La teología nunca ha sido de gran ayuda, es como buscar, a medianoche y en un sótano oscuro, a un gato negro que no está ahí. Robert A. Heinlein

10 Mitos de la creación igual de absurdos

Desde hace años que la religión intenta meter el diseño inteligente (creacionismo) en las aulas de ciencia. Una de las razones por las que no se puede ya no es que esta no sea científica, es que esta usa un modelo que, al no poder demostrar qué causa es la primera, esta no puede evidenciar cual de todas es concretamente. Está claro que ellos siempre optarían por uno concreto por mucho que no pudieran demostrarlo (Yahvé) y por mucho que ellos afirman que el DI no habla de un dios específico (aunque en su declaración de intenciones si lo hace), la realidad es que en un país “laico”, donde todo el mundo tiene derecho a creer en lo que quiera, surgiría otro tipo de debate: “¿Tu dios o el mío?”. Debido a esto, lo más probable es que surgieran conflictos (hecho por el cual en EE:UU, los padres fundadores, decretaron en su constitución una separación entre estado y religión- algo que los hipócritas religiosos de ese país, quienes se tildan de patriotas, han intentado socavar) y al final, como siempre ha pasado con las religiones: guerras (con mucho “amor y misericordia”-ya sabemos que ellos, los religiosos, las hacen motivados por esto). Algún religioso de los que habitualmente conocemos puede pensar que su religión es más coherente que el resto y que, tan solo por eso, es la única que tiene sentido colocar en ese lugar. ¿seguro? Haremos un repaso de las diez religiones más conocidas y sus mitos. Y ¡ojo! no estoy diciendo que el resto si lo tenga, lo que estoy afirmando es que son todas igual… igual de absurdas.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Si la ignorancia de la naturaleza dio a luz a los dioses, el conocimiento de la naturaleza conduce a su destrucción. Percy Byssche Shelley
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Desde hace años que la religión intenta meter el diseño inteligente (creacionismo) en las aulas de ciencia. Una de las razones por las que no se puede ya no es que esta no sea científica, es que esta usa un modelo que, al no poder demostrar qué causa es la primera, esta no puede evidenciar cual de todas es concretamente. Está claro que ellos siempre optarían por uno concreto por mucho que no pudieran demostrarlo (Yahvé) y por mucho que ellos afirman que el DI no habla de un dios específico (aunque en su declaración de intenciones si lo hace), la realidad es que en un país “laico”, donde todo el mundo tiene derecho a creer en lo que quiera, surgiría otro tipo de debate: “¿Tu dios o el mío?”. Debido a esto, lo más probable es que surgieran conflictos (hecho por el cual en EE:UU, los padres fundadores, decretaron en su constitución una separación entre estado y religión– algo que los hipócritas religiosos de ese país, quienes se tildan de patriotas, han intentado socavar) y al final, como siempre ha pasado con las religiones: guerras (con mucho “amor y misericordia”-ya sabemos que ellos, los religiosos, las hacen motivados por esto).

Algún religioso de los que habitualmente conocemos puede pensar que su religión es más coherente que el resto y que, tan solo por eso, es la única que tiene sentido colocar en ese lugar. ¿seguro? Haremos un repaso de las diez religiones más conocidas y sus mitos. Y ¡ojo! no estoy diciendo que el resto si lo tenga, lo que estoy afirmando es que son todas igual… igual de absurdas.

 

1ª.- El Génesis de las fes judeocristianas e islámicas

En el Génesis, el primer libro de la Torá judía (Tanaj) y la Biblia cristiana, contiene dos historias del origen, las cuales son aceptadas como la creación del mundo por el judío de hoy y las religiones cristiana e islámica. En el primero, Dios dice: «Sea la luz«, y aparece la luz. En seis días, se crea el cielo, la tierra, las plantas, el sol y la luna, los animales y todas las criaturas, incluidos los humanos. Para todo lo que dice, «Sed fecundos y multiplicaos«, que lo hacen. En el séptimo día Dios descansa, contempla su obra, y se da una buena evaluación. En la segunda historia, Dios crea el primer hombre, Adán, de la tierra. Hace un jardín en el Edén de Adán, pero le prohíbe comer del fruto del «Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal«. Adán da nombre a los animales (a todos – cerca de 10 millones de especies – total para nada, luego tuvimos que volverles a poner nombre), pero sigue estando solo. Así que Dios (yahvé) anestesia a Adán y hace de una de sus costillas a la primera mujer para que le ayude en el campo, Eva. Una serpiente parlante la persuade para comer el fruto prohibido, y convence a Adán para que haga lo mismo. Cuando Dios se entera, los conduce desde el jardín y hace que el hombre trabaje en el campo (algo que ya hacía) y a la mujer que para con dolor. ¡Deberían haberse conformado con los albaricoques!

 

2ª.- Los griegos y sus Titanes

Los antiguos poetas griegos plantearon diversas cosmogonías. La mejor conservada es la Teogonía de Hesíodo. En este himno, a partir del caos primordial llegaron las primeras divinidades, como Gaia (madre tierra). Gaia creó a Urano, el cielo, para cubrirse. Ellas generaron una colección extraña de dioses y monstruos, incluyendo los Hecatónquiros, monstruos con 50 cabezas y cien manos, y los Cíclopes, los «ojo-circulares» (de un solo ojo), que más adelante serían los forjadores de los rayos de Zeus. Luego vinieron los dioses conocidos como los Titanes, seis hijos y seis hijas. Urano, despreciando a sus monstruosos hijos, los encarceló en el Tártaro (las entrañas de la tierra). Enfurecida, Gaia hizo una hoz enorme y se la dio a su hijo menor, Cronos, con unas instrucciones. Cuando Urano fue a copular con Gaia, Cronos apareció a su lado, saltó y cortó los genitales de su padre¡! Cuando la sangre de Urano y de sus partes íntimas cayeron, brotaron más monstruos, los Gigantes y las Furias. De la espuma del mar revuelto, por los santos testículos, vino la diosa Afrodita. Más tarde, Cronos fue padre de la nueva generación de dioses: Zeus y los dioses del Olimpo. Este intentó comérselos a todos hasta que, de nuevo, uno de sus hijos (Zeus) consiguió rajarlo y sacar a sus hermanos de ahí. Y chico… estos también salieron disfuncionales!

 

3ª.- La cosmología hindú con Brahma

La cosmología hindú contiene muchos mitos de la creación, y los protagonistas principales han subido y bajado en importancia a lo largo de los siglos. El texto más temprano Védico, el Rig Veda, nos habla de un ser gigantesco, Purusha, que posee un millar de cabezas, ojos y pies. Envolvió la tierra, que se extiende por el espacio más allá de ella con sus diez dedos. Cuando los dioses sacrificaron a Purusha, su cuerpo produjo una mantequilla clarificada, lo que produjo a las aves y a los animales. Partes de su cuerpo se transformaron en los elementos del mundo y en los dioses Agni, Vayu e Indra. Además, las cuatro castas de la sociedad hindú se crearon a partir de su cuerpo: los sacerdotes, los guerreros, el pueblo en general y los sirvientes. Históricamente, más tarde, la trinidad de Brahma (el creador), Vishnu (el preservador) y Shiva (el destructor) ganaron la prominencia. Brahma aparece en una flor de loto brotando del ombligo de Vishnu cuando este estaba durmiendo. Brahma crea el universo, que tiene una duración de uno de sus días, o años, 4.32 millones. Entonces Shiva destruye el universo y se reinicia el ciclo. Relájese todo el mundo, al ciclo actual aun le quedan un par de millones de años más. (eso si antes no nos destruye alguna de las religiones)

 

4ª.- Japón, la Tierra es una isla

Los dioses crearon a los dos hermanos divinos,  Izanagi y su hermana Izanami, quienes estaban sobre un puente flotante sobre el océano primordial. Usando la lanza de piedras preciosas de los dioses,  removieron la primera isla, Onogoro. Sobre la isla, Izanagi e Izanami se casaron y posteriormente tuvieron una progenie deforme. Los dioses culparon a una violación del protocolo. Durante el ritual del matrimonio, Izanami, la mujer, había hablado primero. Correctamente repitiendo el ritual de matrimonio, los dos se juntaron y produjeron las islas de Japón y más deidades. Sin embargo, en el nacimiento de Kagutsuchi-no-Kami, el dios del fuego, Izanami murió. Traumatizado, Izanagi la siguió a Yomi, la tierra de los muertos. Izanami, después de haber comido el alimento de Yomi, no podía volver. Cuando, de repente, Izanagi vio el cuerpo en descomposición de Izanami, se aterrorizó y huyó. Izanami, enfurecida, le persiguió, acompañada por unas horribles mujeres. Izanagi lanzó objetos personales contra ellas, que se transformaron en los desvíos. Escapando de la entrada de la caverna de Yomi, la bloqueó con una roca. Así quedo permanentemente separa la vida de la muerte. Algo parecido al mito de Perséfone en el Hades, ¿no?

 

5º.- China, el reino medio

Un huevo cósmico flotando en el vacío eterno, que contiene las fuerzas opuestas del yin y el yang, después de eones de incubación, surge de él el primer ser, Pan-gu. Las piezas pesadas (yin) del huevo derivaron hacia abajo formando la tierra. Las partes más ligeras (yang) se elevaron para formar el cielo. Pan-gu, por temor a que las partes pudieran volver a formarse, se posó sobre la tierra y levantó el cielo. Creció 10 metros por día durante 18.000 años, hasta que el cielo tuvo 30.000 kilómetros de altura. Cuando su obra terminó, murió. Sus partes se transformaron en los elementos del universo, ya fueran animales, fenómenos meteorológicos, o cuerpos celestes. Algunos dicen que las pulgas en él se convirtieron en humanos, pero no hay otra explicación. La diosa Nüwa  estaba sola, por lo que decidió formar a los hombres del barro del río Amarillo. Estos primeros seres humanos le encantaron, pero tardó mucho tiempo en hacerlos, por lo que finalmente optó por lanzar las gotas de barro sobre la tierra y cada uno de ellos se convirtió en una nueva persona. Estas personas hechas a toda prisa se convirtieron en los plebeyos, los anteriores fueron, por supuesto, los nobles. ¡Este es el primer ejemplo de producción en masa!

 

6º.- Al sur de Mexico: los Aztecas

La madre de la tierra de los aztecas, Coatlicue («falda de serpientes«) se representa de una manera terrible, con un collar de corazones humanos y sus manos, y una falda de serpientes, como sugiere su nombre. La historia cuenta que Coatlicue fue fecundada por un cuchillo de obsidiana y dio a luz a la Coyolxauhqui, diosa de la luna, y a 400 hijos que se convirtieron en las estrellas del cielo austral. Más tarde, una bola de plumas cayó desde el cielo que, después de que Coatlicue lo búscara  y lo colocara en su cintura, hizo que volviera a quedarse embarazada. Coyolxauhqui y sus hermanos se volvieron en contra de su madre, cuyo inusual embarazo los impactó e indignó, el origen se desconoce. Sin embargo, el niño dentro de Coatlicue, Huitzilopochtli, el dios de la guerra y el dios del sol, nació del vientre de su madre totalmente crecido y armado (¿hablamos de una cesárea?). Atacó a Coyolxauhqui, matándola con la ayuda de una serpiente de fuego. Le cortó la cabeza y la arrojó hacia el cielo, donde se convirtió en la luna, suponiendo que esto iba a consolar a Coatlicue, su madre – ¡no hay nada como el consuelo de un hijo!

 

7º.- Los espíritus del Antiguo Egipto

Los antiguos egipcios tenían varios mitos de la creación.Todo comienzo, según ellos, con las aguas arremolinadas y caóticas de Nu (o Nun). Atum se creo a si mismo y luego creó una colina, aunque contrariamente no habría lugar para él en pie. Atum no tenía genio y tenía un ojo que todo lo ve. Él / ella escupió a un hijo, Shu, dios del aire. Atum luego vomitó una hija, Tefnut, la diosa de la humedad. Estos dos fueron condenados con la tarea de crear orden del caos. Shu y Tefnut generaron a Geb, la tierra, y Nut, el cielo.Primero ellos fueron entrelazados, pero Geb  levantó a Nut por encima de él. Poco a poco se fue formando el orden del mundo, pero Shu y Tefnut se perdieron en la oscuridad restante. Atum (el o ella) se quitó  el “Ojo que todo lo ve” y lo envió en busca de ambos. (Como era el “ojo que todo lo ve” y cómo pudo prescindir de él sigue siendo un misterio). Cuando Shu y Tefnut volvieron, gracias al ojo, Atum lloró de alegría. (Es de suponer que él / ella vuelve a insertarse primero el ojo). Cuando las lágrimas golpearon la tierra, los hombres aparecieron.

 

8º.- Junto a los ríos de Babilonia

El mito babilónico de la creación, el Enuma Elish , comienza con los dioses del agua, Apsu (dulce) y Tiamat (sal). Las generaciones de desove de varios dioses, dieron lugar a Ea y sus muchos hermanos. Sin embargo, estos dioses más jóvenes hicieron tanto ruido que Apsu y Tiamat no podían dormir (una queja aún hoy muy común entre los que viven en apartamentos). Apsu conspiró para matarlos pero Ea lo mató primero. Tiamat juró venganza y creó muchos monstruos, incluyendo el perro loco y el Hombre Escorpión. Ea y la diosa Damkina crearon a Marduk, un dios gigante con cuatro ojos y cuatro oídos, como su protector. Enfrentándose con Tiamat, Marduk, teniendo a los vientos como armas, lanzó un viento maligno a su esófago incapacitándola y luego la mató con una flecha en su corazón. A continuación, le partió el cuerpo por la mitad y lo utilizó para crear los cielos y la tierra. Más tarde creó al hombre para hacer el trabajo de esclavos que los dioses se negaron a hacer, como la agricultura, el telemarketing y la contabilidad. Marduk en la actualidad aparece en  Sealab 2021 ¡en Cartoon Network!

 

9º.- Zoroastrismo, la religión de la antigua Persia

El Bundahishn de la Era  Media Persa cuenta que el mundo fue creado por la deidad Ahura Mazda. La gran montaña, Elburz, creció durante 800 años hasta tocar el cielo. A partir de ese momento, la lluvia cayó formando el mar Vourukasha y dos grandes ríos. El primer animal, el toro blanco, vivía en la orilla del río Rod Veh. Sin embargo, el espíritu del mal, Angra Mainyu, lo mató. Su semilla fue llevada a la luna y purificada, creando muchos animales y plantas. Al otro lado del río vivía en el primer hombre, Gayomard, brillante como el sol. Angra Mainyu también lo mató. ¡Ay! El sol purificó su semilla durante cuarenta años, brotando después una planta de ruibarbo. Esta planta se convirtió en Mashya y Mashyanag, los primeros mortales. En lugar de matarlos, Angra Mainyu los engañó para adorarlo. Después de 50 años dieron a luz a gemelos, pero estos se los comieron debido a su pecado. Después de un tiempo muy largo nacieron dos gemelos  más, y de ellos vinieron todos los seres humanos (pero específicamente a los persas).

 

10º.- El martillo de los dioses: la Mitología nórdica

Con su abundancia de dioses fornidos y  musculosos y diosas con mucho busto, la antigua religión nórdica de los países escandinavos y germánicos es realmente el mito de la creación perfecto tanto para los fanáticos de la lucha libre profesional como para los de la música heavy metal. De acuerdo con la tradición nórdica, antes de que existiera la Tierra (Midgard), estuvo Muspelheim (también conocida como Muspell), una tierra de fuego guardada por el gigante de fuego y espadachín, Surt; Ginnungagap, un gran vacío, y Niflheim, una tierra congelada cubierta de hielo. Cuando el frío de Niflheim tocó el fuego de Muspell, el gigante Ymir y una behemótica vaca, Audymla, surgiendo Humla  de la descongelación. Entonces, la vaca lamió el hielo salado de Ginnungagap trayendo al dios Buri y a su esposa a la existencia. La pareja dio a luz a Bor, que fue padre de tres hijos: Odín, Vili, y Vï (o Ve). Los hijos se levantaron y mataron a Ymir y de su cuerpo crearon, a partir de su carne, la tierra, las montañas a partir de sus huesos, con su pelo crearon los árboles, y los ríos, los mares y los lagos con su sangre. Dentro de ahuecado cráneo de Ymir, los dioses crearon los cielos estrellados. ¿Qué podemos decir? pura magia del metal

 

Conclusiones

Si aceptamos al diseño inteligente y la declaración de sus creadores y defensores como una ciencia, cuando alegan que estos no se basan únicamente en la biblia, afirmando que muchas otras religiones coinciden en varios puntos con su perspectiva (aunque esta es claramente monoteísta y abrahámica), deberían estos sopesarlas todas y ver, y explicarnos, qué criterios van a seguir para darnos respuestas basadas en estas religiones.

Es obvio y ha quedado ya demasiadas veces demostrado que estos, más allá de su critica hacia toda teoría contraria a sus creencias religiosas, no han aportado evidencia alguna que respalde sus hipótesis pseudocientíficas. Por eso es por lo que se hace incoherente su alegato. Estos magufos/religiosos, en vez de basarse en los descubrimientos, adaptan y encajan sus «teorías» (anticientíficas) a una serie de creencias ya preestablecidas.

Uno podría preguntarse por qué lo hacen (yo ya paso de hacerlo – la estupidez es infinita, como diría Einstein) y estos deberían aclararlo. Aunque se ve difícil que estas personas admitan lo que incluso se demostró por vía jurídica: que son mitómanos creacionistas y que, para un creacionista, la evidencia es algo inútil si esta contraría lo que afirma ese cuento:

“Si apareciese un conflicto entre el testigo del Espíritu Santo en la verdad fundamental de la fe cristiana y creencias basadas en argumentos y evidencias, entonces es el primero quien debe tener preferencia sobre el segundo, no al revés.”

William Lane Craig, religioso y apologista judeocristiano y miembro del Acces Research Network, antigua Students for Origins Research (SOR), una organización que dice ser científica pero que en realidad es otra tapadera creacionista repleta de apologistas judeocristianos como Steve Meyer.

Pero ya que se han propuesto incluir un mito, el abrahámico, como un hecho posible y real, ¿no deberían primero explicar cuales son sus motivos para escoger este, el primero en esta lista Top 10, y no el resto de mitos?

Algún religioso creata aun vendrá a esta web a comentar usando el argumento de la “interpretación” afirmando que la Biblia sí tiene cosas coherentes (omitiendo de ella todas las que no, como ángeles, serpientes parlantes, luz sin astros, apariciones mágicas y espontaneas, etc). Estos suelen “interpretar” a su gusto y no sabemos bajo qué criterios usan para ciertos textos para que estos tengan un mínimo de sentido más allá de manipularlos y descontextualizarlos para luego acudir a sitios como este afirmando que sus creencias tienen sentido. Pues señores religiosos, si usamos dicho argumento todos esos mitos, incluidos en esta lista, también lo tienen. Bien podríamos decir que el mito nórdico tiene sentido porque el espacio es frío y que en el existe el vacío; o acogernos a la hinduista porque habla de millones de años de Universo; o a la china porque nos habla de la altura de la atmosfera. Y no, ninguna de ellas acierta al 100% en todo (ninguna) pero según su argumento creacionista todas son válidas y sujetas a interpretaciones personales; todas son antiguas y todas tienen textos sagrados para respaldarlas. Según su lógica, deberíamos desechar todo conocimiento científico que las contraríe y dedicarnos a adaptar los pocos que queden a las afirmaciones que estas realizan.

Si nos acogemos a su criterio y lógica ¿Cuál de todos estos mitos es más válido? ¿por qué es el suyo más válido que el resto? ¿Hacemos un popurrí de todos? ¿o simplemente lo echamos a suertes?

 

Fuentes:

El artículo ha sido extraído y modificado de la web www.livesciencie.com con la ayuda de varias enciclopedias de mitología para corregir algunos errores en los textos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

34 respuestas

      1. Pues es que en el caso de la Biblia y otros textos religiosos se puede establecer una cronología porque, lejos de interpretaciones absurdas posteriores cristianas (usadas por cristianos hasta hace bien poco y contrariadas también por cristianos actualmente), especifican qué dura exactamente un día y no hay diferencias con un día normal. De hecho los primeros en establecer dichas cronologías, antes de las excusas falaces que pretenden dotar de ambigüedad a según qué textos, según para qué argumento y día) fueron los cristianos.

        1. Creo que dejé bien claro desde el principio que esta es una «Página dedicada al ateísmo y las religiones».

  1. Ateoyagnostico, le pregunto usted que ha estudiado tanto (culturas antiguas, mitos, etc.) y ha evaluado todo. ¿en que podemos creer? ¿como se origino el universo y la humanidad? ¿porque somos como somos? saludos.

    1. Tendrá que elegir usted, a su propio criterio, considerando las dos opciones disponibles:
      Si lo que busca es «creer», puede escoger respuestas recargadas de afirmaciones absolutas, aunque sean falsas, en cualquier religión: elija la que más le guste o adapte a su gusto cualquiera de las que ya hay, que a fin de cuentas es lo que hace la mayoría de creyentes.
      Si lo que busca es «saber», puede tener respuestas basadas en la evidencia disponible hasta ahora en cualquier área científica (Física, Química, Biología, etc): o sea, en certezas no absolutas obtenidas mediante la comprobación de hipótesis para explicar hechos observados y su constante revisión usando como metodología una serie de herramientas para descartar sesgos y replicar resultados.

      Se lo digo porque hay gente que (por cómo funciona su cerebro: economizar energía aliviando la carga estresante) prefiere e incluso necesita que le den como respuestas 1. certezas absolutas o 2. simples y sencillas de asimilar; que su cerebro ya solventará todo a partir de ahí sesgando la percepción que tiene de todo. En mi caso, por ejemplo, me es innecesario el tener todas las respuestas. Por experiencia sé además que quienes suelen proclamar tener «la Verdad» (lo dicen además poniendo énfasis en ello) suelen ser quienes menos la tienen. Basta, para comprobar esto, con pedirles simplemente que le expliquen cómo saben lo que saben. A mi, personalmente, me basta con vivir mi vida sabiendo lo que ha sido comprobado.

      Estudiar los mitos y cómo surgieron está bien, si lo que quiere es tener un conocimiento sobre ellos y así saciar su curiosidad. A nivel antropológico es interesante y da explicación al por qué de muchas cuestiones a nivel histórico. Pero si tanto desea saber cómo funciona el Universo del que usted (y todo) forma parte, desde lo micro hasta lo macro, lo que yo le recomiendo es que estudie cualquier carrera científica: que, por orden, empiece estudiando Física, Química, Biología, Geología,… Ahí le enseñaran qué sabemos a nivel científico y, lo más importante, por qué sabemos lo que sabemos hasta ahora. Además de enseñarle herramientas para que usted mismo someta a prueba cualquier hipótesis sin caer en los errores que caen los «iluminados» de turno (con sus «revelaciones») que han creado todas las religiones y demás magufadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta