"El dios de la Biblia está a la altura de un tirano caprichoso. El dios de la Biblia castiga a los bebés por los pecados de sus padres (Éxodo 20:5, 34:7; Números 14:18; 2 Samuel 12:13-19); castiga a la gente haciendo que se vuelvan caníbales y se coman a sus propios hijos (2 Reyes 6:24-33, Lamentaciones 4:10-11); le da a la gente malas leyes, incluso requiriendo el sacrificio de sus propios primogénitos, para que puedan llenarse de horror y saber que Dios es su señor (Ezequiel 20:25-26); hace que la gente crea mentira para poder enviarlos al infierno (2 Tesalonicenses 2:11); y muchas otras atrocidades, demasiadas para dar una lista aquí. No sería difícil llegar a, y exceder, tal nivel de pureza moral. Los ateos lo sobrepasan todos los días."

Doug Krueger

La edad de la penumbra: cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico – Catherine Nixey

La edad de la penumbra es la historia, en gran parte desconocida, de cómo una religión militante sometió y aniquiló deliberadamente las enseñanzas del mundo clásico, lo que abrió paso a siglos de adhesión incondicional a «una sola fe verdadera».

Índice de contenido

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

La edad de la penumbra es la historia, en gran parte desconocida, de cómo una religión militante sometió y aniquiló deliberadamente las enseñanzas del mundo clásico, lo que abrió paso a siglos de adhesión incondicional a «una sola fe verdadera».

El Imperio romano se había mostrado generoso acogiendo nuevas creencias, pero la llegada del cristianismo lo cambió todo. Esta nueva religión, pese a predicar la paz, era violenta, despiadada y decididamente intolerante. Al volverse oficial, sus fervientes seguidores emprendieron la aniquilación de quienes no estuvieran en sintonía con sus creencias. Derribaron sus altares y templos, quemaron sus libros -incluidas grandes obras filosóficas y científicas-, hicieron añicos sus estatuas y asesinaron a sus sacerdotes.

Reseñas:

«Fascinante. Nixey combina la autoridad de un académico con la expresividad de un buen periodista, sin miedo a lanzar un chiste extraño en medio de sombrías historias de profanación. Con considerable coraje, se enfrenta a la historia aceptada y logra imponerse.»

Gerard de Groot, The Times

«Audaz, deslumbrante y provocador, este libro derriba nuestra idea del cristianismo primitivo y su rápida difusión en los primeros años. Una guía ingeniosa e iconoclasta a un mundo que para muchos resultará extraño, sorprendente y turbador.»

Peter Frankopan, historiador

«Espléndido y valioso. Nixey nos guía con gracia y viveza por el tenebroso mundo de la opresión religiosa. Un recordatorio esencial de que la intolerancia, la ignorancia y la hostilidad ante la diversidad cultural no son, por desgracia, nada nuevo.»

The New Statesman

«Cautivador y convincente. Este libro, admirable fusión de narrativa y rigor, marca el debut de una formidable historiadora.»

Dan Jones, historiador

«Un relato potente. Una buena historia sin duda polémica por su visión de cómo las víctimas se convierten en victimarios y cómo las profesiones de amor se vuelven terroristas.»

Kirkus Reviews

«Un trabajo impresionante ilumina un aspecto importante del final de la edad clásica.»

Levi Roach, Literary Review

«Un libro inteligente, persuasivo y excepcionalmente bien escrito.»

The Spectator

«Nixey tiene una gran historia y la cuenta excepcionalmente bien.»

Tim Whitmarsh, The Guardian

«Un relato apasionado. Nixey nos recuerda con perspicacia e ímpetu que muchos aprovecharon el proyecto cristiano como excusa para destruir en lugar de amar.»

BBC History Magazine, especial «Libros del Año»

«Mordaz y documentado, el libro palpita a un ritmo fabuloso, y Nixey evoca con brillantez todo lo que perdimos con la decadencia del mundo clásico.»

Peter Thonemann, The Sunday Times

Este contenido es sólo para miembros registrados. Por favor suscríbete.

 

Compra online:

Liked it? Take a second to support ateoyagnostico on Patreon!
Become a patron at Patreon!
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Subscribete
Notificar de
guest
5 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Yoshiki
Yoshiki
2 años atrás

Excelente recomendación, ya lo tengo conmigo.

Far Voyager
Far Voyager
2 años atrás

He conseguido ese libro, lo he leído, y aunque desde luego ni todo lo pagano era bueno ni todo lo cristiano es malo, no poco de lo descrito ahí es muy familiar conociendo tanto a fundamentalistas religiosos: complejo de persecución, aprecio de la ignorancia (Orwell lo dejó muy claro con su «La ignorancia es la fuerza») y desprecio del saber, tipos aprovechándose en beneficio propio de gente inculta y de sus esperanzas, religión cómo escusa para saquear, robar, y controlar, desprecio de lo carnal y lo que no sea ascetismo a cambio de la vida eterna, redefinir «amor» al modo que ya sabemos, fanatismo religioso y todo lo que trae, y en definitiva todo lo malo viniendo del Diablo. Lo único que falta es la ingenuidad, aunque sabiendo cómo funciona esa gente dudo que no sea otra herramienta de control de ovejas más, de los que se lamentan de cómo el poder corrompió el cristianismo primitivo y con ellos eso no pasaría.

Al final es lo de siempre, la religión empleada cómo un arma de control y poder. Sobre todo una dónde mucho de lo salvable está entre algo cómo el Antiguo Testamento sabiendo lo que contiene, y las cartas de Pablo dónde ese metió a presión sus ideas.

Alvaro Orozco Carballo
Alvaro Orozco Carballo
2 años atrás

je je, TODO LO SANO , BUENO Y EXCELENTE DE LA CULTURA GRECO ROMANO FUE ASUMIDO POR EL CRISTIANISMO.
ADEMAS:
1. Aporto el legado para salvar de extravio la razon y los instintos desordenados.
2. Emprendio el proceso necesario para acabar con la esclavitud.
3. Libero a los pueblos de goberantes injustos y locos como Neron, Caligula y tiranos como Diocleciano
4. Rescato la familia

Far Voyager
Far Voyager
2 años atrás

Me acuerdo de un libro de mitología griega/romana con un prefacio en el que su autor (el de ese prefacio) sfirmaba wue el Cristianismo trajo luz a ese edificio de la mitología quitando las telarañas que causaron cosas cómo la muerte de Sócrates y algún incidente similar más, resultando ser un abate.

5
0
Me encantaría ver su opinión, por favor comentex

¡No podríamos hacerlo sin ti!

Únete a nuestra lista de suscriptores para apoyar el mantenimiento y el desarrollo continuo de nuestro sitio web.

Accede con tu cuenta