Job y y la discutible moral de su dios.

job2

Esta es otra de las historias que nos muestran cómo es realmente el dios bíblico: un dios que carece de todos esos adjetivos y cualidades atribuidos por los religiosos. El dios literario carece tanto de moral, que apuesta literalmente sobre la fidelidad de Job con uno de sus ángeles, causando la muerte de inocentes y el sufrimiento del mismo hasta limites innecesarios.

 

El dios descrito en las escrituras hebreas carece de cualidades como omnisciencia y omnipresencia ademas de parecer un chulo arrogante carente de moral al que solo le preocupa quedar bien presumiendo de la fidelidad de sus seguidores hacia el. Todo eso es lo que comprobaremos en el libro de Job y su relato.

Job 1:

Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Muy importante y repetido en las escrituras es el miedo que ha de tenerse al dios hebreo.

Y le nacieron siete hijos y tres hijas. Su hacienda era siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas, y muchísimos criados; y era aquel varón más grande que todos los orientales.

Acuérdense de la situación actual en la que se encuentra Job antes de la intervención de dios y su ángel.

La palabra holocausto se refiere a sacrificios que pueden ser tanto animales como humanos. El Dios bíblico aceptaba con gusto todos este tipo de sacrificios de los que luego acusaba como “malos a sus ojos” cuando eran realizados en otras religiones (amonitas, baales, etc.)

Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios (los angeles), entre los cuales vino también Satanás.

La palabra hebreasatán sólo significa «adversario, oponente o acusador», y en elAntiguo Testamento no representa lo que llegará a significar en el Nuevo Testamento, ya que los antiguos israelitas no creían en una fuerza del mal absoluta y sobrenatural, personificada en un ser enfrentado a Dios. En diversos versículos se usó el término satán para designar a adversarios humanos de, por ejemplo, David (1 Sm 29,4) o Salomón (1 Re 5,18); mientras que en el ámbito de lo celestial apareció el concepto en relación con un ángel de Dios enviado a obstaculizar al profeta Balam, contratado por Moab para lanzar una maldición sobre Israel, siendo, pues, un mero «adversario» (Nm 22,22), no un «demonio». El término satán, en historias como la de Zorobabel, designó el rol de acusador en juicios ante Dios (Zac 3,1), un papel que desempeñará igualmente el ángel-satán que aparece en la historia de Job, actuando como un simple fiscal que acusa y pide pruebas (castigos) ¡que sólo puede otorgar quien es juez, esto es, Dios!

Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios (o sea de si mismo) y apartado del mal?

Vean como es Dios quien provoca a Satanás (no se sabe por que) implicando a Job. Segun el judeocristianismo, Dios es omnisciente (infinitamente sabio) con lo cual no necesita preguntar absolutamente nada por que supuestamente lo sabe todo.

Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.
Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.

Al ángel realiza su acusación ante Jehová (Yahveh) y este, pese a que debería saber cual es la fidelidad real de Job debido a su omnisciencia, decide apostar con ese ángel la fidelidad de Job. ¿Que necesidad tenia o tiene un dios omnisciente de apostar sobre algo que el mismo sabe de antemano?

Dijo Jehová a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová.

Quédense con esa frase. En ella se demuestra que es Dios directamente quien da plena potestad al ángel para que pruebe como sea necesario la fidelidad de Job (Eso si, sin causarle daño a el directamente).

Y un día aconteció que sus hijos e hijas comían y bebían vino en casa de su hermano el primogénito, y vino un mensajero a Job, y le dijo: Estaban arando los bueyes, y las asnas paciendo cerca de ellos, y acometieron los sabeos y los tomaron, y mataron a los criados a filo de espada; solamente escapé yo para darte la noticia. Aún estaba éste hablando, cuando vino otro que dijo: Fuego de Dios cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pastores, y los consumió; solamente escapé yo para darte la noticia. Todavía estaba éste hablando, y vino otro que dijo: Los caldeos hicieron tres escuadrones, y arremetieron contra los camellos y se los llevaron, y mataron a los criados a filo de espada; y solamente escapé yo para darte la noticia. Entre tanto que éste hablaba, vino otro que dijo: Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano el primogénito; y un gran viento vino del lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes, y murieron; y solamente escapé yo para darte la noticia.

Dios y su ángel acusador (satán) matan a criados enviándoles a los sabeos, quemando animales y pastores, matando mas animales y mas criados y por ultimo aplastando a los hijos e hijas de Job cuando se encontraban dentro de casa.

Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.

The_Patient_Job_f

No contento con haber demostrado la fidelidad de Job ante el, el dios bíblico vuelve a provocar al ángel acusador para ver su actitud en Job 2.

Job 2:

Aconteció que otro día vinieron “los hijos de Dios” (vuelven a mostrarse los ángeles) para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová. Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondió Satanás a Jehová, y dijo: De roijear la tierra, y de andar por ella. Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa?

Cual crio tonto, Dios siente otra vez la necesidad de picar al ángel acusador sin necesidad alguna. Ya no solo lo incita sino que declara ser el causante de todas las desgracias.

Si existiera el dios bíblico y ese dios tuviera las cualidades que se le atribuyen (omnisciencia, omnipotencia, eternidad, benevolencia, misericordia, omnipresencia,etc) ¿Se dejaría incitar como así lo declara en la biblia? ¿cometería tales actos contra una persona tan solo para probar su fe?

Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida. Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. Y Jehová dijo a Satanás: He aquí, él está en tu mano; mas guarda su vida.

Esta vez, el dios hebreo bondadoso y misericordioso que proclaman los judeocristianos, no contento con todo el daño y sufrimiento que a causado a Job matando a sus siervos e hijos, da permiso al ángel para que cause todo tipo de enfermedades y sufrimiento (eso si, sin llegar a matarle- no sea que se les vaya a acabar la diversión)

Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová, e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza. Y tomaba Job un tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de ceniza. Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete. Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

Como buen relato bíblico para mostrar cuan fiel debe ser un creyente, Job no maldice al dios que “tanto le quiere y ama” provocándole todo tipo de males.

Y tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad suhita, y Zofar naamatita, luego que oyeron todo este mal que le había sobrevenido, vinieron cada uno de su lugar; porque habían convenido en venir juntos para condolerse de él y para consolarle. Los cuales, alzando los ojos desde lejos, no lo conocieron, y lloraron a gritos; y cada uno de ellos rasgó su manto, y los tres esparcieron polvo sobre sus cabezas hacia el cielo. Así se sentaron con él en tierra por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabra, porque
veían que su dolor era muy grande.

….

Desde Job 3 a Job 42 el autor relata el dialogo que mantiene Job con sus tres amigos.

….

Job 42

Respondió Job a Jehová, y dijo: Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás. De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza.

A pesar de todo lo que dios y su ángel acusador le hacen, Job parece sentirse culpable y le pide perdon por haber hecho absolutamente nada contra Dios. Recuerden que como define el narrador biblico a Job en el primer capitulo (Job 1:1-5)

Y aconteció que después que habló Jehová estas palabras a Job, Jehová dijo a Elifaz temanita: Mi ira se encendió contra ti y tus dos compañeros; porque no habéis hablado de mí lo recto, como mi siervo Job.

El dios bíblico muestra aquí su arrogancia arremetiendo esta vez contra los amigos de Job, los cuales mostraron su enfado justificado ante la actitud de dios ante Job, a los cuales pide que realicen un holocausto para el.

Ahora, pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros; porque de cierto a él atenderé para no trataros afrentosamente, por cuanto no habéis hablado de mí con rectitud, como mi siervo Job.

Para el dios literario hebreo lo mas importante es satisfacer su ego y orgullo. Así que ¿Qué mejor que amenazar a personas inocentes si no matan animales indefensos para ofrecérselos como sacrificio?

Fueron, pues, Elifaz temanita, Bildad suhita y Zofar naamatita, e hicieron como Jehová les dijo; y Jehová aceptó la oración de Job.

No solo causa daño a Job matando a toda su familia, animales y amenazando a sus amigos, que además les exige una serie de sacrificios animales más para poder “perdonarles”. Este Dios chulo, arrogante y orgulloso es al que adoran los creyentes; todo un ejemplo de moral y rectitud.

Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.

Nada mejor que darte unos nuevos hijos, siervos y animales de remplazo después de haber asesinado a todos tus hijos y conocidos ¿no?

Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Jehová había traído sobre él; y cada uno de ellos le dio una pieza de dinero y un anillo de oro.

Vean como son sus amigos y familiares los que por lastima le dan dinero y una anillo de oro, no Jehová (Dios). Y algo muy curioso en los relatos bíblicos es mostrar a los hijos, mujeres y siervos (esclavos) como objetos que se pueden remplazar fácilmente por riquezas materiales.

Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas, y tuvo siete hijos y tres hijas.

E aquí lo dicho: los hijos e hijas, siervos y animales muertos con anterioridad carecen de valor ante la recompensa actual. O eso es lo que intenta hacer ver este relato.

Llamó el nombre, de la primera, Jemima, el de la segunda, Cesia, y el de la tercera, Keren-hapuc.

El dios literario del Antiguo testamento es favorable a la poligamia. Algo que la cultura romana posterior al siglo primero vio como negativo. Echo por el cual, en el nuevo testamento dicha conducta no es aprobada por el mismo Dios literario.

Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos. Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación. Y murió Job viejo y lleno de días.

Pese a que en Génesis 6:3 el mismo dios hizo la promesa de que NADIE más viviría superaría los 120 años de vida. Otra promesa más que el dios bíblico incumple no solo con Job, sino con Sem, Arfaxad, Sala Heber, Peleg, Reu, Serug, Nacor, etc.

job11

OTRO PLAGIO BIBLICO PROCEDENTE DE CULTURAS ANTERIORES

En la cultura sumeria tenía gran tradición un género literario denominado balag o lamentación. Al protagonista del relato mesopotámico titulado “El hombre y su Dios” (traducido de una tablilla del siglo XVIII a. C.) se le denomina —con gran desvergüenza, ya que fue anterior y no posterior— «el Job sumerio».

El texto egipcio Las protestas del campesino elocuente (siglo XXI a. C.) es un antecedente todavía más antiguo. La historia cananea de Keret es la de de un hombre que perdió a su familia como Job. Y en varios textos extrabíblicos del Cercano Oriente antiguo figuraba ya el
nombre de Job y parte de su historia.


Comentarios

Job y y la discutible moral de su dios. — 32 comentarios

  1. Hablas hebreo?

     

    Si hablas y entiendes hebreo puedo mostrarte muchas contradicciones en tus escritos.

     

    Por cierto el libro de Job es un libro metafórico Job no existió. 

    • Sí y tengo varias ediciones del Tanaj hebreo. ¿Habla usted español? Se lo pregunto pues el artículo va dedicado a creacionistas y literalistas. No nos está usted contando novedad alguna con respecto a Job. Ahora dígaselo a esos literalistas. 😉

  2. Dios en ese texto te dice esto cuando mas bien estas debes mantenerte en dios venga lo que venga y no como los disque ateos que solo aceptan lo bueno y solo pasa algo malo y de inmediato se van contra los creyentes diciendo donde esta dios porque lo permitio cuando eso lo hizo el diablo los ateos mas bien son la esposa de job que de volada quieren que los que cren lo maldigan y dejen de creer en el

    • No he entendido nada de lo que ha dicho. Aprenda ortografía y gramática. Existen una cosa llamada signos de puntuación que ayudan a delimitar las frases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*