"La ignorancia y el miedo son los padres de toda superstición, la imaginación preocupada de hombre primitivo tejió la idea de dios."

Emma Goldman

La «justicia» según la Biblia

¿Cómo es la justicia en la Biblia? ¿Qué concepto de lo que es "justo" tenían sus autores? Cualquiera habrá escuchado, hasta hartarse, a religiosos hablando positivamente de la "justicia divina" y de cómo describen a ese personaje lamentable como un dios "justo". De hecho es una de sus supuestas y paradójicas cualidades, según ellos. Otros, sin embargo, cuando se menciona esta "justicia" bíblica optan como argumento para justificar a la Biblia con que esta se ideó para un determinado contexto y época (a la par que defienden una religión: que por definición es la perpetuación de tales doctrinas ad eternum independientemente de la época). Pero ¿qué se entiende en la Biblia como "justo"? ¿Cuáles son los valores éticos que tenían los autores que inventaron estos textos?

Índice de contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Piensa en ello…

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

«Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, perfecto fué en sus generaciones; con Dios caminó Noé.» (Génesis 6:9) «Y Yahvé dijo á Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca porque á ti he visto justo delante de mí en esta generación.» (Génesis 7:1) Y ¿qué gente grande hay que tenga estatutos y derechos justos, como es toda esta ley que yo pongo hoy delante de vosotros? (Deuteronomio 4:8)

¿Cómo es la justicia en la Biblia? ¿Qué concepto de lo que es «justo» tenían sus autores?

Cualquiera habrá escuchado, hasta hartarse, a religiosos hablando positivamente de la «justicia divina» y de cómo describen a ese personaje lamentable como un dios «justo». De hecho es una de sus supuestas y paradójicas cualidades, según ellos. Otros, sin embargo, cuando se menciona esta «justicia» bíblica optan como argumento para justificar a la Biblia con que esta se ideó para un determinado contexto y época (a la par que defienden una religión: que por definición es la perpetuación de tales doctrinas ad eternum independientemente de la época). Pero ¿qué se entiende en la Biblia como «justo»? ¿Cuáles son los valores éticos que tenían los autores que inventaron estos textos?

Como veremos, debemos dar más las gracias a los ideales sociales surgidos con el decaimiento religioso a partir del siglo XVI, tapiados además por el avance científico y sus revoluciones, que al libro «sagrado» por nuestro sistema legal actual. Pues si nos basáramos en los valores de justicia «divinos» (esos que ciertos políticos meapilas pretenden imponer y que podemos observar en los países donde se implemente la «ley religiosa») en vez de las Bill of Rights que se iniciaron con el fin del Antiguo Régimen, los principios de derechos sociales obtenidos durante las revoluciones e incluso gracias a parte de los principios del derecho romano que aún conservamos, el panorama sería lamentablemente distinto.

Notas:

Otros aspectos, como qué preceptos da ese personaje y el odio que desprende con sus «maldiciones» sólo sirven para reforzar lo que aquí se va a exponer. También, por supuesto, el trato que se da en este lamentable libro a personas con una orientación sexual distinta, el que le da a las mujeres e incluso hacia los niños (a quienes castiga por cosas que no han hecho ellos), debería hacer replantearse a más de uno 1º si la autoría de dichos textos proviene de un «ente» divino y superior o más bien si este personaje es el producto de la mentalidad de quienes lo idearon: con toda su bajeza moral y escasos conocimientos. Y 2º, si este (el mostrado en la Biblia) es el ideal de justifica que ellos defienden. Y si no lo es, por qué aun la siguen usando como base o referente moral.

Para los religiosos: si ven aquí algo que no encaja con la idea que ustedes tenían de estos personajes, vayan a quejarse a quienes les engañaron alegando que eran de otra forma usando una lectura selectiva e «interpretando» solo favorablemente dichos textos, omitiendo así las partes más perjucidiales para dar dicha imagen. Lo expuesto aquí es lo que hay en sus libros «sagrados».

En el artículo sólo se expone qué dice la Biblia, nada más. Cada punto contiene el número en negrita del versículo al que se hace referencia (cualquiera puede comprobar así si es cierto) y en algunas ocasiones, cuando es necesario, incluso partes literales del texto (escritas en cursiva y entrecomilladas). Las opiniones y notas adicionales estarán escritas en color rojo.

Dejen de sesgar y de autoengañarse intentando justificar lo indefendible solo porque en su mente se han formado una idea ingenua de lo que figura en ese libro y sean honestos consigo mismos.

 

Antiguo testamento

Génesis

«Del árbol del conocimiento del bien y del mal, no comerás de él«.
¿Por qué no? ¿Qué hay de malo en saber lo correcto o lo incorrecto? 2:17

«Con tristeza darás a luz hijos … Tu marido … gobernará sobre ti».
Dios castiga a Eva y a todas las mujeres después de ella con dolores de parto y sujeción a los hombres. 3:16 (Nota: al hombre le castiga con trabajar en el campo, cosa que ya hacía desde un principio)

A Dios le gustan más los animales muertos de Abel que las frutas y verduras de Caín. ¿Por qué? Bueno, no se da ninguna razón pero probablemente tenga algo que ver con la cantidad de dolor, sangre y vísceras involucradas. 4:3-5

Lamech mata a un hombre y afirma que, dado que el asesino de Caín sería castigado siete veces, el que lo asesine será castigado setenta y siete veces. Suena justo. 4:23-24 (Nota: a Caín, por matar a su hermano, lo castiga con la vida eterna – algo que no pareció afectarle, pues tuvo mujer, hijos y una vida ordinaria según la propia Biblia)

«Destruiré … tanto al hombre como a la bestia».
Dios esta enojado. Decide destruir a todos los humanos pero también (sin tener culpa alguna) a bestias, reptiles, aves y a «toda carne donde haya aliento de vida». Planea ahogarlos a todos. 6:7, 17

«Destruiré cada sustancia viva que he hecho».
Dios repite su intención de matar «cada sustancia viviente … de la faz de la tierra«. ¿Pero por qué Dios mata a todos los animales inocentes? ¿Qué habían hecho para merecer su ira? Parece que Dios nunca se harta de atormentar a los animales. 7:4 (Nota: por lo visto para los hebreos, los autores que se inventaron esta historia, las plantas no eran «sustancia viva»; afirma matar a todos indiscriminadamente pero más adelante vemos que elige a unos pocos a quien salvar; tampoco parece coherente que cuando acaba todo su genocidio mundial, aún habían personas habitando regiones).

«Toda carne murió que se movió sobre la tierra».
Dios ahoga todo lo que respira aire. Desde bebés recién nacidos hasta osos koalas, todas criaturas grandes y pequeñas, el Señor Dios los ahogó a todos. 7:21-23

«En tu mano están ellos (los animales) entregados«. Dios dio los animales a los humanos y pueden hacer lo que quieran con ellos. Este versículo ha sido utilizado por los creyentes de la Biblia para justificar todo tipo de crueldad hacia los animales y la destrucción del medio ambiente. 9:2

El «justo y justo» Noé (6:9, 7:1) planta una viña, se emborracha y yace desnudo en su tienda. Su hijo, Ham, ve a su padre en esta condición. Cuando Noé se tranquiliza y escucha «lo que su hijo pequeño le había hecho» (¿qué hizo además de mirarlo?) no solo maldice a Ham, quien «vio la desnudez de su padre», sino al hijo de Ham, Canaan con la esclavitud: «Un siervo de siervos será él [Canaán] para sus hermanos«. Este es un caso típico de justicia bíblica y es uno de los muchos pasajes bíblicos que se han utilizado para justificar la esclavitud. 9:20-25 (Nota: pueden ver un artículo dedicado a cómo ha justificado el cristianismo la esclavitud en este enlace).

«Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré al que te maldiga«.
Dios te bendecirá si bendices a Abraham y te maldecirá si maldices a Abraham. A la mierda Abraham. 12:3

Dios envía una plaga sobre el Faraón y su familia porque el Faraón creyó la mentira de Abram12:17

El Dios («justo» y que «no hace acepción de personas») les da a Abraham y a sus descendientes toda la tierra de Canaán para siempre. Esta promesa todavía se usa para justificar las interminables batallas sobre la tierra en el Medio Oriente. 13:14-15, 17:8

Agar concibe, poniendo a Sarai celosa. Abram le dice a Sarai que le haga a Agar lo que quiera. «Y cuando Sarai apenas trató con ella, ella huyó«. 16:6

El ángel le dice a Hagar que regrese y se someta a su dueño abusivo: Sarai. 16:8-9

Dios le dice a Abram que todos los hombres deben ser circuncidados, incluso aquellos a quienes Abram había comprado con dinero. Nota: no hay la más mínima evidencia en este pasaje o en cualquier otro en la Biblia en el que el Dios bíblico desapruebe la esclavitud. 17:12-13,  23-27

Un niño incircunciso debe ser abandonado por sus padres y la comunidad. 17:14

Abraham le ruega a Dios que no mate a todos en Sodoma y Gomorra. [Lo cual es extraño, ya que más tarde (Génesis 22:2-10) Abraham ni siquiera cuestiona la solicitud de Dios de que mate a su propio hijo.] Le hace a Dios dos buenas preguntas: «¿Destruirás al justo con el impío?» y «¿No hará bien el juez de toda la tierra?» 18:23-25

«No lo destruiré por el bien de diez«.
Supongo que Dios no pudo encontrar ni diez buenos sodomitas porque decidió matarlos a todos en  Génesis 19 . Lástima que Abraham no le preguntó a Dios acerca de los niños. ¿Por qué no salvarlos? Si Abraham pudiera encontrar 10 buenos niños, niños pequeños o incluso bebés ¿Dios perdonaría la ciudad? Aparentemente no. A Dios no le importan los niños. 18:32

Lot se niega a entregar sus ángeles a la mafia pervertida de su ciudad, ofreciendo a sus dos «hijas vírgenes» a cambio. Él le dice al grupo de violadores de ángeles que «les hagan [a sus hijas] lo que bien les parezca». Este es el mismo hombre que se llama «justo» y «justo» en  2 Pedro 2: 7-8. 19:8

Lot mintió acerca de que sus hijas eran «vírgenes» en 19:8 . Pero era una mentira «justa y justa», destinada a hacerlas más atractivas para la multitud extrañamente enloquecida por el sexo. 19:14

Dios mata a todos (hombres, mujeres, niños, bebés, recién nacidos) en Sodoma y Gomorra haciendo llover «fuego y azufre del Señor del cielo». Bueno, casi todos: se ahorra al Lot «justo y justo» y su familia. 19:24 (Nota: a Gomorra el dios «justo» y «misericordioso» la incluye en el pack por la misma razón que incluyó a los animales durante el diluvio: porque le vino e gana).

La esposa sin nombre de Lot mira hacia atrás y Dios la convierte en un pilar de sal. 19:26 (Pueden ver un artículo sobre todos el relato de Lot en este enlace).

Dios se enoja con el rey Abimelec, aunque el rey ni siquiera ha tocado a Sarah. Él le dice al rey: «He aquí que no eres más que un hombre muerto» y amenaza con matarlo a él y a todo su pueblo. Para compensar el crimen que nunca cometió, Abimelec le da a Abraham ovejas, bueyes, esclavos, plata y tierra. Finalmente, después de que Abraham «oró a Dios«, Dios levantó su castigo a Abimelec, «porque el Señor había cerrado rápidamente todos los úteros de la casa de Abimelec, a causa de Sara«. 20:3-18

Dios «cerró todos los vientres» (metáfora donde las haya… – para los autores bíblicos las únicas que pueden quedarse estériles son las mujeres) porque Abimelec creyó la mentira de Abraham. 20:18

Sarah, después de dar a luz a Isaac, se enoja nuevamente con Agar (ver  16:5-6 ) y le dice a Abraham que «expulse a esta esclava y a su hijo«. Dios le ordena a Abraham que «escuche su voz». Entonces Abraham abandona a Agar e Ismael, echándolos al desierto para morir. 21:10-14

Después de que se agotó el agua, Agar dejó a Ismael solo para que muriera. Pero Dios escuchó al niño llorar, así que hizo que uno de sus hijos de dios (ángeles, para el cristianismo) llorara a Agar desde el cielo, diciéndole que no se preocupara. Dios escuchó el grito del niño y abrió los ojos de Agar para que ella pudiera ver un pozo lleno de agua. Dios dijo que haría de Ismael una gran nación y el niño se convirtió en arquero. 21:14-20

Dios le ordena a Abraham que mate a Isaac como una ofrenda quemada. Abraham muestra su amor por Dios por su disposición a asesinar a su hijo. Pero finalmente, justo antes de que se corte la garganta de Isaac, Dios proporciona una cabra para sustituir a quién matar. 22:2-13 (si no mata un ser vivo Dios no se queda tranquilo).

Abraham muestra su voluntad de matar a su hijo por Dios. Solo un Dios malvado le pediría a un padre que hiciera eso; solo un mal padre estaría dispuesto a hacerlo. 22:10

«Porque has hecho esto y no has retenido a tu hijo, tu único hijo».
¿Por qué Dios amaba tanto a Abraham? Porque estaba dispuesto a asesinar a su hijo por él. (Nadie tiene mayor mal que este, que esté dispuesto a matar a su propio hijo por Dios) 22:16

Dios bendijo a Abraham dándole muchos esclavos. 24:35

«Abraham dio todo lo que tenía a Isaac«.
Abraham le dio todo lo que tenía a Isaac, ignorando a sus otros hijos (Ismael, Zimran, Jokshan, Medan, Midian, Ishbak y Shuah), así como a todas sus hijas sin nombre y sin mencionar, junto con Dios sabe cuántos otros hijos tuvo con sus otras concubinas. 25:2

Isaac amaba a Esaú porque Esaú era un cazador e Isaac amaba la carne de venado. Rebeca amaba a Jacob, pero Dios odiaba a Esaú (véase Romanos 9:13 ). No se da ninguna razón por la cual un hijo es amado mientras el otro es odiado. Pero dado que Dios decidió actuar de esta manera, debe haber sido un ejemplo a seguir para los padres. ¿Ha decidido usted ya a cuál de tus hijos odiar? 25:28

Dios bendijo a Isaac (como su padre Abraham antes que él) con muchos esclavos. 26:12-14

Jacob, con el entrenamiento de su madre, obtiene la bendición de Isaac al mentir. Dios parece haber sido engañado también. 27:19

Jacob se ofrece a trabajar durante siete años para pagar a Raquel. Como resultado, él es engañado para tener relaciones sexuales con su hermana, Leah, por lo que tiene que trabajar durante otros siete años para poder pagar por los dos. 29:18-30

Como parte del trato con Jacob, Zilpah y Bilhah (esclavos de Labán) son entregados a Leah y Raquel. 29:24,29

Dinah, la hija de Jacob, es «contaminada» por un hombre que parece amarla mucho. Sus hermanos engañan a todos los hombres de la ciudad y los matan (después de haberlos circuncidado primero) y luego llevan cautivas a sus esposas e hijos. 34:1-31

«El terror de Dios estaba sobre las ciudades que los rodeaban«. 35:5

«Y Er, el primogénito de Judá, fue malvado ante los ojos del Señor; y el Señor lo mató«. ¿Qué hizo Er para provocar la ira de Dios? La Biblia no lo dice. Tal vez recogió algunos palos un sábado. 38:7

Después de que Dios mató a Er, Judá le dice a Onán que «entre a la esposa de su hermano«. Pero «Onan sabía que la semilla no debía ser suya; y … cuando fue a ver a la esposa de su hermano … la derramó en el suelo … Y lo que hizo disgustó al Señor; por lo cual lo mató también a él«. Esta encantadora historia bíblica rara vez se lee en la Escuela Dominical, pero es la base de muchas doctrinas cristianas, incluida la condena de la masturbación y el control de la natalidad. 38:8-10

Después de que Judá le paga a Tamar por sus servicios, le dicen que ella «jugó a la ramera» y «está embarazada de la prostitución«. Cuando Judá escucha esto, dice: «Sacadla, y sea quemada«. 38:24

Dios trajo una hambruna «muy grave» de siete años en toda la tierra sin razón aparente (excepto tal vez para enriquecer a José). 41:54

Éxodo

Moisés asesina a un egipcio después de asegurarse de que nadie lo estuviera mirando. 2:11-12

«Voy a … herir a Egipto con todas mis maravillas«. 3:20

¿Por qué algunas personas nacen con discapacidades? Porque Dios deliberadamente los hace de esa manera. 4:11

Dios comienza el proceso de «endurecer el corazón del faraón», lo que hace imposible que cualquiera de las plagas que Dios envía tenga algún efecto beneficioso.
(ver también  7:3,  13,  9:12,  10:1,  20,  27,  11:10, 14:4,  8)  4:21

Dios amenaza con matar al hijo primogénito de Faraón. 4:23

Dios decide matar a Moisés porque su hijo aún no había sido circuncidado. 4:24-26

Moisés y Aarón le piden al faraón que permita que todos los israelitas vayan al desierto a rezar durante tres días o de lo contrario Dios los matará a todos «con pestilencia o con la espada». 5:3

Dios se asegurará de que Faraón no escuche a Moisés para que pueda matar egipcios con sus ejércitos. 7:4

«Y los egipcios sabrán que yo soy Jehová«. ¿Quién más si no él podría ser tan cruel e injusto? 7:5,  17

Dios envió moscas a todos en Egipto excepto en Goshen: donde vivían los israelitas. 8:22

Dios les dice a Moisés y a Aarón que hieran el río y lo conviertan en sangre. Esta es la primera de las famosas 10 plagas de Egipto. 7:17-24

La quinta plaga: todo el ganado en Egipto muere.
Pero un poco más tarde (9:19-20,  12:29), Dios los mata nuevamente un par de veces más. 9:6

La sexta plaga: forúnculos y llagas sobre el hombre y la bestia. 9:9-12

«Porque en este momento enviaré todas mis plagas sobre tu corazón, sobre tus siervos y sobre tu pueblo; para que sepas que no hay nadie como yo en toda la tierra«. ¿Quién más sino el dios bíblico podría ser tan cruel? 9:14

Dios le dio poder al faraón para poder mostrar su propio poder al matarlo. 9:15-16

«Solo en la tierra de Goshen, donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo«. 9:26

La séptima plaga es el granizo. «Y el granizo hirió en toda la tierra de Egipto todo lo que había en el campo, tanto hombre como bestia«. 9:22-25

Dios quiere ser recordado para siempre por el asesinato en masa de niños pequeños. 10:2

«Que cada hombre tome prestado de su vecino, y cada mujer de su vecino, joyas de plata y joyas de oro«.
Dios les dice a los israelitas que roben plata y oro de los egipcios. 11:2

Estos versículos muestran claramente que el asesinato en masa de niños inocentes por parte de Dios fue premeditado (ver  12:29-30).  11:4-6

Dios matará a los niños egipcios para demostrar que él pone «una diferencia entre los egipcios e Israel«. 11:7

Dios le explica a Moisés que tiene la intención de «herir a todos los primogénitos en la tierra de Egipto, tanto hombres como bestias.»  12:12

Después de que Dios ha endurecido suficientemente el corazón del faraón, mata a todos los primogénitos egipcios. Cuando terminó «no había una casa donde no hubiera un muerto«. Finalmente, se queda sin bebés para matar por lo que también mata al ganado primogénito. 12:29-30

Después de que Dios mató a todos los egipcios primogénitos, el faraón le dijo a Moisés que «fuera a servir al SEÑOR … vete y bendíceme también«. 12: 31-32

Dios anima a los israelitas a robar a los egipcios. 12:35-36

Ningún extraño, extranjero o persona no circuncidada puede comer durante la Pascua. 12:43, 45, 48

«Pero el sirviente de cada hombre que se compra por dinero ...» Una vez más, Dios muestra su aprobación de la esclavitud. 12:44

Para conmemorar la masacre divina de los niños egipcios, Moisés instruye a los israelitas a «sacrificar al Señor todo lo que abre la matriz», es decir, a todos los varones. Dios no tiene uso para cuerpos femeninos muertos y quemados. 13:2, 12, 15

«Haré endurecer el corazón del faraón«. 14:4

Después de endurecer el corazón de Faraón unas cuantas veces más, Dios ahoga al ejército de Faraón en el mar. 14:4-28

El Señor peleará por ti. 14:14

«Y yo, he aquí yo endureceré el corazón de los Egipcios, para que los sigan: y yo me glorificaré en Faraón, y en todo su ejército, y en sus carros, y en su caballería«. 14:17

«Y los egipcios sabrán que yo soy Jehová, cuando me haya glorificado con Faraón, con sus carros y con sus jinetes«. 14:18 (nota: para este dios «glorificarse» es matar)

«Y Yahvé dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios«. 14:26

«E Israel vio esa gran obra que el Señor hizo sobre los egipcios«. 14:31

Si haces lo que Dios dice no te enviará sus enfermedades (como hizo con los egipcios). Pero por lo demás…  15:26

Cuando la gente se queja a Moisés, él les dice que no se están quejando de él sino de Dios, haciéndolos apóstatas y herejes, y por lo tanto merecedores de un castigo severo. Los líderes religiosos han usado esta táctica desde entonces. 16:8

Josué, con la aprobación de Dios, mata a los amalecitas «con el filo de la espada«. 17:13

«Apagaré por completo el recuerdo de Amalek de debajo del cielo«. 17:14 (Aparte de la desproporcionalidad con la que siempre actúa ¿Cómo piensa borrar el recuerdo si lo menciona? El Dios omnisciente y su lógica…)

«El Señor ha jurado [¡Dios jura!] que el Señor tendrá guerra contra Amalek de generación en generación«. Entonces Dios todavía está luchando contra Amalek. Espero que Moisés pueda seguir levantando la mano. 17:14-16

Dios favorece a los israelitas «por encima de todas las personas«. 19:5

Cualquier persona o animal que toque el monte Sinaí será apedreado hasta la muerte o «disparado». ¿Moisés impuso penas tan severas porque temía que alguien pudiera verlo fingir su reunión con Dios? 19:12-13

Al igual que el gran y poderoso Mago de Oz, nadie puede ver a Dios y vivir. 19:21

«Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso, que visitó la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación«. Cualquier dios que haga tal declaración es peor que celoso, aunque eso sería lo suficientemente malo. Él es cruel e injusto también. 20:5 (Nota: para el dios bíblico es justo castigar a los descendientes por cosas que no han hecho ellos sino sus padres, abuelos,…).

«No codiciarás al … criado de tu prójimo, ni a su criada, ni a su buey, ni a su asno, ni a nada que sea de tu vecino«. En la Biblia, los esclavos (criados o sirvientes en otras versiones) son propiedad legítima de los dueños de esclavos; son sus posesiones, como un buey o un asno. 20:17 (Nota: para el dios «justo» la esclavitud no es algo negativo – no hay ni un solo versículo donde se diga lo contrario – sino algo que debe regularse y que permite).

Dios da instrucciones para matar y quemar animales. Él dice que si hacemos tales «holocaustos» nos bendecirá por ello. ¿A qué tipo de mente perturbada le agradaría matar y quemar animales inocentes? 20:24

Dios establece las reglas con respecto a los esclavos hebreos. Puede comprar uno, pero debe liberarlo el séptimo año. Pero si le ha «dado» una esposa y ella tiene hijos, entonces puede quedarse con la esposa y los hijos. Si se niega a dejar a su familia cuando hayan pasado los siete años, entonces le perforará una oreja (como si fuera una marca de ganado) y la mantendrá para siempre. (¡Eso suena justo!) 21:2-6

«Su amo le perforará la oreja con un aul; y le servirá para siempre«. 21:6

Cómo vender a su hija y qué hacer si no logra complacer a su nuevo amo. 21:7-8

Un niño que golpea o maldice a sus padres debe ser ejecutado. 21:15,17

La esclavitud es aprobada por Dios y los que roban esclavos deben ser asesinados. 21:16

Está bien para Dios si golpea lentamente a sus esclavos hasta la muerte. Después de todo, son su dinero. 21:20-21

Ojo por ojo y diente por diente. 21:24-25

Está bien herir a tus esclavos; incluso si mueren, no será castigado, siempre y cuando sobrevivan uno o dos días después de la paliza (véanse los versículos 21: 20-21). Pero evite el daño excesivo a sus ojos o dientes. De lo contrario, puede que tenga que liberarlos. 21:26-27

Si un buey embiste a alguien y este muere «el buey será apedreado»21:28

Si un buey embiste a alguien debido a la negligencia de su dueño «el buey será apedreado y su dueño será ejecutado«. 21:29

Si un buey embiste a un esclavo, el dueño del buey debe pagarle al dueño del esclavo 30 siclos de plata y «el buey será apedreado«. 21:32

Si un ladrón es atrapado y es demasiado pobre como para hacer una restitución completa, entonces debe ser vendido (como esclavo) para pagar su robo. 22:3

Si «atraes» a una «doncella soltera» para que «se acueste» contigo, debes casarte con ella, a menos que el padre se niegue a dártela, en cuyo caso debes pagarle «el precio/dote de las vírgenes«. 22:16

«A la hechicera/bruja no dejarás que viva«. Miles de mujeres inocentes han sufrido muertes insoportables debido a este versículo. Aún hoy día, la creencia en esto provoca que se maten a personas en turbas o a través de legislaciones como las Sauditas . 22:18

«Cualquiera que se acueste con una bestia seguramente será ejecutado«. ¿Es realmente necesario matar a esas personas? ¿No podríamos simplemente enviarlos a un especialista en psicología o algo así? 22:19

«El que se sacrifique a cualquier dios, salvo al Señor solamente, será completamente destruido«. Si se obedece este mandamiento, entonces los cuatro mil millones de personas que no creen en el dios bíblico deben ser asesinados. 22:20

Si haces enojar a Dios lo suficiente te matará a ti y a tu familia con su propia espada. 22:24

«El primogénito de tus hijos me darás«. (¿Como un sacrificio?)  22:29

Dios promete «enviar su temor ante los israelitas» y matar a todos los que encuentren cuando entren en la tierra prometida. 23:27

Dios tiene avispones que muerden y matan personas. 23:28

«Los ricos no darán más y los pobres no darán menos de medio siclo«.
La derecha cristiana usa este versículo  para justificar un impuesto fijo absoluto, donde todos, ricos o pobres, pagan la misma cantidad en dólares en impuestos en vez de proporcionalmente o progresivamente. 30:15

Lavar o morir. Este es un buen verso para recordar a los niños que se laven las manos antes de la cena. 30:20

Quien ponga aceite sagrado en un extraño será «cortado de su pueblo». 30:33

Y quien use el perfume favorito de Dios será exiliado. 30:37-38

Los que quiebren el sábado (no descansen ese día) deben ser ejecutados. 31:14

Aaron hace un becerro de oro y le dice a la gente que se quite la ropa y baile desnuda. Entonces Dios los castiga sin piedad por seguir a su líder religioso divinamente designado. 32:1-35

«Y el Señor se arrepintió del mal que pensó hacer a su pueblo«. Pero, ¿cómo podría un Dios bueno incluso considerar hacer el mal a alguien? 32:14

Moisés quemó el becerro de oro, lo molió en polvo y luego obligó a que se lo tragara toda la gente. 32:20

Dios ordena a los hijos de Leví (Moisés, Aarón y los otros miembros de su tribu que estaban «del lado del Señor») que maten «cada uno su prójimo«. «Y de la gente cayó ese día unos 3000 hombres«. 32:27-28

«Al que haya pecado contra mí lo borraré de mi libro«. 32:33

Pero Dios no estaba satisfecho con la masacre de 3000, así que mató a algunas personas más con una plaga. 32:35

Dios dice que visita «la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación«. 34: 7  Nota: al dios bíblico le encanta castigar a la gente por cosas que no hacen ellos si no sus ancestros.

Dios expulsa a las tribus paganas y ordena a los israelitas que destruyan sus altares y lugares de culto. 34:11-14

Si no puede canjearlo, simplemente «rompa el cuello». Oye, todo es para la gloria de Dios. 34:20

Quien trabaje o incluso encienda un fuego en el día de reposo «será ejecutado». 35:2-3

Levítico

«El Señor habló a Moisés, diciendo: Si un alma … peca por ignorancia … entonces traerá por su pecado al SEÑOR un carnero sin mancha«.
Si pecas sin saber que has hecho algo malo, mata un carnero inmaculado para Dios. 5:14-15

«Si un alma peca … aunque no la pronuncie, es culpable y llevará su iniquidad«.
Si pecas contra tu propia voluntad, aún eres culpable. 5:17

«Si se come algo de la carne del sacrificio de sus ofrendas de paz al tercer día … será una abominación, y el alma que coma de ella llevará su iniquidad«.
No comas ninguno de tus animales sacrificados muertos al tercer día después de matarlos. ¡Eso es una abominación a Dios y él nunca te lo perdonará! 7:18

«Pero el alma que come de la carne del sacrificio de las ofrendas de paz … teniendo su impureza sobre él, incluso esa alma será cortada de su pueblo«.
No comas ningún animal sacrificado mientras tengas tu impureza sobre ti. Si lo haces, serás exiliado. 7:20

«Además, el alma que tocará cualquier cosa inmunda, como la impureza del hombre, o cualquier bestia inmunda, o cualquier cosa inmunda abominable, y comerá de la carne del sacrificio de las ofrendas de paz, que pertenecen al Señor, incluso esa alma deberá ser aislado de su pueblo «.
Si tocas algo inmundo (como «la impureza del hombre, o cualquier bestia inmunda, o cualquier otra cosa inmunda abominable») mientras comes animales sacrificados, serás exiliado. 7:21

«No comeréis ningún tipo de grasa … porque cualquiera que coma la grasa de la bestia, de la cual los hombres ofrecen una ofrenda hecha por el fuego al Señor … será cortado de su pueblo«.
Tenga cuidado con lo que come durante estos sacrificios de animales. No comas grasa o serás exiliado. 7:23-25

«Además, no comeréis sangre … Cualquier alma que sea que coma sangre, aun esa alma será cortada de su pueblo». 7:26

Dos de los hijos de Aarón «ofrecieron fuego extraño delante del Señor» y «allí salió fuego del Señor, y los devoró, y murieron delante del Señor«. 10:1-2

Moisés le dice a Aarón que sus hijos fueron quemados hasta la muerte para santificar y glorificar a Dios. 10:3

Moisés le dice a los primos de Aaron que saquen los cuerpos quemados del campamento, y le advierte que no llore la muerte de sus hijos o Dios también lo matará, junto con todos los demás. 10:4-6

Si los sacerdotes se portan mal en el tabernáculo al destapar sus cabezas, rasgar sus ropas, irse con aceite sagrado o beber «vino o bebida fuerte», entonces Dios los matará y enviará su ira a «todo el pueblo». 10:6-9

Dios matará a cualquier sacerdote que abandone el tabernáculo. 10:7

Si los sacerdotes se portan mal en el tabernáculo al beber «vino o bebida fuerte», entonces Dios los matará y enviará su ira sobre «todo el pueblo». «Será un estatuto para siempre». 10:9

«Traerá un cordero … para una ofrenda quemada, y … una paloma o paloma joven para una ofrenda por el pecado«.
Después de que una mujer da a luz, un sacerdote debe matar un cordero, una paloma o una tórtola como ofrenda por el pecado. Esto se debe a que tener hijos es pecaminoso y a Dios le gusta que le maten cosas. 12:6

«Cuando vengas a la tierra de Canaán … puse la plaga de la lepra en … la tierra de tu posesión«.
Dios «puso la plaga de la lepra» sobre los cananeos. 14:34

Dios le advierte a Aarón que podría tener que quemarlo a muerte como lo hizo con sus hijos. (10:1-2) 16:1-2

Dios explica el uso de chivos expiatorios. Es así: consigue dos cabras. Mate a una. Limpie, frote y espolvoree la sangre alrededor de ella siete veces. Luego tome la otra cabra, dele los pecados de toda la gente y envíela al desierto. 16:8-28

«Aarón pondrá ambas manos sobre la cabeza de la cabra viva, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, y todas sus transgresiones en todos sus pecados, poniéndolos sobre la cabeza de la cabra, y lo enviará de la mano de un hombre apto al desierto. Y la cabra llevará sobre él todas sus iniquidades«. 16:21-22

«Cualquiera que cometa alguna de estas abominaciones … quedará aislado de su pueblo«. 18:29 Nota: las verán listadas a continuación…

No comas sacrificios al tercer día o Dios te cortará de entre tu gente. 19:6-8

Si un hombre tiene relaciones sexuales con una esclava comprometida, azote a la mujer, pero no castigue al hombre (¿Incluso si la violó?) 19:20-22

«Cualquiera que … dé … su simiente a Molech … el pueblo … lo apedreará con piedras«. 20:2

Si te niegas a matar a alguien que le da su semilla a Moloch, Dios pone su rostro contra ti y tu familia. 20:4-5
Nota:
  en el monoteísmo abrahámico no se condena el acto en sí que se ofrece a otra deidad, sino que se ofrezca a esa otra deidad. En el monoteísmo todo tributo debe rendirse sólo a Yahvé.

Manténgase alejado de las personas con espíritus familiares y tampoco «se burle» de ellos. 20:6

«Porque todo el que maldiga a su padre o su madre seguramente será ejecutado«. ¿No podríamos intentar azotar primero? Nota: al menos en PR 13:2422:1523:13 se recalca que si es con una vara no pasa nada. 20:9

Ambas partes en adulterio serán ejecutadas. 20:10

Si un hombre tiene relaciones sexuales con la esposa de su padre, mátalos a ambos. 20:11

Si un hombre «miente» con su nuera, entonces ambos deben ser asesinados. 20:12

Si un hombre tiene relaciones sexuales con otro hombre, mátalos a ambos. 20:13

Si «miente» con su esposa y su suegra (¡ahora eso suena divertido!), Los tres deben morir quemados. 20:14

Si un hombre o una mujer «se acuestan con una bestia«, tanto la persona como el pobre animal deben ser asesinados. 20:15-16

Las personas con «espíritus familiares» (brujas, adivinos, etc.) deben ser apedreados hasta la muerte. 20:27

La hija de un sacerdote que «hace de puta» será quemada hasta la muerte. 21: 9

Las personas discapacitadas no pueden acercarse al altar de Dios. Lo «profanarían». 21:16-23

Cualquier persona con una «nariz chata o algo superfluo» debe mantenerse alejada del altar de Dios. 21:18

Un hombre que es inmundo, o es un leproso, o tiene un «problema de funcionamiento», o «de quién sale la semilla», o que toca cualquier cosa muerta o «rastrera» … «no comerá de las cosas santas, hasta que esté limpio «. 22: 3-5

Ningún extraño o esclavo puede «comer de lo santo». 22:10, 13

«Pero si el sacerdote compra alguna alma con su dinero …» Debe de estar bien comprar esclavos; incluso los sacerdotes lo hacen. 22:11

Si la hija de un sacerdote se casa con «un extraño», no puede comer cosas santas. 22:12

No hagas ningún trabajo el día de la expiación o Dios te destruirá. 23:29-30

Un hombre maldice y blasfema mientras disputa con otro hombre. Moisés le pregunta a Dios qué hacer al respecto. Dios dice que toda la comunidad debe matarlo a pedradas. «Y los hijos de Israel hicieron lo que el Señor y Moisés ordenaron«. 24: 10-23

Cualquiera que blasfeme o maldiga será apedreado hasta la muerte por toda la comunidad. 24:16

«El que hiera de muerte a cualquier hombre será ejecutado». 24:17

«Si un hombre causa una herida en su prójimo;  según hizo, así le sea hecho24:19

«Rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente: según la lesión que habrá hecho á otro, tal se hará á él«. 24:20

«El que mate a un hombre, será ejecutado«. 24:21

Instrucciones de Dios para comprar a tu hermano como esclavo. 25:39

Dios les dice a los israelitas que hagan esclavos de sus vecinos y sus familias. Los «paganos» y los «extraños» serán sus posesiones para siempre. 25:44-46

Dios les dice a los israelitas que «persigan» a sus enemigos y los hagan «caer ante ti por la espada«.  «Y cinco de vosotros perseguirán á ciento, y ciento de vosotros perseguirán á diez mil, y vuestros enemigos caerán á cuchillo delante de vosotros«. 26:7-8

Si no sigues todas las leyes del Antiguo Testamento, Dios te colmará de todas las maldiciones en los próximos 25 versículos. 26: 14-15 Nota: y no es que la Biblia esté carente de coacción y maldiciones a todo aquel que sus autores consideraron sus enemigos.

«Yo también haré con vosotros esto: enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma: y sembraréis en balde vuestra simiente, porque vuestros enemigos la comerán26:16

«Pondré mi rostro contra ti, y serás asesinado ante tus enemigos«. 26:17

«Y si todavía no me escuchas por todo esto, entonces te castigaré siete veces más por tus pecados«. 26:18

«Traeré siete veces más plagas sobre ti según tus pecados«. 26:21

«También enviaré bestias salvajes entre ustedes, que les robarán a sus hijos y destruirán su ganado«. 26:22

«Yo … te castigaré (a otro) siete veces más por tus pecados«. 26:24

«Traeré una espada sobre ti … Enviaré la peste entre ustedes; y seréis entregados en manos del enemigo«. 26:25

«Y si no me escuchas por todo esto … entonces … yo, incluso yo, te castigaré siete veces por tus pecados«. 26:27-28

«Y comeréis la carne de vuestros hijos, y la carne de vuestras hijas comeréis«. 26:29

«Yo … arrojaré tus cadáveres sobre los cadáveres de tus ídolos, y mi alma te aborrecerá«. 26:30

«Y haré desperdiciar tus ciudades«. 26:31

«Y llevaré la tierra a la desolación«. 26:32

«Y te esparciré entre los paganos, y sacaré una espada después de ti; y tu tierra quedará desolada, y tus ciudades serán destruidas«. 26:33

«Y á los que quedaren de vosotros infundiré en sus corazones tal cobardía, en la tierra de sus enemigos, que el sonido de una hoja movida los perseguirá, y huirán como de cuchillo, y caerán sin que nadie los persiga«. 26:36

«Y caerán unos sobre otros, como si estuvieran delante de una espada, cuando ninguno los persiga; y no tendrán poder para enfrentarte a sus enemigos«. 26:37

«Y perecerás entre los paganos, y la tierra de tus enemigos te comerá«. 26:38

«Y los que queden de ti se enfadarán en su iniquidad en las tierras de tus enemigos; y también en las iniquidades de sus padres se enfadarán con ellos«. 26:39

Dios define el valor de la vida humana en dinero. Por supuesto, para Dios, las mujeres valen mucho menos que los hombres (50-60%), aunque tampoco valen mucho. 27:3-7

Todas las cosas «devotas» (tanto el hombre como la bestia) «seguramente serán ejecutadas». 27:28-29

Números

Dios muestra su hospitalidad con la advertencia: «El extraño que se acerque será muerto«. 1:51,  3:10,  3:38

Dios mata a dos de los hijos de Aarón por «ofrecer fuego extraño delante del Señor«. 3:4

No toque ni «entre para ver cuándo están cubiertas las cosas santas». Dios mata a las personas que tocan o miran cosas santas cubiertas. 4:15, 20

Dios le dice a la gente que expulse del campamento «a cada leproso, cada uno que tiene un problema y quien sea contaminado por los muertos«. Entonces, según las instrucciones de Dios, los enfermos son abandonados y apartados para sufrir y morir solos. 5:1-4

La ley de los celos. Si un hombre sospecha que su esposa es infiel, se lo informa al sacerdote. Entonces el sacerdote la hace beber un poco de «agua amarga». Si es culpable, el agua hace que se pudra el muslo y se hinche el vientre. Si es inocente, no hace daño: la mujer es libre y «concebirá semilla». En cualquier caso, «el hombre será inocente de la iniquidad, y esta mujer llevará su iniquidad«. 5:11-31

«Y el espíritu de celos se apoderó de él … y ella se contaminó: o si el espíritu de celos se apoderó de él … y ella no se contaminó«.
Si un esposo está celoso, su esposa debe someterse a la ley de los celos, ya haya sido ella «contaminada» o no. 5:14

«Entonces el hombre traerá a su esposa al sacerdote … Y el sacerdote … la pondrá delante de Jehová … y el sacerdote tendrá en sus manos el agua amarga que causa la maldición«. 5:15-17

«Y el sacerdote … dirá a la mujer: Si ningún hombre se ha acostado contigo … sé libre de esta agua amarga que causa la maldición«. 5:19

«Entonces el sacerdote acusará a la mujer con un juramento de maldición, y el sacerdote dirá a la mujer: El Señor te hará una maldición y un juramento entre tu pueblo, cuando el Señor haga que tu muslo se pudra y tu vientre se hinche.» 5:20-21

Recuerde: «Mas si te has descarriado de tu marido, y te has amancillado, y alguno hubiere tenido coito contigo, fuera de tu marido…  Yahvé te dé en maldición y en conjuración en medio de tu pueblo, haciendo Jehová á tu muslo que caiga, y á tu vientre que se te hinche«… «Y estas aguas que dan maldición entren en tus entrañas, y hagan hinchar tu vientre, y caer tu muslo. Y la mujer dirá: Amén, amén» sumisamente, como siempre 5:22

«Y hará que la mujer beba el agua amarga que causa la maldición«. 5:24

«Y cuando él la haya hecho beber el agua … si ella se contaminó … el agua que causa la maldición … se volverá amarga, y su vientre se hinchará, y su muslo se pudrirá: y la mujer deberá ser una maldición entre su gente«. 5:27

«Mas si la mujer no fuere inmunda, sino que estuviere limpia, ella será libre, y será fecunda.» 5:28 (el único propósito de una mujer para el monoteísmo abrahámico es parir y ese es su premio por no ser «inmunda» = tenga la regla, haya parido a un «varón» y si pare a una «hembra» es doblemente inmunda, haya cometido adulterio o no haya obedecido en algo su legislación)

«Entonces el hombre será inocente de la iniquidad, y la mujer llevará su iniquidad«. 5:31 (La Biblia tiene una ley exclusiva para los hombres celosos donde este, sin tener que demostrar ni justificarlos, queda libre de toda culpa y ella culpable: 29 Esta es la ley de los celos, cuando la mujer hiciere traición á su marido, y se amancillare; 30 O del marido, sobre el cual pasare espíritu de celo, y tuviere celos de su mujer: presentarála entonces delante de Jehová, y el sacerdote ejecutará en ella toda esta ley.)

Los israelitas son el pueblo favorito de Dios, y los levitas son sus favoritos entre los israelitas. 8:15-16

Todos los israelitas primogénitos, «tanto hombres como bestias«, pertenecen a Dios. Los recibió el día en que mató a todos los primogénitos y animales egipcios. 8:17

Si no guardas la Pascua, serás «cortado» de tu gente. 9:13

La gente comienza a quejarse de no tener carne. Entonces Dios dice que les dará carne, está bien. Él les dará «carne para comer«, no solo por unos días sino «por un mes entero, hasta que salga de [sus] fosas nasales, y sea repugnante para [ellos]«.  11: 4,19-20

«Y mientras la carne [de las codornices] todavía estaba entre sus dientes, antes de ser masticada, la ira del Señor se encendió contra el pueblo, y el Señor hirió al pueblo con una plaga muy grande«. La Biblia no es demasiado clara sobre qué hicieron estos pobres para molestar tanto a Dios; todo lo que dice es que habían «deseado»(supuestamente, por el contexto, comer). 11:33

Miriam y Aaron (el hermano y la hermana de Moisés) critican a Moisés por casarse con una mujer etíope y por lo tanto violar la ley de Dios. Pero Dios deja en claro que sus reglas no se aplican a sus favoritos e infecta a a Miriam con lepra. Tenga en cuenta que solo Miriam es castigada, aunque tanto ella como Aaron se quejaron.  12:1,9-10

Más plagas y pestilencias enviadas por Dios. Dios repite una de sus promesas favoritas: «tus cadáveres caerán en este desierto«. 14:12, 29, 32-37

Dios castiga a los niños por las fallas de sus tatarabuelos. 14:18 Nota: tienen un artículo dedicado a esto aquí)

Entonces Moisés habló a Dios de matar a todos. Él se asegurará de que nadie mayor de 20 años sobreviva al viaje a Israel. Sus «cadáveres caerán en el desierto«. 14:20-35

Dios mató a los diez espías con una plaga porque dieron un informe desalentador. 14:36-37

Para castigar aún más a los israelitas por quejarse y conspirar contra Moisés, Dios enviará a los amalecitas y cananeos a castigarlos. 14:43-45

«Si alguna alma peca por ignorancia …» pero ¿Cómo puede alguien pecar por ignorancia? ¿No tienes que saber que una acción es incorrecta para que sea pecaminosa? Oh, bueno, si por casualidad pecas por ignorancia puedes ser perdonado por Dios si matas a algunos animales. 15:27-30 (Nota: algunas versiones traducen «involuntariamente» y otras «inadvertidamente». Sigue dando igual: se castiga a quien no sabe que algo es un pecado, y la forma absurda para subsanar tal «ofensa» a ese personaje es matar seres vivos para apaciguarlo)

Los israelitas encuentran a un hombre recogiendo palos en el día de reposo (sábado). Dios les ordena que lo maten arrojándole piedras. 15:32-36

Coré, Datán y Abiram, ¿los primeros mártires del librepensamiento / democracia  dentro de los relatos? Se negaron a seguir a Moisés a ciegas diciendo que todos son santos y deberían ser libres de pensar por sí mismos. Dios los mató a ellos y a sus familias por atreverse a desafiar a Moisés. 16:1-35

«Apártense de esta gente, para que yo la consuma de una vez por todas.»
Dios advierte a Aarón y a Moisés que se vayan porque va a matar a algunas personas más.  16:20-21

«Por medio de esto sabrán que el SEÑOR me ha enviado … si el SEÑOR hace … que la tierra abra su boca, y se los trague, con todo lo que les corresponde, y bajen rápidamente al pozo… »
Moisés le dice a la gente que si la tierra se abre y se traga a los rebeldes y sus familias, entonces sabrán que Dios está de su lado. 16:28-30

«La tierra abrió su boca, y se los tragó, y sus casas, y todos los hombres que se unieron a Coré … Ellos … descendieron vivos al pozo, y la tierra se cerró sobre ellos«. 16: 31-33

«Y salió un fuego del SEÑOR, y consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían incienso«. 16:35

Después de quemar a los 250 tipos que ofrecían incienso Dios le dice a Moisés que guarde sus incensarios (porque son santos) para recordar a todos que no ofrezcan incienso sin una licencia. 16:36-40

Después de que Dios mató a Coré, a su familia y a 250 personas inocentes, la gente se quejó diciendo: «Ustedes han matado al pueblo del Señor«. Entonces Dios, que no es amable con las críticas, envía una plaga a la gente. Y «los que murieron en la plaga fueron 14.700«. 16:41-50

«Levántate de entre esta congregación para que pueda consumirlos en un momento«.
Dios amenaza (nuevamente) con matar a todos (excepto a sus amigos especiales, Moisés y Aarón). 16:44-45

«Porque salió ira del SEÑOR; comenzó la plaga … los que murieron en la plaga fueron catorce mil setecientos«. 16:46-49

Dios amenaza con matar a los que murmuran. A lo que la gente responde: «He aquí, morimos, perecemos, todos perecemos … ¿Seremos consumidos por la muerte?» 17:12-13

«No se acercarán a los vasos del santuario y al altar, para que ni ellos, ni vosotros también, mueran«.
Manténgase alejado de las cosas y lugares sagrados, como las iglesias. Dios podría tener que matarte si te acerca demasiado. 18:3

Dios nos muestra cómo hacer nuevos amigos al decir: «El extraño que se acerque será muerto«. 18:7

Dios describe una vez más el procedimiento para los sacrificios rituales de animales. Tales rituales deben ser extremadamente importantes para Dios, ya que él hace que su actuación sea un «estatuto» y un «pacto» para siempre. ¿Por qué, entonces, los creyentes de la Biblia ya no realizan estos sacrificios? ¿No se dan cuenta de cómo Dios debe perderse el «dulce sabor» de la carne quemada? ¿No le creen a Dios cuando dice «para siempre»? 18:17-19

«Los hijos de Israel tampoco deben acercarse al tabernáculo de la congregación, para que no carguen con el pecado y mueran«. 18:22

«Tampoco contaminaréis las cosas santas de los hijos de Israel, para que no seáis muertos«. 18:32

«Esta es la ordenanza de la ley que el SEÑOR ha mandado«.
Estos rituales absurdos, sacrificios crueles y castigos injustos son de vital importancia para Dios. Deben ser «un estatuto perpetuo» para todos en la tierra. 19:1-22

Moisés es castigado por golpear la roca con su bastón (como lo hizo antes en  Éxodo 17:6) para obtener agua, en lugar de simplemente hablarle a la roca (como Dios le pidió que hiciera esta vez). Por arruinar el truco de magia Moisés nunca llegará a la tierra prometida. 20:8-12

«Y el Señor escuchó la voz de Israel, y entregó a los cananeos; y los destruyeron por completo a ellos y a sus ciudades«. Este versículo demuestra el poder de la oración: si le pides a Dios él destruirá ciudades enteras por ti. 21:3

Dios envía «serpientes ardientes» para morder a su pueblo elegido, y muchos de ellos mueren. 21:6

Dios entrega a los amorreos en las manos de Moisés (estás en las manos de Dios con Moisés). Entonces Moisés hace lo usual, matando a todos «hasta que no quedó ninguno vivo«. 21:34-35

Dios le dice a Balaam: «Si los hombres vienen a llamarte, levántate y ve con ellos«. Vienen hombres, y Balaam los acompaña, tal como Dios lo había ordenado. «Y la ira de Dios se encendió porque él se fue«, ¡pero solo estaba siguiendo las instrucciones de Dios! 22:20-22

Después de que la gente «cometió prostitución con las hijas de Moab» Moisés los mató a todos. Entonces Dios le dice a Moisés que cuelgue sus cadáveres delante de él; Dios dice que esto lo satisfará. 25:1-5

Cuando uno de los hombres israelitas trae a casa a una mujer extranjera, «Finees (el nieto de Aarón) los ve y lanza una lanza» a través del hombre «… y de la mujer a través de su vientre«. Este acto agrada tanto a Dios que «la plaga se detuvo de los hijos de Israel«. Pero no antes de que 24.000 personas hubiesen muerto.  25:6-9

Por empalar a la pareja interracial Dios recompensa a Finees y a sus hijos con el sacerdocio eterno. 25:10-13

Dios le dice a Moisés cómo cuidar a sus vecinos diciendo: «Veja a los madianitas y mátalos«. 25: 16-17

La tierra se traga a Coré y a sus compañeros y un incendio consume 250 hombres. 26:10

«Y Nadab y Abiú murieron cuando ofrecieron fuego extraño ante el Señor«. Cuando vaya a acampar evite hacer fuegos inusuales. 26:61

Bajo la dirección de Dios, el ejército de Moisés derrota a los madianitas. Matan a todos los machos adultos pero toman cautivas a las mujeres y a los niños. Cuando Moisés se entera de que dejaron algo de vida, enojado dice: «¿Has salvado a todas las mujeres con vida?  Matad pues ahora todos los varones entre los niños: matad también toda mujer que haya conocido varón carnalmente. Y todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido ayuntamiento de varón, os reservaréis vivas.«. Entonces volvieron e hicieron lo que Moisés (y presumiblemente Dios) les indicó, matando a todos excepto a las vírgenes. De esta manera obtuvieron 32.000 vírgenes – ¡Guau! (Incluso Dios recibe parte del botín, incluidas las vírgenes)  31:1-54 (Nota: a reseñar que para este dios no existe distinción a la hora de matar en cuanto a personas y bestias: «Toma la cuenta de la presa que se ha hecho, así de las personas como de las bestias«)

«La presa que fue tomada, tanto del hombre como de la bestia» se ofreció como una «ofrenda elevada de Jehová«. 31: 26-29

Dios mató a todos los primogénitos egipcios. 33:4

Dios le dice a Moisés que extermine a los residentes de Canaán y destruya todos sus símbolos y posesiones religiosas. 33:50-52

Pero si los israelitas no los matan a todos, entonces Dios les hará pinchazos en los ojos y espinas en los costados. Y hará a los israelitas como planeaba hacer a los habitantes de Canaán. 33:55-56

Si una persona mata accidentalmente a alguien, entonces debe ir a una ciudad de refugio. Si puede llegar a la ciudad de refugio antes de que el «vengador de la sangre» (el pariente más cercano de la víctima) pueda atraparlo entonces estará a salvo, al menos hasta que el sumo sacerdote muera (no sé qué tiene que ver él con eso). Pero si la atrapan fuera de la ciudad de refugio, entonces el vengador de la sangre puede matarlo. 35:11-12

«El vengador dela sangre misma matará al asesino: cuando lo encuentre, lo matará«. El «vengador de la sangre» (el pariente más cercano de la víctima) debe asesinar al asesino tan pronto como lo vea. 35:19, 21

«Y si el homicida saliere fuera del término de su ciudad de refugio, á la cual se acogió,Y el pariente del muerto le hayare fuera del término de la ciudad de su acogida, y el pariente del muerto al homicida matare, no se le culpará por ello: Pues en su ciudad de refugio deberá aquél habitar hasta que muera el gran sacerdote: y después que muriere el gran sacerdote, el homicida volverá á la tierra de su posesión.» Si el homicida accidental abandona la ciudad de refugio y es atrapado por el vengador de sangre, entonces el vengador puede matar legalmente al homicida accidental. Pero esto solo es válido mientras el «Gran Sacerdote» viva. Cuando este muera el homicida podrá volver tranquilamente. 35:26-28

«Quien mate a cualquier persona, el asesino será ejecutado«. 35:30 (Defendiendo la pena de muerte. El problema es que no había un proceso judicial justo basado en el análisis forense para determinar objetivamente si una persona era realmente el asesino. Recuerde también 35:11-12,26-28).

«La tierra no se puede limpiar de la sangre que se derrama allí, sino de la sangre del que la derramó«. 35:33

Deuteronomio

«Dios … luchará por ti«. 1:30

«La mano del SEÑOR estaba contra ellos, para destruirlos de entre el ejército, hasta que fueran consumidos«.
Dios mató a todos los soldados israelitas lentamente. Le tomó 38 años matarlos a todos, pero finalmente hizo el trabajo. 2:14-16

«El Señor los destruyó antes que ellos«: el tratamiento general de las personas que supuestamente fueron desplazadas por los israelitas. 2:21-22

«He entregado a tu mano a Sehón el amorreo, rey de Hesbón, y su tierra: comienza a poseerla y lucha con él en la batalla«. 2:24

Todas las naciones serán aterrorizadas por los seguidores de Yahweh. 2:25

Dios endureció el corazón del rey de Hesbón y así pudo matarlo a él y a toda su gente. 2:30

Por instrucciones de Dios, los israelitas «destruyeron por completo a los hombres, mujeres y los pequeños» sin dejar «ninguno para quedarse«. 2:33-36

Los israelitas, con la ayuda de Dios, matan a todos los hombres, mujeres y niños de cada ciudad. 3:3-6

«Y los destruimos por completo, como lo hicimos con Sehón, rey de Hesbón, destruyendo por completo a los hombres, mujeres y niños de cada ciudad«. 3:6

Moisés le promete a Josué que Dios también masacrará reyes y reinos para él. 3:21

Cuando vayas a la guerra, no tengas miedo. Dios está a tu lado; «él luchará por ti«. 3:22

«¿Qué Dios hay en el cielo o en la tierra que pueda hacer según tus obras?» ¿Qué otro Dios puede matar a tanta gente? 3:24

Dios destruyó a los seguidores de Baalpeor. 4:3

Dios es «un fuego consumidor, incluso un Dios celoso«. 4:24

Si alguien hace una imagen de algo (como un pájaro o una flor), Dios destruirá a toda la nación. 4:25-26

Dios sacó a los israelitas de Egipto «por la guerra … y por los grandes terrores«. 4:34

Dios, por su propia admisión, es un Dios celoso que castiga injustamente a tataranietos por los fallos de sus ancestros muertos hace mucho tiempo. 5:9

«Ni desearás al criado … de tu vecino, a su criada, a su buey, a su asno, ni a nada que sea de tu vecino«. En la Biblia, los esclavos (sirvientes en la KJV o «criados» en otras versiones) son propiedad legítima de los dueños de esclavos: son sus posesiones, como un buey o un asno. 5:21

Si adoras al dios equivocado, Dios se pondrá celoso y te matará. 6:15

Dios instruye a los israelitas a matar sin piedad a todos los habitantes (extraños) de la tierra que conquistan. 7:2

Si muestra misericordia a tales extraños «entregue a sus hijas a cualquiera de ellos, o» tome «a cualquiera de sus hijas, entonces enojará tanto a Dios que él» «lo destruirá de repente«.  7:4

Dios prefiere a los israelitas a todos los demás. No es que tenga prejuicios, simplemente les gustan más. 7:6

Dios matará a los que lo odian. 7:10

La gente favorita de Dios nunca será infértil (¡tampoco sus vacas!) Y nunca se enfermará. (Dios enviará infertilidad y enfermedades a otros)  7:14-15

Dios ordena a su pueblo que «consuma todo el pueblo que el Señor tu Dios te librará; tu ojo no tendrá piedad de ellos«. 7:16

Dios enviará avispones para matar a tus enemigos, «porque el Señor tu Dios está entre ustedes, un Dios poderoso y terrible«. 7:20-23

«Jehová tu Dios te los entregará, y los destruirá con una poderosa destrucción, hasta que sean destruidos«. 7:23

Dios hace a las personas ricas (o pobres). 8:17-18 (justificación bíblica para el clasismo de algunos hoy día: los que creen o alegan estar favorecidos por dios).

«Si olvidas al Señor tu Dios, y andas tras otros dioses … seguramente perecerás«. 8:19-20

Dios es «un fuego consumidor» que destruye a las personas. 9:3

Después de que Dios mate a los de otras religiones, asegúrese de rechazar sus creencias y no aprender sobre ellas. De lo contrario, Dios también tendrá que matarte. 12:30

Los profetas y los soñadores deben ser ejecutados si dicen o sueñan cosas equivocadas. 13:1-5

Si tu hermano, hijo, hija, esposa o amigo intentan que adores a otro dios, «ciertamente lo matarás, tu mano será la primera sobre él para matarlo«.  13:6-10

Si escuchas de una ciudad donde se adora a otro dios, destruye a todos en la ciudad (incluso el ganado) y quémalo. (¡Cuidado con Salt Lake!)  13: 12-16

Instrucciones para comprar a tu hermano. 15:12-17

Mata a todos los que tienen creencias religiosas que son diferentes a las tuyas. 17: 2-7

Cualquiera que no escuche a un sacerdote o un juez debe ser ejecutado. 17: 12-13

Los falsos profetas deben ser ejecutados (lo adivinaste). ¿Cómo sabes quién es un falso profeta? Por si sus predicciones se hacen realidad o no. (¡Cuidado con los testigos de Jehová o con los mormones!)  18:20

Un homicida debe ser asesinado por «el vengador de la sangre», que es el pariente más cercano de la víctima. «Y tu ojo no se apiadará de ellos«. 19:11-13

Los falsos testigos deben ser ejecutados. 19:18-19

«Y tu ojo no tendrá piedad. Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie«. 19:21

Dios viaja con personas y lucha en sus guerras. 20:4

Dios les dice a los israelitas que esclavicen a las personas que conquistan en la guerra. 20:10-11

En las ciudades que Dios «entrega en tus manos» debes matar a todos los machos (incluidos los ancianos, los niños y los bebés) con «el filo de la espada … Pero las mujeres … te llevarás a ti mismo«.  20:13

«Pero de las ciudades … que el Señor tu Dios te da por heredad, no salvarás vivo nada que respire«. Mata a los ancianos hombres y mujeres, los enfermos y los moribundos, los ciegos y los cojos, las madres embarazadas, las madres lactantes, los bebés, los niños pequeños y los bebés. 20:16

Si encuentra un cadáver y no sabe la causa de la muerte reúna a todos los ancianos, corte la cabeza de una novilla, lávese las manos sobre el cuerpo y diga que nuestras manos no han derramado esta sangre. (¡Eso lo hará!)  21:1-8

Si tienes un «hijo terco y rebelde«, entonces tú y los otros hombres de tu vecindario «lo apedrearán con piedras para que muera«. 21: 18-21

Cuando alguien comete «un pecado digno de muerte» esa persona está «maldita por Dios» y debe colgarse de un árbol. 21:22-23

Si un hombre se casa, luego decide que odia a su esposa, puede afirmar que ella no era virgen cuando se casaron. Si su padre no puede producir las «señales de su virginidad» (sábanas ensangrentadas), entonces la mujer será lapidada hasta la muerte en la puerta de su padre. 22:13-21

«Si se encuentra a un hombre acostado con una mujer casada, entonces ambos morirán«. 22:22

Si una virgen desposada es violada en la ciudad y no grita lo suficiente, «los hombres de la ciudad la apedrearán hasta la muerte». 22:23-24

Si un hombre viola a una virgen no comprometida con nadie debe pagarle a su padre 50 siclos de plata y luego casarse con ella. 22: 28-29

No puedes ir a la iglesia si tus testículos están dañados o tu pene ha sido cortado. 23:1

Dios no permitirá que los bastardos asistan a la iglesia. Tampoco pueden los hijos o hijas de bastardos «incluso hasta la décima generación«. Entonces, si planeas asistir a la iglesia el próximo domingo prepárate para demostrar que tus genitales están intactos y no olvides tu certificado de nacimiento y registros genealógicos de al menos las últimas diez generaciones. No te rías. Estas cosas son importantes para Dios. 23:2

Ningún moabita podrá entrar en la congregación del Señor. 23:3, 6

Dios dice que no traigas ninguna puta, sodomita o perro a la casa del Señor. Porque «estas cosas son una abominación para el Señor«. Los sodomitas y los perros son nombres bíblicos para los homosexuales. 23:17-18 (El dios «justo» que lo «crea» todo crea homosexuales para tratarlos así – véase este artículo y este otro).

La usura está mal, excepto cuando se presta a extraños. Entonces está bien. 23:20

Si un hombre se casa con una mujer y luego encuentra «algo de impureza en ella«, entonces puede divorciarse de ella y echarla de su casa. Si otro hombre se casa con ella y luego muere el primer esposo no puede volver a casarse con ella. «Porque eso es una abominación ante el Señor«. 24:1-4

Los que capturan esclavos y los venden deben ser ejecutados. 24:7 (pero solo «entre los hijos de Israel»)

«Recuerda lo que el Señor tu Dios le hizo a Miriam«. (La golpeó con lepra por acusar con acierto a Moisés de violar las leyes de Dios con respecto al matrimonio [ Números 12:10 ]). 24:9

Las disputas legales son resueltas por un juez que determina la culpabilidad o inocencia. No se necesitan abogados ni jurado. Los declarados culpables serán golpeados con 40 azotes. 25: 1-3

Si un hombre muere sin tener un hijo, su hermano «irá a» la esposa de su hermano muerto, le guste o no y tanto si quiere como si no. Si se niega, la esposa del muerto debe soltarse el zapato y escupirle en la cara. 25:5-10

Si dos hombres pelean y la esposa de uno agarra los «secretos» (testículos) del otro «entonces le cortarás la mano» y «tu ojo no tendrá piedad de ella«. 25:11-12

Dios ordena a los israelitas que «borren el recuerdo de Amalec de debajo del cielo«. Unos cientos de años más tarde, Dios ordena a Saúl que mate a los amalecitas «tanto hombres como mujeres, bebés y lactantes«. (1 Samuel 15:2-3)  25:19

Si no obedece todas las leyes que se dan en el Antiguo Testamento Dios lo colme de las maldiciones que se dan en los 52 versos siguientes. 28:16-68

«Maldito estarás en la ciudad, y maldito estarás en el campo«. Supongo que estarás maldito donde sea que vayas. 28:16

«Maldito será el fruto de tu cuerpo«. 28:18

«Maldito serás cuando entres, y maldito serás cuando salgas«. 28:19

«El SEÑOR enviará sobre ti maldiciones, aflicción y reprensión, en todo lo que pongas tu mano en hacer, hasta que seas destruido, y hasta que perezcas rápidamente«. 28:20

«El Señor hará que la peste se te pegue hasta que te haya consumido«. 28:21

«El SEÑOR te hará herir delante de tus enemigos«. 28:25

«Y tu cadáver será carne para todas las aves del aire, y nadie las desgarrará«. 28:26

«Yahvé te herirá de la plaga de Egipto, y con almorranas, y con sarna, y con comezón, de que no puedas ser curado«. 28:27

«Yahvé te herirá con locura, y con ceguedad, y con pasmo de corazón«. 28:28

«Y palparás al mediodía, como palpa el ciego en la oscuridad, y no serás prosperado en tus caminos: y nunca serás sino oprimido y robado todos los días, y no habrá quien te salve«. 28:29

«Te desposarás con una mujer, y otro hombre se acostará con ella«. 28:30

«Ante tus propios ojos degollarán a tu buey, y no probarás su carne. Te quitarán tu burro a la fuerza y no te lo devolverán. Tus ovejas pasarán a manos de tus enemigos, y nadie te ayudará a rescatarlas«. 28:31

«Tus hijos y tus hijas serán entregados a otro pueblo«. 28:32

Serás esclavizado y enloquecido en otro país. 28:33-24

«El Señor te golpeará en las rodillas y en las piernas, con una llaga dolorida que no se puede curar, desde la planta del pie hasta la parte superior de la cabeza«. 28:35

Serás gobernado por otras naciones, obligado a servir a otros dioses, convertirte en un hazmerreír entre tus vecinos, tus cosechas serán destruidas por langostas, tus lianas se comerán por gusanos y tendrás olivos infructuosos. 28: 36-40

«Engendrarás hijos e hijas, pero no los disfrutarás, porque irán al cautiverio«. 28:41

Las langostas destruirán tus árboles y frutas. 28:42

«Todas estas maldiciones vendrán sobre ti … y sobre tu descendencia para siempre«. 28:48-49

Dios lo esclavizará y lo destruirá con hambre, sed, privaciones y todo tipo de limitaciones. 28: 48-52

«Y comerás del fruto de tu propio cuerpo, la carne de tus hijos y de tus hijas«. 28:53

«Para que el hombre que sea tierno entre ustedes y muy delicado, su ojo sea malo con su hermano, y con la esposa de su seno, y con el resto de sus hijos que él dejará: para que no dé a cualquiera de ellos de la carne de sus hijos, a quien comerá«. 28:54-55

«La mujer tierna y delicada» se verá obligada a comer a sus propios hijos «que salen de entre sus piernas«. 28: 56-57

«Si no observas hacer todas las palabras de esta ley que están escritas en este libro. Entonces el Señor hará que tus plagas sean maravillosas, y las plagas de tu simiente … También cada enfermedad, y cada plaga, que no es escrita en el libro de esta ley Jehová las traerá sobre ti, hasta que seas destruido«. 28:58-61

Si los judíos no siguen las leyes de Dios este matará a la mayoría de ellos. 28:62

«El SEÑOR se regocijará por ti para destruirte y para llevarte a la nada«. 28:63

«Y Jehová te esparcirá entre todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro; y allí servirás a otros dioses«. 28:64

«El SEÑOR te dará allí un corazón tembloroso, y ojos faltos, y tristeza mental«. 28:65

«Y tu vida estará en duda ante ti; y temerás día y noche, y no tendrás seguridad de tu vida«. 28:66

«Por la mañana dirás: ¡Dios sí, incluso! Y al mismo tiempo dirás: ¡Dios, será mañana! Por el temor de tu corazón con el que temerás, y por la vista de tus ojos que verás.» 28:67

Dios te hará vender a tus enemigos, pero incluso ellos no te comprarán. 28:68

Si sirves a los dioses de otras naciones «todas las maldiciones que están en este libro» caerán sobre ti. 29: 18-20

Si sigues tu propio corazón Dios te maldecirá con todas las maldiciones en Deuteronomio 28: 15-68 . 29: 19-20

«Y el Señor pondrá todas estas maldiciones sobre tus enemigos«. Ver  Deuteronomio 28: 16-64 para algunas de las maldiciones que Dios tiene en mente. 30:7

Moisés le dice a la gente que Dios destruirá a todos los habitantes de las tierras por las que pasan. 31:3

Los humanos fueron divididos por Dios en grupos; entonces Dios eligió a un grupo (los israelitas) como su favorito y les dio toda su «herencia». 32:8-9

Dios odia a los no creyentes. 32:19-20

Cuando Dios se enoja, ¡cuidado! Te matará de hambre, te quemará con fuego y enviará bestias feroces para devorarte. Él «destruirá tanto al joven como a la virgen, al que mama también como al hombre de canas«. Ni siquiera los indefensos e inocentes se salvan de este Dios psicótico. 32:21-26

«Porque fuego se encenderá en mi furor, Y arderá hasta el profundo; Y devorará la tierra y sus frutos, Y abrasará los fundamentos de los montes32:22

«Voy a acumular males sobre ellos; gastaré mis flechas sobre ellos«. 32:23

«Serán quemados con hambre, y devorados con calor abrasador y con amarga destrucción: también enviaré sobre ellos los dientes de las bestias, con el veneno de las serpientes del polvo«. 32:24

«La espada de afuera y el terror de adentro destruirán tanto al joven como a la virgen, y el amamantará también al hombre de canas«. 32:25

«Dije que los dispersaría en las esquinas, haría que el recuerdo de ellos cesara entre los hombres«. 32:26

Dios dice: «Para mí pertenece la venganza y la recompensa … porque el día de su destrucción está cerca«. 32:35

Dios dice: «Yo mato … herí … Haré que mis flechas se embriaguen de sangre, y mi espada devorará carne«. Alguien debería quitarle la espada y las flechas, al menos hasta que se sienta mejor. 32:39-43

Josué

«¿No te he mandado? Sé fuerte y valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios está contigo dondequiera que vayas«.
Donald Rumsfeld envió este verso para inspirar a las tropas durante la invasión de Irak en 2003. 1:9

«Todo lugar sobre el que pisará la planta de tu pie, que te he dado … No habrá hombre capaz de pararte delante de ti«. 1:3-5

«Cualquiera que … no escuche tus palabras … será ejecutado«.
Quien desobedezca a Josué debe ser asesinado. 1:18

Dios «magnifica» a Josué y promete expulsar «sin falta» a todos los habitantes de las tierras por las que pasaron. 3:7

«Y la ciudad será maldita … y todo lo que en ella hay, para el Señor: solo Rahab la ramera vivirá«. Dios explica que Rahab debe salvarse ya que escondió a los espías de Josué y mintió a quienes los estaban buscando (2:4-5). ¿Pero por qué mataron a todos los demás? Algunos de ellos probablemente eran mentirosos también. 6:17

Guárdense de «lo maldito». Sea lo que sea. ¡Pero asegúrese de guardar toda la plata y el oro para Dios! 6:18-19

«Y destruyeron por completo todo lo que había en la ciudad, tanto hombres como mujeres, jóvenes y viejos, y bueyes, ovejas y asnos, con el filo de la espada«. 6:21

Después de matar a todos, «quemaron la ciudad con fuego y todo lo que había allí«. Solo los objetos de valor (plata, oro, latón y hierro) guardaron para «depositarlos en el tesoro de la casa del Señor«. 6:24

Josué dice que aquellos que intenten reconstruir Jericó serán maldecidos por Dios y tendrán que sacrificar a sus hijos mayores y menores en su construcción. Pero Jericó todavía existe hoy y a menudo se la considera la ciudad más antigua y continuamente ocupada del mundo. 6:26

Dios le dice a Josué que mate a quien sea que haya tocado «lo maldito». 7:10-12

Si ves «lo maldito» no lo toque. Si lo hace, usted, su familia y todos sus animales deben ser quemados. 7:15

«Y Josué … tomó a Acán … y sus hijos, y sus hijas, y sus bueyes, y sus ovejas … Y todo Israel los apedreó con piedras, y los quemó con fuego, después de haberlos apedreado con piedras«. Esto se debe a que Acán «tomó lo maldito«, sea lo que sea que eso signifique. Pero, ¿por qué Dios exigiría que los hijos e hijas de Acán (e incluso sus animales) fueran apedreados junto con él? La Biblia no lo dice. Pero sí nos dice que «el Señor se apartó de la ferocidad de su ira» cuando Acán, sus hijos y sus animales fueron apedreados hasta la muerte y sus cuerpos quemados. 7:24-26

«Cuando hayáis tomado la ciudad [Ai] … incendiaréis la ciudad: conforme al mandamiento del SEÑOR«.  8:8

«Los golpearon, de modo que no dejaron que ninguno de ellos se quedara ni escapara«. 8:22

«Cuando Israel terminó de matar a todos los habitantes de Ai en el campo … todos los israelitas regresaron a Ai y lo hirieron con el filo de la espada«. 8:24

«Todo lo que cayó ese día, tanto de hombres como de mujeres, fueron doce mil«. 8:25

Dios maldice a los gabaonitas para que sean esclavos de los judíos para siempre. 9:21-27

«Y el SEÑOR dijo a Josué: No temas, porque yo los he entregado en tus manos«.
Dios entrega a los amorreos en la mano de Joshua (para que pueda matarlos a todos). 10:8

«Y el SEÑOR los confundió delante de Israel, y los mató con una gran matanza en Gabaón, y los persiguió por el camino«.
Dios mata a los amorreos e incluso los persigue en el camino. 10:10

«El Señor arrojó grandes piedras del cielo sobre ellos … y murieron«.
A medida que los amorreos intentan escapar, Dios lanza enormes piedras de granizo y mata a aún más. 10:11

En un tipo divino de horario de verano, Dios hace que el Sol se detenga para que Josué pueda cometer todo su asesinato antes del anochecer. 10:12-13

«El Señor luchó por Israel«. 10:14, 42

Dios le dice a Josué que «persiga a sus enemigos y hiera a los más últimos«. (Patea sus traseros). No dejes que ninguno de ellos escape «porque el Señor tu Dios los ha entregado en tu mano«. 10:19

Josué le dice a sus capitanes que «pongan los pies sobre el cuello de estos reyes«. Él dice: «así hará el Señor a todos tus enemigos«. Entonces Josué mata a los reyes y los cuelga de los árboles. 10:24-26

Josué, por orden de Dios, mata a todos y a todo lo que puede encontrar (incluidos bebés y niños pequeños) o, como dice la Biblia, «destruyó por completo todo lo que respiraba, como el Señor lo ordenó«. 10:28-32

«Josué pasó a Eglon … y lo hirió con el filo de la espada, y destruyó por completo a todas las almas que estaban allí«. 10:34-35

«Josué fue … a Hebrón … y lo hirió con el filo de la espada … y todas las ciudades … y todas las almas que estaban allí; no dejó ninguna«. 10: 36-37

«Josué regresó … a Debir … Y la tomó … y todas las ciudades … y las golpearon con el filo de la espada, y destruyeron por completo todas las almas que estaban allí; no dejó ninguna restante«. 10:38-39

«Entonces Josué … no dejó ninguno, pero destruyó por completo todo lo que respiraba, como el SEÑOR Dios de Israel ordenó«. 10:40

«Todos estos reyes y su tierra tomaron Josué al mismo tiempo, porque el SEÑOR Dios de Israel luchó por Israel«. 10:42

Dios entrega los Hazoritas en la mano de Josué, y sabe exactamente qué hacer con ellos: los golpea a todos con (lo adivinaste) el filo de la espada hasta que «no quedaba nada para respirar«. 11:6-17

«Y el SEÑOR los entregó en manos de Israel, que los hirió … y ellos los hirieron, hasta que no les quedó ninguno«. 11:8

«Josué … golpeó al rey con la espada«. 11:10

«Y golpearon a todas las almas que estaban allí con el filo de la espada, destruyéndolas por completo: no quedaba nada para respirar«. 11:11

«Y tomó Josué todas las ciudades de esos reyes, y todos los reyes de ellos, y los hirió a filo de espada, y los destruyó por completo, como ordenó Moisés, el siervo de Jehová«. 11:12

«Todos los hombres que golpearon con el filo de la espada, hasta que los destruyeron, ni dejaron que ninguno respirara«. 11:14

«Como el SEÑOR le ordenó a Moisés su siervo, Moisés también le ordenó a Josué, y también lo hizo Josué; no dejó nada sin hacer de todo lo que el SEÑOR le ordenó a Moisés«. 11:15

«Entonces Josué tomó … a todos sus reyes … y los hirió, y los mató«. 11:16-17

«Porque era del Señor endurecer sus corazones, para que vinieran contra Israel en la batalla, para que él pudiera destruirlos por completo«. Tenga en cuenta que Dios endurece sus corazones para poder tener una excusa para matarlos. 11:20

«Josué los destruyó por completo con sus ciudades«. 11:21

Caleb ofrece  dar a  su hija a quien conquista la ciudad de Debir. El sobrino de Caleb gana el concurso y se le da un premio a su primo. 15:16-17

El plan de Dios para asesinatos accidentales: establezca algunas ciudades de refugio a las que los asesinos accidentales puedan huir para que no sean asesinados por «el vengador de la sangre«. 20:1-9

«¿Acano hijo de Zera no cometió una transgresión en lo maldito, y la ira cayó sobre toda la congregación de Israel?» Para averiguarlo, véase  Josué 7: 1-2622:20

«Uno de ustedes perseguirá a mil: porque Jehová tu Dios, él es el que pelea por ti.»  23:10

«Plagué a Egipto«. 24:5

Dios se jacta de ahogar a los egipcios. 24:7

«Los entregué [a los amorreos] en tus manos, para que poseyeras su tierra; y los destruí delante de ti«. 24:8

«Te he dado una tierra por la que no trabajaste, y ciudades que no construiste«.
Dios les dio a los israelitas cosas de otras personas (después de matarlos a todos). 24:13

«Los entregué en tu mano«. 24:11

Dios envió avispones para luchar por los israelitas. 24:12

Dios está celoso y nunca te perdonará por tus pecados. «Él se dará vuelta y te hará daño, y te consumirá«. 24:19-20

Jueces

Dios designa a Judá para suceder a Josué. El Señor entrega a sus enemigos en sus manos y otros 10.000 son asesinados. En el proceso, capturan a Adonibezek y «le cortan los pulgares y los dedos de los pies«. Buenos chicos 1:2-6

«El SEÑOR entregó a los cananeos y a los ferezeos en sus manos; y los mataron en Bezec diez mil hombres«.  1:4

Caleb ofrece entregar a su hija a cualquiera que conquiste la ciudad de Debir. El sobrino de Caleb gana el concurso y se le da un premio a su primo. 1:12-13

«Mataron a los cananeos que habitaban Zephat, y lo destruyeron por completo … Y el Señor estaba con Judá«. (Se nota por la cantidad de personas inocentes que mató)  1:17,19

Los espías israelitas mataron a todos en Bethel, excepto al hombre (y su familia) que les mostró cómo entrar a la ciudad. 1:25

Un ángel se acerca para reprender a los israelitas por ser demasiado tolerantes con las creencias religiosas de las personas que han estado masacrando. Él les dice que como no completaron su trabajo (de matar a todos), Dios no los expulsará por completo (como prometió hacer). En cambio, mantendrá a algunos de ellos cerca para que los israelitas sean atrapados por sus dioses falsos. 2:1-3

La ira de Dios «se encendió contra Israel, y él los vendió«. Bueno, espero que tenga un buen precio. 2:14 , 4: 2

La ira de Dios «se encendió contra Israel, y él los vendió«. 3:8

El espíritu del Señor viene sobre Otoniel y lo hace ir a la guerra. 3:10

«Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová fortaleció a Eglón rey de Moab contra Israel … Así que los hijos de Israel sirvieron a Eglón rey de Moab dieciocho años«. 3:12-14

Dios «entrega» a más personas en manos de su pueblo elegido. «Y mataron a Moab … unos 10.000 hombres … y no escaparon de ningún hombre«. 3:28-29

«El Señor desconcertó a Sísara … con el filo de la espada … y no quedó un hombre«. 4:15-16

Jael (nuestra heroína) ofrece comida y refugio a un viajero (Sísara, capitán o comandante de Jabin), diciendo «entreguen a mi Señor … no temas«. Luego, después de darle un vaso de leche y meterlo, ella le clava una estaca en la cabeza. «Así que Dios sometió ese día a Jabin«. 4:17-23

Por asesinar a su invitado mientras dormía, Jael es «bendecida por encima de las mujeres«. (Dios te salve Jael, lleno de gracia, el Señor está contigo. ¿Bendita eres entre las mujeres …?)  5:24-26

«Así que perezcan todos tus enemigos, oh Señor«. (Que todos tengan sus sienes perforadas por mujeres bendecidas)  5:31

«Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en manos de Madián por siete años«.
Dios obliga a los israelitas a ser esclavos de los madianitas durante siete años. 6:1

«El SEÑOR le dijo: Ciertamente estaré contigo, y herirás a los madianitas como un solo hombre«. Dios promete ayudar a Gedeón a matar a todos los madianitas. 6:16

Cuando Gedeón y sus compañeros que bañan el agua tocan sus trompetas, Dios obliga a todos los soldados enemigos a matarse entre ellos, matando a 120.000 personas. 7:22 ,  8:10

Dos príncipes son asesinados y sus cabezas son llevadas a Gideon. 7:25

Por negarse a alimentarlo a él y a su ejército, Gideon jura que arrancará la carne a los ancianos de Succoth. (Y él lleva a cabo su amenaza en el versículo 16)  8: 7

Gideon dice que destruirá la torre de Peneul cuando «vuelva en paz». 8:9

«Tomó a los ancianos de la ciudad, y a las espinas del desierto y las zarzas, y con ellos enseñó a los hombres de Sucot«. 8:16

«Derribó la torre de Penuel y mató a los hombres de la ciudad«. 8:17

Gedeón ordena a su hijo que mate a dos reyes, pero él se niega. Entonces Gideon tiene que hacerlo él mismo ya que su hijo no es lo suficientemente «hombre» para hacerlo. 8:20-21

Dios envía espíritus malignos que hacen que los humanos se traicionen entre sí. 9:23-24

«Así Dios hizo la maldad de Abimelec, lo que hizo con su padre, al matar a sus setenta hermanos«.
El pecado de Abimelec no fue contra los 70 hermanos que mató sino contra su padre (Gedeón, ya muerto). 9:56

«Y todo el mal de los hombres de Siquem hizo Dios sobre sus cabezas: y sobre ellos vino la maldición de Jotam hijo de Jerubbaal«.
Dios hizo quemar a mil hombres y mujeres para castigarlos por apoyar a Abimelec en lugar de a Jotham. 9:57

Dios estaba enojado con Israel, así que los vendió a los filisteos. [Los había vendido previamente a los reyes de Mesopotamia ( 3:8 ) y Canaán ( 4:2 ).]  10:7

«Dios … entregó a Sehón y a todo su pueblo en manos de Israel, y los hirieron: Israel poseyó toda la tierra de los amorreos«. 11:21

«A cualquiera que el Señor nuestro Dios expulse de delante de nosotros, los tendremos [a los israelitas]». 11:24

Cuando «el espíritu del Señor» viene a Jefté, hace un trato con Dios: si Dios lo ayuda a matar a los amonitas, entonces él (Jefté) ofrecerá a Dios como holocausto lo que salga de su casa para saludarlo. Dios mantiene su parte del trato al proporcionarle a Jefté «una gran matanza». Pero cuando Jefté regresa, su hija sin nombre sale a saludarlo (¿a quién esperaría, a su esposa?). Bueno, un trato es un trato, así que él la entrega a Dios quemándola como una ofrenda, después de dejarla pasar un par de meses subiendo y bajando de las montañas lamentando su virginidad. 11:29-39

«El Señor los entregó en sus manos… Y los hirió … incluso veinte ciudades … con una gran matanza«. 11:32-33

«Su padre… hizo con ella conforme al  voto que había hecho». 11:39

42.000 Efraimitas fallan la prueba de «shibboleth» y son asesinados por el ejército de Jephthah. 12:6

«Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en mano de los filisteos cuarenta años«. 13:1

«Y el Espíritu del Señor vino sobre él, y descendió a Ascalón, y mató a treinta hombres … y les dio vestiduras que explicaban el enigma«.
Cuando el Espíritu del Señor se encontró con Sansón, mató a 30 hombres al azar, tomó su ropa y se la dio a los muchachos en la fiesta como un premio por adivinar su acertijo.
(Sansón podría haber sido una persona decente si hubiera podido mantenerse alejado del espíritu del Señor).  14:19

El suegro de Sansón le regaló la esposa de Sansón a un amigo, ya que pensó que Sansón la «odiaba». Sugiere que Sansón se lleve a su hija menor, diciendo que la más joven es más bonita de todos modos. 15:2

Sansón decide vengarse de los filisteos, ¿por qué? Porque el suegro de Sansón regaló a su esposa porque pensó que Sansón la «odiaba». ¿Qué tenían que ver los filisteos con eso? Nada, pero cualquier escusa es buena para matar por xenofobia. 15:3

Sansón atrapa 300 zorros, ata sus colas y les prende fuego «en los sembrados de los filisteos, y quemó las mieses amontonadas y en pie, viñas y olivares«; los filisteos queman a la ex esposa y suegro de Sansón por ello; y Sansón «los hirió cadera y muslo con gran mortandad«. 15:4-8

Sansón, con la ayuda de Dios, se suicida a sí mismo y a 3.000 hombres y mujeres filisteos al hacer que se derrumbe un techo, dando ejemplo al terrorismo basado en la Biblia. 16:27-30

Después de tomar un Levita que viaja, el anfitrión ofrece a su hija virgen y la concubina de su invitado a una multitud de pervertidos (que quieren tener sexo con su invitado). La mafia rechaza a la hija, pero acepta a la concubina y la «abusan de ella toda la noche». A la mañana siguiente, se arrastra hacia la puerta y muere. La levita pone su cadáver en un asno y la lleva a su casa. Luego corta su cuerpo en doce pedazos y los envía a cada una de las doce tribus de Israel. 19:22-30 (Se repite el mismo modus operandi que en Génesis 19:4-6 – Ante un inexplicable comportamiento lascivo de todo un poblado el protagonista elegido, antes de que se viole a hombres desconocidos prefiere que se viole a sus hijas. Con el añadido de que en esta ocasión no solo ofrece que se viole a sus hija sino a la «concubina» de otra persona, que acaba siendo violada hasta morir).

Después de que los benjamitas se negaron a entregar a los hombres de Gabaa (el pueblo que quería tener sexo con el levita, pero se conformaron con su concubina), los israelitas le preguntaron a Dios qué tribu debía ir a la guerra con ellos. Dios dijo que la tribu de Judá debería ir primero. Entonces Judá va a la guerra, pero los benjamitas con sus tiradores zurdos mataron a 22.000 israelitas. 20:18-21

Después de que los benjamitas mataran a 22.000 israelitas, estos últimos lloraron todo el día ante el Señor. Luego le preguntaron a Dios (nuevamente) si debían ir a la guerra contra Benjamin. Dios dijo que sí, así que lo intentaron nuevamente y otros 18.000 israelitas fueron asesinados. 20:23-25

Una vez más, todos los israelitas se sientan y lloran ante Dios, y preguntan nuevamente (por tercera vez) si deberían atacar a los benjamitas. Dios les da su respuesta habitual: que ataquen. Y esta vez les promete (las dos últimas veces se ve quesolo estaba bromeando) que «los entregará en tus manos«. 20:26-28

Dios ayuda a los israelitas a matar a 25.100 benjamitas. 20:35

Los israelitas mataron a todos en la ciudad con el filo de la espada. 20:37

Otros 25.000 benjamitas son asesinados por los israelitas, asistidos por Dios. 20:44-46

Los israelitas terminan su masacre de los benjamitas matando a todos los hombres, animales y a todo lo que pudieron encontrar en cada ciudad benjamita. Luego quemaron las ciudades hasta los cimientos (de esta manera, Dios ayudó a los israelitas a mejorar todo después de la violación y el desmembramiento de la concubina) 20:48

Después de que los israelitas escucharon la historia del levita (sobre cortar a su concubina muerta y enviar partes de su cuerpo a cada tribu de Israel) prometieron no «dar» sus hijas a los benjamitas. Así que ahora (los iraelitas que pese a haber matado a los benjamitas «se afligieron por sus hermanos, los benjaminitas. «Hoy ha sido arrancada una tribu de Israel«)  tenían un problema: acababan de matar a todas las mujeres y niños benjamitas (Jueces 20:48 ), por lo que no había mujeres para que se casaran los hombres benjamitas sobrevivientes. [Hubo 600 hombres benjamitas que sobrevivieron a la guerra con los israelitas. ( Jueces 20:47 )]  21: 1-7

Pero encuentran una gran solución. Verifican sus registros y descubren que nadie de Jabés Galaad vino a la reunión sobre la descomposición de la concubina desmembrada. Entonces irán a secuestrar a sus mujeres y se las darán a los 600 benjamitas sobrevivientes. 21:8

Esto es lo que los israelitas deciden hacer. Irán y matarán a todos en Jabés Galaad a excepción de las mujeres vírgenes y se las entregarán a los 600 benjamitas sobrevivientes. 21:11

Entonces, los israelitas mataron a todas las mujeres y niños no vírgenes en Jabes Galaad, trayendo de vuelta a 400 mujeres vírgenes para dárselas a los benjamitas. Pero todavía se habían quedado cortos por 200. ¡Maldición! 21:12-14

1 Samuel

«El Señor había cerrado su matriz [había hecho estéril a Hannah]». 1:5 (Recuerden, como ya expuse en el trato que dan los autores bíblicos a la mujer, que siempre es la mujer la que tiene un problema de esterilidad, jamás el hombre).

«Los adversarios del Señor serán quebrados en pedazos; del cielo tronará sobre ellos«. Si a Dios no le gustas te enviará una tormenta eléctrica para romper tu cuerpo en pequeños pedazos. 2:10

«Porque el Señor los mataría«.
Los hijos de Eli no lo escucharon, porque Dios ya había decidido matarlos (Lo que hace en 1 Samuel 4:11)  2:25

«Un hombre de Dios a Elí, y le dijo: Así ha dicho Jehová … Te cortaré el brazo … No habrá hombre viejo en tu casa para siempre … Yo … consumiré tus ojos y … entristecen tu corazón.»
Un «hombre de Dios» le dice a Elí que Dios «consumirá sus ojos» y «afligirá su corazón» y se asegurará de que todos sus descendientes mueran jóvenes «por las cosas que hicieron sus hijos». 2:27-32

«Y esto será una señal para ti, que vendrá sobre tus dos hijos, sobre Hophni y Finees; en un día morirán a los dos«.
Dios dice que matará a sus dos hijos como una señal para él. (Solo para recordarle las cosas desagradables que planea hacerle a él y a sus descendientes para castigarlo por lo que hicieron sus hijos).  2:34

Dios castigará a los descendientes de Eli para siempre por los pecados de los hijos de Eli. 3:12-13

Dios golpea a la gente de Ashdod con hemorroides «en sus partes secretas». 5:6-12

Dios mata a 50.070 hombres por mirar hacia el arca. «Y la gente se lamentó, porque el Señor había herido a muchas de las personas con una gran matanza«. 6:19

«Mas Yahvé tronó aquel día con gran estruendo sobre los filisteos, y los atemorizó, y fueron vencidos delante de Israel7:10-11

«Y el espíritu de Dios vino sobre Saúl … y tomó un yugo de bueyes, la cortó en pedazos y los envió por toda la costa de Israel«. ¡La gente hace las cosas más terribles cuando el espíritu de Dios viene sobre ellos! 11:6-7

«Saúl … mató a los ammoritas al calor del día«. Luego se tomó un pequeño descanso. Después de todo, matar es un trabajo duro. 11:11

«Hoy el Señor ha forjado la salvación en Israel«.
Dios salvó a los israelitas al matar a los amonitas.  11:13

Dios entrega a los filisteos en la mano de Jonatán. Y su «primera matanza … fue de unos veinte hombres«. Nada mal para una primera masacre. 14:12

Bajo la influencia de Dios, los filisteos se mataron entre sí. 14:20

«Así que el Señor salvó a Israel ese día«.
Dios salvó a Israel al obligar a los filisteos a matarse unos a otros. 14:23

Pero más tarde, Saúl y su ejército matan a todos aquellos que aún no habían sido asesinados. 14:36

Dios ordena a Saúl que mate a todos los amalecitas: hombres, mujeres, bebés, lactantes, bueyes, ovejas, camellos y asnos. ¿Por qué? Porque Dios recuerda lo que hizo Amalek hace cientos de años. 15:2-3

Saúl mató a todos menos a Agag (el rey) y al mejor de los animales. Pero aún así Dios estaba furioso con Saúl por no matar todo como le habían dicho que hiciera. Él dijo: «Me arrepiento de haber establecido a Saúl para ser rey«. 15:7-26

Saúl es reprendido por Samuel por «hacer lo malo ante los ojos del Señor» al no matar a todos los amalecitas. 15:18-19

Debido a que Saúl no mató a todos como Dios le ordenó, Dios cambia de opinión acerca de que él es el rey. 15:23-26

Para complacer a Dios, Samuel corta a Agag en pedazos «ante el Señor» [¡Apuesto a que Dios disfrutó eso!], Después de que Agag le suplica diciendo: «seguramente la amargura de la muerte ha pasado«. 15:32-34

Después de que Dios rechaza a Saúl por negarse a matar indiscriminadamente, envía a Samuel a buscar otro rey. David es elegido y ungido por Samuel, y «el espíritu del Señor vino sobre él desde ese día en adelante«. 16:13

«Pero el espíritu del Señor se apartó de Saúl [ya que no era lo suficientemente asesino para Dios], y un espíritu maligno del Señor lo molestó«. Pero si Dios es bueno, ¿cómo podría tener un espíritu maligno? 16:14-16, 23

«El espíritu maligno de Dios vino sobre Saúl, y él profetizó«. 18:10

David mata a 200 filisteos y lleva sus prepucios a Saúl para comprar a su primera esposa (Michal, la hija de Saúl). Saúl solo había pedido 100 prepucios, pero David se sentía generoso. 18:25-27

«Y el espíritu maligno del Señor estaba sobre Saúl.» Pobre hombre, simplemente no puede mantenerse alejado del maldito espíritu maligno de Dios.  19:9

Dios borrará a todos los enemigos de David de la faz de la tierra. 20:15-16

«David le dijo al sacerdote Ahimelec: El rey me ha ordenado un negocio …»
David le miente al sacerdote, diciéndole que estaba en el negocio del rey (aunque, por supuesto, no lo estaba), para que pudiera obtener comida y armas. Su mentira le consiguió pan sagrado y la espada de Goliat. 21:2-8

«David le preguntó al Señor, diciendo: ¿Iré y heriré a estos filisteos? Y el Señor dijo a David: Ve y golpea a los filisteos«. 23:2

«Entonces David volvió a consultar al Señor. Y el Señor le respondió y dijo … entregaré a los filisteos en tus manos«. 23:4

«Entonces David … peleó con los filisteos … y los hirió con una gran matanza«. 23:5

«Había un hombre en Maon, cuyas posesiones estaban en el Carmelo; y el hombre era muy grande … El nombre del hombre era Nabal; y el nombre de su esposa Abigail«.
David y su banda de forajidos le dicen a Nabal que le dé a David todo lo que tiene. Se niega, diciendo que ni siquiera sabe quién es David. David responde prometiendo matar a todos en la casa de Nabal que se mean contra la pared. Pero Abigail fue a ver a David y le pagó, así que David decidió no matar a todo Nabal ni a todos sus meadores de la pared. 25:2-35

«Te ruego, lo que sea que llegue a tus manos a tus siervos y a tu hijo David.»
David envía a diez «jóvenes» para decirle a Nabal que le dé a David lo que tenga.  25:8

«Si me voy … cualquiera que meante la pared«.
David se compromete a matar a Nabal y a todos sus hombres (o como él dijo: «cualquiera que mease la pared«).  25:22

«Excepto que te apresuraste y viniste a mi encuentro, seguramente no había quedado en Nabal a la luz de la mañana ninguno que mease la pared«.
Si Abigail no hubiera venido y lo hubiera pagado, David habría matado a Nabal y a cualquiera de su gente «que pisotee la pared». 25:34

«Y sucedió que unos diez días después, que el Señor hirió a Nabal, que murió«. Esto fue conveniente para David, quien luego tomó su propiedad y su esposa, Abigail. 25:38

«Cuando David escuchó que Nabal estaba muerto, dijo: Bendito sea el Señor … Y David envió y comulgó con Abigail, para llevarla a él como esposa«. 25:39

David toma a su segunda esposa (Abigail) después de que Dios matara a su esposo (Nabal). También, al mismo tiempo, tomó otra esposa (la 3ª), Abinam. Mientras tanto, Saúl le dio a Michal (su hija y la primera esposa de David) a otro hombre. 25:41-44

«Y David hirió la tierra y no dejó vivo ni a hombre ni a mujer«. (¡No es de extrañar que a Dios le gustara tanto David!)  27:8-11

Saúl visita a una mujer con un «espíritu familiar» y ella trae a Samuel de entre los muertos. Samuel nuevamente explica que Dios está enojado con Saúl por no matar a todos los amalecitas. Él dice que Dios entregará a todo Israel en manos de los filisteos (Dado que Saúl se negó a matar a personas inocentes, Dios matará a los israelitas. Lo justo es lo justo).  28:8-19

«Porque no obedeciste a la voz de Jehová, ni ejecutaste su ira feroz sobre Amalec, por eso Jehová te ha hecho esto hoy«. 28:18

«El Señor también entregará a Israel contigo en manos de los filisteos; y mañana estarás tú y tus hijos conmigo«.
Dios le envió un mensaje a Saúl (a través de un hombre muerto resucitado por una bruja): que mañana Dios se aseguraría de que los filisteos lo matasen a él y a sus hijos (para castigarlo por no matar a todos los amalecitas, como Dios le había dicho que hiciera – véase 15:3). 28:19

«David los hirió desde el crepúsculo hasta la tarde del día siguiente: y no escapó ninguno de ellos, salvo cuatrocientos jóvenes«.
David pasa el día matando a más de esos molestos Amalecitas. Los mata a todos excepto a 400 que escaparon en camellos (véase 15:7-8 y  27: 8-9  para las últimas dos veces que fueron exterminados.)  30:17

«Ahora los filisteos lucharon contra Israel; y los hombres de Israel huyeron antes que los filisteos, y cayeron muertos en el monte Gilboa«.
Dios usó a los filisteos para matar a los soldados israelitas para castigar a Saúl por no matar a todos los amalecitas (vease 28:19).  31:1

«Los filisteos mataron a Jonatán, a Abinadab y a Melquishua, hijos de Saúl«.
Dios hizo que los filisteos mataran a los hijos de Saúl para castigarlo por no matar a todos los amalecitas (vease  28:19).  31:2

«Entonces Saúl murió, y sus tres hijos, su escudero y todos sus hombres ese mismo día juntos«. 31:6

2 Samuel

David le dice a uno de sus «hombres jóvenes» que mate al mensajero amalecita que afirmó haber matado misericordiosamente a Saúl a petición de éste. 1:15

David compró a Michal con 200 prepucios filisteos (1 Sam 18: 25-27), luego fue «dada» a Phatiel (1 Sam 25:44) y luego David «la retomó». El pobre Phatiel debía haberla amado mucho ya que «se fue llorando detrás de ella». 3:15-16

Cuando Joab (el capitán de David) mata a Abner (golpeándolo debajo de la quinta costilla, por supuesto), David dice que él y su reino no son responsables. La culpa, dice, recae en Joab. Entonces David maldice a Joab, a su familia y a sus descendientes para siempre. Que todos estén plagados de enfermedades venéreas y lepra, que mueran de hambre, se suiciden o se apoyen en los bastones. (La versión estándar revisada traduce «apoyarse en un bastón» como «sostiene un huso», aparentemente significa afeminado: los hombres de verdad no giran ni tejen).  3:27-29

Algunos de los hombres de David matan al hijo de Saúl (al golpearlo debajo de la quinta costilla, por supuesto) y acercan su cabeza a David pensando que estará complacido. Pero no fue así. David asesinó a los asesinos: a estos les cortaron las manos y los pies y colgaron sus cuerpos sobre la piscina en Hebrón. 4:6-7

Quien mate al cojo y al ciego será el «jefe y capitán» de David. 5:8

«David … se hizo grande, y el Señor Dios de los ejércitos estaba con él«. 5:10

David le pregunta a Dios si debería matar a algunos filisteos más. Dios dice que sí, e incluso lo ayudará. Entonces David y Dios «hirieron a los filisteos» nuevamente. 5:19

«David los hirió allí y dijo: El Señor ha estallado sobre mis enemigos delante de mí«.
Dios ayuda a David a matar a sus enemigos. 5:20

«Cuando escuches el sonido de una entrada en las copas de los moreras … entonces saldrá el Señor delante de ti para herir al ejército de los filisteos«. 5:24

«Y David lo hizo, tal como el Señor le había mandado, e hirió a los filisteos«. 5:25

Uzzah intenta evitar que el arca se caiga del carro, y Dios lo mata por eso. Supongo que fue la forma en que Dios dijo Gracias. 6:6-7

El rey David baila casi desnudo delante de Dios y de todos. Cuando Michal lo critica por exponerse, Dios la castiga a no tener «hijo hasta el día de su muerte». Aunque en 21:8  dice que ella tuvo cinco hijos (que fueron sacrificados a Dios por David para evitar que Dios muriera de hambre). 6:14-23

«Estuve contigo dondequiera que fueras, y he quitado de la vista a todos tus enemigos«.
Dios estaba con David donde quiera que fuera y mató a todos sus enemigos por él. 7:9

David mata a dos tercios de los moabitas y hace esclavos al resto. También paraliza a los caballos capturados. 8:2-4

«David mató a los sirios con doscientos veinte mil hombres … y el Señor preservó a David donde quiera que fuera«. 8:5-6, 14

«David le dio un nombre cuando regresó de golpear a los sirios en el valle de sal, siendo dieciocho mil hombres … Y el Señor preservó a David donde quiera que fuera«. 8:13-14

David le dice a Joab (su capitán) que envíe al esposo de Betsabé (Urías) a «la vanguardia de la batalla más ardiente … para que pueda ser herido y morir«. De esta manera, David consigue otra esposa. 11:15 ,  11: 17-27

Dios está enojado con David por haber matado a Urías. Como castigo, tendrá a las esposas de David violadas por su vecino mientras todos los demás observan. Resulta que el «vecino» que Dios envía para hacer su trabajo sucio es el propio hijo de David, Absalón ( 16:22 ). 12: 11-12

Para castigar a David por haber matado a Urías, Dios mata al bebé de Betsabé. 12:14-18

Después de que el bebé murió, David se lavó, se vistió, tuvo una buena comida y adoró al Dios que mató a su hijo. 12:20-21

«Él … los colocó debajo de sierras, y debajo de gradas de hierro, y debajo de hachas de hierro, y los hizo pasar por el horno de ladrillos«.
David torturó o esclavizó (según la traducción) a todos los habitantes de varias ciudades. 12:31

«Cuando el rey David se enteró de todas estas cosas, se enojó mucho«.
La  Nueva Versión Estándar Revisada agrega , «pero no castigaría a su hijo Amnón, porque lo amaba, porque era su primogénito«.
David amaba a Ammón «porque era su primogénito» (los buenos padres aman a sus primogénitos más que a sus otros hijos). Como  sugiere el Testamento de ladrillos , probablemente dijo algo como: «Bueno, supongo que los primogénitos tienen derecho a una violación incestuosa gratis». 13:21

«Y el rey dejó diez mujeres, que eran concubinas, para quedarse con la casa«.
David salió de Jerusalén porque temía que su hijo Absalón lo matara. Pero dejó a sus concubinas, a su suerte, para que se valieran por sí mismas. 15:16

Para castigar a sus diez concubinas por haber sido violadas por su hijo, Absalón (ver  16:21-22), David se niega a tener relaciones sexuales con ellas y las obliga a «quedarse en casa» por el resto de sus vidas. 20:3

«Porque el Señor había designado derrotar el buen consejo de Ahitofel, con la intención de que el Señor traiga el mal sobre Absalón«.
Dios hizo que Absalón rechazara el consejo de Ahitofel para así poder «traer el mal a Absalón». 17:14

«Cuando Ahitofel vio que no se seguía su consejo, ensilló su trasero, se levantó y lo llevó a su casa, a su ciudad, y ordenó su casa, y se ahorcó«. 17:23

«Entonces dijo Ahimaas … Déjame ahora correr, y llevar las noticias del rey, cómo el Señor lo ha vengado de sus enemigos«. (Ver  2 Samuel 17:14 )  18:19

«Entonces gritó una mujer sabia fuera de la ciudad … He aquí, su cabeza será arrojada a ti sobre el muro … Y le cortaron la cabeza a Seba … y se la arrojaron a Joab«. 20:16-22

Se envía una hambruna en el reino de David por tres años. Cuando David le pregunta a Dios por qué, Dios responde: «Es por Saúl y su casa sangrienta, porque mató a los gabaonitas«. Entonces Dios envió una hambruna para castigar a un reino por algo que un ex rey había hecho. 21:1

Para apaciguar a Dios y poner fin a la hambruna causada por su predecesor (Saúl), David acepta que dos de los hijos de Saúl y cinco de sus nietos sean asesinados y colgados «al Señor». 21:6-9

«Los colgaron en la colina delante de Jehová«. 21:9

«Recogieron los huesos de los que fueron colgados … Y después de eso Dios fue interpelado por la tierra«.
Dios detuvo la hambruna después de que los dos hijos y cinco nietos de Saúl fueron asesinados y colgaron por él. 21:13-14

«He guardado los caminos de Jehová, y no me he apartado impíamente de mi Dios«.
David es uno de los personajes más despreciables de toda la ficción, pero aquí se jacta de lo perfecto que es. (¡Y Dios está de acuerdo con él!)  22: 22-24

«Me enseña las manos a la guerra«.
También podría aprender de un experto. 22:35

«He perseguido a mis enemigos, y los destruí; y no volví hasta que los consumí. Y los consumí y los herí para que no pudieran levantarse: sí, cayeron bajo mis pies«. 22:38-39

«También me has dado el cuello de mis enemigos, para que pueda destruir a los que me odian«. 22:41

«Miraron, pero no había nadie para salvar; aun al Señor, pero él no les respondió«. 22:42

«Los golpeé tan pequeños como el polvo de la tierra, los estamparon como el lodo de la calle«. 22:43

«Es Dios quien me venga, y que derriba a las personas debajo de mí. Y eso me saca de mis enemigos: también me has elevado en lo alto sobre los que se levantaron contra mí«. 22:48-49

«Y el Señor obtuvo una gran victoria ese día; y el pueblo volvió después de él solo para echar a perder«. 23:10-12

David tenía sed, así que le pidió a alguien que le consiguiera un poco de agua del pozo de Belén, que estaba controlado por los filisteos. Tres de sus hombres rompieron las líneas enemigas, obtuvieron el agua del pozo y se la devolvieron a David. Pero se negó a beberlo y lo vertió en el suelo. 23:15-17

Dios tienta a David a hacer un censo, aunque  1 Crónicas 21: 1  dice que Satanás tentó a David y  Santiago 1:13 dice que Dios nunca tienta a nadie. ¿Por qué Dios o Satanás tentaron a David a hacer el censo? ¿Y qué diablos está mal en un censo de todos modos? 24:1

Dios le ofrece a David una elección de castigos por haber realizado el censo:

1) siete años de hambre ( 1 Crónicas 21:12  dice tres años),

2) tres meses huyendo de los enemigos,

o 3) tres días de pestilencia. David no puede decidir, por lo que Dios elige por él y envía una peste, matando a 70,000 hombres (y probablemente alrededor de 200,000 mujeres y niños). 24:13

Incluso David en algunos momentos puede ver la injusticia del castigo de Dios (matando a cientos de miles de personas porque David hizo un censo). Le suplica a Dios diciendo: «He pecado … pero estas ovejas, ¿qué han hecho?» 24:17

1 Reyes

En las últimas palabras de David, le ordena a su hijo Salomón que mate a Joab y Shimei. 2:1-9

Salomón asesina a su hermano (Adonijah). 2:24-25

Salomón lleva a cabo las instrucciones del lecho de muerte de su padre David al asesinar a Joab. 2:29-34

Salomón justifica el asesinato de Joab diciendo que Joab también fue un asesino y que la sangre de las víctimas de Joab «por lo tanto volverá sobre la cabeza de Joab y sobre la cabeza de su descendencia para siempre«. 2:33

Pero Salomón aún no ha terminado de asesinar. Ha asesinado a Shimei, o como lo dijo Salomón: «El Señor devolverá tu maldad sobre tu propia cabeza«. 2:44, 46

«En tus días no lo haré por amor de David tu padre, sino que lo romperé de la mano de tu hijo«.
Dios está enojado con Salomón, pero decide castigar al hijo de Salomón en lugar de a Salomón mismo, porque le gustaba mucho el padre de Salomón (David). 11:11-12

«El Señor provocó un adversario contra Salomón, Hadad el edomita«.
Para castigar a Salomón por sus extrañas esposas y dioses extraños, Dios «agitó a un adversario contra Salomón, Hadad el Edomita«. 11:14

«Joab … había herido a todos los hombres en Edom«. 11:15-16

«Y Dios le despertó a otro adversario, Rezon«. 11:23

«Jerusalén, la ciudad que he elegido«.
A Dios le gusta Jerusalén más que a cualquier otra ciudad. 11:36

El rey Josías está profetizado para sacrificar a los sacerdotes de los «lugares altos» en sus altares. Y lo hace en 2 Reyes 23:20. Tenga en cuenta que este es un tipo que «hizo lo que era correcto a los ojos del Señor» (2 Reyes 22:2). 13:2

«Y su mano, que extendió contra él, se secó … Y el hombre de Dios rogó a Jehová, y la mano del rey le fue restaurada de nuevo«.
Siempre el espíritu juguetón: Dios pudre y luego restaura la mano del rey Jeroboam. 13:4-6

«Por cierto, un león lo encontró y lo mató«.
Entonces estaban estos dos profetas. El primer profeta le mintió al segundo. Para castigar al segundo por creer la mentira del primero, Dios envió un león para matarlo. 13:11-24

«Cuando el profeta (…) oyó esto, dijo: Es el hombre de Dios el que desobedeció la palabra del Señor; por lo tanto, el Señor lo entregó al león que lo desgarró y lo mató, según a la palabra de Jehová.«. 13:26

Dios promete «traer el mal sobre la casa de Jerobaom«, diciendo que «cortará» a cualquiera «que pisotee el muro». Luego, una vez que haya terminado con ellos, sus cadáveres serán comidos por perros (si son habitantes de la ciudad) o aves (si son campesinos). 14:10-11

«Al que muera de Jeroboam en la ciudad, lo comerán los perros; y al que muera en el campo, lo comerán las aves del cielo, porque Jehová lo ha dicho«. 14:11

«Cuando tus pies entren en la ciudad, el niño morirá». 14:12

«Porque el Señor herirá a Israel … porque ellos han hecho sus arboledas, provocando a la ira del Señor». 14:15

«Cuando llegó al umbral de la puerta, el niño murió«.
Para castigar a Jeroboam por hacer becerros de oro, Dios mató a su hijo. 14:17

Asa «hizo lo que era justo a los ojos del Señor» al expulsar a los homosexuales (o «sodomitas», como los llama el buen libro). 15:12

Baasha mata «toda la casa de Jeroboam» sin dejar a nadie «para respirar». Esta matanza se hizo «según la palabra del Señor«. 15:29

«Haré … que tu casa sea como la casa de Jeroboam. El que muera de Baasha en la ciudad comerá los perros; y el que muera de los suyos en el campo, las aves del cielo comerán«.
Dios dice que va a matar a la familia de Baasha (como lo hizo con la de Jeroboam). 16:3-4

«Porque lo mató«.
Dios matará a Baasa y su familia por matar a Jeroboam y su familia (a pesar de que Dios quería que lo hiciera). 16:7

«Él mató a toda la casa de Baasa: no le dejó a nadie que pisase una pared, ni a sus parientes, ni a sus amigos. Así Zimri destruyó toda la casa de Baasa, según la palabra del Señor«.
Zimri mata a todos «que pisan contra una pared … según la palabra del Señor«. 16:11-12

«Mas viendo Zimri tomada la ciudad, se metió en el palacio de la casa real, y prendió fuego a la casa consigo; y así murió, por los pecados que había cometido, haciendo lo malo ante los ojos de Jehová, y andando en los caminos de Jeroboam, y en su pecado que cometió, haciendo pecar a Israel.«.
¿Dios obligó a Zimri a quemarse hasta la muerte? 16:18-19

«Puso sus cimientos en Abiram, su primogénito, y abrió sus puertas en su hijo menor Segub, conforme a la palabra de Jehová«.
Cuando Hiel reconstruye Jericó, sienta los cimientos con el cuerpo de su hijo mayor y abre las puertas con el cuerpo de su hijo menor «según la palabra del Señor».
¿Quería Dios que Hiel sacrificara a sus hijos de esta manera? ¿Lo obligó a hacerlo? ¿Qué significa «según la palabra del Señor» aquí? 16:34

Elijah mata a 450 profetas de Baal. 18:22, 40

«Vino un profeta a Acab, rey de Israel, diciendo: Así ha dicho Jehová: ¿Has visto a toda esta gran multitud? He aquí, hoy te la entregaré en tus manos; y sabrás que yo soy Jehová«. 20:13

«Mataron a cada uno su hombre: y los sirios huyeron; e Israel los persiguió … Y el rey de Israel … mató a los sirios con una gran matanza«.
El primer Dios asistió al «gran asesino» de los sirios. 20:21

Dios entrega a los sirios a manos de los israelitas, y 100.000 fueron asesinados en un día. De los que escaparon, 27.000 fueron aplastados por un muro que cayó (debía ser un muro realmente grande).  20:28-30

«Un hombre de Dios … dijo: Así ha dicho Jehová, porque los sirios han dicho: Jehová es Dios de las montañas, pero él no es Dios de los valles, por lo tanto entregaré a toda esta gran multitud en tu mano, y sabréis que yo soy Jehová«.
Dios mata a 127.000 sirios porque dijeron que era el Dios de las colinas pero no el Dios de los valles. 20:28

«Los hijos de Israel mataron a los sirios cien mil lacayos en un día«. 20:29

«Allí cayó un muro sobre veintisiete mil de los hombres que quedaron«. 20:30

«Ben-adad le dijo: Las ciudades que mi padre tomó de tu padre, las restituiré … Entonces dijo Acab, te enviaré con este pacto. Entonces hizo un pacto con él y lo despidió«.
El rey Acab es misericordioso con el rey Beh-hada. Dios lo matará más tarde por eso (véase  1 Reyes 20:42 y  22:35).  20:34

Había un hijo de un profeta que le dijo a su vecino: «Hiereme». Pero el vecino se negó. Entonces Dios envió un león para devorarlo. 20:35-36

«Y él le dijo: Así dice el Señor: «Porque has dejado salir de tu mano al hombre a quien yo había destinado a la destrucción, he aquí, tu vida responderá por su vida y tu pueblo por su pueblo».«.
El profeta le dice al rey Acab que lo matarán y su pueblo es castigado por no matar a Ben-hadad: «Tu vida irá por su vida, y tu pueblo por su pueblo«. (dejo enlace a todas las traducciones de este versículo para que se vea a qué se refiere en la Biblia con «anatema»)  20:42

«Blasfemaste contra Dios y el rey«.
Aunque Nabot fue establecido aquí por Jezabel para robar su tierra, el texto asume que el castigo apropiado por «blasfemar a Dios y al rey» es la muerte por lapidación. 21:10-13

«Así dice el Señor, en el lugar donde los perros lamieron la sangre de Nabot, los perros lamerán tu sangre, incluso la tuya«.
Dios dice que los perros lamerán la sangre de Acab. Pero Jezabel, no Acab, fue responsable de la muerte de Nabot. 21:19

«He aquí, traeré mal sobre ti, y quitaré tu posteridad, y cortaré de Acab al que meante á la pared«.
Dios «traerá el mal sobre» Acab y matará a todos en su familia «que meante á la pared». 21:21

«Los perros se comerán a Jezabel«.
Jezabel (la» extraña «esposa de Acab) «agitó a» Acab para «obrar maldad ante los ojos del Señor». Para castigarla, Dios dará de comer su cadáver a los perros. También planea alimentar con la familia de Acab a los perros (si viven en la ciudad) y a las aves (si son paisanos)  21:23-25

«¿Ves cómo Acab se humilla delante de mí? Porque se humilla delante de mí, no traeré el mal en sus días: pero en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa«.
Como Acab se humilla ante el Señor, Dios decide no traerá el mal sobre él; se lo traerá al hijo de Ahab en su  lugar. 21:29

«Y Jehová dijo: ¿Quién convencerá a Acab?»
Dios pide voluntariado entre los chicos que salen con él. Quiere que uno de ellos mienta por él para que pueda matar a Ahab. 22:19-22

Dios pone un «espíritu mentiroso» en la boca de sus profetas. 22:22

Josafat «hizo lo que era justo a los ojos del Señor» y «sacó» a los homosexuales (sodomitas) «de la tierra», o como dice otras traducciones, «los exterminó». 22:43, 46

2 Reyes

Ocozías estaba enfermo y envió mensajeros a Baalzebub para preguntarle si se recuperaría. Dios estaba celoso de la atención prestada a su competidor y le dice a Ocozías que morirá por preguntarle al dios equivocado. 1:2-8

Elijah muestra que él es «un hombre de Dios» quemando a 102 hombres hasta matarlos. Hizo el trabajo en dos turnos de 51 hombres cada uno. 1:9-12

Dios mata a Ocozías por consultar a otro Dios. 1:16-17

Dios envía dos osos para destrozar a 42 niños pequeños por burlarse de la calva de Eliseo. 2:23-24

Dios instruye a los israelitas, a través del profeta Eliseo, para que implementarán una política de tierra quemada en los moabitas. «Golpea cada ciudad fortificada y cada ciudad elegida, y derriba todos los árboles buenos y detiene todas las fuentes de agua, y estropea cada pedazo de tierra con piedras«. 3:19-25

Eliseo no solo puede curar la lepra, sino que también puede repartirla. Aquí hace que su sirviente (Giezi) y todos sus descendientes sean leprosos para siempre. 5:27

«Así que hervimos a mi hijo y lo comimos«. Las mujeres mataron, hirvieron y comieron a sus propios hijos a causa de una plaga que Dios envió, o como dice la Biblia: «He aquí, este mal es del Señor». (veán el canibalismo que hay en la Biblia) 6:28-29, 33

Alguien cuestiona el pronóstico de Eliseo, y Eliseo le dice (indirectamente) que lo matarán por ello (y lo hacen. Véase  7.17-20).  7:2

Un hombre es pisoteado hasta la muerte por no creer en Eliseo. 7:17-20

Dios envía una hambruna que dura siete años. 8:1

«Así ha dicho Jehová Dios … herirás la casa de Acab tu señor, para que yo pueda vengar la sangre de mis siervos los profetas, y la sangre de todos los siervos de Jehová, de la mano de Jezabel«. 9:6-7

«Porque toda la casa de Acab perecerá, y cortaré de Acab al que meanta la pared«. 9:8

«Haré que la casa de Acab sea como la casa de Jeroboam … Baasa«.
Dios matará a la familia de Acab tal como lo hizo con las familias de  Jeroboam  y  Baasa . 9:9

«Y los perros se comerán a Jezabel … y no habrá quien la entierre«. 9:10

Dios le paga a Acab matando a su hijo. 9:24

Los setenta de los hijos del rey Acab son asesinados, sus cabezas puestas en canastas y enviados a Jezreel. Él dice: «Pónganlos en dos montones …»  10:7-8

Jehú mata todo lo que quedaba de la familia del rey Acab. 10:11

Jehú se encuentra con 42 hermanos de Ocozías, y luego los asesina. En 2 Crónicas 22:7 dice que su asesinato fue «de Dios». 10:13-14

Jehú muestra su celo por el Señor al asesinar «todo lo que quedó para Acab en Samaria, hasta que lo destruyó según la palabra del Señor«. 10:16-17

Jehu mintió a los seguidores de Baal para poder atraparlos y matarlos. 10:19

Jehu advierte a sus guardias diciendo: «Si alguno de los hombres escapa, el que lo deja ir, su vida será por la vida de él«. 10:24

Jehu, cuando termina sus sacrificios de animales, ordena a sus hombres que «entren y los maten, que nadie salga. Y los hirieron con el filo de la espada«. 10:25

Dios está muy complacido con todos los asesinatos de Jehu, diciendo «porque has hecho bien en ejecutar lo que es justo a mis ojos, y has hecho a la casa de Acab de acuerdo con todo lo que estaba en mi corazón [Jehu los asesinó a todos], tus hijos de la cuarta generación se sentarán en el trono de Israel«. 10:30

El «pueblo del Señor» destruyó la «casa de Baal» y mató al «sacerdote de Baal delante de los altares«. 11:17-18

Dios golpea al rey Azarías con lepra «hasta el día de su muerte» por no quitar los lugares altos. 15:5

Dios envió leones para devorar a los extranjeros en Samaria porque «no temían al Señor» y, lo que es peor, «no sabían la manera del Dios de la tierra». 17: 25-26

«Enviaré una explosión sobre él, y él oirá un rumor, y volverá a su propia tierra; y haré que caiga por la espada en su propia tierra.»
Dios hará que Sennacherib sea asesinado por la espada (véase el  versículo 37  donde Senaquerib es asesinado por sus propios hijos mientras reza).  19:7

Un «ángel del Señor» mata a 185.000 hombres mientras duermen. «Y cuando se levantaron temprano en la mañana, he aquí, todos eran cadáveres«. Supongo que todos se despertaron y dijeron: «Joder, estoy muerto». 19:35

«Senaquerib … partió … Y … mientras adoraba en la casa de Nisroch su dios, Adrammelec y sus hijos Sharezer lo hirieron con la espada«.
Dios hizo que los hijos asesinaran a su padre (véase versículo 7)  19:36-37

Dios planea «traer tal maldad, sobre Jerusalén y Judá, que cualquiera que lo escuche, sus oídos se estremecerán«. 21:12

Josías, con la aprobación de Dios, derribó las casas de los sodomitas. 23:7

Josías, aparentemente con la aprobación de Dios, mata a «todos los sacerdotes de los lugares altos» y los sacrifica a Dios en sus altares. Tenga en cuenta que este es un tipo que «hizo lo que era correcto a los ojos del Señor» (2 Reyes 22: 2). 23:20

Aunque Josías hizo todo lo que Dios le pidió, Dios todavía lo castigó a él y a toda Jerusalén por los actos de su abuelo. 23:26

1 Crónicas

Dios mató a Er por ser «malo ante los ojos del Señor«. 2:3

Los hijos de Rubén hicieron la guerra con los hagaritas y «allí cayeron muchos muertos, porque la guerra era de Dios«. También les fue bastante bien con la guerra de Dios: consiguieron 250.000 ovejas y 100.000 esclavos. 5:18-22

Pero los israelitas «transgredieron contra el Dios de sus padres, y se prostituyeron contra los dioses del pueblo de la tierra, a quienes Dios destruyó antes que ellos«. Entonces Dios inspiró a los asirios para esclavizar a los israelitas. 5:25-26

«Finees … el Señor estaba con él«.
Vea Números 25:7-8  para saber lo que hizo cuando el Señor estaba con él. 9:20

«Ahora los filisteos lucharon contra Israel; y los hombres de Israel huyeron antes que los filisteos, y cayeron muertos en el monte Gilboa«.
Dios usó a los filisteos para matar a los soldados israelitas para castigar a Saúl por no matar a todos los amalecitas (véase  1 Samuel 28:19)  10:1

Saúl murió por rechazar la orden de Dios de matar a todos los amalecitas (1 Sam 15: 2-3, 18-19) y por consultar a una bruja (1 Sam 28: 8-19). 10:13-14

David tenía sed, así que le pidió a alguien que le consiguiera un poco de agua del pozo de Belén, que estaba controlado por los filisteos. Tres de sus hombres rompieron las líneas enemigas, obtuvieron el agua del pozo y se la devolvieron a David. Pero se negó a beberla y la vertió en el suelo. 11:17-19

Dios mata a Uzza por tratar de evitar que el arca se caiga. 13:9-10

«El Señor le dijo: Sube, porque yo los entregaré en tus manos«.
Dios le dice a David que vaya a la guerra con los filisteos, prometiéndole entregarlos en su mano. 14:10

«Dios ha irrumpido sobre mis enemigos con mi mano«.
Dios ayuda a David a matar a sus enemigos. 14:11

«Por lo tanto, David hizo lo que Dios le ordenó: e hirieron al ejército de los filisteos«. 14:16

«Abisai … mató a los edomitas en el valle de sal dieciocho mil … y todos los edomitas se convirtieron en siervos de David. Así el SEÑOR preservó a David donde quiera que fuera«. 18:12-13

El ejército de David «destruyó la tierra de los hijos de Ammón … asedió a Rabbah … y la destruyó». 20:1

David torturó o esclavizó (según la traducción) a todos los habitantes de varias ciudades. 20:3

Dios mató a 70.000 malvados (y a sus familias) en una plaga para castigar a David por hacer un censo que Dios (o Satanás) inspiró. 21:14

«Posee esta buena tierra y déjala como herencia para tus hijos después de ti para siempre«.
Este verso es utilizado por los republicanos para justificar la protección a los ricos de los impuestos. 28:8

2 Crónicas

Dios le dice a Salomón que le gusta tanto (le gustan los asesinos y los polígamos) que lo convertirá en el hombre más rico que jamás haya vivido. 1:11-12

Dios envió a Shishak, el rey de Egipto, a atacar Jerusalén porque Roboam «y todo Israel transgredió contra el Señor«. Shishak tenía 1200 carros, 60.000 jinetes y «innumerables personas» y atacó a Judá y «tomó las ciudades cercadas que pertenecían a Judá«. Cuando el ejército de Shishak llegó a Jerusalén, «los príncipes de Israel y el rey se humillaron» y dijeron: «El Señor es justo«. Así que Dios decidió no destruir Jerusalén, sino simplemente convertirlos en esclavos de Shishak. 12:2-12

Dios mata al rey de Israel y ayuda a Abías a matar a 500.000 israelitas. «Los hijos de Judá prevalecieron, porque confiaron en el Señor Dios de sus padres«. (Es decir, tenían a Dios de su lado.)  13:15-20

En la mayor masacre asistida por Dios en la Biblia, Asa, con la ayuda de Dios, mata a un millón de etíopes. 14:8-14

«Y la una gente destruía á la otra, y una ciudad á otra ciudad: porque Dios los conturbó con todas calamidades15:6

«Cualquiera que no busque al Señor Dios de Israel debería ser ejecutado, ya sea pequeño o grande, ya sea hombre o mujer«. 15:13

Dios pone mentiras en la boca de sus profetas y habla mal de las personas. 18:21-22

«Cierto hombre hizo una reverencia … e hirió al rey de Israel … y cuando se puso el sol murió«.
Dios mató a Acab por mostrar misericordia al rey Benhadad (véase 1 Reyes 20:42 ).  18:33-34

Odia al pecador, o Dios derramará su ira sobre ti. 19:2

El espíritu del Señor vino sobre Jahaziel (el hijo de Zacarías, el hijo de Benaía, el hijo de Jeiel, el hijo de Mattanaiah) y le dijo al pueblo de Judá que no tenían que luchar contra los moabitas, amonitas y edomitas porque Dios pelearía por ellos. Y eso hizo. Dios luchó por ellos obligando a los miembros del ejército contrario a matarse entre ellos. Luego, la gente de Judá pasó tres días quitándole las joyas y otros objetos de valor a los cadáveres. 20:14-25

Elijah le dice a Jehoram que Dios herirá a sus hijos, esposas y al pueblo de Judá con una gran plaga (por las cosas que hizo Joram) y Dios lo herirá con una enfermedad de sus intestinos hasta que se le caigan los intestinos. 21:14-15

«El Señor agitó contra Joram el espíritu de los filisteos y de los árabes … Y subieron a Judá, y … y se llevaron … también a sus hijos y a sus esposas; para que nunca le quedara un hijo, salvo Joacaz, el menor de sus hijos«.  21:16-17

«Y después de todo esto, el Señor lo hirió en sus entrañas con una enfermedad incurable. Y sucedió que, en el transcurso del tiempo, después del final de dos años, sus intestinos se cayeron debido a su enfermedad: así que murió de enfermedades dolorosas«. 21:18-19

Dios le dijo a Jehú que matara a todos en la casa de Acab y luego lo condenó por eso (Oseas 1:4). 22:7-9

Solo los levitas pueden entrar en «la casa del Señor». «Cualquiera que entre en la casa, será ejecutado«. 23:6-7

El sacerdote (Joiada) le dice a la gente que mate a Atalía y a sus seguidores. Entonces la encuentran y la matan. «Y toda la gente de la tierra se regocijó: y la ciudad quedó en silencio, después de eso habían matado a Atalía con la espada«. (¿No le encantan los finales felices?)  23:14-15, 21

«Entonces todo el pueblo fue a la casa de Baal«, rompió su altar en pedazos y mató al sacerdote Mattan de Baal. 23:17

Joás y Joida recolectan toneladas de dinero para reparar «la casa del Señor». Los líderes religiosos han estado tomando dinero de la gente desde entonces. 24:4-11

El espíritu de Dios vino sobre Zacarías y condenó a todos por desobedecer a Dios, por lo que la gente lo apedreó hasta matarlo. Mientras moría, Zacarías le pidió a Dios que vengara su muerte. Entonces Dios envió a los sirios a matar a todos los príncipes y Dios entregó el ejército de Judá en sus manos. En el proceso, Joash resultó herido y luego asesinado en su cama. 24:20-25

Amasías (que «hizo lo correcto ante los ojos del Señor») mató a 10.000 personas; dejó a otros 10.000 con vida para lanzarlos por un acantilado hasta «que todos estaban rotos en pedazos«. 25:1-2, 11-12

Dios estaba complacido con Amasías cuando estaba matando edomitas y arrojando gente por los acantilados, pero no cuando decidió adorar a otros dioses. Entonces Dios decidió matar a Amasías y hacer que su ejército fuera derrotado por los israelitas. 25:16-27

«Uzías … hizo lo que era justo a los ojos de Jehová, de acuerdo con todo lo que hizo su padre Amasías«.
¿Cómo tirar a 10.000 hombres por un acantilado? (véase 25:12)  26:3-4

«Salió y luchó contra los filisteos … Y Dios lo ayudó contra los filisteos, y contra los árabes que habitaban en Gurbaal y los mehunims«. 26:6-7

Dios hace que Uzías sea un leproso por quemar incienso sin licencia. 26:19-21

Pekah mató a 120.000 personas en un día y esclavizó a 200.000 mujeres y niños «porque habían abandonado al Señor Dios de sus padres«. 28:6-8

«Con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas«. 32:8

Dios envió un ángel para matar al ejército asirio (según  2 Reyes 19:35,  el ángel mató a 185.000 soldados dormidos que se despertaron a la mañana siguiente para descubrir que estaban muertos.) 32:21

Dios promete «traer el mal sobre este lugar … incluso todas las maldiciones que están escritas en el libro«. Dice que su «ira se derramará sobre este lugar, y no se apagará«. 34:24-25

Dios se enoja con su pueblo, así que envía al rey de los caldeos a matar a todos los «jóvenes con la espada». No tiene compasión por nadie, ni siquiera por los viejos que están «encorvados para la edad». En su tierna misericordia y amorosa bondad los quiere a todos sacrificados. 36:16-17

Ezra

Los israelitas ofenden a Dios «tomando» esposas extranjeras y corrompiendo así «la simiente santa». 9:2

Ezra les dice a los hombres que deben abandonar a sus esposas e hijos para evitar la ira de Dios. 10:2-3, 10-12

Nehemías

El amonita y el moabita no deben entrar en la congregación de Dios jamás. 13:1

Nehemías reprende a los hombres por casarse con «esposas extrañas». Para castigarlos, «contuvo con ellos, los maldijo, los golpeó a algunos y les arrancó el pelo«. 13:25-27

Esther

Vashti se niega a entretener a los invitados borrachos del rey bailando delante de ellos. Por esto, ella ya no será reina y será reemplazada por alguien mejor (¿más bonita?). 1:12-19

Debido a la desobediencia de Vashti, el rey decreta que «todas las esposas darán honor a sus esposos, tanto los grandes como los pequeños» y «que cada hombre debe tener dominio sobre su propia casa«. 1:20-22

Con nada más que sospecha y rumores, Esther tiene a dos hombres ahorcados (después de una breve inquisición). 2:21-23

Sin juicio, Esther tiene a otro hombre (Amán) colgado. 7:6-10

Después de colgar a Hamán a petición de Esther, el rey le dio a Esther (y a su amigo Mardoqueo) el anillo y la casa de Hamán. 8:1-7

En el día en que todos los que odian a los judíos (y a sus familias) fueron asesinados por los judíos, «los judíos tenían luz, alegría, alegría y honor … una fiesta y un buen día«. 8:16-17

«Mucha de la gente de la tierra se convirtió en judía, porque el temor de los judíos cayó sobre ellos«.
La forma favorita de Dios de hacer conversos: ¡Conviértete o muere! 8:17

A petición de Esther, el rey ordena un ataque preventivo en las 127 provincias desde Egipto hasta Etiopía. Todos los que planearon matar judíos serán asesinados por judíos, junto con sus esposas e hijos. Y todo este asesinato tiene lugar en un solo día.
(¿Cómo van a descubrir los judíos quién planeó matarlos y quién no? ¿Se suponía que debían matarlos a todos y dejar que Dios lo resolviera? ¿Y por qué tenían que matar a las mujeres y a los niños?)  8:9 -11

Los judíos matan a todos los que alguna vez tuvieron un mal pensamiento hacia ellos, junto con sus familias que odian a los judíos. 9:1-16

«Los judíos golpearon a todos sus enemigos con el golpe de la espada, la matanza y la destrucción, e hicieron lo que hicieron con aquellos que los odiaban«. 9:5

«En el palacio de Shushan, los judíos mataron y destruyeron a quinientos hombres«. 9:6

Mataron a «Los diez hijos de Amán, hijo de Hammedatha, enemigo de los judíos«. 9:10

Esther le pide al rey que mate a todos los que planearon matar a los judíos y cuelgue los cadáveres de los diez hijos de Amán en los árboles. 9:12-14

«Los judíos … mataron a trescientos hombres en Shushan«. 9:15

«Los otros judíos … mataron a sus enemigos setenta y cinco mil«. 9:16

Job

Dios hace una apuesta con su hijo, Satanás. Dios le dice a Satanás que le haga cosas desagradables a Job para ver si puede lograr que maldiga a Dios en su cara. 1:6-12

Dios le da a Satanás poder sobre todo lo que Job posee. 1:12

Para comenzar el espantoso juego de Dios y Satanás, los esclavos y animales de Job son quemados o asesinados con espadas. Luego, los niños de Job son asesinados en una tormenta de viento mientras festejaban. 1:13-19

Dios mata (o permite que Satanás mate) a los hijos de Job, pero Job no culpa «tontamente» a Dios. Ya que Dios fue responsable, ¿por qué sería una tontería culpar a Dios? 1:20-22

Dios y Satanás juegan un pequeño juego con Job. Dios permite que Satanás atormente a Job, solo para ver cómo reaccionará. 2:3-6

«Así salió Satanás de la presencia del Señor, e hirió a Job con llagas dolorosas desde la planta del pie hasta la corona«. 2:7

«¿Qué? ¿Recibiremos el bien de la mano de Dios, y no recibiremos el mal?» 2:10

Debido a la cruel apuesta de Dios con Satanás, Job maldice el día en que nació. 3:2-3, 11

«Las flechas del Todopoderoso están dentro de mí … los terrores de Dios se ponen en orden contra mí«. 6:4

«Me asustas con sueños y me aterrorizas a través de visiones»  7:14

¿Dios pervierte la justicia? Bueno, si crees en la Biblia, ¡seguro como el infierno! 8:3

Dios multiplica las heridas sin causa, destruye lo perfecto junto con los malvados, se ríe del juicio de los inocentes y oculta la verdad a los jueces. 9:17,  22-24

«¿Te conviene oprimir, despreciar la obra de tus manos?» 10:3

Hablando de Dios, Job dice: «Él me desgarra en su ira, que me odia: me rechina con sus dientes«. 16:9

«Todo el mal que el Señor había traído sobre él«.
Todos los problemas de Job fueron provocados por Dios. 42:11

Después de que Dios y Satanás terminaron de atormentar a Job, Dios le dio a Job aún más cosas que antes, incluidos niños. ¡Dios le dio a Job otro grupo de 10 niños, con hijas aún más bonitas! 42:13-15

Salmos

Si le preguntas a Dios, él obligará a los paganos a ser tus esclavos y te ayudará a «hacerlos pedazos». 2:8-9

Honra al Hijo o Dios se enojará y podrá matarte. 2:12

Dios ha herido a sus «enemigos en el pómulo» y «ha roto los dientes de los impíos». 3:7

Los cristianos a menudo dicen que uno debe amar al pecador pero odiar el pecado. Quizás, pero Dios odia a los pecadores y planea destruirlos. 5:5-6

Si rezas a Dios, él matará a tus enemigos por ti. 9:3-6

«El Señor cortará todos los labios halagadores, y la lengua que habla cosas orgullosas«. 12:3

Los ateos son tontos que nunca hacen nada bueno. 14:1,  53:1

«Todos juntos se vuelven inmundos: no hay ninguno que sea bueno, no, ninguno«. Todos están sucios y nadie ha hecho nada bueno. 14:3

El Dios de la paz nos enseña cómo matar a nuestros vecinos en la guerra. 18:34

Dios ayuda a los creyentes a matar y esclavizar a sus enemigos. 18:40-43

Si enojas a Dios, te quemará a ti y a tus hijos hasta la muerte. 21:9-10

Dios disparará a sus adversarios en la espalda con sus flechas. 21:12

El salmista da un ejemplo a los creyentes: odiar a las personas pero amar a Dios. 31:6

Los que temen a Dios nunca mueren de hambre. 33:19

«los que buscan á Jehová, no tendrán falta de ningún bien«. (Los pobres o hambrientos simplemente no están buscando lo suficiente a Dios). 34:10

Una dulce oración por la destrucción de los enemigos: «que su camino sea oscuro y resbaladizo; y que el ángel del Señor los persiga… que la destrucción se apodere de él sin darse cuenta.»  35:6,8

Los que confían en Dios y hacen el bien nunca tendrán hambre (Los que murieron de hambre por lo visto no confiaron en él o hicieron cosas malas)37:3

Si te deleitas en Dios, él te dará lo que quieras. 37:4

Dios se ríe de aquellos que luego atormentará. 37:13

El salmista alaba a Dios por expulsar y afligir a «los paganos» con su propia mano. 44:2

Si olvidas a Dios, Dios te hará pedazos. 50:22

Si no confías en Dios, él te matará y mientras mueres, los «justos» se reirán de ti. 52:5-7

Dios enviará el mal a los enemigos de sus seguidores. 54:5

Refiriéndose a sus enemigos, el salmista dice: «Que la muerte se apodere de ellos, y que caigan rápidamente al infierno«. 55:15

Las personas malvadas son malvadas desde el nacimiento: Dios las hizo así. Dicen mentiras inmediatamente después de nacer (¡incluso antes de poder hablar!). 58:3

El salmista reza devotamente: «Dios, rómpeles los dientes en la boca … que se corten en pedazos«. 58:6-7

«Que cada uno de ellos fallezca: como el prematuro nacimiento de una mujer, para que no vean el sol«.
Una oración para que tus enemigos mueran como un feto abortado. 58:8

«El justo» se regocijará cuando vea que «los malvados» son desmembrados por Dios. Incluso tendrá la oportunidad de lavarse los pies en la sangre del impío.  58:10

El salmista le pide a Dios que mate a todos los «paganos» y no les muestre ninguna misericordia. 59:5

Dios se reirá de los paganos cuando los mate. 59:8

«El Dios de la misericordia» permitirá al salmista ver a sus enemigos atormentados. 59:10

«Consúmelos en tu ira, consúmelos«. – Más dulces oraciones a un dios salvaje. 59:13

Dios divide el mundo en aquellos países que le gustan y en los que no. A los que no le gustan los llama por su nombre (como «lavabo») y les dice que les arrojará el calzado. 60:7-8

Dios «herirá la cabeza de sus enemigos» para que los justos puedan lavar sus pies «en la sangre de tus enemigos y la lengua de tus perros en la misma«. 68:21, 23

«Los que están lejos de ti perecerán: tú has destruido a todos los que se burlan de ti«. 73:27

«El Señor escuchó esto» (se puso el audífono) y se enojó y quemó a la gente «porque no creían en Dios«. 78:21-22

«La ira de Dios vino sobre ellos» y Dios mató a muchos de los israelitas por no creer en «sus maravillosas obras«. 78:31-34

Dios «echó a los paganos» y dio sus tierras a los israelitas. 78:55

El salmista le pide a Dios que derrame su ira sobre alguien más para variar. ¿Por qué no atormentar a algunos extraños «que no te han conocido79:5-6

El salmista le pide a Dios que «les haga a ellos como a los madianitas … que se convirtieron en estiércol para la tierra«. 83:9-18

Si no sigues los mandamientos de Dios, él te golpeará con una vara. 89:31-32

«Todavía darán fruto en la vejez; serán gordos y florecientes«. Estar gordo es un signo seguro de justicia. (Las personas malvadas son flacas y hambrientas.)  92:12-14

El salmista relata el trato de Dios a los egipcios: «Él hirió a los primogénitos en su tierra«. Véase Éxodo 12: 29-30  para conocer los detalles más sangrientos. 105:29-36

Dios es alabado por las formas creativas en que mata a las personas: ahogarse, tragarse la tierra, arder, etc.  106:11-19

Dios envió una plaga a los israelitas por «cometer prostitución con las hijas de Moab«. Pero «luego se puso de pie Phinehas, y ejecutó el juicio [arrojando una lanza a través de una pareja de recién casados]: y así la plaga se detuvo«. Pero no antes de que 24.000 (1 Corintios 10:8  dice que 23.000) hubieran muerto (vea Números 25: 6-9  para conocer todos los detalles sangrientos.)  106:29-30

Dios se ofende por aquellos que hacen cosas con sus manos o inventan cosas con sus mentes. 106:39

Dios destruye el medio ambiente para castigar a las personas por sus pecados. 107:33-34

El salmista le pide a Dios que haga todo tipo de cosas desagradables a sus enemigos. «Pon sobre él a un hombre malvado; y deja que Satanás se pare a su mano derecha … Que su oración se convierta en pecado«. Le pide a Dios que le quite sus posesiones, lo mate y haga que sus hijos sufran por los pecados de sus padres. 109:6-14

«Que sus hijos sean huérfanos y su esposa viuda«. 109:9

«Que sus hijos sean continuamente vagabundos y rueguen«. 109:10

«Que el extorsionador capture todo lo que tiene, y que los extraños estropeen su trabajo«. 109:11

«Que no haya quien le extienda misericordia; ni que favorezca a sus hijos huérfanos«. 109:12

«Que se corte su posteridad; y en la generación siguiente que se borre su nombre«.  109:13

«Que la iniquidad de sus padres sea recordada con el Señor; y no se borre el pecado de su madre«. 109:14

Dios «llenará los lugares con cadáveres» de paganos. 110:6

Dios es alabado por matar reyes, naciones y pequeños bebés. 135:8, 10

«Al que hirió a Egipto en sus primogénitos: porque su misericordia perdura para siempre». 136:10

Dios «derrocó a Faraón y su anfitrión en el Mar Rojo: porque su misericordia perdura para siempre». 136:15

Dios «hirió a grandes reyes, porque para siempre es su misericordia«. 136:17-18

Dios enviará personas para aplastar a los pequeños niños babilónios contra las piedras para castigar a los babilonios por esclavizar a los israelitas durante el cautiverio babilónico. Estos niños felices («bendecidos» en la ESV) son los instrumentos de Dios para llevar a cabo su venganza. 137:8-9

«Feliz será el que tome y golpee a tus pequeños contra las piedras«.  137:9

El salmista se destaca en odiar. Odia a las personas con un «odio perfecto» y le pide a Dios que los mate. 139:19-22

Una oración para que Dios queme a la gente hasta la muerte. 140:10

El Dios de la paz nos enseña a matarnos en la guerra. 144:1

Los santos alaban a Dios mientras matan y esclavizan a «los paganos». 149:5-8

Proverbios

Dios se reirá de tus desgracias, se burlará de ti cuando tengas miedo y te ignorará cuando le pidas ayuda. Y si lo buscas, no lo encontrarás. 1:26-28

«El que me escuchare habitará sano y salvo del temor al mal«.
Quien escuche a Dios (o la sabiduría, o quien esté hablando aquí) siempre estará a salvo. 1:33

«La vara es para la espalda del que no tiene entendimiento«.
Golpea a las personas que no entienden con una vara. 10:13

«El alma del diligente engordará.»
Dios engorda al diligente (Los perezosos son flacos y pobres)13:4

«El que menosprecia la palabra será destruido, pero el que teme el mandamiento será recompensado«. 13:13

«Un buen hombre deja una herencia a los hijos de sus hijos: y la riqueza del pecador está reservada para los justos«. 13:22

Cómo distinguir lo bueno de lo malo: las personas buenas son las que comen mucho y las malvadas son las que pasan hambre. 13:25

Dios hizo a las personas malas por el placer de castigarlas. 16:4

«Una frase divina está en los labios del rey: su boca no transgrede en juicio«. 16:10

«El trono está establecido por la justicia«. 16:12

«Los labios justos son la delicia de los reyes«. 16:13

«A la luz del semblante del rey está la vida; y su favor es como una nube de lluvia tardía«. 16:15

Los tontos están destinados a ser golpeados. 18:6

Golpea a tus hijos y no pares solo porque lloren. 19:18

Los escarnecedores (¿escépticos?) deberían ser condenados; los tontos deben ser golpeados. 19:29

«El temor de un rey es como el rugido de un león: el que le provoca ira peca contra su propia alma«.
Es un pecado enojar a un rey. 20:2

«El rey que se sienta en el trono de juicio, Con su mirar disipa todo mal.»  20:8

«El corazón del rey está en la mano del Señor, como los ríos de agua: lo gira por donde quiera«. 21:1

«El rescate del justo es el impío, Y por los rectos el prevaricador21:18

Golpear a tus hijos los hará menos tontos. ¿Has golpeado a tu hijo hoy? 22:15

Golpee a sus hijos con fuerza y ​​frecuencia. No te preocupes por lastimarlos. Puede romper algunos huesos y causar algún daño cerebral, pero no los matará. E incluso si mueren, estarán mejor. Ellos te agradecerán por golpearles desde el cielo. 23:13-14

«Teme … al rey».  24:21

«El cielo para la altura, y la tierra para la profundidad, y el corazón de los reyes es inescrutable«. 25:3

«Quita al impío delante del rey, y su trono se establecerá en justicia«. 25:5

Azota a los caballos y golpea las espaldas de los necios con varas. 26:3

Si no escuchas y sigues las leyes de Moisés, entonces ni siquiera intentes orar, porque tu oración se convertirá en una abominación. 28:9

«El que ponga su confianza en Jehová será engordado«.
(Esto explicaría  por qué hay tantos cristianos obesos en EE.UU. Pero no por qué hay tanto cristiano muerto de hambre. De hecho esto implica que si no eres gordo probablemente sea porque no crees demasaido en Yahvé)  28:25

Golpear a tus hijos los hará sabios. 29:15

Golpea a tus sirvientes (esclavos), como si fueran tus hijos. 29:19

Si te burlas de tu padre o desobedeces a tu madre, los cuervos escogerán tus globos oculares y las águilas se los comerán. 30:17

Eclesiastés

«Me conseguí sirvientes y doncellas, y tuve sirvientes nacidos en mi casa«.
El autor parece presumir de tener esclavos aquí, sin indicios de ninguna desaprobación de la esclavitud. 2:7

«Ni digas delante del ángel que fuiste un error: ¿por qué Dios se enojará con tu voz y destruirá la obra de tus manos?»
No admitas cometer un error con un ángel o Dios se enojará y destruirá tu trabajo. 5:6

«No maldigas al rey, no, no en tu pensamiento; y no maldigas a los ricos«. 10:20

Isaías

«Si te niegas y te rebelas, serás devorado con la espada«. 1:20

«Serás confundido por los jardines que elegiste«. (¿Dios por lo visto odia a los jardineros? Nada, es solo otra amenaza velada si no «eliges» creer y obedecer) 1:29

«Entrarán en los agujeros de las rocas, y en las cuevas de la tierra, por temor a Jehová … cuando él se levante para sacudir terriblemente la tierra«. 2:19, 21

«Jerusalén está arruinada, y Judá ha caído: porque su lengua y sus obras están en contra del Señor«. 3:8

«Declaran su pecado como Sodoma, no lo ocultan. ¡Ay de sus almas!»
Al dios bíblico simplemente no parecen importarle mucho los homosexuales. Y se molesta especialmente cuando «no lo ocultan». 3:9

Dios «golpeará con una costra la corona de la cabeza de las hijas de Sión» y «descubrirá sus partes secretas» ya que no le gusta la forma en que se visten y caminan. 3:16-17

«Tus hombres caerán por la espada«. 3:24-25

Dios matará a aquellos que desprecian su palabra y no siguen sus leyes. Sus cadáveres serán «desgarrados en medio de las calles«. 5:24-25

Dios evitará que la gente escuche y comprenda «para que no … se conviertan y sean sanados«. 6:10

Si te asocias o te ciñes, Dios te hará pedazos. 8:9

Dios no tendrá piedad de las viudas e hijos de los hipócritas. 9:17

Dios hará que cada hombre mate a su hermano y luego le obligará a comer «la carne de su propio brazo«. 9:19-20

Algún día Dios hará que sus «poderosos … destruyan toda la tierra«. 13:3-5

En el día de Dios, matará a los pecadores con gran ira, furia y crueldad. Los que mueran acabarán con sus caras consumidas por las llamas. 13:6-9

Si Dios puede encontrarte, él «te empujará«, destrozará a tus hijos «en pedazos» ante tus ojos y violará a tu esposa. No tendrá piedad, y hasta incluso matará a tus hijos pequeños. 13:15-18

Dios matará a los niños «por la iniquidad de sus padres«. 14:21

Después de que Dios destruya a Moab, los ríos estarán rojos de sangre. Él enviará leones para comer a los supervivientes. 15:9

El Dios de la paz pondrá al hermano contra hermano y al reino contra reino. Luego hará que los sobrevivientes siembren al consejo de «magos» y los sometan a un «señor cruel». 19:2-4

Dios envía un «espíritu perverso» entre los egipcios y los hace errar «como un hombre borracho se tambalea en su vómito«. 19:14

El Apocalipsis de Isaías: Dios destruirá la tierra, quemando vivos a todos y a todos los seres vivos (excepto quizás unos pocos hombres). 24:1-6

Dios no tendrá piedad de aquellos que no lo entienden. 27:11

«Ay de los niños rebeldes, dice Jehová, que toman consejo, pero no de mí«. 30:1

Dios pondrá «una brida en las fauces de la gente, haciéndoles errar«. 30:28

«Por la voz de Jehová será golpeado el asirio«. 30:31

«El Señor … traerá el mal«. 31:1-2

«Y el pueblo será … quemado en el fuego«. 33:12

Dios está furioso con todos y está listo para matarlos a todos. O como dice Isaías con tanta delicadeza: «Su olor saldrá de sus cadáveres, y las montañas se derretirán con su sangre«. 34:2-3

«Enviaré una explosión sobre él, y él oirá un rumor, y volverá a su propia tierra; y haré que caiga por la espada en su propia tierra.»
Dios hará que Sennacherib sea asesinado por la espada (véase el versículo 38  donde Senaquerib es asesinado por sus propios hijos mientras reza).  37:7

«Senaquerib … partió y … mientras adoraba en la casa de Nisroch su dios, Adrammelech y Sharezer sus hijos lo hirieron con la espada«.
Dios hizo que los hijos asesinaran a su padre (vea el versículo 7)  37: 37-38

Dios hace que Egipto, Etiopía y Seba paguen por los pecados de Israel. Él dice que le gusta Israel más que cualquier otro país, por lo que está dispuesto a sacrificar a otros países por el bien de Israel. 43:3-4

Dios es el creador del mal. 45:7

Ningún astrólogo, observador de estrellas o pronosticador podrá salvar a aquellos que Dios planea quemar hasta la muerte. 47:13-14

«El Señor … hará lo que quiera en Babilonia, y su brazo estará en los caldeos«. 48:14

«Alimentaré a los que te oprimen con su propia carne; y serán embriagados con su propia sangre, como con vino dulce«. 49:26

«Seco el mar, hago de los ríos un desierto: sus peces apestan, porque no hay agua, y mueren de sed«.
Dios se jacta de las cosas más extrañas. 50:2

«Los cielos se desvanecerán como el humo, y la tierra se envejecerá como una prenda de vestir, y los que moren allí morirán de la misma manera«. (Dios planea destruir el universo.)  51:6

Las naciones que no sirven a Israel perecerán. 60:12

«Los pisotearé en mi furia; y su sangre … manchará toda mi ropa«. (La ropa de Dios se manchará con la sangre de los humanos.)  63:2-6

«Oh Señor, ¿por qué nos has hecho errar de tus caminos, y endureciste nuestro corazón de tu miedo?» Buena pregunta. 63:17

Cada acto humano noble, cada acto de amor, coraje y bondad es «una cosa inmunda», «un trapo sucio» para Dios. 64:6

«Ustedes son los que abandonan al Señor … Por lo tanto, los contaré a la espada, y todos se postrarán ante la matanza«. 65:11-12

No coma «carne de cerdo» (como jamón o tocino) u otras «cosas abominables» o Dios tendrá que matarlo. 65:4, 66:17

Los «siervos de Dios» comerán, beberán y se alegrarán; todos los demás tendrán hambre, sed y vergüenza, hasta que Dios los mate, eso es. 65:13-15

Dios irá «á toda carne» con fuego y espada, «y los muertos del Señor serán muchos«. 66:15-16

«Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí: porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará; y serán abominables á toda carne66:24

Jeremías

Dios establecerá a Jeremías sobre naciones y reinos que se acumulan o destruyen o lo que sea. 1:10

Dios enviará naciones enemigas contra su «pueblo elegido». 1:14-15

Los que adoran a «otros dioses» son malvados. «Pronunciaré mis juicios contra ellos tocando toda su maldad, que me han abandonado y han quemado incienso a otros dioses«. 1:16

«Pelearán contra ti; pero no prevalecerán contra ti; porque yo estoy contigo«. 1:19

Dios trata de «corregir» a las personas matando a sus hijos. 2:30

«Las lluvias se han mantenido y no ha llovido más tarde«.
Las sequías son castigos de Dios. 3:3

«Como una esposa se aparta traidoramente de su esposo…»
Si una mujer deja a su esposo, ella es «traicionera», pero un hombre es inocente cuando la «encierra» sin ninguna razón. 3:20

«Circuncida el prepucio de tu corazón» o Dios te quemará hasta la muerte. 4:4

«Traeré el mal del norte y una gran destrucción«. 4:6

«El león ha surgido de su matorral … y tus ciudades serán arrasadas, sin un habitante«. 4:7

«Lamentad y aullad: porque la ira feroz del Señor no se ha apartado de nosotros«.  4:8

Dios ha «engañado mucho a este pueblo«. 4:10

Lo que una vez fue fructífero ahora es estéril. Las aves han huido, la gente se ha ido, las ciudades están en ruinas. Todo «por su ira feroz (de Dios)«. 4:25-28

Dios trata de reformar a las personas atormentándolas y luego se pregunta por qué no funciona. 5:3

Los que no siguen o conocen a Dios son «pobres» y «tontos». 5:4

Dios enviará leones, lobos y leopardos para destrozar a la gente. 5:6

«¿Cómo te perdonaré por esto? Tus hijos … cometieron adulterio y se reunieron con tropas en las casas de las rameras«. 5:7

Dios quemará a la gente hasta la muerte por descubrir su inexistencia. 5:14

Dios nuevamente habla de traer una nación extranjera para destruir a sus elegidos y sus tierras. 5:15-17

Dios simplemente no puede aguantar más su furia. Matará a todos: esposos y esposas, niños y ancianos. 6:11

Dios castigará a los hombres quitándoles sus propiedades, incluidas sus esposas (sí, la mujer solo es un objeto propiedad del hombre en el abrahamaísmo), y dándolas a otros. 6:12

Dios «traerá el mal sobre este pueblo, incluso el fruto de sus pensamientos» porque se niegan a hacer lo que sea que él les pida. 6:19

Dios planea matar a casi todos: padres e hijos, familiares, amigos y vecinos. Dios planea matarlos a todos después de poner un obstáculo ante ellos. 6:21

Dios enviará soldados del norte que matarán a todos y no tendrán piedad. 6:22-23

Dios dice que hay algunas personas por las que no deberías molestarte en orar. Y si lo haces, él no escuchará de todos modos. 7:16

Dios derramará su ira sobre el hombre y la bestia. Ni siquiera los árboles se librarán de su ira. Y la tierra misma arderá para siempre. 7:20

«El Señor ha rechazado y abandonado la generación de su ira«. 7:29

Dios alimentará a los pájaros y las bestias con los cadáveres de personas, «y no habrá quien las espante«. 7:33

Para castigar a los hombres, Dios «dará sus esposas a los demás». 8:10

No confíe en nadie. Ni siquiera tus vecinos, familiares o amigos. Aquellos que creen de manera diferente a usted son todos mentirosos y malvados. 9:4-6

Dios le dará a la gente comida y agua malas, y luego los matará con una espada. 9:15-16

Dios matará a niños y jóvenes, y los cadáveres «caerán como estiércol … y nadie los recogerá«. 9:21-22

«He aquí, vienen días, dice Jehová, en que castigaré a todos los circuncidados con los incircuncisos«. Supongo que eso incluiría a casi todos. Bueno, más bien a todos los hombres . 9:25-26

Jeremías ora por la destrucción de personas y familias que no invocan el nombre de Dios. 10:25

Aquellos que no siguen las leyes del Antiguo Testamento son maldecidos por Dios. 11:3

Dios «traerá el mal sobre» personas que no podrán escapar. Y si le piden ayuda, él no los ayudará. 11:11

Dios prohíbe que otros oren por sus víctimas. Dichas oraciones quedarían sin respuesta de todos modos, dice, «porque yo no oiré en el día que en su aflicción clamen a mí«. 11:14

«Porque el Señor de los ejércitos … ha pronunciado el mal contra ti«. 11:17

Jeremías reza por vengarse de sus enemigos. 11:20

Dios castigará a la gente matando a sus jóvenes en la guerra y matando de hambre a sus hijos. 11:22

Jeremías le pide a Dios que arrastre a sus enemigos como «ovejas para la matanza».  12:3

Dios entregó a su pueblo «en manos de sus enemigos». Él «odia» a su gente «muy querida» y planea darles de comer a los pájaros con ella. 12:7-9

La espada de Dios «devorará» a todos hasta que «ninguna carne tenga paz«. 12:12

Si alguna nación no escucha a Dios, él «la arrancará y destruirá por completo«. 12:17

Dios planea emborrachar a todos en el reino y luego «juntar a los padres y a los hijos«. El Dios misericordioso de la paz promete «no tener piedad, ni perdonar, ni tener misericordia, sino destruirlos«. 13:12-14

«Por la grandeza de tu iniquidad se descubrieron tus faldas y fueron tus talones desnudados«. 13:22

Dios le dice a Jeremías que no ore por la gente. Dios ha decidido matarlos a todos y no quiere que se le hable de eso. 14:11

Dios ignorará las oraciones de los pueblos y los matará a todos con guerra, hambre y enfermedad. 14:12

Dios destruirá con hambre y espada a los engañados por los profetas, así como a los profetas mismos. 14:15-16

Dios le dice a Jeremías que no se moleste en orar por la gente. Incluso si Moisés y Samuel (¿y Jesús?) le pidieran que lo reconsiderara, él no lo haría. ¡Va a matar a todos y nadie puede detenerlo! 15:1

Dios lo tiene todo planeado. Matará a algunos con la espada, a otros con hambre, y alimentará a perros y pájaros con el resto. ¿Por qué hará estas cosas terribles? Por algo que hizo un ex rey. 15:2-4

Dios nuevamente amenaza a Jerusalén con la destrucción masiva. Estos son algunos de los aspectos más destacados: matará niños, hará más viudas que granos de arena, aterrorizará a las ciudades y luego matará a los sobrevivientes. 15:7-9

«Se enciende un fuego en mi ira, que arderá sobre ti«. 15:14

Dios le dice a Jeremías que no se case ni tenga hijos porque va a matar a todos (madres e hijas, padres e hijos). Todos ellos «morirán de muertes graves», y eso no será «lamentado» ni enterrado, sino que «será como el estiércol sobre la faz de la tierra». Porque ha quitado la paz y la «misericordia»  de la gente. 16:1-7

Dios matará a los niños si sus padres adoran a otros dioses. 16:10-11

Dios esclavizará al pueblo de Judá porque adoraron a los dioses equivocados. 17:4

Jeremías le pide a Dios que traiga el mal sobre sus enemigos y que «los destruya con doble destrucción«. 17:18

Si no honras el sábado, Dios te quemará a fuego insaciable. 17:27

Dios es un mal alfarero. No te quejes de eso. 18:1-6

Dios admite que hace cosas malas a las personas. 18:11

Dios hará que la tierra esté desolada, «objeto de burla perpetua«, de modo que «el que pasa por allí se sorprenderá y meneará la cabeza«. 18:16

Dios dispersará a los israelitas delante de su enemigo. Y luego, en «el día de su calamidad», les mostrará su trasero en lugar de su rostro. 18:17

Jeremías le pide a Dios que mate a los jóvenes en guerra y a los niños por inanición. 18:21

«No perdones su iniquidad, ni borres su pecado de tu vista«. 18:23

Dios hará tanto mal a la gente que quien escuche de ella tendrá un hormigueo en los oídos. 19:3

Dios hará que los padres coman a sus propios hijos, y que los amigos se coman unos a otros. 19:7-9

Dios romperá a aquellos que adoran a otros dioses como si estuvieran hechos de arcilla, matando a tantos que no habrá suficiente espacio para enterrarlos a todos. 19:11-13

«Así dice el Señor … Traeré sobre esta ciudad y sobre todos sus pueblos todo el mal que pronuncié contra ella, porque endurecieron su cerviz para que no oigan mis palabras«. 19:15

Jeremías profetiza la muerte de su rival (junto con su familia y amigos). 20:4-6

Dios mismo luchará y matará a todos con furia «con una mano extendida y con un brazo fuerte«. 21:5

«Heriré a los habitantes de esta ciudad, tanto hombres como bestias: morirán de gran pestilencia«. 21:6

Dios entregará a Sedequías y a los que sobreviven a la hambruna, la enfermedad y la guerra en las manos de Nabucodonosor, y «los golpeará con el filo de la espada; no los perdonará, ni tendrá piedad ni misericordia.  21: 7

Dios les dice a los judíos que se rindan a los babilonios y se conviertan en sus esclavos o mueran. «He aquí, estoy contra ti». En serio. 21: 9-13

Dios hará que los enemigos de Jeconiah lo maten a él y a su madre y luego se aseguren de que muera sin dejar hijos. 22: 25-30

Dios promete traer más maldad sobre su pueblo elegido. 23:12

Dios promete matar a todos por la guerra, el hambre y la enfermedad. 24:10

Debido a que el pueblo de Judá le fue infiel, Dios enviará al rey de Babilonia (Nabucodonosor) para destruir Jerusalén y esclavizar a Judá. 25: 6-11

Dios dice que va a castigar a Nabucodonosor y a los babilonios por lo que le han hecho a su pueblo, ¡aunque Dios mismo fue quien hizo que los babilonios atacaran y esclavizaran a Judá! Como parte del castigo, Dios tomará la tierra de los babilonios y «la convertirá en desolaciones perpetuas». Una profecía falsa, ya que el Iraq actual está bastante ocupado. 25: 12-13

Dios obligará a «todos los reinos del mundo» a beber «y estar borracho». Luego matará a «todos los habitantes de la tierra» con una espada. 25: 15-29

Dios matará a tanta gente que toda la tierra estará cubierta con sus cuerpos muertos. Nadie debe llorarlos ni enterrarlos; «serán arrojados al suelo». 25: 33-38

Dios destruirá «las habitaciones pacíficas» y hará que la tierra quede desolada «a causa de su ira feroz». 25: 37-38

Dios le dice a Jeremías que haga un yugo, se lo ponga en el cuello y lo muestre a una larga lista de reyes. Se suponía que el yugo demostraría cómo Dios quiere que todos sirvan a Nabucodonosor, el rey de Babilonia. Solo Dios podría idear un plan como ese. 27: 2-12

Dios esclavizó a naciones enteras y las obligó a servir a Nabucodonosor, «su siervo». Incluso le dio todos los animales salvajes y los obligó a servirlo. 27: 6 ,  28:14

Cualquiera que desobedezca al rey Nabucodonosor será castigado «con la espada, con el hambre y con la peste, hasta que los haya consumido de su mano». 27: 8

Entonces Dios (si eres lo suficientemente tonto como para creer a Jeremías) interviene y resuelve el asunto. Él va a obligar a todas las naciones de la tierra a servir a Nabucodonosor, junto con todos los animales. 28: 12-14

Dios mata a Hananías por no estar de acuerdo con Jeremías. 28: 16-17

Dios enviará sus bendiciones habituales sobre su pueblo: «la espada, el hambre y la peste». Él «los hará como higos viles, que no se pueden comer, son tan malvados». 29: 17-18

Dios matará a los que se nieguen a escuchar a sus profetas. 29:19

Dios entregará a Acab y Sedequías en manos de Nabucodonosor «y él los matará delante de tus ojos» y Acab será «asado en el fuego». 29: 21-22

Dios castigará a los hijos de Semaías por la falsa profecía de su padre. 29:32

Dios castiga a los niños por los pecados de sus padres. 32:18

Dios trae el mal sobre las personas. 32:42

Dios ensucia el suelo «con los cadáveres de los hombres» que él ha matado en su ira y furia. 33:5

Para castigar a la gente por negarse a liberar a sus esclavos, Dios reacciona exageradamente (solo un poco) amenazando con enviar la espada, la peste y el hambre, diciendo que alimentará sus cuerpos muertos a las aves y las bestias de la tierra. 34:17-20

Debido a que los recabitas obedecieron a Jonadab al no beber vino, mientras que la gente de Judá desobedeció a Dios de una forma u otra, Dios les hará cosas malas. 35:17

«Judá oirá todo el mal que pretendo hacerles«. 36:3

«Lo castigaré a él, a su simiente y a sus siervos por su iniquidad; y traeré sobre ellos, y sobre los habitantes de Jerusalén, y sobre los hombres de Judá, todo el mal que he pronunciado contra ellos«. 36:31

«Así ha dicho el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel; He aquí, traeré mis palabras sobre esta ciudad para mal y no para bien«. 39:16

«El Señor tu Dios ha pronunciado este mal sobre este lugar«. 40:2

«El Señor lo ha traído, y ha hecho lo que ha dicho: porque habéis pecado contra el Señor, y no habéis obedecido su voz, por lo tanto esto ha venido sobre vosotros«. 40:3

Todos los que se muden a Egipto morirán a espada, hambre o pestilencia. Nadie «escapará del mal» que viene directamente de Dios. Pero muchos, incluidos los judíos, se han mudado a Egipto y la mayoría parece haber escapado del mal prometido de Dios. 42:15-18, 22

Dios explica porqué tuvo que traer el mal a Judá: la gente quemaba incienso a otros dioses. 44:2-8

Dios no ha terminado con Judá. Traerá más maldad sobre ellos. Incluso aquellos judíos que huyan a Egipto no se salvarán. Dios los perseguirá y los matará a todos con guerra, hambruna y enfermedad. 44:11-13

Dios hará algunas cosas realmente malas a la gente porque las mujeres quemaron incienso a la «Reina del Cielo» (¿María?). 44:15-25

«Los velaré por el mal y no por el bien«. Así comienza otro pronunciamiento de muerte y destrucción sobre su pueblo elegido. 44:27-29

Dios dice que traerá el mal sobre toda carne. 45:5

«Yo … cubriré la tierra; destruiré la ciudad y a sus habitantes«. 46:8

«Castigaré a la multitud de No, Faraón y Egipto, con sus dioses y sus reyes; incluso Faraón y todos los que confían en él«. 46:25

Dios planea ahogar a los filisteos en una inundación, y «todos los hombres llorarán, y todos los habitantes de la tierra aullarán«. 47:2

Dios planea matar a casi todos. «Ninguna ciudad escapará«. 48:8

«maldito el que detuviere de la sangre su espada«. 48:10

Dios destruirá a todos en Moab. El fuego quemará sus cabezas, y sus hijos e hijas serán tomados cautivos. 48:42-47

Dios hará que las hijas de los amonitas se quemen con fuego. 49:2

Dios expondrá los «lugares secretos» de Esaú y echará a perder su semilla (matará a sus hijos). 49:10

«Bosra se convertirá en una desolación, un oprobio, un desperdicio y una maldición; y todas sus ciudades serán desechos perpetuos«. 49:13

Dios enviará plagas tan maravillosas a Edom que todos se quedarán asombrados. 49:17

Dios matará a los jóvenes de Damasco e incendiará la ciudad. (Algunos cristianos creen que esta profecía se está cumpliendo hoy en la guerra civil siria.)  49:26-27

Dios planea «traer el mal sobre» la gente de Elam. Dice que los matará a todos con una espada. 49:37

«Todo el que pase por Babilonia quedará asombrado y se burlará de sus calamidades«. 50:13

«Poneos en orden contra Babilonia alrededor, todos los que entesáis arco; tirad contra ella, no escatiméis las saetas, porque pecó contra Jehová«. 50:14

«Es la venganza del SEÑOR: vengarse de ella». 50:15

Dios dice que haga lo habitual a los habitantes de «la tierra de Merathaim»: mátenlos a todos. 50:21

«Te he tendido una trampa … oh Babilonia, y no te diste cuenta … porque has luchado contra el Señor«. 50:24

«El Señor ha abierto su armería, y ha sacado las armas de su indignación, porque esta es la obra del Señor«. 50:25

«Destrúyela por completo: no dejes nada de ella«. 50:26

«Mata a todos sus bueyes; déjalos ir a la matanza: ¡ay de ellos!» 50:27

«Reúne a los arqueros contra Babilonia … no dejes que ninguno escape«.  50:29

«Por tanto, sus jóvenes caerán en las calles, y todos sus hombres de guerra serán cortados en ese día, dice Jehová«.  50:30

Dios, el pirómano, encenderá personalmente los fuegos que quemarán a los habitantes de ciudades enteras. 50:32

Dios planea matar a todos los caballos babilonios y hacer que los hombres babilonios «se vuelvan como mujeres«. (Un destino peor que la muerte para un dios misógino)50:37

«Dejen que el arquero doble su arco … y no perdonen a sus hombres jóvenes; destruyan completamente a toda su hueste«. 51:3

«Los muertos caerán en la tierra de los caldeos, y serán empujados por sus calles«. 51:4

«Este es el momento de la venganza del Señor; él le dará una recompensa«. 51:6

«Babilonia ha sido una copa de oro en la mano del Señor, que embriagó a toda la tierra: las naciones han bebido de su vino; por lo tanto, las naciones están locas«. 51:7

«Ilumina las flechas … es la venganza del Señor, la venganza de su templo«. 51:11

«El Señor ha ideado y hecho lo que habló contra los habitantes de Babilonia«. 51:12

Dios quiere que seamos su «hacha de batalla y arma de guerra» para «romper en pedazos las naciones» y «destruir reinos«. 51:20

Dios «se romperá en pedazos» casi todos y todo lo que pueda pensar. 51:21

Dios emborrachará a los babilonios y luego los matará a todos, llevándolos «como corderos al matadero«. 51:39-40

Lamentaciones

Dios pisotea «como en un lagar» hombres valientes, jóvenes y vírgenes. 1:15

«El Señor era un enemigo«. 2:4-8

Dios mata sin piedad a todos, jóvenes y viejos. Incluso hace que las mujeres se coman a sus hijos. 2:20-22

Dios es como un oso o un león que te persigue en secreto y luego te destroza. 3:10-11

«¿De la boca del Altísimo no procede el bien y el mal?» Sobre todo malvado, diría, al menos si crees en la Biblia. 3:38

«Dadles pena de corazón, tu maldición hacia ellos. Perseguidlos y destruidlos con ira«. 3:63-64

Dios castiga a los israelitas matando de hambre a sus hijos. 4:4-9

Dios «logra su furia» haciendo que las mujeres se coman a sus hijos. 4:10-11

Ezequiel

Las reglas de muerte que pone Dios:
– Si Ezequiel no advierte a los malvados que Dios los matará por ser malvados, Dios matará a las personas malvadas y a Ezequiel también.
– Si Ezequiel advierte a los malvados, entonces Dios matará a las personas malvadas (si no cambian sus malos caminos), pero no a Ezequiel.
– Si una buena persona hace algo mal después de que Dios «ponga un obstáculo ante él«, entonces Dios lo matará. «Morirá en su pecado» y cualquier bien que haya hecho será olvidado. Y Ezequiel también será asesinado, si no le advirtió al buen hombre de antemano. 3:18-20

Dios castiga a todos en Israel con una sequía y una hambruna. 4:16-17

Dios matará a todos: matando a un tercio con plagas, a un tercio con hambrunas y a un tercio con guerras. Si alguno de alguna manera sobrevive, enviará «bestias malvadas» para devorarlo. Finalmente, después de que haya terminado de matar, «será consolado«. 5:11-17

Dios obligará a los padres a comer a sus hijos y a estos a comerse a sus padres. 5:10

Dios decorará la tierra con los huesos y los cadáveres de aquellos que adoran a un dios diferente. 6:4-5

Dios da a conocer su presencia matando personas con hambre, enfermedades y guerras. 6:7-14

Dios derramará su furia sobre todos, sin compasión de nadie. Al hacerlo, dice que «sabrán que yo soy el Señor que hiere«. 7:3-11

Dios está enojado con todos y nadie escapará de su ira. Los matará a todos con guerra, enfermedad y hambre. «El horror los cubrirá» y «sabrán que yo soy el Señor«. 7:14-27

Dios promete nuevamente matar a todos. Él dice que los ignorará cuando le supliquen piedad. 8:18

Dios envía a un «hombre vestido de lino» para marcar la frente de los hombres que serán salvos. Aparentemente, solo los hombres son considerados lo suficientemente buenos como para mantenerse, los otros (hombres sin marca, «doncellas», niños pequeños y mujeres) deben ser sacrificados. Dios dice que «llenará los tribunales con los muertos» y no tendrá piedad de nadie. 9:4-11

«Ve tras él a través de la ciudad, y hiere: no pierdas de vista, ni tengas piedad«. 9:5

«Mata a los viejos y jóvenes, tanto a las doncellas como a los niños pequeños y a las mujeres«. 9:6

«Llena los patios de los muertos: salid. Y ellos salieron y mataron en la ciudad«. 9:7

«Mi ojo no perdonará, ni tendré piedad«. 9:10

Un espíritu levanta a Ezequiel y lo transporta a la casa del Señor, donde ve a 25 hombres. Dios le dice a Ezequiel que no le gustan estos tipos porque dijeron cosas como: «No está cerca; construyamos casas: esta ciudad es el caldero y nosotros somos la carne«. 11:1-3

Entonces el espíritu del Señor cae sobre Ezequiel y le dice que profetice contra ellos. 11:4-5

Ezequiel les dice a los 25 hombres que Dios los va a matar. De esa manera sabrán que Dios es el Señor. 11:8-12

«Y sucedió, cuando profeticé, que Pelatías … murió«. 11:13

Dios matará a casi todos de una forma u otra (espada, hambre, pestilencia), pero dejará a algunos hombres en pie «para declarar sus abominaciones entre los paganos«. 12:15-16, 20

Dios tiene a Ezequiel para hacer otra demostración inteligente: comer y beber con cuidado mientras se agita. De esa manera, cuando la gente lo vea haciendo eso, sabrán que Dios los matará de hambre, lo que les enseñará que Dios es el Señor. 12:18-20

Dios nuevamente promete destruir a aquellos que se atreven a adorar a algo o a alguien que no sea él. 14:6-8

Dios engaña a algunos de sus profetas y luego los mata por creer sus mentiras. 14:9

Cuando suceden cosas realmente malas (como cuando tú o tus hijos son comidos por bestias salvajes, mueren en la guerra, se enferman y mueren, etc.), entonces sabrás que fue Dios quien te lo hizo. Y no perdonará a los niños solo porque hay algunas personas justas alrededor. 14:13-21

Dios quemará a los habitantes de Jerusalén para mostrarles a todos que él es el Señor. 15:6-7

Por ser tan ramera, Dios castigó a Jerusalén matando de hambre a los israelitas y entregándolos a los filisteos. 16:17

Después de exponer su desnudez, Dios le dará «sangre en furia y celos» y la desnudará una vez más. Luego la hará lapidar «con piedras y la empujará con espadas«. 16:38-41

«Todas las almas son mías; como el alma del padre, así también el alma del hijo es mía«. 18:4a

«El alma que pecare, morirá«. 18:4

Un hijo que se porta mal robando, matando, comiendo en las montañas, contaminando a la esposa de su vecino, oprimiendo a los pobres, mirando ídolos, prestando dinero con intereses o cometiendo abominación (tipo Levítico 18:22 o de otro modo), entonces ese hijo debe ser asesinado. 18:10-13

Dios te matará por cometer un solo error; él ignorará todas tus buenas obras. 18:24-26

«Decís: El camino del Señor no es igual«.
Incluso los israelitas reconocieron la injusticia de las «leyes de Dios» hace más de 2500 años. 18:25, 29

Dios planeó «derramar [su] furia» sobre los hebreos en Egipto por adorar ídolos. Pero luego cambió de opinión, gracias a Dios. 20: 7-8

Dios amenaza tres veces con matar a todos los israelitas por desobedecerlo, pero después de pensarlo un poco decidió no hacerlo. 20:8,  13,  21

Dios dio a los israelitas «estatutos que no eran buenos y juicios por los cuales no debían vivir«. Los «contaminó» para que «los hiciera desolados» y los obligara a matar y sacrificar a sus hijos «para que supieran» que él es el Señor. 20:25-26

Dios encenderá un fuego en el reino del sur que devorará todo y quemará a todos. «Y toda carne verá que yo, el Señor, la he encendido«. 20:47-48

Dios matará a todos, buenos y malos, justos e injustos. 21:3-5

Dios está afilando una espada para la matanza de su pueblo. 21:8-32

«Serás como combustible para el fuego; tu sangre estará en medio de la tierra… porque yo Jehová lo he dicho«. 21:32

Dios reunirá a todo Israel y los consumirá en los fuegos de su ira. 22:20-22

Dios no pudo encontrar a nadie para hacerle frente, por lo que va a destruirlos a todos. 22:30-31

Dos hermanas fueron culpables de «cometer prostitución» presionando sus senos y magullando «las tetas de su virginidad«. Como castigo, se descubrió la desnudez de una hermana, le quitaron a sus hijos y la espada la mató. Y el destino de la hermana superviviente fue aún peor: le cortaron la nariz y las orejas, la obligaron a «arrancarse» sus propios senos y luego, después de ser violada y mutilada, fue lapidada hasta la muerte. 23:1-49

«Te entregaré en manos de los que tienes … Y te tratarán con odio«. 23:28-29

«Te haré estas cosas, porque fornicastes con los paganos … de ti se mofarán las gentes, y te escarnecerán … Te llenarás de borrachera y tristeza«. 23:30-33

«La compañía los apedreará… y los despachará con sus espadas; matarán a sus hijos y a sus hijas, y quemarán sus casas con fuego«. 23:47

Dios se entusiasma por cocinar con «escoria» y carne humana, diciendo «enciende el fuego, consume la carne y condimenta bien, y deja que se quemen los huesos. Su escoria estará en el fuego«. 24:3-14

Dios mata a la esposa de Ezequiel y luego le dice que no la llore. 24:16-18

Dios mató a la esposa de Ezequiel para demostrar su intención de matar a los hijos de los israelitas. Y así como Dios le dijo a Ezequiel que no llorara la muerte de su esposa, Dios prohíbe a los padres llorar la muerte de sus hijos. 24:21-24

Dios matará a todos los que aplauden o estampan sus pies «contra la tierra de Israel«. Cuando termine de matar, todos sabrán que él es el Señor. 25:6-7

«Ejecutaré juicios sobre Moab; y sabrán que yo soy Jehová«. 25:11

Dios enviará a los israelitas a masacrar al pueblo de Edom. 25:13-14

Dios «extenderá su mano» a los filisteos (para matarlos a todos). 25:16-17

Dios dice que destruirá Tiro. Planea matar a todos, pero está especialmente ansioso por matar a todas las mujeres. «Y sus hijas que están en el campo serán asesinadas a espada; y sabrán que yo soy Jehová«. 26:1-21

Ahora Dios ha señalado al rey de Tiro por sus diatribas. 28:7-10, 18-19

Cuidado o Dios te hará «morir de la muerte de los incircuncisos«, que es, sin duda, la muerte más desagradable. 28:10

Dios dice que Zidon sabrá que él es el Señor cuando envíe «pestilencia y sangre a sus calles«. 28:22-23

Dios le dice a Ezequiel que profetice contra el faraón y contra todo Egipto. Dios dice que alimentará a los egipcios con los pájaros y las bestias. 29:2-9

Dios castigará a Egipto y sus aliados enviando a Nabucodonosor para «llenar la tierra de muertos«. Luego hará que «los ríos se sequen«, venderá la tierra a «los malvados«, hará que «la tierra se desperdicie», encenderá fuegos y matará a todos sus jóvenes con la espada. 30:4-26

«Y sabrán que yo soy Jehová, cuando haya prendido fuego en Egipto«. (El Divino Piromaníaco)  30:8 ,  30:14 ,  30:16

«Te acostarás en medio de los incircuncisos con los que serán asesinados por la espada. Este es el Faraón y toda su multitud, dice el Señor Dios«. 31:18

Dios tratará a Faraón como una ballena sacada del mar. Todas las aves y bestias del mundo se alimentarán de él. 32:3-6

Dios irritará los corazones de muchas personas, destruirá naciones enteras, blandirá su espada, matará animales y causará inundaciones. De esta manera, la gente llegará a conocerlo (¿justo antes de que los mate?). 32:9-15

Dios toma un descanso de matar gente mientras mata a todos los animales en Egipto. 32:13

Faraón y toda su multitud, junto con los incircuncisos, serán asesinados con la espada. 32:20-32

Cuando Dios se está preparando para matar a las personas con la espada, es deber del vigilante advertirles al respecto tocando una trompeta. Si la gente escucha la trompeta pero no «toma advertencia», entonces Dios matará a la gente pero no al vigilante. Pero si el vigilante no toca la trompeta cuando ve venir a Dios, entonces Dios matará a la gente y al vigilante. 33:2-6

Dios le dice a Ezequiel que él es el vigilante. Entonces, las reglas habituales del vigilante se aplican a él. 33:7-9

Si una persona «justa» hace algo mal, Dios olvidará todo lo bueno que esa persona haya hecho. Entonces Dios lo matará solo por ese error. 33:12-13

«Sin embargo, los hijos de tu pueblo dicen: El camino del Señor no es igual«.
Los israelitas reconocen correctamente la injusticia en las reglas de asesinato de Dios. 33:17, 20

Dios planea matar más por la espada, las bestias y la peste. 33:27-29

Dios le cuenta a Ezequiel sobre sus planes para los edomitas (Seir). Los va a matar a todos. De esa manera sabrán con certeza que él es el Señor. 35:2-15

«Te enfrentarás a mi pueblo de Israel … en los últimos días, y te traeré contra mi tierra, para que los paganos me conozcan … Oh Gog«. 38:16

Dios hará que la espada de cada hombre vaya contra su hermano; enviará enfermedades y hará llover fuego y azufre. Dice que al hacer esto se magnificará y se santificará a sí mismo y hará que todos sepan que él es el Señor. 38:21-23

Dios hará que las aves y las bestias coman carne humana y beban sangre humana hasta que estén llenos y borrachas. 39:4, 17-20, 28

Dios prende fuego a Magog y alimenta a Gog y a toda su gente con pájaros y bestias. Hizo todo esto para hacerles saber que él es el Señor. 39:4-7

Después de que los israelitas pasaron siete años enterrando a los soldados de Gog, Dios (de alguna manera) alimenta sus cuerpos con pájaros y bestias y se emborracha con su sangre. 39:17-28

«Incluso han contaminado mi santo nombre por las abominaciones que han cometido: por lo cual los consumí en mi ira«. 43:8

«El príncipe no tomará la herencia del pueblo por opresión, para expulsarlo de su posesión; sino que dará la herencia a sus hijos de su propia posesión: para que mi pueblo no sea dispersado a cada hombre de su posesión«. Este verso es utilizado por la derecha republicana para justificar la protección a los ricos de los impuestos. 46:18

Dios le da una gran porción de tierra a Israel, dividiéndola equitativamente entre las tribus, a excepción de José, que recibe una doble porción. (¿La qué obtuvieron los palestinos?)  47:13

Daniel

«El Señor le dio a Joacim rey de Judá en su mano [Nabucodonosor]». 1:2

«Él quita reyes, y establece reyes«.
La monarquía es la forma preferida de gobierno de Dios. Dios elige a los reyes y luego los elimina cuando le da la gana. 2:21

Y todo sucedió tal como Daniel dijo que ocurriría. Nabucodonosor vivía con los animales y comía hierba como un buey. Su cabello era como las plumas de las águilas y sus uñas como las garras de los pájaros. 4:28-33

Después de pasar por una prueba bastante extraña, infligida por Dios por él, Nabucodonosor alabó a Dios, en cuyos ojos «todos los habitantes de la tierra tienen fama de nada«. 4:34-37

Después de que Daniel le dio a Belsasar las malas noticias, Belsasar lo recompensó convirtiéndolo en el «tercer gobernante en la bondad«. Más tarde esa noche murió Belsasar. (¿Dios lo mató?)  5:29-30

El rey Dario, después de tratar de alimentar a Daniel con los leones, ordena que los que acusaron a Daniel (y sus esposas e hijos) sean arrojados al foso de los leones. «Y los leones … rompieron todos sus huesos en pedazos«. 6:24

Oseas

«No tendré más piedad de la casa de Israel«. 1:6

Dios «no tendrá piedad de … los hijos de prostitutas. Porque su madre ha jugado a la ramera«. 2:4-5

Oseas compra una esposa por 15 piezas de plata y un jonrón y medio de cebada. 3:2

Debido a la desobediencia de los israelitas, la tierra está de luto y todos los animales están muriendo. 4:3

Si te portas mal, Dios hará que tus hijas «cometan prostitución» y tu esposa «cometa adulterio«. 4:13

«Efraín quedará desolado en el día de la reprensión«. 5:9

«Los príncipes de Judá eran como los que quitan el límite: por lo tanto, derramaré mi ira sobre ellos como agua«. 5:10

Dios destrozará a Efraín como un león para que «en su aflicción me busquen«. 5:14

«Extenderé mi red sobre ellos; los derribaré como las aves del cielo«. 7:12

«¡Ay de ellos! Porque han huido de mí: ¡destrucción para ellos!» 7:13

«Regresan, pero no al Altísimo … sus príncipes caerán por la espada por la furia de su lengua«. 7:16

Dios inducirá abortos involuntarios y matará a los hijos de Efraín. 9:11-12

«Oh Señor: ¿qué darás? Dales un útero abortivo y senos secos«. 9:14

Dios odia al pecador aún más que al pecado. 9:15

«Mataré incluso la amada fruta de su vientre«. 9:16

Dios castigará a Israel al «juntar» a las madres y sus hijos. 10:14

La culpa de la sangrienta destrucción de Efraín recae en Efraín, no en Dios, a pesar de que Dios es quien la provoca. 12:14

«Seré tus plagas … Seré tu destrucción: el arrepentimiento se ocultará de mis ojos«. 13:14

Debido a que los samaritanos decidieron adorar a otra deidad, Dios aplastará a sus bebés y sus «mujeres con hijos serán destrozadas«. 13:16

Joel

Los animales están perplejos y claman a Dios después de que los atormenta quemando su comida y secando los ríos. 1:18-20

«Un fuego devora ante ellos … nada escapará«.
En «el día del Señor», todo y todos serán quemados hasta la muerte. 2:3

Dios dice que pagará a Israel por el daño que causaron las langostas, ¡que él envió!  Y ellos «alabarán el nombre del Señor«. 2:25-26

«Venderé a tus hijos y a tus hijas … porque el Señor lo ha dicho«. 3:8

«Egipto será destruido, y Edom será un desierto desolado«. 3:19

Amós

El divino piromaníaco amenaza con «enviar fuego» a Hazael, Gaza, Tiro, Teman, Rabbah, Moab y Judá. 1:4 ,  7,  10,  12,  14; 2:2,  5

«Yo … cortaré al habitante de la llanura de Aven … y el pueblo de Siria entrará en cautiverio«. 1:5

«Cortaré al habitante de Ashdod, y al que posee el cetro de Ashkelon, y volveré mi mano contra Ekron: y el resto de los filisteos perecerá, dice el Señor Dios«. 1:8

Dios dice que hay tres o cuatro razones para castigar a Moab. Pero solo menciona una: «porque quemó los huesos del rey de Edom«. Entonces Dios quemó a Moab porque quemaron algunos huesos. 2:1

Dios «matará a todos los príncipes» de Moab. 2:3

Dios destruyó a los amorreos que eran una raza de gigantes tan altos como los cedros y tan fuertes como los robles. 2:9

Dios explica que castiga a los israelitas porque los conoce muy bien. 3:2

Todo mal viene de Dios. 3:6

Más formas creativas de Dios de matar personas y romper cosas. 3:12-15

Dios afligió a los israelitas con «limpieza de dientes» (hambruna), sequía, viento seco y moho. Los mató con pestilencia, los mató con la espada e «hizo que el hedor de sus campamentos se les subiera a la nariz«. Los destruyó como si fueran de Sodoma y Gomorra. Y sin embargo, todavía no volvieron a él. ¿Qué está mal con la gente? 4:6-11

«Por tanto, así te haré … Prepárate para encontrarte con tu Dios, oh Israel«. 4:12

«Porque así dice el Señor Dios: La ciudad que salió por mil dejará cien, y la que salió por cien dejará diez«. 5:3

«Buscad al Señor, y viviréis; no sea que estalle como fuego en la casa de José, y lo devore«. 5:6

Cuando hay llanto y luto, sabrás que Dios ha estado allí. 5:16-17

Dios rechaza las oraciones, los cantos y los sacrificios de los israelitas porque adoraban a otros dioses y no ofrecían suficientes sacrificios durante el Éxodo (hace muchos siglos). Para castigarlos los convertirá a todos en esclavos. 5:21-27

«El Señor Dios ha jurado por sí mismo … aborrezco la excelencia de Jacob y odio sus palacios: por lo tanto, entregaré la ciudad«. Dios se jura a sí mismo que odia los palacios de Jacob, por lo que entregará la ciudad (y matará a todos en ella). 6:8

Dios dice: «Si quedan diez hombres en una casa, morirán«. 6:9

«El Señor manda, y herirá la gran casa con brechas, y la pequeña casa con hendiduras«.
(Dios destruirá las casas de las personas.)  6:11

«Levantaré contra ti una nación, oh casa de Israel, dice Jehová el Dios de los ejércitos; y ellos te afligirán». 6:14

Luego Dios envía un fuego que consume tierra y mar. 7:4

Dios matará la casa de Jeroboam con la espada. 7:9-11

Amós le dice a Amasías que su esposa se convertirá en una prostituta, que matarán a sus hijos y que morirá en un país pagano. 7:17

Dios le dice a Amós que el fin ha llegado para el pueblo de Israel. No esperará más para matarlos a todos. 8:2

«Las canciones del templo serán aullidos en ese día, dice el Señor Dios: habrá muchos cadáveres en cada lugar«. 8:3

Dios «los cortará en la cabeza» y «matará al último de ellos con la espada«. Cualquiera que intente escapar sumergiéndose en el fondo del mar será mordido, por orden de Dios, por una serpiente marina. Dios pondrá sus «ojos sobre ellos para el mal, no para el bien«. 9:1-4

Dios derretirá la tierra de un toque y luego la ahogará en una inundación. 9:5

Dios destruirá el «reino pecaminoso» y a «todos los pecadores» entre su pueblo. 9:8-10

Abdías

Los israelitas escuchan «un rumor del Señor» diciéndoles que comiencen una guerra con los edomitas. 1, 8

Dios le dice a los israelitas que «destruyan a los sabios de Edom» y que maten a «todos los del monte de Esaú«. 8-9

Dios quemará a todos los paganos hasta la muerte, «porque el Señor lo ha dicho«. 16-18

Miqueas

Dios destruirá a Samaria con piedras. 1:6

«El habitante de Maroth esperó cuidadosamente el bien, pero el mal descendió del Señor«. 1:12

«He aquí, contra esta familia ideo un mal«. 2:3

Dios acusa a los líderes israelitas de arrancar la piel, la carne de los huesos, comer carne humana, desollar la piel, romper huesos, cortar cuerpos en pedazos y hacer estofado humano. Para castigarlos, los ignorará cuando lo invoquen. 3:1-4

Debido a que los líderes de la nación eran corruptos, Dios planea castigar a todos. 3:9-12

Dios fortalecerá a los israelitas para que puedan «golpear en pedazos a muchos pueblos» y dar el botín a Dios. 4:13

«Destrozarán la tierra de Asiria con la espada«. 5:6

Como un joven león, «el remanente de Jacob» destrozará a los gentiles. 5:8

«Tu mano se alzará sobre tus adversarios, y todos tus enemigos serán cortados«. 5:9

Dios «cortará» a las brujas y a los adivinos. 5:11-12

Dios destruirá ciudades enteras y «ejecutará venganza con ira y furia sobre los paganos que no lo han escuchado«. 5:14-15

Dios hará que su pueblo esté enfermo, hambriento y desolado. Aquellos que sobrevivan «se rendirán a la espada». 6:13-16

Los gentiles quedarán sordos, lamerán el polvo y se verán obligados a arrastrarse como gusanos por temor a Dios y a su pueblo. 7:16-17

Nahúm

Dios está celoso, se enfurece y se venga de sus adversarios. 1:2

Dios no solo se venga. Ahoga o quema a muerte a sus enemigos. 1:8-10

«Toma el botín de plata, toma el botín de oro«.
Dios anima a robar a la gente de Nínive. 2:9

Dios castigó a Nínive esclavizando a la gente y aplastando a los niños pequeños en las calles. 3:10

Dios dice que «el fuego te devorará, la espada te cortará, te comerá como la lombriz«. 3:15

Habacuc

Dios hará que los caldeos (babilonios) destruyan a Israel. 1:6

«Oh Señor, los has ordenado para juicio; y, oh Dios poderoso, los has establecido para corrección«. 1:12

Dios derribará a los caldeos (babilonios) por atacar a Israel. Pero, en el versículo  1: 6 , ¡Dios los hizo hacer exactamente eso! 2:8

«Dios … tenía cuernos que salían de su mano … Antes de que él fuera, la peste y las brasas ardieron a sus pies». 3:3-5

Habacuc alaba a Dios por matar a «los paganos». 3:12-14

Sofonías

Dios planea matar a todos los seres vivos. 1:2-3

Dios «cortará» a todos aquellos que «no han buscado al Señor» o que adoran a otro dios. 1:4-6

Dios castigará a los príncipes, a los hijos del rey, al pueblo mercante y a todos los que estén vestidos con ropas extrañas, salten en el umbral o lleven plata. 1:8-11

Dios no tiene una buena visión nocturna, por lo que necesita velas cuando viene a robar a la gente de sus casas, bienes y vino. 1:12-13

Dios «traerá angustia a los hombres» para que «caminen como ciegos«. Derramará su sangre como polvo y «su carne como estiércol«. 1:17-18

Escóndete de Dios y espera que no te encuentre. 2:1-3

La lista de éxitos de Dios: Gaza, Ashkelon, Ekron, la costa del mar, Canaán, los filisteos, Moab, los hijos de Ammón, etíopes, asirios y Nínive. 2:4-13

Dios destruyó ciudades enteras, matando a todos los habitantes. 3:6

«Toda la tierra será devorada con el fuego de mis celos«. 3:8

Hageo

Pero los israelitas repararon sus propias casas mientras ignoraban el templo. Entonces Dios resopló, y resopló, y sopló sobre la tierra, trayendo así una sequía para castigarlos. 1:9-11

Dios envió tizón y granizo a los israelitas, sin embargo, aún no volvieron a él. ¿Qué está mal con la gente? 2:17

Dios hará que los caballos y sus jinetes sean asesinados por «la espada de su hermano». 2:22

Zacarías

Dios dice que los israelitas son su pueblo favorito, «la niña de sus ojos». Si te metes con ellos, él «alzará» su mano sobre ti. 2:8-9

«Porque pongo a todos los hombres contra su vecino«. 8:10

«Así ha dicho Jehová de los ejércitos … diez hombres … se apoderarán de la falda del que es judío«. 8:23

Dios echará a Tyro y lo devorará con fuego. 9:4

Dios «alimentará sin piedad al rebaño de matanzas» haciendo que cada uno mate a su prójimo. 11:4-7

«Que el resto coma cada uno la carne del otro». 11:9

«¡Ay del pastor ocioso!» Será mutilado y cegado. 11:17

Dios abrirá sus ojos y golpeará «a cada jinete con locura … y a cada caballo … con ceguera«. 12:4

«Yo [Dios] hago a los gobernadores de Judá como un hogar de fuego … y devorarán a toda la gente que los rodea». 12:6

«Buscaré destruir a todas las naciones que vienen contra Jerusalén«. 12:9

Algún día, los profetas serán asesinados por sus propios padres al «empujarlos cuando profeticen». 13:3

Dios hará que «todas las naciones» luchen contra Jerusalén. Las mujeres serán «violadas» y la mitad de su gente esclavizada. 14:1-2

Dios «saldrá y peleará» por Jerusalén con «sus pies» en el monte de los Olivos (después de que él obliga a todas las naciones del mundo a luchar contra Jerusalén).  14:3

Dios herirá a las personas con plagas que harán que su carne, ojos y lenguas se pudran. 14:12

Dios hará que todos luchen y maten a su prójimo. 14:13

Dios también envía sus plagas a los animales. 14:15

Quien sobreviva a todas estas plagas y matanzas debe adorar a Dios. 14:16

Dios «herirá a los paganos» con una plaga. 14:18

Malaquías

Dios odiaba a Esaú y dio su herencia a los dragones. 1:3

Dios odia a los edomitas, y su odio durará para siempre. Siempre que los edomitas construyan algo, Dios lo derribará. 1:4

Dios continúa exigiendo sacrificios de animales. Y no cualquier animal. Es insultado cuando matan animales ciegos, cojos o enfermos por él. 1:7-14

Da gloria a Dios o él te maldecirá. 2:2

«También te hice despreciable y bajo ante toda la gente«. 2:9

Dios te maldecirá si no le das dinero y carne. 3:8-10

Dios quemará a «los malvados» y los «justos» caminarán sobre sus cenizas. 4:1-3

El Antiguo Testamento termina apropiadamente con estas palabras: «para que no venga y hiera la tierra con una maldición«. 4:6

Nuevo testamento

Mateo

Mientras insulta a los fariseos y saduceos, Juan el Bautista llama a toda una generación una «generación de víboras«. 3:7

Aquellos que dan mal fruto serán talados y quemados «con fuego insaciable«. 3:10, 12

Jesús aprueba firmemente la ley y a los profetas. No tiene la menor objeción a las crueldades del Antiguo Testamento. 5:17

No te defiendas en la corte. 5:40

«Si no perdonas a los hombres sus ofensas, tampoco tu Padre perdonará tus ofensas«.
¡Justo es justo! 6:15

Jesús recomienda que para evitar el pecado nos cortemos las manos y nos saquemos los ojos. Este consejo se da inmediatamente después de que él dice que cualquiera que mira con lujuria a cualquier mujer comete adulterio. 5:29-30

Jesús dice que la mayoría de la gente irá al infierno. 7:13-14

Quienes no den «buenos frutos» serán «cortados y arrojados al fuego«. 7:19

«Mi criado yace enfermo en casa«.
Aquí fue la oportunidad perfecta para que Jesús condenara la esclavitud. Todo lo que tendría que hacer es decir: «Está bien, lo curaré. Pero entonces debes liberar a tu esclavo, porque la esclavitud es una abominación a Dios». No lo hace jamás. 8: 5-9 (de hecho tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamento, tanto los Padres de la Iglesia como varios papas apoyaron la esclavitud).

«Los hijos del reino [los judíos] serán arrojados a la oscuridad exterior: habrá llanto y crujir de dientes«. 8:12

Jesús le dice a un hombre que acababa de perder a su padre: «Que los muertos entierren a los muertos«. 8:21

Jesús envía algunos demonios a una manada de cerdos, haciéndolos correr por un acantilado y ahogarse en las aguas de abajo. 8:32

Jesús sana a un hombre paralítico perdonando sus pecados. (La parálisis es causada por un comportamiento pecaminoso.) 9:2-6

Jesús les dice a sus discípulos que se mantengan alejados de los gentiles y samaritanos y que vayan solo a los israelitas. 10:5-6

Las ciudades que ni «reciben» a los discípulos ni «escuchan» sus palabras serán destruidas por Dios. Será peor para ellos que para Sodoma y Gomorra. Y sabes lo que Dios supuestamente les hizo a esos pobres (ver  Génesis 19:24 ). 10: 14-15

Las familias serán destrozadas por Jesús (esta es una de las pocas «profecías» en la Biblia que se ha hecho realidad). «El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra sus padres, y los harán morir«. 10:21

Jesús dice que debemos temer a Dios que está dispuesto y «capaz de destruir el alma y el cuerpo en el infierno«. 10:28

«Al que me niegue delante de los hombres, a él también le negaré a mi Padre que está en los cielos«. 10:33

Jesús dice que ha venido a destruir familias haciendo que los miembros de la familia se odien unos a otros. Él ha «venido no para traer paz sino la espada«. 10:34-36

Jesús nos advierte que no amemos demasiado a nuestros padres o hijos. Tenemos que asegurarnos de que siempre amamos (a quien ni siquiera sabemos que existía) más que a nuestra familia porque así lo afirmó el autor anónimo de Mateo. 10:37

Jesús condena a ciudades enteras a muertes terribles y al tormento eterno del infierno porque no les importó su predicación. 11:20-24

«Toda palabra ociosa que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio«. 12:36

Cuando la madre y los hermanos de Jesús quieren verlo, Jesús pregunta groseramente: «¿Quién es mi madre? ¿Quiénes son mis hermanos?» Demasiado para los valores familiares de Jesús. 12:47-49

Jesús explica que la razón por la que habla en parábolas es para que nadie lo entienda, «no sea que … ellos … entiendan … y se conviertan, y yo los sane». 13:10-15

«Porque al que tiene, se le dará, y tendrá más abundancia; pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene«. ¿No es esto de la plataforma del Partido Republicano? Porque, de hecho, las políticas clasistas neoliberales siempre priorizan que quienes más paguen sean los pobres y clases medias.  13:12

Jesús enviará a sus ángeles a recoger a «todos los que ofenden» y ellos «los echarán en un horno de fuego: habrá llanto y crujir de dientes«. 13:41-42, 50

Los fariseos critican a Jesús por no lavarse las manos antes de comer. Se defiende atacándolos por no matar a niños desobedientes según el mandamiento: «El que maldiga a padre o madre, que muera la muerte«. (Ver  Ex 21:15 , Lev 20: 9 ,  Dt 21: 18-21 ) Entonces, ¿piensa Jesús que los niños que maldicen a sus padres deberían ser asesinados? Seguro que suena así. 15:4-7

«Toda planta que mi Padre celestial no haya plantado será desarraigada«. 15:13

Jesús se niega a sanar a la hija poseída de la mujer cananea diciendo que «no se reúne para tomar el pan de los niños y echarlo a los perros«. 15:22-26

El siempre amable Jesús llama a los fariseos «hipócritas, malvados y adúlteros«. ¿Por qué? Por pedir alguna evidencia de que Jesús es quien dice ser. 16:3-4

«Cualquiera que salve su vida, la perderá; y quien pierda su vida por mí, la encontrará«.
Si quieres seguir con vida debes perder tu vida (¿matarte?) por el amor de Jesús. 16:25

Jesús riñe e insulta a sus discípulos porque no pudieron curar la epilepsia de una persona sacándole los demonios. 17:14-21

Jesús condena al mundo entero diciendo «¡Ay del mundo por las ofensas!» 18:7

Jesús aconseja a sus seguidores que se mutilen cortándose las manos y sacándose los ojos. Él dice que es mejor ser «mutilado» que sufrir «fuego eterno». 18:8-9

En la parábola del sirviente implacable, el rey amenaza con esclavizar a un hombre y a toda su familia para que paguen una deuda. Esta práctica, que era común en ese momento, parece no haber molestado mucho a Jesús. La parábola termina con esto: «Así también mi Padre celestial te hará a ti«. Si eres cruel con los demás, Dios será cruel contigo. 18:23-35

«Y su señor se enojó, y lo entregó a los verdugos«. 18:34

Los ricos no van al cielo. Porque como dice Jesús, «Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios«.  19:23

Abandona a tu esposa e hijos por Jesús y él te dará una gran recompensa. 19:29

La parábola del empleador injusto y mentiroso
El reino de los cielos es como un negocio que contrata trabajadores y paga a cada uno el mismo salario (un centavo). Algunos trabajan 12 horas por el centavo; otros 9, 6 o 3 horas; y otros por solo una hora. Si uno de los trabajadores de 12 horas se queja de eso, su jefe dice: «Oye, ¿no aceptaste trabajar todo el día por un centavo? ¿De qué te quejas? Usando esta parábola, David Barton (y los republicanos) afirman que Jesús estaba en contra del salario mínimo.
Pero el empleador no dijo que le pagaría a cada uno de los trabajadores un centavo; dijo que les pagaría «lo que sea correcto» (vv. 4,7). ¿Se debe pagar a un empleado doce veces más que a otro cuando ambos realizan el mismo tipo de trabajo?  20:1-15

«Jesús … tocó sus ojos: e inmediatamente sus ojos recibieron la vista«. 20:34

Dios es como un hombre rico que posee un viñedo y lo alquila a los agricultores pobres. Cuando envía sirvientes para cobrar el alquiler, los inquilinos los golpean o los matan. Entonces envió a su hijo a cobrar el alquiler, y ellos también lo mataron. Luego viene el dueño y mata a los granjeros y alquila el viñedo a otros. 21:33-41

«Quien caiga sobre esta piedra será quebrantado; pero sobre quien caiga, lo convertirá en polvo«. Quien caiga sobre «esta piedra» (Jesús) será quebrantado, y quien caiga sobre la piedra será molido en polvo. 21:44

En la parábola de la fiesta de bodas, el rey envía a sus sirvientes a reunir a todos los que puedan encontrar, tanto malos como buenos, para asistir a la fiesta de bodas. Uno de los invitados no llevaba puesta la ropa de su boda, por lo que el rey lo ató y «lo arrojó a la oscuridad exterior» donde «habrá llanto y crujir de dientes«. 22:1-14

Jesús condena a los judíos por ser «los hijos de los que mataron a los profetas«. 23:31

Jesús culpa a sus judíos (que entonces vivían) por «toda la sangre justa» de Abel a Zecharias. 23:35

El fin del mundo estará marcado por guerras, hambrunas, enfermedades y terremotos (6-7). Y eso es solo «el comienzo de los dolores» (8). Los próximos creyentes serán odiados y asesinados por los no creyentes (9), los creyentes se odiarán y se traicionarán unos a otros (10), los falsos profetas engañarán a las personas (11), la iniquidad abundará y el amor se enfriará (12). Pero oye, si superas todo eso, serás salvo (13). Solo una cosa más sucederá antes de que llegue el fin: el evangelio será predicado en todo el mundo (14). Bueno, eso y la abominación desoladora permanecerá en el lugar santo (15), muchos falsos Cristos y falsos profetas mostrarán grandes signos y maravillas (24), el sol y la luna se oscurecerán y las estrellas caerán (29), la señal del hijo del hombre aparecerá en el cielo, todos en la tierra llorarán y, finalmente,
Ah, y todas estas cosas sucederán dentro de la vida de los contemporáneos de Jesús (34).
O tal vez no. Jesús estaba hablando de cosas de las que no sabía nada (36). (Ver Marcos 13:32 .)  24:3-51

Jesús no tuvo ningún problema con la idea de ahogar a todos en la tierra en el diluvio. Será así cuando regrese. 24:37

Dios vendrá cuando la gente menos lo espere y luego los «cortará en pedazos». Y «habrá llanto y crujir de dientes». 24:50-51

La parábola del maestro cruel e injusto
El reino de los cielos es como un hombre rico que distribuyó su riqueza a sus sirvientes mientras viajaba. Dio cinco talentos (un talento era una unidad de dinero, con un valor de unos 20 años del salario de un trabajador) a un sirviente, dos a otro y uno a un tercio. Cuando regresó, el sirviente con cinco talentos había hecho cinco más, el sirviente con dos hizo dos más, pero el sirviente con un talento solo tenía el talento que su maestro le había confiado. El maestro recompensó a los sirvientes que invirtieron su dinero (sin su permiso, ¿qué hubiera pasado si el mercado de valores bajara durante los viajes de su amo?) Y tomó el talento del servidor de un solo talento y se lo dio al que tenía diez talentos. . «Porque a todo el que tiene, se le dará … pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene«. 25:14-30

«Toma, pues, el talento de él, y dáselo al que tiene diez talentos«. 25:27

Jesús dará a los que ya tienen y tomará de los que no tienen nada. Debe haber sido republicano. 25:29

El sirviente que mantuvo y devolvió el talento de su amo fue arrojado a la «oscuridad exterior» donde habrá «llanto y crujir de dientes». 25:30

Jesús juzga a las naciones. 25:31-46

Jesús nos dice lo que ha planeado para aquellos que no le gustan. Serán arrojados a un «fuego eterno». 25:41

Jesús dice que los condenados serán atormentados para siempre. 25:46

El ungüento para la cabeza de Jesús es más importante que ayudar a los pobres. 25:6-11

«Su sangre sea sobre nosotros y sobre nuestros hijos«. Este versículo culpa a los judíos por la muerte de Jesús y se ha utilizado para justificar su persecución durante veinte siglos. 27:25

Marcos

Jesús se enoja con aquellos que dijeron que tenía «un espíritu inmundo», por lo que anuncia el pecado imperdonable: «blasfemia contra el Espíritu Santo«. 3:29

Jesús explica por qué habla en parábolas: confundir a las personas para que se vayan al infierno. 4:11-12

«Porque al que tiene, se le dará; y al que no tiene, de él se le quitará lo que tiene«. – El lema del Partido Republicano de los Estados Unidos y de en general toda derecha nacionalcristiana.  4:25

Jesús envía demonios a 2000 cerdos, haciéndolos saltar de un acantilado y ahogarse en el mar. Cuando la gente se entera, le ruegan a Jesús que se vaya. 5:12-13

Cualquier ciudad que no «reciba» a los seguidores de Jesús será destruida de una manera aún más salvaje que la de Sodoma y Gomorra. 6:11

Jesús critica a los judíos por no matar a sus hijos desobedientes como lo exige la ley del Antiguo Testamento (Véase  Éxodo 21:15 ,  Levíico 20: 9 , Deuteronomio 21: 18-21)  7:9-10

Inicialmente, Jesús se niega a expulsar a un demonio de la hija de una mujer sirofenicia (no judía), llamando a la mujer «perro». Después de mucho rogar, finalmente acepta echar al demonio. 7:27

Si te avergüenzas de Jesús, él se avergonzará de ti. 8:38

Jesús se enoja con sus discípulos por no haber echado fuera un demonio y dice: «Oh generación infiel, ¿cuánto tiempo estaré contigo? ¿Cuánto tiempo te sufriré? » 9:19

Jesús nos dice que nos cortemos las manos y los pies y que nos saquemos los ojos para evitar ir al infierno. 9:43-49

Jesús dice que los ricos no pueden ir al cielo. Porque «es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja, a que un hombre rico entre en el reino de Dios.»  10:25

Jesús recompensará a los hombres que abandonen a sus esposas y familias. 10:29-30

Dios es como un hombre rico que posee un viñedo y lo alquila a los agricultores pobres. Cuando envía sirvientes para cobrar el alquiler, los inquilinos los golpean o los matan. Entonces envió a su hijo a cobrar el alquiler, y ellos también lo matan. Luego viene el dueño, mata a los granjeros y entrega el viñedo a otros. 12:1-9

En los últimos días, Dios hará las cosas especialmente difíciles a las mujeres embarazadas. 13:17

El ungüento para la cabeza de Jesús es más importante que ayudar a los pobres. 14:3-7

Jesús dice que los que creen y son bautizados serán salvos, mientras que los que no lo sean serán condenados. 16:16

Lucas

Zacarías le pregunta al ángel Gabriel cómo su esposa Elizabeth podría quedar embarazada, ya que ella está «afectada por años». Gabriel lo hace «tonto» solo por preguntar. 1:20

«¿Cómo será esto, ya que no conozco a un hombre?»
Solo unos pocos versos antes (1:17-20 ) Zacarías se queda boquiabierto por dudar del embarazo asistido por un ángel de su esposa. ¿Por qué María no fue castigada por su incredulidad? 1:34-35

Quienes no den «buenos frutos» serán «tallados y arrojados al fuego«. 3:9

«Conténtese con su salario» sin importar cuán injusto pueda ser. 3:14

Juan el Bautista dice que Cristo quemará a los condenados «con fuego insaciable«. 3:17

Jesús cura a un paralítico perdonando sus pecados, lo que demuestra que él es Dios (ya que solo Dios puede perdonar los pecados) y la parálisis es causada por el pecado. 5:18-25

Jesús dice que las personas ricas, bien alimentadas, felices o respetadas irán al infierno. 6:24-26

«Que vendría y curaría a su siervo«.
Esta fue la oportunidad perfecta para que Jesús condenara la esclavitud. Todo lo que tendría que hacer es decir: «Está bien, lo curaré. Pero entonces debes liberar a tu esclavo, porque la esclavitud está mal». 7:2-10

Jesús habla en parábolas para que la gente no lo entienda. O para que lo «interprete» de forma totalmente subjetiva. 8:10

«Al que tiene, se le dará; y al que no tenga, se le quitará aun lo que parece tener» . 8:18

Jesús, cuando se le dice que su madre y sus hermanos quieren verlo, los ignora y los insulta al decir que su madre y sus hermanos son los que escuchan la palabra de Dios y la hacen. 8:20-21

Jesús sana a un hombre desnudo que estaba poseído por muchos demonios al enviar a los demonios a una manada de cerdos, haciendo que se escapen de un acantilado y se ahoguen en el mar. Este tratamiento desordenado, cruel y costoso (para los dueños de los cerdos) no impresionó favorablemente a los residentes locales, y se le pidió a Jesús que se fuera. 8:27-37

«Si fuerais ciegos, no tuvierais pecado: mas ahora porque decís, Vemos, por tanto vuestro pecado permanece«. 9:41

Jesús dice que ciudades enteras serán destruidas violentamente y los habitantes «arrojados al infierno» por no «recibir» a sus discípulos. 10:10-15

«Esta es una generación malvada«. 11:29

Jesús culpa a su generación de todas las muertes de los profetas [desde Abel (?) Hasta Zacarías]. 11:47-50

Jesús dice que debemos temer a Dios ya que él tiene el poder de matarnos y luego torturarnos para siempre en el infierno. 12:5

«El que me niega delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios«. 12:9

Aquellos que «blasfemen contra el Espíritu Santo» nunca serán perdonados. 12:10

Jesús dice que Dios es como un amo que «azota mucho» a sus esclavos . 12:46-47

«¿Pensáis que he venido a dar paz en la tierra? No, os digo; más bien división«. 12:51

Jesús llama a las personas hipócritas porque no pueden «discernir esta vez». 12:56

«Excepto que se arrepientan, todos perecerán igualmente«. 13:3, 5

Según Jesús, solo unos pocos serán salvos; la gran mayoría sufrirá eternamente en el infierno donde «habrá llanto y crujir de dientes«. 13:23-30

Jesús dice que sus discípulos deben odiar a sus familias (madres, padres, hermanos, hermanas, esposos, esposas, hijos) y a ellos mismos. 14:26

Si quieres ser un discípulo de Jesús, debes abandonar todo, incluida tu familia. 14:33

«Haceos amigos de las riquezas de maldad, para que cuando faltareis, os reciban en las moradas eternas.«. 16:9

«Pues si en las malas riquezas no fuísteis fieles. ¿quién os confiará lo verdadero?» 16:11

En la parábola del hombre rico y Lázaro, el hombre rico se va al infierno, porque, como explica Abraham, tuvo una buena vida en la tierra y ahora será atormentado. Mientras que Lázaro, que era miserable en la tierra, ahora está en el cielo. Esto le parece justo a Jesús. 16:19-31

Los esclavos deben hacer lo que se les dice. 17:7-9

Jesús cree la historia del arca de Noé. Piensa que realmente sucedió y no tiene ningún problema con la idea de que Dios ahogara todo y a todos. 17:26-27

Jesús también cree la historia sobre la destrucción de Sodoma. Él dice: «incluso así será en el día en que se revele el hijo del hombre … Acuérdate de la esposa de Lot«. Esto nos habla sobre el conocimiento de Jesús sobre ciencia e historia, y su sentido de la justicia. 17:29-32

La parábola del juez vengador, perezoso e injusto (Dios). 18:1-6

Los ricos no pueden ir al cielo. «Porque es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja, que para un hombre rico entrar en el reino de Dios«. 18:25

En la parábola de los talentos, Jesús dice que Dios toma lo que no es suyo y cosecha lo que no sembró. La parábola termina con las palabras: «llévalos [a los que prefieren no ser gobernados por él] aquí, y mátalos delante de mí«. 19:12-27

«Toma de él la libra, y dáselo al que tiene diez libras. (Y le dijeron: Señor, él tiene diez libras.) Porque yo te digo que a todo el que tiene se le dará; y de el que no tiene, aun el que tiene, será quitado de él«. La derecha republicana usa estos versículos para justificar la protección de los ricos de los impuestos. 19:24-26

Juan

Jesús creyó la historia estúpida y viciosa de Números 21  (Dios envió serpientes para morder a la gente por quejarse de la falta de comida y agua. Entonces Dios le dijo a Moisés que hiciera una serpiente de bronce para curarlos de las picaduras)  3:14

Como ejemplo para los padres en todas partes y para salvar al mundo (de sí mismo), Dios hizo torturar y matar a su propio hijo. 3:16

Las personas son condenadas o salvadas dependiendo solo de lo que creen. 3:18,  36

La «ira de Dios» está sobre todos los incrédulos. 3:36

Jesús mágicamente percibió que una mujer samaritana se había casado y divorciado cinco veces anteriormente (podía ver a una mujer divorciada a un kilómetro de distancia). Como a las mujeres no se les permitía divorciarse, siempre era culpa de la mujer y las mujeres divorciadas se consideraban parias. Esta fue una gran oportunidad para que Jesús explicara por qué las leyes de matrimonio mosaico eran injustas y las corrigiera; si pensaba que estaban equivocadas. Lo que aparentemente no hizo. 4:7-18

Jesús cree que las personas están paralizadas por Dios como castigo por el pecado. Le dice a un hombre lisiado, después de sanarlo, que «no peques más, para que no te suceda algo peor«. 5:14

Jesús sabía quién podía soportar la idea de comer su carne y beber su sangre (los católicos, que iban al cielo) y quién no (los protestantes, que iban al infierno). Todo es parte del plan de Dios y no tenemos nada que ver con él. 6:64-66

Jesús le dice a su familia que no iba a la fiesta, pero luego va «en secreto». 7:8-10

Si no crees en Jesús, «morirás en tus pecados» (y luego irás al infierno). 8:24

Jesús llama a sus oponentes (los judíos) los hijos del diablo. 8:44

Los discípulos le preguntan a Jesús sobre la causa de la ceguera de un hombre. ¿Fue porque él o sus padres pecaron? Jesús dijo que ninguno había pecado. El hombre nació ciego para que Jesús pudiera mostrar sus poderes al curarlo de su ceguera. 9:1-3

Jesús dice que ha venido para cegar a las personas. 9:39

«Todo lo que vino antes que yo son ladrones y robadores«.
Todos los que vivieron antes de Jesús fueron ladrones y robadores. 10:8

Lázaro debe sufrir y morir (o pretender morir) para que Jesús pueda «ser glorificado» resucitándolo de la muerte. 11:4

María desperdicia un ungüento costoso en los pies de Jesús, en lugar de vender el ungüento y dar el dinero a los pobres. Pero Jesús piensa que sus pies son más importantes, diciendo que la gente pobre siempre estará cerca, pero que él y sus preciosos pies no estarán (De acuerdo con la Nueva Biblia Anotada de Oxford, 300 denarios serían casi el salario de un año para un trabajador)12:3-8

Debes odiar tu vida para conservarla (Si amas tu vida irás al infierno, después de morir – claro está),  12:25

La razón por la que la gente no creía en Jesús era que Dios había «cegado sus ojos y endurecido su corazón». Dios hizo esto para que no «entendieran con el corazón y se convirtieran«. De esta manera, Dios podría condenar a más personas al infierno. 12:40

Si no crees en Jesús, irás al infierno. 12:48

Jesús es el único camino al cielo. Todas las demás religiones conducen al infierno. 14:6

«El que tiene mis mandamientos, y los guarda, él es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre«.
Si sigues las enseñanzas de Jesús, Dios te amará; de lo contrario … bueno, ya sabes. 14:21

Los que no creen en Jesús serán arrojados al fuego para ser quemados. 15:6

Ahora que Jesús ha venido, los no creyentes no tienen excusa para no creer en él. 15:22

«Ninguno de ellos está perdido, sino el hijo de perdición; para que la escritura se cumpla«.
Jesús «perdió» a Judas para cumplir las Escrituras. 17:12

Hechos

Pedro culpa a los judíos por la muerte de Jesús. 3:14-15

Pedro afirma que Deuteronomio 18: 18-19 se refiere a Jesús, para decir que aquellos que se niegan a seguirlo (todos los no cristianos) deben ser asesinados. 3:23

Dios torturará para siempre a aquellos que no conocen la contraseña del cielo. 4:12

Peter y Dios asustan a Ananías y a su esposa por no gastar todo el dinero que ganaban al vender sus tierras. 5:1-10

Una vez más, Pedro acusa a los judíos de asesinar a Jesús. 5:30

E·steban culpa a los judíos por perseguir a los profetas y asesinar a Jesús. 7:51-52

Jesús ciega a Saúl. 9:8

Los judíos son nuevamente culpables de la muerte de Jesús. 10:39

El «ángel del Señor» mató a Herodes e hizo «comerlo de gusanos» porque «no le dio a Dios la gloria». 12:23

Pablo y el Espíritu Santo conspiran juntos para hacer que Elymas (el hechicero) sea ciego. 13:8-11

El autor de Hechos se jacta de que Dios destruyó «siete naciones de la tierra de Canaán«. 13:19

Dios elige a los que creerán [lo correcto] y solo ellos irán al cielo. 13:48

Si «crees en el Señor Jesucristo», entonces tú y toda tu familia serán salvos; de lo contrario, Dios los enviará a todos al infierno. 16:30-31

«Y cuando [los judíos de Corinto] se opusieron, y blasfemaron, él [Pablo] sacudió su vestido y les dijo: Tu sangre sea sobre tus propias cabezas«. (Pablo no tenía un ben día)  18:6

Romanos

Los ateos tienen corazones oscuros y son tontos. 1:21

La existencia y la naturaleza de Dios son evidentes; así, los incrédulos son gente «sin excusa». 1:20

Dios abandona a los que no lo conocen a «impureza y viles afectos». 1:24, 26

«Dios los entregó a una mente reprobada«. 1:28

Con su intolerancia habitual, Pablo condena a los homosexuales (incluidas las lesbianas). Esta es la única referencia clara a las lesbianas en la Biblia. 1:26-28

Los homosexuales (aquellos «sin afecto natural») y sus partidarios (aquellos «que tienen placer en ellos») son «dignos de muerte», junto con los chismosos, los fanáticos y los niños desobedientes. 1:31-32

Pablo hace la muy buena pregunta: «¿Hay injusticia que se venga [sobre personas inocentes]?» La respuesta obvia a esto es sí. Luego, Pablo agrega rápidamente: «Hablo como un hombre«. ¿De qué más podría hablar? ¿Un burro o un dios, tal vez? 3:5

Pablo dice que aquellos que lo acusan de mentir merecen condenación. 3:8

Los culpables son «justificados» y «salvados de la ira» por la sangre de una víctima inocente. 5:9

«Si … fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo«, entonces Dios es verdaderamente un monstruo. 5:10

Dios castiga a todos por el pecado de otra persona; luego los salva matando a una víctima inocente. 5:12

«Por la ofensa de un juicio, todos los hombres fueron condenados«. 5:18

«Porque como por la desobediencia de un hombre, muchos fueron hechos pecadores, así también, por la obediencia de uno, muchos serán hechos justos«.
Es difícil imaginar un sistema más injusto. 5:19

Dios dio la ley para que «la ofensa abundara». 5:20

Todos están predestinados por Dios para ser salvos o condenados; no pueden hacer nada para afectar su destino final. 8:29-30

Nadie puede oponerse a los cristianos ya que Dios está de su lado. 8:31

«El que no personó a su propio hijo» no debe ser confiado por nadie. 8:32

Un cristiano no puede ser acusado de ningún delito. 8:33

Dios crea algunas personas que están destinadas a ir al cielo y otras que irán al infierno. No hay nada que puedan hacer para cambiar la voluntad de Dios. Pablo alega que así es como debe ser, diciendo básicamente ¿»Y qué, si Dios, queriendo mostrar la ira y hacer notoria su potencia» condena a la mayoría de la humanidad a los tormentos eternos del infierno por cosas que no hicieron o no pudieron evitar hacer? 9:11-22

«Esaú he odiado«. 9:13

«¿Qué se dirá entonces? ¿Es su injusticia con Dios?» ¡Parece que si! 9:14-22

«De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece.» 9:18

Dios salva arbitrariamente a algunos judíos. 11:1-5

Dios cegó a los judíos para que no reconocieran a Jesús como el Mesías. 11:7-10,  25

«La salvación ha venido a los gentiles, para provocar [a los judíos] los celos». 11:11

«En cuanto al evangelio, son enemigos por tu bien: pero al tocar la elección, son amados por el bien del padre«.
Los judíos son enemigos de los cristianos, pero Dios los ama por el bien de sus antepasados. 11:28

Los gentiles solían ser incrédulos, pero ahora los judíos son los incrédulos y Dios salva a los gentiles a través de la incredulidad judía. Todo es parte del plan de Dios. 11:30

Los judíos no creyentes obtendrán misericordia a través de la misericordia de los creyentes. 11:31

«Los poderes fácticos están ordenados por Dios». Quien se resista a ellos será condenado. 13:1-4

«El que duda es condenado … Quien no es de fe es pecado«. 14:23

Evita a aquellos que no estén de acuerdo con tus puntos de vista religiosos. 16:17

1 Corintios

«Yo [Dios] destruiré la sabiduría de los sabios«. 1:19

Los cristianos pueden juzgar todo y a todos, pero ningún no cristiano puede juzgarlos. 2:15

Si contaminas el templo de Dios, Dios te destruirá. 3:17

Pablo, a juzgar solo por los rumores, se queja de que hay fornicarios entre sus seguidores en Corinto; incluso le preocupa que algunos hayan tenido relaciones sexuales con las esposas de sus padres. Él dice que aquellos que han hecho estas cosas deben ser «entregados a Satanás para la destrucción de la carne» para que su alma pueda salvarse. 5:1-5

Un creyente no debe demandar a otro creyente en la corte. 6:1-7

«¿No sabéis que los santos juzgarán al mundo?» 6:2

Paul enumera diez cosas que te mantendrán fuera del cielo, incluyendo la homosexualidad y ser «afeminado». 6:9-10

Todo es legal para Pablo, y él no se somete a ninguna ley. 6:12 ,  10:23

Los esclavos no deberían desear su libertad. Sin embargo, no deberían «hacerse» los sirvientes de los hombres y «si puedes hacerte libre, procúralo más7:21-23 (Nota: esta será la única vez en la que verán «cuestionar» la esclavitud en la Biblia. Y como ven, no deja de ser un texto ambiguo donde deja recaer la responsabilidad de la esclavitud en el propio esclavo en vez de en el esclavista o en quien mantiene el sistema eslcavista o el statu quo de la época. Los autores bíblicos dejan claro que apoyan la esclavitud a lo largo de la Biblia. Ellos y el resto de religiosos fundadores).

Pablo cita  Deuteronomio 25:4: «No pondrás bozal al buey que trilla«. Eso suena como una buena ley humana. Hasta que Pablo lo explca. Él pregunta: «¿A Dios le importan los bueyes?«, Y luego responde a su propia pregunta retórica diciendo: «Pues por nosotros se escribió». 9:9-10

«a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos«.
Paul dice que hará lo que sea necesario para hacer creer a las personas para salvarlas de un Dios que las torturará por su sincera incredulidad. 9:20-22

Pablo afirma que Dios mató a 23.000 personas con una plaga por «cometer prostitución con las hijas de Moab»  10:8

Si tientas a Cristo (¿Cómo podrías tentar a Cristo?), Morirás por las mordeduras de serpientes. 10:9

Si murmuras, serás destruido por el destructor (Dios). 10:10

Los que «comen y beben indignamente» irán al infierno. 11:27

Pablo ordena a las mujeres que guarden silencio en la iglesia y que obedezcan a los hombres. Además, dice que «si van a aprender algo, que les pregunten a sus esposos en casa: porque es una pena que las mujeres hablen en la iglesia«. 14:34-35

Los que no aman a Jesús deben ser «anatema» (malditos y sacrificados). 16:22

2 Corintios

«Sus mentes estaban cegadas … el velo está sobre sus corazones«.
Dios ciega a las personas para evitar que vean la verdad. 3:15-16

El dios de este mundo (Satanás) ha cegado los ojos de los no creyentes (personas perdidas), quienes serán enviados al infierno por Dios después de su muerte. 4:3-4

Jesús, quien estaba sin pecado, fue hecho pecado. Esto hizo a los verdaderos pecadores sin pecado. 5:21

Mantener alejado de los no creyentes. Ni te cases ni seas amigo de ellos. 6:14-17

Pablo dio un ejemplo para los televangelistas robando algunas iglesias. 11:8

«Siendo astuto, yo [Pablo] os he tomado por engaño«. 12:16

Pablo dice que «no perdonará» cuando regrese para castigar a los que han pecado. 13:2

¿Eres un reprobado? Aquí está la prueba: si sabes con certeza que Jesús está en ti, no eres un reprobado. De lo contrario lo eres. 13:5

Gálatas

Si alguien se atreve a estar en desacuerdo con Pablo en asuntos religiosos, «que sea maldito«. 1:8-9

Los que intentan seguir la ley están malditos. 3:10

Las brujas, los adoradores de ídolos y los herejes no irán al cielo. (Adivina a dónde irán.)  5:20-21

Efesios

Estamos predestinados por Dios para ir al cielo o al infierno. Ninguno de nuestros pensamientos, palabras o acciones puede afectar el resultado final. 1:4-5, 11

Dios hizo asesinar a su hijo para evitar lastimar a otros por cosas que no hicieron. 1:7

Somos por naturaleza «los hijos de la ira». 2:3

Los que se dedican a «hablar tontamente» o «bromear» no irán al cielo. (Adivina a dónde irán.)  5:4-5

Ninguna «persona inmunda» o «idólatra» heredará el reino de Dios (Todos irán al infierno). No te asocies con ellos. 5:5-7

Los esclavos deben obedecer a sus amos «como a Cristo». 6:5

Filipenses

Todos tendrán que adorar a Jesús, lo quieran o no. 2:10-11

Colosenses

Dios nos compró con la sangre de otra persona. 1:14

Dios hace la paz a través de la sangre. 1:19-20

Los niños deben obedecer a sus padres «en todas las cosas«. Este versículo debe ser el favorito de los padres cristianos que abusan de sus hijos. 3:20

«Siervos, obedezcan en todas las cosas a sus amos». 3:22 (el término «siervo» equivale a esclavo)

Está bien tener esclavos, pero debes tratarlos bien. 4:1

1 Tesalonicenses

Los elegidos y los condenados están predestinados por Dios. 1:4

Dios está planeando un desordenado asesinato en masa en «la ira venidera» y solo Jesús puede salvarte de él. 1:10

Pablo acusa a «los judíos» de matar a Jesús, perseguir a los profetas, desagradar a Dios y ser «contrarios a todos los hombres«. Concluye que la ira de Dios «vendrá sobre ellos hasta el extremo«.  2:15-16

Los cristianos no deben llorar la muerte de sus compañeros creyentes. Estarán bien y los verán más tarde en el cielo. Las personas que deben llorar son no creyentes muertos. No tienen esperanza (porque irán al infierno). 4:13

2 Tesalonicenses

Jesús se «vengará de los que no conocen a Dios» quemándolos para siempre «en llamas». 1:7-9

Dios hará que creamos mentiras para poder condenar nuestras almas al infierno. 2:11-12

Dios selecciona a los que serán salvados (o condenados) «desde el principio». Por lo tanto, no importa cuán buenos, amables, honestos o amorosos podamos ser; Si Dios no no os ha elegido serán condenados. 2:13

Evita a los que no estén de acuerdo con tu interpretación de esta epístola. 3:6,14

Los que no quieran o no puedan trabajar deberían morir de hambre. 3:10

1 Timoteo

«Himeneo y Alejandro; a quienes he entregado a Satanás, para que aprendan a no blasfemar«. Aparentemente (ver  2 Timoteo 2:16-18  y  4:14-15 ) su «blasfemia» era estar en desacuerdo con Pablo. 1:20

Debe ayudar a una viuda solo si ella: no tiene hijos ni sobrinos; está desolada, confía en Dios y ora todo el tiempo; no está viviendo en el placer (una viuda que vive en el placer es una muerta viviente); tiene más de 60 años de edad; si solo tenía un esposo; ha criado hijos; ha alojado a extraños; ha lavado los pies de los santos; ha aliviado a los afligidos; y ha seguido diligentemente todo buen trabajo. 5:3-10

Nunca ayude a una viuda joven (una menor de 60 años). Cuando se vuelvan desenfrenadamente contra Cristo, se casarán y serán condenadas al infierno por rechazar su fe. Además, las viudas jóvenes son cuerpos ocupados ociosos, deambulando de casa en casa diciendo cosas que no deberían decir. Deberían casarse y tener hijos (aunque serán condenadas al infierno por ello). Porque algunas de ellas ya se han apartado en pos de Satanás. 5:11-15

Humilla públicamente a los que pecan al anunciar sus pecados frente a Dios y a todos para que «otros también puedan temer«. 5:20

Los esclavos («sirvientes» en la KJV) deben tratar a sus amos «dignos de todo honor, para que el nombre de Dios y su doctrina no sean blasfemados«. Esto es especialmente cierto cuando tanto el esclavo como el dueño son cristianos. Cualquiera que enseñe lo contrario es un orgulloso no saber nada. 6:1-4

2 Timoteo

Dios nos seleccionó para ser salvos o condenados, y no hay nada que podamos hacer al respecto. 1:9

«Si lo negamos [a Jesús], él nos negará«. ¡Justo es justo! 2:12

Evita a los no creyentes y otros charlatanes profanos. 2:16

Himeneo y Fileto están condenados por estar en desacuerdo con «Pablo» sobre el momento de la resurrección. (Ver  1 Tim 1:20  y  2 Tim 4:14-15 )  2:17-18

El diablo puede llevarnos cautivos cuando quiera. 2:26

Dios «recompensará» a Alejandro por la «blasfemia» de estar en desacuerdo con «Pablo». (Ver 1 Tim. 1:20  y  2 Tim. 2:16-18)  4:14

Tito

Los judíos son mentirosos rebeldes «cuyas bocas deben ser detenidas«. 1:10-11

La gente de Creta son «siempre mentirosos, bestias malvadas, vientres lentos«. 1:12

Los esclavos deben obedecer a sus amos y «complacerlos bien en todas las cosas … mostrando toda buena fidelidad«. 2:9-10

«No por obras … sino … por el lavado … del Espíritu Santo«.
La gente no se salva haciendo cosas buenas, sino por la decisión arbitraria de Dios. Él decide quién es lavado por el Espíritu Santo y quién no. Hasa diga eebowai. 3:5

Los herejes deben ser rechazados ya que son subvertidos, pecadores y condenados por Dios. 3:10-11

Filemón

Pablo devuelve al esclavo fugitivo, Onésimo, a su «legítimo dueño», Filemón. Esta fue, por supuesto, una gran oportunidad para Pablo (y Dios) para condenar la esclavitud, si él (y Dios) tenían algo en contra, es decir. Pero no lo hace. En cambio, devuelve al esclavo a su dueño sin decir una palabra en contra de la institución de la esclavitud. 1:12

Hebreos

Todo escéptico y no creyente tiene «un corazón malvado de incredulidad«. 3:12

Es imposible que los cristianos caídos sean salvos (¿No sabía el autor sobre la confesión o la finalidad de ser salvo?) 6:4-6

«Lo que lleva espinas y abrojos es rechazado y está a punto de maldecir; cuyo fin ha de ser quemado«.
Los apóstatas arderán en el infierno junto a los otros no creyentes. 6:8

«Melquisedec … a quien también Abraham dio una décima parte de todo». Abraham le dio a Melquisedec una décima parte de todo el botín de «la matanza de los reyes«, dando un buen ejemplo para los vendedores ambulantes religiosos en todas partes. 7:1-2

Dios no perdonará a nadie a menos que se mate algo para él de manera sangrienta. 9:13-22

«Cierta búsqueda temerosa de juicio e indignación ardiente, que devorará a los adversarios«.
Dios pronto destruirá a los no creyentes en un infierno de fuego. 10:27

Los que desobedecieron la ley del Antiguo Testamento fueron asesinados sin piedad. Será mucho peor para aquellos que desagradan a Jesús. 10:28-29

«La venganza me pertenece, yo pagaré, dice el Señor«. 10:30

«Es algo terrible caer en manos del Dios viviente«. 10:31

Si no eres cristiano, es imposible agradar a Dios. 11:6

«Por fe, Noé … condenó al mundo y se convirtió en heredero de la justicia que es por fe«. 11:7

«Abraham … ofreció a Isaac … su hijo unigénito». (¿Y esto fue algo bueno? ¿Qué tan jodido es eso?)  11:17

Los israelitas celebraron la pascua y rociaron sangre en los postes de las puertas para que Dios no matara a sus primogénitos (como hizo con los egipcios en Éxodo 12:29). 11:28

Dios salvó a Rahab porque ella creía (Mató a todos los no creyentes en Jericó). 11:31

«Me faltaría el tiempo para hablar de Gedeón, y de Barak, y de Sansón, y de Jefté; también de David, y de Samuel, y de los profetas«.
Los héroes de la fe: Gedeón, Sansón, Jefté, David y Samuel. Sería difícil encontrar un grupo más monstruoso que estos tipos. 11:32

Dios ordenó que los animales fueran «apedreados o empujados con un dardo«… «tanto como … tocaran la montaña«. 12:20

Santiago

«cualquiera que guarda toda la ley pero ofende en un solo punto se ha hecho culpable de todo»  2:10

«habrá juicio sin misericordia contra aquel que no hace misericordia» (firmado por «dios el misericordioso»). 2:13

El autor de Santiago dice que Abraham fue justificado por las obras (por estar dispuesto a matar a su hijo por Dios); Pablo ( Romanos 4: 2-3 ) dice que fue justificado por la fe (por creer que Dios le ordenaría que hiciera un acto tan malvado). 2:21

«Pedís, y no recibís, porque pedís mal«.
Si sus oraciones no son respondidas, es su propia culpa. 4:3

Quien sea amigo del mundo es enemigo de Dios.  4:4 (para el autor de Santiago no someterse a Dios implica que «Codician y no tienen; matan y arden de envidia pero no pueden obtener.» y que, por eso, hacen guerras – las guerras y odio causadas por ese personaje las omitimos por el bien del argumento).

1 Pedro

Todos, según el autor de Pedro, estamos predestinados a ser salvados o condenados. No tenemos nada que decir al respecto. Todo estaba determinado por «ser rociados con la sangre de Jesucristo». 1:2

«Someteos … al rey … para castigar a los malhechores, y para alabar a los que hacen el bien«.
La monarquía es la forma de gobierno aprobada bíblicamente cuyo propósito es castigar a los malhechores y alabar a los que hacen el bien. 2:13-14

Según Pedro, los reyes reinan por derecho divino y todos, por lo tanto, deben «honrar al rey». 2:17

Dios ahogó a todos en la tierra, excepto a Noé y su familia. 3:20

Las cosas pueden ponerse difíciles para los cristianos, pero realmente será un infierno para los no creyentes. 4:17-18

2 Pedro

«condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza»  2:6

Dios ahogó a todos los demás en la tierra, excepto a Noé y su familia. 2:5,  3:6

Lot, quien en  Génesis 19: 8  ofrece a sus dos hijas vírgenes a una multitud de violadores de ángeles y luego (19: 30-38) las impregna, era un «hombre justo». 2:8

Dios prenderá fuego a toda la tierra para que pueda quemar a los no creyentes hasta la muerte. 3:7

Cuando Jesús regrese, quemará toda la tierra y todo lo que contenga. 3:10

1 Juan

Quien niega «que Jesús es el Cristo» es un mentiroso y un anticristo. Si es así, hay cerca de cinco mil millones de anticristos viviendo ahora. 2:22

Los cristianos están vivos; los no cristianos están muertos. 5:12

Los cristianos son «de Dios»; todos los demás son malvados. 5:19

2 Juan

Los no cristianos son engañadores y anticristos. 1:7

No te asocies con los no cristianos. No los reciba en su casa ni intercambie saludos con ellos. Esta es la justificación bíblica para «desfraternizados» entre los testigos de Jehová. 1:10

3 Juan

El autor dice que «recordará sus actos [de Diotrephes] … parloteando contra nosotros con palabras maliciosas«. 1:10

Judas

Dios ordenó que ciertos hombres «impíos» que negarían a Jesús. Nadie sabe por qué. 1:4

«El Señor destruyó a los que no creían«. 1:5

Dios envió «fuego eterno» al pueblo de Sodoma y Gomorra por «perseguir carne extraña». 1:7,8

Apocalipsis

Todos en la tierra llorarán a causa de Jesús. 1:7

Los falsos judíos son miembros de «la sinagoga de Satanás«. 2:9

«Yo [Jesús] heriré a sus hijos de muerte». 2:23

Aquellos en Tiatira que obedecen a Dios / Jesús hasta el final gobernarán a todos los demás con una vara de hierro. Incluso podrán aplastar a los demás en pedazos. Incluso arrojará la estrella de la mañana (¿el planeta Venus?). 2:26-28

Dios hará que «la sinagoga de Satanás» [los judíos] «venga y adore ante tus pies». (¿De quién son los pies? ¡Bueno, los pies de los cristianos, por supuesto!)  3:9

Dios le da una reverencia a alguien en un caballo blanco y lo envía a conquistar a la gente. 6:2

Dios le dio poder a alguien en un caballo rojo «para tomar de la tierra … para que se maten unos a otros«. 6:4

Dios le dice a la muerte y al infierno que mate a una cuarta parte de la población de la tierra con la espada, el hambre y «con las bestias de la tierra». 6:8

Los mártires simplemente no pueden esperar hasta que todos los demás sean asesinados. Dios les da una túnica blanca y les dice que esperen hasta que termine su matanza. 6:10-11

Dios le dice a sus ángeles asesinos que «no hagan daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado a los siervos de su Dios en sus frentes«. Este versículo es uno que a los cristianos les gusta usar para mostrar la amorosa preocupación de Dios por el medio ambiente. Pero el versículo anterior (7:2) deja en claro que era su trabajo dado por Dios «lastimar la tierra y el mar» (cosa que hace en 8:7-13) tan pronto como terminaron su trabajo de marcado de la frente. 7:3

Dios envía a sus ángeles a destruir una tercera parte de todos los árboles, hierba, criaturas marinas, montañas, sol, luna, estrellas, fuentes y agua. 8:7-13

«Muchos hombres murieron por las aguas, porque se amargaron«. 8:11

Los ángeles tienen instrucciones de no «lastimar la hierba [¿cómo podrían? Ya había matado toda la hierba en 8: 7] … sino solo aquellos hombres que no tienen el sello de Dios en la frente«. Dios le dice a sus ángeles que no los maten, sino que los atormenten con escorpiones durante cinco meses. Los atormentados querrán morir, pero Dios no les dejará hacerlo. 9:4-6

Dios hace langostas con forma de caballo con cabezas humanas, cabello de mujer, dientes de león y colas de escorpión. Pican a las personas y las lastiman durante cinco meses. 9:7-10

Cuatro ángeles, con un ejército de 200 millones, mataron a un tercio de la población de la tierra. 9:15-19

Cualquiera que se meta con los dos olivos y dos candelabros de Dios (testigos de Dios) será quemado hasta la muerte por el fuego que sale de sus bocas. 11:3-5

Los testigos de Dios tienen poderes especiales. Pueden callar el cielo para que no llueva, convertir los ríos en sangre y herir la tierra con plagas «tan a menudo como quieran». 11: 6

Cuando los testigos ascienden al cielo, un terremoto mata a 7000 hombres. Este fue el segundo ay. «El tercer ay viene rápidamente«. 11:13-14

El diablo, después de ser expulsado del cielo, es enviado a la tierra para causar estragos en sus habitantes. 12:12

Solo se salvarán 144.000 hombres célibes (aquellos que no fueron «contaminados con mujeres») 14:1-4

Los que reciban la marca de la bestia «beberán del vino de la ira de Dios … y serán atormentados con fuego y azufre … y el humo de su tormento ascenderá por los siglos de los siglos«. 14:10-11

Siete ángeles con siete plagas están llenos de la ira de Dios. 15:1, 7

Los siete viales de ira: 1) plagas, 2) el mar se convirtió en sangre, 3) los ríos se convirtieron en sangre, 4) las personas se quemaron con fuego, 5) las personas se mordieron las lenguas de dolor, 6) el Éufrates se seca, 7) truenos, relámpagos, terremotos y granizo. 16:1

«Cayó una plaga mala y dañosa sobre los hombres que tenían la marca de la bestia«. 16:2

«El segundo ángel derramó su frasco sobre el mar; y se convirtió en la sangre de un hombre muerto: y cada alma viviente murió en el mar«. 16: 3

«El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y las fuentes de las aguas; y se convirtieron en sangre«. 16:4

El ángel dice que Dios es justo por convertir los ríos en sangre. Bueno, es un punto de vista interesante. Pero yo diría que más bien es un chalado. 16:5

Otro ángel le dice a Dios cuán justo es porque da a los santos sangre para beber. 16:7

«Se le dio poder [al cuarto ángel] para quemar a los hombres con fuego«. 16:8

«El quinto ángel derramó su vial … y se mordieron la lengua de dolor«. 16:10

¡Incluso después de ser quemadas vivas, esas personas desagradables no se arrepentirían! 16:11

El sexto ángel seca el río Eufrates. 16:12

Dios destruyó cada isla y montaña (solo por el placer de hacerlo). 16:20

Los cristianos lucharán en la guerra entre Jesús y los aliados con la bestia. 17:14

Jesús hace la guerra. 19:11

Con los ojos en llamas, muchas coronas en la cabeza, la ropa goteando sangre, una espada saliendo de su boca y un nombre secreto, Jesús lleva a los fieles en el cielo a la guerra santa en la tierra. 19:14-15

«Ven … a la cena del gran Dios«. Un ángel llama a todas las aves para que se den un festín con la carne de caballos muertos y cuerpos humanos, «libres y atados, pequeños y grandes». 19: 17-18

La bestia y el falso profeta son arrojados vivos a un lago de fuego. El resto fueron asesinados con la espada de Jesús. «Y todas las aves se llenaron de su carne«. 19:20-21

Cuando terminen los mil años, Dios enviará a Satanás para engañarnos a todos. 20:7-8

Dios enviará fuego del cielo para devorar a la gente. Y serán atormentados por el diablo «día y noche por los siglos de los siglos». 20: 9-10

Quien no se encuentre en la lista del libro de la vida será arrojado al lago de fuego. 20:15

Todos los mentirosos, así como los que tienen miedo o no creen, serán arrojados al «lago que arde con fuego y azufre«. 21: 8

«Los perros [homosexuales], hechiceros, prostitutas, idólatras» junto con cualquiera que haya dicho una mentira no entrarán en la ciudad celestial. 22:15

Liked it? Take a second to support ateoyagnostico on Patreon!
Become a patron at Patreon!
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

Subscribete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría ver su opinión, por favor comentex

¡No podríamos hacerlo sin ti!

Únete a nuestra lista de suscriptores para apoyar el mantenimiento y el desarrollo continuo de nuestro sitio web.

Accede con tu cuenta