InicioOtras religionesHinduismoCosas a las que la religión se opuso por “demoníacas” o “herejes”: el cero

Comentarios

Cosas a las que la religión se opuso por “demoníacas” o “herejes”: el cero — 5 comentarios

  1. El mito: en los últimos 20 años se ha puesto de moda afirmar que la Iglesia medieval prohibió utilizar el número cero. Christopher Hitchens, el activista ateo así lo decía. Según James Hannam , historiador experto en la tecnología y cultura medieval, el origen del mito parece ser el escritor Charles Seife, autor de Zero: The Biography of a Dangerous Idea. Seife dice que la Iglesia medieval prohibió cero, pero no ofrece la menor prueba ni fuente, ya sea primaria o secundaria. El origen de la supuesta prohibición clerical estaría en que Aristóteles negaba la posibilidad de vacío. Curiosamente, Seife reconoce que en 1277, el arzobispo de París declaró expresamente que Dios podía haber creado el vacío como muestra de su omnipotencia. Seife también niega el papa Silvestre II, considerado el introductor de los números arábigos en la Cristiandad, utilizase alguna vez el número cero. Este mito ha sido repetido en el libro 1.491 New Revelations of the Americas Before Columbus de Charles Mann; según Mann las autoridades eclesiásticas de Padua prohibieron el número cero en 1348. Medidas similares se habrían tomado en Florencia en el siglo XII para evitar el uso de cifras infieles procedentes de tierras sarracenas.
    ¿Qué sucedió realmente?
    James Hannam ha estudiado este mito y no ha podido encontrar el menor indicio de prohibición ya sea del cero o de la numeración arábiga. Hannam examinó libros de texto de matemáticas del Renacimiento, entre muchos otros, un manuscrito de 1508 de un catedrático de matemáticas de la universidad de Cambridge. Todos utilizaban el cero. Desde el siglo XIII como mínimo el uso del cero y la numeración arábiga se generaliza. Juan de Sacrobosco, agustino y astrónomo, lo utiliza en sus obras matemáticas. Y como señala Hannam, cuando se imprimió en 1488 su obra De Algorismo aparecía el cero para calcular los enteros positivos. Si es cierto que el uso del ábaco retraso la sustitución de la numeración romana por la arábiga entre los comerciantes. Pero ni rastro de prohibición o condena de la numeración arábiga o cifras como el cero por parte de autoridades eclesiásticas o seculares.
    Conclusión: no existe el menor indicio de la prohibición del cero o cualquier otro guarismo arábigo por parte del clero medieval. Es un mito anticristiano aparecido en los últimos 20 años. Back to Zero: A Word from the Author of 1491 http://christiancadre.blogspot.com.es/2005/11/back-to-zero-word-from-author-of-1491.html
    Did the Church ban zero? Continued. http://bedejournal.blogspot.com.es/2005/11/did-church-ban-zero-continued.html

    • Nos viene con que James Hannam examinó un manuscrito de 1508 de un catedrático de matemáticas de la universidad de Cambridge. Todos utilizaban el cero. y que Desde el siglo XIII como mínimo el uso del cero y la numeración arábiga se generaliza.” ¿Se da cuenta que los argumentos que usted emplea no están discutiendo, ni refutando, lo que yo he expuesto en este artículo? ¿Se da cuenta de que en el mismo artículo explico eso mismo? Estaría genial que si viene a discutir lo que digo, en vez de hacer copy&paste de artículos que ya leí, tuviera opiniones propias. Por no mencionar que su único argumento es recurrir a una cita de autoridad para ensalzar la opinión de Hannam explicándonos que este examinó libros de texto de matemáticas del Renacimiento como si el resto, contrarios a Hannam, no lo hubieran hecho también.

      Lo gracioso es que a Hannam se le acusa desde hace años de ser parcial, debido a que es un ferviente católico que omite datos en pro de su afición a hacer apologética cristiana. Charles Freeman dedicó un artículo bastante amplio a desmenuzar la obra de Hannam y explicar “Por qué God’s Philosophers no mereció ser preseleccionado para el premio de la Royal Society“, tildándolo ya en su titular de esta forma:

      “El libro de James Hannam es una buena lectura, pero presenta una visión distorsionada del período medieval y el desarrollo de la ciencia que se ajusta a su agenda católica.”

      Lo irónico de Hannam es que se queja de que el argumento central de Seife carece de razones cuando él tampoco las tiene.

      La próxima vez que vaya a una web a argumentar sobre algo procure no hacerlo en una web donde ya le hayan prohibido el acceso.

      • Charles Freeman es un buen divulgador pero no es un investigador; James Hannam aparte de un doctorado en Física es historiador profesional y lleva años investigando sobre fuentes primarias. Es interesante la replica de Hannam a Freeman : https://bedejournal.blogspot.com/2011/01/hannam-v-freeman-collected-works.html La opinión de un ateo sobre Freeman : https://www.goodreads.com/review/show/166420733 Debo señalar otra cosa, no es la primera vez que se acusa de cosas absurdas ala Iglesia Católica. No hay duda que la Leyenda Negra ha difundido mentiras absurdas sobre la Historia de España y la Iglesia medieval. Pero estos mitos anticlericales (y, con frecuencia, antiespañoles) no sólo se acaban demostrando falsos. En ocasiones son auténticos dislates: falsedades como que la Iglesia creía en una Tierra Plana, que en el año Mil llegaría el Juicio Final profetizado en el Apocalipsis o que los Padres de la Iglesia negaban que las mujeres tuviesen alma . Otras leyendas negras hablan hasta de “mecanoclastia” o tendencias luditas; como una supuesta prohibición del ferrocarril en los estados pontificios promulgada por los papas Gregorio XVI Y Pio IX. Hace ya 20 años el periodista Pepe Rodríguez usó un documento falso para escribir su grotesco libro «Mentiras fundamentales de la Iglesia católica». Y eso sin hablar sobre tópicos falsos relativos a (inexistentes) interdicciones clericales sobre la anestesia obstétrica, la vacuna de la viruela, el pararrayos,la disección de cadáveres…

        • Charles Freeman es un buen divulgador pero no es un investigador; James Hannam aparte de un doctorado en Física es historiador profesional y lleva años investigando sobre fuentes primarias.

          Aparte del ad hominem del que se hace acopio ¿tiene usted algo más que decir de lo que afirma Freeman en ese artículo sobre Hannam? Pues no. De hecho, como no puede discutir sobre los puntos concretos que analiza Freeman de la obra de Hannam, lo único que nos trae es la opinión del propio Hannam y la de Tim O´Neill: ni eso, ya que este simplemente copia la opinión de Hart. Hecho por el cual el propio Freeman le contesta en ese mismo hilo de comentarios en su “review” (por llamar de alguna forma a la simple descalificación que le hacen a Freeman), criticando que Hart demuestra hablar sobre una obra que ni se ha leído. Y es que, señor católico, da igual que O´neill sea ateo (¿a caso cree que por serlo su defensa sobre un católico como Hannam vale más?), pues este no hace ni una sola reseña de la obra de Freeman sino que simplemente se dedica a despotricar contra él usando únicamente juicios de valor ¡anda! ¡justo lo que usted hace!

          En una cosa sí que tiene razón (parcialmente): fue interesante la discusión. Pero es que Hannam no respondió a la última crítica de Freeman. El propio Hannam lo cuenta en ese artículo que usted ha pasado:

          Seguidamente cruzamos espadas en el blog de Tim O’Neill, Armarium Magnum, en el verano de 2009. Tim escribió una crítica muy crítica de El cierre de la mente occidental (el enlace de Tim que usted ha pasado) y, una vez más, respondió Freeman.

          God’s Philosophers fue lanzado en agosto de 2009, pero Freeman no produjo su propia crítica hasta octubre de 2010. Pesó unas impresionantes 17,000 palabras. Respondí un par de semanas después. El propio Freeman luego escribió una respuesta a mi respuesta .

          Freeman continuó la conversación por un tiempo en Butterflies and Wheels donde parece haber adquirido un nuevo club de fans. En cuanto a mí, estoy deseando que llegue su libro sobre reliquias, Holy Bones, Holy Dust en unos meses.

          O sea, que no. Sigue sin cuestionarse la opinión de Freeman sobre la obra de Hannam y lo único que veo son sus opiniones sobre él. Un Hannam que, por cierto, demuestra en muchas ocasiones, pese a su currículum académico, no saber de qué habla o por lo menos opinar sesgadamente cuando tiene ocasión. Como por ejemplo cuando en su respuesta a Freeman poco más que dice que el avance científico, la aparición de la ciencia moderna”, se debió a la falta de libertad:

          “Por mucho que los antiguos griegos disfrutaran de la libertad intelectual (aunque Sócrates probablemente estaría en desacuerdo sobre este punto), no lograron lanzar la ciencia moderna. Tampoco se veían remotamente como si fueran a ir. Todo esto debería alertarnos sobre el hecho de que el empirismo y el racionalismo, por elogiosos que sean, no son en sí mismos condiciones suficientes para que la ciencia progrese. Cualesquiera que sean esas condiciones (y sugiero que la metafísica cristiana podría haber proporcionado algunas de ellas), estuvieron ausentes en la antigua Atenas y Alejandría pero presentes en la Europa occidental cristiana.”

          O cuando, para ensalzar la aparición de su querido cristianismo católico, después de denigrar a toda la filosofía natural, expone como ejemplos de “avances” (¿gracias al cristianismo?) el arado pesado o la rotación de cultivos:

          “El capítulo uno de Filósofos de Dios proporciona una pequeña historia de la Edad Media temprana (aproximadamente 500 a 1000 d. C.) También muestra cómo se produjo una revolución agrícola en Europa en esta época cuando se adoptaron el arado pesado, la rotación de cultivos y la potencia.”

          La rotación de cultivos ya era usada en tiempos de la antigua Roma y no es hasta el siglo XVII cuando se produce una verdadera revolución en cuanto a la agricultura, entre otras materias. De hecho es a partir de que el catolicismo empieza a perder la hegemonía (desde el siglo XV) cuando, casualmente, se empiezan a producir todas las revoluciones que dieron paso al mundo moderno que conocemos hoy día: literarías, artísticas, ganaderas, industriales,… “Mundo moderno” que, por si a usted se la ha olvidado, siempre fue criticado por su querido catolicismo (me sobran tratados y encíclicas como ejemplo). Ya ni hablemos de que la “ciencia moderna” no nace gracias al cristianismo sino a las aportaciones de científicos como el árabe Alhacén (por su método para investigar) en el siglo XI o aquellos que fundaron en 1665 la primera revista científica (de revisión por pares).

          Debo señalar otra cosa, no es la primera vez que se acusa de cosas absurdas ala Iglesia Católica. No hay duda que la Leyenda Negra ha difundido mentiras absurdas sobre la Historia de España y la Iglesia medieval. Pero estos mitos anticlericales (y, con frecuencia, antiespañoles) no sólo se acaban demostrando falsos. En ocasiones son auténticos dislates: falsedades como que la Iglesia creía en una Tierra Plana, que en el año Mil llegaría el Juicio Final profetizado en el Apocalipsis o que los Padres de la Iglesia negaban que las mujeres tuviesen alma . Otras leyendas negras hablan hasta de “mecanoclastia” o tendencias luditas; como una supuesta prohibición del ferrocarril en los estados pontificios promulgada por los papas Gregorio XVI Y Pio IX. Hace ya 20 años el periodista Pepe Rodríguez usó un documento falso para escribir su grotesco libro «Mentiras fundamentales de la Iglesia católica». Y eso sin hablar sobre tópicos falsos relativos a (inexistentes) interdicciones clericales sobre la anestesia obstétrica, la vacuna de la viruela, el pararrayos,la disección de cadáveres…

          ¿Nos puede decir qué tiene que ver todo eso con lo que reflejo en este artículo? De nuevo, nada. Pero como férreo católico que usted es, educado en los argumento falaces de siempre, lo único que tiene es esto: una necesidad de comentar cada vez que ve un artículo crítico con su querida secta. Y mencionar cosas a las que ya le contesté en otras ocasiones (como su queja de Pepe Rodríguez), siguiendo con el tuntún apologista al que nos tiene ya acostumbrado. Ya le dije que no le admitiría ningún comentario más. Ya me he saltado esto para responderle a estos dos: ha malgastado los únicos dos cartuchos que le quedaban.

  2. Puede que tenga mucha “leyenda negra” alrededor pero no pocas cosas que ha hecho la Iglesia en el pasado cómo destruir gran parte de escritos de la era clásica, sólo conservando los que le interesaban, por no hablar de persecuciones religiosas y más recientemente las lavanderías de la Magdalena en Irlanda y los incontables casos de abusos a niños, por no hablar de lo que nunca se llegó a saber por pasar cuando la Iglesia tenía mucho más poder que hoy, son muy reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  • Responsable ateoyagnostico.com
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.ateoyagnostico.com/aviso-legal/.

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola