Negar a Dios será la única forma de salvar el mundo. Friedrich Nietzsche

Da Vinci y “la sabana santa” (documental)

La Sábana Santa ha sido considerada durante siglos como una de las reliquias sagradas más famosas y respetadas del mundo cristiano. Miles de fieles han creído ciegamente que la pieza de lino que se conserva en la catedral de San Juan Bautista de Turín, en Italia, era la sábana que envolvió el cuerpo inerte de Jesucristo en el sepulcro tras su crucifixión. Sin embargo, científicos, forenses e historiadores no tienen tan claro que esta versión sea cierta, y han establecido un intenso debate para aclarar múltiples y dudosos aspectos sobre el origen del sudario y sobre su veracidad. El análisis infalible del carbono 14 constata que los restos de sangre que aparecen en el sudario corresponden a un hombre que murió un siglo después que Jesucristo. A partir de aquí, la hipótesis de que la Sábana Santa es una falsificación medieval realizada por un experto artista ha ido cobrado más fuerza y relevancia. ¿Quién pudo estar detrás de esta trama? ¿Qué conocimientos eran necesarios para crear una reliquia de tal envergadura y no levantar sospechas durante siglos? Odisea les presenta este espectacular documental que señala a Leonardo Da Vinci como la única persona capaz de crear una falsificación tan perfecta, gracias a sus rigurosos conocimientos de anatomía y a su virtuosa técnica artística.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Es interesante especular cómo se ha desarrollado que, en dos de las instituciones más anti-feministas, la iglesia y las cortes de justicia, los hombres son los que usan los vestidos. Florynce Kennedy
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

 shroudsalvatorshroudspl
Sudario – Autorretrato de Da Vinci

La Sábana Santa ha sido considerada durante siglos como una de las reliquias sagradas más famosas y respetadas del mundo cristiano. Miles de fieles han creído ciegamente que la pieza de lino que se conserva en la catedral de San Juan Bautista de Turín, en Italia, era la sábana que envolvió el cuerpo inerte de Jesucristo en el sepulcro tras su crucifixión. Sin embargo, científicos, forenses e historiadores no tienen tan claro que esta versión sea cierta, y han establecido un intenso debate para aclarar múltiples y dudosos aspectos sobre el origen del sudario y sobre su veracidad. El análisis infalible del carbono 14 constata que los restos de sangre que aparecen en el sudario corresponden a un hombre que murió un siglo después que Jesucristo. A partir de aquí, la hipótesis de que la Sábana Santa es una falsificación medieval realizada por un experto artista ha ido cobrado más fuerza y relevancia.

¿Quién pudo estar detrás de esta trama? ¿Qué conocimientos eran necesarios para crear una reliquia de tal envergadura y no levantar sospechas durante siglos? Odisea les presenta este espectacular documental que señala a Leonardo Da Vinci como la única persona capaz de crear una falsificación tan perfecta, gracias a sus rigurosos conocimientos de anatomía y a su virtuosa técnica artística.

 

EL SUDARIO DE TURÍN

Se ha discutido vivamente el origen de la reliquia. Los que creen que se usó en el entierro de Cristo, han acuñado el término «sindología» (del griego σινδων— síndon, palabra utilizada en elEvangelio según san Marcos para referirse a la tela que José de Arimatea compró para usarla de sábana mortuoria). De aquí que también se denomine a la reliquia Síndone, término que no suelen emplear los que dudan del origen místico de la reliquia.

Puede que sea imposible cerrar del todo la controversia sobre la tela, porque varios defensores están dispuestos a aceptar explicaciones sobrenaturales al origen de la imagen (lo que es indemostrable), mientras que la mayoría de los escépticos las descartan. Tres pruebas independientes de radiocarbono (a partir de una misma y controvertida muestra) la han datado entre 1260 y 1390.

 

Análisis de las muestras:

Radiocarbono

En 1988, la Santa Sede permitió a tres centros de investigación independientes realizar exámenes de radiocarbono sobre un trozo de una esquina del sudario. Tanto las Universidades de Oxford, como la de Arizona y el Instituto Federal de Tecnología de Suiza coincidieron en datar la tela entre los siglos XIII y XIV (1260-1390), aunque algunos análisis químicos recientemente publicados indican que la muestra utilizada pudiera no ser válida. La comunidad científica ha pedido a la Santa Sede que autorice más muestras, incluyendo de la parte de la tela que lleva la imagen, pero han sido denegadas. Una posible explicación sería que, si la imagen es genuina, el proceso de datación estaría cometiendo un sacrilegio al destruir las muestras. Otra explicación es que se tengan reticencias a que se date definitivamente la sábana.

En condiciones típicas, la datación por radiocarbono es una ciencia muy precisa, y puede datar materiales de hasta 2000 años de antigüedad con un margen de error de un año. Sin embargo, no está exenta de errores. Se desarrolló principalmente para aplicarlo a objetos recién desenterrados y protegidos del contacto humano hasta el inicio del examen, lo que no sucede con la sábana. El director del laboratorio suizo que examinó la tela (el Dr. Willi Wolfli) declaró que «El método del C-14 no está libre de resultados terriblemente imprecisos cuando existen problemas no evidentes en las muestras examinadas. Constantemente surgen errores significativos de carácter indeterminado» Aun con todo, para dicho examen se enviaron además otras tres muestras de tejidos, ya que el examen se trató como un doble ciego (en ningún momento los científicos supieron la identidad de los tejidos) y a pesar de tratarse de telas de varios siglos de antigüedad (pertenecientes a una tumba de Nubia, la momia de cleopatra o una capa medieval) las restantes fueron datadas como se esperaba, y dichas telas tuvieron también un contacto humano tras su descubrimiento como poco similar a la síndone.

Químicas

En un estudio del año 2000 basado en los rayos X, Joseph Marino y Sue Benford hallaron posibles marcas de un parche que recorre diagonalmente el área de la que se extrajeron las muestras. Por ello, concluyeron que las muestras examinadas por los tres laboratorios estaban contaminadas por ese intento de reparación. Más adelante comentan que los resultados de los laboratorios muestran un sesgo angular correspondiente a la costura: el primer muestreo en Arizona la fechó en 1238, el segundo en 1430, cayendo entre ellos los resultados de Oxford y Suiza. A esto conviene añadir que la desviación de los resultados de C-14 de los tres laboratorios se sale de los límites de laprueba χ² de Pearson, una discrepancia para la que se requieren explicaciones adicionales.

Los exámenes microquímicos del área también hallan rastros devanilina, ausentes en el resto de la tela. La vanilina se origina por la descomposición térmica de la lignina, un polímero complejo integrante del algodón. Este producto suele encontrarse en materiales medievales, pero no en prendas más antiguas, ya que disminuye con el tiempo. Por ejemplo, no se halló vanilina en los envases de los Manuscritos del Mar Muerto.

Características de la imagen

Estudiosos de la imagen como John P. Jackson, director del Turin Shroud Center of Colorado y antiguo responsable del Shroud of Turin Research Project (STURP) o el doctor en Física Manuel M. Carreira han investigado la sábana santa, y han quedado comprobadas entre otras las siguientes características de la imagen:

  • La imagen penetra sólo unas pocas fibrillas y ,además, sólo la superficie de los hilos. Las fibrillas están coloreadas individualmente. No hay pigmento ni sustancias extrañas.
  • La intensidad de la imagen está en proporción a la distancia entre un cuerpo y un lienzo que lo cubriera. De tal forma que se puede obtener la imagen tridimensional.
  • La intensidades máximas de las imágenes frontal y dorsal son iguales.
  • La imagen es de gran precisión anatómica y detalle.
  • Las manchas rojas son de sangre y debajo de ellas no hay imagen.
  • No hay imágenes de los costados del cuerpo, pero sí manchas de sangre por contacto lateral de la tela.
  • Las dos caras de la imagen coinciden, se alinean verticalmente.

Ambos estudiosos afirman que ni una mano humana, ni una difusión ni ningún tipo de radiación explican todas estas características en conjunto. No hay ninguna explicación física para explicar simultáneamente la alta resolución de la imagen y que su intensidad guarde relación con la distancia entre la tela y el cuerpo. Cualquier teoría sobre la formación de la imagen debería explicar todas estas características en su conjunto. La sábana santa constituye, por tanto, un caso por resolver.

Teoría sobre la formación de la imagen por Da Vinci

Algunas personas encuentran un enorme parecido entre este autorretrato deLeonardo da Vinci y el Hombre del Sudario.

davinci

De los métodos propuestos por los escépticos sobre la creación de la imagen en la Edad Media, hay quien no duda en considerar al sudario como la primera fotografía del mundo, atribuyendo su autoría a Leonardo da Vinci. Según ellos, la imagen habría sido producida con la ayuda de una linterna mágica, un dispositivo de proyección simple y compuestos de plata sensibles a la luz aplicados sobre la tela. Esta teoría se apoya en el parecido que algunos encuentran entre el famoso autorretrato de Leonardo y la imagen del sudario, pese a que Leonardo nació varios siglos después de la primera aparición documentada de la sábana, si consideramos que la sábana de Turín es la misma que la de Edesa, cosa que algunos expertos dudan.

estenopeica

Los principales defensores de esta teoría son Lillian Schwartz, una consultora gráfica de la School of Visual Arts en New York quien se hizo conocida en los ’80 por haber identificado a la Mona Lisa como un autoretrato de Leonardo; la investigadora Lynn Picknett; el profesor en Historia del Arte Nicholas Allen, de la Nelson Mandela Metropolitan University en Sudáfrica, quien sostiene que la prueba de que el sudario fuese una fotografía de da Vinci sería que se encontraran rastros de sulfato de plata en el sudario; y la profesora Larissa Tracy, de la Longwood University en Virginia. Todos ellos afirman que Leonardo tenía todos los conocimientos necesarios en anatomía y los materiales para fabricar una primitiva cámara oscura como para fabricar un sudario falso que reemplazaría a la falsa reliquia de mala calidad que estaba en posesión de la familia Saboya desde 1453.

677529400

Nota: Toda la información aquí copiada hace solo referencia a lo mostrado en el documental.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta