El dios de la Biblia está a la altura de un tirano caprichoso. El dios de la Biblia castiga a los bebés por los pecados de sus padres (Éxodo 20:5, 34:7; Números 14:18; 2 Samuel 12:13-19); castiga a la gente haciendo que se vuelvan caníbales y se coman a sus propios hijos (2 Reyes 6:24-33, Lamentaciones 4:10-11); le da a la gente malas leyes, incluso requiriendo el sacrificio de sus propios primogénitos, para que puedan llenarse de horror y saber que Dios es su señor (Ezequiel 20:25-26); hace que la gente crea mentira para poder enviarlos al infierno (2 Tesalonicenses 2:11); y muchas otras atrocidades, demasiadas para dar una lista aquí. No sería difícil llegar a, y exceder, tal nivel de pureza moral. Los ateos lo sobrepasan todos los días. Doug Krueger

La evolución de la libertad–Daniel C. Dennett

¿Qué tipos de libertad han evolucionado desde el origen de la vida? ¿Puede haber libertad en un mundo determinista? Si somos libres, ¿somos también responsables por el hecho de serlo o simplemente afortunados? En La evolución de la libertad, Daniel C. Dennett se propone responder a estas preguntas y mostrar cómo es posible que sólo los humanos, de entre todos los animales, hayan desarrollado un tipo de mente que puede hacerles pensar en la libertad y la moral. A través de una serie de argumentos de gran originalidad –y partiendo de la biología evolutiva, la neurociencia cognitiva, la economía y la filosofía--, Dennett demuestra que, si aceptamos el razonamiento de Darwin, podemos reconstruir los pasos que llevaron desde las formas de vida más sencillas hasta los más profundos pensamientos humanos sobre cuestiones de moralidad y sentido, ética y libertad.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Cuando la ignorancia es la causa de una acción, el agente obra involuntariamente y es por ello inocente, excepto en el caso en que él mismo sea la causa de su propia ignorancia. Aristóteles
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

2013-01-26_021340

¿Qué tipos de libertad han evolucionado desde el origen de la vida? ¿Puede haber libertad en un mundo determinista? Si somos libres, ¿somos también responsables por el hecho de serlo o simplemente afortunados? En La evolución de la libertad, Daniel C. Dennett se propone responder a estas preguntas y mostrar cómo es posible que sólo los humanos, de entre todos los animales, hayan desarrollado un tipo de mente que puede hacerles pensar en la libertad y la moral.

A través de una serie de argumentos de gran originalidad –y partiendo de la biología evolutiva, la neurociencia cognitiva, la economía y la filosofía–, Dennett demuestra que, si aceptamos el razonamiento de Darwin, podemos reconstruir los pasos que llevaron desde las formas de vida más sencillas hasta los más profundos pensamientos humanos sobre cuestiones de moralidad y sentido, ética y libertad.

Como en sus libros anteriores, Dennett teje una exposición rica en detalles y animada por una amplia variedad de formulaciones y analogías tan provocativas como entretenidas y estimulantes. La evolución de la libertad no pretende reemplazar el trabajo realizado hasta el momento en el campo de la ética por una alternativa darwinista, sino más bien asentar la ética sobre los cimientos que merece: una visión realista y sólida del lugar que ocupamos en la naturaleza.

«El nuevo libro de Daniel Dennett combina, una
vez más, un pensamiento filosófico original,
una prosa maravillosamente viva y una
argumentación extraordinariamente lúcida.
La evolución de la libertad consigue lo que
parecía imposible: decir algo nuevo sobre la
libertad y el determinismo.»

Richard Rorty

«Los intentos de encontrar un punto de vista
útil sobre la libertad y el determinismo se
han enfrentado siempre a toda clase de miedos
y trampas conceptuales. […] La evolución de
la libertad es un libro que aclara enormemente
las cuestiones evolutivas y cognitivas
relacionadas con nuestra responsabilidad para
tomar decisiones morales.»

William H. Calvin

«Igual que otros fenómenos humanos,
la libertad es el producto de la evolución. Daniel
Dennett es un pionero en el estudio de esta
evolución. La inteligencia artificial deberá tener
en cuenta las ideas de Dennett en su intento
de dotar de libertad a los robots.»

John McCarthy

Compra online:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

2 respuestas

  1. He estudiado los argumentos de Daniel Dennett, y reflexionado sobre ellos. Son interesantes y sugestivos. Algo aportan , aunque Locke y Hume los habían esbozado.
    El gran problema de su lógica discursiva, que creo que él advierte, es que no puede superar el criterio cartesiano que ha tratado de contrarrestar desde joven sin éxito. Él opina sobre el determinismo desde fuera del determinismo. Parte del principio de que él es consciente, principio que no comprueba, sino de que da cómo un hecho. O sea opina sobre lo determinado excluyèndose de lo determinado. La reflexiòn es una perecepciòn ontológica, pero se opone lo ontológico, aunque lo utiliza. Piensa sobre la realidad evolutiva, desde fuera de la realidad evolutiva ¿Desde cuàndo y por què el hombre reflexiona y es autònomo y tiene el estatus de la libertad responsable -que es un dato real para muchos? No lo explica. Éste partir desde un principio dogmático, hace que su teoría sea insuficiente en sus fundamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta