La religión es un insulto para la dignidad humana. Con o sin ella, habría buena gente haciendo cosas buenas, y gente malvada haciendo cosas malas, pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta religión. Steven Weinberg

Soy Ateo– Gustavo Adolfo Lanza Ordoñez

Soy ateo es un ensayo creado por Gustavo Adolfo Lanza Ordoñez. Una crítica personal sobre los diferentes textos sagrados de las principales religiones del mundo y la razón por la cual es imposible que un ser omnisciente los haya inspirado. Los textos sagrados investigados incluyen aquellos pertenecientes al cristianismo, islamismo, judaísmo, hinduismo, budismo, sintoísmo, confucionismo, taoísmo, gnosticismo y luciferismo. Hay un capítulo sobre las religiones, los primeros hombres imaginados por varias culturas, el animismo y las sectas.

Índice de contenido

Piensa en ello…

Dios es, histórica y cotidianamente, sobre todo, un complejo de ideas engendradas por la bestialización del hombre y por la naturaleza que lo rodea, así como el yugo de clase; ideas que sirven para afianzar la opresión y adormecer la lucha de clases. La impotencia de las clases explotadas en su lucha contra los explotadores, engendra la fe en una vida mejor más allá de la muerte, tan inevitable como la impotencia del salvaje en su lucha con la naturaleza engendra la fe en los Dioses, los demonios, los milagros, etc. A aquel que trabaja y padece miseria toda su vida, la religión le enseña a ser humilde y resignado en la vida terrenal y a reconfortarse en la esperanza del premio celestial. Lenin
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

 

Soy ateo es un ensayo creado por Gustavo Adolfo Lanza Ordoñez. Una crítica personal sobre los diferentes textos sagrados de las principales religiones del mundo y la razón por la cual es imposible que un ser omnisciente los haya inspirado. Los textos sagrados investigados incluyen aquellos pertenecientes al cristianismo, islamismo, judaísmo, hinduismo, budismo, sintoísmo, confucionismo, taoísmo, gnosticismo y luciferismo. Hay un capítulo sobre las religiones, los primeros hombres imaginados por varias culturas, el animismo y las sectas.

 

Nada es sagrado. Todo el mundo tiene derecho a criticar, a burlarse, a ridiculizar todas las religiones, todas las ideologías, todos los sistemas conceptuales, todos los pensamientos. Tenemos derecho a poner a parir a todos los dioses, mesías, profetas, papas, popes, rabinos, imanes, bonzos, pastores, gurús, así como a los jefes de Estado, los reyes, los caudillos de todo tipo…

 

Raoul Vaneigem
Le mouvement du livre-esprit

Con esta frase de este escritor y filósofo belga comienza el libro de Gustavo Lanza, titulado Soy ateo. Dado que es una crítica mordaz a todos los textos sagrados de todas las religiones del mundo, sabemos que herirá los sentimientos del 80% de las personas que lo lean. La Biblia, El Corán, La Torá, El Bhagavad Gita, textos budistas, textos de las religiones de China y Japón, la Biblia Gnóstica, La Biblia Satánica, el peligro de las sectas y muchas frases de pastores actuales que nos dejarán boquiabiertos…

Gustavo Adolfo Lanza Ordoñez , nació en Honduras en el año 1956 y es ingeniero civil, aunque desde joven disfrutó con la escritura y además de Soy ateo, tiene 3 obras inéditas y una publicada. Uno de sus libros inéditos es El Quijote para mis hijos, una versión completa del Quijote, pero adaptada para que pueda ser comprendida por los niños.

Resumen del libro

A continuación algunos párrafos:

Del capítulo primero:

Aunque las diversas religiones no lo acepten, es una verdad histórica e indiscutible que el cerebro humano ha venido aumentando de volumen y, con esto, la capacidad intelectual del hombre se ha incrementado. No aceptar las pruebas al respecto es una característica de las mentes obnubiladas por dogmas y, lamentablemente, los creyentes religiosos caen en ello porque se les ha enseñado desde niños que la duda no debe albergarse en los corazones que aman a su dios. En el islamismo, por ejemplo, tener dudas de este tipo es casi como suicidarse, mientras que en el catolicismo es un pecado que sólo Dios, a través de los sacerdotes, puede perdonar… Las religiones suponen que el hombre fue creado por un ente todopoderoso y que desde ese momento tenemos la capacidad intelectual que gozamos hoy en día. Sin embargo, los fósiles encontrados alrededor del mundo en los últimos 100 años nos enseñan que el hombre, tal como lo conocemos, apenas tiene unos 2 millones de años cuando mucho.

Del capítulo segundo

No podemos hacer una división simple de la gente afirmando que son creyentes o ateos. El mundo está habitado por una gran gama de seres con sus propios sistemas idealistas. Entre ellos están los panteístas, que creen que la divinidad es la naturaleza que nos rodea. Los panenteístas, que afirman que la divinidad es la realidad física que nos rodea y algo más que no podemos captar. Están los universalistas, que ven todas las religiones existentes como una sola. Los agnósticos, que son escépticos en materia religiosa, no ven nada que apoye a estos grupos pero no pueden decir que son falsos. Podríamos agregar aquí a los indiferentes, quienes no tienen ningún interés en las prácticas religiosas. Y por último, recordemos a los apateístas, quienes toman la indiferencia religiosa como filosofía.

Del capítulo tercero

Les diré por qué he querido comenzar mis comentarios a los diferentes libros sagrados con la Biblia de los gnósticos. Todos los “dirigentes espirituales”, de todas las religiones, les meten en la cabeza a sus seguidores que tales textos no deben ser entendidos literalmente. Así, por ejemplo, la palabra “paloma” para todo el mundo puede significar: un ave, una persona apacible, una especie de sábana de cama, una constelación austral, el nombre de la hija de Pablo Picasso, cierto tipo de ondas espumosas en el mar, o –vulgarmente– el pene. Pero si aparece en un texto sagrado, ninguna de esas acepciones es la correcta. En este caso, y dependiendo del pastor o monje que la interprete, puede significar: un ángel, el Espíritu Santo, un deseo de paz, un sentimiento puro, una ofrenda para sacrificar, seis letras que por el orden alfabético suman tal valor que indica esto o lo otro, una palabra que al revés (amolap) significa un presagio o una profecía, y así… un sinfín de significados más. El Pistis Sophia es el súmmum de tal idea. Lo escrito, entre más incomprensible, mejor, porque les da el poder a esos dirigentes de hacer creer a los pupilos ignorantes que sólo ellos son los iluminados que pueden entender el significado real de tal sinsentido.

Del capítulo cuarto

En 3:14 Dios le dijo a la serpiente: “Maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida”. Primeramente, los hombres que inventaron este párrafo no sabían que había serpientes en el mar, y además, no hay, en el mundo serpientes que se alimenten de polvo.

Del capítulo quinto

Es un hecho indiscutible que en todos los escritos cristianos del siglo primero no hay nada que exprese el deseo de ver el lugar de nacimiento de aquel personaje divino, ni siquiera los lugares donde proclamó su mensaje, el sitio donde resucitó o el lugar donde murió por los pecados del mundo. Mientras que sabemos dónde nacieron y por dónde anduvieron Mahoma, Gautama el Buda, Confucio… de Jesús sólo tenemos indicaciones inciertas. Esa falta de lugares sagrados pisados por Jesús se presta a muchas conjeturas, pues se vuelve inexplicable el hecho de que el eje motor del cristianismo no tiene sitios de adoración, mientras que sus representantes menores o su madre tienen catedrales y monumentos de una belleza soberbia, erigidos en las áreas donde se supone estuvieron, ya sea de forma humana o fantasmal.

Del capítulo sexto

Los musulmanes son muy ortodoxos, y encuentran que las sociedades modernas están en contradicción con sus normas. Para ellos, los problemas sociales y políticos deben resolverse mediante la religión. Consideran que no hay diferencia entre Dios y el César. Para ellos, Dios es César. Están convencidos de que la salvación de la humanidad se alcanzará solamente a través del Islam. Sin embargo, los movimientos islámicos no presentan un perfil unificado, habiendo unos que luchan contra su gobierno, mientras que otros se ocupan de la expansión de la religión. La violencia está permitida y se aplica según las circunstancias y normas del Corán. Unos se ocupan de los pobres, otros se dedican al reclutamiento de nuevos creyentes y otros, sin omitir algunos comportamientos benefactores, se tiran de lleno a la acción violenta. Pero también están los que, basados en las enseñanzas del Corán, se dedican exclusivamente a la lucha armada.

Del capítulo séptimo

Las enseñanzas del hinduismo se centran en el Karma, el cual se relaciona con la transmigración del alma. Por esta razón no debe dañarse ningún ser vivo. Para el hindú, su vida en la próxima reencarnación depende de cómo ha sido su comportamiento en esta. Por eso ven el sufrimiento presente como pago a hechos incorrectos ejercidos en la vida anterior. Una niña violada no es más que un castigo causado por sus acciones en la vida anterior. Lo llaman “acción y consecuencia”. Hay que portarse bien para no reencarnar en un animal. Los hindúes temen pisar una hormiga o un gusano, y más comerse un buen trozo de carne, porque creen que puede ser un pariente o un amigo que por mala conducta transmigró en ese animal.

Del capítulo octavo

Los judíos aceptan que la tradición oral es un complemento de la escrita. Lo escrito se puede interpretar de muchas maneras, y por eso son importantes las explicaciones periféricas. Ellos creen que esas exposiciones orales se han mantenido inalterables a través de los siglos. Sin embargo, en determinado momento de la historia la Torá oral fue plasmada en el papel, dando origen a lo que conocemos como Mishná, la cual, transcurrido un tiempo, también necesitó explicaciones adicionales. De estas surgió lo que denominan Gemara, que, como comprenderán, también necesitó de nuevas aclaraciones, por lo cual nacieron las obras denominadas Gueonim, Rishonim y Ajaronim, textos que con seguridad serán ampliamente discutidos en las generaciones por venir, y que darán paso a nuevos textos aclaratorios.

Del capítulo noveno

Dado que Siddartha se volvió bastante retraído, su padre procuró protegerlo del mundo exterior, primero encerrándolo y luego brindándole todo lo que estuvo a su alcance para que el príncipe se enamorara de los placeres que ofrecía el poder. Incluso lo casó con una mujer bellísima, con la cual tuvo un hijo; pero él los abandonó para irse tras aquel sentimiento infantil que siempre lo había dominado y que ahora, ya joven, lo impulsaba a escabullirse de aquel mundo perfecto lleno de goces, riquezas y fantasías. Así, un día logra dormir a los guardines que no lo dejaban salir, y se aleja del palacio. Mientras deambula por aquella región, le sucede algo difícil de creer: ¡ve a un anciano! Después ve a un enfermo y luego se encuentra con un cadáver que llevan a incinerar. Y por último, lo que sí podría ser verdadero, se topa con un asceta. Centrándonos en este asombro que lo domina, tenemos que suponer que en el palacio donde pasó sus años mozos todos eran jóvenes, que nadie se enfermaba y que nadie moría. Aunando a esto el hecho de que no había animales que comieran animales, podemos decir con toda seguridad que ese castillo estaba encantado…

Del capítulo décimo

Aunque parezca que esta religión, al igual que las otras religiones con matiz filosófico, es inocua, la historia ha demostrado que ha causado tanto daño a la mente de las personas como lo han hecho las demás religiones del mundo. El mismo Lao Tse conocía el peligro del conocimiento, por eso dijo: “Si el pueblo es difícil de conducir, proviene de que sabe demasiado”. Actualmente, el pueblo oriental es tan manso como el feligrés de otras religiones, porque tiene cincelada en su cerebro la idea de que él sólo es un peón de esas divinidades, que en el caso de ellos son los antepasados.

Del capítulo décimo primero

También el taoísmo presenta sincretismo religioso. Por ejemplo es común ver a sus seguidores casarse al estilo católico y luego tener una celebración que parece budista o sintoísta. Sus altares generalmente están adornados con la imagen de Lao Tse (inmortal), la deidad principal de sus cultos, e inundan los locales con talismanes y otros objetos dizque sagrados. Las paredes se pintan de amarillo pues es el color que se asocia al Yin, la tierra y la luna, mientras que los techos se pintan de rojo pues es el color que se asocia con el Yang, el cielo y el sol. Creen en aquello del Feng Shui, y colocan todo de forma que el lugar gane poder energético y se eliminen las energías perjudiciales.

Del capítulo décimo segundo

El confucianismo sostiene que habiendo pocos hombres superiores, es necesario que estos acepten la misión de ocupar cargos públicos, dirigiendo con su sabiduría la sociedad. Si hombres que no pertenecen a este grupo ocuparan un gobierno, es casi seguro que producirían desastres en la vida social, y por lo tanto ese tipo de gobierno debe ser derrocado, pues no ejercer bien el poder está contra el orden natural.

Del capítulo décimo tercero

Antes de empezar con la Biblia de este grupo de fanáticos, veamos algo de este escritor, a quien sus contemporáneos llamaban “El Papa Negro”, que también dirá con todo énfasis –y desfachatez– que su texto fue inspirado. Cuando Antón LaVey tenía 16 años, escribió lo siguiente: “El sábado en la noche vi unos hombres lujuriosos detrás de unas semidesnudas muchachas que bailaban en el carnaval, y el domingo en la mañana, mientras yo tocaba el órgano en la iglesia evangelista, vi a los mismos hombres sentados con sus esposas e hijos, pidiéndole a Dios que los perdonara y alejara de los vicios del carnaval. Y el siguiente sábado en la noche, ellos mismos estaban ahí, y en unos sitios más pecaminosos. Supe entonces que las Iglesias Cristianas prosperaban en la hipocresía, donde la naturaleza carnal de los hombres no podía contenerse”.

Del capítulo décimo cuarto

Es necesario mencionar que el jainismo es la única religión que nunca ha utilizado la violencia, pues consideran que el mayor pecado en el que se puede incurrir es dañar a un ser vivo. Incluso se lamentan de dañar las plantas que comen, pero esto lo justifican pensando que es la violencia mínima, la justa para sobrevivir. Consideran que tenemos seis sentidos, siendo el sexto el pensamiento, el cual debe hacernos actuar con responsabilidad hacia todo. Ellos no creen en una divinidad personal sino en muchas, entre las cuales están los 24 Tirthankaras, y todas se agrupan en una sola unidad denominada El Todo.

Del capítulo décimo quinto

El 17 de marzo del 2000, en Kanungu, Uganda, se suicidaron más de 800 miembros del Movimiento para la Restauración de los Diez Mandamientos de Dios. A este número tenemos que agregar más de 500 que fueron asesinados antes de esa fecha debido a que no estaban de acuerdo con las decisiones que se estaban tomando dentro de la secta.

El 20 de marzo de 1995, en Tokio, Japón, Shoko Asahara, líder de la secta Aum Shinrikyo (La Verdad Suprema), ordenó a su grey que colocaran bombas biológicas en el sistema de transporte metropolitano. En ese atentado, 12 personas murieron y más de 5 000 resultaron con daños severos. Afortunadamente, otra bomba colocada en otro sector fue desactivada oportunamente, pues se supone que de haber estallado la cantidad de muertes hubiera sido de varios miles.

Del capítulo décimo sexto

A. A. Allen, famoso precursor de Los Modernos Profetas del Éxito. Ahora extinto, tuvo su auge en los Estados Unidos hace décadas:

“Puedo mandarle a Dios que cambie los billetes

de un dólar por billetes de veinte”.

Oral Roberts, famoso tele-evangelista estadounidense, intimidando a su audiencia para que le envíen dinero:

“Quizás alguien que esté mirando a este ministerio en TV haya prometido una fuerte suma (de dinero) a Dios… pero en efecto no la pagó. Usted está tan cerca de mentirle al Espíritu Santo, que dentro de unos días habrá de morir, a menos que pague el precio que con Dios haya establecido. Espero que todo el mundo esté captando el mensaje… el profeta ha hablado”

David Berg, líder de los Niños de Dios:

“Quiero niñas que amen a los viejos. Ellos son los que tienen el dinero. No tengáis miedo de llevar faldas cortas y escotes profundos. Nada de sujetadores y bragas. Enseñad lo que tenéis. Es el cebo para los hombres ricos… No olvidéis que eres como Jesús. A él lo clavaron en la cruz. A ti te clavarán en la cama…”.

Si deseáis saber más sobre este autor, su pagina web es http://www.gustavolanza.com/

Para los que deseen bajarse el libro mediante descarga directa o comprarlo online, pueden hacerlo desde:

2010-12-11_214727

(Hacer click en imagen)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

2 respuestas

  1. Hola…. en realidad me gustaria que me informen sobre una busqueda que estoy realizando… no hace mucho, será unos 6 – 8 meses vi un documental sobre las distintas religiones, trataba sobre un hombre que iba a las distintas casas religiosas hablando con los que representaban en el lugar a dicha religion y cuestionaba cosas que no sabian responderle… si mal no recuerdo este hombre que dirigia el documental es un hombre conocido x dichos cuestionamientos, pero quisiera saber el nombre del documental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta