Perseguir al que no piensa igual que nosotros, ése ha sido en todo lugar el privilegio de los religiosos. Heinrich Heine

Darwin y el Diseño Inteligente – Francisco Ayala

Francisco J. Ayala, biólogo y miembro de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, ofrece en este libro un camino para conciliar la religión y la ciencia con respecto a la evolución. Según Ayala, la ciencia y la fe religiosa no están en contradicción, ni pueden estarlo, puesto que tratan de asuntos diferentes que no se solapan.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Si es infinitamente bueno, ¿qué razón deberíamos tener para temerle? Si es infinitamente sabio, ¿por qué deberíamos tener dudas concernientes a nuestro futuro? Si lo sabe todo, ¿por qué advertirle de nuestras necesidades y fatigarlo con nuestras oraciones? Si está en todos lados, ¿por qué erigirle templos? Si es justo, ¿por qué temer que castigará a las criaturas a las cuales llenó de debilidades? Si la gracia lo hace todo por ellos, ¿qué razón habrá para recompensarlos? Si él es todopoderoso, ¿cómo ofenderlo, cómo resistírsele? Si es razonable, ¿cómo puede enojarse con los ciegos, a quienes les ha dado la libertad de ser irrazonables? Si es inamovible, ¿con qué derecho pretendemos hacerlo cambiar sus designios? Si es imposible de concebir, ¿por qué habremos de ocuparnos de él? Si él ha hablado, ¿por qué el Universo no se ha convencido? Si el conocimiento de un Dios es el más necesario, ¿por qué no es el más evidente y el más claro? Percy Bysshe Shelley
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

«Si Dios diseñó el mundo, los organismos, lo hizo muy mal. La crueldad, el sufrimiento, los parásitos que matan a sus huéspedes son resultado de la evolución de las especies, no del diseño de Dios. Además, no sería razonable desde el punto de vista religioso, si es un Dios benevolente y benefactor»

Francisco J. Ayala, biólogo y miembro de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, ofrece en este libro un camino para conciliar la religión y la ciencia con respecto a la evolución. Según Ayala, la ciencia y la fe religiosa no están en contradicción, ni pueden estarlo, puesto que tratan de asuntos diferentes que no se solapan.

La ciencia busca descubrir y explicar los procesos de la naturaleza. La religión trata del significado y propósito del universo y de la vida, la relación entre los humanos y su Creador, y los valores morales que inspiran y guían la vida humana. La selección natural explica la evolución de las especies a través de millones de años y la adaptación de los organismos a su entorno, con ojos para ver, alas para volar, y agallas para respirar en el agua. Pero el mundo de la vida está lleno de imperfecciones, sufrimiento, crueldad, y sadismo. La espina dorsal esta mal diseñada, los depredadores devoran a sus presas, los parásitos destruyen a sus huéspedes. La selección natural da cuenta de estas calamidades, que, por ello, no necesitan ser atribuidas a mal diseño o perversidad del Creador. Según explica Ayala, la evolución por selección natural esta más de acuerdo con la fe religiosa en un Dios de amor, misericordia y sabiduría, que el llamado «diseño inteligente» que atribuye al Creador las imperfecciones del mundo de la vida. «Darwin y el Diseño Inteligente» proporciona la mejor introducción a Darwin y a la biología de la evolución actualmente disponible.

Biografía del autor

Francisco J. Ayala es profesor en el departamento de Ecology & Evolutionary Biology en la Universidad de California, Irvine. En 2001 recibió la Medalla Nacional de las Ciencias de Estados Unidos y en 2010 fue galardonado con el Templeton Prize que otorga anualmente la Fundación John Templeton a aquellas personalidades que contribuyen a la investigación y a descubrimientos de realidades espirituales.

Nota:

Nos conocemos, queridos lectores. Y como ya nos conocemos, sé que pese a la visión de Ayala algún que otro «buen cristiano» vendrá para inferir sobre este autor el ad hominem o intentar discutir su objeto de estudio: la biología. Para los que intenten criticarlo, sepan que, aunque discrepo, Ayala tiene y defiende una visión en la que para él «Ciencia y religión no están reñidas». Allá ustedes si pretenden llevarle a él la contraria demostrando así mi punto de vista: que sí lo están.

Compra:

Editorial: Alianza Editorial

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

2 respuestas

  1. Fe es creer cualquier cosa que te diga una autoridad religiosa, sin pruebas… Ciencia es creer con base en pruebas… a ver cómo le pone la camisa de fuerza una a la otra…

    1. Rectificación: «fe» no equivale a «ciencia» sino a «confiar». En este caso lo comparable sería «religión» vs «ciencia».
      Otro error: en la ciencias el «creer» sobra. La ciencia es una herramienta metodológica y sistemática para comprobar hipótesis. Cuando se tienen evidencias no es necesario «creer».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta