InicioLibros y documentalesLibrosPensamiento críticoLa secta de la Tierra Plana – Óscar Alarcia Mena

Comentarios

La secta de la Tierra Plana – Óscar Alarcia Mena — 6 comentarios

  1. “Este ensayo trata de ofrecer una respuesta a por qué en pleno siglo XXI ha regresado con fuerza la vieja y absurda teoría acerca de que vivimos en una Tierra Plana. Sí: literalmente. Existen muchísimas personas en todo el mundo, actualmente, que creen que la Tierra no es esférica, sino plana, y que una gigantesca Conspiración (liderada por la NASA y con cientos de políticos, científicos y personajes históricos metidos en el ajo) trata de ocultárnoslo. Bulos, mitos, desinformación, hiperstición, guerra memética, sincromisticismo y conspiranoia han hecho posible que decenas de miles de personas estén abrazando este nuevo paradigma. Con cierta condescendencia, pero al menos con sentido del humor, tratamos de descubrir qué está pasando aquí, y contarlo todo respecto a la Tierra Plana en la Historia, sus creyetes, sus mapas, sus películas, sus motivaciones y cómo sobrevivir a una invasión terraplanista.”.
    Estimado y desconocido amigo Óscar, este texto que he copiado y pegado es de tu propiedad, y me parece estupendo, pero aplicado a los creyentes en la Tierra esférica y rotatoria y demás falsedades, por ponerte un ejemplo, solo uno. Enséñame una foto real de la Tierra desde el espacio, a partir de ahí hablamos, sencillo…¿no te parece?. Eres un descarado desinformador como otros tantos que quereis seguir viviendo del cuento, chaval.

    • 1º.- Para empezar, esta web no pertenece al autor del libro. Así que si quiere dirigirse a él personalmente, hágalo desde sus redes sociales. Aun así le voy a contestar yo (dueño de esta web).

      2º.- Que usted sea tan necio como para creer que la Tierra es plana en pleno siglo XXI e.c., habiendo sido demostrado ya desde los tiempos de Eratóstenes que no es así (algo que cualquiera con un mínimo de conocimientos e inteligencia puede comprobar con un par de observaciones), no significa que el resto “creamos” como usted hace. No intente ponernos a su altura intelectual: el resto no “creemos”, sabemos o conocemos.

      3º.- Vaya a otro lugar donde le acepten sus retos falaces: enseñarle a usted cualquier foto de nuestro planeta no serviría absolutamente de nada, pues de seguro (dado su obvio fanatismo basado en su ignorancia científica) acabaría con el mismo resultado que ya todos prevemos y conocemos (por tratar durante tanto tiempo con gente como usted): con usted diciendo simplemente que dicha foto es falsa, sin demostrar por qué lo es.

      Para “vividores del cuento” ya están sus seguras “fuentes de información”: los youtubers magufos y conspiranoicos a los cuales usted, deduzco, sigue o los creacionistas y fundamentalistas cristianos de los que proviene su terraplanismo. Los mismos que le venden libros y entradas para conferencias donde afirman cosas absurdas sin ningún respaldo científico al mismo tiempo que apelan a ejemplos sacados de su escasa comprensión científica. Esos que, para defenderse de dichas refutaciones científicas, se han inventado términos como “ciencia oficial” o han creado enemigos igualmente absurdos donde no hay más que gente, con estudios, que difiere de ustedes.

    • ¿Valen las fotos tomadas desde el coche que se lanzo al espacio la semana pasada y sin que la NASA estuviera detras, las muchas fotos y videos desde globos estratosfericos que muestran la curvatura planetaria, o las fotos tomadas desde el espacio que no proceden de la NASA -hay muchas mas agencias espaciales que ella en el mundo-?

      No, vuestros argumentos no pasan de videos de conspiraciones, gente que no sabe manejar una camara de fotos y dicen al ver el planeta Jupiter desenfocado que esta delante de las nubes, o que a la Luna le falta un trozo cuando ese “trozo” es simplemente un rasgo de superficie iluminado de manera peculiar y que en otras condiciones se ve distinto)

      ¿Se os ha ocurrido que hay en el otro lado del disco?. Todavia estoy esperando la respuesta.

      • Ni se les ha ocurrido. Y, de seguro, que si les afectó a sus creencias absurdas, deduzco harán lo de siempre: negarlas y decir, así sin más, que “son falsas”. Por eso es por lo que no merece la pena caer en el juego que emplean estos imbéciles. Estos necios no saben si quiera que la primera imagen desde el espacio que se tomó de la Tierra (donde ya se observa su esfericidad) se tomó con una cámara desde un cohete en 1947: concretamente el 7 de marzo de 1947.

        Composición con las fotografías del V-2 de 1947 sacadas con las cámara de fotos Devry de 35 milímetros que Mengel incluyó en su punta

        El 7 de marzo de 1947, no mucho después del final de la Segunda Guerra Mundial y años antes de que el Sputnik marcara el comienzo de la era espacial, un grupo de soldados y científicos en el desierto de Nuevo México vieron algo nuevo y maravilloso en estos blancos y negros granulados. En las fotos: las primeras imágenes de la Tierra vistas desde una altitud superior a 100 millas (aproximadamente 160 km) en el espacio. Justo un año antes, en 1946, científicos como John T. Mengel, un pionero de la NASA que más tarde supervisó el Programa Vanguard, comenzaron a experimentar con cohetes alemanes V-2 capturados.

        Mengel realizó experimentos en la atmósfera superior lanzando los cohetes a la órbita cercana a la Tierra. Diseñó y fabricó la primera carcasa de punta de nariz para la investigación reemplazando la cabeza explosiva del V-2 y comenzando a colocar cámaras en dicha cubierta.

        Antes de que el Small Steps Program (Programa de Pequeños Pasos) comenzara en 1946 usando cohetes V-2 para tomar imágenes del espacio, las imágenes más altas jamás tomadas de la superficie de la Tierra provenían del globo Explorer II, que ascendió 13,7 millas en 1935, lo suficientemente alto como para discernir la curvatura de la Tierra.

        Imágen de la Tierra del globo Explorer II, lanzado en 1935

        Las cámaras del V-2 alcanzaron más de cinco veces esa altura y mostraron claramente el planeta en contraste con la negrura del espacio. Cuando se ensamblaron los marcos de las películas, las panorámicas tomadas a fines de la década de 1940 abarcaron un millón de millas cuadradas o más a simple vista (imagen al principio de este resumen).

        Crédito de la imagen: Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins

        Fuente de la descripción: la “malvada” NASA (que, por si vienen con alguna de sus falacias ad hominem hacia ella, esta se fundó en 1958). La revista Smithsonian cuenta cómo sucedió y qué más fotos se tomaron desde entonces.

        Todo esto, o no lo saben o les da exactamente igual. Ellos quieren creer en sus idioteces, que jamás evidencian, si no simplemente hacer ruido y, como secta que son, difundir su terraplanismo porque cuadra con el previo creacionismo en el que creen la mayoría de ellos.

  2. Ya me tuve que verlas con alguno de ellos en un foro en inglés y es básicamente lo que se comenta aquí, incluyendo un complejo de superioridad y evasivas (insultos, etc.) cuando se le pregunta algo tan sencillo cómo que hay en la cara opuesta del disco que ocupamos. Y no es sólo falta de saber científico sino de por ejemplo no saber manejar una cámara con superzoom y de sus limitaciones.

    Recomiendo también echarle un vistazo a https://www.rationalwiki.org/wiki/Cellular_cosmogony

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.