Es interesante especular cómo se ha desarrollado que, en dos de las instituciones más anti-feministas, la iglesia y las cortes de justicia, los hombres son los que usan los vestidos. Florynce Kennedy

La Conspiración de Cristo: la Mayor Ficción de la Historia – Acharya S

La existencia histórica de Jesucristo es aceptada comúnmente por cristianos y no cristianos como un hecho cierto. Acharya S, en su riguroso y esclarecedor estudio La conspiración de Cristo demuestra, recopilando multitud de pruebas documentales e históricas, que no hay evidencias textuales de su vida y obra antes del siglo II d.C., en que aparecen los primeros evangelios, y que «Jesucristo» es, de hecho, una compilación de las vidas y enseñanzas de diversos dioses y hombres santos cuyos dramas fueron regularmente representados por los pueblos antiguos mucho antes de la era cristiana: de Mitra, Krishna, Attis, Buda, Dionisos y Hércules, entre otros, cuenta la tradición que nacieron también de una virgen el día 25 de diciembre, y resucitaron de su tumba, varios de ellos tras ser crucificados, el 25 de marzo.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Por lo tanto, cuando adscribe a sus dioses la producción de algún fenómeno… ¿está él, en realidad, haciendo algo más que sustituir la oscuridad de su propia mente por un sonido que le han acostumbrado a escuchar con un temor reverente? Barón d’Holbach, “Système de la Nature” (1770)
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

conspiracion8uk

La existencia histórica de Jesucristo es aceptada comúnmente por cristianos y no cristianos como un hecho cierto. Acharya S, en su riguroso y esclarecedor estudio La conspiración de Cristo demuestra, recopilando multitud de pruebas documentales e históricas, que no hay evidencias textuales de su vida y obra antes del siglo II d.C., en que aparecen los primeros evangelios, y que «Jesucristo» es, de hecho, una compilación de las vidas y enseñanzas de diversos dioses y hombres santos cuyos dramas fueron regularmente representados por los pueblos antiguos mucho antes de la era cristiana: de Mitra, Krishna, Attis, Buda, Dionisos y Hércules, entre otros, cuenta la tradición que nacieron también de una virgen el día 25 de diciembre, y resucitaron de su tumba, varios de ellos tras ser crucificados, el 25 de marzo.

 

Las páginas de La conspiración de Cristo son un valioso compendio de historia, religión, astronomía, teología y filosofía, demostrando como la Iglesia se apropió de «los elementos recurrentes de todos los credos del mundo» creando así «una nueva fe, autentificada en un personaje histórico«.

A medida que se va recorriendo las páginas de esta obra, mitos inculcados en el imaginario colectivo (y ocultados en la medida de lo posible por la Iglesia), van fragmentándose uno tras otro: el hecho de que los cristianos en Roma fueron únicamente cincuenta mil cuando la población de la ciudad debía rondar el millón de habitantes, que la mayoría de conversiones a la nueva religión se hicieron mediante el baño de sangre de civilizaciones enteras, o que los Evangelios fueron escritos un siglo después de la muerte de Cristo (cuando se presupone que fueron escritos por los cuatro apóstoles que acompañaron al Mesías en sus andanzas), por poner algún ejemplo.

«Vosotros, pobres idiotas –decían los gnósticos a los primeros cristianos– habéis confundido los misterios de antaño con la historia moderna, y aceptado literalmente aquello que sólo tenía sentido místicamente».

La estrategia seguida por los padres de la iglesia que elaboraron el dogma cristiano podría resumirse en la siguiente idea:

«Recojamos los diversos elementos recurrentes de todos los credos del mundo y hagamos con ellos una amalgama, una “nueva fe” autentificada en un personaje histórico, que sin duda triunfará por todo el orbe».

La existencia e identidad de todos estos misteriosos personajes que son tan parecidos en su vida y hazañas, y que constituyen el mito universal, ha sido ocultada durante siglos a las masas por la iglesia cristiana, que ha destruido sus textos y asimilado sus cultos como parte de la «conspiración de Cristo».

La autora:

Acharya S –seudónimo bajo el que publica la autora de La conspiración de Cristo– además de ser una agitadora rebelde, tiene un conjunto impresionante de credenciales académicas. Pertenece a uno de los institutos más exclusivos para el estudio de la civilización griega antigua: la Academia Americana de Estudios Clásicos en Atenas. Ha enseñado en Creta y trabajado en excavaciones arqueológicas en Corinto –el lugar donde, según la leyenda, Pablo escribió sus cartas a los corintios– y en Nueva Inglaterra. Ha viajado por toda Europa y tiene amplios conocimientos de griego, francés, español, italiano, alemán, portugués… Ha leído a Eurípides, Platón y Homero en griego antiguo, y a Cicerón en latín, así como a Chaucer en inglés medieval. Ha estudiado la Biblia en profundidad –tanto en inglés como en el hebreo y griego originales– y ha llegado a entenderla más lúcidamente que la mayoría del clero.

Compra online:

LOGO_LA CASA DEL LIBRO

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

35 comentarios

  1. Hola. Primero quiero dejar asentado que no soy ateo, soy agnostico, y que todos los dioses de la tierra que son adorados son inventos humanos para responder preguntas sin respuestas como el caso de «perdiendoeltiempoconnecios», que ante la impotencia de no tener una respuesta sobre quien creo la tierra, cae en la comodidad de la respuesta facil: Dios la creó.
    no se si existe un dios que nos haya creado, no podemos demostrarlo. pero si nadie viene y nos dice «Hey, soy Dios» no tenemos por qué andar creando religiones con mandamientos absurdos como no tomar te o cafe en el caso mormón (y sí toman mate y está comprobado que el mate tiene más cafeína que el café).
    con respecto a la existencia de Jesús, te cuento que compre el Libro de Acharya S, y me parece bastante convincente en lo que dice, sin embargo no debemos cerrarnos a esta idea.
    por ejemplo: conocerás la trilogía de Robert Ambelain (se pueden bajar por la web, están disponibles) Jesús o el secreto mortal de los templarios, El Hombre que creó a Jesucristo , y por último Los Secretos del Gólgota.
    según este autor Jesus habría sido un Zelote que luchaba en contra de roma y tenia que acudir al bandolerismo para sobrevivir.
    me parece que los puntos de vista de este autor tambien son convincentes.
    desde mi posición (argentino y sin posibilidades de viajar por el mundo), no puedo comprobar por mi mismo ninguna de las dos teorías, por tanto me quedo con las dos, ya que sus puntos son muy buenos.
    pareceríamos religiosos si tomamos partido.
    desde ya me encantan todos estos temas y lei todos los libros que encontre al respecto.
    los evangelios, debemos decirles a todos los creyentes que no hay nada original y los copistas han masacrado con interpolaciones y extrapolaciones todos los textos que refieren al tema.
    pero los religiosos no quieren librarse de la gran mentira, desean creer, buscan creer a tal punto de poner excusas tan infantiles como: si dios no existe quien creo el mundo? si Jesucristo no existió por qué se parte la historia en un Antes y después de Cristo? etc etc.
    y no tienen en cuenta cosas tan sencillas como las contradicciones de la genenalogia de Jesús en Mateo y Lucas, y contradiciendo a un creyente que escribió en respuesta a este blog, dijo que el cristianismo empezó con los pobres y perseguidos. bueno, eso es mentira, si tenemos en cuenta a Pablo. él se codeaba con las grandes élites de la época. prueba? Filipenses 4: 22.además de que los «santos» llamados así por Pablo eran todos nombres latinos. pero según Acharya S no existió Pablo.
    desde ya son distintos puntos de vista y tenemos que tener en cuenta todos. excepto lo que podemos saber por seguros lo que es mentira. no sabemos si jesus existió o no, pero sí sabemos que no era hijo de dios, seguna Ambelain, Jesus habría sido creado por Pablo basándose en el Jesús Zelote hijo de Judas de Gamala. remito esta trilogia para los que deseen explorar más conocimientos y otros puntos de vista que están buenos, sin descartar ninguno.
    te felicito por esta página, me gsuto mucho, varias veces entré y lei mucho. gracias por la oportunidad de expresarme.

  2. Lolosays:19 noviembre, 2010 at 19:34

    No se para que criticas tanto y dices tantas chorradas, cuando ni tan siquieras te has leído el libro, di claramente y tajantemente que crees en dios y no aceptas nada mas que andar con tanta hipocresía y eufemismos

  3. Un arqueólogo asegura que ésta es la casa en la que se crió Jesús
    Un científico británico sostiene que las ruinas encontradas en Nazaret, Israel, coinciden con el plano hecho por Adomnán de Iona en el siglo VII
    Facebook
    Twitter
    Linkedin
    Google
    E-mail
    Imprimir
    AnteriorSiguiente

    3 de 3
    Lo que queda de la casa, ubicada debajo del Convento de las Hermanas de Nazaret
    1 de 3Lo que queda de la casa, ubicada debajo del Convento de las Hermanas de Nazaret

    2 de 3

    3 de 3
    Lo que queda de la casa, ubicada debajo del Convento de las Hermanas de Nazaret
    1 de 3Lo que queda de la casa, ubicada debajo del Convento de las Hermanas de Nazaret
    Situada debajo de una iglesia, entre dos tumbas, «allí estuvo alguna vez la casa en la que el Señor fue criado en su infancia», dice el tratado De Locis Sanctis (Sobre sitios sagrados), escrito por el abad irlandés Adomnán de Iona en el 670.

    Tras años de investigar ese minucioso registro de lugares históricos para los orígenes del cristianismo, y de recorrer decenas de ruinas en Nazaret, el arqueólogo Ken Dark cree haber encontrado el hogar en el que María y José criaron a Jesús.

    Antes del convento, se erigía en el sitio una iglesia bizantina

    El profesor de la Universidad de Reading, Reino Unido, tiene varios indicios. En primer lugar, que se trató siempre de un sitio considerado sagrado a lo largo de los siglos, lo que se evidencia por la voluntad de conservarlo y de hacer templos allí.

    El segundo indicio es que Adomnán describe en su tratado que la casa de Jesús se encontraba debajo de un templo situado enfrente de la Iglesia de la Anunciación. Actualmente, cruzando la calle ya no hay una iglesia, sino el Convento de las Hermanas de Nazaret. Pero está erigido sobre las ruinas de un antiguo templo bizantino, que estaba en pie en la época en la que se redactó el De Locis Sanctis.

    Un plano del lugar, en el De Locis Sanctis

    El equipo de Dark, que trabaja en el lugar desde 2006, encontró allí utensilios de cocina y otras evidencias de que se trataba de la casa de una humilde familia judía. De la estructura original, sólo se mantienen una entrada y el piso de cal. También se encontraron dos tumbas alrededor, en concordancia con la descripción de Adomnán.
    Ver más: Jesús , Religión , Historia Mundial , Cristianismo , Sociedad , Reino Unido

    1. Argumento ad verecundiam… Un arqueologo dice… De hecho en el propio artículo lo explican: «el arqueólogo Ken Dark cree haber encontrado el hogar en el que María y José criaron a Jesús» Lo que importa no es lo que dice creer sino lo que puede probar.

      Te habrías ahorrado el texto copíandonos el enlace hacia la noticia (esta)

      No puede probar que en dicha casa viviera el Jesús al que usted se refiere. ¿Por?

      1º.- De Locis Sanctis es una obra de Adamnano, un monástico (monje) irlandés, quien dio una copia a su discípulo, Aldfrith, soberano de Northumbria en el 698 d.e.c. Este, además, se basó en el testimonio personal de otro monje franco, Arculfo, sobre su viaje a Tierra Santa un par de décadas antes (en el 670 d.e.c), gracias al cual, junto con otras fuentes, Adamnano pudo crear una obra en tres libros descriptivos con respecto a Jerusalén, Belén y otros lugares de Palestina, así como algunos consejos de Alejandría y Constantinopla.

      2º.- Uno de los «indicios» que tiene es que «en primer lugar, que se trató siempre de un sitio considerado sagrado a lo largo de los siglos, lo que se evidencia por la voluntad de conservarlo y de hacer templos allí». ¿en serio? Sitios sagrados que tiene el cristianismo y que no empezaron a figurar hasta el siglo II d.e.c. tenemos por decenas. El problema es que que una comunidad considerara a algo «sagrado» no convierte a lo sacralizado en evidencia de nada. El cristianismo, por ejemplo, tiene 3 santos griales y decenas de «santos prepucios» de Jesús.

      3º.- El segundo «indicio» que cita «que Adomnán describe en su tratado que la casa de Jesús se encontraba debajo de un templo situado enfrente de la Iglesia de la Anunciación. Actualmente, cruzando la calle ya no hay una iglesia, sino el Convento de las Hermanas de Nazaret. Pero está erigido sobre las ruinas de un antiguo templo bizantino, que estaba en pie en la época en la que se redactó el De Locis Sanctis.»

      ¿Me tengo que remitir al punto 1º y explicár por qué un testimonio anecdótico del siglo VII d.e.c. no evidencia lo que afirma el arqueólogo?

      Existe, por si alguien no lo sabe, una tendencia que muchos arqueólogos han usado y usan para obtener fondos y es la de dar otorgarse méritos por haber encontrado cosas famosas o con cierto renombre, y es por culpa en parte por la escasez de fondos con la que cuenta la arqueología. Un titular en un medio puede suponer más ingresos para el arqueólogo y cierta reputación. Cuando esto no sucede, también existe el hecho de que los medios tienden a dar titulares sensacionalistas para vender más periódicos. Sobre todo si son temas sobre religiones pues solo con la polémica montada puede suceder que vendan más ejemplares u obtengan más visitas.

  4. me lo estoy leyendo y es espectacular, 100 por ciento recomendado.

    saludos de un ex catolico, ex bautista y actual ateo. un abrazo.

  5. No lo he leído, pero aun así creo que tuvo que haber un núcleo de verdad en esas historias, quitando por supuesto todo lo sobrenatural -es decir, la Biblia- aunque hubiera sido solamente uno de los incontables «iluminados» que decían ser el Mesías judío en la Judea romana y que tras liderar una revuelta contra los romanos hubiera acabado crucificado.

    Es difícil pensar que todo haya sido una creación desde cero en ese caso al menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accede con tu cuenta