Día vendrá en que el engendramiento de Jesús por el Supremo Hacedor como su padre, en el vientre de una virgen, será clasificado junto a la fábula de la generación de Minerva en el cerebro de Júpiter. Tomás Jefferson

Cristianismo, crimen de lesa humanidad – Cesar Octavio Pedraza

El poder popular para generar un cambio en sus condiciones social está limitado por su capacidad para separar le verdad de la mentira; pero la tradición religiosa nubla de mitos el entendimiento social, enajenándolo y haciéndolo ingenuo.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Señor, mi Dios, ¿quién soy yo para que me abandones? […] “Si no hay Dios, no hay alma, si no hay alma, entonces, Jesús, tú tampoco eres verdadero”. El silencio y el vacío es tan grande que miro y no veo, escucho y no oigo. Teresa de Calcuta
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

 

El poder popular para generar un cambio en sus condiciones social está limitado por su capacidad para separar le verdad de la mentira; pero la tradición religiosa nubla de mitos el entendimiento social, enajenándolo y haciéndolo ingenuo.

 

El presente tratado señala al cristianismo como el producto más refinado de ese instrumento institucionalizado del estado para la dominación ideológica social, que induciendo ignorancia y temor entre la población, la mantiene en un estado permanente de letargo y en actitud sumisa y dependiente; para entonces manipularla y explotarle con solvencia. Denuncia a una institución responsable de grandes crímenes; y advierte sobre el irreparable daño histórico que el dogma está probando en las formas de convivencia de la sociedad occidental, encausándola hacia una decadencia irreversible.Desentraña las causas objetivas de la religiosidad humana y revela las trampas psicológicas mediante las que le dogma cristiano controla y dirige la mente social; proveyendo al lector las armas que le permitirán neutralizar su efecto y alcanzar la emancipación. Entonces exhorta a reconocer que ante la injusticia social debemos -dejando de depender de una connotación divina y de la voluntad de las autoridades sociales-, asumir una participación social activa, madura y responsable.

Compra online:

 

Este contenido es sólo para miembros registrados. Por favor login.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta