No puedo imaginarme a un dios que premia y castiga a los objetos de su creación, cuyos propósitos han sido modelados bajo el suyo propio; un dios que no es más que el reflejo de la debilidad humana. Tampoco creo que el individuo sobreviva a la muerte de su cuerpo: esos no son más que pensamientos de miedo o egoísmo de lo mas ridículo. Albert Einstein

La escala de Raglan: Jesús, tan solo otro arquetipo de héroe mítico clásico

Como cualquier héroe mitológico, el semidiós del judeocristianismo (Jesús) tan solo es otro arquetipo común en todas las narraciones religiosas consideradas ahora como simples mitos. Los autores de los evangelios, lejos de narrar la historia de un hombre real, copiaron la imagen idílica del héroe clásico para usarlo como ejemplo de líder a seguir. Este líder inspirado en las narraciones grecorromanas dio autoridad a estos religiosos como sucesores legítimos a este y les convirtió en lideres de un grupo que posiblemente adoraba a otro héroe mítico que supuestamente había vivido siglos atrás (El Maestro de justicia de la secta esenia a la que muy probablemente Juan el bautista pertenecía). Pablo posiblemente dio nombre a este Maestro de Justicia alegando que este se le había aparecido y al cual los autores evangélicos dotaron de vida incorporándole toda una serie de cualidades que este debía poseer (todas muy conocidas para esos autores). Para los que todavía no sepan lo que es un mito y crean que su ídolo imaginario supuestamente muerto hace aproximadamente 2000 años es único.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Dios es, histórica y cotidianamente, sobre todo, un complejo de ideas engendradas por la bestialización del hombre y por la naturaleza que lo rodea, así como el yugo de clase; ideas que sirven para afianzar la opresión y adormecer la lucha de clases. La impotencia de las clases explotadas en su lucha contra los explotadores, engendra la fe en una vida mejor más allá de la muerte, tan inevitable como la impotencia del salvaje en su lucha con la naturaleza engendra la fe en los Dioses, los demonios, los milagros, etc. A aquel que trabaja y padece miseria toda su vida, la religión le enseña a ser humilde y resignado en la vida terrenal y a reconfortarse en la esperanza del premio celestial. Lenin
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

2011-05-03_2149112011-05-03_2149352011-05-03_215047

Como cualquier héroe mitológico, el semidiós del judeocristianismo (Jesús) tan solo es otro arquetipo común en todas las narraciones religiosas consideradas ahora como simples mitos. Los autores de los evangelios, lejos de narrar la historia de un hombre real, copiaron la imagen idílica del héroe clásico para usarlo como ejemplo de líder a seguir. Este líder inspirado en las narraciones grecorromanas dio autoridad a estos religiosos como sucesores legítimos a este y les convirtió en lideres de un grupo que posiblemente adoraba a otro héroe mítico que supuestamente había vivido siglos atrás (El Maestro de justicia de la secta esenia a la que muy probablemente Juan el bautista pertenecía). Pablo posiblemente dio nombre a este Maestro de Justicia alegando que este se le había aparecido y al cual los autores evangélicos dotaron de vida incorporándole toda una serie de cualidades que este debía poseer (todas muy conocidas para esos autores).

Para los que todavía no sepan lo que es un mito y crean que su ídolo imaginario supuestamente muerto hace aproximadamente 2000 años es único.

 

Nota: Las imágenes del comienzo de este artículo son el claro ejemplo de cómo evolucionó la imagen (o aspecto) de un personaje mítico basado en el dios helenístico. En todas ellas, aunque no lo parezca, se representa a Jesús.

  • La primera es del siglo III (El Buen Pastor. En el techo de la catacumba de San Calisto) y aparece este personaje como el típico héroe clásico griego imberbe.

2011-05-03_215324

A ella se le puede sumar este Mosaico del mismo siglo en las grutas vaticanas debajo de la Basílica de San Pedro. En el se representa a Jesús como el dios-sol (Helios/Sol Invictus) montando su carro.

  • La segunda es del siglo IV (Pintura mural de la catacumba de Comodilla) y en ella, probablemente gracias a los cambios producidos por el primer concilio de Nicea (Jesús es considerado también deus/dios), se introduce por primera vez a un Jesús con el aspecto del dios Zeus.
  • La tercera es del siglo VI (Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí) y en ella se puede observar como al occidentalizarse el cristianismo se busca una imagen más acorde con este hecho.

 

¿Quién fue Raglan?

2011-05-04_001433

Fitzroy Richard Somerset, IV barón de Raglan (10 de junio 1885 a 1964), fue el bisnieto del famoso FitzRoy Somerset, Primer barón de Raglan de Guerra de Crimea, asistió a los colegios Eton (Eton College) y Sandhurst (Royal Military Academy Sandhurst) antes de entrar en el ejército británico. Se incorporó a la Guardia de Granaderos prestando servicio en Hong Kong, África del Norte y Palestina, y llegando a alcanzar el rango de comandante.

De 1913 a 1918 prestó servicio en el sur de Sudán, donde se interesó por la antropología cultural, en particular de la etnia Lotuko (etnia del sur de ese país). Como lingüista, adquirió fluidez en árabe y produjo el primer diccionario Lotuko-Inglés. Una grave enfermedad en 1914 impidió su asignación al peligroso frente occidental en la Primera Guerra Mundial haciendo que permaneciera en el Medio Oriente .

Tras la muerte de su padre en 1921 se retiró del servicio y volvió a su hogar ancestral, Cefntilla Court (Monmouthshire). Convirtió el terreno en una granja y fue un hábil carpintero, albañil y apicultor . Empezó a interesarse por los asuntos locales y comenzó a estudiar y escribir en áreas tan diversas como la antropología, las ciencias políticas y la arquitectura .

Publicó su primer libro, de La delincuencia Yocasta en 1933 y El héroe en 1936. Trabajando independientemente de la comunidad académica, llevó a cabo pocas investigaciones originales pero provocó nuevas líneas de razonamiento en la síntesis de los trabajos de becarios. Mantuvo correspondencia ampliamente con los académicos y participó en numerosas asociaciones profesionales aunque nunca ejerció ni obtuvo ningún grado académico. Ostentó el cargo como presidente de la Sociedad de Folk Lore (Folk Lore Society), la Sección H de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia (British Association for the Advancement of Science), del Instituto Real de Antropología (Royal Anthropological Institute) y muchas otras organizaciones.

Su franqueza e implacable escepticismo le hizo ganar tanto admiradores como detractores. Siendo él mismo un aristócrata, a menudo  afirmaba que «no existe tal cosa como un pedigrí Normando«, y le gustaba señalar que muchas leyendas locales no podrían ser históricamente ciertas. Creía que Shakespeare era en realidad un sindicato de media docena de escritores y que el propio Shakespeare solo escribía las partes cómicas de las obras. En 1934 creó un gran revuelo en una reunión de la Asociación Británica al declarar que en los estadounidenses blancos y negros finalmente se fusionarían en una sola raza. En 1959, despertó la furia del Partido Nacionalista Galés declarando que el galés era «una lengua moribunda» y acusó a los nacionalistas de intentar crear un «pasado druida ficticio.» Hizo caso omiso de las llamadas posteriores a su renuncia al cargo de Señor Teniente de Monmouthshire y presidente del Museo Nacional de Gales .

Hasta su muerte a los 79 años en 1964, se mantuvo como una figura imponente con un porte y andar marcial. Fue enterrado en la parcela familiar en Llandenny .

 

“El héroe: un estudio de Tradición, Mito y Drama”

2011-05-03_203144

El héroe, un estudio de Tradición, Mito y Drama (The Hero, A Study in Tradition, Myth and Drama) fue publicado en 1936. La tesis central del libro es que la figura del “héroe” de la mitología tiene su origen en el ritual dramático, no en un hecho histórico. El capitulo más influyente del libro es en el que describió las 22 características comunes de los dioses-héroes.

 

 

Las 22 características (La escala de Raglan)

Tomando los atributos de Edipo como modelo básico y teniendo en cuenta a otros héroes, creó esta escala de 22 rasgos:

  1. La madre del héroe es una virgen de sangre real.
  2. Su padre es un rey.
  3. Este rey a menudo es pariente de la madre.
  4. Las circunstancias de su nacimiento son inusuales.
  5. Se le adjudica ser hijo de un dios.
  6. Después de su nacimiento se intenta matarlo (usualmente por su padre, su madre o un abuelo).
  7. Pero es salvado de ese intento.
  8. Es criado por padres adoptivos (o padres no naturales) en una tierra lejana.
  9. No se conoce nada de su niñez.
  10. Al alcanzar la adultez regresa o viaja a su futuro reino.
  11. Obtiene una victoria sobre un rey, un gigante, un dragón o una bestia salvaje y luego
  12. Se casa con una princesa, a menudo la hija de su predecesor.
  13. Se convierte en rey.
  14. Por un tiempo reina sin inconvenientes.
  15. Dicta leyes.
  16. Pierde el favor de los dioses o de sus seguidores.
  17. Es exiliado.
  18. Encuentra una muerte misteriosa.
  19. Usualmente en la cima de una colina.
  20. No tiene hijos o si los tiene estos no lo suceden.
  21. Su cuerpo no es enterrado, sin embargo
  22. Tiene uno o más sepulcros sagrados.

Raglan, a continuación, resume la vida de varios héroes y concede puntos (marcas) de los elementos temáticos de una puntuación posible de 22. Entre todos los héroes (dioses o semidioses) disecciona a Edipo, Teseo, Rómulo, Hércules, Perseo, Jasón, Belerofonte, Pélope, Asclepio, Dionisio, Apolo, Zeus, José, Moisés, Elías, Watu Gunung, Nyikang, Sigurd o Sigfrido, Llew Llawgyffes, Arthur(el rey Arturo), y Robin Hood. De todos ellos Edipo es el que gana la puntuación más alta con 21 puntos en común.

Héroe (o semidiós) Mitología o leyenda Puntuación
Edipo Griega 21
Teseo Griega 20
Rómulo Romana 18
Hércules Griega 17
Perseo Griega 18
Jasón Griega 15
Belerofonte Griega 16
Pélope Griega 13
Asclepio Griega 12
Dionisio (Baco) Griega 19
Apolo Griega, romana y etrusca 11
Zeus Griega 15
José (hijo de Jacob) Hebrea 12
Moisés Hebrea 20
Elías Hebrea 9
Watu Gunung Indonesia 18
Nyikang Egipcia 14
Sigurd o Sigfrido Germánica 11
Llew Llaw gyffes Galesa 17
Arthur(el rey Arturo) Leyenda inglesa y francesa 19
Robin Hood Leyenda inglesa 13

De esta forma Raglan calcula la probabilidad de que estos protagonistas fueran personajes históricos reales.

A diferencia de Joseph Campbell , que publicó “El héroe de las mil caras” en 1943, Raglan no estaba interesado en la psicología o los aspectos personales de los héroes mitológicos, sólo su fundamento fáctico.

El héroe estableció a Raglan como un de los principales defensores de la teoría  «ritual del mito» (mito-ritual) del origen de la religión, cuyos antecedentes incluyen Sir James Frazer y los ritualistas de Cambridge . La teoría del “mito-ritual” tuvo una profunda influencia en la literatura y, posteriormente, en la crítica literaria alcanzando su apogeo en la década de 1960. Debido a su presentación sucinta de la teoría, la escala de Raglan se utiliza a menudo como una herramienta de enseñanza de la antropología cultural y la literatura comparada .

Significativamente, Raglan excluye a Jesús del estudio, a pesar de coincidir en la mayoria de los puntos como por ejemplo: tiene fama de ser el hijo de un dios, regresó a su reino futuro, y se reunió con una misteriosa muerte en la cima de una colina, y no fue enterrado. Raglan más tarde afirmó que omitió a Jesús para evitar conflictos con su editor original. La idea de Jesús como un dios-héroe es a veces utilizada por ambas partes en el debate sobre la historicidad de Jesús.

 

Cómo crear a un arquetipo de héroe mitológico: Jesús

Según el autor Robert Price, especialistas en la mitología como Lord Raglan, Otto Rank, y otros han desarrollado un concepto llamado el » arquetipo mítico héroe «- un tipo de hombre cuya vida es superior a la de cualquier vida común y que es encontrado en muchas culturas Indoeuropeas y  semíticas. Se han analizado las historias y los mitos de Eneas, Arthur (Arturo), Buda, David, Gilgamesh, Heracles (Hércules), Lohengrin, Moisés, Odiseo, Edipo, Perseo, Rómulo, Siegfried, etc y se han identificado veintidós elementos recurrentes en estos mitos. Normalmente, la historia de la vida de cualquier héroe único contiene muchos, aunque no todos, de esos veintidós componentes.

El autor Alan Dundes comparó este arquetipo con los acontecimientos de la vida de Jesús, según consta en las Escrituras Cristianas. Encontró que en «la vida de Jesús” figuran la mayoría de esos veintidós elementos. Los puntos 3  y 12 faltan o resultan débiles pero los veinte eventos restantes son prácticamente precisos:

v1.- Su madre es una virgen real. Los Evangelios de Mateo y Lucas afirman que la madre de Jesús es una virgen . (Por ejemplo, Mateo 1:23). Las genealogías en los dos evangelios intentan indicar que José es descendiente de la realeza; Según esto María sería participaría de la realeza por estar casada con José. (Mateo 1:1-16).

v2.- Su padre es un rey. Jesús es considerado como el Hijo de Dios y a Dios a menudo se le menciona como el Rey de Reyes. (algo más que añadir al intento de indicar que José  descendía directamente de la casta  real de David aunque según los evangelios este no participara directamente en la concepción. Algo que además hace que la única supuesta “profecía” sobre su linaje real )

x3.- Este rey a menudo es pariente de la madre. No se sabe nada sobre la genealogía de María, así que este punto no puede ser confirmado. Si los primeros cristianos creían que José y María estaban relacionados, a continuación, esta información no la exponen en los Evangelios. (A pesar de esto, el hecho de que su “padre” fuera Dios y según el judeocristianismo toda la humanidad, incluida María, es hija suya… Hace que este punto pueda estar también representado en dicha mitología)

v4.- Las circunstancias de su nacimiento son inusuales. Tanto los Evangelios de Lucas como los de Mateo afirman que Jesús fue concebido por María por “obra y gracia”  «del Espíritu Santo «, sin haber tenido relaciones sexuales con un hombre.(Mateo 1:20),

v5.- Se le adjudica ser hijo de un dios. Esto se ve en todas las Escrituras Cristianas. Teniendo en cuenta tan sólo el primer capítulo del Evangelio de Juan, hay incluso hasta siete referencias a Jesús como el Hijo de Dios:

  • como » La Palabra » estando con Dios.
  • como el » unigénito del Padre . «
  • como el » Hijo único «
  • como » el Cordero de Dios «. (2 veces)
  • como el » Hijo de Dios . » (2 veces)

v6.- Hubo un intento de matar al héroe cuando era niño. En Mateo 2:16, Herodes ordenó que «todos los niños que había en Belén » y sus alrededores debían ser asesinados. (RV) . La Nueva Versión Internacional dice que la masacre fue limitarse exclusivamente a los niños varones.

v7.- Pero es salvado de ese intento. Mateo 2:13-14 relata cómo un ángel se apareció a José en sueños y le dijo que debía huir a Egipto con su familia.

v8.- Es criado por padres adoptivos (o padres no naturales) en una tierra lejana. Mateo 2:15 dice que Jesús se crió en Egipto hasta que muriera Herodes ya que no era seguro para la familia regresar a Nazaret hasta que eso sucediera. La mayoría de los héroes mitológicos implican a una familia de acogida. En el caso de Yeshua, José no era el padre de Jesús. Según el judeocristianismo José fue una especie de padre adoptivo.

v9.- No se sabe nada o muy poco sobre su infancia. Las Escrituras cristianas no dan ningún detalle sobre la vida de Jesús desde el momento en que fue circuncidado a la edad de ocho días (Lucas 2:21) hasta su bautismo a la edad de 30. La única excepción es Lucas 2:46-49, donde a la edad de 12 años se describe como es llevado a Jerusalén en el momento de la Pascua. En esos versículos se describe como Jesús debate asuntos teológicos con los sacerdotes. La presentación del héroe como un niño prodigio no aparece en el arquetipo de héroe mitológico que se está estudiando aquí. Sin embargo, Robert Price afirma que «se trata de un mitema frecuente en los relatos de héroes que no fue considerado por Raglan …» 1

v10.- Al alcanzar la adultez regresa o viaja a su futuro reino. Jesús fue a Jerusalén antes de su última Pascua, donde fue declarado rey por el propio pueblo. Juan 12:12-13 dice que «una gran multitud, tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: «Hosanna es el que viene en el nombre del Señor! El! Rey de Israel! Bendito» (NKJ)

v11.- Obtiene una victoria sobre un rey, un gigante, un dragón o una bestia salvaje. El pasaje en Juan 18:36-37 describe cómo Jesús demostró debatir con habilidad superior al ser entrevistado por Pilato. Más importante aún, «la resurrección de Jesús” que se menciona en los cuatro Evangelios y en muchos lugares adicionales en las Escrituras Cristianas es la última victoria sobre el rey que fue responsable de ordenar su crucifixión. Pilato ordenó la muerte de Jesús y Jesús fue triunfal. Pilato no era un rey, era un fiscal – un tipo de gobernador. Pero aún así tenía un enorme poder.

Por si ese detalle no parece esclarecedor, se le suma (aunque no por orden en la escala) el hecho de que después de su bautismo viaja al desierto donde es tentado por el “diablo”. Ser al que derrota con su supuesta astucia. El propio cristianismo ha considerado (y considera actualmente) a este diablo como “rey del mal” o “príncipe de las tinieblas”. También se le menciona como la serpiente que tentó a Adán y Eva en Génesis y por si esto no fuera suficiente, el cristianismo le otorgó diversas formas físicas como dragones, machos cabríos, etc.

Para añadir algo más a este punto, después de eso el héroe (Jesús) prosigue una serie de hazañas en las que vence al demonio ejecutando varios exorcismos a distintas victimas poseídas por este.

x12.- Se casa con una princesa. No hay registro de que Jesús estuviera casado. Sin embargo, algunos teólogos han sugerido que la historia del milagro en el que convierte el agua en vino pudo haber tenido lugar en su propia boda. Los Evangelios hablan mucho sobre las mujeres que estaban en el séquito de Jesús durante su ministerio. De haber existido, en la cultura Palestina del siglo 1 C.E  estas seguidoras  habrían tenido que estar casadas con Jesús y/o sus discípulos, o eran prostitutas. Se presupone la primera porque, de otro modo, uno podría esperar en los relatos que los fariseos hubieran criticado ferozmente a Jesús por la laxitud moral si este fuera seguido por una multitud de prostitutas. Se ha argumentado que de haber existido Jesús, este estuviera probablemente casado. La sociedad judía presionaba a los hombres a casarse mientras eran jóvenes. Si Jesús se hubiera quedado solo entonces uno habría esperado ciertas criticas de los fariseos a este por seguir siendo un soltero.

Además de esto cabe destacar la mención en los evangelios de María Magdalena como una de sus discípulos. Tanto en los evangelios canónicos como en los apócrifos se la menciona en varias ocasiones como una testigo presencial y “compañera” de Jesús.

Lucas 8:3 también indica que una de las mujeres que siguieron a Jesús era por lo menos cercana al rey Herodes.

v13.- Él héroe se convierte en rey. Juan 18:36-37 describe cómo el pueblo de Jerusalén le proclamó el Rey de Israel. Pilato en broma reconoce que el público consideró a Jesús como un rey (Marcos 15:12 y 19:15 Juan). En Marcos 15:18, los soldados romanos en tono de broma se refirieron a él como rey de los Judíos. Una placa fue colocada sobre su cabeza durante la ejecución con la inscripción de » El Rey de los Judíos. » (Por ejemplo, Marcos 15:26 o Lucas 23:37-38).

v14.- Reina sin problemas por un tiempo. Él no reina en el sentido de tener poder temporal. Sin embargo, Marcos 12:27 al 13 describe cómo se celebra la corte en el templo de Jerusalén.

Como nota añadida, aunque cronológicamente anterior a este hecho, se puede observar en los evangelios toda una serie de anécdotas producidas por Jesús en las que realiza milagros y ofrece enseñanzas sin ser molestado por las autoridades.

v15.- Prescribe leyes. En Marcos 12 y 13, «… Él  ofrece enseñanzas, parábolas y profecías, que se toman con fuerza de ley por sus seguidores.«. En Mateo 23 este ofrece leyes y amenaza a los fariseos. Además de los evangelios podemos ver como en las epístolas se citan leyes supuestamente enseñadas por él.

v16.- Pierde el favor de los dioses o sus súbditos. Los Evangelios registran cómo el público se vuelve contra Jesús y exigen que sea crucificado. (Por ejemplo Juan 19:15).

A esto también se le puede añadir la traición de Judas (Mateo 27:1-5) y las famosas tres negaciones de Pedro (Mateo 26:69-75)

Por si eso no fuera poco, para llegar al siguiente punto clásico en todas los relatos de héroes míticos, incomprensiblemente Jesús pierde el apoyo del publico que anteriormente le recibió con palmas y cantando “hosanna al hijo de David” (Mateo 21).

Alejándonos aun más a esta entrada triunfal y su posterior declive de popularidad, y como colofón a esto, podemos observar como el propio héroe (en este caso Jesús) clama la famosa frase “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46)

v17.- Él héroe es expulsado del trono y de la ciudad . Al héroe se lo llevan fuera de la ciudad para ser crucificado. En Lucas 23:26-32 este hecho se lleva a cabo sacándolo de la ciudad por soldados romanos.

v18.- Tiene una misteriosa muerte. Durante la crucifixión de Jesús, que muere después de un corto periodo de tiempo de forma inesperada (Juan 19:31-33) más misteriosos fueron los acontecimientos que se produjeron en el momento de su muerte:

  • Lucas 23:44-45 describe cómo el sol dejó de brillar y la cortina del templo se rasgó en dos.
  • Mateo 27:51-53 describe grandes terremotos lo suficientemente fuertes como para dividir las rocas.
  • Mateo 27:51-54 también habla de la resurrección de muchos muertos saliendo de sus tumbas que posteriormente entran en la ciudad y se aparecen a muchas personas.

Adelantándonos a los hechos también se le podría añadir a esto que, según este relato, después de ser enterrado y a pesar de ser custodiado por un guardia romano, su cuerpo desaparece.

v19.- Muere en la cima de una colina: Fue ejecutado en la colina del Gólgota, en la cima del Monte Calvario.

v20.- No tiene hijos o si los tiene estos no lo suceden. No hay nada en las Escrituras cristianas que indique que Jesús tuviera hijos. Según estas, el hermano de Jesús, Santiago, es quien le sucedió como líder de los discípulos y jefe del grupo de cristianos judíos en Jerusalén. (Como dato extra: algunos grupos de fe consideran a Santiago como el «hermanastro”, primo o amigo de Jesús).

Ya no cabe ni mencionar que según el catolicismo el sucesor de Jesús sea Pedro (Shimón bar Ioná) y con este quede aun más confirmada la imposibilidad de un sucesor (consanguíneo) hereditario de este héroe.

v21.- Su cuerpo no es enterrado: En lugar de que ser enterrado en una tumba de barro (en un osario bajo los previos rituales judíos), según los autores de los evangelios su cuerpo fue colocado temporalmente en una cueva de roca. En algún momento desconocido entre la tarde del viernes, cuando fue puesto en el sepulcro, y el siguiente domingo por la mañana, todos los Evangelios dicen que Jesús resucitó. Price comenta que esto » parece ser legítimo dentro de la variante del tipo de leyenda ideal. »

v22.- Tiene uno o más sepulcros sagrados: Al supuesto sepulcro donde fue enterrado nada mas morir y que jamás ha sido encontrado se le suma la Iglesia del Santo Sepulcro. La cual se construyó sobre el lugar donde muchos cristianos creen que Jesús fue ejecutado.

Nota: A pesar de que muchos mencionan que los puntos más débiles en esta escala aplicados a la mitología de Jesús son el 8, el 11 y el 12 (dándole a este relato una puntuación de 19), aquí se han tomado las referencias de Alan Dundes a las que se le han añadido varias correcciones y conclusiones para concretar más aun dichos puntos (dejando como resultado final una puntuación de 20).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

19 respuestas

  1. Muy buenas. Voy a poner la venda antes de la herida y decir que no creo en la existencia de ningún Dios-hombre u hombre-Dios pero que sí estoy convencido de la existencia de un predicador judío llamado Jesús que fue condenado a muerte y que, sus seguidores, dieron lugar al nacimiento del Cristianismo.

    Algunos de esos criterios se dan en un evangelio pero no en otros (p.e la matanza de los inocentes la relata Mateo pero la ignoran los demás). Aun así, la aplicación de varios de esos indicadores a Jesús es muy discutible.

    Veamos. Jesús no fue Rey y su padre tampoco. En Juan, se dice que «quisieron hacerle rey», pero no se dejó. Eso ya invalida varios de los indicadores. Tampoco prescribió leyes. Lo que hace Jesús es interpretar leyes, etc. Si quieres, los debatimos con detenimiento.

    Siendo sumamente generoso y tomando en consideración los 4 evangelios (si tomamos solo el de Marcos, que es el primero en escribirse, serían menos), en Jesús se darían solo el 1, 5, 6, 7, 9, 16 (forzándolo mucho e interpretando como «súbditos» a los seguidores de un predicador), 19 (aunque qué culpa tiene Jesús de que los romanos crucificasen en una colina cercana a Jerusalén para que los cuerpos colgando fuesen bien visibles para servir de aviso para navegantes) y 20. Es decir, 8.

    Y, otra cosa, algunos de esos indicadores se dan también con Pitágoras, Alejandro Magno y otros personajes.

    Yo no soy católico y creo que a la Iglesia se le puede criticar por el presente (p.e pasividad ante la pederastia), por el pasado (cruzadas…) y se puede discutir la existencia de Dios. Pero negar la historicidad de Jesús es muy arriesgado y hay que proponer una alternativa sobre cómo surgió el Cristianismo. Por eso, los ateos o agnósticos especialistas en historia del siglo I están convencidos de la existencia de Jesús, solo que, evidentemente, no lo consideran divino sino un hombre normal.

    Saludos,

    1. Evidencias no tienes, del tal Jesús, ¿verdad?
      Como no las tiene nadie ¿cierto?
      Son solo opiniones de personas más o menos eruditas pero que no aportan evidencia alguna de la existencia histórica de Jesús.
      Bueno, Tu pasas tu creencias en opiniones.
      Pues estupendo. Eso es ser agnóstico: sostener creencias infundadas sobre la teología. Hacer teología es la antítesis de buscar realidad.
      No se: tenemos la sábana santa, un frasco con leche de la Virgen maría, otro con un suspiro de S. José, las lentejas de la última cena, una piedra con las posaderas grabadas de Jesús, dos sudarios más con su rostro medieval, su urna con unos huesos dentro, una zapatilla… y nada mas. Supongo que nadie dará pábulo a tales evidencias, como nadie da pábulo a las opiniones.
      Imagínate si la ciencia fueran opiniones. ¿no sería absurdo?
      Sería como hacer teología.

      1. Se te ha olvidado añadir la decena de prepucios, los 3 cálices, tantas astillas de la cruz como para hacer varias cruces,… (no, no es inventado – al menos por mi – según los cristianos son reales y son todos auténticos) 😀

    1. Hola Luis

      Ya leí esos libros y la verdad, no parece estar muy fundamentado en evidencias. Al menos que Ambelain posea más evangelios y textos seculares (de la época) de los que conocemos actualmente, me gustaría saber en qué se basa para afirmar que el Jesús literario (hasta que se halle evidencia de lo contrario) era un «zelote» (o sea, un guerrero y terrorista judío: los que provocaron la primera revuelta judía del siglo I, cosa que sucedio en el 66 y no por motivos «judeocristianos». Los evangelios aun no habían sido ni escritos y las epístolas estaban siendo escritas en turquia por una persona que jamás llego a conocer al personaje del que habla).

      Esta trilogía de Ambelain en la que se mezclan templarios guardando secretos sobre Jesús cuando en Jersusalem no se sabia más de Jesús que lo que se conocía en Roma, me recuerda mucho a otras teorías tan bien fundamentadas como decir que Jesús era un viajero del tiempo del siglo XX (tal y como afirma J.J. Benitez) u otras novelas sobre sectas secretas, masones y demás como El código Da Vinci, solo que un poco más acorde con la realidad. (cosa que Ambelain, como esos otros autores, consigue mezclando datos reales con datos ficticios a modo de novela).

      Ambelain se saca ¿del tintero? cosas que ningún historiador serio haría, como afirmar que María Magdalena fue la madre de Jesús y Judas de Galilea su padre. ¿? Lo digo porque no existe ningún evangelio (ni canónico ni apócrifo) que muestre referencias a estas dos afirmaciones, como tampoco hay ningún historiador de los que nombran a Jesús (me refiero a los primeros que supuestamente le nombran, que en realidad seria ninguno: ya que de Josefo se sabe que fueron textos interpolados posteriormente) que haga referencia a esto.

      No me pareció un autor serio y por eso no publiqué ninguno de sus libros. De todas formas gracias por el aporte. A quien le guste la novela conspiracionista le encantaran.

      Saludos.

  2. Bueno copio y pego la literatura consultada del amigo que escribio lo anterior:
    Mantenin:
    La bibliografía y fuente de mis conocimientos es muy extensa, pero para mencionar algunos aquí una lista:

    Flavius Josphus “Jewish Antiquities” colección de 20 tomos
    “The Jewish Wars” 2 volúmenes

    Ben Akerley “The x-Rated Bible”

    John Allegro “The Dead Sea Scrolls and the Christian Myth”

    Baiget and Leigh “The Dead Sea Scrolls Deception”

    Willis Barnstone “The Other Bible”

    Raymond Bernard “Apollonius The Nazarene”

    Albert Chuchward “The Origin and Evolution of Religion”

    Earl Doherty “The Jesus Puzzle: Was there No Historical Jesus?”

    Levi Dowling “The Aquarian Gospel of Jesus The Christ”

    Lloyd Graham “Deceptions and Myths of the Bible”

    Kersey Graves “The Word’s Sixteen Crucified Saviors”

    James Haught “Holy Horrors”

    Randel Helms “Gospel Fictions”

    Martin Larson “The Story of Christian Origins”

    Tim Leedom “The Book Your Church Doesn’t Want you to Read”

    Hyam Maccoby “The Mythmaker: Paul and the Invention of Christianity”

    Geral Massey “The Historical Jesus and the Mythical Christ”

    Como verás, amigo, la historia de las religiones en general ha sido siempre una afición mía. Es una vida de lectura y análisis.

    De Pablo de Tarso, te diré a largos rasgos, que el personaje de la Biblia en tan mítico como el mismo Jesús. Todo lo escrito sobre y de él, es copia y editado por y para la Iglesia. Paulus es el nombre Latín para el Hebreo Apolonio “el Nazareno” (Rebelde) de Tarso. Un historiador Griego de la época llamado Filóstrato escribió su historia en su libro acerca de los Esenios. Ese libro callo a manos de la Iglesia y asi nacio Pablo.

    Próximamente pondré mas detalles de este personaje..

    Elkin Maurice

    Mensaje editado por maurice2
    El hecho que un creyente pueda ser más feliz que un escéptico es tan cierto como decir que el borracho es más feliz que el hombre sobrio.
    George Bernard Shaw (Famoso escritor irlandés)

    Cuando tenga tiempo voy a tratar de conseguir esos libros en pdf no importa que esten en Ingles.

    1. Saludos Luis, quisiera poder conocer toda esa bibliografia me parece sumamente interesante, y quisiera tambien ilustrarme en lo que se refiere al nacimiento del cristianismo, y sus bases.

  3. Sigo diciendo que es un error entrar al trapo de negar la historicidad del personaje de Jesús, cuando además ni hace al caso ni tiene nada que ver, porque que haya o no existido es irrelevante (como lo prueba esta misma hipótesis que se expone en este post), dado que la construcción a posteriori deturpa la historicidad del personaje. Me gustaría, por ser breve, apuntar hechos convergentes que pienso que a corto plazo acabarán por probar la existencia real de un personaje llamado Jesús: primero, los hallazgos arqueológicos en Oriente Medio no hacen más que corroborar detalles colaterales de los Evangelios que son precisamente aquellos más irrelevantes para la ideología que se sustenta en los mismos (lo que viene a sugerir una base real), segundo, que entre las propias enseñanzas «canónicas» de Jesús hay claramente mensajes de subversión social cuando no de guerrilla antirromana (lo que no cuadra en absoluto con una construcción mitológica ad hoc), por ejemplo el acompañar a alguien 2 millas en vez de 1 se trata de rebelarse (de forma muy inteligente) contra un «derecho» de las legiones de ocupación romana de requerir a un nativo para que cargase con un petate de legionario durante una milla (y sólo una, era castigado si abusaba de la prerrogativa), el dar la mitad de la capa es claramente una invitación a desafiar y cuestionar los tribunales religiosos fariseos y el poner la otra mejilla igualmente ridiculizar leyes religiosas hebreas, por eso todo esto no se entiende y está totalmente deformado sin intención ninguna (lo de poner la otra mejilla era para obligar a abofetear con la mano «impura», la izquierda, es claramente un insulto a las autoridades religiosas). Finalmente, está bastante claro de analítica comparada que el núcleo del cristianismo se compone de dos ideologías muy diferentes: una, la aportada por Pablo (con total seguridad, un agente romano de inteligencia, sí, ya existían, cómo no iban a existir), porque es en realidad Pablo la piedra de bóveda de todo el asunto y no Jesús, y otra, lo que deben ser las enseñanzas originales de un subversivo político (caído en descrédito entre los propios judíos), originales en el sentido de no añadidas por Pablo, no porque lo fuesen en sí mismas. Finalmente, la navaja de Occkham no ha fallado jamás desde que se utiliza, y el consenso amplio al respecto (al revés por cierto del caso de Mahoma) es que introduce menos variantes espúrias el modelo que supone una existencia real de un personaje original que es (ampliamente) deturpada a posteriori, que cerrarse en banda a negar historicidad a personajes. Es que además, no tiene sentido negar la existencia de unos personajes cuando hay que comerse la de otros, porque esos sí son totalmente históricos (el propio Pablo, sin ir más lejos). Esto es una teoría de callejón sin salida que además en cualquier momento se vendrá abajo el día que aparezca el cadáver del tal Jesús de Nazaret, contingencia para la cual los que viven de la teta están más que sobradamente preparados.

    1. 1º.- ¿Los restos arqueológicos de Troya confirman que existió Aquiles y Heracles? Losrestos arqueológicos solo pueden confirmar la existencia de una civilización y de ciertas partes de un relato. Ni de lejos confirman la existencia de personas concretas, tan solo porque estas figuren en un relato donde se menciona el lugar.

      2º.- Si en los evangelios aparecen tales actos fue precisamente porque estos se escribieron después de la primera guerra judeoromana (66 – 73 d.e.c.). De nuevo, solo confirman la adversión de los autores hacia un imperio contra el que eran contrarios. No demuestra en absoluto la exitencia de los personajes de la novela. Todo texto religioso tiene carácter político y trata de influir sobre una ideología concreta.

      Callejón sin salida sería si no se dictaminase que unas cartas firmadas y con el mismo estilo lingüístico pertenecieron a Pablo. Los textos no se escriben solos y por arte de magia. Por el contrario, tenemos a Jesús, quien según la leyenda era tan docto que ya de pequeño rebatía a rabinos y que, extrañamente, aunque pretendía dictaminar un modelo de conducta y enseñar a sus discipulos, no dejo absolutamente nada escrito por él. Tenemos que fiarnos de un Turco que afirmó verlo en apariciones, que confiesa usar la mentira para adoctrinar y que escribió 30 años despues de la muerte de su querido amigo imaginario y de cuatro autores anónimos que escribieron entre 45 y 60 años despues despues de la supuesta muerte de ese, teóricamente, mismo personaje. Eso si nos atenemos a la datación filológica, porque si nos atenemos a la exácta, el más papiro más antiguo es un trozo de unos pocos centimetros escrito en el 125 d.e.c. (P52)

      Se podrá documentar y demostrar que una persona, de nombre, Saulo, escribió ciertas cartas, ¿pero lo que afirma en dichas cartas? Deberías leer a Ehrmann, un historiador experto en cristianismo, sobre qué se puede saber o no históricamente sobre Jesús o preguntarle a cualquier historiador hasta que punto de certeza se espera o presupone conforme se va hacia atras en el tiempo y cuando, toda la documentación que tienes sobre la existencia de un personaje proviene exclusivamente de un grupo concreto con una ideología y creencias marcadas que además se contradice hasta en lo más básico a la hora de describir como era ese personaje y qué ocurrió. Cuando se analiza la historicidad de un personaje se espera que las fuentes no tengan una misma ideología (y menos una marcada fe religiosa), que sean independientes, que todas estén lo más cercanamente posible al tiempo del personaje y que todas las fuentes coincidan a la hora de describir a ese personaje. Ningún historiador serio te dirá lo contrario.

      Ahora te pregunto ¿existió el Maestro de Justicia? Porque tenemos exactamente las mismas fuentes, del mismo estilo y mismo tiempo que con Jesús, afirmando que su lider esenio existió. Con la diferencia de que este grupo si fue mencionado por otras fuentes del siglo I d.e.c. del cristianismo no se supo hasta comienzos del segundo.

  4. Aquí se demuestra que es un mito. Por cierto podrías hacer el mismo estudio para Buda, adelanto algunos puntos:
    1. No
    2. Sí
    3. no
    4. no
    5. no
    6. no
    7. no
    8. no
    9. no
    10. no
    11. «sí»: llega al nirvana
    12. no
    13. «sí»: es líder (=rey?)
    14. sí
    15. sí
    16. no
    17. no
    18. no
    19. no
    20. no
    21. –
    22. no

  5. Repito: al menos según dice Antonio Piñero, que de esto entiende un rato, hoy en día existe un CONSENSO TOTAL en que el Jesús que aparece en los evangelios está basado en un líder político-religioso judío del s. I. La tesis de que fuera un personaje totalmente inventado ya había quedado obsoleta hace un siglo.

    Por supuesto, aque Iehoshua histórico no era Dios encarnado, no convirtió el agua en vino, ni caminó sobre las aguas, ni resucitó al tercer día de su muerte, ni fue visto por sus apóstoles volando como Superman. Hay que estar muy limitado para creer en eso.

    1. Cuando alguien habla de «consensos totales» en cuanto a si se ha demostrado algo o no o de «ideas obsoletas», sin aportar nada que lo respalde, a mi me entra urticaria. Los ad verecundiam y los ad populum jamás aportan certeza a los argumentos. Son los propios argumentos quienes legitiman lo que en se afirma, y en esta web tengo publicados una decena de artículos que refutan la historicidad de Jesús. Por mucho que quiera afirmarlo Piñero u otros, la realidad es que en lo único que se basa es en los escritos religiosos de una incipiente secta de mediados del siglo primero que, además de ser de carácter mitológico, se contradicen constantemente a sí mismo y entre ellos como para que pudieran considerarse un testimonio fiable. Y hombre… teniendo en cuenta que hasta hace 4 siglos no se discutía la historicidad de Jesús, que ahora se discuta es síntoma de que 1º.- Cada vez se pone más en duda y 2º.- Algo no cuadra en la historia.

      Pero si quieres poner qué evidencias hay, que no hayan sido ya rebatidas en esta y otras webs, libros, etc. estaremos encantados de analizarlas.

  6. Hola Compañero/a
    Me llamo Alberto y he entrado aquí buscando información de Raglan. Me considero agnóstico, hasta cierto punto, pues todos tenemos creencias. Por ejemplo creo que el respeto es la mejor manera de entendernos que tenemos las personas. También la ciencia no deja de ser otra manera de creencia. Pues no puedo corroborar todos los estudios de todos los científicos. Y al final estoy obligado a creer que mañana saldrá el sol como todos los días o que lo que vivo no es un sueño si no quiero volverme loco. El problema esta cuando primero olvido que son solo eso creencias. Y después cuando me siento amenazado porque otra persona escoja una creencias diferentes a las mías

    Creo que puedo entender muchas de las motivaciones que te llevan a escribir todo esto. Yo soy español y fui educado en un colegio de monjas, conozco de primera mano lo cansinas hipócritas y malas pedagogas que pueden llegar a ser.
    Pero no puedo dejar de sorprenderme a leer esta pagina. Me doy cuenta de la cantidad de energía y talento que hay aquí invertida. Y esto, es un juicio personal: me sorprende ver invertir tanto trabajo en pretender demostrar todo esto ya en el siglo XXI. Siento que al final todo este trabajo y esfuerzo no hace mas que girar entorno a las religiones. Que es un trabajo que carece de centro propio.
    En mi opinión más sincera creo que un ateísmo tan beligerante es preso de las religiones, pues sin ellas perdería su razón de ser. Como todo aquello que lucha contra algo, sin ese algo no es nada.

    Quizás digo esto porque vivo con «la creencia» de que ahora hay mucho que hacer, en medio de una crisis ecológica social política económica humanitaria… creo que ya no es hora de criticar ni de luchar si no de generar otras realidades. Esto como te repito es solo mi opinión, mi «creencia» y no lo ultimo que quisiera es imponerla pero si compartirla.

    Comparto todo esto porque me ha salido muy de dentro compartir esta critica, espero haber conseguido ser lo suficientemente sincero y respetuoso.
    Si no te importa preferiría que no publicases esto. Sólo pretende ser el compartir una reflexión Sin embargo agradecería una respuesta al email.
    Muchas gracias por todo
    Alberto

    1. «Siento que al final todo este trabajo y esfuerzo no hace mas que girar entorno a las religiones. Que es un trabajo que carece de centro propio.
      En mi opinión más sincera creo que un ateísmo tan beligerante es preso de las religiones, pues sin ellas perdería su razón de ser. Como todo aquello que lucha contra algo, sin ese algo no es nada

      Obvio ¿Y?

      Sin la creencia en las hadas, no existiría en escepticismo hacia estas. Sin la creencia en que la homeopatía es una medicina, no existiría el escepticismo hacia esta. Sin la creencia en el geocentrismo no exitiría el heliocentrismo. etc. etc. etc. Por eso pregunto ¿y?

      «Quizás digo esto porque vivo con “la creencia” de que ahora hay mucho que hacer, en medio de una crisis ecológica social política económica humanitaria… creo que ya no es hora de criticar ni de luchar si no de generar otras realidades.»

      O sea, inventarte otras religiones. Porque con «generasr otras realidades» es a lo único que puedes referirte. El universo, por mucho que quieras verlo según tu realidad, es lo que es y como es. Y tu puedes percibirlo con una realidad diferente de la mía, y viceversa. Pero precisamente por eso es por lo que se apela a la ciencia. Porque si más allá de nosotros no se puede analizar y comprobar si lo que nosotros entendemos como real es cierto o no, de nada sirve que cada uno genere una realidad distinta. Por eso es en lo evidenciable, experimentable y lo falsable en lo único que podemos confiar.

      Saludos.

  7. Realmente son investigaciones banales, en las que se introducen dudas o ideas sacadas de la propia imaginación de los que hacen este sitio, ( hay muchas de estas acepciones solo menciono una : » tal vez era su propia boda» ¿Por fin, si es fantasía de los autores de los evangelio, o estos no tiene fundamentos históricos, para que basarse en estos datos para acomodarlas a sus idea supuestamente agnósticas?. lo que únicamente observo es que se trata de denostar a la Religión Católica, ¿Pero que pueden hacer inútiles comentarios, si ni siquiera imperios y personajes de la historia no le han hecho mella?. Es cuestión de fe y conocimiento, lo demás sale sobrando. Los comentaristas ni hablar manifiestan una ignorancia crasa. Aunque es mejor crear controversia a se pasivo como lo es el 99% de las personas que solo por oídas o por lecturas mal entendidas ya se creen una autoridad en lso temas tratados.

    1. «Realmente son investigaciones banales, en las que se introducen dudas o ideas sacadas de la propia imaginación de los que hacen este sitio»

      Para banal, su comentario. Que no aporta ni una sola razón o argumento que demuestre sus creencias o refute las afirmaciones de esta web.

      «hay muchas de estas acepciones solo menciono una : ” tal vez era su propia boda” ¿Por fin, si es fantasía de los autores de los evangelio, o estos no tiene fundamentos históricos, para que basarse en estos datos para acomodarlas a sus idea supuestamente agnósticas?»

      Aprenda a expresarse. Su pregunta carece de sentido. Acaba usted de decir, sin ser consciente, que los autores de los evangelios tenían ideas agnósticas.

      «lo que únicamente observo es que se trata de denostar a la Religión Católica,»

      Observe mejor. A no ser que quiera usted sostener la idea absurda de que los autores de los evangelios, que es en lo que se basa la escala, eran católicos.

      «¿Pero que pueden hacer inútiles comentarios, si ni siquiera imperios y personajes de la historia no le han hecho mella?»

      Estudie historia, antes de afirmar tonterías como esta. Si nadie en la historia hubiera hecho mella en el cristianismo, este tendría el mismo porcentaje de creyentes y poder que antaño. Para desgracia de su argumentario, ya muy típico y carente de valor pues se basa en un ad populum, este es falso. De hecho, cada vez tiene menos poder en los gobiernos y crece el porcentaje de ateos.

      «Es cuestión de fe y conocimiento, lo demás sale sobrando»

      Nada que decir. Se acaba usted de autodefinir a la perfección. El problema, para usted, es que no se ha enterado de cómo lo ha hecho.

      «Los comentaristas ni hablar manifiestan una ignorancia crasa. Aunque es mejor crear controversia a se pasivo como lo es el 99% de las personas que solo por oídas o por lecturas mal entendidas ya se creen una autoridad en lso temas tratados.»

      ¿Y ya está? Pero hombre… ¿no piensa usted demostrar cuan profundos son sus conocimientos en comparación con aquellos que critica?

      Repito lo que dije en uno de esos comentarios: «Los ad verecundiam y los ad populum jamás aportan certeza a los argumentos. Son los propios argumentos quienes legitiman lo que en se afirma»

      Vuelva cuando pueda demostrar aquello que afirma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta