"No sé si exista Dios, pero sería mejor para Su reputación que no."

Jules Renard

Las sectas cristianas primitivas y sus creencias (listado)

Existe una creencia, dentro de los creyentes religiosos (sí, una más dentro de todas las que tienen, pero externa a su credo - una metacreencia), de que el cristianismo apareció con la figura de un Jesús que se puso a enseñar a una serie de discípulos y que luego estos se dedicaron a predicar por ahí, y ya está. Que el cristianismo primitivo era monolítico y no había discrepancias entre las distintas comunidades o sectas.  Pero esta creencia, como todo lo demás en el cristianismo, es falaz y se basa en la más pura ignorancia.

Índice de contenido

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Existe una creencia, dentro de los creyentes religiosos (sí, una más dentro de todas las que tienen, pero externa a su credo – una metacreencia), de que el cristianismo apareció con la figura de un Jesús que se puso a enseñar a una serie de discípulos y que luego estos se dedicaron a predicar por ahí, y ya está. Que el cristianismo primitivo era monolítico y no había discrepancias entre las distintas comunidades o sectas.  Pero esta creencia, como todo lo demás en el cristianismo, es falaz y se basa en la más pura ignorancia.

Una introducción a la época y al contexto

Antes que nada, aclarar una cosa que también parece no tenerse en cuenta: cuando hablamos de «cristianismo», porque el término ya se considera como un nombre propio en sí. En la época de la que hablamos, de habla griega (el griego era entonces como el inglés lo es ahora), de lo que hablamos es de «mesianismo».  Cristianismo poviene del latín christianismus y este del griego χριστιανισμός. Término que deriva de Χριστός (Chistós), que significa «mesías». Así que cuando hablamos de cristianismo en realidad estamos hablando de un término que en su época era algo muy general.

El cristianismo, que empezó en Asia Menor y luego se extendió por un lado hacia el Mediterráneo occidental (Grecia, Roma y Egipto) y por el otro hacia Asiria, conforme se iba extendiendo, se iban creando comunidades que iban evolucionando por separado. Cada comunidad «cristiana» (repito: mesíanica) se hacía su creencia a la carta. El criterio era subjetivo. No hay ni uno solo criterio en ninguna de ellas (repito, ninguno) que hiciera a una más válida que la otra. Según tuviera un mesiánico ya previamente una ideología, así interpretaba y transmitía él esa mitología y doctrina. ¿Y cómo o hacía? Pues de dos formas: oral y por escrito (esto afectaba a un sesgo bastante antiguo incluso para esa época y que todavía perdura: se cree que algo por escrito tiene mayor solidez y autoridad). Así es como empezaron esas sectas cristianas a crearse sus propios evangelios. Algo que estuvo sucediendo durante décadas e incluso varios siglos. Eso sin contar con que estos eran alterados por los copistas que les sucedían.

¿Y qué es lo que sucedía entonces, dado que había tanto creyente mesiánico en tantas sectas con distintas opiniones y todas ellas pretendían considerarse a sí mismas «la verdadera» interpretación de sus mitos y enseñanzas? Pues que no podían ni verse entre sí, básicamente. Todas ellas se consideraban herejías unas a otras.

El listado y sus creencias

La mayoría de cristianos suelen ir por ahí pensando que su religión tiene una serie de pilares inamovibles. Creen que siempre se creyó en lo mismo, dentro de ese mesianismo. Veremos con esta lista, desde sus inicios hasta el siglo V, de que esa idea monolítica del cristianismo es una falacia.

Tan solo en los primeros tres siglos tenemos todos estos grupos mesíanicos (cristianos).

  1. Ebionitas
  2. Gnósticos
  3. Marcionitas
  4. Docetas
  5. Montanistas
  6. Carpocracianos
  7. Encratitas
  8. Adopcionistas
  9. Basilidianos
  10. Valentinianos
  11. Sabelianistas
  12. Arrianos
  13. Apollinaristas
  14. Monarquianistas
  15. Donatistas
  16. Novacianos
  17. Pelagianos
  18. Antitactas
  19. Luciferianos
  20. Meletianos
  21. Quartodecimanos
  22. Marconianos
  23. Audianos
  24. Maniqueos
  25. Bogomilos
  26. Melquitas
  27. Orígenesistas
  28. Patripassianistas
  29. Cainitas
  30. Coliridianos
  31. Elcesaitas
  32. Jovinianistas
  33. Marconistas
  34. Nicolaítas
  35. Fotinianos
  36. Sebastianistas
  37. Marcosianos
  38. Lucianistas
  39. Homoeanos
  40. Eunomianos
  41. Paulicianos
  42. Macedonianos
  43. Teodosianos
  44. Quintillistas
  45. Eustacianos
  46. Messalianos / Euquitas
  47. Antipapas
  48. Bardesanistas
  49. Borboritas
  50. Cadmeos
  51. Cerdonianos
  52. Estilitas
  53. Patripassianistas
  54. Adelphositas
  55. Nestorianos
  56. Monofisitas
  57. Eutiquianos
  58. Elcasaitas
  59. Paulinos
  60. Católicos

