"Dios dice haz lo que quieras, pero toma la decisión incorrecta y serás torturado por toda la eternidad en el infierno. Esto, señor, no es libre albedrío. Sería semejante a un hombre que le dice a su novia: haz lo que desees, pero si eliges dejarme te seguiré el rastro y te volaré los sesos. Cuando un hombre dice esto, lo llamamos un psicópata, y pedimos a gritos que sea encarcelado o ejecutado. Cuando Dios dice esto mismo, lo llamamos ‘amor’ y construimos iglesias en su honor."

William C. Easttom II

Nathaniel Jeanson, el creacionista: confesando las falacias de autoridad

Índice de contenido

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Recientemente me regresó un creyente con dos comentarios. Tonto de mi, me encontré con un dilema: quería responer a sus falacias pero ya le prometí que le bloquearía por un comentario anterior, así que hoy he llegado a que la solución para responderle sin tener que publicar sus comentarios era hacerlo con un post. En su primer comentario me acusó además de estar en «decadencia» y en sus últimos eliminados de que con ello se refería a que lo dijo porque ya no publicaba tanto como antes. Así que…  Miren, dos pájaros de un tiro.

El argumento estrella de este analfabeto funcional es que la evolución ha sido refutada. Cualquiera que no sea un ignorante sabe que esa afirmación nace muerta, y que posiblemente proviene de una inmensa ignorancia científica. Ya no solo con respecto a la biología sino con respecto a cómo funciona la ciencia en sí. Cosa que le voy a enseñar cómo funciona (si es que ve este artículo).

Lo primero: cómo funciona la ciencia

La ciencia no funciona simplemente con X científico dice algo y ya está, todos asumiendo lo que afirma. Eso solo sucede en la religión, que es de donde por lo visto han aprendido tal sistema, creyendo que todo lo demás se rige por la misma metodología. En ciencias, las cosas se demuestran evidenciándolas con estudios publicados en revistas de revisión por pares. Una revisión que ni si quiera se detiene ahí, pues la propia journal puede luego retractar un paper en las posteriores peer review que se hagan del mismo.

Este zopenco, en su comentario, me dijo que la evolución había sido refutada por los estudios de Nathaniel Jeanson. Así que le usaré como ejemplo central en este artículo para explicarle a él y a todo aquel que, como él, quiera venirme con lo mismo, por qué esto es falso.

Los «estudios» de Nathaniel Jeanson donde este «refuta la evolución»

El comentario de este aleluyo iba desprovisto de fuente alguna o enlace donde se demostrara tal aseveración. Pero como soy como soy, pues me puse a buscar dónde estaban esos estudios y si los había.

Según ese instituto falaz creacionista llamado IRC, del que empezó a ser miembro en 2009, estamos hablando, en sus propias palabras, de un tipo que ya creció con un fuerte sesgo creacionista:

Cuando se le preguntó cómo se interesó en la ciencia de la creación, Jeanson dijo que creció en un hogar cristiano y fue educado en casa hasta llegar a la escuela secundaria. Los materiales didácticos del Instituto de Investigación de la Creación desempeñaron un papel importante en su educación científica.

«Soy un creacionista de segunda generación, se podría decir», afirmó. Explicó cómo vio que «la salvación era inherente a la ciencia de la creación» y que podía usarse como herramienta para la evangelización, otra de sus pasiones.

A Jeanson, adoctrinado en el creacionismo desde niño, le debió costar sacarse la licenciatura de Biología y Bioinformática en la University of Wisconsin-Parkside, pues en ni una sola de las asignaturas de Biología se tiene al creacionismo como referente. Ni en Biología, donde se enseña a profundidad como funciona la evolución, ni en Biotecnología, donde además se aplican los mecanismo evolutivos. Pero el pobre Nathaniel tenía que apechugar con ello para luego, como veremos más adelante, aprovecharse de su titulación académica como un ad verecundiam.

Pero sigamos con sus «estudios»: en el propio IRC nos cuentan que su trabajo en Hardvard es «sobre el papel de la vitamina D en la regulación de las células madre sanguíneas». Si vemos su paper, Vitamin D receptor deletion leads to increased hematopoietic stem and progenitor cells residing in the spleen, de 2010, comprobaremos que en él no se trata en absoluto ni se demuestra nada acerca de lo sostenido por el creacionismo, ni por el propio Nathaniel sobre sus creencias religiosas literalistas.

Nathaniel Jeanson tiene publicados varios libros, entre los que se encuentran Replacing Darwin: The New Origin of Species y Traced: Human DNA’s Big Surprise, pero en Ciencia las cosas no se demuestran publicando libros sino (como ya dije) mediante papers revisados. Y en este caso nuestro protagonista no tiene ni un solo paper donde demuestre ni una sola aseveración del creacionismo, ni mucho menos donde se refute la síntesis evolutiva moderna

El propósito y la única utilidad que le ha dado a su carrera

Como ya adelanté, no soy yo sino el propio ICR donde se publicó que su único propósito para obtener su licenciatura fue para usarla como una falacia de autoridad:

Fue directamente a la Escuela de Medicina de Harvard, lo que, según dijo, «parecía que sería útil para obtener credenciales y evangelismo«.

«Soy un creacionista de segunda generación, se podría decir», afirmó. Explicó cómo vio que «la salvación era inherente a la ciencia de la creación» y que podía usarse como herramienta para la evangelización, otra de sus pasiones.

Con una prometedora y lucrativa carrera en investigación médica ante él, Jeanson dijo que experimentó un cambio de carrera en Harvard. «Me pregunté: ‘¿Cómo puedo usar y abusar de mi formación para influir en la eternidad, en lugar de obtener una ganancia temporal?’» Consideró el trabajo misionero o asistir al seminario. En cambio, decidió buscar empleo en ICR, en lugar de continuar su investigación en Boston.

Lo pueden ver tanto en el artículo original del ICR como en el actual.

Un valor, el proselitismo fanático religioso, tan afianzado en él que tras irse de cabeza a la contratación del ICR la complementó para trabajar para Ken Ham en Answers in Genesis (AIG). Sí, el mismo Ken Ham del parque temático picapedresco que en un debate confesó que entre la evidencia científica y su fe, este elegiría la segunda por más que tuviera evidencias que la refutaran. Así funciona el criterio de este tipo de fanáticos religiosos desde Pablo de Tarso (Romanos 3:7) hasta la actualidad.

En AIG por supuesto no podía faltar mentirle a sus lectores cuando dicen en su web que «Su investigación actual implica el uso de comparaciones de ADN para comprender el verdadero origen de las especies, y ha publicado resultados innovadores sobre esta cuestión». Algo que ya hemos visto es falso, pues su relevancia científica es nula por su escaso aporte y solo usa su licenciatura y doctorado como falacia ad vereundiam para predicar.

¿A qué se dedica Jeanson realmente?

Pues, como el verdadero trabajo que podría hacer un científico en el IRC y en AIG es irrelevante, este dedica su tiempo a escribir libros apologéticos cagándose en todo lo que le enseñaron en la carrera y a dar misa (charlas y conferencias). Como la que dio en Boston el 16 de agosto de 2009 comentada por ScienceBlogs y de la que luego, tras ir Jeff Eyges a escucharla, se recogió un informe sobre qué se había dicho en ella y las impresiones de los científicos que asistieron a esa misa. Os lo dejo íntegro:

Informe sobre la conferencia de Jeanson

Como le dije a Catherine Dulac, de su antiguo departamento, en Harvard, fue un espectáculo de una hora de desinformación, verdades a medias y lo que parecía ser una ofuscación deliberada. La mayor parte de esto (probablemente todo) lo has escuchado antes. Comenzó contrastando la teoría evolutiva y el creacionismo. La evolución, dijo, admite sólo explicaciones naturalistas, descarta el testimonio de testigos presenciales (es decir, la Biblia) e insiste en el uniformismo. Naturalmente, los ve como debilidades.

Luego enumeró las similitudes; Curiosamente, enumeró la especiación (pensé que ni siquiera les gustaba la palabra) en «Microevolución». Luego sacó lo que imagino que fue la cita más nihilista de un científico (lamentablemente, no escribí el nombre) que pudo encontrar, en el sentido de que la evolución demuestra que no hay propósito para la vida, ni ética, ni libertad. voluntad, etc. Dijo que no todos los ateos tienen este punto de vista, pero, por supuesto, estaba calculado para atraer a los cristianos en la audiencia; jadearon y sacudieron la cabeza apropiadamente (debo mencionar que el evento fue patrocinado por una iglesia evangélica; sí, ¡tenemos algunas en Boston!). Estaban preparados.

Luego comenzó a tejer tortuosos argumentos provenientes de la geología y la astronomía, disciplinas en las que aparentemente no tiene formación y en las que no está calificado para recurrir (tampoco estoy seguro de que esté calificado para recurrir a la biología). Astronomía: las galaxias están situadas a distancias discretas de la Tierra, en todas direcciones, que es lo que se esperaría ver si estuviéramos en el centro. Geología: la capa de basalto del fondo del mar, junto con el ciclo de intercambio iónico, sólo permite una edad de 62 millones de años. El proceso de flujo de lodo dura solo 12 millones de años. La inconsistencia muestra la falta de confiabilidad del modelo evolutivo. Por supuesto, la datación radiométrica tampoco es fiable. Sin embargo, para que el uranio se descomponga en plomo se necesitan 1.500 millones de años, la retención de helio (aparentemente, los cristales de circón que contienen plomo que se desintegraron del uranio también contenían helio; la afirmación de YEC de que durante millones de años, el helio se habría escapado) indicaría una edad de 6.000 años. Esto no sólo demuestra la inconsistencia del modelo de la Tierra vieja, sino que sirve para validar la cronología del modelo de la Tierra joven (porque, por supuesto, cuando la metodología respalda nuestras conclusiones a priori, ¡la aceptamos!).

Luego se ocupó de los estratos geológicos. Habló de las capas en el área alrededor del Monte St. Helens, junto con la turba, como posible precursor del petróleo, en el fondo de un lago que se ha formado desde entonces, y opinó que se produjo una actividad similar con mayor fuerza, multiplicada muchas veces. durante el Diluvio. Citó a uno de sus nuevos colegas de ICR (en realidad, los citó bastante) diciendo que la Tierra no parece vieja; ¡Parece inundado!

Luego pasó a Biología. Según él, los biólogos admiten que la abiogénesis es el «peor» problema de la evolución. Además (y se puede oír esto), hay pocas formas de transición, si es que hay alguna, y se han estado buscando durante décadas. (Me sorprendió que incluso permitiera la posibilidad de «unos pocos»; no estoy seguro de lo que quiso decir). Finalmente, por supuesto: complejidad irreductible. Se basó en su propio trabajo doctoral sobre la regulación del calcio en la sangre, así como sobre los flagelos bacterianos y la coagulación sanguínea. Naturalmente, olvidó mencionar las refutaciones de IR que han estado en circulación desde antes de Dover.

Luego entró en un territorio muy extraño. Dio una breve descripción, para el bien de los feligreses laicos, del ADN, el ARN y las proteínas, y luego presentó un cuadro que indica el grado de similitud en la secuenciación del citocromo C entre organismos, expresado como porcentajes. Llamó la atención sobre el hecho de que el grado de similitud entre la levadura (por ejemplo) y los seres humanos es el mismo que entre la levadura y las plantas, y que esto es válido en todos los ámbitos para todos los organismos. David Levin, profesor de Biología Molecular de la Universidad de Boston, estuvo allí y, como usted y él me explicaron posteriormente, el citocromo C es un gen extremadamente antiguo y, por lo tanto, esperaríamos que las secuencias fueran las mismas para todos los organismos. Lo extraño es que a cada organismo se le asignó una cifra diferente: la levadura era un 39% similar a todos los demás organismos; otros tenían cifras diferentes, así que realmente no entiendo lo que intentaba decir. Luego trazó las figuras de las pirámides y dijo algo así como requerir formas geométricas de dimensiones cada vez mayores para expresarlo adecuadamente. Le dije al Dr. Levin: «No podía entender de qué se trataba todo eso». Me dijo que era una ofuscación deliberada y le dije: «¡Gracias, eso es lo que pensé!». Como dije, todo fue muy extraño.

Jeanson terminó intentando utilizar su visión de la «ciencia» de la creación como justificación de su teología cristiana conservadora: la evidencia apunta a una creación hecha específicamente para nosotros; la respuesta razonable es de gratitud y alabanza al creador, quien entonces está en su derecho de manifestar justa ira por no haberlo alabado y expresado gratitud. Aunque tengo 52 años y lo he estado observando toda mi vida, el hecho de que no vean esto como una proyección de sus propios egos dañados y un producto de su autoestima patológicamente baja todavía me desconcierta.

Hubo una pausa para el almuerzo de media hora, luego una sesión de preguntas y respuestas de una hora. La mayoría de la gente de la iglesia se había ido, pero unos pocos se quedaron, junto con varios científicos y personas orientadas a la ciencia. El Dr. Levin comenzó mencionando los datos genómicos, describiéndolos como un problema de lógica para el cual la única respuesta es la descendencia común. ¡Jeanson afirmó no estar familiarizado con los datos! (Creo que incluso un estudiante universitario de Biología estaría familiarizado con esto en este momento; me cuesta entender cómo un recién graduado de doctorado, nada menos que de Harvard, no lo sabe). Levin se ofreció a levantarse y hacer una presentación de cinco minutos; Jeanson no estaba interesado. También surgió el genoma del chimpancé; Jeanson dijo que pensaba que se basaba en datos humanos y que además estaba incompleto; Levin le dijo que no era así, que tenemos el genoma completo y lo tenemos desde hace algún tiempo. También mencionó la dendrología de los anillos de los árboles, que tenemos ejemplares que se remontan a 11.000 años atrás. Una vez más, Jeanson dijo que no estaba familiarizado con ello. Terminó diciendo eso en gran medida; ¡Aparentemente no había muchos datos con los que estuviera familiarizado! En ese momento, un hombre se levantó, agitado, dijo que era médico y que era cristiano desde hacía treinta años, que se había convertido por las «opiniones diferentes» sobre la teoría de la evolución, y empezó a hablar mucho sobre las inconsistencias en la datación por carbono y cómo se relaciona con la dendrología de los anillos de los árboles. El doctor Levin, que era un modelo de paciencia y moderación, le dijo que eso era irrelevante; Los datos de los anillos de los árboles se utilizan para calibrar la datación por carbono, pero obviamente son independientes de ella.

Otras personas plantearon cuestiones similares, lo que obligó a Jeanson a dar marcha atrás en un par de puntos. Un compañero lo cuestionó sobre la complejidad irreducible y le hizo admitir que en realidad es sólo un dispositivo semántico, que no sirve como evidencia para la creación. El hombre preguntó: «Entonces, ¿por qué incluirlo en su charla?» Jeanson no tuvo respuesta. También lo presionaron sobre las similitudes del citocromo C y reconoció que en realidad apoyaba la ascendencia común. Una joven señaló que no tenía ningún problema en cuestionar las opiniones de los científicos, pero que no parecía dispuesto a cuestionar la Biblia, que fue escrita por hombres con poca educación hace entre 2.500 y 3.000 años. Él respondió que había estudiado la Biblia extensamente, que había encontrado que era confiable y consistente, y que cuando pensó que había encontrado una inconsistencia, resultó ser el resultado de su propio «pensamiento erróneo» (Su Los procesos mentales parecerían imitar el proceso científico, ¡en el sentido de que parecen autocorregirse!). También empezó a utilizar la palabra «paradigma» repetidamente, lo que me hizo pensar en Marcus Ross; es el término que utiliza para eludir a sus críticos. De hecho, en eso consistieron en gran medida las preguntas y respuestas: Jeanson evitó la confrontación directa y alegó ignorancia de los datos. Mi percepción era que todo el asunto lo hacía sentir incómodo, pero odiaría pensar que en cinco años nadie en Harvard lo confrontó.

Hubo numerosos desafíos y, hacia el final, los cristianos comenzaron a volverse un poco luchadores al sentirse cada vez más amenazados: citas bíblicas, el ateísmo conduce al nazismo, ese tipo de cosas. En general, sin embargo, fue bastante manso. Cuando nos íbamos, el Dr. Levin fue contratado por un par de financiadores. Dijeron que Dios creó los árboles con anillos para que parecieran viejos; sugirió que eso convertía a Dios en un engañador. No, no, él os ha dado libre albedrío; Tienes una opción… las mismas disculpas cansadas. Por un lado, Dios se esconde lo suficiente como para que tengamos que tener fe, por el otro, nos da suficientes pruebas para que no tengamos excusa y está justificado para hacernos «responsables». Y, por supuesto, no importa si pensamos que es «justo» o no: él es Dios; ¡Él puede hacer lo que quiera! Es como discutir con niños muy testarudos y con problemas de desarrollo (que, como sugiero de vez en cuando en el blog de Pharyngula y Ed Brayton, es como creo que se les debe tratar).

Como mencioné, llegué a casa y le escribí un correo electrónico al Dr. Dulac, presidente del Departamento de Biología Molecular y Celular de Harvard. Estoy absolutamente consternado de que este joven, que reniega de un siglo y medio de datos empíricos y repudia los principios básicos de la ciencia, haya obtenido un doctorado en una de las universidades más prestigiosas del país. Primero Kurt Wise, ahora este chico. Como le dije al Dr. Levin: «Uno es una anomalía. ¡El dos ya se está convirtiendo en un hábito!»

Tras las criticas de la comunidad científica y ante su incapacidad para responder allí mismo a las preguntas que le hacían los científicos que asistieron perplejos a tal despropósito ¿Qué fue lo que hizo Jeanson, el creata? Muy sencillo: unos días mas tarde, desahogarse mediante el ICR con un artículo donde sus colegas creatas salían diciendo que las críticas eran «prejuicios ateos» (vean el patético artículo pataleta de lloriqueo victimista creacionista en el ICR) y a partir de entonces, limitar la parte de ruegos y preguntas en sus «conferencias». Así, en su siguiente misa en Morris, Minnesota en 2011, Nathaniel, además de demostrar públicamente que ignoraba todo aquello en Biología incómodo para su religión por lo que una vez tuvo que examinarse, se dedicó a ignorar por completo las preguntas durante esa parte y a responder simplemente con un «mirad los datos». Cosa que repitió al año siguiente, como así constatan quienes asistieron a las consecutivas dadas los años siguientes.

La «evidencia» y la evidencia

Nos quieren colar que sus referentes «científicos» demuestran sus fantasías y las aseveraciones de sus mitos, como si estos pudieran sostenerse independientemente de sus creencias religiosas, al mismo tiempo que todo el trasfondo de estos referentes es puramente religioso. Y como saben que no pueden evidenciar científicamente sus supercherías la única conclusión que han sacado de ello no es ignorarlas sino aferrarse en su disonancia cognitiva aún más a ellas. Así, en su limitado razonamiento, creen que bajo una falacia de falso dilema, si descartan aquellos hechos científicos incómodos para sus creencias porque las refutan por completo, si consiguen que la gente les haga caso ignorando por completo esa evidencia, sus creencias tendrán más credibilidad.

La credibilidad de algo se demuestra aportando evidencias de ese algo. Este zopenco que me vino (y los que son como él), al ser incapaces de aportarlas, se aferran a soltar afirmaciones vacías y demostrar su ignorancia sobre aquello que pretenden cuestionar sin darse cuenta de ello. ¿A qué me refiero? Pues ya no solo demostrando que no saben de qué hablan, como cuando te traen falacias de autoridad sin aportar paper alguno, sino cuando te dicen cosas que, a poco que estés informado y no seas de su secta de fanatizados, sabes que son una muestra de estulticia.

Ya lo expliqué en una sección pero parece que siempre hay ignorantes de sobra. Se define como evolución biológica al cambio de la frecuencia alélica en el acervo genético de una población. Todas las demás simplonerías con las que los creacionistas se han montado sus hombres de paja no valen un carajo. Si quieren refutar la evolución deben demostrar que tal cosa no se produce: que no se produce un cambio en la frecuencia alélica en el pool genético de una población. Luego, cuando lo consigan, tienen que demostrar que la acumulación de cambios genéticos no produce nuevas especies. Lo que llamaríamos especiación, si es que logran por fin entender que esto es algo distinto a la evolución y que a lo que se define como especie es a aquel grupo de organismos diferente de cualquier otro grupo y que es capaz de reproducirse y de tener descendencia fértil. El problema para ellos es que esto lo llevamos observando ya un par de siglos. Y como conocemos este mecanismo, es por lo que hoy día es frecuente en la industria médica, ganadera, alimentaria, etc. la obtención de productos como los antibióticos o más variedades de alimentos. Esto, sin irme si quiera a los miles de ejemplos que podríamos encontrar en journals peer review o lo que se enseña en todas las facultades y universidades de biología en el laboratorio, cuando se fuerza ese mismo mecanismo en insectos o bacterias (por tener una alta tasa reproductiva). De hecho, los antibióticos se obtienen basándose en los principios evolutivos.

Ya le respondí a uno de estos creatas en otro artículo, pero no tengo problema en repetir lo que le expuse:

Basta con una búsqueda simple en cualquier revista científica para encontrar con decenas miles de papers evidenciando todo lo que se estudia y se ha añadido a la Biología, precisamente por eso mismo: porque es un hecho observado y reproducible. Para poder refutar la evolución deberíamos ignorar toda esta evidencia:

– Nature: más de 81.000 estudios sobre selección natural.
– Cell: más de 62.000 estudios sobre selección natural.
– Plos One: más de 247.000 estudios sobre selección natural.
– Science: más de 10.000 estudios sobre selección natural.
– JBC: más de 18.000 estudios sobre selección natural.
– PNAS: más de 25.000 estudios sobre selección natural.
– APS PHYS: más de 13.000 estudios publicados sobre selección natural.
– ACS PHYS: más de 2300 estudios sobre selección natural.
– The Lancet: más de 21.000 estudios donde está implicada la selección natural.
– Cochrane: más de 700 estudios donde está implicada la selección natural.

Pero si quieren le echamos un vistazo a las journals de Biología, porque hay más (sin contar con los publicados en otras materias interralacionadas como la geología, la química o la física). O nos ponemos a ver qué se dice en todos los libros sobre divulgación científica que se estudian en todas las universidades y centros educativos del mundo. Como ya dije, el problema de esta gente es que probablemente no saben qué es un estudio científico y creen que si hay consenso científico sobre algo es porque, como sucede en las sectas religiosas, funciona con tipos afirmando cosas porque, según ellos, las obtienen de «revelaciones» mágicas y luego se establecen como un dogma o doctrina y se les pide «Fe» (confianza ciega) a la gente. Repito: a lo mejor es que creen que todo funciona como en su religión: un tipo se inventa que le ha venido a la cabeza la respuesta a algo y luego se dedica a pescar a cuanto incauto e ignorante pueda hasta formar un grupo lo suficientemente numeroso como para imponer sus chaladuras al resto. Lo siento, pero en el resto del mundo se funciona al revés: solo se sostienen cosas que previamente se sabe que son ciertas por haberse comprobado y evidenciado.

Liked it? Take a second to support ateoyagnostico on Patreon!
Become a patron at Patreon!
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Subscribete
Notificar de
guest
4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Far Voyager
Far Voyager
1 mes atrás

Básicamente lo mismo que se puede oír y dan a entender quienes van a los lugares habituales cómo el «Tren de la Vida» para la apologética y de paso vender su libro: medias verdades cuándo no directamente mentiras (pensaba que la Biblia tenía muy mala opinión de quienes mienten), argumento de autoridad y otras falacias similares, y en general aprovecharse de la incultura de muchos de los que van a ese tipo de iglesias. Cuando no es algo aún más patético, como un supuesto historiador explicando porque Génesis es un documento histórico y no unas alegorías y el único argumento es que es la fundación de la Biblia y del Cristianismo (es decir que según él todo fue creado al instante y no en millones de años, Adán y Eva y el Jardín del Edén existieron cómo los patriarcas descritos allí, y hubo un diluvio universal no sólo uno a escala regional), por supuesto mezclado con citas del Nuevo Testamento.

Si las cosas fueran realmente cómo ellos dicen y no la creación de pastores de cabras de la Edad de Bronce en Oriente Medio que no sabían ni dónde se iba el Sol al ocultarse hace tiempo que la ciencia lo habría aceptado y no sería necesaria apologética cómo la del de arriba o tantos otros similares a él que dicen ser también científicos (cristianos) y, por supuesto, pastores intentando por ejemplo defender que Adán y Eva existieron realmente con argumentos basados en la genética pero ignorando los demás, basados o no en la genética, que dicen algo muy distinto.

Pero bueno, hay mucho dinero que ganar cuando se tiene una audiencia cautiva y que controlar además.

El último comentario de zimpy
El último comentario de zimpy
1 mes atrás

El artículo está muy bien,pero con respecto a(parafraseandote) que las investigaciones se dan en papers y no en libros,¿No has pensado que los que controlan dichos papers están sesgados en contra del creacionismo,lo que obliga a mostrar sus investigaciones por otros medios?(Véase el documental expulsado,no se permite inteligencia).
2. Todas las pruebas que mencionas sobre la evolución son microevolucion,no macroevolucion,del segundo no hay pruebas,el torpe registro fósil no cuenta pues muchos de ellos ya han sido refutados por las páginas creacionista que tanto detestas(Véase Prensa Apologética).
3. Esto no tiene nada que ver,pero es una duda que me inquieta,¿Por qué los ateos no toman como fiable cuando varias personas atestigüan,por qué lo vieron con sus ojos,que han visto un milagro,un ángel o una posesión demoníaca?,si son testimonios oculares(los ojos no mienten) y varios(las alucinaciones son personales,no grupales),¿Por qué no confiar en dichos testimonios?.
Eso es todo por parte de mi en esta web,que la verdad si me gustó y me gusta como argumentas tu no creencia,aunque eres medio grosero.Saludos

Far Voyager
Far Voyager
1 mes atrás

No creo que vaya a responder a esto, pero me gustaría que explicara si las cosas fueron cómo dice Génesis porque compartimos tanto ADN con otros animales, o la presencia de órganos vestigiales que los animales tienen desarrollados y funcionales y nosotros no. Y no vale decir que fue causa del pecado original, porque nada de eso aparece en el relato.

Nada más que eso, sin sacar que está inspirado en relatos anteriores babilónicos o porqué la historia de Adán y Eva, preferiblemente la versión cristiana con pecado original, es una no común a todas las culturas incluidas esas de tierras muy lejos de Oriente Medio.

A lo mejor también la «grosería» viene por haber tenido que sufrir a gente de creencias similares amenazando conque si no se convierte uno arderá en el Infierno toda la eternidad cómo se puede ver mucho en los comentarios de aquí, y otras amenazas similares o querer imponer sus creencias y cuándo alguien se queja llorar que se les persigue cuando ellos fueron los que persiguieron durante siglos.

Last edited 1 mes atrás by Far Voyager
4
0
Me encantaría ver su opinión, por favor comentex

¡No podríamos hacerlo sin ti!

Únete a nuestra lista de suscriptores para apoyar el mantenimiento y el desarrollo continuo de nuestro sitio web.

Accede con tu cuenta