InicioAnálisis BíblicoDios dió a Moisés dos veces los 10 mandamientos y además distintos.

Comentarios

Dios dió a Moisés dos veces los 10 mandamientos y además distintos. — 107 comentarios

  1. Ateos no se preocupen, sigan en su lucha! Cuando se estén quemando en el infierno hasta ahí van a creer que existe un Dios todo Poderoso Bendiciones!

    • Y esto, querido público, es el perfecto ejemplo de un creyente religioso.

      Como carecen de evidencia, de razón y de lógica, además de criterios objetivos, su único argumento es la amenaza.

      A ver, cateto. ¿No le han explicado a usted qué es un ateo? Para amenazar a alguien con algo, como el infierno, primero esa persona ha de creer en su existencia. Por eso las religiones se ven todas en la necesidad de agredir físicamente. Porque ni ellos mismos creen que exista dicho lugar.

      Su infierno no es más que una versión judeocristiana del Hades griego. De hecho, hasta en su Biblia se lo denomina como tal.

    • Claro esta que ay un creador pero ay gente que nose respeta ni ella misma al hablar de Dios de esa manera que sabes tu de lo que hablas ingnorante

  2. con toda consideración, oramos por ustedes

    Mateo 13:14-15

    14 Así, en el caso de ellos se cumple lo que dijo el profeta Isaías:

    “Por más que escuchen, no entenderán,
    por más que miren, no verán.
    15 Pues la mente de este pueblo está entorpecida,
    tienen tapados los oídos
    y han cerrado sus ojos,
    para no ver ni oír,
    para no entender ni volverse a mí,
    para que yo no los sane.”

    • 228. ARGUMENTO DE LA BIBLIA (II)
      (1) La Biblia dice que la Biblia es verdad.
      (2) Por lo tanto la Biblia es verdad.
      (3) La Biblia dice que Dios existe.
      (4) Por lo tanto, Dios existe.

    • Pienso que la lógica y la fe transitan por vías muy distintas. Es absurdo llegar a tener fe por medio de un razonamiento lógico, así como llegar a algo lógico por medio de la fe. Cuando esto sucede, pierden su esencia cada una, convirtiéndose en lo opuesto. Ambas llenan una necesidad humana, la primera, de conocimiento comprobable y objetivo, la segunda, todo lo que la primera no puede asegurar, dando esperanza y hasta cierto punto paz.
      Creo que el mundo sería menos conflictivo si los que usan la lógica entendieran y no juzgaran a quienes deciden usar la fe, y viceversa. A final de cuentas, cada uno carga con su propia lucha, los primeros en jugársela y apostar en que no existe nada más que esta vida y los segundos en luchar para poder aspirar a una vida mejor después de la vivida en este mundo. Sólo el tiempo demostrará quién apostó por la idea correcta.

      La humilde opinión de uno que desea ser un genuino cristiano.

      Es la

      • Y mientras tanto, quienes “aspiran a una vida mejor después de la vivida en este mundo” (creyendo en ese oxímoron de “vivir” después de morir), se despreocupan de esta o, lo que es peor, para conseguir ese premio que les han prometido realizan todo tipo de atropellos intelectuales y criminales contra quienes no creen lo mismo que ellos pues en su promesa está implícito el “haz esto e intenta que el resto también lo haga”.

        • Pues el intentar no necesariamente es dañar. Habrá algunos que lo interpreten como un acto impositivo; pero habrá otros que lo intentarán con su ejemplo de respeto, compasión, amor y otras tantas acciones que comúnmente son bien vistas por la gente en esta vida. Habrá ateos que deseen erradicar todo concepto religioso en el mundo, y habrá otros más tolerantes, que entenderán que es una necesidad de algunos que no han encontrado una esperanza convincente en este mundo, porque aceptémoslo o no, el mundo material no nos ofrece todas las repuestas a las preguntas que nuestra capacidad logra formular. Por lo tanto, todo es relativo, aún dentro de las posturas radicales de vida.

        • Intentar no implica necesariamente dañar, siempre y cuando en sus bases y fundamentos, para conseguir esa “otra vida” que les han prometido ciertas personas a las que estos han creído ciegamente, no esté implícito el imponer al resto sus creencias. El problema es que, cuando hablamos de todas las religiones y más las pertenecientes al monoteísmo abrahámico, eso es la regla por excelencia. Cuando no, al hablar de “verdades absolutas”, las suyas, es inherente a hacer también proselitismo de morales absolutas, las suyas.

          Su argumento se resume, por lo que veo, en tener uno que callarse ante la intolerancia religiosa porque esta ofrece un placebo emocional a quien la practica. Porque, como en las religiones en las que se inculca el hacer proselitismo de sus dogmas (entre los cuales se incluye la homofobia y el machismo, entre otros) se ofrece además una respuesta a preguntas filosóficas, aunque no puedan respaldarlas; esto es motivo suficiente para justificar su existencia: la existencia de estafadores ofreciendo promesas y curaciones mágicas, pidiendo dinero, presionando socialmente, etc.

          “El mundo material no ofrece respuestas” a quien es incapaz de aceptar que sólo existe ese mundo hasta que, como poco, quienes afirman (e insisten en hacer ese proselitismo) que existe otro, demuestren sus afirmaciones. El resumen a todo esto, para usted, por lo que veo, consiste (sin eufemismos) en un: como existe un miedo a la muerte y hay personas que se han inventado respuestas que cubren ese miedo, debemos aceptar todo el pack que incorporan esas personas, para que dichas personas se sientan mejor consigo mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.