 

Luego de estos, además surgieron aún más desde el siglo V en adelante, como pueden ver en este artículo que publiqué hace años.

Pero, por si alguno cree que no había diferencias o que estas diferencias no tocan la base de su querido cristianismo, veamos unos cuantos y qué creían:

    • Ebionitas:
      • Creían en Jesús como el Mesías, pero lo consideraban un profeta humano.
      • Rechazaban la divinidad de Jesús y observaban estrictamente la ley judía.
      • Jesús era visto como un hombre excepcional elegido por Dios, pero no como Dios mismo encarnado.
    • Docetismo:
      • Sostenían que Jesús solo aparentaba ser humano y que su cuerpo era una ilusión.
      • Esta creencia surgía de una cosmovisión dualista que rechazaba la idea de que lo divino pudiera mezclarse con lo material.
    • Gnosticismo:
      • Los grupos gnósticos tenían diversas creencias, pero en general creían en la importancia del conocimiento esotérico (gnosis) para la salvación.
      • Algunos grupos gnósticos veían a Jesús como un ser espiritual que venía a liberar a las almas del mundo material. El autor del evangelio de Juan pertenecía a este grupo.
    • Marcionismo:
      • Fundado por Marción de Sinope, este movimiento rechazaba el Antiguo Testamento y cualquier conexión entre el Dios del Antiguo Testamento y Jesús.
      • Creían en un Dios del amor y la gracia, en contraposición al Dios del Antiguo Testamento que consideraban como un dios del juicio y la ira.
      • Jesús era visto como un ser enviado por el Dios del amor para liberar a la humanidad de la esfera material y del dios creador del Antiguo Testamento.
    • Montanismo:
      • Fundado por Montano, este movimiento enfatizaba la profecía y la revelación continua del Espíritu Santo.
      • Consideraban que Montano, su profetisa Priscila y su compañera Maximila eran portavoces del Espíritu Santo.
      • Jesús era visto como el Salvador, pero el movimiento se centraba más en la autoridad profética del Espíritu Santo en la era presente.
    • Apolinarismo:
      • Esta herejía, asociada con Apolinaris de Laodicea, sostenía que en Jesucristo, el Logos divino ocupaba el lugar del alma humana racional.
      • Por lo tanto, Jesús tenía un cuerpo humano y un alma divina, pero carecía de un alma humana racional.
      • Esta creencia fue condenada como herética en el Concilio de Constantinopla en 381 d.C.
    • Monofisismo:
      • Esta doctrina, defendida por Eutiques, afirmaba que en Cristo solo había una naturaleza, la divina, y que la naturaleza humana estaba absorbida o subsumida por la divina.
      • Por lo tanto, Jesús tenía una sola naturaleza, que era divina, en lugar de dos naturalezas, humana y divina.
      • Esta enseñanza fue rechazada como herética en el Concilio de Calcedonia en 451 d.C.
    • Nestorianismo:
      • Nombrado en honor a Nestorio, este enfoque doctrinal defendía una clara distinción entre las naturalezas humana y divina de Cristo.
      • Sostenía que Jesús tenía dos personas distintas, una humana y otra divina, que coexistían en una misma unidad.
      • Fue condenado como herético en el Concilio de Éfeso en 431 d.C.
    • Adopcionismo:
      • Esta creencia afirmaba que Jesús fue adoptado como Hijo de Dios en el momento de su bautismo por Juan el Bautista en el río Jordán, en lugar de ser eternamente el Hijo de Dios.
      • Jesús era visto como un hombre extraordinario elegido por Dios para llevar a cabo su plan de salvación, pero no como una encarnación preexistente de Dios.
      • Esta idea fue considerada herética por la iglesia primitiva.
    • Modalismo (Sabelianismo):
      • Esta herejía enseñaba que Dios se manifiesta en tres modos o formas diferentes: Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero no existen como personas distintas.
      • Según esta doctrina, Jesús no es una persona separada de Dios, sino simplemente una manifestación temporal o modalidad de Dios.
      • Fue rechazado como herético por enseñar una comprensión distorsionada de la Trinidad.
    • Marcionitas:
      • Similar al marcionismo, este grupo seguía las enseñanzas de Marción, pero con algunas diferencias doctrinales.
      • Creían en la existencia de dos dioses: uno del Antiguo Testamento, considerado como un dios malvado y vengativo, y otro del Nuevo Testamento, un dios de amor y misericordia.
      • Jesús era visto como el enviado del dios del Nuevo Testamento para liberar a la humanidad del control del dios del Antiguo Testamento.
    • Cainismo:
      • Esta herejía, mencionada por autores antiguos como Epifanio de Salamina, se asociaba con un grupo sectario que adoraba a Caín, el hijo de Adán y Eva.
      • Creían que Caín era un ser superior que había sido maltratado injustamente por Dios, y lo veían como un liberador o redentor.
    • Elcesaitas:
      • Este grupo sectario judío-cristiano tenía creencias sincréticas que combinaban elementos del judaísmo, cristianismo y gnosticismo.
      • Creían en la reencarnación y seguían prácticas como la circuncisión y la observancia del sábado, junto con la adoración de Jesús como Mesías.
    • Maniqueísmo:
      • Fundado por Mani en el siglo III, este movimiento religioso sincrético combinaba elementos del zoroastrismo, cristianismo y gnosticismo.
      • Creían en un conflicto cósmico entre el bien y el mal, y veían a Jesús como uno de los muchos profetas divinos enviados para liberar la luz atrapada en el mundo material.
    • Catolicismo:
      • Este grupo sectarios apareció por vez primera en el siglo III.
      • Los católicos creían en un Dios único en tres personas distintas: Padre, Hijo (Jesucristo) y Espíritu Santo. Esta doctrina de la Trinidad es central en la teología católica. Creen que Jesucristo es el Hijo de Dios encarnado, la segunda persona de la Santísima Trinidad. Él es totalmente divino y totalmente humano, sin mezcla.
      • Los católicos veneraban a la Virgen María como la Madre de Dios (Theotokos) y la honraban con diversos títulos y devociones.
      • Creían en la Encarnación: el Verbo divino se hizo carne en la persona de Jesucristo, asumiendo una naturaleza humana completa sin dejar de ser divino.
    • Encratismo:
      • Este movimiento ascético promovía la abstinencia total de ciertos alimentos y prácticas sexuales como medio para alcanzar la perfección espiritual.
      • Algunos encratitas rechazaban la idea de que Jesús hubiera nacido de una mujer o que hubiera consumido alimentos humanos, lo que implicaba una visión diferente de la humanidad de Jesús.
    • Priscilianismo:
      • Este movimiento heterodoxo, asociado con Prisciliano en el siglo IV, combinaba elementos del cristianismo con prácticas místicas y ascéticas.
      • Creían en la purificación del alma a través de la abstinencia y la oración, y veían a Jesús como un guía espiritual más que como una figura divina.
    • Bogomilismo:
      • Este movimiento medieval surgió en los Balcanes y se extendió por Europa Oriental.
      • Los bogomilistas rechazaban muchas enseñanzas de la Iglesia ortodoxa y católica, incluida la veneración de imágenes y la jerarquía eclesiástica.
      • Veían a Jesús como un ser celestial, pero no necesariamente como Dios encarnado.
    • Paulicianismo:
      • Originario de Armenia y extendido por el Imperio Bizantino, los paulicianos seguían las enseñanzas de Pablo de Samosata y Pablo de Tarso.
      • Rechazaban el Antiguo Testamento y a menudo eran vistos como herejes por la Iglesia oficial.
      • Su visión de Jesús variaba, algunos lo consideraban como un ser divino, mientras que otros lo veían como un ser humano inspirado por Dios.
    • Adelphianos:
      • Esta secta del siglo IV, fundada por un tal Adelfio, se centraba en una interpretación radical del mandamiento de Jesús de amar a los demás.
      • Creían en la igualdad absoluta entre los creyentes, rechazando la autoridad eclesiástica y la propiedad privada.
      • Jesús era visto como un ejemplo moral a seguir, pero no necesariamente como una figura divina.
    • Coliridianismo:
      • Este movimiento surgido en el siglo IV fue liderado por una mujer llamada Colirides y tenía seguidores principalmente en el norte de África.
      • Rechazaban la enseñanza de que solo los hombres podían recibir la Eucaristía y creían en la igualdad de género en la iglesia.
      • Jesús era venerado como un maestro y un líder espiritual, pero no necesariamente como Dios.
    • Donatismo:
      • Originado en el norte de África en el siglo IV, este movimiento surgió como una respuesta a la persecución de los cristianos durante el Imperio Romano.
      • Sostenían que los clérigos que habían cedido a la persecución no tenían autoridad legítima para administrar los sacramentos.
      • Aunque no se centraba en la naturaleza de Jesús, el movimiento mostraba diferencias en la interpretación de la autoridad eclesiástica y la administración de los sacramentos.
    • Luciferianismo:
      • Este movimiento fue fundado por Lucifer Calaritanus en el siglo IV.
      • Los luciferianos rechazaban las políticas conciliares de la Iglesia y se oponían al episcopado jerárquico.
      • Aunque no se centraba exclusivamente en la naturaleza de Jesús, el movimiento representaba una forma de disidencia con respecto a la estructura y la autoridad eclesiástica.
    • Audianos / Audeanos:
      • Esta secta, fundada por Audius en el siglo IV, se originó en Mesopotamia.
      • Rechazaban las prácticas de la Iglesia dominante y vivían una vida ascética, centrándose en la interpretación literal de la Biblia.
      • Jesús era visto como un ejemplo a seguir, pero no necesariamente como una figura divina.
    • Jovinianismo:
      • Este movimiento fue liderado por Joviniano en el siglo IV y se centraba en la igualdad de todos los cristianos ante Dios.
      • Rechazaban el ascetismo extremo y defendían la idea de que tanto la vida monástica como la vida matrimonial eran igualmente aceptables para los cristianos.
      • Aunque no estaba centrado en la naturaleza de Jesús, el movimiento representaba una divergencia en las prácticas ascéticas y la interpretación de la moral cristiana.
    • Prisciliano de Ávila:
      • Prisciliano fue un líder cristiano en Hispania en el siglo IV, cuyas enseñanzas y prácticas fueron condenadas como heréticas.
      • Promovía un enfoque ascético y místico del cristianismo, rechazando las riquezas y las jerarquías eclesiásticas.
      • Jesús era visto como un guía espiritual y maestro, pero no necesariamente como una figura divina en el mismo sentido que la ortodoxia cristiana.
    • Elxaísmo / Elcesaísmo:
      • Este movimiento, atribuido a un profeta llamado Elxai, floreció en el siglo II y se considera una forma primitiva de cristianismo judeo-cristiano.
      • Seguían una mezcla de prácticas judías y cristianas, incluida la observancia del sábado y el bautismo por inmersión.
      • Jesús era considerado un profeta y mesías, pero no necesariamente como Dios encarnado.
    • Adamitas:
      • Este grupo ascético, originario del norte de África en el siglo II, creía en la desnudez como un retorno a la inocencia edénica.
      • Rechazaban las normas sociales y religiosas convencionales, incluyendo la propiedad privada y las estructuras jerárquicas de la iglesia.
      • Jesús era visto como un modelo de pureza y humildad, pero no necesariamente como una figura divina en el sentido ortodoxo.
    • Hermenéuticos:
      • Este movimiento, liderado por Hermas en el siglo II, promovía la adopción de un estilo de vida ascético y moralmente riguroso.
      • Creían en la posibilidad de la salvación incluso para aquellos que habían caído en el pecado, enfatizando la importancia del arrepentimiento y la penitencia.
      • Aunque no se centraba específicamente en la naturaleza de Jesús, el movimiento representaba una forma de cristianismo estricto en cuanto a sus doctrinas.
      • La naturaleza de Jesús era dualista: divina y humana a la vez.
    • Valentinianismo:
      • Fundado por Valentín en el siglo II, este movimiento gnóstico presentaba una cosmología altamente elaborada con un sistema de emanaciones divinas.
      • Creían en la existencia de un Dios supremo y distante, del cual emanaban una serie de aeones o seres divinos.
      • Jesús era visto como una emanación divina superior que descendió para revelar el conocimiento gnóstico y liberar a los seres espirituales de la ignorancia y la prisión material.
    • Simonía:
      • Este término se refiere al intento de comprar o vender cargos eclesiásticos o sacramentos. El uso peyorativo lo sacaron de la secta gnóstica de Simón el Mago.
      • Aunque no es una variante teológica en sí misma, representa lo que para el cristianismo predominante era una corrupción dentro de la Iglesia primitiva, por lo que fue condenada por muchos líderes cristianos.
      • Los simoníacos (o simonianos) a menudo estaban más interesados en el poder temporal y la riqueza que en las enseñanzas espirituales de Jesús.
    • Santos Perfectos:
      • Este grupo, también conocido como los «perfectos», se originó en el siglo II y promovía una forma extrema de ascetismo.
      • Creían en la necesidad de una pureza moral y espiritual absoluta para alcanzar la salvación, y algunos incluso practicaban la castración.
      • Jesús era visto como el ejemplo supremo de perfección moral, pero no necesariamente como una figura divina en el sentido tradicional.
    • Antitactos:
      • Esta secta, fundada por Antitactes en el siglo II, rechazaba la autoridad de la Iglesia establecida y buscaba una forma de cristianismo más radical y pura.
      • Creían en la igualdad absoluta de todos los creyentes y rechazaban cualquier forma de estructura jerárquica en la iglesia.
      • Jesús era venerado como un modelo de humildad y servicio, pero no necesariamente como Dios encarnado.
    • Lampetistas:
      • Este grupo, mencionado por Clemente de Alejandría en el siglo II, era conocido por su adoración nocturna y su rechazo de la luz del día.
      • Sus prácticas religiosas eran consideradas heréticas por la iglesia ortodoxa, pero no se conocen muchos detalles sobre sus creencias específicas.
      • Jesús probablemente era venerado como una figura central en su culto, aunque no hay información concreta sobre cómo lo veían en relación con su divinidad.
    • Carpocratianos:
      • Este grupo gnóstico, liderado por Carpócrates en el siglo II, enseñaba la necesidad de trascender las limitaciones morales y sociales impuestas por la sociedad.
      • Creían en la reencarnación y la transmigración de las almas, y practicaban una forma de libertinaje en la que se justificaban todos los deseos y acciones.
      • Jesús era visto como un ser iluminado que había trascendido las restricciones terrenales y que había alcanzado un estado de divinidad.
    • Encratismo Oriental:
      • Esta forma de encratismo, predominante en el Medio Oriente en los primeros siglos del cristianismo, promovía la abstinencia total de carne, vino y matrimonio.
      • Creían que estas restricciones eran necesarias para alcanzar la pureza espiritual y evitar la contaminación del mundo material.
      • Jesús era venerado como un maestro moral y espiritual, pero no necesariamente como una figura divina en el sentido tradicional.
    • Eutiquianismo:
      • Este movimiento, liderado por Eutiques en el siglo V, afirmaba que después de la encarnación, la naturaleza humana de Jesús fue absorbida por la naturaleza divina, creando una sola naturaleza.
      • Rechazaba la idea de que Jesús tenía dos naturalezas distintas, humana y divina, y fue condenado como herético en el Concilio de Calcedonia en 451 d.C.
    • Pelagianismo:
      • Fundado por Pelagio en el siglo V, este movimiento enseñaba que el ser humano tenía la capacidad inherente de alcanzar la salvación a través de su propia voluntad y esfuerzo moral, sin necesidad de la gracia divina.
      • Rechazaba la doctrina del pecado original y la necesidad del bautismo para la remisión de los pecados.
      • Jesús era visto como un ejemplo moral, pero su papel en la salvación se minimizaba en comparación con el énfasis en la libertad y capacidad humanas.

 

Ya los autores neotestamentarios, y esto apenas se conoce o se menciona cuando uno discute con cristianos, mencionan a una secta cristiana en sus textos:

  • Nicolaitas:
    • Mencionados en el libro del Apocalipsis escrito supuestamente por Juan de Patmos y también en un comentaio del mismo libro escrito escrito por Victorino de Petovio en el siglo II, los nicolaítas eran un grupo cristiano cuyas prácticas y enseñanzas fueron condenadas como una herejía.
    • Aunque no se conocen muchos detalles sobre sus creencias específicas, se cree que estaban involucrados en prácticas de libertinaje y una interpretación laxa de la moralidad cristiana.
    • El autor del libro del Apocalipsis hace que su personaje, Jesús, los reprendiera: lo cual sugiere que sus enseñanzas y acciones eran inaceptables para la comunidad cristiana primitiva a la que pertenece el Apokaleta.

 

¿Y en grupos cristianos más, digamos, más «modernos»?  La cosa en el siglo V en adelante seguía igual…

    • Mesianismo Samaritano:
      • En el judaísmo samaritano, existe una creencia en la llegada de un Mesías futuro, conocido como el Taheb, que traerá la redención y el reino de Dios.
      • Mientras que el judaísmo samaritano no se considera una forma de cristianismo, es relevante mencionarlo como una variante del judaísmo que tiene creencias mesiánicas distintas.
    • Cristianos Gnósticos Modernos:
      • Aunque el gnosticismo fue principalmente un fenómeno del primer milenio, existen comunidades y movimientos contemporáneos que se identifican con la tradición gnóstica.
      • Estos grupos a menudo promueven una interpretación mística y esotérica del cristianismo, enfatizando la importancia del conocimiento espiritual (gnosis) para la salvación.
      • Jesús es visto como un ser iluminado que trae un mensaje oculto de liberación espiritual.
    • Cristianos Coptos:
      • Los coptos son cristianos que siguen la Iglesia Copta de Egipto, que tiene sus raíces en el cristianismo primitivo.
      • Tienen una tradición teológica y litúrgica distintiva, influenciada por el cristianismo egipcio y la teología alejandrina.
      • Aunque comparten muchas creencias con otras ramas del cristianismo, tienen diferencias litúrgicas y doctrinales que reflejan su historia y contexto cultural único.
    • Nestorianismo:
      • El nestorianismo es una doctrina teológica que surgió en el siglo V y lleva el nombre de Nestorio, patriarca de Constantinopla.
      • Sostenían que en la persona de Jesucristo hay dos naturalezas distintas, la divina y la humana, que están unidas en una sola persona moral, pero que no están completamente fusionadas. O sea, veían a Jesús como una unión de dos personas, la persona divina del Logos y la persona humana de Jesús, en lugar de una sola persona con dos naturalezas.
      • La posición nestoriana enfatizaba la distinción entre las dos naturalezas de Jesús, lo que lleva a la noción de que María no debería ser considerada «Madre de Dios» (Theotokos), sino más bien «Madre de Cristo» (Christotokos).

 

Al no basarse en algo real, cada cristiano se ha hecho su propia idea a lo largo de la historia. Alguno podría pensar y venirme, pese a todo esto, con que los que he listado no tocan los nucleos principales de la creencia. Así que ¿Qué tal si lo menciono por grupos, punto por punto?

Cristianos que no creen que Jesús naciera de una virgen: en los Testigos de Jehová, en el unitarianismo y dentro del cristianismo espiritual o esotérico y en el cristianismo liberal.

Cristianos que no creen que Jesús sea Dios: además de los anteriores más primitivos prenicenos, como en el adopcionismo o en el monarquianismo (modalismo), esto también sucede en los Testigos de Jehová, en el unitarianismo y en el cristadelfianismo.

Cristianos que no creen que Jesús resucitara: dentro de la Teología liberal, del cristianismo radical, del unitarismo y del cristianismo místico.

Ya ni hablaré de otros grupos cristianos, como los mormones, que creen que al morir uno se va a un planeta llamado Kolob donde su fundador les espera junto a Jesús o aquellos cuyo líder mesiánico se considera el mismo Jesús reencarnado (de estos ha habido muchos en estos dos milenios). O de los grupos que se acogen a las ideas de cristianismo anteriores, como los marcionistas modernos.

La única excusa que ponen cuando se les menciona todo esto es una falacia: la falacia de ningún escocés verdadero. Una que basan en criterios tan subjetivos, como dije, que cada cual de estos grupos no considera a los otros como los «verdaderos cristianos«. Cosa que resolvieron entre ellos a lo largo de los siglos ¿saben cómo? Luchando y  matándose entre sí. Y esto, sin contar cuando también lo hicieron contra su competencia directa dentro del monoteísmo abrahámico: el judaísmo y luego el islam, donde ambos sostienen que Jesús solo fue un profeta.

Así que ¿de qué pretenden hablarnos al resto cuando, para establecer qué es el cristianismo, omiten o ignoran todo esto?

Liked it? Take a second to support ateoyagnostico on Patreon!
Become a patron at Patreon!
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Subscribete
Notificar de
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Far Voyager
Far Voyager
13 dias atrás

Y al parecer los enfrentamientos entre esas sectas primigenias causaron más muertes que la persecución romana, por no mencionar que los cristianos modernos, no importa lo que algunos digan, están a años luz de esas sectas.

1
0
Me encantaría ver su opinión, por favor comentex

¡No podríamos hacerlo sin ti!

Únete a nuestra lista de suscriptores para apoyar el mantenimiento y el desarrollo continuo de nuestro sitio web.

Accede con tu cuenta