiera tambien ilustrarme en lo que se refiere al nacimiento del cristianismo, y sus bases.

  3. Sigo diciendo que es un error entrar al trapo de negar la historicidad del personaje de Jesús, cuando además ni hace al caso ni tiene nada que ver, porque que haya o no existido es irrelevante (como lo prueba esta misma hipótesis que se expone en este post), dado que la construcción a posteriori deturpa la historicidad del personaje. Me gustaría, por ser breve, apuntar hechos convergentes que pienso que a corto plazo acabarán por probar la existencia real de un personaje llamado Jesús: primero, los hallazgos arqueológicos en Oriente Medio no hacen más que corroborar detalles colaterales de los Evangelios que son precisamente aquellos más irrelevantes para la ideología que se sustenta en los mismos (lo que viene a sugerir una base real), segundo, que entre las propias enseñanzas «canónicas» de Jesús hay claramente mensajes de subversión social cuando no de guerrilla antirromana (lo que no cuadra en absoluto con una construcción mitológica ad hoc), por ejemplo el acompañar a alguien 2 millas en vez de 1 se trata de rebelarse (de forma muy inteligente) contra un «derecho» de las legiones de ocupación romana de requerir a un nativo para que cargase con un petate de legionario durante una milla (y sólo una, era castigado si abusaba de la prerrogativa), el dar la mitad de la capa es claramente una invitación a desafiar y cuestionar los tribunales religiosos fariseos y el poner la otra mejilla igualmente ridiculizar leyes religiosas hebreas, por eso todo esto no se entiende y está totalmente deformado sin intención ninguna (lo de poner la otra mejilla era para obligar a abofetear con la mano «impura», la izquierda, es claramente un insulto a las autoridades religiosas). Finalmente, está bastante claro de analítica comparada que el núcleo del cristianismo se compone de dos ideologías muy diferentes: una, la aportada por Pablo (con total seguridad, un agente romano de inteligencia, sí, ya existían, cómo no iban a existir), porque es en realidad Pablo la piedra de bóveda de todo el asunto y no Jesús, y otra, lo que deben ser las enseñanzas originales de un subversivo político (caído en descrédito entre los propios judíos), originales en el sentido de no añadidas por Pablo, no porque lo fuesen en sí mismas. Finalmente, la navaja de Occkham no ha fallado jamás desde que se utiliza, y el consenso amplio al respecto (al revés por cierto del caso de Mahoma) es que introduce menos variantes espúrias el modelo que supone una existencia real de un personaje original que es (ampliamente) deturpada a posteriori, que cerrarse en banda a negar historicidad a personajes. Es que además, no tiene sentido negar la existencia de unos personajes cuando hay que comerse la de otros, porque esos sí son totalmente históricos (el propio Pablo, sin ir más lejos). Esto es una teoría de callejón sin salida que además en cualquier momento se vendrá abajo el día que aparezca el cadáver del tal Jesús de Nazaret, contingencia para la cual los que viven de la teta están más que sobradamente preparados.

    • 1º.- ¿Los restos arqueológicos de Troya confirman que existió Aquiles y Heracles? Losrestos arqueológicos solo pueden confirmar la existencia de una civilización y de ciertas partes de un relato. Ni de lejos confirman la existencia de personas concretas, tan solo porque estas figuren en un relato donde se menciona el lugar.

      2º.- Si en los evangelios aparecen tales actos fue precisamente porque estos se escribieron después de la primera guerra judeoromana (66 – 73 d.e.c.). De nuevo, solo confirman la adversión de los autores hacia un imperio contra el que eran contrarios. No demuestra en absoluto la exitencia de los personajes de la novela. Todo texto religioso tiene carácter político y trata de influir sobre una ideología concreta.

      Callejón sin salida sería si no se dictaminase que unas cartas firmadas y con el mismo estilo lingüístico pertenecieron a Pablo. Los textos no se escriben solos y por arte de magia. Por el contrario, tenemos a Jesús, quien según la leyenda era tan docto que ya de pequeño rebatía a rabinos y que, extrañamente, aunque pretendía dictaminar un modelo de conducta y enseñar a sus discipulos, no dejo absolutamente nada escrito por él. Tenemos que fiarnos de un Turco que afirmó verlo en apariciones, que confiesa usar la mentira para adoctrinar y que escribió 30 años despues de la muerte de su querido amigo imaginario y de cuatro autores anónimos que escribieron entre 45 y 60 años despues despues de la supuesta muerte de ese, teóricamente, mismo personaje. Eso si nos atenemos a la datación filológica, porque si nos atenemos a la exácta, el más papiro más antiguo es un trozo de unos pocos centimetros escrito en el 125 d.e.c. (P52)

      Se podrá documentar y demostrar que una persona, de nombre, Saulo, escribió ciertas cartas, ¿pero lo que afirma en dichas cartas? Deberías leer a Ehrmann, un historiador experto en cristianismo, sobre qué se puede saber o no históricamente sobre Jesús o preguntarle a cualquier historiador hasta que punto de certeza se espera o presupone conforme se va hacia atras en el tiempo y cuando, toda la documentación que tienes sobre la existencia de un personaje proviene exclusivamente de un grupo concreto con una ideología y creencias marcadas que además se contradice hasta en lo más básico a la hora de describir como era ese personaje y qué ocurrió. Cuando se analiza la historicidad de un personaje se espera que las fuentes no tengan una misma ideología (y menos una marcada fe religiosa), que sean independientes, que todas estén lo más cercanamente posible al tiempo del personaje y que todas las fuentes coincidan a la hora de describir a ese personaje. Ningún historiador serio te dirá lo contrario.

      Ahora te pregunto ¿existió el Maestro de Justicia? Porque tenemos exactamente las mismas fuentes, del mismo estilo y mismo tiempo que con Jesús, afirmando que su lider esenio existió. Con la diferencia de que este grupo si fue mencionado por otras fuentes del siglo I d.e.c. del cristianismo no se supo hasta comienzos del segundo.

  4. Aquí se demuestra que es un mito. Por cierto podrías hacer el mismo estudio para Buda, adelanto algunos puntos:
    1. No
    2. Sí
    3. no
    4. no
    5. no
    6. no
    7. no
    8. no
    9. no
    10. no
    11. «sí»: llega al nirvana
    12. no
    13. «sí»: es líder (=rey?)
    14. sí
    15. sí
    16. no
    17. no
    18. no
    19. no
    20. no
    21. –
    22. no

  5. Repito: al menos según dice Antonio Piñero, que de esto entiende un rato, hoy en día existe un CONSENSO TOTAL en que el Jesús que aparece en los evangelios está basado en un líder político-religioso judío del s. I. La tesis de que fuera un personaje totalmente inventado ya había quedado obsoleta hace un siglo.

    Por supuesto, aque Iehoshua histórico no era Dios encarnado, no convirtió el agua en vino, ni caminó sobre las aguas, ni resucitó al tercer día de su muerte, ni fue visto por sus apóstoles volando como Superman. Hay que estar muy limitado para creer en eso.

    • Cuando alguien habla de «consensos totales» en cuanto a si se ha demostrado algo o no o de «ideas obsoletas», sin aportar nada que lo respalde, a mi me entra urticaria. Los ad verecundiam y los ad populum jamás aportan certeza a los argumentos. Son los propios argumentos quienes legitiman lo que en se afirma, y en esta web tengo publicados una decena de artículos que refutan la historicidad de Jesús. Por mucho que quiera afirmarlo Piñero u otros, la realidad es que en lo único que se basa es en los escritos religiosos de una incipiente secta de mediados del siglo primero que, además de ser de carácter mitológico, se contradicen constantemente a sí mismo y entre ellos como para que pudieran considerarse un testimonio fiable. Y hombre… teniendo en cuenta que hasta hace 4 siglos no se discutía la historicidad de Jesús, que ahora se discuta es síntoma de que 1º.- Cada vez se pone más en duda y 2º.- Algo no cuadra en la historia.

      Pero si quieres poner qué evidencias hay, que no hayan sido ya rebatidas en esta y otras webs, libros, etc. estaremos encantados de analizarlas.

  6. Hola Compañero/a
    Me llamo Alberto y he entrado aquí buscando información de Raglan. Me considero agnóstico, hasta cierto punto, pues todos tenemos creencias. Por ejemplo creo que el respeto es la mejor manera de entendernos que tenemos las personas. También la ciencia no deja de ser otra manera de creencia. Pues no puedo corroborar todos los estudios de todos los científicos. Y al final estoy obligado a creer que mañana saldrá el sol como todos los días o que lo que vivo no es un sueño si no quiero volverme loco. El problema esta cuando primero olvido que son solo eso creencias. Y después cuando me siento amenazado porque otra persona escoja una creencias diferentes a las mías

    Creo que puedo entender muchas de las motivaciones que te llevan a escribir todo esto. Yo soy español y fui educado en un colegio de monjas, conozco de primera mano lo cansinas hipócritas y malas pedagogas que pueden llegar a ser.
    Pero no puedo dejar de sorprenderme a leer esta pagina. Me doy cuenta de la cantidad de energía y talento que hay aquí invertida. Y esto, es un juicio personal: me sorprende ver invertir tanto trabajo en pretender demostrar todo esto ya en el siglo XXI. Siento que al final todo este trabajo y esfuerzo no hace mas que girar entorno a las religiones. Que es un trabajo que carece de centro propio.
    En mi opinión más sincera creo que un ateísmo tan beligerante es preso de las religiones, pues sin ellas perdería su razón de ser. Como todo aquello que lucha contra algo, sin ese algo no es nada.

    Quizás digo esto porque vivo con «la creencia» de que ahora hay mucho que hacer, en medio de una crisis ecológica social política económica humanitaria… creo que ya no es hora de criticar ni de luchar si no de generar otras realidades. Esto como te repito es solo mi opinión, mi «creencia» y no lo ultimo que quisiera es imponerla pero si compartirla.

    Comparto todo esto porque me ha salido muy de dentro compartir esta critica, espero haber conseguido ser lo suficientemente sincero y respetuoso.
    Si no te importa preferiría que no publicases esto. Sólo pretende ser el compartir una reflexión Sin embargo agradecería una respuesta al email.
    Muchas gracias por todo
    Alberto

    • «Siento que al final todo este trabajo y esfuerzo no hace mas que girar entorno a las religiones. Que es un trabajo que carece de centro propio.
      En mi opinión más sincera creo que un ateísmo tan beligerante es preso de las religiones, pues sin ellas perdería su razón de ser. Como todo aquello que lucha contra algo, sin ese algo no es nada

      Obvio ¿Y?

      Sin la creencia en las hadas, no existiría en escepticismo hacia estas. Sin la creencia en que la homeopatía es una medicina, no existiría el escepticismo hacia esta. Sin la creencia en el geocentrismo no exitiría el heliocentrismo. etc. etc. etc. Por eso pregunto ¿y?

      «Quizás digo esto porque vivo con “la creencia” de que ahora hay mucho que hacer, en medio de una crisis ecológica social política económica humanitaria… creo que ya no es hora de criticar ni de luchar si no de generar otras realidades.»

      O sea, inventarte otras religiones. Porque con «generasr otras realidades» es a lo único que puedes referirte. El universo, por mucho que quieras verlo según tu realidad, es lo que es y como es. Y tu puedes percibirlo con una realidad diferente de la mía, y viceversa. Pero precisamente por eso es por lo que se apela a la ciencia. Porque si más allá de nosotros no se puede analizar y comprobar si lo que nosotros entendemos como real es cierto o no, de nada sirve que cada uno genere una realidad distinta. Por eso es en lo evidenciable, experimentable y lo falsable en lo único que podemos confiar.

      Saludos.

  7. Realmente son investigaciones banales, en las que se introducen dudas o ideas sacadas de la propia imaginación de los que hacen este sitio, ( hay muchas de estas acepciones solo menciono una : » tal vez era su propia boda» ¿Por fin, si es fantasía de los autores de los evangelio, o estos no tiene fundamentos históricos, para que basarse en estos datos para acomodarlas a sus idea supuestamente agnósticas?. lo que únicamente observo es que se trata de denostar a la Religión Católica, ¿Pero que pueden hacer inútiles comentarios, si ni siquiera imperios y personajes de la historia no le han hecho mella?. Es cuestión de fe y conocimiento, lo demás sale sobrando. Los comentaristas ni hablar manifiestan una ignorancia crasa. Aunque es mejor crear controversia a se pasivo como lo es el 99% de las personas que solo por oídas o por lecturas mal entendidas ya se creen una autoridad en lso temas tratados.

    • «Realmente son investigaciones banales, en las que se introducen dudas o ideas sacadas de la propia imaginación de los que hacen este sitio»

      Para banal, su comentario. Que no aporta ni una sola razón o argumento que demuestre sus creencias o refute las afirmaciones de esta web.

      «hay muchas de estas acepciones solo menciono una : ” tal vez era su propia boda” ¿Por fin, si es fantasía de los autores de los evangelio, o estos no tiene fundamentos históricos, para que basarse en estos datos para acomodarlas a sus idea supuestamente agnósticas?»

      Aprenda a expresarse. Su pregunta carece de sentido. Acaba usted de decir, sin ser consciente, que los autores de los evangelios tenían ideas agnósticas.

      «lo que únicamente observo es que se trata de denostar a la Religión Católica,»

      Observe mejor. A no ser que quiera usted sostener la idea absurda de que los autores de los evangelios, que es en lo que se basa la escala, eran católicos.

      «¿Pero que pueden hacer inútiles comentarios, si ni siquiera imperios y personajes de la historia no le han hecho mella?»

      Estudie historia, antes de afirmar tonterías como esta. Si nadie en la historia hubiera hecho mella en el cristianismo, este tendría el mismo porcentaje de creyentes y poder que antaño. Para desgracia de su argumentario, ya muy típico y carente de valor pues se basa en un ad populum, este es falso. De hecho, cada vez tiene menos poder en los gobiernos y crece el porcentaje de ateos.

      «Es cuestión de fe y conocimiento, lo demás sale sobrando»

      Nada que decir. Se acaba usted de autodefinir a la perfección. El problema, para usted, es que no se ha enterado de cómo lo ha hecho.

      «Los comentaristas ni hablar manifiestan una ignorancia crasa. Aunque es mejor crear controversia a se pasivo como lo es el 99% de las personas que solo por oídas o por lecturas mal entendidas ya se creen una autoridad en lso temas tratados.»

      ¿Y ya está? Pero hombre… ¿no piensa usted demostrar cuan profundos son sus conocimientos en comparación con aquellos que critica?

      Repito lo que dije en uno de esos comentarios: «Los ad verecundiam y los ad populum jamás aportan certeza a los argumentos. Son los propios argumentos quienes legitiman lo que en se afirma»

      Vuelva cuando pueda demostrar aquello que afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ateoyagnostico.com .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ateoyagnostico.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.