"No sé si exista Dios, pero sería mejor para Su reputación que no."

Jules Renard

Por qué tus creencias son mitos

El religioso quiere renegar del uso de la palabra “mito” como definición a sus propias creencias. Esto no es algo que sólo le suceda al cristiano. Ya desde sus orígenes, la palabra mito (muthos, μῦθος, ου, ὁ) fue usada por las religiones grecorromanas para referirse al resto de relatos religiosos.

Índice de contenido

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

El religioso quiere renegar del uso de la palabra “mito” como definición a sus propias creencias. Esto no es algo que sólo le suceda al cristiano. Ya desde sus orígenes, la palabra mito (muthos, μῦθος, ου, ὁ) fue usada por las religiones grecorromanas para referirse al resto de relatos religiosos.

Según la wikipedia “Los mitos forman parte del sistema de creencias de una cultura o de una comunidad, la cual los considera historias verdaderas” y según la el diccionario de griego bíblico, un mito es “una narración falsa que, sin embargo, plantea que algo es la verdad; una fabricación(fábula), que subvierte (sustituye) lo que es realmente cierto.” Pero qué es un mito y por qué las creencias religiosas lo son es algo que explicare ahora, ya que al religioso por lo visto le cuesta  entenderlo. (aunque yo más bien diría aceptarlo)

 

¿Qué es un mito?

Si nos expresamos en nuestra lengua, un mito (Del gr. μῦθος)., según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es:

1. m. Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.

2. m. Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal.

3. m. Persona o cosa rodeada de extraordinaria estima.

4. m. Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.

Para que no haya malentendidos y alguien pueda decir que esa es sólo la definición que le han dado en la RAE, mostremos qué definición tiene en los países de habla inglesa. No existe una Academia de la Lengua, así que veamos qué dicen en varios diccionarios:

Según el Oxford Dictionary:

1. A traditional story, especially one concerning the early history of a people or explaining a natural or social phenomenon, and typically involving supernatural beings or events:ancient Celtic myths

2. A widely held but false belief or idea

2.1 A fictitious or imaginary person or thing

2.2 An exaggerated or idealized conception of a person or thing

Y según el Merriam-Webster

1 a :  a usually traditional story of ostensibly historical events that serves to unfold part of the world view of a people or explain a practice, belief, or natural phenomenon

b : parable, allegory

2 a :  a popular belief or tradition that has grown up around something or someone; especially :  one embodying the ideals and institutions of a society or segment of society <seduced by the American myth of individualism — Orde Coombs>

b :  an unfounded or false notion

3:  a person or thing having only an imaginary or unverifiable existence

4:  the whole body of myths

Aclarado que tanto en una lengua como en otra, como en prácticamente todas las lenguas (como por ejemplo el italiano, el francés o el alemán) coincidimos en describir qué entendemos como mito*, y dado que todos nos expresamos en dichas lenguas, veamos de qué se compone y qué se afirma en tu religión…

1º.- Textos “sagrados”

Desde que surgió la escritura, y aunque su primer uso fue puramente comercial (concretamente contable), todas las culturas empezaron a plasmar sus pensamientos y creencias, ya fuera tallándolos en piedra, grabándolos en papiro, pergamino o finalmente en papel. Siguiendo una razonamiento ad antiquitatem, el ser humano ha decidido basar su vida en una serie de preceptos establecidos por antepasados debido a una creencia ciega en el testimonio anecdótico de dichos autores y en que lo relatado en dichos textos fue tal y como se narró en ellos o en su uso interpretativo de los mismos.

Toda religión actual cuenta con un manual escrito compuesto por relatos en los que figuran afirmaciones y leyes que han de cumplirse si no se quiere incurrir en una falta y cuyo cumplimiento conlleva una recompensa. La letra pequeña es que tanto el castigo como la recompensa sólo se recibirán una vez haya uno fallecido.

Habiendo aclarado esto ¿qué dicen esos textos? ¿entran dentro de la definición de mito?

1.- En todos los textos “sagrados” de las religiones sus protagonistas son personajes divinos o heróicos. En las religiones sumerio-babilónicas un conjunto de deidades como Apsu o Tiamat, en supuestos los monoteísmos abrahámicos el personaje es Yahvé, en la griega un panteón de dioses y semidioses olímpicos, en la hindú un politeísmo de dioses zoomorfos, etc.

2º.- En todas se interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad. En las civilizaciones mesopotámicas abundan los relatos sobre genealogías de líderes politicoreligosos y sus peripecias, además de cómo estos siempre estuvieron guiados o acompañados por deidades que les favorecían o perjudicaban según con qué pie se levantaban.

Los pueblos antiguos pusieron por escrito los relatos que se habían trasmitido vía oral durante generaciones, con sus correspondientes modificaciones y en ellas se cuentan guerras, amoríos, catastrofes, etc.

3º.- Sabemos que esas historias literarias son ficticias al menos en un 95% gracias a las evidencias físicas, geológicas, arqueológicas y biológicas. Tenemos una larga lista de incoherencias que desafían todo conocimiento y toda evidencia científica. (dejo un enlace a continuación por si a alguno a estas alturas todavía no sabe en qué se basa o cómo funciona la ciencia y cómo esta obtiene respuestas)

Un ejemplo de condensación de la realidad humana se encuentra en los relatos Bíblicos, donde existen enormes anacronismos en su cronología.

4º.- No creo que sea necesario detallar la cantidad de cualidades y excelencias que ciertas personas, los líderes religiosos de cada época, atribuyeron a sus personajes favoritos, amigos o incluso a ellos mismos, declarándolo por escrito. ¿Ejemplos?

– Genealogías de personajes, desde Adán, que viven una media de 930 años y otros que viven una media de 500.

Moises. Personaje mesiánico al que se le atribuye la capacidad de comunicarse y ser la mano ejecutora de ese dios de “amor y paz” que lanza una y otra vez plagas para convencer a un faraón para que libere a un pueblo mientras “endurece el corazón” de ese mismo faraón para que no lo haga.

Josías, quien afirmó haber encontrado un libro perdido con relatos y preceptos antiguos de la historia de Judá (Deuteronomio) y quien, bajo su mandato, recopiló todas las leyendas en una serie de textos (Tanaj) donde, por supuesto, no pintaba bien a sus enemigos los asirios, babilonios y egipcios. Con ayuda de ese dios de “amor y paz” lucho y venció en varias batallas, según los textos bíblicos.

Jesús. Otro personaje mesiánico al que se le otorgan poderes y cualidades antinaturales y totalmente inefectivas desde un punto de vista racional, como caminar sobre agua, curar con saliva, ahogar animales “poseídos”, matar higueras porque no dan fruto fuera de temporada o convertir agua en vino en bodas.

2º.- Leyendas

No son pocas la multitud de leyendas que han creado estas religiones en torno a sus “héroes” y sus enemigos. ¿ejemplos?

De Herodes Antipas, por ejemplo, el autor de Mateo, para cuadrar con el arquetípo clásico de niño salvado al nacer a Jesús, se inventó que este monarca realizó una matanza de niños de la que, por supuesto, no hay evidencia alguna más allá del testimonio del propio autor del evangelio, que para colmo se escribió a finales del siglo I.

¿Cual es el propósito de Mateo al narrar este supuesto suceso? El propio Mateo lo explica:

Mateo 2,14-15

2:14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto,

2:15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.

La interpretación, de nuevo, de un religioso con respecto a un pasaje veterotestamentario que ni si quiera existe. El texto de Oseas, que es al que se refiere el autor de Mateo, habla del propio Israel:

Oseas 11:1

Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo.

De hecho, si se sigue leyendo se obtiene el contexto:

2 Cuanto más yo los llamaba, tanto más se alejaban de mí; a los baales sacrificaban, y a los ídolos ofrecían sahumerios.

3 Yo con todo eso enseñaba a andar al mismo Efraín, tomándole de los brazos; y no conoció que yo le cuidaba.

4 Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor; y fui para ellos como los que alzan el yugo de sobre su cerviz, y puse delante de ellos la comida.

5 No volverá a tierra de Egipto, sino que el asirio mismo será su rey, porque no se quisieron convertir.

De todos los apóstoles (sobre todo los de su numerología – 12) se inventaron, ya no solo sus peripecias sino sus martirios (véase el artículo detallado). Algunos incluso murieron varias veces, en varios lugares y de las formas más pintorescas y distintas.

De sus enemigos, Roma, se inventaron una persecución cuando para estos ni si quiera existían. No se tuvo constancia de su existencia hasta comienzos del siglo II y cuando se tuvo, para Roma este era un grupo reducido indistinguible del resto de judíos. El ejemplo más sonoro es el de Nerón (véase la nota 3 al final del artículo, donde se explica la invención atribuida a este).

– De entre tanto mártir, y basándose en dicha persecución, se inventaron también al destacado Jorge de Capadocia, conocido por la cristiandad como San Jorge ya que este ¡fue canonizado! por el papa Gelasio I durante el siglo V d.e.c. La propia Enciclopedia Católica reconoce que el texto del cual proviene su historia, el Acta Santorum (s. XVII), está “lleno de extravagancias y maravillas más allá de cualquier credibilidad”.

Nota: en el Evangelio de Pseudo-Mateo (datado en el siglo VI d.e.c.) podemos encontrar una versión de la historia del dragón (siglo IX) recopilada por Santiago de la Vorágine en el Legenda Sanctorum (siglo XIII) en la que el protagonista no es “San Jorge” sino el propio Jesús:

XVIII 1. Habiendo llegado a una gruta, y queriendo reposar allí, María descendió de su montura, y se sentó, teniendo a Jesús en sus rodillas. Tres muchachos hacían ruta con José, y una joven con María. Y he aquí que de pronto salió de la gruta una multitud de dragones, y, a su vista, los niños lanzaron gritos de espanto. Entonces Jesús, descendiendo de las rodillas de su madre, se puso en pie delante de los dragones, y éstos lo adoraron, y se fueron. Y así se cumplió la profecía de David: Alabad al Señor sobre la tierra, vosotros, los dragones y todos los abismos.

2. Y el niño Jesús, andando delante de ellos, les ordenó no hacer mal a los hombres. Pero José y María temían que el niño fuese herido por los dragones. Y Jesús les dijo: No temáis, y no me miréis como un niño, porque yo he sido siempre un hombre hecho, y es preciso que todas las bestias de los bosques se amansen ante mi.

(véase un análisis más detallado en este artículo de la UCM)

– En el siglo IX d.e.c. se inventaron leyendas como la de un rey Arturo del siglo VI d.e.c luchando con los sajones. El primer texto, por supuesto, es un texto escocés escrito en galés antiguo datado en el siglo XIII d.e.c llamado Y Goddodin y atribuido a un poeta llamado Aneirin. De esta leyenda, por supuesto, al igual que sucedió con Jesús y sus apóstoles, nacieron otras relacionadas con Arturo y sus caballeros: como las de Lancelot y Perceval.

– A las cuales podemos añadir las de prácticamente todos los nobles y reyes cristianos, como las atribuidas a Carlo Magno, a Ricardo Corazón de León, al Cid, a Juana de Arco, etc. Además de las atribuidas a todos los “Santos” en el ya mencionado Acta Santorum y demás textos religiosos, sobre todo relacionados con figuras “santas” (enlace hacia un ejemplo, el Fructus Sanctorum y Quinta Parte del Flos Sanctorum (1594), de Alonso de Villegas).

Y es que no hay ni una sola historia que haya salido de boca de un religioso en la que no figuren personajes con atributos inventados o exagerados, sucesos antinaturales, incoherentes o anacrónicos. Todas las historias, absolutamente todas, están plagadas de actos “heroicos” y muertes por causas en las que se exacerba el ideal religioso: “sé un fanático por estas ideas que te implanto” y “mira estos ejemplos… no querrás ser tú uno menos ¿no?”  Un cristiano podría alegar que esto sucede con todo tipo de personajes históricos. Cierto. La diferencia está en que ningún historiador toma dichos eventos como 100% reales sino como una composición del propio autor (de ahí que dichas historias se definan como mitos). El religioso, en cambio, sí.

 

Notas:

*  No solo los diccionarios mencionados u otros:

mito
nombre masculino
  1. 1.
    Historia fabulosa de tradición oral que explica, por medio de la narración, las acciones de seres que encarnan de forma simbólica fuerzas de la naturaleza, aspectos de la condición humana, etc.; se aplica especialmente a la que narra las acciones de los dioses o héroes de la Antigüedad.
    «los mitos de Grecia»
  2. 2.
    Historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que tienen en realidad.
    «aquella promesa de éxito era solo un mito»

Fuente: Oxford Languages.

 

Sino también las enciclopedias:

Mito , una narración simbólica, generalmente de origen desconocido y al menos en parte tradicional, que relata ostensiblemente hechos reales y que se asocia especialmente con creencias religiosas. Se distingue del comportamiento simbólico (culto, ritual) y lugares u objetos simbólicos (templos, iconos). Los mitos son relatos específicos de dioses o seres sobrehumanos involucrados en eventos o circunstancias extraordinarios en un tiempo que no se especifica pero que se entiende que existe aparte de la experiencia humana ordinaria. El término mitología denota tanto el estudio del mito como el conjunto de mitos que pertenecen a una tradición religiosa particular.

Fuente: Enciclopedia Británica.

 

Los mitos (del griego μύθος, mythos, «relato», «cuento») son narraciones que expresan las ideas ancestrales de un pueblo acerca del mundo en el cual vive. Surgieron para que dichos pueblos le puedan dar una respuesta a cuestiones que les resultaban inexplicables. Por lo tanto, a través de relatos tradicionales, intentaron aclarar los misterios de los ciclos de la vida y de la muerte, y explicar como comenzaron a existir todas las cosas (la Tierra, el hombre, el fuego, las enfermedades, los astros, etc.).

Los mitos relatan acontecimientos prodigiosos protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios (dioses, semidioses, héroes, etc), que a partir de lo que crearon desde los orígenes, hicieron que el hombre fuera lo que es.

Las explicaciones prodigiosas y asombrosas que brindan los mitos, para los pueblos que las crearon tenían carácter de verdad y eran el centro de sus creencias religiosas. Por ese motivo relatar un mito era una celebración que se realizaba en el marco de ceremonias importantes (casamientos, entierros, iniciación de la vida adulta). El objetivo principal era: revelar a cada pueblo el origen común del mundo, del hombre y de la vida, justificar las actividades cotidianas (como la forma en que debían cazar y cultivar). Y, ademas, enseñarle que su historia sobrenatural era significativa y un ejemplo a imitar.

Las narraciones míticas tienen un origen oral y surgen de manera colectiva y anónima. A medida que se transmiten de generación en generación, experimentan transformaciones: se alargan, se acortan, cambian los nombres de los personajes, entre otras. Estos cambios dan lugar a diferentes versiones y estas, en algún momento, pueden ponerse por escrito.

Fuente: Wikipedia.

Y los diccionarios filosóficos:

Mitología

(Del griego “mythos”, fábula; “logos”, tratado). Los hombres primitivos, anhelando explicar los fenómenos de la Naturaleza y de la Sociedad, por carecer de conocimientos científicos recurrieron a las fábulas y a las fantasías. Así se formaron los mitos sobre los dioses, su vida y actividad, sobre los héroes extraordinarios y sus hazañas, &c. “Toda mitología vence, somete y da forma a las fuerzas de la Naturaleza en la imaginación y con la ayuda de la imaginación; por consiguiente, desaparece con el dominio efectivo sobre estas fuerzas de la Naturaleza” (Marx). El mito es el intento de los hombres antiguos de responder a la pregunta: ¿cómo y por qué tuvieron lugar tales o cuales fenómenos de la Naturaleza o de la vida social? Así, por ejemplo, los judíos antiguos, a la pregunta sobre el origen de la tierra y del hombre, respondieron con el mito de la creación del mundo por dios en seis días. Un desarrollo especial alcanzó la creación de mitos entre los griegos antiguos. Los mitos creados por ellos y por los antiguos romanos sobre los dioses y sobre los héroes, como por ejemplo, los mitos de Prometeo, Anteo, &c., han entrado como modelos en la literatura mundial. Los fundadores del comunismo científico, Marx, Engels, Lenin y Stalin, ilustran con frecuencia sus pensamientos con los modelos de los héroes mitológicos. Stalin, en sus palabras finales en el Pleno de marzo de 1937 del C. C. del P. C. (b) de la U.R.S.S., citó el mito de Anteo. La mitología griega cuenta que Anteo, hijo del dios de los mares, Poseidón, y de la diosa de la tierra, Gea, era invencible. La fuerza de este héroe consistía en que siempre que se sentía a punto de verse vencido en la lucha, tocaba la tierra, su madre, que le había dado a luz y criado, y ésta le infundía nuevo vigor. “A mí me parece, –dijo Stalin–, que los bolcheviques recuerdan a Anteo, el héroe de la mitología griega. Lo mismo que Anteo son fuertes porque mantienen contacto con su madre, las masas, que los dieron a luz, los criaron y educaron. Y mientras mantengan el contacto con su madre, el pueblo, cuentan con todas las posibilidades de ser invencibles”.

Fuente: Diccionario filosófico marxista · 1946:221-222

 

Mitología

(del griego, μυθολογία: fábula, leyenda). Conjunto de mitos. En los albores de la historia, los hombres, en su ignorancia, tenían que recurrir a las fábulas y a la imaginación para explicar los fenómenos naturales y sociales. Así nacieron los mitos relativos a los dioses, a los héroes y a sus hazañas. “Toda la mitología subyuga, domina y modela las fuerzas de la naturaleza en y por la imaginación, y por consiguiente, desaparece en cuanto logra dominarlas realmente” (MarxContribución a la crítica de la Economía Política, Ed. alemana). El mito se presenta como un esfuerzo de los antiguos para responder a la pregunta: ¿Cómo y por qué se han producido tales o cuales fenómenos de la naturaleza y de la vida social? Los judíos de la antigüedad, por ejemplo, explicaban el origen de la tierra y del hombre por medio del mito según el cual dios creó el mundo en seis días. Las fuerzas sociales, incomprensibles para el hombre primitivo, toman también, en la conciencia humana, un carácter fantástico. Con la aparición de la sociedad de clases, se introduce un elemento de clase en los mitos existentes. La mitología griega es de una riqueza particular. Los mitos de Prometeo, de Anteo y de otros dioses griegos y romanos pertenecen al patrimonio artístico de la humanidad.

Fuente: Diccionario filosófico abreviado · 1959:363

 

Mitología

(del griego μυθολογία: de μυθος: fábula, leyenda, y λόγος: tratado). Variedad de creación popular oral, característica de la Antigüedad. El mito es una fábula surgida en las etapas primeras de la historia; sus imágenes fantásticas (dioses, héroes legendarios, acontecimientos, &c.) constituían un intento de generalizar y explicar los distintos fenómenos de la naturaleza y de la sociedad. “Toda mitología vence, subordina y modela las fuerzas de la naturaleza en la imaginación y con ayuda de la imaginación; por consiguiente, desaparece cuando se llega al dominio real sobre esas fuerzas de la naturaleza” (Marx y Engels, t. XII, pág. 737). En la mitología encontraron expresión muchas facetas de la concepción del mundo que el hombre de la sociedad antigua se había formado. Como quiera que se dan en ella representaciones sobre lo sobrenatural, la mitología contiene elementos de la religión. Pero en la mitología se manifestaban asimismo, las concepciones morales y la actitud estética del hombre frente a la realidad. Según palabras de Marx, la mitología es una “elaboración inconscientemente artística de la naturaleza (en este caso, por naturaleza se entiende todo cuanto se refiere a los objetos, incluyendo, por ende, la sociedad)” (ibíd.). Esto explica que el arte haya utilizado frecuentemente las imágenes mitológicas, dándoles otro sentido.

Fuente: Diccionario filosófico · 1965:321

 

Mitología

(gr. mythos: narración, leyenda, y logos: doctrina, palabra): 1. Reflejo fantástico de la realidad en la conciencia primitiva, que se plasma en el folklore típico de la antigüedad. El mito es la narración que surge en las primeras etapas de la historia y cuyas imágenes fantásticas (dioses, héroes y acontecimientos legendarios, &c.) constituían un intento de sintetizar y explicar los distintos fenómenos de la naturaleza y la sociedad. La mitología es una forma peculiar de manifestación de la concepción del mundo de la sociedad antigua. La mitología contiene representaciones sobre lo supranatural y, por tanto, en ella figuran elementos de la religión. La mitología refleja también las concepciones morales del hombre y su actitud estética hacia la realidad. Por eso, el arte utiliza a menudo las imágenes de la mitología en distintas interpretaciones. En la ideología de la Edad Moderna y contemporánea, el concepto de mito se usa para designar las representaciones ilusorias de diverso género, que ejercen influjo sobre la conciencia de las masas. 2. Ciencia que estudia los mitos, su origen y el reflejo de la realidad en ellos.

Fuente: Diccionario de filosofía · 1984:295

Por si interesa saber más, en la Univerdad de Valencia, en la sección de José Antonio Pastor Cruz, está alojado un artículo, entre otros tantos sobre mitología, donde se explica el origen y desde cuando consideramos «mito» a lo expresado y definido anteriormente:

La palabra «mito» proviene del vocablo griego mythos, comúnmente interpretado en nuestra lengua como «narración» o «relato» y, en principio, no se opone a lógos (término que refiere a «las diversas formas de lo que es dicho»46), en su prístino significado de «discurso» (i.e., ambas voces guardan una cierta relación de continuidad en sus significaciones). Etimológicamente, mythos proviene de la raíz my, la cual se refiere, en una primera acepción, a la onomatopeya (emitir e imitar sonidos) y, en un segundo sentido, al acto de mover boca y labios al hablar47lógos es el sustantivo del verbo légein -«decir, hablar»-48. En el antiguo uso lingüístico homérico, el término mythos no quiere decir nada distinto de «discurso», «proclamación» o «notificación»49. Puede decirse entonces que, en un primer momento de la cultura griega correspondiente al periodo arcaico, mythos y lógos no guardan entre sí una relación de oposición (como ocurrirá posteriormente, en la época clásica, cuando el lógos pase a ser, ya no «mera representación, sino concepto»50), dado que se consideraba mythos a aquello que se narra o relata mediante palabras, esto es, por vía del discurso oral. Cuando los mythoi poseían una carga religiosa (generalmente, pareja a la transmisión de «verdades intemporales»), eran también llamados, en la cultura griega antigua, hieroi logoi, esto es, «discursos sagrados»51 o narraciones sacras que glosan las gestas de los héroes y las vidas de los dioses. Así entendidos, los mitos eran relatos, narraciones, historias de héroes, hombres y dioses que ofrecían una peculiar «explicación», tanto de las regularidades de la naturaleza, como de determinados fenómenos sociales52

Si bien en sus orígenes o, al menos, hasta donde tenemos noción de su uso53, la voz mythos no entraba en oposición directa con lógos (sino que en algunos casos, la complementaba), es durante la llamada «Ilustración» griega de los siglos IV y V a. d. C. cuando comienza a gestarse la oposición entre lo que van a pasar a significar uno y otro. Ello acontece en virtud de que la razón o, mejor dicho, el denominado «discurso razonado» o «discurso argumentativo-demostrativo» (que es el sentido que paulatinamente cobrará lógos), surgirá como resultado de la crítica especulativa frente a las creencias religiosas de la época y a los relatos que las sustentaban (esto es, los mythoi).

Fuente: mito (UV)

Liked it? Take a second to support ateoyagnostico on Patreon!
Become a patron at Patreon!
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Subscribete
Notificar de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
willarmand
willarmand
9 años atrás

Saludos.

Muy buen articulo acerca de los mitos, que nos ilustra más acerca de dicho tema.
Ya hacían falta artículos como este en el sitio después de varias semanas , dada la seriedad con que los planteas.
Me permito hacer esta reflexión :

LA CREACION

De acuerdo a la ciencia, la edad del universo es de alrededor de 13, 800 millones de años y la edad de la Tierra ronda los 4,470 millones de años; tiempo en el cual la Tierra ha tenido muchas extinciones pero han sido cinco las masivas, la primera hace 444 millones de años, que borró el 85% de la vida; la segunda fue hace 360 millones de años, con una extinción del orden del 82 %; la tercera fue hace 251 millones de años con una extinción del 96% de la vida en ese entonces; la cuarta extinción hace 210 millones de años arrasando con la vida en un 76%; y la última extinción, y mas conocida, fue hace 65 millones de años con una tasa de
extinción del 76%.
Muy bien, si existe un creador omnisciente, omnipresente y omnipotente, ¿Por que creo la Tierra después de tanto tiempo de haber creado el universo, y mas aun,
tomarse mas tiempo en crear vida después de crear la Tierra? ¿Por que tomarse tanto tiempo en preparar la Tierra para la vida, si es que la estaba preparando? ¿Por que este dios se arrepintió de la vida que creo, por que después la destruyo cada cierto tiempo? ¿Acaso estaba experimentando? si el hombre es la máxima creación ¿por que solo hasta hace 5 millones de años, aproximadamente, apareció el homínido, siendo el predecesor del hombre?, con el gran poder que le confieren a dios, ¿Por que tras los 4,470 millones de años de creación de la tierra, es solo hasta 190 mil años, aproximadamente, aparece el hombre?
El Homo Sapiens esta precedido de tanta extinción, que más parece arrepentimiento o experimentación de un dios que no sabe que esta creando y como no sabe, destruye su creación.
Con todos estos antecedentes de dios, tal parece que tenemos los días contados.

Saludos

willarmand
willarmand
9 años atrás

Saludos, me permito hacer esta reflexion :

LA CREACION

De acuerdo a la ciencia, la edad del universo es de alrededor de 13, 800 millones de años y la edad de la Tierra ronda los 4,470 millones de años; tiempo en el cual la Tierra ha tenido muchas extinciones pero han sido cinco las masivas, la primera hace 444 millones de años, que borró el 85% de la vida; la segunda fue hace 360 millones de años, con una extinción del orden del 82 %;
la tercera fue hace 251 millones de años con una extinción del 96% de la vida en ese entonces; la cuarta extinción hace 210 millones de años arrasando con la vida en un 76%; y la última extinción, y mas conocida, fue hace 65 millones de años con una tasa de extinción del 76%.

Muy bien, si existe un creador omnisciente, omnipresente y omnipotente, ¿Por que creo la Tierra después de tanto tiempo de haber creado el universo, y mas aun, tomarse mas tiempo en crear vida después de crear la Tierra? ¿Por que tomarse tanto tiempo en preparar la Tierra para la vida,
si es que la estaba preparando? ¿Por que este dios se arrepintió de la vida que creo, por que después la destruyo cada cierto tiempo? ¿Acaso estaba experimentando? si el hombre es la máxima creación ¿por que solo hasta hace 5 millones de años, aproximadamente, apareció el homínido, siendo el predecesor del hombre?, con el gran poder que le confieren a dios, ¿Por que
tras los 4,470 millones de años de creación de la tierra, es solo hasta 190 mil años, aproximadamente, aparece el hombre?
El Homo Sapiens esta precedido de tanta extinción, que más parece arrepentimiento o experimentación de un dios que no sabe que esta creando y como no sabe, destruye su creación.

Con todos estos antecedentes de dios, tal parece que tenemos los días contados.

2
0
Me encantaría ver su opinión, por favor comentex

¡No podríamos hacerlo sin ti!

Únete a nuestra lista de suscriptores para apoyar el mantenimiento y el desarrollo continuo de nuestro sitio web.

Accede con tu cuenta