Los hombres nunca cometen maldad tan alegre y completamente como cuando lo hacen desde la convicción religiosa. Blaise Pascal

Los «12 Apóstoles» – Seguidores fabricados de un Salvador fabricado

Los apóstoles deben ser doce de las personas más famosas de la historia. Se nos dice que fueron recogidos uno a uno por Jesús para presenciar sus maravillas, aprender sus sublimes enseñanzas y llevar las buenas nuevas de su reino hasta los confines de la tierra. Lo que hace que sea aún más sorprendente el hecho de que no sepamos casi nada acerca de ellos. Ni siquiera podemos estar seguros de sus nombres: los evangelios enumeran una colección de más de una veintena de nombres para los llamados doce discípulos - con Bartolomé a veces apareciendo como Natanael, Mateo como Leví y Judas como Tadeo, Lebeo o Daddaeus! Debería ser evidente que si los doce personajes históricos hubieran sido reales, con un papel tan importante en la fundación y crecimiento de la Iglesia, sería imposible tener tal confusión  sobre la cuestión de fondo de quienes o qué eran realmente. Pero, ¿qué sabemos acerca de cada uno de ellos?

Índice de contenido

Piensa en ello…

Vinieron con una Biblia y su religión, se robaron nuestra tierra, lastaron vuestro espíritu… y ahora nos dicen que deberíamos estar agradecidos ‘Señor’ por haber sido salvados. Jefe indio Pontiac, muerto en 1769
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

ultima_cena_leonardo_da_vinci

Los apóstoles deben ser doce de las personas más famosas de la historia. Se nos dice que fueron recogidos uno a uno por Jesús para presenciar sus maravillas, aprender sus sublimes enseñanzas y llevar las buenas nuevas de su reino hasta los confines de la tierra.

Lo que hace que sea aún más sorprendente el hecho de que no sepamos casi nada acerca de ellos. Ni siquiera podemos estar seguros de sus nombres: los evangelios enumeran una colección de más de una veintena de nombres para los llamados doce discípulos – con Bartolomé a veces apareciendo como Natanael, Mateo como Leví y Judas como Tadeo, Lebeo o Daddaeus!

Debería ser evidente que si los doce personajes históricos hubieran sido reales, con un papel tan importante en la fundación y crecimiento de la Iglesia, sería imposible tener tal confusión  sobre la cuestión de fondo de quienes o qué eran realmente.

Pero, ¿qué sabemos acerca de cada uno de ellos?

 

¿»Doce buenos y verdaderos hombres«?

El hecho es que sobre siete de los doce nuestra única fuente temprana, los Evangelios, no dice nada acerca de ellos en absoluto. No son más que nombres en una lista.

¿No es un poco extraño que esos beneméritos, infundidos por el Espíritu Santo y con poderes otorgados para sanar a los enfermos y echar fuera a demonios, no escribieran nada o no hubiera nada escrito por o para ellos? ¿No es extraño que los hombres escogidos para ser testigos presenciales de los poderosos hechos de Jesús no escribieran ninguna declaración como testigos presenciales, no dejaran sermones, ni memorias, ni cartas, ni enseñanzas, ni palabras concisas de aliento?

Todo lo que tenemos acerca de «los doce» conflictivos son leyendas e historias fantásticas escritas en una fecha muy posterior 1 por otros autores anónimos. Cuentos chinos acerca de dónde fueron, qué hicieron y sobre todo cómo murieron. Sus muertes, al parecer, se han registrado con amoroso y espeluznante detalle. Y son las gráficas muertes de esos discípulos lo que resuelve el enigma.

Todos hemos oído la excusa: «¿Habrían muerto por una mentira? la historia de Jesús tiene que ser verdad.» Pero todos sabemos lo útil que es para una causa un mártir muerto, incluso si es una ficción. En el caso de Jesús los doce son una ficción. Una comitiva necesaria para un dios Sol pasando a través de las doce constelaciones del zodiaco. Al igual que otros dioses salvadores, Jesús tenía que tener su séquito y este debía ser doce. 3

La verdad es que los doce discípulos son una invención sucia y sórdida.

Notas:
1.- El evangelio canónico más antiguo, Marcos, está datado entre el 70 y el 75 d.e.c.
2.- Personas que han muerto y matado por sus creencias, fueran estás mentira o no, las ha habido siempre. Un ejemplo de ellos son los suicidios colectivos rituales.
3.- En las creencias donde interviene la numerología es habitual el uso de ciertos números en sus leyendas para que estas cobren un significado simbólico y metafórico. En el caso de las religiones mesopotámicas el uso de números se puede observar, por ejemplo, en la religión sumeria: donde se asignaban valores numéricos a las letras del alfabeto y se calculaban los valores de los nombres. Lo cual concuerda con la reverencia que existía en Mesopotamia hacia los números, ya que pensaban que todos los dioses tenían una serie determinada de números. Sargón en el 705 a.e.c., por ejemplo, afirmó que el perímetro de su palacio en Khorsabad (Dur Sharrukin) era igual a su nombre. No es coincidencia que el sistema numérico ideado por ellos, el sexagesimal, estuviera basado en el número 12 y que fuera en el judaísmo, una religión semítica que recopila leyendas sumerias y egipcias (también afines a la numerología), que ese número se usara con bastante frecuencia y cuyo significado fuera “elección”:

  • Ismael tuvo 12 príncipes (Génesis 17:20)
  • Los 12 hijos de Jacob (Génesis 42) (al igual que Najor, Yoqtán y Esaú)
  • Los 12 patriarcas de la nación de Israel.
  • Las “doce tribus” de Israel. (aunque estas fueran más) (Génesis 49:28)
  • Los 12 panes de la proposición.
  • Las 12 fuentes de Elim (Éxodo 15:27)
  • Las 12 piedras (Éxodo 28:21)
  • Las 12 tortas de harina (Levítico 24:25)
  • Las 12 puertas de Jerusalem.
  • Los 12 profetas menores.(en arameo: תרי עשר, Trei Asar, «Los Doce», refiriéndose a los nevi´im)
  • Las 12 legiones de ángeles (Mateo 26:53)
  • Las 12 estrellas que coronan a la mujer. (Apocalipsis 12:1)
  • Los 12 frutos del árbol de la vida. (Apocalipsis 22:2)
    (véase un listado completo aquí de todas las veces en la que los autores bíblicos mencionan el número doce)

¿De dónde sacaron sus ideas?

Joshua (Josué) también escogió a doce:

«Y Jehová habló a Josué, diciendo: ‘Tomad doce hombres del pueblo, uno de cada tribu’ … Entonces Josué llamó a los doce hombres que había señalado de los hijos de Israel, uno de cada tribu.» – Josué 4:1-4.

Los nombres de ‘Jesús’ y ‘Joshua’ derivan del hebreo Yehoshua – un nombre heroico (“Yahvé salva”) dado al supuesto líder de los israelitas en su conquista de Canaán.

Los paralelismos no terminan ahí: el Jesús de Mateo promete a sus groupies que se «sentarán en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.» (Mateo 19:28). Numerología exacta que también se repite cuando esta es usada por el autor veterotestamentario en en libro de Josué,  cuando Yahvé le ordena a este erigir doce piedras representando a las doce tribus de Israel.

Mártires de la Causa: Los «sufridos discípulos»

«¿Los discípulos han sufrido y muerto por un salvador inventado?»

Uno de los juncos de paja que sostiene el edificio en ruinas de la cristiandad es el presunto sufrimiento y cruel destino de sus apóstoles originales: los doce discípulos elegidos por el Señor mismo. Por su heroico mejilla-torneado sacrificio estos próceres ganaron la corona de su martirio y se unieron a su Señor en el Cielo. Con ello inspiraron a generaciones de cristianos nobles, que en última instancia, les enseñaron a los romanos sedientos de sangre los valores cristianos de la compasión y el amor fraternal. Bueno, ese es el mito.

A pesar de la crueldad y el sufrimiento humano siempre han sido parte integral de la historia de la Iglesia, 1 los fanáticos de Cristo rara vez han sido las inocentes víctimas. Más bien han sido los cristianos los que han bañado su fe en la sangre de otros.

No hay evidencia que corrobore la existencia de los doce Apóstoles y absolutamente ninguna evidencia de la variedad del colorido de muertes de mártires que supuestamente las sufrieron. La misma Biblia menciona únicamente la muerte de sólo dos apóstoles: Santiago, que fue condenado a muerte por Herodes Agripa (véase el artículo sobre Santiago para una discusión sobre este complicado personaje) y el desagradable Judas Iscariote (véase más abajo) , que recibe varias muertes porque es el malo de la película.

Leyenda y tradición por sí sola, ideada por las primeras iglesias en su lucha por la legitimidad y la autoridad, proveyendo fábulas edificantes de heroísmo y martirio. La gran cantidad de afirmaciones conflictivas y muertes alternativas destacan el elocuente testimonio de la fabricación al por mayor de compañeros no existentes del inexistente dios-hombre.

Las muertes fabricadas de los Apóstoles

1. Pedro (alias Simón Cefas)

¿»Decapitado por Nerón”? No, en realidad no. Esta leyenda fue ideada por un papa de mediados del siglo II d.e.c.,  Aniceto (156-166), cuando se quedó bloqueado en un conflicto con el venerable Policarpo de Esmirna. Policarpo había tratado de ganar la discusión (sobre la datación de la Pascua) insistiendo en que él hablaba con la autoridad del apóstol Juan . En respuesta, Aniceto atribuyó una afirmación a Pedro, y Pedro , «Príncipe de los Apóstoles«, superó a Juan .

Los textos del siglo II d.e.c. conocidos como las «Clementinas» hicieron que Pedro fuera el «primer obispo de Roma» y la tercera invención de ese siglo le dio un pontificado de 25 años – lo cual habría sido un poco complicado para él ya que este había muerto a manos de Nerón, pero, ¡oye, esto es «tradición»! ¿no?

Después, en el siglo III d.e.c. el Padre de la Iglesia Orígenes ideó un florido y colorido final: Pedro, sintiéndose indigno de ser crucificado de la misma manera que su Señor, eligió por la opción ‘B’ – ¡crucifixión cabeza abajo! (y claro, los romanos cumplieron sus deseos… )

2. Santiago, hijo de Zebedeo ( ¿Santiago el Mayor? )

Hechos 12.1,2 dice simplemente:

«En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano á maltratar algunos de la iglesia. Y mató Santiago, el hermano de Juan con la espada.»

Más adelante agrega la verdaderamente extraordinaria leyenda sin sentido de que el oficial romano que vigila a Santiago se convierte insitu y elige ser decapitado junto a él! Incluso una fabricación posterior tiene a Santiago pasando penurias por el norte de España antes de que este se lanzara de nuevo a Judea para el martirio.

3. Juan, hijo de Zebedeo

Este tipo tiene que mantenerse con vida el tiempo suficiente para cuidar de María, guiar a la iglesia en Éfeso, escribir el libro de Apocalipsis y escribir su propio evangelio. ¡Incluso sobrevive siendo hervido en aceite y se le da una muerte natural!

En realidad, Juan bar Zebedeo  desaparece del hilo en los Hechos, al mismo tiempo que su hermano Santiago se quita más espectacularmente de la historia. La última referencia a Juan es también el versículo 12:2. Desde Hechos 12:12 en adelante se trata de otro Juan «que tenía por sobrenombre Marcos» – un personaje de peso ligero al que no obstante se le atribuye la autoría del primer evangelio.

El descenso inminente de los hermanos del trueno es en realidad prefigurada en el evangelio de Marcos (y se embellece en Mateo, donde el señor Zebedeo es quien habla). Los chicos piden asientos preferentes en el más allá. JC no tiene nada de eso:

«Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro, deseamos para que tú hacer por nosotros en absoluto lo que pidiéremos. Y él les dijo: ¿Qué queréis que yo haga por ti? Dijeron le dijo: Concédenos que nos sentemos el uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, en tu gloria.

«Jesús les dijo: … el sentaros a mi derecha ya mi izquierda, no es mío darlo, pero se dará prioridad a aquellos para quienes está preparado y. cuando lo oyeron los diez , comenzaron a estar mucho más disgustados con Santiago y Juan «. – Marcos 10:35-41.

Así, mientras que la carrera terrenal de los hermanos de Jesús, Santiago y Juan, los «hijos del trueno» ( Marcos 3:7), ocupa un lugar destacado, la historia de la iglesia primitiva incluye a un nuevo Santiago, «el hermano de Jesús«, y a un nuevo Juan, un compañero de Pablo y Bernabé (véase más adelante). Sabemos poco acerca de cualquiera de los dos a pesar de que la muerte de Santiago bar Damneus (Josefo, Antigüedades 20,9) proporciona una base para el colorido martirio de Santiago, el hermano amado de los apologistas cristianos.

4. Andrés, hermano de Pedro

Una pía invención otorga a Andrés una maravillosa carrera que abarca todas partes desde Escitia hasta Grecia y desde Asia Menor hasta Tracia. Este hombre, al parecer, tomó la opción ‘C’ en el menú de la crucifixión: morir en una cruz en forma de X. Aparentemente esto le permitió continuar predicando durante 2 días. ¿?

5. Felipe

La fabula coloca a este tipo en Frigia, Cartago y Asia Menor. El cuento de hadas tiene un procónsul crucificado por la conversión de su esposa. Tal vez la fiesta de amor se puso un poco a mano.

Algo confuso ya que en realidad hay dos Felipes. El apóstol original, que desaparece de la historia después de ser testigo de Jesús subiendo mágicamente al cielo desde el Monte de los Olivos. Felipe y el resto de la banda vuelven a la habitación superior en Hechos 1:13. Pero en Hechos 6:5 un segundo Felipe es elegido como uno de los siete cuya responsabilidad es dar alimento a las viudas.

6. Bartolomé (Natanael)

¡Que viajero! – India, Persia, Armenia, Etiopía y el sur de Arabia! Milagrosamente consiguió que lo crucificaran (¡desollado vivo y decapitado!) en la India y en Armenia. Cosa bastante impresionante. Incluso cuando sus trozos  se pusieron sobre ​​una iglesia en Roma que reclamó la mayor parte de su cuerpo, durante el  siglo XI d.e.c.  Canterbury hizo su agosto con el brazo! Su emblema es un cuchillo de desollar. Genial.

7. Mateo (Leví, hijo de Alfeo)

Este tipo tuvo que mantenerse con vida el tiempo suficiente como para escribir su evangelio – por lo menos 40 años después de la supuesta muerte del christós. Acreditado con 15 años en Jerusalén, luego con misiones en Persia y Etiopía y, por supuesto, el martirio en ambos lugares.2 De acuerdo a la iconografía medieval usaba gafas, lo mejor para contar el dinero de los impuestos.

Si Mateo, también conocido como Levi, es un hijo de Alfeo (Marcos 2:14), entonces ¿es de suponer que también es el hermano de Santiago, hijo de Alfeo (Marcos 3:18)? A pesar de esto nos dice Santiago el menor que es un hijo de María, hermana de la Santísima Virgen y esposa de Cleofás (Juan 19:25). En cuyo caso, el evangelista Mateo ¡es un primo de Jesús mismo! Sin embargo, Hechos1:13 nos dice que Santiago el menor tiene un hermano llamado Judas, mientras que tanto en Marcos (15:40) como en el «propio evangelio» de Mateo (27:56) se dice que Santiago tiene un hermano llamado José. Así que ahora tenemos a un grupo regular de hermanos: Santiago, José, Judas – además de Mateo / Leví … que suenan misteriosamente cercanos a los supuestos cuatro hermanos de Jesús mismo!

«No, no es éste el hijo del carpintero? Se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo , y de José , y Simón, y Judas ? »

– Mateo 13.55.

8. Tomás Dídimo (el Gemelo) también conocido como Judas Tomás

Otro gran viajero, visto en todas partes desde Partia hasta Kerala, en el sur de la India. Una invención del siglo IV d.e.c, muy apropiadamente, le da a este «gemelo» dos martirios: uno en Persia y uno en la India. Incluso consigue un entierro en Siria para arrancar! Sin embargo, otro lugar de descanso, Mylapore, fue reclamado por los portugueses en el siglo XVI d.e.c. El más famoso por su «duda», Tomás, inspiró toda una serie de patrañas piadosas: los Hechos de Tomás (en el que construyó un palacio para un rey indio, ¿puede creerlo?), el Apocalipsis de Tomás , el Evangelio de Tomás y el Evangelio Infante de Tomás .

Ahora, ¿Todavía tienes dudas …?

9. Jacobo hijo de Alfeo (Santiago el Menor – o es Santiago el Justo? )

Los creadores de mitos realmente lo bordaron con este tipo. Arrojado a más de 100 metros desde el pináculo del Templo por «escribas y fariseos«, sobrevivió  sólo para ser lapidado, le sacaron sus sesos con un martillo y tuvo su cuerpo «separado por una sierra» – ¡todo esto a la edad de 90 años! A lo que cabe añadir como anécdota que este también dijo “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” cual Jesucristo en la cruz.

Por supuesto, si no confundimos a Santiago el Menor con Santiago el hermano de Jesús (una identificación hecha por Jerónimo y otros católicos posteriores) todo este caos pertenece al virtuoso Santiago y el destino de Santiago el menor es desconocido.

¿Tal vez sea que fue cortado por la mitad lo que causa la confusión?

10. Judas / Thaddeus / Lebeo / Daddaeus

Ya fuera aporreado gravemente con una maza o crucificado, la mitología de la muerte de este personaje está mezclada entre la ciudad de Edesa y Persia. Al parecer, su fan-club sufrió porque su nombre sonaba demasiado parecido a Judas.

Judas el apóstol se combina a menudo con Judas el hermano de Jesús, y también con Judas el escritor de la epístola de Judas ( prestar atención, habrá una prueba ). Sin embargo, Judas (el autor de la carta) se identifica como el hermano de Santiago, como un siervo de Jesús, no su hermano (Judas 1:1). También habla de los apóstoles en tiempo pasado, no como si fuera uno de ellos (versículo 17), por lo que tampoco puede ser identificado como uno de «los doce».

A lo que se suman las contradicciones con respecto a su iconografía debido a la cantidad de muertes que se le atribuyeron:

  • Se le representa con una maza porque, según la tradición católica, murió aporreado con una.
  • Con un sable persa (shasmir) porque también se afirma que fue decapitado.
  • Con un mandylion3 porque supuestamente eso es lo que llevó a la corte del rey Abgar V, de Edesa, para sanarlo.

11. Simón el Cananeo / Zelote

La invención llegó tarde para este chaval. Cuando lo hizo, fue una belleza – crucifixión en Persia y también crucifixión a miles de kilómetros de distancia en Gran Bretaña. También se las arregló para predicar en África. Todo una actuación a seguir.

12. Matías

La fantasía envía a este tipo a Siria, Capadocia, a orillas del Mar Caspio y a la «Ciudad de los caníbales» ( Hechos de Andrés y Matías ). Muerto en la hoguera. También muerto en Jerusalén por lapidación – y decapitado. Realmente sólo él hace los números, a veces fusionándose con Mateo y a veces cambiado  en el lugar dejado por Pablo en «los doce».

13. Judas, el hijo (¿o es el hermano?) de Santiago

Nada todavía. ¿Se siente inspirado?

14. Leví, hijo de Alfeo

Consulte a su alter ego Mateo.

Marcos (Juan Marcos)

Aunque ni Clemente de Alejandría (? 153-215), ni Orígenes de Alejandría (182-251) parecieron haberse dado cuenta. Eusebio de Cesarea (c.263-339), sin embargo, transmite la noticia de que el apóstol Marcos había sido el «primer obispo» de Alejandría y había sufrido el martirio en el «octavo año de Nerón.» Esto habría sido en el 61 d.e.c. – haciendo que él fuera el apóstol muerto antes de la muerte de Pedro. Cuyas memorias Marcos supuestamente redactó con el nombre de Evangelio de Marcos. «Arrastrado hasta la muerte«, o tal vez no. Sus huesos – o así los huesos de alguien – aparecieron en el siglo IX d.e.c. en Venecia.4

Lucas

«Colgado de un olivo» o «vivió hasta la edad de 84 y murió soltero.» Partes del cuerpo fueron reclamadas por Padua y Constantinopla.

Pablo

«Decapitado por Nerón.» No, no realmente, pero la leyenda nos dice que compartió la misma suerte que Pedro, incluso murió en el mismo día. Romances piadosos garabateados entre el siglo II y el IV d.e.c. –  Hechos de Pablo, el Apocalipsis de Pablo, el martirio de Pablo y los Hechos de Pablo y Tecla – le proporcionan todas las tonterías fabulosas que usted podría desear.

Judas Iscariote

Varias muertes – un motivo bíblico para asegurar que los chicos malos consiguen algo realmente malo.

Las 4 muertes muy diferentes para el rey Saúl.

  • 1 Samuel (31:4) dice que Saúl «Tomó una espada, y se echó sobre ella.»
  • 2 Samuel (1:2-10) dice Saúl, a petición propia, fue asesinado por un amalecita .
  • Más tarde, en 2 Samuel (21:12) leemos que Saúl fue muerto por la filisteos en Gilboa .
  • Pero entonces, en 1 Crónicas 10:13-14 () nos enteramos de que Saúl fue muerto por Dios!

Y que podremos analizar detenidamente a continuación.

Las múltiples muertes de Judas Iscariote

Si las autoridades judías, con sus propios agentes, de verdad hubieran querido detener a un Jesús, supuestamente el dibujo de un gurú que movía grandes multitudes, sin duda no habrían tenido que contratar a un informante infiltrado desde dentro para que este identificara al líder carismático. Tampoco es creíble que se hubiera pagado ‘mucho dinero’  (de todas las cosas) por un beso al mesías condenado (Marcos 14:44). El simbolismo teológico es tan evidente como falsa es la historia.

El «Judas» mítico fue una gentil y helenística creación de principios del siglo II d.e.c., un enfoque del mismo nombre para el antijudaísmo y el antisemitismo de la Iglesia primitiva de aquella época. Aparece como «Iscariote» porque este había sido el nombre tomado para definir a un grupo rebelde llamado sicarios: asesinos judíos que usaban el sicae (unas pequeñas dagas), que fueron exterminados en gran parte poco antes de la primera guerra judeo-romana (66 – 73 a.e.c.) 5

Cuando Albinus alcanzó la ciudad de Jerusalén, dobló cada esfuerzo y tomó la determinación de asegurar paz en la tierra exterminando la mayor parte del Sicarii.

Flavio Josefo, Antigüedades judías (XX. 208)

Ignacio, escribiendo sus epístolas sobre el 115 d.e.c., no hizo mención de un Judas Iscariote ni mencionó a ningún «discípulo» (Pablo y Pedro son llamados «apóstoles», es decir, los misioneros o “enviados” – así como él mismo Ignacio).

Pero como una teológicamente necesaria traición de ‘un Judío para con los Judíos’ pasa el salvador divino, en cuerpo y alma, en posesión de los Gentiles.

En su disposición de Judas, el traidor desgraciado del Señor – ¿cómo podía evitarlo?¿el había sido introducido por Satanás?! (Lucas 22:3 ) – los escritorzuelos cristianos consiguen con bastante éxito difundir esto y Papías, a partir del 130 d.e.c., echó la bola a rodar.

Judas – el chivo expiatorio

  • Principios del siglo II d.e.c.:

«Judas caminó por este mundo como un triste ejemplo de impiedad, porque su cuerpo se hubo hinchado hasta el punto de que no podía pasar por donde una carroza podría pasar perfectamente, fue aplastado por el carro, para que sus entrañas se derramaran».

Papías, «Exposición de los Oráculos del Señor»   Libro II.

  • 2 cuentos de hadas incluidos en la edición final bíblica:

Mateo 27:5

«Y él echó por las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.«

Hechos 1:18

«Este, pues, compró un campo con el salario de su iniquidad, y cayendo de cabeza, se reventó por en medio, y todas sus entrañas se derramaron.»

véase este mismo pasaje en otra versión:

Éste, pues, con el salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron

  • Embellecimiento del siglo IV d.e.c.:

«Judas fue un terrible ejemplo ambulante de impiedad en este mundo … sus párpados, dicen, estaban tan hinchados que no podía ver la luz en absoluto, y sus ojos no se podían ver … cuando orinó pasaban a través de él pus y gusanos de cada parte de su cuerpo, para su vergüenza.

Después de mucha agonía y castigo, dicen, que finalmente murió en su propio lugar, y debido al hedor la zona está desierta e inhabitable, incluso ahora, de hecho, a día de hoy nadie puede pasar a ese lugar a menos que tengan tapada la nariz, por lo que era grande la descarga de su cuerpo y hasta el momento no se extendió sobre el suelo.»

Papías, «Exposición de los Oráculos del Señor» como se cita en Apolinar de Laodicea , sacerdote cristiano e historiador.

El 12 se convierten en el 7 – en cierto modo

En los Hechos de los Apóstoles, los once discípulos, ordenados por Jesús resucitado que esperaran en Jerusalén por el poder del Espíritu Santo, echaron a suertes para reemplazar al desventurado Judas Iscariote. Ellos escogieron a Matías sobre Barsabas Justus y así restauran el círculo mágico. La redacción utilizada por los Hechos es curiosa: «hay que sea hecho testigo con nosotros de su resurrección.» En esta etapa «doce» todavía tiene una importancia divina o mística.

Pero después de un interludio liderado por Pedro (sermoneando en Pentecostés, realizando los primeros milagros, su arresto y nueva detención, etc) «los Doce» han dejado de ser útiles. El tema de portada es que los apóstoles no quieren «servir a las mesas» ( no es broma, Hechos 6:2 ) o administrar a las «viudas griegas» – que quieren seguir adelante con la oración y el ministerio. Dirigen a siete hombres, llenos del Espíritu Santo, designándolos a los negocios más mundanos del bienestar.

Lo que socava la «autenticidad» de esta historia es que a partir de ese momento los discípulos originales (judíos), ahora libres para servir, casi desaparecen de la historia. En su lugar, son los nuevos chicos «helenistas», supuestamente nombrados para el trabajo de asistencia social, los que roban el protagonismo.

La primacía va hacia Esteban , que da un gran discurso y se convierte en el primer mártir, seguido por Felipe ( que no debe confundirse con el discípulo del mismo nombre ), que funciona de maravilla en Samaria en competencia con Simón el Mago. Felipe también se convierte en el tesorero de Etiopía ¡e incluso «desaparece» de Gaza para reaparecer a veinticinco millas de distancia, en Azoto (Ashdod), por cortesía del Espíritu Santo (Hechos 8:39)! Era evidente que no pasamos mucho tiempo esperando en las mesas. Veintitantos años más tarde Felipe se encuentra en Cesarea, donde, como el padre de cuatro adivinos vírgenes, se alberga el apóstol Pablo.

Los otros helenistas – Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás – nunca se mencionan de nuevo. Como la mayoría de los apóstoles nombrados, simplemente representan un número. En esta etapa los Hechos se han convertido en una total preocupación del hilo de las aventuras de Pablo. En cuanto a los testigos originales escogidos por Jesús – «pescadores de hombres» divinamente ordenados para llevar las buenas nuevas «a los extremos confines de la tierra» – han caído en el olvido.

La Iglesia de las Sombras

Después de las «muertes» de los Apóstoles, incluso los historiadores de la Iglesia no ofrecen grandes figuras misioneras (hacen un débil intento con Ignacio). La brecha de más de dos siglos está llena de una iglesia en el anonimato de las sombras.

Retrospectivamente, el vacío se llenó de «cristianos sufriendo» – una falacia inventada por una Iglesia triunfante para su propia máxima gloria, elaborada en detalle por las mentes febriles de los eclesiásticos medievales y perpetuada en nuestros días por los estudios de Hollywood.

benhurvidgreatest_storylast_temptation

Los propagandistas inventaron una historia fantástica en la que la «sangre de los mártires se convirtió en la semilla de la iglesia», hablando también de un progreso continuo, primero en secreto y luego abiertamente, por el que unos valientes seguidores piadosos, humildes y nobles de Cristo, se enfrentaron con dos rugientes y sádicos emperadores leónidos. Por su sumisión al sufrimiento con un semblante de inspiración divina, estos pioneros del cristianismo – al parecer – ganaron primero el respeto y el corazón de un mundo pagano oscuro y cruel.

¿Quién persiguió a quién?

A través de tres siglos, solo un puñado de «mártires» cristianos pueden ser citados desde solo unos pocos lugares. Su número, lejos de fundamentar ninguna persecución general o sostenida hacia los primeros cristianos, no es más de lo que esperaríamos de una fraternidad que, en el momento del golpe de Constantino, asciende a varias decenas de miles de personas y fue elaborada de manera desproporcionada desde las clases criminales y marginales. La persecución general de los cristianos se produjo sólo cuando el Imperio Cristiano volvió su ferocidad hacia los herejes.

El Imperio Romano duró más de mil años, y persiguió a los cristianos durante menos de doce. El ‘Imperio Cristiano’ también duró más de mil años y persiguió a los no cristianos durante todos ellos.

Persecución – La Santa Madre Iglesia inventa sus heroicos orígenes

 

Notas:

1.- Véase un listado con todos los crímenes protagonizados por la cristiandad desde sus inicios.

2.- Al igual que sucede con la mayoría de personajes de la mitología, según algunas tradiciones murió martirizado en Etiopía y según otras, en Hierápolis (Partía). La atribución de su muerte en Hierápolis fue hecha, por supuesto, por un obispo de Chipre, Epifanio de Salamis, durante el siglo IV d.e.c. Famoso por escribir una obra contra las “herejías” (Panarión – conocida como Adversus Haereses) y por mantener una discusión contra otro conocido apologista cristiano (Orígenes).

3.- La primera “imagen” impresa en una tela del christó es una tela también conocida como Lienzo de Edesa o Imagen de Edesa. Aunque a la tela, que algunos posteriormente denominaron como tetradiplón (plegado cuatro veces) sugiriendo que ese era el famoso sudario y a la cual también se denomina bajo esos títulos, la sitúan en la leyenda asociada a Edesa, lo cierto es que esta tela (perdida y encontrada misteriosamente durante la edad media) fue una invención posterior al siglo IV d.e.c. pues en las cartas de la leyenda no se menciona tela alguna.

Eusebio de Cesárea (Historia Eclesiástica, I, XIII,  325 d.e.c.) gran inventor de historias y manipulador de documentos (véase Josefo), afirma haber encontrado una carta entre los documentos del rey de Edesa (la misma estrategia que usó Josías para aplicar sus leyes con Deuteronomio).  Una leyenda en la que el rey Aggaro V de Edesa (Siria) le pide a Cristo que le ayude y Cristo le responde escribiéndole una carta. ¡Un documento escrito a manos de un semidiós o dios-hombre! ¿Donde? debería conservarse ¿no? Pues no.  En esa carta el propio Cristo (que en numerosas ocasiones, según los evangelios, puede curar a distancia) le responde que está muy ocupado y que uno de sus seguidores irá cuando este termine enviará a uno de sus discípulos (Tadeo) al que dotará de poder para sanarlo:

subo de nuevo a Mi Padre Quien me envió, y cuando haya ascendido a Él os enviaré a uno de Mis discípulos, quien sanará todos vuestros sufrimientos, y (os) dará la salud de nuevo, y convertirá a todos aquellos con vos a la vida eterna. Y vuestra ciudad será bendecida por siempre, y el enemigo nunca prevalecerá sobre ella.

Tan “bendecida” fue que esta fue ocupada por los persas en el 609 d.e.c. y reconquistada poco después por el Emperador Heraclio para finalmente caer en manos árabes en el 638. d.e.c. En 1031 d.e.c. fue entregada a los bizantinos por su gobernador árabe, pero luego fue reocupada por los árabes y finalmente por los turcos selyúcidas en 1087 d.e.c. quienes la rebautizaron como Urfa (ya que según ellos esa era la ciudad de Ur, aunque según los arqueólogos esta estuviera en Irak). Los cruzados la tomaron en 1099 y se convirtió en la la sede del condado de Edesa, que existió hasta la pérdida de la ciudad en 1144, reconquistada por Zengi quien en 1144 d.e.c. la tomó con 30.000 soldados destruyéndola por completo y quemando la ciudadela con los cristianos atrincherados en ella. Desde entonces, estuvo en manos de los sultanes de Alepo, los mongoles, los mamelucos y, de 1517 a 1918 formó parte del Imperio otomano con el nombre turco.  Este nombre fue sustituido por Sanliurfa en 1984. ¡Y todo esto siendo “bendecida” por un semidiós o dios-hombre (según a qué denominación cristiana pertenecieras)!!

Por supuesto, al igual que no tenemos ni una sola de esas cartas.

4.- Al igual que sucede hoy día con los fans de cantantes, actores, personajes de ficción (comic, dibujos animados, etc.), etc. el negocio de artículos del personaje en cuestión siempre fue un negocio al que recurrir. Desde la fundación del cristianismo (comienzos del siglo II d.e.c.) la posesión de reliquias de supuestos mártires conocidos (véanse los 12 seguidores) u otros más recientes a ese segundo siglo (vease a lo que se consideraba apostol) este fue un negocio tan recurrente que tuvieron que tomarse medidas para regularlo:

  • En el año 269 d.e.c. el papa San Félix I promulgó una ley que obligaba a tener los restos de un mártir para poder edificar un altar en el lugar conservando así la costumbre establecida por esos fans.
  • Entre los siglos II y V d.e.c. se decretaría la obligación de prestar juramento sobre una reliquia.
  • En el quinto concilio de Cartago se decreta que no sería consagrada ninguna nueva iglesia que no tuviera una reliquia en su altar.
  • En el siglo IV d.e.c. los cuerpos de los “santos” se fragmentaban para poder así repartirlos. Lo cual genero un mercado de reliquias que se propago durante varios siglos hasta que…
  • A comienzos del siglo XIII d.e.c., en el IV Concilio de Letrán, se prohibiera la veneración de reliquias sin «certificado de autenticidad». Por supuesto, otorgado por la propia iglesia.

De esta forma aparecieron tantas reliquias que incluso podemos contar con varios prepucios de Cristo, santos griales, astillas, etc

 5.- Justo antes de la fecha de composición del primero de los evangelios, el atribuido al Marcos (70  – 75 d.e.c.).

Iscariote es una helenización de sicario, cuyo sufijo «-ote» denota membresía o pertenencia a – en este caso a los sicarios. Lo que vendría a significar «Judas el Sicario» (Eisenman 1997 p 179)

Conclusión

Cual sádico enfermizo, el cristianismo parece deleitarse con las muertes más violentas y detalladamente sanguinarias de sus personajes. Un ejemplo que incluso actualmente puede observarse con la película “La pasión de Cristo”: de los 127 minutos de duración más de 100 están dedicados a mostrar escenas violentas, parte principal de la critica (el Washington Post lo tilda de “sadismo exagerado”). Lo cual no impidió las alabanzas del la mayoría de católicos, incluido el papa (Juan Pablo II) quien la alabó por su “realismo” y el sacerdote dominico Augustine Di Noia, subsecretario de la Congregación vaticana para la Doctrina de la Fe dijera que la película no tenía “violencia gratuita ni rastro de antisemitismo”. (Irónico viniendo del subsecretario de lo que antes se llamaba “»Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición») ¿No tiene violencia gratuita? Ya en su día Glenn Whipp, del Daily News, en su crítica apuntó varios detalles como son la multiplicación de latigazos hasta 80 o la repetición de las tres caídas en su subida al Calvario sin escatimar en planos ralentizados. Planos detalle y la adición de gotas en planos donde no eran necesarias suman, junto a esos 100 minutos de escenas explicitas, un cocktail delicioso, se ve, para el cristiano más comprometido con su fe. Incluso el número de espectadores que acudieron al cine a verla, en comparación con otros metrajes anteriores sobre dicho personaje, demuestran cual es el gusto de una sociedad mayoritariamente cristiana ¿Acaso sorprende ya que sea este cristianismo quien usa como símbolo un método de tortura como si fuera dueño de ello? Solo un cristiano se edifica usando como colgante un aparato de tortura y a un hombre sufriendo en él y solo un monoteísta abrahámico ensalza el martirio por defender una serie de creencias indemostradas o la promesa de un paraíso para quien lo haga.

Fuentes:

The Good Biblia – en todas sus versiones Goodly

Thomas Sheehan , La Primera Venida (Crisol, 1986)

David Farmer , Diccionario de Oxford de los Santos (OUP, 1997)

Bruce Metzger, Michael Coogan (Eds) El compañero de Oxford a la Biblia (OUP , 1993),

Edward Gibbon, Decadencia y caída del imperio romano (1799)

Michael Walsh, Raíces del Cristianismo (Grafton, 1986)

Robin Lane Fox, La versión no autorizada (Penguin, 1991)

Helen Ellerbe, El lado oscuro de la historia cristiana ( Morningstar y Lark, 1995)

El artículo ha sido extraído de la web jesusneverexisted y en él se han modificado y adjuntado datos, añadido fuentes, enlaces e imágenes, ampliando así la información presentada en el original.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

28 respuestas

  1. Excelente articulo, creo que quienes te insultan es por que les das suficientes elementos que les hacen crear dudas y cuestionarse muchas cosas en las cuales dan por hecho y al no tener argumentos de como debatir entonces insultan y se vuelven intolerantes; no es tu culpa, sino de ellos que creen a rajatablas lo que la biblia y las religiones les introyectan y no admiten informacion fuera de esas fuentes.
    Ahora bien, te tengo un pedido, talvez podrias hacer un post acerca de Saulo de Tarzo, el auto-proclamado Apostol Pablo, aparentemente era un misogino de acuerdo al contexto en que se referia a las mujeres, que de acuerdo a la Biblia, no podia ni verse con Pedro; Apostol Pablo que segun tengo entendido fue algo asi como un agente encubierto del imperio Romano para inmiscuirse con losseguidores y hacer las llamadas epistolas para confundir y ademas rendirle obediencia al imperio.
    Seria bueno un post acerca de tal personaje, que abarca una importante parte en la Biblia, si fue historico o creado con fines politicos.
    Saludos !!!

  2. Debo reconocer su dedicación y esmero en consolidar y organizar toda esta información. Honéstame mi intención no es la de entrar en controversia sobre los argumentos expuestos aquí, tan solo quisiera rogarle me ayude a dirimir el siguiente asunto:

    Digamos que en gracia de discusión se acepta como ciertas todas sus hipótesis, esencialmente la que concluye en que Jesús de Nazaret y sus apóstoles, no son más que una invención delirante de un sector bastante relevante, y considerable de la humanidad, durante los últimos 20 siglos.

    Podrías explicarme entonces ¿cómo es que un sin número de acontecimientos proféticos «imaginarios» plasmados en los escrituras hebreas, cuya fidedignidad como documento histórico ha sido corroborada ampliamente, han podido desarrollarse cabalmente a lo largo de la historia, hasta nuestros días?

    Consideremos el siguiente Ejemplo:

    Según el libro de Génesis, el Dios (imaginario) de los Judíos dijo a un personaje (imaginario) llamado Abraham; «Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en el todas las naciones de la tierra?»

    * Hacer de Abraham una nación, fue entonces la promesa de parte de un Dios «imaginario», hecha a un personaje «imaginario». Paradójicamente esta quedo plasmada en un documento real, tan real y tangible como la materialización del hecho anunciado proféticamente, cuya evidencia (Israel como Nación) subsiste pese a toda adversidad hasta nuestros días.

    De otro lado en las escrituras griegas (N.T), escritas “presuntamente” siglos más tarde, y cuya fidedignidad como documento histórico ha sido corroborada ampliamente, encontramos en el libro de Apocalipsis, un testimonio de un hombre delirante, Judío por cierto, que describe un «supuesto» hecho sobreviniente, así: «y cantaban un nuevo cantico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra»

    Un pueblo constituido por Dios, el cual surge en consecuencia de la intervención histórica de aquel mismo personaje «imaginario», del que hablo el “Dios Judío” a Abraham, no obstante, una vez más la evidencia salta a la vista, es tangible, ya que hoy, 30/08/2016; gente de todo linaje y lengua y pueblo y nación, ha sido bendecida por medio de aquel que fue inmolado, la simiente de Abraham.

    ¿Cómo puede una historia ficticia y sus personajes incidir tan dramática e indefectiblemente en el desarrollo de la humanidad, aun cuando en su gran mayoría, no solo les desaprueba, ignora, aborrece, se mofa de ellos?

    1. «Podrías explicarme entonces ¿cómo es que un sin número de acontecimientos proféticos “imaginarios” plasmados en los escrituras hebreas, cuya fidedignidad como documento histórico ha sido corroborada ampliamente, han podido desarrollarse cabalmente a lo largo de la historia, hasta nuestros días?»

      ¿Se refiere usted a estas profecías veterotestamentarias o estas otras neotestamentaias?

      «Consideremos el siguiente Ejemplo:
      Según el libro de Génesis, el Dios (imaginario) de los Judíos dijo a un personaje (imaginario) llamado Abraham; “Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en el todas las naciones de la tierra?”
      * Hacer de Abraham una nación, fue entonces la promesa de parte de un Dios “imaginario”, hecha a un personaje “imaginario”. Paradójicamente esta quedo plasmada en un documento real, tan real y tangible como la materialización del hecho anunciado proféticamente, cuya evidencia (Israel como Nación) subsiste pese a toda adversidad hasta nuestros días.»

      Con respecto a su ejemplo de «profecía cumplida» (que es cuestionable, vea el enlace si tomamos en contexto lo que la propia Bíblia afirma), suponiendo que fuera cierto que Israel se ha convertido en algo tan subjetivo como «una nación grande». ¿Sabe usted qué es una profecía autocumplida? Cualquiera que haya estudiado historia de Oriente Próximo o Medio, sabe que el pueblo hebreo lleva intentando forjarse como nación desde que Josías, en el siglo VI a.e.c. intentara centralizar el culto en Jerusalem. Pero vamos, que esto es algo que se conoce públicamente. No es ningún secreto que el pueblo judío lleva peleando por obtener su estatus como nación desde tiempos postexiliares. Así que no. Dicho ejemplo no confirma absolutamente nada.

      «De otro lado en las escrituras griegas (N.T), escritas “presuntamente” siglos más tarde, y cuya fidedignidad como documento histórico ha sido corroborada ampliamente, encontramos en el libro de Apocalipsis, un testimonio de un hombre delirante, Judío por cierto, que describe un “supuesto” hecho sobreviniente, así: “y cantaban un nuevo cantico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra”»

      1º.- ¿Quién le ha dicho usted que el autor del Apocalipsis era judío? Para empezar, su atribución a ese apóstol llamado Juan es puramente tradicionalista: se basa, de hecho, en las decisiones de un obispo romano, Damaso, quien atribuyó a los escritos realizados a finales de los 90, según la datación ecdótica, por un autor griego gnóstico, que además escribe desde Grecia, como autor de dichos evangelios en un concilio celebrado en el 382 e.c. en Roma.

      2º.- Todo documento antiguo es considerado como histórico. Las obras homéricas son consideradas documentos históricos. Otra cosa es que en Historia se le otorgue como certeza absoluta a lo afirmado en un texto, o se otorgue historicidad a lo afirmado en un documento. Y es que en historiografía no existe el absoluto que ustedes, religiosos, pretenden otorgarle a esos mitos.

      3º.- Por otro lado ¿sabe usted qué es una datación paleográfica? El texto neotestamentario más antiguo, el P52, está datado entre el 125 y el 170. ¿Adivina cual es la fecha de composición del papiro de Apocalipsis (usted ha traído un texto de Apocalipsis 5:9-10) que se tiene? Busque el P115 y ahora intente confirmar todo lo que afirma con la rotundidad con la que lo hace su religión.

      «Un pueblo constituido por Dios, el cual surge en consecuencia de la intervención histórica de aquel mismo personaje “imaginario”, del que hablo el “Dios Judío” a Abraham, no obstante, una vez más la evidencia salta a la vista, es tangible, ya que hoy, 30/08/2016; gente de todo linaje y lengua y pueblo y nación, ha sido bendecida por medio de aquel que fue inmolado, la simiente de Abraham.»

      1º.- ¿Evidencias para sus afirmaciones como «Un pueblo constituido por Dios»? Ni una sola.

      2º.- El pueblo judío no surge «en consecuencia de la intervención histórica» de ni uno solo de sus personajes mitológicos sino en consecuencia de la intervención de los creyentes en dichas creencias religiosas.

      y 3º.- Afirmar que la «evidencia» de que Abraham existió es que «gente de todo linaje y lengua y pueblo y nación, ha sido bendecida por medio de aquel que fue inmolado, la simiente de Abraham.» es apelar a un razonamiento circular. ¿No se supone que aportaría usted evidencia alguna sobre la existencia del Abraham afirmado en la Biblia? ¿Su prueba es lo que la propia Biblia afirma?

      «Cómo puede una historia ficticia y sus personajes incidir tan dramática e indefectiblemente en el desarrollo de la humanidad, aun cuando en su gran mayoría, no solo les desaprueba, ignora, aborrece, se mofa de ellos?»

      Estudie historia sin sesgar la información en pro de sus creencias religiosas y lo averiguará.

      Bajo su mismo argumento, la historia del imperio heleno no tendría sentido sin asumir como históricas todas sus leyendas hométicas, tomándolas además bajo la misma credibilidad y criterio por el cual usted toma a los relatos bíblicos como «históricos»; la historia del imperio romano, según usted y su razonamiento falaz, implicaría que una loba amamantó a dos bebés pues sería imposible explicar dicho imperio sin apelar a la existencia de dichos personajes, tal y como los describen los autores romanos.

      En Historia todo personaje es histórico, pero en Historia, a diferencia de en su religión, la historicidad de los personajes se considera más cierta cuanto mayor es el número de fuentes que pueden confirmar lo afirmado en los relatos. Y, por supuesto, nunca en Historia, a diferencia de lo que sucede dentro de las sectas religiosas (como la cristiana), se consideran los sucesos de carácter mitológico como reales. Si existió o no Heracles, este no tenía una fuerza sobrenatural ni fue un semi-dios, ni por supuesto nadie en historiografía sostendría que porque pudo existir un Heracles existe por lo tanto ningún dios de los mencionados en la Teogonía, la Iliada, la Odisea, etc.

      La proliferación de una secta depende del grado de fanatismo que demuestren sus seguidores. La expansión del cristianismo no se debió a la existencia o no de dichos personajes sino a la creencia, por parte de sus fieles, en su líderes religiosos. Cosa que, por ejemplo, se puede extrapolar a lo que usted y otros muchos hacen: proselitismo de afirmaciones que a ustedes no les han evidenciado y que, por lo tanto, ustedes son incapaces de evidenciar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta