La Traducción del Nuevo Mundo: falacias de autoridad de los Testigos de Jehová por doquier

Hace tiempo ya, debatiendo por Facebook con un Testigo de Jehová, al intentar explicarle que hablar de “fidelidad al original” con respecto a las traducciones bíblicas es falaz, la respuesta constante que este hacía era el copiarme un texto de un artículo de su querida Watchtower (WT) titulado “¿Es exacta la Traducción del Nuevo Mundo?” (ver aquí) en el que se mencionaban una serie de razones basadas en opiniones propias de la WT, seguidas de una retahíla de más afirmaciones y, como colofón, una serie de citas a eruditos bíblicos que supuestamente ensalzaban lo maravillosa que era la Traducción del Nuevo Mundo realizada por los Testigos de Jehová (TDJ).

Este TDJ, además, citaba otros artículos (también de su querida web de la WT) como argumento a favor de sus afirmaciones.

Las citas a autores, académicamente hablando, jamás se usan como “argumento de autoridad” (falacia ad verecundiam) para dotar de credibilidad (y menos como una verdad absoluta) a la afirmación dada sino como apoyo al contexto en el que se plantea la declaración argumentada. Cuando se cita una declaración de un autor, jamás se debe descontextualizar tal declaración o el contexto en el cual el autor citado quiso dotar a tal afirmación. Hacerlo es deshonesto, así como omitir con elipses ( “…”) las partes del autor contrarias a la afirmación de quien cita al mismo. También, siendo honestos, quien cita debe citar a autores especializados en los temas de los que se habla y no servirse de ellos únicamente por el renombre del título o posición que ostentan.

Malgasté tiempo intentando enseñar a este TDJ, sin usar falacias de autoridad como él hacía, ejemplos de interpolaciones, textos omitidos, errores intencionados o no, etc. dentro de cada copia. Citando también ejemplos concretos en donde esto se producía dentro de las traducciones bíblicas que poseemos. Sin embargo, no presté apenas caso a las citas de autoridad que este me mostró de su querida web: la www.jw.org, por las razones anteriormente expuestas. Por eso decidí publicar este artículo.

Veremos, con un análisis de cada una de las citas4, si los autores que la WT usa como apoyo de su traducción sirven realmente o no para tal fin. Según ellos, recurrentes a este tipo de argumentos de autoridad, estas lo hacen ¿Seguro? Veremos…

  Por orden de aparición en el mencionado artículo de la WT:

Edgar J. Goodspeed

Lo que la WT dice:

En una carta del 8 de diciembre de 1950, el conocido traductor y erudito bíblico Edgar J. Goodspeed escribió lo siguiente sobre la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas:

“Me interesa la obra misional de su organización, así como su alcance mundial, y me agrada mucho su traducción ágil, clara y vigorosa. Hay en ella un amplio despliegue de conocimientos profundos y sólidos, y puedo dar fe de ello”.

Extraído de otro artículo suyo anterior:

“I am interested in the mission work of your people, and in its world wide scope, and much pleased with the free, frank, and vigorous translation. It exhibits a vast array of sound serious learning, as I can testify.”

Fuente: ¡Despertad! (22 de marzo, 1987). Nota: Los TDJ informaron que era una cita de una carta personal del Goodspeed dirigida a la Sociedad Watchtower

¿Lo que dijo el académico citado?

Bill Cetnar, quién trabajaba en la sede de la Watchtower en Nueva York durante el período en que la Traducción del Nuevo Mundo estaba siendo preparada, fue enviado a entrevistar al Dr. Goodspeed en marzo de 1954 para buscar sus comentarios sobre el primer volumen de la Traducción del Nuevo Mundo de la Escrituras hebreas. Cetnar escribe:

“Durante la larga visita de dos horas con él, era obvio que él conocía bien el volumen, pudiendo citar las páginas en las que las lecturas se oponían a lo que había encontrado. Señaló una lectura como especialmente incómoda y gramaticalmente pobre estaba en Jueces 14 : 3 en la que se hace decir a Sansón: “Her get for me…”. Al salir, se le preguntó al Dr. Goodspeed si recomendaría la traducción para el público en general y él respondió: `No, me temo que no puedo hacer esto. La gramática es lamentable. Tenga cuidado con la gramática. Asegúrese de que tiene eso bien”

Fuente: Cetnar, WI & J.,… Preguntas para los testigos de Jehová que aman la verdad [Kunkletown, Pennsylvania: WI Cetnar de 1983], p . 64.

El Dr. Goodspeed, por supuesto, no se refería aquí al griego koiné (Nuevo Testamento), sino al hebreo (Antiguo Testamento). Al principio sus comentarios parecían ser favorables en relación con las escrituras griegas. Sin embargo, como Robert Bowman señala en su libro, Comprendiendo a los testigos de Jehová (Baker Books, 1991), hay cierta duda sobre la autenticidad de la carta de Goodspeed:

  • La carta no lleva una firma escrita y parece ser una copia del original, si alguna vez existió tal original (hasta la fecha, la WT no ha producido un original firmado).
  • En segundo lugar, aunque la carta estaba fechada en 1950, no fue utilizada por la WT como una aprobación de la TNM hasta 1982.
  • En tercer lugar, la carta contiene varias críticas muy reducidas de la TNM, pero ninguna de ellas relativa a las traducciones más controvertidas – lo cual parece raro, dado que en la propia traducción de Goodspeed esta difiere drásticamente con la TNM en varios textos claves.
  • Por último, el Dr. Walter Martin, a quien conocía Bowman, informó que Goodspeed había criticado abiertamente la citación a Juan 1: 1 de la TNM en una conversación personal en 1958. Por lo tanto, no hay pruebas que aseguren que Goodspeed incluso respaldara la TNM; hay evidencia sólida de que él se negó a respaldar la TNM de los escritos hebreos y no hay indicios que sugieran que estuviera de acuerdo con la TNM griega.

     

    Allen Wikgren

    Lo que la WT dice:

    El profesor Allen Wikgren, de la Universidad de Chicago, citó la Traducción del Nuevo Mundo como un ejemplo de una versión en lenguaje moderno que no depende de otras traducciones y que “contiene numerosos pasajes dignos de elogio” (The Interpreter’s Bible,volumen I, página 99).

    Extraído de otro artículo suyo anterior:

    “Independent readings of merit often occur in other modern speech versions, such as…the Jehovah’s Witnesses edition of the New Testament (1950).”

    Fuente: The Interpreter’s Bible de 1952 Vol. 1 página 99

    Fuente de la cita:  Sitio Web de los TDJ (eliminado posteriormente por la WT)

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Allen Wikgren estaba en el comité New Revised Standard Version, así como en el comité que produjo el texto UBS griego.

    Aquí están los comentarios de Wikgren en su totalidad:

    “Lecturas independientes de mérito a menudo se producen en otras versiones del habla modernas, como la neotestamentaria de Verkyl (1945) y la edición de los Testigos de Jehová del Nuevo Testamento (1950)”

    Fuente: The Interpreter’s Bible de 1952 Vol. 1 página 99.

    Cuando el Dr. Wikgren es citado de forma precisa y completa se observa que este no define qué “lecturas independientes” de la TNM encuentra como dignas “de mérito”. No sabemos qué pensó el Dr. Wikgren sobre las representaciones más controvertidas de la TNM, tales como Juan 1:1 o Colosenses 1:16.  

    El Dr. Wikgren, refiriéndose a todas las versiones modernas de inglés que ha estado discutiendo, dice lo siguiente:

    “Una representación idiomática libre no se preocupa por los significados literales”

    (ibid).

    Por lo tanto, su citación puede ser inferior de lo que a los Testigos les gustaría.

    En el Nuevo Testamento de Verkyl (también conocido como la Nueva Versión Berkley ) se lee “y la Palabra era Dios” en Juan 1:1c: ni se inserta el artículo “un”, ni se inserta un “otro” en el texto de Colosenses 1:16. Ninguna de la docena de otras versiones en inglés modernas del Dr. Wikgren discute sobre estos versos al igual que lo hace la TNM. Por tanto, es poco probable que el Dr. Wikgren incluyera las lecturas de la TNM de estos versos entre aquellas que él consideraba “meritorias”.

     

    Alexander Thomson

    Lo que la WT dice:

    Respecto a la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas, el comentarista bíblico británico Alexander Thomson escribió: “Está claro que esta traducción es obra de doctos hábiles y diestros que se han esforzado por plasmar todo el sentido verdadero del texto griego que puede expresarse en inglés” (The Differentiator, abril de 1952, página 52).

    Extraído de otro artículo suyo anterior:

    “The translation is evidently the work of skilled and clever scholars, who have sought to bring out as much of the true sense of the Greek text as the English language is capable of expressing”

    Fuente: Alexander Thomson in The Differentiator (April 1952, pp. 52-57).

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Thomson no tenía ninguna capacitación formal en griego o hebreo. De hecho era banquero y de forma esporádica escribía sobre religión en la Concordant Publishing Concern (CPC), una traducción al inglés fundada por Adolf Ernst Knoch, quien carecía también de conocimiento formal en griego koine (el griego neotestamentario), junto con otros religiosos de similar formación académica (uno era fiscal, otro pastor,…). Thomson publicó varios artículos sobre la TNM en The Differentiator, al parecer, una revista publicada en privado que apareció brevemente entre la década de 1940 y 1950.  The Differentiator no se considera una revista académica (de hecho, es prácticamente imposible localizar ni una sola copia en papel o película) y no hay pruebas de que así se considerara durante su publicación (aquí tienen los artículos publicados por Thomson para la revista). 

    Por si fuera poco, Thomson, más tarde escribió que, si bien apoyaba en general la TNM, encontró “rellenos con muchas palabras inglesas que no tienen equivalente en el griego o el hebreo” (The Differentiator [Junio ​​1959], citado en Ian Croft, “La Traducción del Nuevo Mundo y sus críticos“).

    Por lo tanto, Thomson no parece haber sido un experto reconocido en Lenguas Bíblicas, su revisión de la TNM no se publicó en una revista académica, y su respaldo no es tan positivo como a la Atalaya pudiera (y pretendiera) esperar cuando lo cita.

     

    Charles Francis Potter

    Lo que la WT dice:

    Tras mencionar unos cuantos pasajes que en su opinión habían sido traducidos de forma inusual, el teólogo Charles Francis Potter comentó: “No cabe duda de que el grupo de traductores anónimos ha vertido con habilidad, destreza y sagacidad los mejores textos manuscritos, tanto griegos como hebreos” (The Faiths Men Live By, página 300).

    Extraído de otro artículo suyo anterior:

    CHARLES FRANCIS POTTER: “the New World Translation of the Christian Greek Scriptures…the anonymous translators have certainly rendered the best manuscript texts…with scholarly ability and acumen.”

    Fuente: The Faith Men Live By [ sic ], 1954, Page 239

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Aquí están los comentarios de Potter en su totalidad:

    “Aparte de algunas peculiaridades semánticas como la traducción de la palabra griega stauros como “estaca” en lugar de “cruz”, y el uso a menudo sorprendente de la lengua coloquial y vernácula, los traductores anónimos sin duda han rendido los mejores textos manuscritos griegos y hebreos con capacidad y visión académicas”

    Fuente: El fes hombres vivir cerca de 1954 [cuarta edición, 1955] (Nueva York: Prentice Hall), p 300.

    En el prefacio de su libro, Potter escribe lo siguiente:

    “Este libro está escrito para ayudar a que la gente aprecie lo bueno de las religiones distintas a la propia …. Es cierto, hasta cierto punto, que “cada uno crece en el error “, pero el exceso de estrés ha sido puesto en ese momento por los críticos insidiosos de la religión. En este libro se hace hincapié más bien en el hecho más inspirador de que “cada uno vislumbra una verdad”

    (ibid, p. v).

    Por lo tanto, no parece que la intención de Potter fuera hacer una evaluación crítica de la TNM. Sus palabras deben tomarse más bien en el contexto de su intento por hacer hincapié en lo “bueno” que se encuentra en todas las religiones. También debemos tener en cuenta qué criterios utiliza Potter para considerar los méritos que encuentra en la TNM.

    Una biografía interesante de Potter se puede encontrar aquí. Las siguientes observaciones fueron extraídas de esta fuente:

    Obtuvo un BD en 1913 y un STM en 1917 en el Seminario Teológico de Newton, así como una maestría de Bucknell en 1916.

    Como reflejo del continuo desarrollo de su pensamiento religioso personal lejos de la ortodoxia y más hacia el liberalismo, Potter fundó la First Humanist Society de Nueva York en 1929. La organización declaró como su filosofía una “fe en el valor supremo y la auto-perfectibilidad de la personalidad humana, concebida tanto a nivel social como individual.” La First Humanist Society, cuya junta consultiva incluida a figuras tan notables como Julian Huxley, John Dewey, Albert Einstein y Thomas Mann, sirvió como modelo y catalizador para otras organizaciones humanistas y para el movimiento humanista en general. 

    En la fundación de la Humanist Society, Potter dejó el ministerio Unitario atrás y declaró que la Sociedad no tendría ningún credo, clero, bautismo u oración. “Yo había renunciado disminuyendo con rapidez mi creencia en la deidad de Jesús y la doctrina de la Trinidad“, escribió. “Ahora, quince años después, me iba no sólo del cristianismo (si el unitarismo es cristianismo) sino del teísmo también.” 

    Con su filosofía humanista sirviendo como plataforma, Potter ahora se convirtió en un firme defensor de la reforma social, realizando una vigorosa campaña contra la pena capital, la promoción de “leyes de divorcio civiles” y apoyando los métodos anticonceptivos y los derechos de la mujer. En 1938 Potter formó la Euthanasia Society of America, que con el tiempo contaba con unos 40.000 miembros y planteando la cuestión de la eutanasia ante el público estadounidense. 

    En 1958, poco después del descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto, Potter publicó quizás su libro más popular, The Lost Years of Jesus Revealed, una interpretación del contenido de los rollos y su contribución a la comprensión de Jesús como una figura histórica. Potter también desarrolló un interés por la percepción extrasensorial y la telepatía, materias que eran un anatema para otros humanistas pero que Potter creía eran de interés primordial para el Humanismo.

    La educación de Potter no refleja la de un estudioso de la Biblia capacitado y este no ha sido reconocido dentro de la comunidad científica como tal. El lector puede juzgar en qué medida el “desarrollo” teológico ecuménico de Potter influyó en su opinión favorable de la TNM, que (como la cita completa indica) no está del todo exenta de críticas, a pesar de la intención declarada de su libro.

     

    Robert M. McCoy

    Lo que la WT dice:

    En su reseña de la Traducción del Nuevo Mundo, Robert M. McCoy dijo que aunque le parecía que esta obra tenía sus peculiaridades, también tenía sus virtudes. Concluyó su reseña con estas palabras: “La traducción del Nuevo Testamento [de los testigos de Jehová] es prueba de que en ese movimiento hay eruditos que están capacitados para resolver inteligentemente los muchos problemas de la traducción bíblica” (Andover Newton Quarterly, enero 1963, página 31).

    Extraído de otro artículo suyo anterior:

    “The translation of the New Testament is evidence of the presence in the movement of scholars qualified to deal intelligently with the many problems of Biblical translation.”

    Fuente: Andover Newton Quarterly (January, 1963, p. 31)

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Aquí están los comentarios de McCoy en su totalidad:

    “La traducción del Nuevo Testamento es la evidencia de la presencia en el movimiento de eruditos que están capacitados para hacer frente de forma inteligente con los muchos problemas de la traducción bíblica. Esta traducción, como observa J. Carter Swain, tiene sus peculiaridades y sus excelencias. Con todo, parecería que una reconsideración del desafío de este movimiento a las iglesias históricas está en orden”

    Fuente: Andover Newton Trimestral , enero de 1963.

    McCoy, aunque por lo general bien dispuesto hacia la TNM, no está por encima de ofrecer algunas críticas, que generalmente los Testigos de Jehová no incluyen cuando lo citan como respaldo.  

    Por ejemplo, reprende a la TNM con respecto a su traducción de Mateo 5:9 como “Felices son los pacíficos” en lugar de “los pacificadores“. Según McCoy:

    Uno podría preguntarse por qué los traductores no se han quedado más cerca del significado original, al igual que la mayoría de los traductores

    (ibíd )

    McCoy continúa con una evaluación más general de la presencia de prejuicios teológicos en la TNM:

    “En no pocos casos la Traducción del Nuevo Mundo contiene pasajes que deben ser considerados como “traducciones teológicas”. Este hecho es particularmente evidente en aquellos pasajes que expresan o implican la deidad de Jesucristo”.

    (Ibid)

    El Sr. McCoy fue un graduado del Andover Newton Seminary. Recibió títulos de Bachiller en Teología de la Facultad de Teología de la Universidad de Boston (1955), y Maestro de la Sagrada Teología del Andover Newton. Aunque bien educado, no tiene las credenciales académicas o profesionales de un estudioso de la Biblia, ni es reconocido como tal. Vale la pena escuchar su opinión, por supuesto, sobre todo (en teología, su campo, y) cuando se oye por completo y no parcialmente, como a los TDJ les interesa mostrar.

     

    Samuel MacLean Gilmour

    Lo que la WT dice:

    Si bien es cierto que el profesor Samuel MacLean Gilmour no estaba de acuerdo con la manera en que se habían vertido algunos pasajes de la Traducción del Nuevo Mundo, reconoció que sus traductores “tenían extraordinarios conocimientos de griego” (Andover Newton Quarterly, septiembre 1966, página 26).

    Extraído de otro artículo suyo anterior:

    “The New Testament translation was made by a committee whose membership has never been revealed – a committee that possessed an unusual competence in Greek”

    Fuente: “The Use and Abuse of the Book of Revelation,” Andover Newton Quarterly, September 1966.

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Aquí están los comentarios de Gilmour en su totalidad:

    “En 1950, los testigos de Jehová publicaron su Traducción del Nuevo Mundo de un nuevo pacto, y la preparación de la traducción del Antiguo Testamento del Nuevo Mundo está ahora muy avanzada. La traducción del Nuevo Testamento fue hecha por un comité cuyos miembros nunca se ha revelado (un comité que poseía una competencia inusual en griego y que hizo del texto griego básico de Westcott y Hort  su traducción). está claro que las consideraciones doctrinales influenciaron muchos giros, pero el trabajo no es ninguna chifladura o fraude pseudo-histórico”

    Fuente: “The Use and Abuse of the Book of Revelation” Andover Newton Quarterly, September 1966.

    Aparte de la imagen negativa del “consideraciones doctrinales”, el Sr. Gilmour cometió, de hecho, varios errores en sus comentarios sobre la TNM, lo que indica que pudo no haber estado particularmente familiarizado con el trabajo que estaba revisando (Nota: para más información, véase “La Traducción del Nuevo Mundo y sus críticos” de Ian Croft)

    A lo que además se añade que de una “inusual competencia en griego” como declaró Gilmour, los TDJ tradujeron al español que este “tenía extraordinarios conocimientos del griego”.

     

    Thomas N. Winter

    Lo que la WT dice:

    Refiriéndose a la Traducción del Nuevo Mundo incluida en una versión interlineal de las Escrituras Griegas Cristianas (Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures), el profesor Thomas N. Winter escribió: “La traducción que realizó el comité anónimo está totalmente al día y es coherente y exacta” (The Classical Journal, abril-mayo 1974, página 376).

    Extraído de otro artículo suyo anterior:

    (Thomas N. Winter enseñó griego en la University of Nebraska)

    “I think it is a legitimate and highly useful aid toward the mastery of koine (and classical) Greek. After examining a copy, I equipped several interested second-year Greek students with it as an auxiliary text. After learning the proper pronunciations, a motivated student could probably learn koine from this source alone. …the translation by the anonymous committee is thoroughly up to date and consistently accurate. …In sum, when a witness comes to the door, the classicist, Greek student, or Bible student alike would do well to place an order.”

    (The Classical Journal, “The Kingdom Interlinear”, April-May 1974, pages 375, 376)

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Los comentarios positivos del señor de Winter están casi todos dirigidos hacia la traducción literal en la KIT(Kingdom Interlinear Translation) – muy poco se dice de la TNM. La traducción literal en la KIT es muy buena en general y con frecuencia se puede utilizar para demostrar los problemas con la traducción de la TNM. Al Sr. Winter también le gusta el diseño de la KIT, con la palabra inglesa apareciendo debajo de la palabra griega, en lugar de en una columna lateral – que es cómo se distribuyen los interlineales en griego clásico con los que el Sr. Winter compara con el KIT. El hecho de que el Sr.  Wingter parezca no darse cuenta de forma idéntica presentado Biblias interlineales, tales como las publicadas por Zondervan con la traducción literal de Alfred Marshall, parecería indicar que estaba más familiarizado con los recursos del griego clásico que con los del griego bíblico.

    De hecho, el señor Winter fue entrenado en griego clásico y enseñó griego clásico. Su familiaridad con el griego bíblico es desconocida y no es reconocido como una autoridad en la materia por los estudiosos de griego bíblico.

    El Sr. Winter escribió además más tarde: “No estoy contento con el uso que presenta ahora la revisión“, y continuó señalando algunos problemas, tales como las palabras de Jesús en Juan 8:58 (que la TNM traduce como “I have been”). Winter comentó: “No hay modo de ir aquí, pero ‘estoy'” (Thomas N. Winter en una carta a M. Kurt Goedelman de la Personal Freedom Outreach, de fecha 3 de octubre de 1980).

    Benjamin Kedar

    Lo que la WT dice:

    En 1989, Benjamin Kedar, profesor y hebraísta de Israel, dijo lo siguiente: “En mi investigación lingüística de la Biblia Hebrea y sus traducciones, frecuentemente acudo a la edición en inglés de la llamada Traducción del Nuevo Mundo. Cada vez que lo hago, veo confirmado que esta obra refleja un esfuerzo sincero por entender el texto con la mayor exactitud posible”.

    Extraído de un artículo suyo anterior:

    “In my linguistic research in connection with the Hebrew Bible and translation, I often refer to the English edition as what is known as the New World Translation. In doing so, I find my feeling repeatedly confirmed that this kind of work reflects an honest endeavor to achieve an understanding of the text that is as accurate as possible. Giving evidence of a broad command of the original language, it renders the original words into a second language understandably without deviating unnecessarily from the specific structure of the Hebrew….Every statement of language allows for a certain latitude in interpreting or translating. So the linguistic solution in any given case may be open to debate. But I have never discovered in the New World Translation any biased intent to read something into the text that it does not contain.”

    Fuente: La Atalaya, 03/01/1991, p. 30

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Benjamin Kedar recibió su doctorado de la Universidad de Yale en 1969, pero no en hebreo. Es profesor de Historia Judía de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Sin lugar a dudas, el profesor Kedar está bien informado sobre el hebreo, pero no es un experto reconocido en Lenguas Bíblicas.

    En una forma de carta escrita a los que le piden una aclaración de su aparente respaldo de la TNM, el profesor Kedar escribe:

    “Una traducción está destinada a ser un compromiso y, como tal, los detalles están abiertos a la crítica; esto se aplica a la TNM demasiado. En la parte correspondiente a la Biblia Hebrea, sin embargo, nunca he llegado a una interpretación errónea que evidentemente encontraría. Es la explicación en un prejuicio dogmático “.

    Se observará que el profesor Kedar limita sus comentarios a la Biblia Hebrea. Pocos investigadores se han quejado de la Atalaya insertando su dogma en las Escrituras hebreas. De hecho, el Antiguo Testamento contiene muchas menos modificaciones explícitas. Las escrituras en el Tanaj hebreo no enseñan las doctrinas ortodoxas que la Watchtower niega (como la deidad de Cristo, la existencia del alma y el fuego del infierno) por lo que no es de extrañar que las Escrituras hebreas en la TNM estén relativamente libres de prejuicios.

    El profesor Kedar, por supuesto, no dice nada de los méritos relativos de la TNM con respecto a las Escrituras Griegas Cristianas.

    La preferencia del profesor Kedar por las Escrituras hebreas de la TNM no es compartida por otros estudiosos. H. H. Rowley, un eminente especialista en el Antiguo Testamento de Inglaterra, escribió en relación con el primer volumen de la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Hebreas:

    “La traducción está marcada por un literalismo de madera que sólo exaspera a cualquier lector inteligente – si es que lo encuentra – y en lugar de mostrar la reverencia por la Biblia que los traductores profesan, es un insulto a la Palabra de Dios”

    (Rowley, HH, “La traducción de la Biblia de los Testigos de Jehová”, The Expository Times, 67: 107, enero de 1956).

    Véanse también los comentarios del Dr. Goodspeed.

     

    Jason David BeDuhn

    Lo que la WT dice:

    Jason David BeDuhn, profesor de Estudios Religiosos, examinó nueve traducciones bíblicas muy conocidas en inglés y escribió: “La Traducción del Nuevo Mundo ha resultado ser la más exacta de las versiones analizadas”. Y aunque el público en general y muchos biblistas achacan las diferencias de esta traducción a las convicciones religiosas de sus traductores, el señor BeDuhn aclaró: “La mayoría de las diferencias se deben a su mayor exactitud, siendo esta una traducción conservadora y literal de las expresiones originales de los escritores del Nuevo Testamento” (Truth in Translation, páginas 163 y 165).

    Extraído de un artículo suyo anterior:

    “The bottom line is that “The Word was a god” is exactly what the Greek says. “The Word was divine” is a possible meaning of this Greek phrasing. “The Word was God” is almost certainly ruled out by the phrasing John uses, and it is not equivalent to “The Word was divine” because without any justification in the original Greek it narrows the meaning from a quality or category (god/divine) to an individual (God).”

    Fuente: la página web de los Testigo de Jehová

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    A diferencia de la mayoría de los estudiosos utilizados por los testigos de Jehová, DeBuhn no ha sido citado fuera de contexto. Él, de hecho, cree que la TNM y la KIT son exactas en general y utiliza esta última cuando enseña griego en la Northern Arizona University.

    Beduhn recibió su Master en Artes en Estudios Teológicos de la Harvard Divinity School (Escuela de Teología de Harvard). Este grado requiere un nivel intermedio de competencia en griego. Beduhn hizo su doctorado en la University of Indiana en Comparative Religious Studies (Estudios Religiosos Comparativos), no en los Idiomas bíblicos. No es reconocido en la comunidad científica como un experto en griego bíblico.  

    Esto no quiere decir que Beduhn deba ser descartado a la ligera. Está, sin duda, bien formado en griego y afirma estar haciendo un trabajo sobre textos griegos no traducidos. Con respecto a eso dice que “no es un teólogo”: lo que quiere decir, supongo, es que no está sesgando a favor de un punto de vista teológico sino que más bien que se está acercando al texto exclusivamente desde un punto de vista gramatical. Sin embargo, es cuestionable el que, si uno que profesa ser “no teológico” desde su punto de vista, esté menos libre de prejuicios que una persona que profesa un compromiso teológico; ni que un compromiso teológico se oponga necesariamente a un análisis objetivo. Además, el Dr. Beduhn como “no-teólogo” puede limitar su familiaridad con mucha investigación pertinente (véase, por ejemplo, más adelante la declaración del Dr. Beduhn donde no se da cuenta de quien es Murray J. Harris).

    Beduhn sostiene que la traducción tradicional es muy “poco probable” desde un punto de vista gramatical. Que yo sepa, sin embargo, el Dr. DeBuhn no ha interactuado públicamente con la mayoría de las académicos sobre este tema (un resumen de los cuales se puede encontrar aquí) que contradicen sus puntos de vista. Esto incluye su reciente libro, Truth in Translation: Accuracy and Bias in English Translations of the New Testament (La Verdad en Traducción: Exactitud y Parcialidad en las Traducciones al Inglés del Nuevo Testamento). Además, su afirmación de que la prestación tradicional “estrecha el significado de una calidad o categoría (dios / divina) a un individuo (Dios)” parece un argumento de hombre de paja: los que argumentan que theos tiene una fuerza cualitativa en Juan 1: 1c no argumentan que Jesús es el individuo, Dios, sino que posee todas las cualidades o atributos de Dios. Los Trinitarios podrían incluso aceptar la sustitución de “categórica” ​​del Dr. Beduhn de la “cualitativa” de Harner,  entendemos que fue siempre para Juan. La categoría que incluye el verdadero Dios es una categoría que contiene sólo un Ser (ver Harris, Jesús como Dios, p . 298, n93).

    Beduhn trató de defender a la TNM del apologista católico John Pacheco. Puede encontrar su discusión sobre Juan 1:1 aquí. Usted se dará cuenta de que un presupuesto necesario del argumento de Beduhn es que las creencias de Juan acerca de Dios no fueron consistentes con lo que se profesa en Deuteronomio. Juan no está “preocupado” con el compromiso radical monoteísta de Deuteronomio, según sugiere Beduhn. Nos dice que Pablo no “controla” lo que Juan quería decir y viceversa. Sin embargo, aquellos que mantienen la armonía de la Escritura (al igual que los testigos de Jehová) no aceptan este presupuesto necesario. Por lo tanto ambos, trinitarios y testigos, deben rechazar sus conclusiones porque se basan en suposiciones con las que no se pueden estar de acuerdo.

    Por último, Beduhn prefiere la traducción “y la Palabra era divina.” El Dr. Beduhn declaró en un correo electrónico privado que esta prestación “deja abierta” una solución trinitaria (Beduhn a Steven S. 26 –12 – 2001). En este mismo correo electrónico, afirmó que no sabía quien era Murray J. Harris. Parecería que cualquier defensa convincente de los puntos de vista del Dr. Beduhn requeriría la interacción con encuesta y análisis a fondo del libro de Harris Jesús como Dios (véase en particular Harris comentarios sobre “la Palabra era divina”, p. 63ff).

    Para Beduhn “divino” significa simplemente un ser no físico, que puede ser el “Dios verdadero” o seres espirituales menores, como los ángeles. Podemos preguntarnos pues: si el significado deseado del autor de la copia de Juan era “divino” simplemente en el sentido de un ser no físico ¿por qué no usó la palabra griega theios ( “divinos”), la cual habría expresado este sentido en términos inequívocos?

    Pueden encontrar un extenso diálogo entre el Dr. Beduhn y Robert  Hommel aquí

    Xabier Pikaza Ibarrondo

    Lo que la WT dice:

    El biblista y profesor de Teología Xabier Pikaza escribió lo siguiente sobre la Traducción del Nuevo Mundo en español: “Muchos eruditos católicos y protestantes han acusado a esta Biblia de fallos y de interpretaciones tendenciosas. Pero, en conjunto, ofrece una visión fiable de la Palabra de Dios, que puede llevar a los hombres al Mundo nuevo, es decir, al Reino mesiánico” (Nuevo Comentario Bíblico San Jerónimo, página 778).

    Extraído de un artículo suyo anterior:

    No hay referencia a Pikaza en la versión inglesa. En este caso, esta cita la hace únicamente la WT en su web española. Para ver la inglesa (ver aquí).

    ¿Lo que dijo el académico citado?

    Xavier Pikaza, fue profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca hasta que se retiró en 2003, además de Doctor en Teología y Filosofía. Las publicaciones de Pikaza más bien parecen relegadas a cuestiones relacionadas con estos ámbitos más que con la traducción y la crítica textual, que es lo que cabría esperar de alguien citado como autoridad para dar opinión sobre si es correcta o no una traducción.

    El contexto en el que escribe sobre la TNM, como se puede ver en el artículo donde este cita dicha traducción, no es el de un estudio crítico donde se analiza el texto en si, sino el de un artículo donde este menciona dicha traducción como una más, en un tono amistoso, en un artículo donde este recopila las traducciones protestantes. Véase el texto integro:

    6. Santas Escrituras. Traducción del Nuevo Mundo (Watchtower, New York, 1961 y 1987). Este es el nombre que los Testigos de Jehová han dado a su versión de la Biblia, que se funda en el el convencimiento de que las restantes versiones, en todos los idiomas, están de algún modo viciadas por los presupuestos de las diversas iglesias y confesiones cristianas. Sólo esta versión reflejaría el contenido exacto de las Escrituras en las lenguas originales, porque “La Biblia es la Palabra de Dios siempre y cuando esté bien traducida”. No es una traducción directa de las lenguas originales, sino que está hecha del texto inglés (publicado en 1960), aunque los editores afirman que han consultado fielmente los textos originales hebreo y griego. La edición, a dos columnas, está muy bien cuidada; incluye un aparato crítico y numerosas referencias intertextuales. Muchos eruditos católicos y protestantes han acusado a esta Biblia de fallos y de interpretaciones tendenciosas. Pero, en conjunto, ella ofrece una visión fiable de la Palabra de Dios, que puede llevar a los hombres al Mundo nuevo, es decir, al Reino Mesiánico.

    Fuente: Blog de X. Pikaza (Traducciones protestantes. Biblia interconfesional)

    En el mismo artículo, de hecho, dedica tan o mejores loas al resto de traducciones:

    De las traducciones de las Sociedades Bíblicas Unidas, a las que sitúa en primer lugar en dicho articulo dice, por ejemplo, que “En 1955 se organiza el Departamento de Traducciones para América Latina, a cargo Eugenio A. Nida. En este departamento han colaborado eruditos de muy alta calidad en el área de traducción bíblica, que ha realizado la revisión de la traducción de Reina-Valera en los años 1960 y 1995, elaborando también la traducción Dios habla hoy (1978), de la que ya hemos hablado.”

    De la Biblia de las Américas (1986), en tercer lugar, dice que “Sea como fuere, esta traducción quiere ofrecer la Palabra de una forma clara y comprensible para todos, de manea que pueda valer para el culto público y la devoción privada. La iniciativa partió de USA, pero la traducción fue realizada por un equipo de eruditos protestantes, todos originarios de América Latina, que pertenecen a varias denominaciones evangélicas.”

    De la Nueva Versión Internacional que “En su presentación se dice que es “la primera Biblia traducida al español en su totalidad de las lenguas originales, por un equipo de biblistas evangélicos latinoamericanos” (pues la anterior, La Biblia de las Américas, habría sido una adaptación de la de Reina-Valera). El proyecto surgió en 1990, creándose un comité dirigido por René Padilla y Luciano Jaramillo, con el encargo de realizar una nueva versión de la Biblia a partir de los textos originales. El equipo de traductores pertenece a diversas iglesias y denominaciones evangélicas (pentecostales, presbiterianos, luteranos, menonita, bautistas…) y ha sido patrocinado por las Sociedad Bíblica Internacional. La traducción es nueva, pero utiliza los principios exegéticos y hermenéuticos empleados pos su modelo inglés (la NIV o New International Versión, 1973-78). La obra cuenta con un glosario, notas explicativas al pie de página, índice de títulos y tabla de abreviaturas, tablas de pesas, medidas y monedas.”

    Pese a que los TDJ presumen de que su Biblia es la más exacta, pecan de usar a Pikaza ya que este, quien confiesa haber colaborado con la Traducción Interconfesional, dedica más tiempo y espacio a hablar de esta traducción, con mejores elogios, de lo que dedica a la TNM.

     

    Mismo argumento de autoridad

    El error al usar un argumento de autoridad es que, como bien le expliqué a este TDJ, se puede usar tanto para dar credibilidad a algo como para quitársela.

    Si nos basáramos en el mismo razonamiento que él y usáramos como argumento un ad verecundiam mostrando únicamente opiniones en vez de un análisis del texto sometido a cuestión, mismo valor tendrían las opiniones de eruditos que, como le advertí, hay en contra de la TNM.

    Algunos ejemplos de críticos de la TNM son:

  • Edmund C. Gruss (profesor de Historia y Apologética en Los Ángeles Colegio Bautista) quien mostraba hasta cinco puntos criticables en la TNM:
  • El uso de la paráfrasis en contradicción con el propósito indicado.
  • La inserción injustificada de palabras que no se encuentran en el griego. Alexander Thomson hace un comentario similar en un comunicado citado anteriormente.
  • La representación errónea de las palabras griegas.
  • Notas al pie de página y en el apéndice engañosas y fraudulentas.
  • El uso arbitrario y mal uso de mayúsculas cuando se trata de el nombre divino.

    Gruss, señala sobre la TNM:

    “aunque exteriormente académica, es claramente, en muchos casos, todo lo contrario. Su propósito es llevar los errores de los testigos a la palabra de Dios. Esta traducción no lleva ninguna autoridad, salvo a sus creadores y sus fieles seguidores, y debe ser rechazada como una perversión de la palabra de Dios ”

    Fuente: Gruss, CE, Apóstoles de negación (Phillipsburg: Presbiteriana y Reformada Publishing Co., 1970 pags. 200 y 211)

  • Para Ray C. (maestro de la Biblia):

    “Un examen detallado, que se pone debajo de la chapa exterior de la beca, revela un verdadero caos de intolerancia, prejuicios y sesgos que viola todas las reglas de la crítica bíblica y cada nivel de integridad académica.”

    Fuente: Stedman, RC, “La Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas,” Nuestra Esperanza 50; 34, julio de 1953. 30 como se cita en Gruss, 209

  • Según el Dr. Walter Martin y Norman Klann:

    “Una vez que se percibe que los testigos de Jehová sólo están interesados ​​en lo que pueden hacer para que las escrituras digan, y no en lo que el Espíritu Santo ya ha puesto de manifiesto perfectamente, entonces el estudiante cuidadoso rechaza totalmente a los testigos de Jehová y la traducción de la Watchtower.”

    Fuente: Martin, W., y Klann, N., Jehová de la Atalaya , (Minneapolis: Bethany, 1974 p. 161

  • Para Anthony Hoekema (profesor de Teología Sistemática, el Seminario Teológico Calvino, Grand Rapids, EE.UU):

    “Su Traducción del Nuevo Mundo de la Biblia no es en absoluto una representación objetiva del texto sagrado en Inglés moderno, sino que es una traducción parcial en la que muchas de las enseñanzas peculiares de la Sociedad Watchtower se introducen de contrabando en el propio texto de la Biblia.”

    Fuente: Hoekema, A., Los Cuatro Cultos Principales ( Exeter: Paternoster, 1963) p. 208-9

  • Para el Dr. F. F. Bruce: (profesor Emérito de Crítica bíblica y Exégesis en la Universidad de Manchester, Inglaterra)

    “Algunas de sus representaciones distintivas reflejan las interpretaciones bíblicas que hemos llegado a asociar con los testigos de Jehová …. Algunas de las representaciones están libres de una holgada tendencia teológica como una bastante buena …”

    Fuente: Bruce, FF, La Biblia Inglés: Una historia de Traducciones (Londres: Lutterworth Press, 1961) 184 como se cita en Gruss, p. 210

  • Para el Dr. Bruce M. Metzger (Profesor de Lengua y Literatura del Nuevo Testamento en el Seminario Teológico de la Universidad de Princeton) la TNM es:

    “Una horriblemente mala traducción…”

    “errónea”, “perniciosa…” “reprensible”.

    “Si los Testigos de Jehová toman esta traducción en serio son politeístas.”

    Fuente: Metzger, BM, “La Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras griegas cristianas ” el traductor de la Biblia 15: p. 152, de julio de 1964

    Metzger, además, escribió un artículo en 1950 señalando los errores en muchos pasajes cristológicos en la TNM.

  • Para H. H. Rowley (especialista en el Antiguo Testamento):

    “La traducción está marcada por un literalismo de madera que sólo exaspera a cualquier lector inteligente (si tal que encuentra) y en lugar de mostrar reverencia por la Biblia que los traductores profesan, es un insulto a la Palabra de Dios ….”

    “De principio a fin este volumen es un claro ejemplo de cómo la Biblia no debe ser traducida.”

    Fuente: Rowley, HH,” la traducción de la Biblia de los Testigos de Jehová ” The Expository Times, 67: 107, enero de 1956 como se cita en Gruss, p. 213 y” Cómo no traducir la Biblia, ” The Expository Times, citado en Gruss, p. 212

  • Para Dr. J. R. Mantey (citado en las paginas 1158-1159 de la Traducción Interlineal del Reino de la Sociedad Watchtower en inglés) la TNM es:

    “Una sorprendente mala traducción”.

    “Obsoleta e incorrecta”,

    “No es ni erudito ni razonable traducir Juan 1:1 como ‘La palabra era un dios’.”

  • Para el Dr. William Barclay (Universidad de Glasgow, Escocia):

    “El modo en que está secta tuerce deliberadamente la verdad se puede ver en sus traducciones del Nuevo Testamento. Juan 1:1 es traducido: “la Palabra era un dios”.  Una traducción que es gramaticalmente imposible. Es abundantemente claro que una secta que traduce el Nuevo Testamento de esta manera carece de honradez desde el punto de vista intelectual.”

    Barclay, de hecho, en el Comentario al Nuevo Testamento, traduce el polémico texto Juan 1:1 como:

    “Cuando el mundo empezó a existir, la Palabra ya existía; y la Palabra estaba con Dios; y la Palabra era Dios. Esta Palabra estaba en el principio con Dios.”

  • Para el Dr. Samuel J. Mikolasky:

    “Esta construcción anártrica (usada sin el artículo) no tiene el mismo significado que el articulo indefinido “un” tiene en ingles. Es algo monstruoso traducir esta frase como ‘la Palabra era un dios’.”

  • Según el Dr. James L. Boyer (Seminario Teológico de Winona Lake, Indiana):

    “Nunca he oído, ni leído a ningún erudito del griego que concuerde con la interpretación de este versículo (Juan 1:1) en la que insisten los Testigos de Jehová. Nunca me he encontrado con uno de ellos (miembros de la Sociedad Watchtower) que tenga conocimiento del idioma griego.”

  • Según el Dr. Antonio Piñero, con respecto a la traducción de Juan 1:1 “era un dios” que hacen los TDJ, sobre la cual le preguntan, él responde que:

    “Una buena traducción es la siguiente: “Al principio existía la Palabra, la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios”. No se puede traducir era “un dios” porque el segundo “Dios”, que es el primero (pero el orden aquí no importa) en la frase griega es un predicado de una frase copulativa, y el predicado no lleva artículo. Traducir “un dios” (sic) creo que es un disparate en un texto totalmente judío que en el fondo es un midrás (un comentario) a Génesis 1,1. Y si hay otras Biblias que las traducen como la de los “Testigos de Jehová”, a la verdad no lo sé, porque no me he puesto a comparar otras traducciones a este versículo de momento, y a la verdad creo que esa tarea es poco interesante. Mucho más provechoso es leer un buen comentario al Evangelio de Juan, como el de Raymond E. Brown, traducido por la Editorial Verbo Divino, y ahí encontrará eso y mucho más.”

    Fuente: La traducción de Evangelio de Jn 1,1: “Y la Palabra era UN DIOS”. “Compartir” (93) de 23 de abril de 2015. Preguntas y respuestas (énfasis añadido con un subrayado)

  • Según el Dr Robert Countess, en su tesis doctoral sobre la Traducción del Nuevo Mundo:

    “[la Traducción del Nuevo Mundo] debe ser vista como una pieza radicalmente sesgada de trabajo. En algunos puntos en realidad es deshonesta.”

    Fuente: Robert H. Countess, The Jehovah’s Witness New Testament, Presbyterian and Reformed Publishing Co., Phillipsburg, Nueva Jersey, 1982, p. 91

  • El Dr. Eugene A. Nida (Director del Departamento de Traducción de la Sociedad Bíblica Americana) opina:

    “Respecto a Juan 1:1 hay una complicación solo porque evidentemente la Traducción del Nuevo Mundo fue hecha por personas que no toman en serio la sintaxis del griego”.

    ¿Creen que son los únicos? A estos podemos incluso sumarles otros como Everet R. Storms (editor del The Gospel Banner, la publicación oficial de la United Missionary Church), el Dr. Philip B. Harner, el Dr. Philip B. Harner, el Dr. B.F. Westcott, el Dr. J.J. Griesbach, el Dr. Paul L. Kauffman, el Dr. Charles L. Feinberg, el Dr. Walter Martin, el Dr. Ernest C. Colwell, o el Dr. J. Johnson, entre otros.

    Por esto es por lo que citar a eruditos como argumento sin conocer el contexto en que se citan, es absurdo y falaz. Los TDJ resuelven este dilema simplemente bajo un ad hominem: denominando a todo aquel que no está de acuerdo con ellos como “calumniadores”.

    Pero ¿Por qué lo hacen? ¿por qué recurren constantemente a argumentos de autoridad? Pues, primero porque, como religiosos, han sido educados para obedecer argumentaciones de autoridad (por lo que es normal y bastante habitual el que estos caigan bajo dicha falacia ad verecundiam – de hecho sus creencias se fundamentan precisamente en una: obedecer al Cuerpo Gobernante y en última instancia la Biblia) y segundo porque, en el caso de los TDJ, no tienen más argumento que ese como soporte para sostener que su versión de la Biblia (la TNM) es la más exacta y fiel a los originales.1

    ¿A qué me refiero con que no tienen más?

    Los TDJ no conocen quien o quienes tradujeron la TNM

    Al menos, o no los conocen, pues ni publicaron el currículum del “comité” encargado de la traducción (Watch Tower Bible and Tract Society, Traducción del Nuevo Mundo de las
    Santas Escrituras. Brooklyn, New York. 1987, Pág. 5) o no quieren reconocerlos públicamente. De hecho, se han servido de excusas para no revelar quienes eran los miembros que formaron el “New World Translation Committee” (Comité de la Traducción del Nuevo Mundo).

    Una de las causas por las cuales Everet R. Storms les criticó fue, precisamente, por que estos reusaron a decir quienes fueron los miembros del susodicho “comité”: 

    “La sociedad rehusó categóricamente el revelar la identidad de los miembros del comité traductor”

    Fuente: Eugenio Danyans, Proceso a la ‘Biblia’ de los Testigos de Jehová., Ed. CLIE, 1983. pag. 32.

    Misma respuesta que obtuvo Eugenio Danyans cuando les hizo la misma pregunta y ellos se excusaron con que:

    La Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras no fue producida con el objetivo de glorificar o sostener la memoria del nombre de hombres. Por lo tanto, los hombres que forman el comité de traducción han indicado a la Junta Directiva de la Sociedad su deseo de permanecer anónimos, y específicamente no desean que sus nombres sean publicados mientras estén en vida ni después de su muerte”

    Fuente: Ibídem, pag. 32

    Justamente, en su web, la WT publica la misma excusa, además de confesar que el anonimato fue petición expresa del comité:

    Al presentar como un regalo a los derechos de publicación de su traducción, el Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo pidió que sus miembros permanecieran en el anonimato. La Sociedad de Biblia y Tratados Watch Tower de Pennsylvania han cumplido su petición. Los traductores no buscaban protagonismo por sí mismos, sino sólo en honor al Divino Autor de las Santas Escrituras.

    A través de los años otros comités de traducción han tomado un punto de vista similar. Por ejemplo, la portada de la edición de referencia (1971) de la Biblia de las Américas afirma:

    “No hemos usado el nombre de cualquier estudioso de referencia o recomendado, ya que es nuestra creencia que la Palabra de Dios debe mantenerse sobre sus méritos.”

    Fuente: Traducción del Nuevo Mundo. pag 276 – 280.

    Según la WT, en un libro llamado Comentario Sobre la Carta de Santiago se afirma que la TNM es:

    “Una traducción en español moderno, con fiel consulta de los antiguos textos hebreo y griego, de la versión en inglés hecha directamente de las lenguas originales”

    2016-08-14_134310

    Fuente: Comentario Sobre la Carta de Santiago, 1979. página 223.

    En su página web, de hecho, declaran que:

    El primer paso hacia la consecución de este objetivo se dio en octubre de 1946, cuando Nathan H. Knorr, miembro del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová, propuso elaborar una nueva versión. El 2 de diciembre de 1947, el Comité de la Traducción del Nuevo Mundo se comprometió a preparar una Biblia que fuera fiel a los originales, incorporara las últimas conclusiones de los eruditos, de acuerdo con los manuscritos que se habían descubierto en fechas recientes, y utilizara un lenguaje sencillo y actual.

    Fuente: Estén de pie completos y con firme convicción,  Millones de personas estiman la Traducción del Nuevo Mundo. La Atalaya 2001.

    Lo cual resulta curioso, teniendo en cuenta que en el Branch Organization manual (Febrero de 2003), en la revised edition, se incluía la siguiente nota (en negrita) en el capítulo 25, Anotación de página 25-5, punto 46:

    Branch_Bible_Trans

    TRADUCCIÖN DE LA BIBLIA: Cuando haya suficientes traductores y exista probabilidad de una adecuada circulación de la Biblia completa, se podrá hacer una solicitud al Comité de Escritura, para comenzar a trabajar en la Traducción del Nuevo Mundo. Una edición regular de las Escrituras Griegas Cristianas, sin referencias marginales, se publicará primero. No es necesario que los traductores de la Biblia sepan Hebreo y Griego. No tienen que ser necesariamente traductores con la mayor experiencia, pero deben ser buenos traductores, que sean tanto fieles como deseosos de seguir las traducciones al pie de la letra. Pueden usarse tanto hermanos como hermanas.

    Pero es normal que para ellos no sea necesario algo que para todo académico si lo sería (como mínimo saber el hebreo y griego bíblicos, por no mencionar ser un experto en ellos), pues ni uno sólo de los miembros que conformaron su “Comité de traductores” para la elaboración de su TNM era experto ni en hebreo, ni en griego (Nelson, Don. That Hideous Strength: The Watch Tower Society. Publicado por
    Christian Research. Institute Newsletter. San Juan Capistrano, California.
    Volumen IV, Núm. 2, Marzo/Abril, 1991. págs. 1 y 2.).

    De casta, de hecho, les viene pues ni si quiera su fundador podía presumir de ello: en un debate con el Reverendo J. J. Ross de Hamilton (Ontario, Canadá)  el fundador de los TDJ,  Charles T. Russell, ya se vió obligado a admitir bajo juramento que ni el alfabeto griego conocía” (Some facts and more facts. About the Self-Styled “Pastor” Charles T. Russell, by Rev. J. J. Ross, Pastor of James St. Baptist Church. Hamilton, Ont. Canadá. Charles C. Cook 150 Nassau St. New York, 1912. Véase también este enlace)

    El “comité de Traducción del Nuevo Mundo” (New World Bible Translation Committee) se formó el 2 de diciembre de 1947 cuando Nathan Knorr propuso una traducción del Nuevo testamento que fue presentada por Knorr el 3 de septiembre de 1949 durante el Consejo de Administración de Nueva York y Pennsylvania de la Watchtower Society ante los directores de la misma, pidiendo que la Wathctower Socierty no revelara quienes habían compuesto dicho “comité” (The Watchtower, September 15, 1950, p. 320 y Jump up Walsh vs Honorable James Latham, Court of Session Scotland, 1954, cross examination of Frederick Franz pp. 90-92).

    Como se averiguó más tarde, este “comité” estuvo formado por cuatro miembros de los TDJ:

  • Nathan Knorr: Presidente de la Watchtower Society (sin formación académica en ningún lenguaje bíblico)
  • Fred Franz: (sin ningún grado académico en cualquier lenguaje bíblico, a pesar de que había estudiado griego durante dos años en la Universidad de Cincinnati)
  • Albert Schroeder: (sin formación académica en ningún lenguaje bíblico)
  • George D. Gangas: (sin formación académica en ningún lenguaje bíblico)

    Fuente: Raymond Franz, Crisis de conciencia. 1983.

    Franz, en su libro, explica que Fredrick W. Franz “era el único con suficiente conocimiento de las lenguas bíblicas para intentar una traducción de esta clase. Él había estudiado griego durante dos años en la Universidad de Cincinnati, pero el hebreo lo estudió por sí solo (autodidacta)”. Sin embargo, el Dr. Walter Martin dijo que en una Prueba del Fiscal en Escocia el 24 de noviembre de 1954 entre Walsh y Latham:

    “Fredrick W. Franz admitió bajo juramento que no podía traducir Génesis 2:4 del hebreo” (un versículo que cualquier estudiante del primer curso de hebreo en un Seminario Teológico podría traducir).

    Según el Dr. Martin:

    “no había ningún traductor reputado con títulos reconocidos en exégesis o traducción griega o hebrea”

    Fuente: Walsh vs Honorable James Latham, Court of Session Scotland, 1954, cross examination of Frederick Franz pp. 90-92

    Nota: pueden ver la transcripción del juicio en el libro The 1954 Walsh Trial Transcript o en este enlace hacia la web culthelp.info.

    Para que se hagan una idea, en la traducción Nacar-Colunga, en la cual no se pidió secretismo alguno, intervinieron dos catedráticos: Eloíno Nácar Fuster (consultor de la Comisión Pontificia Bíblica) y Alberto Colunga Cueto (licenciado en Sagrada Escritura en la Escuela Bíblica de Jerusalén).

    Para la elaboración de la Biblia de Jerusalem intervino la Escuela Bíblica de Jerusalem (École Biblique et Archéologique Française de Jérusalem). La misma en la que, por cierto, Colunga había estudiado.

    Esta es la lista de académicos expertos que tradujeron La Biblia de las Américas: El Dr. Peter Ahn, el Dr. Warren Allen, el Dr. Gleason Archer el Dr. Herman Austel, el Dr. Kenneth Lee Barker, el Dr. Fred Bush, el Dr. David L. Cooper, el Dr. Richard W. Cramer, el Dr. Edward R. Daglish, el Dr. Charles Lee Feinberg, el Dr. Harvey Finley, el Dr. Paul Gray, el Dr. George Giacumakis, el Dr. Edward F. Harrison, el Dr. John Hartley, el Dr. FB Huey, Jr., el Dr. Charles Isbell, el Dr. David W. Kerr, el Dr. William L. Carril, el Dr. Timothy Lin, el Dr. Oscar Lowry, el doctor Elmer Martens, e Dr. Henry R. Moeller, el Dr. Rubén A. Olsen, el Dr. J. Barton Payne, el Dr. Walter Penner, el Dr. John Rea, el Dr. WL Reed, el Dr. Robert N. Schaper, eDr. Moisés Silva, el Dr. Ralph L. Smith, el Dr. Merrill C. Tenney, el Dr. Robert L. Thomas, el Dr. George Townsend, el Dr. Bruce Waltke, el Dr. Lowell C. Wendt, el Dr. William C. Williams, el Dr. Herbert M. Wolf, el Dr. Kenneth Wuest y el Dr. Fred Young. Un total de 40 traductores doctorados en idiomas bíblicos.

    Y en, la que para mi es la más completa traducción (al inglés) y mejor comentada: la Anchor Bible de la Universidad de Yale. La Serie Anchor es una obra de más de 80 volúmenes en la que intervinieron más de 1000 académicos, contribuyendo en ella eruditos y especialistas de todo tipo de denominaciones (judíos, católicos, protestantes, musulmanes, miembros seculares…). Tan solo en su Anchor Bible Dictionary ya intervinieron 800 expertos internacionales. Aquí pueden ver una lista de los miembros que participaron en los comentarios y anotaciones. *

    Cronología de la TNM

    The New World Translation of the Christian Greek Scriptures fue presentado en una asamblea de los TDJ en el Yankee Stadium (Nueva York) el 2 de agosto de 1950 por dicho comité.

    Primero realizaron una traducción del Nuevo testamento: New Testament, 1950. Frederick W. Franz, ed., New World Translation of the Christian Greek Scriptures Rendered from the Original Language by the New World Translation Committee. Brooklyn: Watchtower Bible and Tract Society, 1950.

    Luego realizaron una revisión en 1951:  New World Translation of the Christian Greek Scriptures (1950, revised 1951)

    Luego realizaron una traducción del hebreo que publicaron en distintos volúmenes desde 1953 hasta 1960:

    New World Translation of the Hebrew Scriptures, Volume I (1953)

    New World Translation of the Hebrew Scriptures, Volume II (1955)

    New World Translation of the Hebrew Scriptures, Volume III (1957)

    New World Translation of the Hebrew Scriptures, Volume IV (1958)

    New World Translation of the Hebrew Scriptures, Volume V (1960)

    Luego una completa de la Biblia en la que añadieron el Antiguo: Bible, 1961. Frederick W. Franz, ed., The New World Translation of the Holy Scriptures, rendered from the Original Languages by the New World Bible Translation Committee. Revised A.D. 1961. Brooklyn: Watchtower Bible and Tract Society of New York, 1961

    Y finalmente, después de su revisión de 1961, esta fue re-revisada desde 1970 hasta 2013:

    New World Translation of the Holy Scriptures (1961, revised 1970, 1971, 1981, 1984, 2013)

    Junto con una traducción interlineal de las escrituras griegas en 1969 que fue luego revisada en 1985:

    Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures (1969, revised 1985)

    No mencionaremos las New World Translation of the Holy Scriptures: Student Edition (1963),  Reference Edition (1984) y Study Edition (Gospel of Matthew and Gospel of Mark) de 2015.

    ¿De qué traducciones se sirvió dicho comité?

    Básicamente, para el Nuevo Testamento usaron The New Testament in the Original Greek de Wescott y Hort  publicado en 1881.

    Aquí pueden ver un esquema de las fuentes que usaron para las elaboración de los textos griegos neotestamentarios que usaron para su Traducción al inglés:

    NWT-GS

    y para el Antiguo, una revisión de la Biblia Hebraica de Rudolf Kittel, publicada en 1906 y 1913, y más tarde la Biblia Hebraica Stuttgartensia, publicada en 1977.

    Aquí uno para la elaboración de los textos hebreos veterotestamentarios:

    NWT-HS

     

    Los espíritus les ayudaron

    “Se formó un comité de traducción, integrado por cristianos ungidos capacitados, para realizar la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.”

    Fuente: Watchtower, October 15, 1997, How the Bible Came to Us, p 11-12

    “se pasa al Espíritu Santo que, invisible, se comunica con los testigos de Jehová – y el departamento de publicidad.”

    Fuente: Raymond Franz, miembro del comité de traducción, cuando el abogado del Gobierno, durante el juicio de Glasgow, Escocia (1954) le preguntó cómo “se hicieron traducciones e interpretaciones de la Biblia”.

    Una de las cosas más sorprendentes, cuando uno investiga cómo tradujeron los TDJ los textos griegos es que, en algunas ocasiones, a pesar de que contaron con la traducción al griego de Westcott y Hort, y al hebreo de la Biblía Hebráica de R. Kittel, también se sirvieron de la King James y, no se lo pierdan, de las traducciones del sacerdote católico Johannes Gréber y de John S. Thompson. Seguramente no sabrán el motivo de mi sorpresa, pues eran menos conocidos que los anteriores y a estos apenan los destacan cuando uno busca información sobre la TNM (de hecho, los TDJ que conocen esto reniegan de ellos como de la peste).

    Compárese las dos traducciones con uno de los textos más polémicas de la TNM:

    “En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios; y la Palabra era un dios.” The New Testament por Johannes Greber
    “En el principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios.” Traducción del Nuevo Mundo (Nueva York, 1967. Asegúrense. Pág. 491 Trinidad)

    Que se sirvieron de Greber para la traducción de Juan 1:1 no es un secreto. No, al menos, para quienes al investigar sobre esto nos encontramos con que en el Índice 1950-1985 la WT lo cita para la Traducción de la Biblia de dicho texto:

    GREBER, JOHANNES
    The New Testament de:
    Juan 1:1: w63 138

    Greber:
    Juan 1:1: w63 138

    De hecho, la WT publicó un libro en 1962 titulado “El Verbo”- ¿Quién es? Según Juán” (pag. 5) donde figuraba una traducción de Juan 1:1 (“la Palabra era un dios”)  basada en los manuscritos de Gréber de la edición 1937 del “Nuevo Testamento – Nueva Traducción y Explicación basada en los manuscritos más Antiguos”.

    Pero es que no solo le citaron ahí y en la anterior “Asegúrense de todas las cosas” (1970, pag. 491):

    Traducciones modernas y la gramática griega aclaran el significado

    Juan 1:1, UTA “En el principio el Verbo existía. El Verbo estaba con Dios, y el Verbo era divino.”

    “En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios; y la Palabra era un dios.”—The New Testament—A New Translation and Explanation que se basa en los Manuscritos Más Antiguos (una traducción del alemán al inglés, 1937), por Johannes Greber.
    “En el principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios.”—Traducción del Nuevo Mundo (Nueva York, 1967).

    sino que, como si de un erudito en griego se tratara, también lo citaron en La Atalaya (1 de mayo de 1976, pg. 288):

    Sin violentar la gramática griega, un traductor puede verter Mateo 27:52, 53 de manera que sugiera que el terremoto que aconteció al morir Jesús resultó en que ocurriera una exposición de cadáveres similar. Así, pues, la traducción por Johannes Greber (1937) vierte estos versículos de este modo: “Hubo tumbas que fueron abiertas, y muchos cuerpos de los enterrados allí fueron arrojados a posición enhiesta. En esta postura proyectaban de los sepulcros y fueron vistos por muchos que pasaron por aquel lugar al regresar a la ciudad.”—Compare con la Traducción del Nuevo Mundo.

    y además lo mencionaron en “Ayuda para entender la Biblia” (1987, pag. 1258) y en La Atalaya (15 de enero de 1956, pag. 432):

    “Queda muy manifiesto que el ex-sacerdote Greber fue ayudado en su traducción por los espíritus en quienes él cree”.

    Una cronología de cómo la WT citó a Greber despeja bastantes dudas:

    1932 Greber escribió su libro en el que da su testimonio como un espiritista ocultista: “Communication with the Spirit World of God–Its Laws and Purpose”
    1937 Greber produce su traducción de la Biblia, sobre la cual se basa la New World Translation: “New Translation and Explanation by Greber”
    antes de 1956 La Johannes Greber Memorial Foundation provee una fotocopia de una carta de la Watchtower Society donde esta muestra conocimiento antes de 1956 de varios de sus New Testaments, así como del libro de Greber “Communication with the Spirit World of God.”
    1956

    Los TDJ publican un articulo en La Atalaya (Watchtower, February 15, 1956) en el que declararon que Johannes Greber estaba involucrado con los espíritus:

    “Communication with the Spirit World: Its Laws and Its Purpose.”… In keeping with his Roman Catholic extraction Greber’s translation is bound with a gold-leaf cross on its stiff front cover. In the Foreward of his aforementioned book ex-priest Greber says: “The most significant spiritualistic book is the Bible.” Under this impression Greber endeavors to make his New Testament translation read very spiritualistic…Greber’s translation of these verses [1 John 4:1-3] reads: “My dear friends, do not believe every spirit, but test the spirits, to learn whether they come from God. For many false spirits have emerged from the abyss…and are speaking through human mediums …” Very plainly the spirits in which ex-priest Greber believes helped him in his translation.

    (Watchtower 2/15/56 pg. 111)

    1961 New World Translation of the Holy Scriptures: con absoluto conocimiento de la conexión que  Greber tenía con lo oculto y con el mundo espiritista, usa deliberadamente su “traducción” de la Biblia como base para su “NWT” (1961).
    1962

    “Similar is the reading by a former Roman Catholic priest: “In the beginning was the Word, and the Word was with God, and the Word was a god.”

    (The Word-Who is He? -According to John, 1962, p5; citado en The New Testament – A New Translation and Explanation…by Johannes Greber. Nota a pié de página del folleto de la Watchtower: “The New Testament — a New Translation and Explanation” Based on the Oldest Manuscripts” de Johannes Greber (una traducción del alemán al inglés), edición de 1937. En la protada frontal de esta traducción se estampó una cruz dorada.)

    1965 Se refieren a la traducción de Johannes Greber en el “Make Sure of All Things Hold Fast to What is Fine ” 1965 ed., pag. 489.
    1971

    “A translation by the former Roman Catholic priest Johannes Greber (1937 ed.) renders the second appearance of the word “god” in the sentence as “a god.””

    (Aid to Bible Understanding 1971, p 1669)

    1971

    “Tombs were laid open, and many bodies of those buried were tossed upright. In this posture they projected from the graves and were seen by many who passed by the place on their way back to the city.”

    (Aid to Bible Understanding pg. 1134, citando The translation by Johannes Greber, 1937, como soporte para la traducción de la Watchtower’s de Mateo 27:52,que es traducida eliminando la referencia a la resurrección de los muertos que ocurre con la muerte de Jesus)

    1976 Referencias a la Greber’s translation aparecen bastantes veces en la Atalaya (The Watchtower) hasta 1976.
    Después de 1976 Los TDJ dejan de usarlo como fuente de referencia.
    1983

    Los TDJ finalmente lo condenan en 1983: en la pag. 31 del 1 de Abril de 1983 de la revista Atalaya (Watchtower):

    Why, in recent years, has The Watchtower not made use of the translation by the former Catholic priest, Johannes Greber? … This translator relied on “God’s Spirit World” to clarify for him how he should translate difficult passages. It is stated: “His wife, a medium of God’s spirit world, was often instrumental in conveying the correct answers from God’s Messengers to Pastor Greber. The Watchtower has deemed it improper to make use of a translation that has such a close rapport with spiritism (Deuteronomy 18:10-2).

    Incluso exTDJ como W. Cetnar (otro de los citados por la WT a pesar de haberlo excomulgado en diciembre de 1962 por “apostasía”: por haber cuestionado las transfusiones) se pregunta “¿Por qué entonces la  Atalaya cita a Johannes Greber para apoyar sus doctrinas si es un medium espíritu?” (Questions for Jehovah’s Witnesses, jun 1983. Pág. 51)

    Tanto John S. Thompson como Johannes Greber afirmaban valerse de espíritus para traducir los textos (“The American Quarterly Review and John S. Thompson ” and “Johannes Greber”, septiembre de 1830).

    En 1985, la WT publicó una nueva edición de su Traducción Interlineal del Reino de las Escrituras Griegas. En el Apéndice 2A añadieron otra “traducción” a su lista: la de John S. Thompson de Baltimore, titulada “El Monotessaron: La historia del Evangelio según los cuatro evangelistas”. En esta interpretación, fechada en 1829, es citada la traducción “y el Logos era un dios.”

    Thompson en la KIT de 1985

    En el libro titulado “Los testigos de Jehová”, Leonard y Marjorie Chretien daban información sobre quién era John Thompson. Citaban la American Quarterly Review de septiembre de 1830 y declaraciones de Thomspson como:

    “me regocijaré en haber sido el feliz instrumento, en la mano de Dios, de haber hecho cuatro veces tanto por la humanidad ¡como todos los comentaristas declarados de los últimos quince siglos!”

    Por lo visto Thompson fue, según contaba él mismo, “movido por cualquier viento de doctrina“. Los Chrétien también dejaron constancia de que Thompson admitía tener experiencias con seres espirituales que le daban instrucciones como: tener cuidado de representar a Jesús como el único instrumento de Dios en todo lo que hace.”

    En 1826 John Samuel Thompson publicaba en sus memorias (The Christian Guide To A Right Understanding Of The Sacred Scriptures, Designed As A Select Commentary Of The Four Evangelists) las anteriores citas (en la pag. 6) y en la parte inferior del párrafo 3 escribía que “Jehová es el padre de toda su descendencia inteligente” mostrando que, mientras estaba usando y escribiendo el nombre de “Jehová”, esto no impidió que los “espíritus” del “mundo de los espíritus” se apoderaran de su cuerpo por la fuerza. En esto (en su uso incorrecto del tetragramatón hebreo), por lo menos, difería de las afirmaciones de la Watchtower de que el uso del nombre “Jehová”  ahuyenta a los demonios.

    En la página 33 Thompson afirmó también lo que recalcan los Chretien:

    Oí una voz muy claramente diciendo: – “En todos sus escritos, tenga cuidado de representar a Jesús como el único instrumento de Dios en todo lo que hace.”

    Thompson afirmó que había “varios conflictos dolorosos de describir“, por lo que estos eventos de “seres espirituales” ocurrieron, según él, más de una vez.

    La Kingdom Interlinear Translation (revisión de 1985) cita a Thompson en la página 1139. En el Apendice de la KIT: “El Monotessaron: La historia del Evangelio según los cuatro evangelistas” la interpretación que es citada, con fecha de 1829, es  “y el Logos era un dios.”

    Lo que la Watchtower no menciona en su Apéndice en la KIT ya no es el hecho de que “Thompson” escuchara voces del “mundo de los espíritus” sino que este no pudo decidirse jamás sobre qué creer.

    Como el propio Thompson afirmó, este fue “movido por cualquier viento de doctrina” pasando de ser un calvinista a un predicador arminiano metodista; de ser un restauracionista a luego un arriano restauracionista, hasta ser finalmente un unitario universalista.

    En 1833, tres años después de que el artículo 1830 del American Quarterly Review fuese publicado, Thompson ya no creía que Jesús era “un” dios y publicó un folleto para “defender” la doctrina de la Trinidad (A Defence of the Scriptural Doctrine of the Trinity, in Answer to the Letters Addressed to Captain Thomas Thrush Harrogate John Howard Esq. Ripon), por lo que las citas de la WT, de nuevo, carecen de sentido.

    Si la Watchtower, a pesar de esto, quería enorgullecerse de utilizar como referencia a traductores “mediums”  como Johannes Greber y John Samuel Thompson para defender sus creencias, allá ellos. Pero no deja de ser curioso el hecho de que no les importara quedar en evidencia en su afán por usar argumentos de autoridad en ese momento.

    Las vueltas de tuerca de la Watchtower

    Esto, por supuesto, la WT lo intentó corregir en sus siguientes Traducciones de 1975, 1978, y 1979 cuando los TDJ tendieron a dirigir sus citas hacia Alemania en apoyo a su traducción más polémica (Juan 1:1). La estrategia de la WT parece ser siempre la misma: buscar figuras de autoridad a las que citar en apoyo a su TNM y creencias.

    El primer acercamiento fue el de servirse de la obra de Siegfried Schulz, titulada “Das Evangelium nach Johannes” (las tres traducciones tienen el mismo título). La Watchtower tradujo la versión de Schulz en Inglés de este modo: “y un dios (o, de una especie de divinidad) era la Palabra.” El segundo fue el de servirse de Johannes Schneider. Ellos tradujeron a Schneider como “y como un dios era el Logos.” Y por último citaron la traducción de Jurgen Becker “y un dios era el Logos.”

    Estas nuevas traducciones se incluyeron como Referencia en la edición de 1984 de la TNM, en el Apéndice 6A.

    (4) “Un dios.” Gr.: the·ós, en contraste con ton The·ón, “el Dios”, en la misma oración; J17,22(heb.): we’·lo·hím, “y dios”. Para una consideración de “un dios”, véase Ap. 6A.

    Desde entonces, han sido citados en diversos artículos de la Watchtower.

    Cuando uno ve estas citas se sorprende por la ironía de la situación: en este caso, al intentar reforzar una traducción obviamente defectuosa, la WT tuvo que irse hacia otro idioma para conseguir algún tipo de respaldo.

    Desde luego, lo que no pueden afirmar es que no usaran y citaran como apoyo a Greber y a Thompson:

    Entre 1955 y 1956 la WT escribió material  utilizando la traducción y el libro de Greber como un ejemplo de espiritismo. Este apareció en el folleto, “What do the Scriptures Say About “Survival After Death?” donde los TDJ decían:

    No es ninguna sorpresa que Johannes Greber, un ex sacerdote católico, se haya convertido en un espiritualista y haya publicado el libro titulado “La comunicación con el mundo espiritual, sus leyes y su propósito.” (1932, Macoy Publishing Company, Nueva York) En su Prólogo hace la típica declaración equivocada: “El libro espiritista más significativo es la Biblia …

    Fuente: What do the Scriptures Say About “Survival After Death?” , 1955,p. 88. (Estos comentarios se repitieron en La Atalaya del 1 de octubre de 1955, p. 603, ¶ 33.)

    También el 15 de Febrero de 1956 La Atalaya hizo estas célebres declaraciones:

    Dice Johannes Greber en la introducción de su traducción del Nuevo Testamento, con derechos de autor en 1937: “. Yo mismo era un sacerdote católico, y … nunca había creído tanto en la posibilidad de comunicarse con el mundo de los espíritus de Dios. Llegó el día, sin embargo, cuando involuntariamente diera el primer paso hacia la comunicación, …. Mis experiencias se relacionan en un libro que ha aparecido en alemán y en Inglés y lleva el título, “La comunicación con el mundo de los espíritus: sus leyes y su propósito.” (Página 15, ¶ 2, 3) …. Greber se esfuerza por hacer su Nuevo Testamento muy espiritualista …. el ex sacerdote, Greber, cree que los [espíritus] le ayudaron en su traducción.

    Fuente: La Atalaya, 15 de febrero de 1956, pp. 110, 111

    A partir de estas citas es evidente que la información de que Greber era espiritista y que, que “traducía” el Nuevo Testamento con la ayuda de espíritus, era una información que estaba fácilmente disponible para los escritores de la WT. Por lo menos, conocido por al menos uno de los escritores entre 1955 y 1956 . Esto sucedió sólo cinco años antes de que comenzaran a citar a Greber favorablemente.

    Que a la WT a partir de los años 80 le avergonzara el haber usado a Greber como traductor se deduce de su respuesta en las cartas:

    Suyas, como cuando la Johannes Greber Memorial Foundation (Fundación Conmemorativa Johannes Greber) reeditó la traducción del Nuevo Testamento de Greber y el libro “Comunicación..” en 1980 y, como muestra de agradecimiento por las menciones que la WT hacía Greber, la JGMF le envió una copia de la edición de 1980 de la citada traducción y una copia del libro “Comunicación con el Mundo de los Espíritus de Dios” de Greber a la oficina central de la WTS de Brooklyn (Nueva York) y como respuesta, la persona que ocupaba la oficina “EG:ESF” del departamento de correspondencia de la WT respondió con una carta de agradecimiento fechada el 20 de diciembre de 1980 en la que se decía: 

    FUNDACIÓN CONMEMORATIVA JOHANNES GREBER

    139 Ladera Ave.

    Teaneck, NJ 07666

    Caballeros: Esta carta sirve como acuse de recibo de los dos libros que Ustedes recientemente nos han enviado, el “Nuevo Testamento” traducido por Johannes Greber, y su libro ” Comunicación con el Mundo de los Espíritus de Dios. ” Apreciamos mucho el que nos hayan enviado estos volúmenes. Durante algunos años hemos sido conscientes de la existencia de la traducción de Johannes Greber y la hemos citado en algunas ocasiones. Sin embargo nos ha sido difícil obtener algunos ejemplares de la traducción. Ya que tenemos cuatro bibliotecas… nos preguntamos sobre la posibilidad de obtener unas copias adicionales del Nuevo Testamento.

    Fuente: una fotocopia de esta carta se puede ver en Cetnar, William, Preguntas Para los Testigos de Jehová, p. 53; Magnani, Duane y Barrett, Arthur, Diálogo con los Testigos de Jehová, vol. 1 (Clayton CA.: Witness S.A..), 1983, p. 62.

    greber2

    Irónicamente, en una carta con fecha a 10 de diciembre de 1981 afirmaban no conocer la traducción de Greber:

    greber1

    De los lectores como la carta con fecha 1 de abril de 1983, cuando en la respuesta a dicha carta la WT daba a entender que en la edición que tenían de 1937 no contenía dicha información o que, por lo menos, no eran conscientes de ello:

    “Esta traducción se empleó ocasionalmente como apoyo para las traducciones de Mateo 27:52, 53 y Juan 1:1 tal y como se vierten en la Traducción del Nuevo Mundo. Sin embargo, como se indica en el prólogo a la edición de 1980 de El Nuevo Testamento de Johannes Greber, este traductor se basó en “Mundo de los espíritus de Dios” para aclarar la forma en que deberían traducirse los pasajes difíciles. Se afirma: “Su esposa, una medium del Mundo de los espíritus de Dios era a menudo decisiva en la transmisión de las respuestas correctas de los Mensajeros de Dios al Pastor Greber.” La Atalaya ha considerado inadecuado el hacer uso de una traducción que tiene una relación tan estrecha con el espiritismo (Deuteronomio 18: 10-12). La escolástica que forma la base para la prestación de los textos citados anteriormente en la Traducción del Nuevo Mundo es el sonido y por esta razón no depende en absoluto de la traducción de Greber a la autoridad. Nada se pierde, por lo tanto, al dejar de usar su Nuevo Testamento.

    Fuente: La Atalaya del 1 de abril de 1983, p. 31.

    John Pye escribió una carta (con fecha 3 de junio de 1983) a la rama australiana de la WT poco después a que estos respondieran eso, bajo el pseudónimo de John Richards, preguntándoles cuando se enteraron por primera vez del espiritismo de Greber. Ellos respondieron con una carta de fecha 14 de junio de 1983:

    Tan pronto como nos dimos cuenta de que tenía conexiones con el espiritismo, dejamos de usar su traducción como una autoridad y abiertamente lo hicimos saber en el período  de La Atalaya del 1 de abril de 1983.

    La prestación de Juan 1: 1 en la Traducción del Nuevo Mundo no es una forma dependiente de la traducción de Johannes Greber. Se basa en buena beca y un sincero deseo de hacer que el texto de acuerdo con el griego original utilizado por el escritor. Si los individuos u otras organizaciones desean analizar nuestros motivos y presentarlos de una manera crítica y negativa, eso se lo dejamos a ellos.

    El problema es que esto es falso: como se demuestra en las anteriores declaraciones de los años 50 en las cuales estos citan a Greber y en las citas, mostradas en este artículo, donde ellos mismos lo declaran.

    Los TDJ, desde luego, han intentado buscar excusas de lo más variopintas:

  • Una de ellas ha sido argumentar que en la página interior de la edición de 1937 del Nuevo Testamento de Johannes Greber esta afirmaba: “Una nueva traducción y explicación basada en los manuscritos más antiguos”. Con esto, y basándose en la interpretación de que la cita “fue ayudado en su traducción por los espíritus en quienes él cree“ de su Atalaya de 1956 el TDJ argumenta que lo que significa realmente esa afirmación es “que más bien se sugiere que su creencia en esos espíritus influyó en su manera de traducir” y que la WT no dijo que a este no le ayudaron los espíritus, según él mismo declaraba, para traducir (ver aquí a un TDJ intentando excusar esto en su blog – también puede verse en otros blogs como este o este otro, con similares declaraciones).

    El caso es que la WT conocía las creencias de Greber cuando esta cita sus declaraciones en dicha revista (como el mismo TDJ cita):

    “Mis queridos amigos, no crean a todo espíritu, sino prueben a los espíritus, para saber si vienen de Dios. Porque muchos espíritus falsos han emergido del abismo (…) y están hablando a través de médiums humanos”.

  • Otro de los argumentos a los que alude este TDJ en su blog es el alegar que “cualquiera que utilice un poco sus facultades de raciocinio podría objetar: “Si Greber era su fuente y su apoyo, ¿por qué denunciarlo en 1955?

    Cabría preguntarle si “cualquiera que utilice un poco sus facultades de raciocinio” preguntaría retóricamente tal cosa después de haber estado justificando que, según él, los textos de 1955 no lo “denunciaban” sino que explicaban, según su interpretación, que este simplemente “se había apoyado en el “mundo espiritual de Dios” para traducir algunos pasajes difíciles”.

    El TDJ continúa alegando:

    Algunos acusan a los redactores de La Atalaya y demás publicaciones de los testigos de Jehová de mentir en su explicación de 1983, pues las citas de 1955 y de 1956 supuestamente demuestran que los redactores ya sabían que Greber hizo su traducción mediante el espiritismo. Cierta fuente incluso retoca una frase de la cita de 1956 para que quede así: “El ex-sacerdote Gréber cree que fue ayudado en su traducción por los espíritus”.

    Eso no es cierto. En ninguna de esas citas se dice que Greber recurriera específicamente al espiritismo para realizar su traducción.

    Teniendo en cuenta que, supondremos, este TDJ usa sus facultades de raciocinio ¿En qué quedamos? ¿La WT no lo denunciaba en 1955 y simplemente explicaba que Greber era espiritista; que se valió del Codex Bezae; o que lo denunciaba en 1955?

    Lo cierto es que, ni lo uno ni lo otro: La WT no lo denunciaba en dichos textos de 1955 sino que simplemente lo comentaba. Motivo por el cual queda demostrado que ya tenían entonces conocimiento de esto, que es lo que en ámbitos académicos se “denuncia” a la WT (por hacer uso del “denunciado” Greber, según este TDJ).

    Suena además absurdo que este TDJ afirme retóricamente que la WT  lo “denunciaba” en 1955 después de haber dedicado varios párrafos a excusarse en que “Ciertamente un error humano es comprensible, pues los redactores de las publicaciones de los testigos de Jehová son seres humanos.” bajo el argumento de que uno de los redactores de La Atalaya “no recordaba el nombre de Greber”.

    ¿Qué más da si el redactor de “La Atalaya” o del “Ayuda para entender la Biblia” se acordaba o no de Greber cuando se le preguntó por las citas a él? El caso es que tanto en una revista como en otra estas se incluían.

  • Luego este TDJ busca cómo justificarse en que en la TNM no influyó la traducción de Greber alegando que:

    Una consulta rápida de la primera edición en inglés, de 1950, revela que no es así. En el apéndice encontramos la mención y el uso de An American Translation, de Smith y Goodspeed, la Biblia de Moffatt, A Manual Grammar of the Greek New Testamentde Dana y Mantey, The New Testament in an Improved Version upon the basis of Archbishop Newcome’s New Translation: with a Corrected Text, 1808 y Hechos 28:6 en la King James Version etc. De las anteriores, solo la Corrected Version de Newcome traduce “un dios” en Juan 1:1c, mientras que los demás ejemplos se utilizaron para promover el aspecto cualitativo de anarthrous THEOS.

    (énfasis en negrita añadido por mi)

    Lo  curioso e irónico es que, para excusarse en que no usaron a Grebrer los TDJ (citando la TNM de 1950) apelaron a más falacias de autoridad, que pueden verse en la versión íntegra del Apéndice que se puede encontrar entre las pp. 773 al 776 de esa edición de la TNM de 1950 junto con más menciones, que analizaremos a continuación una por una:

    1

    2

    3

    4

    5

    Que se repitió en la The Kingdom Interlinear Translation of
    the Greek Scriptures
    de 1969 (pp.1158 y 1159):

    john11-460x447

    kit

    Los TDJ citan como respaldo al Grammar del Dr. Robertson y al Manual Grammar de Dr. Dana y el Dr. Mantey. Veamos qué sucede con estos…

    A. T. Robertson

    La WT dice:

    Aquí estamos de acuerdo con el Dr. AT Robertson cuando dice: “Dios” y “amor” no son términos convertibles más de lo que lo son ‘Dios’ y ‘logos’ o ‘Logos’ y ‘carne’. … La ausencia del artículo aquí es a propósito y esencial para la verdadera idea”. (Página 768, A Grammer del griego del Nuevo Testamento).

    Fuente: New Word Translation of the Christian Greek Scriptures (1951), pp 775.

    ¿Qué opinaba realmente el Dr. Robertson?

    En una frase antes de la cita de la Watchtower, nos encontramos con lo siguiente:

    “Es cierto también que o qeos hn o logos (términos convertibles) habrían sido Sabelianismo.”

    Por lo tanto, con respecto a lo mismo (la presencia del artículo griego) que la Watchtower insiste en que debería estar allí para apoyar la doctrina de la Trinidad, AT Robertson escribe que no debería estar allí, para que no se enseñe una forma de modalismo.

    “Así que el significado en Juan 1: 1 theos en ho logos  tiene que ser el Logos era Dios, no Dios era el Logos“.

    Fuente: A New Short Grammar of the Greek Testament , by AT Robertson and W. Hersey Davis (Baker Book House, 1977), p. 279

    Davis, por su parte, en su Beginner’s Grammar of the Greek New Testament: Revised, Edited, and Expanded (pag. 54):

    Por lo tanto, en Juan 1:1 kai; qeoV hn oJlogoV  se traduce literalmente como “…y Dios era la Palabra”. Sin embargo, cuando oJlogoV es el sujeto, como se identifica por la presencia del artículo, se traduce universalmente como “….y la Palabra era Dios”.

    Fuente: Beginner’s Grammar of the Greek New Testament: Revised, Edited, and Expanded , by William Hersey Davis (p. 54)

     

    Julius R. Mantey

    La WT dice:

    Careful translators recognize that the articular construction of the noun points to an identity, a personality, where as an anarthrous construction points to a quality about someone.  That is what A Manual Grammar of the Greek New Testament by Dana and Mantey remarks on page 140, paragraph vii.  Accordingly on page 148 paragraph (3) this same publication says about the subject of a copulative sentence:

    “The article sometimes distinguishes the subject from the predicate in a copulative sentence.  In Xenophon’s Anabasis 1:4:6, …and the place was a market, we have a parallel case to what we have in John 1:1, …and the word was deity.  The article points out the subject in these examples.  Neither was the place the only market, nor was the word all of God, as it would mean if the article were used with qeoV.” 

    Instead of translating John 1:1, and the word was deity, this Grammar could have translated it, and the word was a god, to run more parallel with Xenophon’s statement,and the place was a market.

    Fuente: The New World Translation (1971), p. 1362

    ¿Qué opinaba realmente Julius R. Mantey?

    Michael Van Buskirk del Christian Apologetics: Research and Information Service (CARIS) escribió al Dr. Mantey (el Dr. Dana había muerto), preguntando si había sido citado correctamente por la Watchtower. El Dr. Mantey respondió en una carta de fecha 25 de febrero de 1974 lo que se lee a continuación:

    En respuesta a su solicitud, le doy los siguientes hechos: En la traducción del Nuevo Testamento, donde estoy citado en una nota a pie de Juan 1 Los testigos de Jehová:… 1 (véase, DM Gk Gram Pg 148 (3) ), que estaba escribiendo sobre cómo el artículo “distingue el tema desde el predicado en una oración copulativa” y no en el significado de la ausencia del artículo antes de TEOS. Mi declaración de cierre en el párrafo era: “En su forma actual, las otras personas de la Trinidad pueden estar implícitas en TEOS.” Mi interpretación de Juan 1:1 en ese mismo párrafo era “La Palabra era la Deidad”, es decir, que Cristo es de la misma esencia que el Padre, de la misma familia. Por lo que fui citado fuera de contexto. ¿Es esto una erudición honesta?

    Por lo tanto, uno de los autores de los Gramática de la WT, utilizado en defensa de su traducción (TNM), dice que fue citado de forma descontextualizada y ni siquiera se discute en la cita lo que este afirmó. Interpretado en su contexto, los comentarios del Dr. Mantey sobre los casos “paralelos” se refieren a dos puntos específicos sobre frases copulativas:

  • Si un sustantivo tiene el artículo, que es el sujeto de la oración o cláusula ( el lugar y la palabra ).
  • Si el artículo sólo tiene un sustantivo, la sentencia no es una “propuesta convertible” (es decir, los dos nombres no son intercambiables, como lo serían si el artículo tiene los dos sustantivos). Por lo tanto, lugar no es intercambiable con mercado; palabra no es intercambiable con Deidad

    Los comentarios del Dr. Mantey no tienen nada que ver con la fuerza semántica del predicado (ya sea por tiempo indefinido, como en Jenofonte, o cualitativo, como en Juan 1:1).

    El Dr. Mantey habló enérgicamente contra el mal uso de la gramática de la Wathtower en varias ocasiones, incluyendo una famosa carta a la Watchtower Bible & Tract Society que pueden ver a continuación.

    1

    2

    3

    Conocido es además el artículo (A Grossly Misleading Translation) que Mantey escribió cuando se enteró de la cita que los TDJ habían hecho de él:

    Juan 1:1 que dice “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”. Ha sido horriblemente mal traducido como “En el principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era un dios”, en la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, publicado bajo el auspicio de los Testigos de Jehová.

    Puesto que ha sido usado mi nombre y nuestro Manual Grammar of the Greek New Testament es citado en la p. 744 para justificar su traducción, estoy haciendo esta declaración.

    La traducción sugerida en nuestro Grammar para el pasaje en disputa es, “el Verbo es deidad.” La versión de Moffat es “el Verbo era divino.” La traducción de Williams es, “el Verbo era Dios Mismo.” Cada traducción refleja la idea dominante del griego. Siempre, cuando un artículo no precede al sustantivo en griego, puede considerarse que ese sustantivo está enfatizando el carácter, la naturaleza, esencia o cualidad de una persona o cosa, como theos (Dios) lo hace en Juan 1:1, o puede ser traducido como indefinido en ciertos contextos, como ellos han hecho. Pero, por lo que sabemos, ningún erudito en el mundo ha traducido este versículo como lo han hecho los Testigos de Jehová.

    Si el artículo griego está con ambos, Verbo y Dios en Juan 1:1, la implicación sería que ellos son una y la misma persona, absolutamente idénticas. Pero Juan afirma que “el Verbo era con (el) Dios” (el artículo definido precediendo cada sustantivo), y al escribirlo así, él indicó que creía que eran dos personalidades distintas y separadas. En seguida Juan dice que el Verbo era Dios, es decir, de la misma familia o esencia que caracteriza al Creador. O, en otras palabras, que ambos son de la misma naturaleza y que esa naturaleza es la más elevada que existe, es decir, divina.

    Ejemplos en que el sustantivo en el predicado no tiene artículo como en el versículo de arriba, son: Juan 4:24, “Dios es Espíritu” (no un espíritu); 1 Juan 4:6, “Dios es amor” (no un amor); y Mateo 13:39, “los segadores son ángeles”, es decir, son del tipo de seres conocidos como ángeles. En cada ejemplo el sustantivo fue usado en el predicado para describir alguna cualidad o característica del sujeto, sea de naturaleza o de tipo.

    El Apóstol Juan en el contexto de la introducción de su evangelio está quitando todos los obstáculos del lenguaje para retratar no sólo la deidad de Cristo, sino también Su igualdad con el Padre. El afirma que el Verbo era en el principio, que ÉL estaba con Dios, que Él era Dios y que toda la creación llegó a existir por medio de ÉL y que no existe absolutamente nada que no fuera creado por Cristo. ¿Qué más podría decirse, que Juan no dijera? En Juan 1:18 él explica que Cristo estaba tan íntimamente ligado con el Padre, que estaba en Su seno y que ÉL vino a la tierra para exhibir o dar a conocer a Dios. Pero si no tuviésemos otra declaración de Juan sino la que se encuentra en Juan 14:9, “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre,” esto sería suficiente para satisfacer el alma que busca, de que Cristo y Dios son en esencia lo mismo y que ambos son divinos e iguales en naturaleza.

    Además, todo el tenor de la revelación del Nuevo Testamento apunta en esa dirección. Compare, por ejemplo, la declaración de Pablo en Colosenses 1:19: “Que en ÉL habitase toda plenitud,” o la declaración de Hebreos 1:3, “El cual, siendo el resplandor de su gloria y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder.” Y nótese la majestuosa afirmación cósmica registrada en Mateo 28:19, “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”

    Y si lo contrastamos con esa menospreciativa implicación de que Cristo es solo un dios, ¿no detectamos pronto la discordancia? Una concepción así, ¿no está en conflicto con todo o parte del mensaje del Nuevo Testamento? Porque, si Juan, en medio de la idolatría de su día, hizo tales declaraciones, ¿no habrían recibido los oidores y los lectores del primer siglo un retrato totalmente inadecuado de Cristo, de quien creemos que es el Creador del universo y el único Redentor de la humanidad?

    Robert Julius Mantey, A.B., Th.D., Ph.D., D.D.

    Professor of Greek and New Testament

    Northern Baptist Theological Seminary

    Chicago, Illinois

    Para obtener más información sobre el Dr. Mantey y su crítica a la Watchtower, haga clic aquí.

    La costumbre que los TDJ tienen de usar argumentos de autoridad les ha llevado, como han podido comprobar, a citar incluso erróneamente o descontextualizadamente a todo tipo de autoridades. Ya Wilbur Lingle, experto en la WT, declaraba esto en su libro:

    Aproximadamente el 80 por ciento de las referencias que usan para refutar la trinidad son citas textuales mal hechas de lo que escribieron los trinitarios. Un artículo que trata de refutar la trinidad, publicado en La Atalaya de agosto 1 de 1984 (Págs. 20-24), utiliza las seis citas pero fuera de contexto, tomándolas de artículos que prueban la trinidad. Tres de estas citas fueron sacadas de los escritos de J. N. D. Kelly, quien es un famoso trinitario. Con frecuencia, también citan mal a Robert Dick Wilson, un erudito trinitario griego.

    El 15 por ciento de las citas utilizadas para tratar de refutar la trinidad proviene de obras seculares como la Enciclopedia Británica. Los artículos en esta obra buscan probar, no refutar, la trinidad y la literal resurrección corporal de Cristo. Solamente el cinco por ciento de las citas usadas por la Sociedad viene de los unitarios, u otros que niegan la trinidad.”

    Fuente: Lingle W. (1998): “Acercándose a los Testigos de Jehová con amor (pag. 125): Bogotá, Colombia, Centros de Literatura Cristiana.

    Intentar usar una cita u otra para dar apoyo a creencias particulares me parece absurdo. Pero peor que absurdo, incluso deshonesto, me resulta el hecho de que tengan que servirse de falacias de autoridad para dar respaldo a una traducción incorrecta de los textos griegos que poseemos. Pero es que además tienen en la web donde publican las Biblias que usan como referencia, tanto la KJ como la biblia de Greber.

    Y más citaciones…

    Otra de las excusas empleadas, también encaminadas hacia los argumentos de autoridad (en vez de analizar el texto) y sobre todo para deshacerse de los infames Greber y Thompson y sus “inspiraciones divinas”, es que estos no fueron los únicos, que cita la WT, que emplearon dicha traducción en Juan 1:1.

    “Así, vemos que la Traducción del Nuevo Mundo sí tiene apoyo para su forma de traducir este texto y no necesita apoyarse en Johannes Greber y su Nuevo Testamento.”

    Fuente: Blog TJ-Defendidos

    Entre la ristra de citaciones que los TDJ emplean están las siguientes afirmaciones que realizan los TDJ (literalmente):

  • Traducción Interlineal al inglés Emphatic Diaglott: “En un principio era la Palabra, y la Palabra estaba con el Dios, y un dios era la Palabra”.
  • Harwood, 1768, “y él mismo era una persona divina”.
  • Thompson, 1829, “el Logos era un dios.”
  • Reijnier Rooleeuw, 1694, “y la Palabra era un dios”.
  • Hermann Heinfetter, 1863, [Como] un dios era la Orden”.
  • Abner Kneeland, 1822, “La Palabra era un Dios”.
  • Robert Young, 1885, (Concise Commentary) “[Y] un Dios (es decir, un Ser Divino) era la Palabra”.
  • 21st Century NT Literal, “En un principio era la [Marshal] [Palabra] y la [Marshal] [Palabra] estaba con el Dios y la [Marshal] [Palabra] era un dios”.
  • Belsham N.T. 1809 “la Palabra era un dios”.
  • La Bible du Centenaire, L’Evangile selon Jean, by Maurice Goguel, 1928: “y la Palabra era un ser divino”.
  • Leicester Ambrose, 1879, “Y el logos era un dios”.
  • J.N. Jannaris, 1901,”y era un dios”.
  • George William Horner, 1911, “y (un) Dios era la palabra”.
  • James L. Tomanec, 1958, “la Palabra era un Dios”.
  • Siegfried Schulz, Das Evangelium nach Johannes, 1975, “Y un dios (o, de clase divina) era la Palabra”.
  • Madsen, 1994, “la Palabra era un Ser divino”.
  • Becker, 1979, “un Dios era el Logos”.
  • Stage, 1907, “La Palabra era ella misma un Ser divino”.
  • Holzmann, 1926, “un Dios era el Pensamiento”.
  • Rittenlmeyer, 1938, “un Dios era la Palabra”.
  • Smit, 1960, “la palabra del mundo era un ser divino”.
  • Schultz, 1987, un Dios (o: un dios de clase) era la Palabra”.
  • John Crellius, Latin form of German, 1631, “La Palabra de habla era un Dios”.
  • Greek Orthodox /Arabic translation, 1983, “la palabra estaba con Allah[Dios] y la palabra era un dios”.
  • Robert Harvey, D.D., 1931 “y el Logos era divino (un ser divino)”.
  • El jesuita John L. McKenzie, 1965, escribió en su Dictionary of the Bible (Diccionario de la Biblia): “En rigor, Jn 1:1 debería traducirse (…) ‘la palabra era un ser divino’.
  • Otros, como Vine y Harris han reconocido que la traducción “un dios” es gramaticalmente posible.

    A mi, por lo menos, mi naturaleza curiosa me haría investigar si eso es cierto. Sobre todo, viendo antecedentes como los anteriormente citados. Cosa que hice:

    1. Sobre la Emphatic Diaglott: hay que explicar varias cosas que los TDJ no han hecho o, por lo menos, no han contextualizando claramente sobre la Diaglott.

    Una vez muerto Bejamin Wilson en 1900, Charles Taze Russell (fundador y presidente de la Watch Tower Bible and Tract Society) compró los derechos de autor a los familiares obteniendo además las placas, publicándola ellos mismos en 1902, que más tarde (en 1926) empezaron a imprimir en sus propias prensas, hasta que espiraron los derechos en 1952.

    Actualmente hay versiones en pdf por internet pero en ellas no se incluye la columna lateral derecha (ver ejemplo), por lo que sólo puede leerse el texto que los TDJ usan ( “In a beginning was the Word, and the Word was with the God, and a god was the Word.“), y no lo que la Diaglott explica:

    En la copia prensada, la traducción al inglés que figura en la columna izquierda e esta:

    Juan 1,1 tranduccion D.

    Sin embargo, en la traducción completa (que en la Diaglott aparece en la columna derecha), que los TDJ no citan, el texto es “In the Beginning was the Logos, and the Logos was with God, and the Logos was God.” (John. Chapter 1, note 1)

    Nota Juan 1,1 D CAPITULO 1.

    1.En el Principio fue la Palabra, y la Palabra fue con Dios, y la Palabra fue Dios.

    Resulta curioso que en la columna izquierda aparezca una “a” (el artículo indefinido “un” en inglés) con un tamaño reducido (más pequeña que el resto de caracteres) ocupando el mismo espacio en θεὸς que en el anterior θεόν se encuentra vacío (justo encima del caracter θ)

    Más curioso cuando, además de cómo se traduce en la columna derecha (donde no queda espacio para la adición de más caracteres), en las notas inferiores aparece esto como explicación:

    Nota inf Juan 1,1 D

    Vatican Manuscrit.—Title—According to John.
    t 1. In this and the fourteenth verse Iogos, has been transferred, rather than translated.
    l)r. A. Clarke remarks, “This term should be left untranslated, for the very same reasons why the names Jesus and Christ are left untranslated. As every appellative of the Savior of the world, was descriptive of some excellence in his person, nature, or work, so the epithet Logos, which signifies a word spoken, speech, eloquence, doctrine, reason, or the faculty reasoning, is very properly applied to him.” See 1 John i. 1, for a clear and useful comment by the apostle John on the proem to this Gospel. + 3. Ginomai occurs upwards of seven hundred times in the New Testament, but never in the sense of create, yet in most versions it is translated, as though the word was ktizo. “The word occurs fifty-three times in this Gospel, and signifies to be, to come, to become, to come to pass; also, to be done or transacted. All things in the christian dispensation were done by Christ, i. e. by his authority. and according to his direction; and in the ministry committed to his apostles, nothing has been done without his warrant.

    See John xv. 4, H, “Without me ye can do nothing.” Compare vcr. 7, 10, 16; John xvii. 8 • Col. i. 16. 17.” Cappe’s Diss f 10. ho kotmos, the order, arrangement of things, the human race; here it evidently means that kormo* of human beings which he came to enlighten and to •are.

    Traducción:

    Vaticano Manuscrit.-Título-De acuerdo con Juan.

    t 1. En este y en el versículo catorce logos, ha sido transferido, en lugar de traducido.
    l) r. Observaciones A. Clarke, “Este término debería dejarse sin traducir, por las mismas razones por las que los nombres de Jesús y Cristo se dejan sin traducir. Como cada apelativo de el Salvador del mundo, que describe alguna excelencia en su persona, naturaleza o trabajo, el epíteto Logos, que significa una palabra hablada, hablar, elocuencia, doctrina, razón o facultad de razonamiento, se aplica muy bien a él “. Ver 1 Juan i. 1, para un comentario claro y útil sobre el apóstol Juan en el proemio de este Evangelio.

    Nota inf Juan 1,1 D - 2

    t 13. Griesbach notes a different reading of this verse. Instead of hoi.. egenneetheesan he has hos . . . egeneethee; the singular pronoun and verb for the plural; which would make the passage read—”Who was not begotten of Blood, nor of the Will of the Flesh, nor of the Will of a Man, but of God”; thus referring it directly to the physical generation of the Messiah, by the Spirit of God, rather than to the moral regeneration of believers. > 14. Newcom in his Translation of the New Testament, remarks,”Jesus, the Logos called the Word because God revealed himself or his word by him”. The following singular Eastern custom may perhaps illustrated the phraseology of the first part of his chapter. “In Abyssinia, there is an officer name Kal Hatze; the word or voice of the king sits; and always upon the steps of the throne, at the side of a lattice window, when there is a hole, covered in the inside with a curtain of green taffeta. Behind this curtain the king site ; and speaks through the aperture to the Kai Hatze, who communicates his commands to the officers, judges, and attendants.—Bruce´s Travels.

    Traducción:

    t 13. Griesbach observa una lectura diferente de este verso. En lugar de hoi.. egenneetheesan él tiene egenneethee hos; el pronombre singular y el plural de verbo; lo que haría que el pasaje se leyera como “Quién no fue engendrado por sangre, ni de la voluntad de carne, ni de la voluntad de un hombre, sino de Dios”; refiriéndose así directamente a la generación física del Mesías por el Espíritu de Dios, en lugar de a la regeneración moral, de los creyentes. > 14. Newcom en su traducción del Nuevo Testamento, remarca, “Jesús, el Logos se llama la Palabra, porque Dios se reveló a sí mismo o su palabra por él”. En el siguiente encargo singular del Este quizá se ilustra en la fraseología de la primera parte de su capítulo . “En Abisinia, hay un oficial llamado Kal Hatze; la palabra o la voz del rey sentado, y siempre sobre las gradas del trono, en la ventana de celosía de al lado, había un agujero cubierto en el interior con una cortina de tafetán verde. Detrás de esta cortina el sitio del rey; y habla a través de la apertura a Hatze Kai, quien comunica sus órdenes a los oficiales, jueces, y asistentes.” – Los viajes de Bruce.

    Como podemos ver, la traducción y la intención de la Emphatic Diaglott de Wilson no tiene clara y exactamente la misma postura que la WT defiende: tratar a Jesús como un dios menor. La Diaglott más bien detalla qué significa Logos (Palabra) y qué papel tiene ese Logos como comunicador.

    2. Sobre Edward Harwood, este escribió:

    “Before the origen of this world exifted the LOGOS – who was then with the supreme God – and was himfelf a divine person.”

    Fuente: A Literal Translation of the New Testament (E. Harwood 1768)

    Al poco de publicar su obra, James Boswell la llamó una “obra ridícula”: tal y como lo cita cita en The Bible in English (New Haven and London: Yale University Press, 2003. p.. 606). David Daniel, quien dedica 12 páginas (pp. 606-618) a una discusión de la versión de Harwood, acertadamente lo compara con la paráfrasis del reciente mensaje realizado por Eugene Peterson.

    Otros han llamado a su obra “turgente”, “absurda” e incluso de peor manera. En una discusión de las cualidades de diversas versiones en inglés, Richard C. Trench escribió:

    “de la traducción liberal de Harwood del Nuevo Testamento (Londres, 1768), y las locuras de la misma, no muy lejos de blasfema, no es necesario dar ningún especímen.”

    Fuente: On the Authorized Version of the New Testament, in Connexion with Some Recent Proposals for its Revision (2nd ed. London: John W. Parker and Son, 1859), p. 57.

    J. Isaacs remarca que la versión de Harwood es:

    una de las más discutidas e insultadas” versiones del siglo XVIII.

    Fuente: “The Authorized Version and After,” in The Bible in Its Ancient and English Versions , ed. HW Robinson (Oxford, 1940), p. 231.

    Pueden ver más sobre Harwood aquí.

     

    3. Sobre Alexander Thompson, como explicamos anteriormente, no tenía formación en griego koine. Por lo que su opinión es del todo innecesaria e indiferente en este sentido.

    4. Sobre Reijnier Rooleeuw. A la hora de buscar información sobre la traducción de Rooleeuw, una de las constantes que más se repiten es la citación a este con el texto:

    Reijnier Rooleeuw, M.D. -The New Testament of Our Lord Jesus Christ, translated from the Greek, 1694, “and the Word was a god”

    Rooleeuw publicó una traducción en 1694 titulada como The New Testament of Our Lord Jesus Christ, translated from the Greek.. El problema surge al comprobar dicha información ya que, al menos para mi, ha sido imposible de contrastarla al no encontrarse ni una sola copia disponible en bibliotecas y online. ¿Los TDJ tienen la obra? Lo dudo, ya que en sus webs, por lo menos, estos no la publican.

    Obras con mismo título anteriores y posteriores no traducen el texto tal y como lo cita la WT:

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1800

  • The New Testament of our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised, by His Majesty’s special command, appointed to be read in churches – Published 1827

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ: tr. out of the original Greek: and with the former translations diligently compared and rev. – Published 1832

  • The New Testament of our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek ; and with the former translations diligently compared and revised, by his Majesty’s special command. Appointed to be read in churches by Collingwood, Samuel, d. 1841, printer; Oxford University Press, printer – Published 1828

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1831

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1844

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1856

  • The New Testament of our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1860

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ / translated out of the original Greek ; and with the former translations diligently compared and revised by Tennessee Bible Society – Published 1861

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ: translated out of the original Greek: and with the former translations diligently compared and revised – Published 1869

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1883

  • The New Testament of our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised, by His Majesty’s special command : appointed to be read in churches – Published 1892

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised by American Bible Society – Published 1893

  • Variorum teacher’s edition of the Holy Bible : containing the Old and New Testaments ; translated out of the original tongues; and with the former translations diligently compared and revised, by His Majesty’s special command ; with various renderings and by Ball, C. J. (Charles James), 1851?-1924 – Published 1893

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ: translated out of the original Greek: and with the former translations diligently compared and revised – Published 1894

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ : translated out of the original Greek, and with the former translations diligently compared and revised – Published 1900

  • The New Testament of Our Lord and Saviour Jesus Christ: translated out of the original Greek: and with the former translations diligently compared and revised – Published [1902?]

  • The Oxford self-pronouncing Testament; the New Testament of Our Lord and Saviour, Jesus Christ, translated out of the original Greek: and with the former translations diligently compared and revised by His Majesty’s special command, appointed to be read in churches, with the words of Our Lord printed in red – Published [19–?]

     

    5. Heinfetter fue el autor de Rules for Ascertaining the Sense Conveyed in Ancient Greek Manuscripts, Objections to Bishop Middleton’s Doctrine of the Greek Article, and An Enquiry Respecting the Punctuation of Ancient Greek (in A Literal Translation of the Gospel According to St. John on Definite Rules of Translation, and an English Version of the Same, 6th ed. [London: Evan Evans, 1864]).  

    Esta es la forma en la que Heinfetter explica su traducción:

    “Esta fue utilizada como una Denominación de Dios Todopoderoso, el artículo sin duda habría sido expresado antes de ella, su omisión determina, por tanto, que debe ser utilizado como una Denominación de algún otro, y este otro, juzgo a partir del contexto que lo que he expresado en la Paráfrasis.”

    Solo hay que mirar unos versos después de ver a Heinfetter hablar de que Dios (cuando se refiere al Todopoderoso) es “sin duda” precedido por el artículo (véase, v. 18). Curiosamente, Heinfetter traduce este verso como: “Nadie vió, la verdad todavía.” No hace falta decir que no hay pruebas de un manuscrito para esta representación, ni observación de Heinfetter en él.

    Con algunas excepciones, su traducción sólo aparece en los sitios web o publicaciones de los TDJ (las excepciones son los sitios que enumeran taxativamente sus traducciones de la Biblia). Es notable la escasez de apariciones suyas en las citas académicas, incluso de los estudiosos unitarios. Una razón de esto puede ser la naturaleza idiosincrásica de la traducción de Heinfetter.

    Por lo tanto, no parece que Heinfetter sea algo así como un experto reconocido en el campo de Lenguas Bíblicas.

    Independientemente del punto de vista de Heinfetter sobre Juan 1:1c, de que no tenía el beneficio de Colwell o los estudios de Harner, ni la posterior beca que lleva en la traducción apropiada de Juan 1:1c. Su opinión es interesante desde una perspectiva histórica, pero de poco valor para determinar la traducción apropiada de Juan 1:1c, más allá quizá lo que demuestra que “un dios” no es imposible gramaticalmente.

    • 6. Abner Kneeland, antes de convertirse en un escéptico de “la religión revelada” (el cristianismo) y de ser el último estadounidense condenado a prisión por blasfemia, este exministro Bautista se unió al universalismo e ingresó en la Universalist Church of America, la cual le pidió una traducción de las escrituras acorde con sus doctrinas:  The New Testament in Greek and English (a. kneeland 1822). En realidad, dos volúmenes: the Gospels en 1822 y Acts-Revelation in 1823.

    La WT no cuenta, cuando usa a Kneeland, que este era escéptico y contrario a la postura Trinitaria. Postura que refleja, por ejemplo, en Juan 20:28, donde traduce las palabras de Tomás, ““My Lord, and my God!” con una coma, para diferenciar que ambos son distintos. ¿Por qué la WT, sin embargo, no usa la misma traducción para Juan 20:28 que hace Kneeland, si tan de acuerdo está con esta? En la TNM la WT usa:

    Jua 20:28  En contestación, Tomás le dijo: “¡Mi Señor y mi Dios!”.

    Podemos ver, de nuevo, una clara tendencia al sesgo a la hora de excusar su traducción, cuando usa como ejemplo sólo las posturas que les son favorables.
     

  • 7. Robert Young es mencionado por la Watchtower tambien sobre “un Dios” sobre su Concise Commentary on the Holy Bible (Grand Rapids: Baker, nd, pag .54) por Greg Stafford en su segunda respuesta sobre la carta de Julius Mantey letter al WTB&TS.

    Es dudoso que el Dr. Young destinara sus palabras para apoyar algo parecido a la prestación de la TNM, “La Palabra era un Dios.” Young era un miembro de la Free Presbyterian Church of Scotland en un momento en que algunos de los miembros más liberales de esa iglesia estaban cuestionando la adhesión a la Confesión de Westminster como su regla de definición de la fe. Young estuvo firmemente en el ala conservadora que confirmó la Confesión. Algunos, como Fergus Ferguson, fueron comprados bajo escrutinio por los líderes de la Free Presbyterian Church para (entre otras cosas) defender los puntos de vista anti-trinitarios. Que alguien tan prominente como Young pudiera permanecer en el ala conservadora de la Iglesia ortodoxa libre y hubiera abogado por Cristo como “un dios” secundario es poco probable (c.f., Cameron, ed., The Dictionary of Scottish Church History & Theology [Intervarsity Press, 1992], y Hamilton, Erosion of Calvinist Orthodoxy : Seceders and Subscription in Scottish Presbyterianism [Rutherford House, 1990])

    Es significativo que Young capitalice “Dios” y “Ser Divino” en su comentario. En su definición de theos dice “Dios, un dios.” En la lista de los versos que siguen, “Dios” con una mayúscula es el verdadero Dios, mientras que en minúscula “dios” es un dios pagano o un ídolo.  

    Además, Young dice que este “Dios” es “existente” en el plazo de “The Beginning” (“el Principio”), que él mismo define como “el principio de la creación.” Por lo tanto, parece claro que Young cree que Juan 1: 1c señaló a la Palabra como “un” Dios que ya era existente, cuando se inició la creación.

    Por último, la propia traducción “literal” de Young de Juan 1:1 dice: “Y la Palabra era Dios.”

    Por lo tanto, independientemente de lo que pueda significar el artículo indefinido de Young, parece probable que entendiera theos en este contexto como que significa “Dios” en un sentido no derivado y absoluto.

    La prestación “un Dios” es, probablemente, el intento de Young de indicar la ausencia del artículo en el griego (“más iluminado“). Se le permite hacer hincapié en la distinción entre Jesús como “un ser divino” y el “gran Dios” de Juan 1:1b y también su unidad como verdad divina, existiendo juntos antes de toda creación. Mientras Young ofrece a los Testigos un erudito griego de buena reputación que demuestra que theos sin artículo en griego pueden ser “literalmente” representado como un sustantivo indefinido (igual que puede ser “literalmente” un nombre definido o cualitativo), hay poca evidencia de que Young entendiera a Juan 1:1c como algo parecido a la prestación de la TNM “un dios”: un ser divino secundario que fue creado “en el principio”.

    8. La 21st Century NT Literal es a menudo citada por los Testigos, pero ¿Por qué lo hacen? Posiblemente por ser una producción realizada por los propios TDJ. De hecho, su autor, Vivian Capel, es un Testigo. ¿Pero quien es Capel? Por lo visto, y esto no lo incluyen cuando citan esta traducción (sin incluir a su autor), ni es un erudito, ni mucho menos un experto en griego bíblico.

    De hecho, su traducción,  cuyo tiempo de producción, según el propio Capel, le llevó cuatro años, ni si quiera está considerada en el ámbito académico. Es de tan ”libre” producción (como él mismo remarca en su prefacio) que se permite cambiar palabras e incluso añadir u omitir otras. Ejemplo de ello es Juan 1, cuando en esta se permite, bajo no se sabe qué criterios académicos, traducir “Logos” como “Marshal”:

    “At the beginning of Creation, there dwelt with God a mighty spirit, the Marshal, who produced all things in their order.”

    9. El problema de esta cita a Thomas Belsham, usada también por un Comité Unitario sin nombre, es que utiliza unos principios de traducción desconocidos.

    10. Maurice Goguel. No es un menosprecio el alegar que Henry Maurice Goguel no era un experto en griego, mucho menos un filólogo o un traductor griego. Goguel fue historiador. Tampoco es un secreto o un misterio entender que un decano de la Facultad de Teología Protestante de París y que el L’Evangile selon Jean de La Bible du Centenaire  (1918) contiene sesgos propios, como el que realiza en Juan 1:1 con su traducción “le Verbe était un être divin“. El propósito de esta biblia protestante no es si quiera el de realizar una traducción correcta sino el de proporcionar anotaciones de carácter histórico y cultural. La Biblia se realizó bajo la dirección de Goguel y Alfred Lods para el centenario de la Société biblique protestante de Paris.

    11. Leicester Ambrose. La traducción al español que usan los TDJ , supuestamente una publicación de 1978, afirma que esta contiene “era un Dios”. Cuesta creer que el propósito de Ambrose fuera ese, dado que en la primera publicación (de 1958), el texto dice “era Dios”.

    Juan 1- Leicester A

    The New Testament : translated from the original Greek, with chronological arrangement of the sacred books, and improved divisions of chapters and verses

    by Sawyer, Leicester A. (Leicester Ambrose), 1807-1898; John P. Jewett and Company (Boston, Mass.); Massachusetts Bible Society

    Published 1858

    12. Jannaris, de hecho, sugiere “un dios” como la traducción apropiada de theos en Juan 1:1c, pero al hacerlo, irónicamente no proporciona soporte para la prestación de la TNM. Jannaris argumentó que ho logos no se refería al Hijo pre-encarnado, sino más bien “que bien conocida expresión de oráculo, que Dios hizo a (pros) a sí mismo y que, habiendo sido instrumental (di ‘autou) en la creación, es, naturalmente, representado como un poder creador, un creador, o sea que es un dios , – dios y creador son dos términos sinónimos” (Jannaris,” Logos “, pp 20-21.).

    Haga clic aquí para el texto de una carta dirigida a Robert Hommel sobre el tema de Jannaris y Juan 1: 1 del Dr. Robert Keay, de la Universidad de St. Andrews, Escocia.

    13. Sobre George William Horner. Esta referencia es a una traducción al Inglés de Juan 1:1c en el dialecto copto conocido como sahídico. Una característica de sahídico que lo hace interesante en términos de entender el significado del griego subyacente es que tiene tanto un artículo definido como indefinido (el puesto en duda). Por lo que está mucho más cercano al Inglés que al griego en este sentido. La cita del señor Wells es de una sección de su artículo titulado “Note on Christology in the Coptic Versions of John”. Aunque no lo dice directamente, da a entender que el uso del artículo indefinido en la traducción sahídica indica que el traductor copto entendía los theos sin artículo en su original griego de Juan 1:1c como indefinidos (es decir, “un dios”) .

    Como Harold Holmyard, editor del Dallas Theological Seminary, explica: Que un traductor temprano (siglo III o anterior) entendiera y escribiera Juan 1:1 como “y la Palabra era un dios” parece ser una evidencia a favor de la representación de la TNM. Pero, como veremos más adelante, las apariencias pueden ser engañosas.

    La cita completa de  Nuevo Testamento copto de Horner es la siguiente:

    The Coptic Version of the New Testament in the Southern Dialect otherwise called Sahidic and Thebaic, 4 Volumes

    Fuente: Oxford, 1911.

    La traducción Inglés de Horner  de Juan 1: 1c es la siguiente:

    “…and [a] God was the Word.”

    El aparato crítico de Horner define el uso de corchetes de la siguiente forma:

    “Los corchetes implican palabras utilizadas por el copto y no requeridas por el Inglés” (p 376)..

    ¿Cómo puede Horner decir que el artículo indefinido, si bien está presente en el original sahídico, no es necesario en Inglés?  

    La respuesta radica en el uso del artículo indefinido sahídico en sí. En primer lugar, cabe señalar que, a diferencia del Inglés, el artículo indefinido se usa en sahídico con sustantivos abstractos y nombres de sustancia (Walters, CC, An Elementary Coptic Grammar of the Sahidic Dialect , p. 12). Un ejemplo de este uso puede encontrarse en Juan 1:16, que traduce Horner:

    Because out of fulness we all of us took [a] life and [a] grace in place of [a] grace.

    Más importante aún, el artículo indefinido no siempre denota pertenencia a una clase. También puede ser utilizado para atribuir cualidades o características (lo que en las gramáticas griegas se llama un “uso cualitativo” [por ejemplo, Wallace, p 244.]):

    un ejemplar de la clase léxica de …;

    un espécimen que tienen la calidad de la clase léxica de …

    Fuente: Layton, Bentley, A Coptic Grammar With Chrestomathy and Glossary – Sahidic Dialect, 2nd edition, p. 43, “…” en el original).

    El Dr. Layton explica además:  

    El artículo INDEF. es parte del patrón sintáctico copto. En este patrón el predicado, ya sea una cualidad (habría que omitir el artículo de Inglés en Inglés: “es divina”) o una entidad (“es un dios”); el lector decide qué leer a darlo. El patrón copto NO hay predicado equivalente con el nombre propio “Dios”; en copto, Dios es siempre, sin excepción, suministrado con el artículo def. La aparición de un sustantivo sin artículo en este patrón sería extraño.

    Fuente: Bentley Layton a Robert Keay, citado en el correo electrónico privado de Robert Keay a Robert Hommel 1/12/2006.

    Ejemplos de uso cualitativo se pueden encontrar en Juan 1:33 (que hace Horner “éste es el que bautiza en [un] espíritu santo y una llama”) y Juan 3: 6:

    That which was begotten out of the flesh is [a] flesh, and that which was begotten out of the spirit is [a] spirit (traducción de Horner).

    Por lo tanto, el uso del artículo indefinido en el sahídico no significa necesariamente que el traductor copto entienda que Juan se escribe como “un dios”. El copto no estaba equiparando la Palabra con el nombre propio de Dios, pero podía haber entendido a Juan como el uso de theos en un sentido cualitativo, ya que muchos estudiosos del griego lo han argumentado. El Dr. Layton dice que es el lector quien debe decidir, pero ¿hay alguna indicación en el contexto inmediato para ayudarnos?

    Creo que no hay evidencia significativa a favor de una lectura cualitativa. En la versión sahídica de Juan 1: 18b, los theos sin artículo en el griego se traducen con el artículo definido. La traducción de Horner dice lo siguiente:

    “God, the only Son.”

    Parecería poco probable en el extremo de que un traductor entendería a Juan habiendo designado la palabra “dios” en Juan 1:1 y “el Dios” en Juan 1:18. En cambio, su uso del artículo definido en el verso 18 tendría más sentido si se entiende que Juan estaba atribuyendo las cualidades de la Deidad a la Palabra en Juan 1: 1.

    Haga clic aquí para ver una imagen con los primeros versículos del Evangelio de Juan en la edición sahídica de Horner. Puede leer más sobre este tema aquí .

    Véase también Brian Wright, “Jesús como Theos : ¿realidad escritural de los escribas de la fantasía“, nota 34. Robert Hommel declara que no tuvo el beneficio de haber visto el artículo del Sr. Wright cuando escribió los comentarios sobre Horner y que este le indicó por un correo electrónico privado que no tenía conocimiento de su página web (ForanAnswer). Por lo que, por lo visto, llegaron cada uno independientemente a una conclusión similar, por las mismas razones.

    Además, véase Wright y Tim Ricchuiti, ” De Dios ( QEOS ) a Dios (NOYTE) ” (El Diario de Estudios Teológicos , NS, Vol. 62, Pt 2, octubre de 2011).

    14. James L. Tomanek (a Tomanec no tengo el placer de conocerlo), en su The New Testament of Our Lord and Savior Jesus Anointed, (Arrowhead Press, ID. 1958. Pocatello, Idaho) poco se sabe, a parte de que este nació en 1885 y que, por lo visto, publicó su versión a los 73 años. Me gustaría que los TDJ me dijeran, como curiosidad, qué tipo de formación académica tenía o qué fuentes usó para su traducción.

    15. Sobre Siegfried Schultz, la traducción Inglés que hace la Watchtower de él en el Apéndice 6A de la Traducción del Nuevo Mundo (1984) es engañosa. El término “von Art” (literalmente: “de / por la clase”) es idiomático alemán para “por naturaleza” o “en esencia”. Martin Lutero utiliza el término “Gott von Art” de Jesús en su himno, “Nun Komm der Heiden Heiland” ( “Ahora Ven, Salvador de los gentiles”):

    Gott und Mensch von Art Held ein

    Por la naturaleza de Dios y el hombre, un héroe

    De seguro, Lutero nunca habría escrito que Jesús era “una especie de divinad” más de lo que hubiera escrito que él era “de la especie humana.” “Von Art” es comúnmente utilizado por los estudiosos de la Biblia alemana para significar lo que Harner define como una sensación “cualitativa”. Para saber cual es la intención en el significado Schulz necesitamos mirar más allá de su comentario a Juan 1:1:

    “La tercera frase establece la premisa básica sobre la preexistente “Palabra”: “y Dios era la Palabra” (en alemán: und Gott war das Wort). En el verso 1c “Dios” está en contraste con el concepto divino claramente articulado en el verso 1b haciendo hincapié en el principio por la falta del artículo … en tanto que en la última palabra del verso 1b se ha tratado la totalidad impartiendo un ser divino a la “palabra”. El evidente “y Dios” es el predicado y de ninguna manera se identifica la palabra con este último, por lo que “la Palabra” se identifica como “Dios” al igual que la otra es. Por lo que esta “Palabra” está en estrecha asociación con la Deidad [alemán “con el Dios.”.: Gott-Sein, literalmente “Dios-Ser”] denotando la esencia de la “palabra” como lo hace el mismo Dios. La palabra “Dios” en el predicado de 1c verso no es el tema (como en la traducción de Lutero “Dios era la palabra) “por el contrario, es el predicado. La” Palabra “no es” el Dios “(v 1b) o Dios el Padre. Del mismo modo, Logos es” Gott von Art, “esencia divina, esencialmente igual a Dios, de modo que uno tiene que traducirlos interrelacionados: “y el Verbo era Dios por naturaleza”. Las tradiciones religiosas del monoteísmo en el Antiguo Testamento y el período judío tardío son compatibles y honradas por este pre-Juan, que elegía helenísticamente. De ninguna manera, sin embargo, como ya hemos subrayado, se tenía como una simple inter-identificación “.

    Por lo tanto, Schulz dice que la palabra es “identificada como “Dios” al igual que la otra lo es” (es decir, al igual que lo es ho theos), y “esencialmente igual a Dios.” Schulz no está diciendo que la Palabra es “un dios”, en el sentido de que se podría pensar con sólo mirar la traducción literal Inglés de “ein Gott”, sino más bien se distingue muy claramente el Logos del Padre, pero haciendo hincapié en que su “esencia divina” es el ho theos, y por lo tanto es igual en la naturaleza a Dios – lo que, por supuesto, apoya el punto de vista trinitario del significado cualitativo theos en Juan 1:1c.

    16. Jon Madsen es citado por los Testigos de Jehová constantemente con respecto a esto (ver Sitio Web). Ante esto (Juan 1:1) el propio Madsen responde:

    “En cuanto a la expresión “ser divino”: uno debe venir quizá no demasiado rápidamente a la conclusión de que necesariamente significa una entidad “secundaria”,”inferior”, que a Dios. Como saben, el misterio de la Trinidad es precisamente eso, que las “personas” pueden ser a la vez un ser y seres separados al mismo tiempo.

    “Así Cristo puede decir tanto ‘Yo y el Padre somos uno” como “el Padre es mayor que yo’; además de “Yo en el Padre, y el Padre en mí.”

    “Para la mente humana cotidiana, estas parecen declaraciones incompatibles. Como muy apropiado, por tanto, que también oímos el Comformer (que viene del Padre y en el nombre de Cristo) ‘nos enseñará todo”.

    “En otras palabras, se necesita un nuevo tipo de pensamiento que no sólo nos ayudará a “comprender” este misterio sino que “traerá a la mente todo lo que Cristo dijo e hizo”, por lo que forma la base para la vida cristiana.”

    Fuente: Jon Madsen a Robert Hommel (correo electrónico de fecha 27/01/2006).

    17. Hans-Jürgen Becker es otro de los citados por la WT en su Apéndice 6.  Es cierto que Becker escribe Juan 1: 1c en alemán como “ein Gott”, y parece que lo han hecho sobre la base del theos sin artículo. Pero si uno lee el comentario que acompaña, está claro que no considera al Logos como “un dios” en la forma en que la Watchtower lo hace.

    Después de discutir sobre las palabras de la creación que se usan en Génesis 1:1, Becker dice:

    Jn 1,1 está en el punto exacto de la expresión Iniciadora de este hecho: que el Logos estaba en el principio; es decir, en la creación del mundo, que ya era … V 1 no especula sobre cosas preexistentes, pero declara: El mundo que conocemos (V 3) se produjo por la mediación creativa del Logos, que estaba con Dios ya antes de que el universo llegara a ser ”

    Fuente: Becker, Das Evangelium nach Johannes , p. 72.

    Becker hace ver una hiper-subordinación del Logos en el ho theos en el Evangelio de Juan y dice que el Padre y el Hijo no son del mismo rango (en alemán: Stufe). Becker basa este punto de vista, al parecer, en la ligera distinción entre ho theos y theos , al igual que otros estudiosos alemanes de su generación (por ejemplo, Haenchen). Pocos estudiosos bíblicos modernos estarían de acuerdo con Becker en este punto.

    Pero Becker llega a decir que el Logos merece ser llamado “Dios” debido a su naturaleza divina (Art Gottlicher). Él es una Persona divina que es, “al mismo tiempo, el único mediador de un solo Dios.” Y, si se tiene en cuenta sus comentarios en su contexto, Becker no usa “divina” para significar cualquier cosa menos que a algo eterno y coetáneo de Dios: 

    A través de este mediador todas las cosas llegaron a ser. En contraste con Génesis 1: 1, la creación viene a la existencia, no directamente de Dios, sino del Logos. Esto se corresponde con la literatura sabiduría … No hay creación más allá del Logos. La totalidad de la Creación es su obra “( Ibid ).

    Por lo tanto, Becker no comprende su traducción entendiendo que el Logos era un ser creado. Cuando Becker dice que el Logos tiene una “naturaleza divina” y es una “persona divina” significa que el Hijo tiene la misma naturaleza eterna que “Dios”. Su énfasis en la distinción entre theos y ho theos es para protegerse contra el modalismo , no contra el Trinitarismo.

    18. Llegados a este punto, me resulta curioso que los TDJ usen la traducción alemana de Carl Gustav Curt Stage, 1907. Curioso porque, al igual que con los anteriormente mencionados, Stage no era experto en filología griega sino en teología (concretamente teología protestante). Y curioso porque, repito, llegados a este punto, pareciera que los TDJ buscan las opiniones de aquellos con los que comparten doctrinas similares (aunque no sean idénticas y se distancian en muchos puntos clave en su forma de entender el cristianismo). Stage fue un evangélico protestante y miembro de la Deutsche Protestantenverein (Asociación Protestante Alemana), contraria a los principios establecidos por la Iglesia Romana.

    19. Oskar Holzmann, 1926 ¿Qué criterios de traducción usó Holzmann para alterar por “Pensamiento” (“Gedanke” en alemán) al “Logos”? Posiblemente los mismos que para añadir el artículo “un”? Como explicamos anteriormente, los TDJ tendieron al uso de traducciones de teólogos alemanes protestantes para respaldar sus propias posturas (véase al siguiente también)

    20. Friedrich Rittenlmeyer, 1938, fue ¿adivinan? otro teólogo alemán. Y hasta ahí abarcan sus estudios en griego koine como traductor.

    21. Smit, 1960. Numerosos blogs de TDJ mencionan la traducción “y la palabra del mundo era un ser divino”. Tuvieron que recurrir, de nuevo, a la traducción alemana de un protestante: “verdensordet var et guddommelig vesen” (the word of the world was a divine being). Desconozco el tipo de conocimientos sobre griego koine que se le pueden atribuir a alguien que altera un texto al nivel que hace Smit, añadiendo incluso palabras que no figuran en las copias griegas, como “la palabra del mundo”. Algo sí que se demuestra tan solo en esa frase: a Smit no le preocupa la objetividad.

    22. Aquí el TDJ repite la misma cita del mismo autor que el punto 15: Schultz

    23. John (más bien Johann Amos) Crellius, Latin form of German, 1631 ¿Experto en griego koine? No discutiremos que probablemente tuviera los conocimientos de latín propios de su época, idioma usado para la lectura Bíblica y que este aprendió cuando ingresó en la escuela de latín en Přerov (del que luego fue profesor y rector). Pero este checo del siglo XVI era filósofo, pedagogo y teólogo. Para Crellus, la palabra es equivalente a la naturaleza, o ser; Es decir, que estaba en la naturaleza de Dios, o su modo de existencia era el de Dios, o era Divina. Este pensamiento teológico, que más tarde sería tomado por otros reformistas como Calvino, queda plasmado en su obra Naturall philosophie reformed by divine light, or, A synopsis of physicks (1651).

    24. Con el uso del Greek Orthodox /Arabic translation, 1983 , “la palabra estaba con Allah[Dios] y la palabra era un dios”  los TDJ, que hacen uso de un pensamiento unitario frente al trinitario, pretenden acogerse incluso al pensamiento islámico y a su traducción, interpretada en base a su propia teología. Cabría explicar aquí, como nota, algo que el cristiano común desconoce: que la historia de su cristianismo no fue jamás estable y lineal. Ya había discrepancias entre las posturas romanas y asiáticas, que duraron a lo largo de varios siglos y establecieron las bases para distintos tipos de ideas en cuanto a qué era theos y que era logos. La corriente árabe basó toda su teología en una concepción oriental contraria a la occidental romana. Por eso es habitual encontrar traducciones árabes con una postura favorable a la idea islámica en la que Jesús no es Dios sino simplemente un profeta o tipo de dios menor: quien ejecuta el plan divino.

    25. Robert Harvey Strachen suele ser otro de los citados por los TDJ.

    La referencia correcta para esta cita es Robert Harvey Strachen, The Historic Jesus in the New Testament , Student Christian Movement Press: London, 1931 (pag 187).

    Si uno lee los comentarios de Strachen en su contexto, se hace evidente que por “divino”, se está refiriendo exclusivamente a la naturaleza divina del Dios “verdadero”:

    “En estos él [el autor Hebreos] reveló que la preparación divinamente ordenada de Jesús para el cargo de Sumo Sacerdote.

    “Toda la historia de la vida de Jesús se vuelve a lanzar [Juan] y es reinterpretada como la manifestación en el tiempo del Logos eterno.

    “Tenemos en el mismo principio que el ‘logos’ era ‘en el principio’ y que él era un ser divino ( theos ).

    “La Palabra Eterna se ha pronunciado en sí, finalmente, en la persona histórica, Jesucristo … Sus palabras son “signos” de la presencia divina”

    Fuente: Strachen, p. 187.

    Strachen continúa diciendo:

    “Las palabras desnudas “yo soy” se ponen en la boca de Jesús en el dicho,”Antes que Abraham fuese, yo soy “, y es obvio que esta es una referencia a la expresión de Dios a Moisés en la zarza ardiente. Como el Logos, la Palabra divina, Jesús se pronuncia naturalmente a sí mismo ”

    Fuente: p. 189.

    Por lo tanto, mientras que las palabras de Strachen pueden ser tomadas fuera de contexto para justificar la prestación de Juan 1: 1c en la TNM , no se puede hacer lo mismo con el significado que le da Strachen. Strachen considera al “ser divino” del Logos un ser eterno, la Palabra divina, el “yo soy” de la zarza ardiente.

    26. Sobre John L. McKenzie.  En primer lugar, McKenzie afirma en la primera página de su artículo sobre “Dios” que el Dios de Israel es “un ser divino.” Se utiliza el término “ser divino” en referencia al monoteísmo judío como una referencia al “Dios Verdadero”. Por lo tanto, MacKenzie no está afirmando que el Logos sea “un dios” o una divinidad secundaria; él no está utilizando “un ser divino” en el mismo sentido en que lo usan los Testigos.

    En segundo lugar, McKenzie pertenece a una fuente de pensamiento crítico en la que el Pentateuco fue escrito por, como poco, 3 redactores; que habían dos Isaías (el último escribe cientos de años después del primero); que el judaísmo surgió del politeísmo pagano, que algunos nombres “puede” haber sido deidades menores del dios supremo del panteón semítico pre-judío; que Shaddai era un “dios de la montaña” supremo adorado antes de Abraham, etc. No obstante, simplemente porque sea liberal en su acercamiento a la Biblia no significa que McKenzie esté equivocado. Su idea sobre Juan 1:1 subyace de su comprensión del AT como una mezcla de varios sistemas de creencias teológicas: algunas firmemente monoteístas, algunas henoteístas y otras incluso politeístas.

    McKenzie entiende que con el “segundo Isaías” Israel había abrazado un monoteísmo rígido y está claro que él ve a Jesús en este contexto. Por lo tanto, su referencia a la Palabra (Logos) como “un ser divino” no puede interpretarse en el sentido en que a los Testigos les gustaría (el propio MCKenzie escribe en sus artículos que él ve a Jesús como la encarnación de Dios en la tierra y cita a Juan 20:28, Col 2:9 y otros versos en los que Jesús se llama ho theos o lo llama totalmente Dios en otros términos)

    27. Sobre las citas hacia Vine y Harris.

    A) WE Vine. Éstos son los comentarios de Vine en su totalidad:

    ” ‘y la Palabra era Dios’; aquí una doble tensión está en theos ., por la ausencia del artículo y por la posición enfática. Traducirlo literalmente, ‘un dios era la Palabra,’ es totalmente engañoso”

    Fuente: Vine, Vine’s Complete Expository Dictionary , “God”, p. 272

    “Literalmente” simplemente significa que “un dios” es posible desde el punto de vista de la gramática por sí solo; traducción “literal” no siempre presenta un carácter preciso, y otras traducciones “literales” son posibles, incluyendo la prestación tradicional (véase la entrada para Murray J. Harris a continuación).

    B) De Murray J. Harris los TDJ escogen la siguiente cita:

    “Desde el punto de vista sólo de la gramática, qeoV hn`o logoV podría resultar sin ‘la Palabra era un dios’ … Pero el contexto teológico, es decir, el monoteísmo de Juan, hace que esta traducción de 1:1c sea imposible” 

    Fuente: Harris , Jesús como Dios, p. 60.

    La objeción de Harris a la prestación TNM no se basa en la gramática, sino en su teología.

    En el “…” que añaden los TDJ en la cita anterior se puede leer lo que estos omiten:

    “al igual que, por ejemplo, si se tienen en cuenta únicamente las consideraciones gramaticales, umeiV ek tou tou patroV diabolou, este (Juan 8:44) podría significar ‘a la cual pertenece el padre de el diablo ‘ ”

    Fuente: Harris, Murray J. 1992.  Jesus as God: The New Testament Use of Theos in Reference to Jesus.  Grand Rapids, MI: Baker Book House.  (p. 60.)

    Por lo tanto, Harris demuestra que las posibilidades gramaticales no producen traducciones precisas. Lo que Harris dice es que:

    “no sería imposible, desde el punto de vista de la gramática por sí sola, traducir 1:1c como “Dios era la Palabra”

    Fuente: Harris, p 61.

    Cualquiera que lea el capítulo de Harris de Juan 1:1 verá que está a favor de la traducción tradicional (“La Palabra era Dios”), no sólo por razones teológicas (monoteísmo de Juan, por cierto, no de Harris), sino por unos fuertes motivos gramaticales y contextuales.

     

    La carrera hacia el ad populum

    Tanta citación por parte de la Watchtower parece más bien un intento por contrarrestar el hecho de que, como mencionamos anteriormente, ninguno de sus traductores citados era experto en traducción al griego, otros son puras descontextualizaciones, muchos otros citados no usaron su traducción en el mismo sentido en que lo usan los TDJ y otros muchos, cuando se comprueban directamente, ni si quiera lo tradujeron tal cual . A lo que se suma, como veremos más adelante, que las normas gramaticales de la filología griega clásica no les avalan. Por lo que a los TDJ sólo les queda, como recurso, enumerar todo tipo de traducciones presumiblemente favorables o parecidas a su concepción teológica. Cuantas más mejor; o al menos ese parece ser el argumento que intentan emplear para hacer ver que no sólo ellos piensan así. Una especie de carrera hacia una falacia ad populum sin ser conscientes de que cantidad no significa tener más razón.

    A los mencionados y explicados anteriormente se les suman otros. 4 Pueden ver una recopilación de todos ellos en este enlace, este otro y este otro.

    Ya habrán comprobado que, ni asumiendo sus descontextualizaciones citadas como válidas para ellos, ni si quiera en cantidad ganan.

    ¿Fidelidad con los “originales”?

    Habrán leído que anteriormente me refería a “traducciones incorrectas”, pues lo son. Ya no solo porque 1º. exista consenso académico al respecto (lo cual podría parecer un argumento de autoridad) o, como se ha demostrado, que 2º. los académicos citados por los TDJ estuvieran descontextualizados, sino porque, como veremos a continuación, lo que dice la copia manuscrita más antigua difiere, cuando se traduce usando las normas gramaticales, de lo que afirma la WT.

    También habrán leído “que poseemos”, pues no podemos hacer otro tipo de declaración que no sea el que todas las traducciones se basan en las copias más antiguas y no en los textos originales por lo que (como dije al principio y comenté en este otro artículo) saber qué decían los textos originales es imposible.

    Los manuscritos más antiguos son, repito, copias manuscritas de copias manuscritas, de copias manuscritas… Así que, insisto, no puede saberse qué decía realmente el texto original.

    Sabemos, gracias a que poseemos distintas copias de periodos distintos, que los amanuenses que las realizaron “pecaron” de cometer errores de todo tipo: algunos  intencionados y otros no. No voy a extenderme a explicar de nuevo la cantidad de adiciones, omisiones y modificaciones que estos copistas realizaron pues no es el tema de este artículo. Simplemente voy a detenerme a mostrarles por qué es absurdo el uso del ad verecundiam en el texto al que nos hemos referido en este artículo (Juan 1:1): uno de los más polémicos de la Watchtower y del cual estos se han servido de citas como apoyo.

    Lo cierto es que jemplos de alteraciones se han encontrado a lo largo de la historia de la crítica textual. John Mill, por ejemplo, encontró más de 30.000 variantes ya en el siglo XVII.

    Los TDJ afirman que no se han producido “alteraciones esenciales”:

    “Al ser el Códice Sinaítico uno de los manuscritos más antiguos en lengua original, no solo reveló que se habían conservado las Escrituras Griegas sin alteraciones esenciales”

    Fuente: La Ataya, 1997. Cómo nos llegó la Biblia. Tercera parte. pp. 11-12

    Sin embargo, en un estudio paleográfico realizado en el Museo Británico en 1938 se descubrió que el texto había sufrido numerosas correcciones: se identificaron al menos tres escribas distintos y se detecto la posibilidad de un cuarto. Se descubrió, además, que las primeras correcciones fueron realizadas por varios escribas antes de que el manuscrito saliera del scriptorium. Se descubrió que entre los siglos VI o VII e.c. se realizaron numerosas alteraciones: el texto había sufrido hasta 14.800 alteraciones; omitía 4000 palabras a la vez que añadía unas 1000; cambiaba de lugar y alteraba otras 3000 y contenía 1500 lecturas que no aparecían en ningún otro manuscrito.  El colofón al final del libro de Esdrás y Ester indica que la fuente de dichas alteraciones era «un manuscrito muy antiguo que había sido corregido por el santo mártir Pánfilo» (martirizado en el 309 d.e.c.). De ello se concluye, que estuvo en Cesarea Marítima en los siglos VI o VII. Las distintas formas de escritura pueden ser identificadas con cierta práctica, cosa que se hizo en dicho estudio. Además, cada uno tiene una ortografía distinta en cuanto a las vocales que a menudo escriben fonéticamente. Uno de ellos pudo haber sido un copista senior.

    Teniendo en cuenta eso, la costumbre a “armonizar” (expresión designada para denominar a la modificación de textos para que sean acordes con las doctrinas) que tenían todos los copistas y que la WT pormenoriza 2 : que la religiones basen sus doctrinas en lo que afirma su Biblia, fuente que usan para establecer sus “verdades”, es algo completamente falaz.

    Pero como la WT pretende hablar de originalidad, vayamos a ese texto concreto…

    ¿Poseemos el “original”?

    El uso de la palabra “original” refleja la tendencia de algunos religiosos por destacar cierta “fidelidad” y exactitud en sus traducciones y, con ello, en la credibilidad de sus doctrinas. Si hay algo que tiene en común toda denominación cristiana (y todo cristiano) es el de declararse a sí mismo como poseedor absoluto de “la verdad” y a sus contrarios como “herejes” o “calumniadores” (los TDJ son expertos en el uso de este ad hominem). Esto ya lo hacían los primeros cristianos (véanse todos los Adversus haereses – Contra las herejías- de todos los cristianos que desde el primer momento emplearon, tanto de occidente como de oriente, en las que todos se mencionaban a todos como tales).

    Lo cierto, a pesar de ese uso manido del término “original”, es que este uso es falaz: lo único que poseemos (como ya expliqué anteriormente, insisto) son copias, de copias, etc. por lo que la respuesta a la pregunta es no, no poseemos el original de ni uno solo de los evangelios.

    En el caso que nos ocupa como ejemplo por lo polémico que es para los TDJ, el papiro más antiguo que contiene Juan 1:1 es el P66 (Bodmer II, + fragmento: Inv. Nr. 4274/4298. Biblioteca Bodmeriana. Cologny, Suiza) y está datado paleográficamente en el año 200 e.c.: Victor Martin, profesor de filología clásica de la Universidad de Ginebra lo dató (en torno a 100 años después de que se escribiera el supuesto original de Juan) en un estudio paleográfico titulado como An Analysis of the Text of the Fourth Gospel in the Writings of Origen (Jared Anderson. Chapel Hill. pag. 11). El papiro (ver imagen abajo) contiene el capítulo 1 de Juan: concretamente desde Juan 1:1 hasta 14:15 (excluyendo el pasaje de Juan 6:12-35a).

    524px-Papyrus_66_(GA)

    Alguien, como ese TDJ (y como lo hace la Watchtower), podría argumentar que su TNM por lo menos es fiel como traducción a las copias. Puestos en este caso, deberíamos preguntarnos si son fieles a la traducción al griego de la cual se sirven: la traducción de Wescott y Hort.

    ¿Traducen correctamente a Wescott y Hort?

    Este es el texto de Wescott y Hortt

    ενG1722 PREP  αρχηG746 N-DSF  ηνG1510 V-IAI-3S  οG3588 T-NSM  λογοςG3056 N-NSM  καιG2532 CONJ  οG3588 T-NSM  λογοςG3056 N-NSM  ηνG1510 V-IAI-3S  προςG4314 PREP  τονG3588 T-ASM  θεονG2316 N-ASM  καιG2532 CONJ  θεοςG2316 N-NSM  ηνG1510 V-IAI-3S  οG3588 T-NSM  λογοςG3056 N-NSM 

    Que en su traducción literal al ingles traducen como:

    1:1 ΕΝInΑΡΧΗunto-a-firstingἦνit-wasthe-oneλόγος, “a-Forthee,” καὶandthe-oneλόγοςa-Fortheeἦνit-wasπρὸςtowardτὸνto-the-oneθεόν, “to-a-Deity,” καὶandθεὸςa-Deityἦνit-wasthe-oneλόγος. “a-Forthee.”

    Los TDJ mencionaba, como apoyo a su TNM esto:

    El Obispo Westcott, coproductor del texto de Westcott y Hort griego conocido de las Escrituras Cristianas, dice: “Es necesariamente sin el artículo definido la medida en que se describe la naturaleza de la Palabra y no identifica a su persona.” (Tomado de la página 116 de un libro idioma de griego del Nuevo Testamento , por el Profesor CFD Moule, 1953 ed.).

    Fuente: De facilitar la comprensión de la Biblia , p. 919, en apoyo de la prestación de NWT Juan 1: 1

    En la TNM, de hecho, mencionan en sus Notas:

    (4) “Un dios.” Gr.: the·ós, en contraste con ton The·ón, “el Dios”, en la misma oración; J17,22(heb.): we’·lo·hím, “y dios”. Para una consideración de “un dios”, véase Ap. 6A.

    Estos recurren a su traducción apelando a su Apéndice 6A. El problema, como hemos mostrado anteriormente, es que dicho apéndice se basa en citaciones erróneas que culminan, como colofón, con que ni si quiera el autor de la traducción en la que se basaron para su TNM, B. F. Westcott coincidía con ellos:

    “The predicate (God) stands emphatically first, as in v.24. It is necessarily without the article (theos not ho theos) inasmuch as it describes the nature of the Word and does not identify His Person… No idea of inferiority of nature is suggested by the form of expression, which simply affirms the true deity of the Word.”

    Fuente: The Gospel According to St. John (Eerdmans, 1958 reprint), p. 3.

    Aquí están los comentarios de Westcott en su totalidad:

    “On the other hand it needs to be recognized that the Fourth Evangelist need not have chosen this word-order, and that his choice of it, though creating some ambiguity, may in itself be an indication of his meaning;  and Westcott’s note (in loc.), although it may require the addition of some reference to idiom, does still, perhaps, represent the writer’s theological intention: ‘It is necessarily without the article (theos not ho theos) inasmuch as it describes the nature of the Word and does not identify His Person.  It would be pure Sabellianism to say “the Word was ho theos“.  No idea of inferiority of nature is suggested by the form of the expression, which simply affirms the true deity of the Word. Compare the converse statement of the true humanity of Christ v. 27 (hoti hious anthropou estin…).'”

    Fuente: Moule, p. 116 (énfasis añadido)

    Ni Moule ni Westcott, de quien usan su traducción los TDJ, apoyaban la representación de la TNM de Juan 1:1c.

    Pueden ver el texto íntegro (Juan 1:1-14) con más claridad aquí:

    P66

    Las cien primeras páginas de la serie Bodmer se publicaron en por primera vez en 1956 y en 1958 se publicaron las 46 restantes.

    El texto con la frase en cuestión es:

    Juan 1,1-s

    Nestle GNT 1904
    Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ Λόγος, καὶ ὁ Λόγος ἦν πρὸς τὸν Θεόν, καὶ Θεὸς ἦν ὁ Λόγος.

    Westcott and Hort 1881
    ΕΝ ΑΡΧΗ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

    Westcott and Hort / [NA27 variants]
    ΕΝ ΑΡΧΗ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

    RP Byzantine Majority Text 2005
    Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

    Greek Orthodox Church 1904
    Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ Λόγος, καὶ ὁ Λόγος ἦν πρὸς τὸν Θεόν, καὶ Θεὸς ἦν ὁ Λόγος.

    Tischendorf 8th Edition
    Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος.

    Scrivener’s Textus Receptus 1894
    Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν Θεόν, καὶ Θεὸς ἦν ὁ λόγος.

    Stephanus Textus Receptus 1550
    Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος

      Nota: las traducciones escriben el texto con minúsculas. Sin embargo, las minúsculas no se emplearon hasta el siglo VIII dec.

    La traducción literal del griego empleado en el texto sería la que puede verse en esta tabla:

    Strong’s Transliteración Griego

    Inglés

    Español Morfología
    1722 [e]

    En

    Ἐν

    In [the]

    En (el) Prep

    746 [e]

    archē ἀρχῇ beginning principio N-DFS
    1510 [e]

    ēn

    ἦν

    was fue V-IIA-3S

    3588 [e]

    ho

    the

    la Art-NMS
    3056 [e]

    Logos

    Λόγος, Word, Palabra N-NMS

    2532 [e]

    kai καὶ and y Conj
    3588 [e] ho the la Art-NMS

    3056 [e]

    Logos

    Λόγος

    Word Palabra N-NMS

    1510 [e]

    ēn

    ἦν

    was

    fue V-IIA-3S

    4314 [e]

    pros

    πρὸς

    with

    con Prep

    3588 [e]

    ton τὸν   Art-AMS
    2316 [e]

    Theon

    Θεόν,

    God,

    Dios N-AMS

    2532 [e]

    kai

    καὶ

    and y Conj
    2316 [e] Theos Θεὸς God Dios N-NMS
    1510 [e] ēn ἦν was fue V-IIA-3S
    3588 [e]

    ho

    the la Art-NMS

    3056 [e]

    Logos

    Λόγος.

    Word. Palabra N-NMS

    Cuya traducción interlineal, en Wescott y Hort (GWH+), puede verse a continuación:

    Juan 1:1  εν G1722:PREP En αρχη G746:N-DSF principio ην G1510:V-IAI-3S estaba siendo ο G3588:T-NSM la λογος G3056:N-NSM Palabra και G2532:CONJ y ο G3588:T-NSM la λογος G3056:N-NSM Palabra ην G1510:V-IAI-3S estaba siendo προς G4314:PREP hacia τον G3588:T-ASM a el θεον G2316:N-ASM Dios και G2532:CONJ y θεος G2316:N-NSM dios ην G1510:V-IAI-3S estaba siendo ο G3588:T-NSM la λογος G3056:N-NSM Palabra

    1º.- ἐν ἀρχῇ. In the beginning (en el principio)

    Los TDJ ignoran, o por lo menos no lo mencionan, que en el evangelio de Juan el autor comienza con la expresión griega  ἀρχή (arché),  un pesher (un tipo de misdrash o “explicación”), que el autor emplea para evocar al origen del Universo haciendo referencia a Génesis 1:1 que también comienza con dicha expresión ( ενG1722 αρχηG746 ), por lo que este sitúa al Logos al mismo nivel que al Theos.

    2º.- ἦν. was (fue)

    El Logos ya existía, según el autor del texto. Si el autor hubiera querido decir que el Logos había venido a la existencia, habría empleado γίγνεσθαι que traducido al inglés significa ‘to come into being.’

    3º.- ὁ λόγος. the Word (la Palabra). Para el autor del texto, y en esto no hay discusión, el Logos es Jesús.

    4º.- καὶ . (y) lo cual marca que es una frase copulativa.

    5º.- ο λογος ην. the word was (la palabra era/estaba)

    6º.- πρὸς τὸν θεόν Tal y como explica W. Barclay: Cuando se usa un nombre en griego, casi siempre se le antepone el artículo determinado. La palabra para Dios es theós, y el artículo determinado correspondiente es ho. Cuando se habla de Dios en griego, no se usa solamente theós, sino ho theós. Ahora bien, cuando no se usa el artículo determinado con un nombre, ese nombre se usa como adjetivo. Juan no dijo que la Palabra era ho theós, lo que habría querido decir que la Palabra era el mismo que Dios. Dijo que la Palabra era theós -sin artículo definido, lo que quiere decir que la Palabra era, podríamos decir, del mismo carácter y cualidad y esencia y ser que Dios. Cuando Juan dijo que la Palabra era Dios, no estaba diciendo que Jesús es el mismo que Dios, sino que Jesús es lo mismo que Dios.

    7º. καὶ (y) explicado anterirmente.

    8º. Θεὸς ἦν ὁ Λόγος (Dios estaba siendo la Palabra). Ta y como lo explica Robert Hanna: El hecho de que Θεός no tiene artículo no transforma la palabra en un adjetivo (base para la argumentación de aquellos que lo traducen como “divinidad”). Es un predicado nominal cuyo sujeto es λόγος. Una regla muy universal en el griego del N.T. es que, cuando un predicado nominal precede a un verbo, ese sustantivo carece de artículo definido. Las consideraciones gramaticales, por tanto, no requieren que necesariamente haya un significado doctrinal en la omisión del artículo, porque es simplemente un asunto relacionado con el orden de las palabras (cuando aparece una forma del verbo copulativo, no se usa el artículo con el predicado nominal, a menos que se pueda intercambiar con el sujeto. E uso de ὁ θεός ἦν ὁ λόγος hubiera dado apoyo al sabelianismo [comp. el comentario sobre el v. 4 y la construcción similar en 1Jo_4:16 -R767). Cuando el artículo aparece con el sujeto y el predicado nominal, ambos son definidos, y se tratan como idénticos, y son intercambiables (comp. el v. 1): la vida era la luz.

    TNM Juan 1:4: “En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres”

    Griego Juan 1:4: y η G3588:T-NSF la ζωη G2222:N-NSF vida ην G1510:V-IAI-3S estaba siendo το G3588:T-NSN la φως luz

    Misma construcción gramatical en Juan 1:1 que en Juan 1:4 (y sin embargo los TDJ no lo traducen como “era una luz”)

    θεος ην ο λογος

    ζωη ην το φως

    Sobre el uso del artículo y el contexto

    El idioma griego koiné tiene sólo el artículo definido: con la indefinición se indica la ausencia del artículo (denominada como construcción “sin artículo”). El único idioma cercano en época que contiene tanto el artículo definido como el indefinido era el copto sahídico (s. III d.e.c), pero esta traducción (además de lo explicado anteriormente) se hizo específica y probablemente para contrarrestar la filosofía trinitaria (para ver sobre esto, clic aquí), promovida por, entre otros, Tertuliano (en Trinitas y en Apologeticum XXI) y la cual este defendía en su Adversus Praxeam II.

    Raro, al mencionar este tema, es no encontrarse en foros y webs esta cita para justificar la adición de un artículo indefinido cuando ni se debe, ni es necesaria. Lo hicieron con George William Horner sacando de contexto sus declaraciones (véase más arriba) y lo hacen también con Tomas O. Lambdin:

    El erudito Thomas Lambdin explica: “El empleo de los artículos coptos, tanto el definido como el indefinido, se corresponde estrechamente con el uso de los artículos en inglés” (Introduction to Sahidic Coptic). Y en líneas generales puede decirse lo mismo del español.

    Fuente: The Watchtower, 11/1/2008, p. 25

    Lo primero a tener en cuenta es que la WT corta la mitad de una frase. Lambdin continua diciendo que:

    “las únicas excepciones a esta correspondencia general se indican en las siguientes clases cuando sea apropiado”

    Fuente: Introduction to Shahidic Coptic. Lambdin, p. 5.

    El autor WT no cita ¿curiosamente? a este estudioso al 100% de manera precisa y le da al lector casual la impresión de que en realidad Lambdin respalda la traducción “un dios”, cuando no lo hace.  

    En segundo lugar, Lambdin solamente está hablando en general de la correspondencia, no entra en detalles exhaustivos. Es cierto que Lambdin no define específicamente el artículo indefinido como “cualitativo”; pero esto es de esperar de alguien que escribe un texto introductorio (algunas gramáticas griegas introductorias tampoco llegan a ese nivel). Por eso es mejor consultar una gramática más avanzada sobre esta materia, leyendo como por ejemplo a Bentley Layton (ver el artículo de George Horner ).

    Véase además a Brian J. Wright y Tim Ricchuiti, “De Dios (QEOS) a Dios (NOYTE)” (El Diario de Estudios Teológicos , NS, Vol. 62, Pt 2, octubre de 2011).

    Lo que los TDJ no explican, cuando usan la traducción copta sahídica, es que tampoco poseemos los originales (posiblemente producidos en el siglo II d.e.c.) sino una copias, de copias,… de los siglos III y IV d.e.c de dicha traducción. Por lo que no podemos comprobar si en dichas traducciones los copistas sahídicos, al igual que sucedió con las copias de griego koiné a koiné en muchos otros casos conocidos, hubo alteraciones o no.

    Tampoco explican que el autor de Juan posiblemente fuera gnóstico, por tal y como está elaborado el mismo, siendo este un dualista gnóstico en el cual se considera a Yahvé como demiurgo y a Jesús como Sophia (el Logos o Palabra).

    Y mucho menos explican que recurrir a traducciones posteriores a otros idiomas es incoherente cuando se poseen textos en el idioma original (el koiné). Uno solo debe recurrir a este tipo de traducciones si no queda más remedio (cuando no se poseen fuentes más cercanas al original). No es el caso.

    Como expliqué, en el griego koiné, el griego usado por los evangelistas, no existe el artículo indefinido (un, uno, una) por lo que añadirlo en algunos casos es rematadamente tendencioso. El artículo neutro τον (G3588), pronunciado como “ton” (singular, masculino acusativo), que se define como “el, la y lo” se suple comúnmente.

    Cabría preguntarse por qué el afán de los TDJ por no querer suprimirlo y añadir como traducción a la frase “un”, cuando a lo largo del evangelio su autor dedica no pocos pasajes a afirmar que Dios y Jesús son lo mismo:

    Juan 10:30  εγωG1473 P-1NS  καιG2532 CONJ  οG3588 T-NSM  πατηρG3962 N-NSM  ενG1520 A-NSN  εσμενG1510 V-PAI-1P  (GWH+)

    Que incluso en su TNM se refleja como tal:

    “Yo y el Padre somos uno”.

    Esto, por supuesto, no sirve para la doctrina que promulgó Charles T. Russell, que es hacia donde va encaminado el propósito de su traducción en Juan 1:1.

    En tercer lugar: En sus referencias, descontextualizan torticeramente las epístolas de Pablo (léase la nota de la TNM “k  Rom 12:5; 1Co 1:10; Gál 3:28; 1Jn 1:7”) interpretando que estas varían el significado de Jesús cuando este afirma que Dios y él son la misma cosa (sustancia). El problema es que referencias de texto en Juan donde se deja claro que tanto Logos como Theos son la misma sustancia, se reparten por doquier a lo largo del evangelio: 

    Juan 1:1,2: Al principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios.  El estaba al principio en Dios.

    Juan 5:17: Pero El les respondió: Mi Padre sigue obrando todavía, y por eso obro yo también.

    Juan 5:23: Para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre, que le envió.

    Juan 8:58: Respondió Jesús: En verdad, en verdad os digo: Antes que Abraham naciese, era Yo.

    Juan 14:9: Jesús le dijo: Felipe, ¿tanto tiempo ha que estoy con vosotros y no me habéis conocido? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: Muéstranos al Padre?”

    Juan 14:23: Respondió Jesús y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y en él haremos morada.

    Juan 16:14-15: EL me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo dará a conocer. Todo cuanto tiene el Padre es mío; por esto os he dicho que tomará de lo mío y os lo dará a conocer.

    Juan 17:10:  y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío, y yo he sido glorificado en ellos

    Juan 17:21: para que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y Yo en ti, para que también ellos sean en nosotros, y el mundo crea que tú me has enviado.

    Pueden verse referencias como:

    the Word: en Joh_1:14; 1Jo_1:1, 1Jo_1:2, 1Jo_5:7; Rev_19:13
    with:  en Joh_1:18, Joh_16:28, Joh_17:5; Pro_8:22-30; 1Jo_1:2
    the Word was:  en Joh_10:30-33, Joh_20:28; Psa_45:6; Isa_7:14, Isa_9:6, Isa_40:9-11; Mat_1:23; Rom_9:5; Phi_2:6; 1Ti_3:16; Tit_2:13; Heb_1:8-13; 2Pe_1:1 *Gr: 1Jo_5:7, 1Jo_5:20

    Cabría preguntarse por qué los TDJ traducen Juan 1:1 con el artículo “un” ( “era un Dios” ) en su TNM y en Marcos 15:39 traducen el texto sin el artículo5:

    “Ahora bien, cuando el oficial del ejército que estaba de pie allí donde lo tenía a la vista vio que había expirado en estas circunstancias, dijo: “Ciertamente este hombre era Hijo de Dios”.

    Relegando la no inclusión del artículo en dicho texto a una mera nota como excusa ante su errónea traducción en la que se afirma:

    (2) O: “un hijo de Dios”; o: “un hijo de un dios”.

      ¿Por qué no excluyen el artículo “un” en Juan 1:1 y en Marcos 15:39 si? Y con respecto a su nota ¿Están los TDJ tratando de decir que significa exactamente lo mismo “hijo de Dios” que “de un Dios”?

    TNM: Ahora bien, cuando el oficial del ejército* que estaba de pie allí donde lo tenía a la vista vio que había expirado en estas circunstancias, dijo: “Ciertamente este hombre era Hijo de Dios

    Griego: υιοςG5207 N-NSM  ηνG1510 V-IAI-3S  θεουG2316 N-GSM 

    Griego: θεος G2316:N-NSM dios ην G1510:V-IAI-3S estaba siendo ο G3588:T-NSM la λογος G3056:N-NSM Palabra

    Posiblemente porque sería absurdo dentro del contexto del relato. En Marcos 15:34 se narra: 

    Y a la hora nona Jesús clamó con voz fuerte: “É·li, É·li, ¿lá·ma sa·baj·thá·ni?”, que, traducido, significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”

    Que continúa con:

    Y algunos de los que estaban de pie cerca, al oírlo, empezaron a decir: “¡Miren! Llama a Elías”.
    Pero uno corrió, empapó una esponja en vino agrio, y, poniéndola en una caña, le daba de beber, diciendo: “¡Déjen[lo]! Veamos si Elías viene a bajarlo”.

      El contexto de a qué dios se refiere está absolutamente claro. No se refiere a “un Dios” indefinido sino al judío (Yahvé).

      En epístolas como Filipenses 2, además, se deja bien clara que Jesús tiene la condición de Dios, no de “un Dios”:

    5  Entre ustedes tengan la misma actitud del Mesías Jesús:
    6  El, a pesar de su condición divina, no se aferró” a su categoría de Dios;

    O en Romanos 9:5 cuya traducción deja, aun si cabe, más claro el concepto de quien es Jesús para los autores neotestamentarios:

    “Cristo, el cual es Dios.”

    O en Tito 2:13, cuando este dice claramente que para ellos es “nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” que los TDJ traducen, para que sea acorde con su visión, como “la gloriosa manifestación del gran Dios y de[l] Salvador nuestro, Cristo Jesús”, cuando en la Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures no aparece la palabra “del”, así como no aparece “sea” en Romanos 9:5 cuando estos la incluyen en su versión del TNM:

    a quienes pertenecen los antepasadosm y de quienes [provino] el Cristo según la carne:n Dios,ñ que está sobre todos,* [sea] bendito para siempre. Amén.

    Lo mismo con 2 Pedro 1:1  “nuestro Dios y Salvador Jesucristo“. La TNM añade otra vez la palabra “del” para separar Dios de Jesucristo: pero tampoco aquí aparece “del” en su texto griego.

    Lo curioso es que en 2 Pedro 1:11, tal y como señalan Wayne Partain y Bill H. Reeves, la construcción gramatical es idéntica con la del versículo 1:1 pero en esta no añáden el artículo “del”.  La única diferencia entre ambos versículos es que en 1:1 Pedro dice Dios, y en 1:11 dice, Señor. Si en el versículo 11 no debe añadirse la palabra “del” entonces no hay razón alguna para que se añada en 1:1. Por lo que los propios TDJ son quienes se están contradiciendo a sí mismos en este caso.

    Curioso como que en 1 Juan 5:20 dejarán el texto tal cual “Y estamos en unión con el verdadero, por medio de su Hijo Jesucristo. Este es el Dios verdadero y vida eterna.” sin añadir o modificar nada. ¿No se darían cuenta? ¿O algún problema de comprensión lectora afectó a su visión sesgada basada en su propia teología?

    Descontextualizar dicho texto (Juan 1:1, entre otros) además daría como resultado que, en vez de tener un monoteísmo cristiano, tendríamos como poco un henoteísmo o incluso un politeísmo. 6

    Corolario

    La verdad es que hay pocas cosas más ambiguas que la cristología. Cada autor de los evangelios copiaba al anterior y modificaba según su propia visión; cada copista copiaba, valga la redundancia, y modificaba bajo mismo criterio que el anteror (uno propio); cada traductor hacía idem y, por si todo esto no fuera suficiente, cada creyente religioso que leía (y lee) el resultado final de todo lo anterior “interpreta” según su propia visión.

    Que la Watchtower va a su aire sin contar con la opinión académica, haciendo traducciones e interpretaciones propias, es algo que se puede ver en la traducción de Juan 1:1, como se ha demostrado en este artículo, así como puede verse en su interpretación de Levítico con respecto a la sangre o incluso en su propio nombre apelando a una traducción incorrecta del tetragramaton hebreo YHWH como Jehová en vez de Yahvé. 3

  • No se puede alegar que una traducción es más fiel a un original, si no se tiene un original para constatarlo.
  • No se pueden escoger aquellas traducciones que son más acordes con la ideología de uno para mezclarlas con otras si aceptadas en un único libro para promover una doctrina.
  • No se puede presumir de una buena traducción si esta contiene errores.
  • No se pueden usar argumentos ad verecundiam para dar apoyo y credibilidad a la versión que uno elige y mucho menos citando a dicha autoridad de forma parcial o descontextualizada un texto.
    • Y no se pueden usar argumentos ad populum citando a muchas traducciones para sostener una postura, y mucho menos cuando estas no reflejan dicha postura, o habiendo incluso muchas más sosteniendo lo contrario, sin razonar el porqué estas lo hacen de tal forma refutando los argumentos esgrimidos por tales traducciones.

      De existir Jesús, es obvio que este no habría sido un dios (llámese Yahvé o como se prefiera), pero tergiversar un texto traduciéndolo mal y traduciendo mal las declaraciones de quien afirmó que si lo era para dar apoyo a dicha declaración, es falaz y deshonesto.

     

    Referencias:

    Para encontrar fácilmente la información sobre las declaraciones de los Testigos de Jehová con respecto a sus Apéndices de su Traducción del Nuevo Mundo, he decidido subrayarlos con distintos colores:

    Para sus menciones al Apéndice 2A.

    Para sus menciones al Apéndice 6A.

     

    *. Cómo obra de referencia, los TDJ a menudo mencionan la Anchor Bible, en este caso el Anchor Bible Dictionary, escogiendo una cita en referencia a la traducción sahídica como apoyo a su elección de esta traducción en Juan 1:1 frente a la obvia traducción directa del griego koiné. Véase la nota de la WT aquí:

    Nos referimos al copto sahídico. El copto se hablaba en Egipto durante los siglos inmediatamente posteriores al ministerio terrestre de Jesús, y el sahídico era un dialecto literario de dicho idioma. Hablando sobre las traducciones bíblicas más antiguas en copto, cierta obra especializada señala: “Como la LXX [Septuaginta] y el NT [Nuevo Testamento] se tradujeron al copto durante el siglo III, la versión en esta lengua está basada en mms. gr. [manuscritos griegos] mucho más antiguos que la inmensa mayoría de los testimonios existentes” (The Anchor Bible Dictionary).

    Fuente: THE WATCHTOWER NOVEMBER 2008 ¿La Palabra era “Dios”, o “un dios”?

    El problema es que dicha cita no obedece al contexto que se remarca en la Anchor Bible, ni corresponde con una traducción empleada por la Serie Anchor, que, como podemos ver a continuación, traduce el texto como “the Word was God”:

    Juan 1,1

    De hecho, esto es algo que se recalca en las Nota de la Anchor:

    Notas 3

     

    El versículo 1c “fue Dios”  ha sido una asignatura de discusión prolongada porque es un texto crucial perteneciente a la divinidad de Jesús. No hay artículo antes de theos como lo hay en 1b. Algunos explican esto con la simple regla gramatical de que los sustantivos predicados son generalmente sin artículo (BDF, I 273) sin embargo, mientras que theos es más probable el predicado, dicha norma no se sostiene de manera necesaria para una declaración de identidad como, por ejemplo, en la fórmulae “yo soy.. ”  (Juan xi 25. xiv 6- con el artículo). Para preservar en Inglés los diferentes matices de theos con y sin el artículo, algunos (Mofatt) tradujeron como “la Palabra era divina”. Pero esto parece demasiado débil; y, después de todo, ya hay en griego un adjetivo para “divino” (theios) que el autor opta por no utilizar. Haenchen, p. 31388, objeta a este último punto porque piensa que tal adjetivo suena a griego literario no está en el vocabulario de Juan. La NEB parafrasea la línea: “Lo que Dios era, la Palabra era”; y esto es ciertamente mejor que “divino”. Sin embargo, para un lector cristiano moderno cuyo fondo trinitario le ha acostumbrado a pensar en “Dios” como un concepto más grande que “Dios Padre”, la traducción “la Palabra era Dios” es bastante correcta. Esta lectura se ve reforzada cuando se recuerda que en el Evangelio en su estado actual, la afirmación de que 1 es casi seguro que la intención de formar una inclusión con xx 28 donde, al final del Evangelio,Tomás confiesa a Jesús como “Dios mío” (ho theos mou). Estas declaraciones representan la respuesta afirmativa de Juan a la carga hecha contra Jesús en el Evangelio que él estaba haciéndose a sí mismo Dios (X 33, v 18). Sin embargo, debemos reconocer que entre el prologo “La Palabra era Dios” y la posterior confesión eclesiástica de que Jesucristo era “Dios verdadero de Dios verdadero” (Nicea), hubo un marcado desarrollo en términos de pensamiento y una problemática filosófica diferente.

    Algo que no se hace jamás en traducción, cuando se traduce un texto de un idioma al propio (en este caso el inglés) es usar una traducción al anterior a otro idioma cuando se posee el texto con el idioma “original” (en este caso la copia más antigua).

     

    1. Uno de los argumentos más usados por los TDJ es que su Biblia, su Traducción del Nuevo Mundo, es la más fiel y exacta que el resto de traducciones. Cuando uno les pregunta sobre esto y les informa sobre la inexistencia de los originales como para poder hablar de fidelidad al “original”, estos recurren a hablar de que son los más exactos a las copias. De hecho, en su web también lo hacen. El problema está en que en su misma web, además de hacer eso, también se dedican a dejar estas afirmaciones:

    Es fiel al mensaje original. Los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo se han esmerado en reflejar fielmente el mensaje que Dios transmitió a los escritores bíblicos (2 Timoteo 3:16).

    Fuente: ¿Es exacta la Traducción del Nuevo Mundo?, web oficial de los TDJ.

    Exactitud. Hay traducciones de la Biblia que no transmiten con exactitud el mensaje original. Por ejemplo, una de ellas vierte Mateo 7: 13 como sigue: “Entren por la puerta angosta, porque la puerta y el camino que llevan al infierno son anchos y grandes”. Ahora bien, el pasaje original no dice “infierno”, sino “destrucción”. Al parecer, los traductores creían que los malvados son atormentados eternamente en el infierno. Pero la Biblia no apoya esa idea. Por ese motivo, la Traducción del Nuevo Mundo dice “destrucción”, tal como en el original.

    Fuente: ¿Tienen los Testigos de Jehová su propia Biblia? web oficial de los TDJ.

    2. La Watchtower, como excusa para sostener su doctrina, necesita justificar el ad verecundiam y el ad antiquitatem con el que (como cualquier otra religión) han educado a sus fieles. Por eso podemos observar artículos como el que dedican para explicarnos que sus textos son fieles a los originales a pesar de que no poseen ni uno solo como para poder comprobarlo (A3, How the Bible Came to Us).

    3. Véase la respuesta de B. D. Ehrman a un testigo aquí explicando cual es la pronunciación correcta.

    4. Siempre mantengo que quienes mejor critican a los religiosos son los mismos religiosos, de otras denominaciones o religiones. En este caso, y para saber más sobre todos los citados por la WT, Robert Hommel en su web www.forananswer.org dedica un artículo completo sobre este tema (ver aquí) y sobre las citas concretas sobre la traducción de Juan 1:1. Para los perezosos, dejo el cuadro donde este los recopila (excluyendo los ya nombrados), pues no son pocos los académicos que han sido citados por los TDJ en pro de su iglesia y de su traducción, sobre todo en Juan 1:1:

    William Barclay

    BDAG

    Hans-Jürgen Becker  

    Steven T. Byington

    Vivian Capel

    Lant Carpenter

    William D. Chamberlain

    E.C. Colwell

    Frederick Danker

    C.H. Dodd

    Johannes Greber

    S.G. Green

    Ernst Haenchen

    Phillip B. Harner

    Murray J. Harris

    Robert Harvey (Strachen)

    Herman Heinfetter

    George Horner (Coptic New Testament)

    C. Houtman

    George Howard

    A.N. Jannaris

    Felix Just

    Thomas O. Lambdin

    William Loader

    Jon Madsen

    Julius R. Mantey

    Eilat Mazar

    John L. McKenzie

    James Moffatt

    C.F.D. Moule

    Archbishop Newcome

    Andrews Norton

    AM Perry

    JD Phillips

    Joseph Priestley

    A.T. Robertson

    Johannes Schneider

    Siegfried Schulz

    William Carey Taylor

    Vincent Taylor

    Rijkel ten Kate

    John Thompson  

    C.C. Torrey

    W.E. Vine

    J. W. Wenham

    Paul Wernle

    B.F. Westcott

    Allen Wikgren

    Benjamin Wilson

    Robert Young

    5. Pueden ver un artículo académico sobre el polémico artículo indefinido de Juan 1:1 y Marcos 15:39 en Qualitative Anarthrous Predicate Nouns: Mark 15:39 and John 1:1 de Philip B. Harner. Journal of Biblical Literature. Vol. 92, No. 1 (Mar., 1973), pp. 75-87

    6. Lo cierto es que el monoteísmo abrahámico fue creado con el judaísmo post-exiliar. En los textos hebreos del Tanaj se refleja que la creencia, antes de tal tendencia hacia la centralización del culto, era el henoteísmo (se creía en más deidades mesopotámicas pero Yhvh era la principal, suprema y la única a la que se debía adorar). El cristianismo no partió de ese henoteísmo sino del monoteísmo judío del siglo I. Aunque se puede percibir en él conceptos sacados del politeísmo heleno (e incluso, mejor dicho, grecorromano). Pero esto es negado por las iglesias cristianas (aunque a nivel académico sí figuren referencias y todos los padres del cristianismo dejaran bien claro dicho acopio de ideas helenas). Se pueden ver el los propios textos neotestamentarios con el uso de expresiones como Hades, Tártaro, demonios, ángeles, etc. Conceptos que no existían en el judaísmo y que el cristianismo incorporó.

    Cabría preguntarles a los TDJ, teniendo en cuenta esto, si son monoteístas, henoteístas o politeístas.

  •  

    Fuentes:

    Todas las fuentes se incluyen en el propio artículo.

    Además, como soporte, se pueden consultar todas las pubicaciones de la Wathtower en esta web: http://avoidjw.org/


    Comentarios

    La Traducción del Nuevo Mundo: falacias de autoridad de los Testigos de Jehová por doquier — 1 comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    *