Sería muy bonito si hubiera un Dios que creó el mundo y una providencia benevolente, y un orden moral en el universo, y vida después de la muerte; pero resulta muy llamativo que todo esto sea exactamente como desearíamos que fuese. Sigmund Freud

Los pésimos ejemplos de Dios (según la biblia) – Pepe Rodríguez

La Biblia, según afirman los cristianos, es "la palabra de Dios", la expresión de su voluntad y la única radiografía de "su" personalidad. Partiendo de tal afirmación dogmática, el autor confronta las principales traducciones bíblicas y revisa sus versículos para mostrar cómo es el dios que glorifica el cristianismo y para exponer cuáles son los modelos de conducta y normas que ese dios aprobó y legisló. El resultado del análisis es demoledor.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Ahora ya sabemos que el alma es el cuerpo y el cuerpo el alma. Nos dicen que son diferentes porque quieren persuadirnos de que podemos quedarnos con nuestras almas si los dejamos esclavizar nuestros cuerpos. George Bernard Shaw
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Pesimos_ejemplos_dios_gr

La Biblia, según afirman los cristianos, es «la palabra de Dios», la expresión de su voluntad y la única radiografía de «su» personalidad. Partiendo de tal afirmación dogmática, el autor confronta las principales traducciones bíblicas y revisa sus versículos para mostrar cómo es el dios que glorifica el cristianismo y para exponer cuáles son los modelos de conducta y normas que ese dios aprobó y legisló. El resultado del análisis es demoledor.

 

El autor introduce, comenta y contextualiza textos bíblicos literales, pero sobre todo deja que la propia «palabra de Dios» presente historias y pasajes inadmisibles en cualquier tiempo y lugar, con relatos rebosantes de masacres, asesinatos, violencia y expolios perpetrados sobre inocentes, fuesen adultos o menores; con violaciones y abusos contra mujeres, a las que se humilla desde textos cuasi porno-gráficos; con desprecio a los hijos y con relatos y que ensalzan y premian a cobardes, tramposos, adúlteros, xenófobos, asesinos y traidores aupados a héroes bíblicos. El lector descubrirá también cómo se manipularon historias bíblicas bien conocidas a fin de esconder que el relato original situó a Dios como único responsable de muchas tragedias evitables e inútiles.

El Dios que aflora tras una lectura bíblica crítica está muy alejado de la figura justa que subyace en el imaginario colectivo, pues resulta contradictorio, arbitrario y cruel; legislador de mandatos terribles al tiempo que pasivo y complaciente ante hechos inaceptables que se erigirán en aval y sostén de conductas tan reprobables y persistentes como la discriminación y violencia contra la mujer o la xenofo-bia.

Este libro muestra lo que toda Biblia contiene y pocos leen, esto es, textos (y presuntos hechos) capaces de horrorizar a cualquiera, que son atribuidos a Dios y fueron cuna de la cultura occidental. No se trata de analizar mitos, sino de mostrar los pésimos ejemplos heredados del dios bíblico.

Para los que quieran saber más del libro y su autor:

http://www.pepe-rodriguez.com/

Compra online:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

6 respuestas

    1. No me extraña que sea el «peor libro» que hayas leido, el autor, Pepe Rodriguez, ha llenado el libro con una recopilación de relatos bíblicos. Los cuales ocupan un 90% del libro. Pero hombre, la biblia no es tan mala… para reirte un rato no está mal 😉

      Con respecto a lo del «Dios verdadero» tengo curiosidad ¿cual de todos estos? Y ¿por qué el que tu has elegido es el»verdadero» y no el resto? Y, una vez dicho esto y suponiendo que afirmes que este existe en la realidad, ¿tienes evidencias de ello?

      Saludos.

  1. La Biblia no me divierte, prefiero al Marqués de Sade.

    La falta de evidencias no implica inexistencia. Si un marido cree que a su esposa la embarazó un palomón gigante lo respeto porque no puedo afirmar con evidencias que es un simple cornudo.

    1. Se puede negar la existencia del dios bíblico pues este, sus cualidades, están ya definidos. Basta con refutarlas. Pero es que yo no sostengo que un dios (no el bíblico o cualquier otro descrito) no exista por falta de evidencias. Lo que sostengo es que si alguien afirma que existe un dios, sea cual sea: primero que lo defina y luego que muestre evidencias para su afirmación. Una cosa es no saber y otra que por no saber, tenga que creer. Soy ateo, ergo no creo. Pero también soy agnóstico (sostengo que no se puede saber si existe un dios indeterminado). Saludos.

  2. el autor del libro tiene razón, la Biblia es un atropello a la inteligencia humana. en cuanto a la interrogante sobre la existencia de dios hay muchas filosofias acerca del tema, sera un placer a quien asi lo desee exponer La verdad Absoluta que se ha ocultado ha la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta