Por lo tanto, cuando adscribe a sus dioses la producción de algún fenómeno… ¿está él, en realidad, haciendo algo más que sustituir la oscuridad de su propia mente por un sonido que le han acostumbrado a escuchar con un temor reverente? Barón d’Holbach, “Système de la Nature” (1770)

Perdiendo la fe en la fe (Losing faith in faith)–Dan Barker

Perder la fe en la fe (Perdiendo la fe en la fe) registra el dramático viaje de Dan Barker desde un devoto cosechador de almas hasta ser uno de los librepensadores más prominentes de América. Tras diecinueve años de predicar siguiendo su llamamiento a los quince años que incluye su trabajo como misionero, ministro ordenado, pastor asociado, evangelista itinerante y compositor e intérprete cristiano Dan Barker perdió la fe en la fe.

Índice de contenido

Piensa en ello…

La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia. Amos Bronson Alcote
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

2011-01-13_211032

Perder la fe en la fe (Perdiendo la fe en la fe) registra el dramático viaje de Dan Barker desde un devoto cosechador de almas hasta ser uno de los librepensadores más prominentes de América.
Tras diecinueve años de predicar siguiendo su llamamiento a los quince años que incluye su trabajo como misionero, ministro ordenado, pastor asociado, evangelista itinerante y compositor e intérprete cristiano Dan Barker perdió la fe en la fe.

600_7213007dan-barker-300x273

Dan Barkeres un reconocido ex evangelista y músico cristiano estadounidense que renunció a su religión y se declaró abiertamente ateo. En la actualidad es un militante a favor de la secularización de la sociedad norteamericana.

Barker nació en 1949 y ya a la edad de 15 años destacaba como predicador protestante. Obtuvo un título de religión en la Azusa Pacific University y la ordenación como ministro en 1975. Ejerció su ministerio en una iglesia y fue misionero en México dos años pero en 1984 anunció abiertamente su decisión de ser ateo. El ex predicador argumentó que la lectura fue uno de los mayores motivos para convencerse de las equivocaciones del dogma religioso.

600_7359467600_7213009

Desde su renuncia, Barker se ha convertido en un activo militante por la secularización de la sociedad norteamericana. Fue director de la Fundación para la Liberación de la Religión, de 1987 a 2004.

Barker es un prolífico escritor y entre sus obras destacan:

Perdiendo la fe en la fe: De Predicador a ateo(1992),

Quizás si, Quizás no: Una guía para el joven escéptico(1990) y

Quizás correcto, quizás errado: Una guía para jóvenes pensadores (1992).

Hoy Barker, Director de Relaciones Públcas de la Freedom From Religion Foundation, Inc, representa con frecuencia al librepensamiento en el circuito de talk-shows y en apariciones personales por todo el país.

El Libro

En Perder la fe en la fe, Barker explica por qué dejó el ministerio. También ofrece un análisis definitivo y convincente de por qué rechaza la creencia en dioses y la afirmaciones de la religión. Explora las falacias, inconsistencias y el daño de la doctrina cristiana y del dogma teísta. En su lugar, presenta una invocación atractiva y compasiva del librepensamiento, la razón y el humanismo.

Perder la fe en la fe es a la vez un desafío para los creyentes y un arsenal para los escépticos.

Índice de contenidos

Introducción
Prólogo: cambié de idea
I Perder la fe
1. Anunciar la buena nueva
2. Ondas: de la fe a la razón
3. Simplemente perdí la fe en la fe
4. Apoyándose en las premisas
5. De marciano a terrícola
6. Cuando todas las cosas me ayudaron a bien
7. Ministros que he conocido
8. Algunos errores
II Mi encuentro con el librepensamiento
9. Por qué soy ateo
10.Conceptos imprecisos
11.La gran evasión
12.¿Y si te equivocas?
13.Sin la menor duda
14.La regla del pulgar
15.No le resulta borroso?
16.Una discusión con amplitud de miras
17.Refutar a Dios
18.¿Qué es un librepensador?
19.Querido teólogo
20.Omni-acuoso
III Re-examinando el Buen Libro
21.Fuera de contexto
22.Círculos cuadrados
23.Contradicciones bíblicas
24.No dejes piedra sin mover
25.Profecía
26.Examen cruzado
27.Se ha escrito un crimen
28.¿En defensa de la familia?
29.Querido creyente
IV La crítica del cristianismo
30.Bañado en sangre
31.¿Gozo cristiano?
32.Confía en ti
33.Diseños cristianos
34.Fe ciega
35.Meras aafirmaciones
36.Sin reservas
37.La edad de la inconsciencia
V Anunciar la mejor nueva
38.En la guarida del león
39.Buenos días, América
40.Habitaciones libres de biblias
41.El librepensamiento en Donahue
42.El muro inamovible
43.Étnica sin Dios
44.Reventar
45.Periodismo en el Cinturón de la Biblia
VI Separando el Estado de la Iglesia
46.¿Qué hay en una frase?
47.Tradición
48.El coste de la libertad
49.¿Qué es la navidad para un no creyente?
VII Desenmascarar la moralidad cristiana
50.¿La biblia es una buena guía moral?
VIII ¿Historia o mito?
51.Jesús: ¿historia o mito?
IX Una pareja que no cayó del cielo
52.Una pareja que no cayó del cielo

 

Compra online:

(libro en inglés)

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

18 comentarios

  1. Gracias por compartir aquella obra creo que la descargué desde aquí hace algún tiempo, la he leído y es sumamente aconsejable para la juventud que cree ver en la entrega a la manipulación religiosa y el fundamentalismo algún sentido o consuelo ante la realidad que enfrenta, ante todo por ve viene desde una persona que habla con conocimiento de causa y que vivió gran parte de su vida consumida por la religión.

    PD: Dan Barker no es un ex «sacerdote» como lo caracterizas en su «carta dirigida al creyente»

    saludos

    1. Hola vasiliazaitsev.

      Dan Barker es un expredicador evangelista. Realizan prácticamente las mismas funciones que un sacerdote con la única diferencia en que este ultimo podía celebrar sacrificios (actualmente solo son rituales simbólicos en los que no perece ningún animal o persona).
      Actualmente ambos términos han adquirido un significado parecido. Los sacerdotes ya no ofrecen sacrificios y solo se encargan de difundir lo dicho en los libros supuestamente sagrados en misa, que es lo mismo que hacen los predicadores en sus iglesias evangelistas.

      Para mi, y por orden de aparición: patriarca, brujo, chamán, sacerdote, predicador, pastor y ministro son exactamente lo mismo. Solo el paso del tiempo y las propias aspiraciones de cada uno (junto con sus movimientos políticos y el cambio sociocultural) han hecho que se diferencien con respecto a algunos temas, pero la función principal de cada uno de ellos es exactamente la misma: contar cuentos e historias mitológicas e intentar convencer a la gente de que esas historias y las leyes que se ofrecen en ellas son una verdad absoluta. (leyes que, entre otras cosas, están destinadas a dotarles de cierta superioridad y a beneficiarles materialmente)

      La iglesia católica se ha apoderado del término «sacerdote» pero para nada le pertenece. Ya existían «sacerdotes» en mesopotamia y en Egipto milenios antes de que apareciera incluso el judaísmo.

      Saludos.

  2. Ah! sí güey, no hay rollo. Yo hablaba que en el uso cotidiano al menos por acá el término se usa casi exclusivamente para referirse a un pinche cura católico.

    Oye ateoyagnostico, ¿sabes sobre se pueden encontrar digitalizados esos otros escritos de Dan Barker, en inglés o español?

    Gracias de antemano.

    Saludos.

    Supongo que revisas antes de publicar, es que no veo ninguna advertencia que me diga algo así: tu mensaje será publicado tras revisión y no sé si realmente se envió, por si acaso no, te lo mando otra vez, hasta luego. Y bendiciones!!

    1. Hola vasilizaitsev

      Supongo que te refieres a los libros Quizás si, Quizás no: Una guía para el joven escéptico y Quizás correcto, quizás errado: Una guía para jóvenes pensadores de Dan Barker. De momento lo unico que he encontrado es en ingles. Pero cuando los encuentre los incluiré en la web.

      No lo pone pero si que reviso todos los comentarios.

      Saludos.

  3. !!!Gracias por este espacio de dignidad y de razón!!!
    Espero que, alguna vez, superemos la edad media y la inquisición: todavía los ateos tenemos que vivir en la clandestinidad. Solo nos podemos distinguir por nuestra ética.

  4. No es dureza de corazón o pasiones malignas lo que conduce a ciertos individuos al ateísmo, sino más bien una escrupulosa honestidad intelectual. Steve Allen.

  5. Le falto poner que se siente vivir sin Dios y sin propósitos en la vida vivir por vivir y luego morir el fin de una existencia sin propósito

    1. Señora Diana. Es muy sencillo demostrar qué se siente: lo mismo que vivir sin vampiros, unicornios y pitufos.

      Con respecto a lo del propósito ¿Le parece poco propósito vivir?

    2. Cuando tú nos digas qué se siente repitiendo como un loro argumentos absurdos cristianos basados en prejuicios y la ignorancia propia de quien necesita creer que el propósito en la vida debe, exclusivamente, ser el de esclavo de un personaje imaginario y literario cuando en realidad es de una secta que te pide servirles hasta tu muerte, darles dinero y apoyo idológico a cambio de simples placebos emocionales y promesas que no pueden demostrar para después de esa muerte 😉

  6. Me siento muy identificado no dominó muchas palabras en inglés desearía contar con más literatura en español y de Corazón gracias por la ayuda que me brindan con su experiencia saludos Chris.

  7. Hola.
    He visto, he oido a tantas perosnas negar su fe, por la influencia de de algunos que se muestran autoridades en negar la realidad de Dios, por sus experiencias, que al final se convirtio en su más grande negocio. de pobre predicador, a rico apostata. Es lo que evidencia este mal llamado ex- cristiano.
    Mi Historia es diferente y verdadera, en pocas palabras. En la Escula,sobre todo en el colegio y aún más en la niversida, los profesores de ciencias. Sean estos de Biología,de Filosofía, Psicologia, y otros hicieron todo lo posible por que los estudiantes negaran la realidad de un Dios. Afirmaban que la Fe era un elemneto para ignorantes. Que eramos producto de un proceso evolutivo, apartir, digo yo: de un engrudo con suerte. Que como seres biologicos debiamos atisfacer nustras necesidades sexuales. Nos hicieron leer los libros de Marx, otros sobre la evolución de darwin. en fin tenian como proposito, convencernos, para negar la fe en un Dios de amor, creador, y más. A penas tenia 13 años y todo lo que me decian y leia, no me convencian. Me generaban dudas, pero no quebrantaban mi fe, en un Dios de amor, de hecho todo los libros que debia leer, me dejaban un basio. Hay que reconocer que eran muy convincentes, pero sus vida smorales eran miserables. A todos los que les convencian de convertirse en ateos, les llevavan a los prostibulos, por que no tenian que temer a ningún Dios. MI testimonio es que luego de varios años de estar sometidos a estas enseñanzas ateas y seudo cientificas. Nunca negue la realidad de Dios, pero si dejaron muchas pregntas por responder hoy ya resueltas. Hoy luego de 56 años de vida y de estusios profundo en ciencia , en leyes, politica y telogia. Declaro que El Dios de la Biblia y la Biblia mismo es una realidad y dice la verdad. Es más luego de ejercer mi profeción por varios años y leer y estudiar la Biblia y otros libros de ciencia, antiguos y acuales, quedo más conevencido que lo que la Biblia enseña es verdad. Que Jesucristo es una realidad, no un mito. Y luego de todo mi traginar con tanta gente atea. Sirvo a Dios. Y muchos amigos mios que en el colegio y universidad se hicieron ateos, hoy son grandes cristianos y aun pastores y pedicadores. Asi, que lo que lo que esribe DAn. B. Solo me recuerda atantos farsantes engañados por su propio orgullo y viven una mentira.

    1. «He visto, he oido a tantas perosnas negar su fe, por la influencia de de algunos que se muestran autoridades en negar la realidad de Dios, por sus experiencias, que al final se convirtio en su más grande negocio. de pobre predicador, a rico apostata. Es lo que evidencia este mal llamado ex- cristiano. «

      1º.- La fe no se «niega»: se tiene o no se tiene.
      2º.- ¿»autoridad en negar la realidad de dios»? Me da a mi que es usted de estos que no saben diferenciar realidad de ficción.
      3º.- Si yo niego las afirmaciones de religiosos no es por «mi experiencia» sino porque no sólo no aportan evidencias sino que contrarían a todo el conocimiento científico con tales afirmaciones. Si quieren que les hagan caso, menos pedir confianza ciega en ustedes (fe) y más demostrar aquello que afirman.

      Por último, que yo sepa, nadie se ha hecho rico al hacerse apóstata. Pero rico haciéndose predicador a costa de la ignorancia y/o debilidad emocional de los más pobres… tome unos cuantos ejemplos más. ES un hecho antropológico que los cuenta cuentos, los narradores de leyendas, obtienen mayores beneficios. Como también un hecho que los que los cuestionamos somos los más perseguidos. Pero bueno, es que a ustedes la realidad y la «evidencia» les importa una mierda. Así que…

      «Mi Historia es diferente y verdadera, en pocas palabras

      Claro, no como lo de los demás. 😉

      «En la Escula,sobre todo en el colegio y aún más en la niversida, los profesores de ciencias. Sean estos de Biología,de Filosofía, Psicologia, y otros hicieron todo lo posible por que los estudiantes negaran la realidad de un Dios. Afirmaban que la Fe era un elemneto para ignorantes. Que eramos producto de un proceso evolutivo, apartir, digo yo: de un engrudo con suerte. Que como seres biologicos debiamos atisfacer nustras necesidades sexuales. Nos hicieron leer los libros de Marx, otros sobre la evolución de darwin. en fin tenian como proposito, convencernos, para negar la fe en un Dios de amor, creador, y más. A penas tenia 13 años y todo lo que me decian y leia, no me convencian.«

      Malvados profesores, que querían enseñarle cuando tenía 13 años Biología y Filosofía… ¡Y encima le dijeron que tener confianza ciega hacia algo es de ignorantes! ¿¡Pero qué sabrán ellos!? ¿eh? Pero usted fue más fuerte con sus creencias religiosas (los que las promulgan no adoctrinan) y no le convencieron. Por eso viene aquí a exponerse como ejemplo de alguien a quien la «Escula» y la «niversida» no le ha afectado intelectualmente en nada ¡Diga que sí!

      «Me generaban dudas, pero no quebrantaban mi fe, en un Dios de amor, de hecho todo los libros que debia leer, me dejaban un basio. Hay que reconocer que eran muy convincentes, pero sus vida smorales eran miserables. A todos los que les convencian de convertirse en ateos, les llevavan a los prostibulos, por que no tenian que temer a ningún Dios

      Eso, eso ¿¡Pero qué se habrán creído esos maestros y profesores, que no le aportan nada emocionalmente!? Las cosas son ciertas o no en función de si esto le causa un «basio» emocional o no, no en función de si se aportan estudios y luego se revisan por pares acreditados. ¿El método científico? ¿Reflexionar como se hace en filosofía? Eso es para gente con «sus vida smorales… miserables». 😉 Usted está demostrando ser más fuerte que el conocimiento verificable y el pensamiento crítico ¡no se rinda!

      «MI testimonio es que luego de varios años de estar sometidos a estas enseñanzas ateas y seudo cientificas. Nunca negue la realidad de Dios, pero si dejaron muchas pregntas por responder hoy ya resueltas. Hoy luego de 56 años de vida y de estusios profundo en ciencia , en leyes, politica y telogia. Declaro que El Dios de la Biblia y la Biblia mismo es una realidad y dice la verdad.«

      Y se nota… Se nota una barbaridad que usted ha leído y es un hombre culto. Su testimonio es la prueba de qué produce la religión. 😉

      «Es más luego de ejercer mi profeción por varios años y leer y estudiar la Biblia y otros libros de ciencia, antiguos y acuales, quedo más conevencido que lo que la Biblia enseña es verdad. Que Jesucristo es una realidad, no un mito

      Sí. Desde luego… Por cómo escribe, por esa tremenda habilidad que tiene para expresarse, se nota que ha dedicado años a leer mucho (yo no sé el qué, sinceramente, pues todos los libros de divulgación científica y Journals académicas le llevan la contraria). Saber escribir bien, como usted lo hace, es una de las peculiaridades de aquellos que leen mucho.

      Que en su querida Biblia existan estas incoherencias, contradicciones, errores matemáticos, errores históricos y geográficos, anacronismos y este tipo de relatos absurdos es secundario.

      Usted siga así y no se deje engañar por nosotros, los malvados ateos, y siga haciendo casos a los predicadores. Esos no le engañan, ni quieren que usted sea un ignorante para así poder manipularlo más fácilmente, ni ya mucho menos quieren su dinero. Y lo de que lo que usted crea sean mitos porque se ajustan a la definición de mito es secundario. Así como que las fuentes de la religión no valgan y se contradigan.

      «Y luego de todo mi traginar con tanta gente atea. Sirvo a Dios. Y muchos amigos mios que en el colegio y universidad se hicieron ateos, hoy son grandes cristianos y aun pastores y pedicadores. Asi, que lo que lo que esribe DAn. B. Solo me recuerda atantos farsantes engañados por su propio orgullo y viven una mentira

      Pues es curioso e irónico que diga que sus amigos «ateos» se hicieron «pastores» y «predicadores» (aunque queda mejor eso de «pedicadores»), en un artículo de Dan Barker, uno de los fundadores de The Clergy Project. A lo mejor es que no sabe que en su religión hay predicadores que no creen que exista dios alguno. Por si no percibe la ironía, tienen ustedes a gente que no cree que exista dios alguno predicándoles que sí existe y ni se han dado cuenta.

      El argumento del «mira, este era X y ahora es Y» es que ya lo tenemos muy trillado. Si yo le entiendo: debe ser, de todas formas, bastante desesperante y frustrante ver que en todos los estudios y encuestas que se publican cada año (tanto aquí en España, como en el resto del mundo, incluso en los países árabes) el número de quienes creen lo mismo que usted baja a la par que sube del de aquellos que no lo creen. Pero ¿qué quiere que le diga? Usted, de todas formas, no se desanime y siga insistiendo con la doctrina que le han inculcado, y déjese de complicaciones (como estudiar decenas de asignaturas, prepararse para exámenes tediosos y aprenderse fórmulas, teorías científicas y qué dijeron determinados filósofos). ¿Para qué quiere hacer caso usted, que es tan inteligente y culto, a licenciados y doctorados? Es más, si ve un paper publicado y revisado ¡huya! eso es de «Satanás». Es mucho más fácil aprenderse lo que dijeron unos pastores seminómadas en la prehistoria y confiar ciegamente en lo que estos creían y afirmaron por escrito en una serie de textos. Menos quebraderos de cabeza, que tanto tocho enciclopédico y material didáctico (¡malvados profesores!). ¿Tanto conocimiento? ¡fuera! Es siempre mejor que otros piensen por uno y que le digan qué tiene que hacer y cómo tiene que pensar. Siga así. 😉

  8. hola deseo adquirir el libro «perdiendo la fe en la fe» ya sea en inglès o españo, me podria ayudar, vivo en la ciudad de Mexico gracias

  9. Es interesante poner atención a cada opinión. Agradezco leer opiniones y me queda la idea de que los ateos o agnósticos se escudan tras su creencia de que son » los otros» quienes deben debemos su creencia y no ellos su propia creencia. ¿Alguien ha podido demostrar cientificamente la existencia o la inexistencia de Dios? ¿Alguien ha podido demostrar cientificamente que Jesús no resucitó o que resucitó? Existen evidencias históricas de que quienes no creían en la resurrección de Jesús aseguraban que sus discípulos ocultaron el cadáver y evidencias históricas de que esos discípulos fueron capaces de dejarlo todo y dieron testimonio con su vida de que resucitó. Unos encuentran razonable fiarse de quienes aportaron una versión , otros de la otra. Tal y como escribe el biofísico y teólogo inglés , Alister McGrath: «Hay científicos que son cristianos, hay científicos que son ateos y hay científicos que sostienen toda clase de perspectivas políticas, sociales y éticas de vida. Y es que así son las cosas: la ciencia no presupone ninguna opinión religiosa, política o social concreta».

    1. «Es interesante poner atención a cada opinión. Agradezco leer opiniones y me queda la idea de que los ateos o agnósticos se escudan tras su creencia de que son » los otros» quienes deben debemos su creencia y no ellos su propia creencia.«

      ¿»Su creencia»?

      1º.- Para empezar, es un principio de lógica básaica (y yo diría que hasta de honestiad intelectual) el hecho de que el onus probandi recae siempre en quien realiza la afirmación positiva. No en quien duda de ella o la niega.

      affirmanti incumbit probatio

      ei incumbit probatio qui dicit, non qui negat

      Tano es así que, por suerte para los derechos fundamentales, esto se llevó a derecho legistativo ya desde la época del Imperio Romano. De hecho apelar a justo lo contrario es caer en una probatio diabolica. Y ya no es que sea algo que se use a nivel jurídico sino que es algo en lo que se basa precisamente la ciencia: es quien sostiene una hipótesis quien debe evidenciar. De ahí que se necesiten aportar estudios revisados. LLeva siendo así desde antes de que la «ciencia» se llamara como tal y se denominaba como «filosofía natural». Que usted lo desconozca, pese a que lleva explicándose en Filosofía desde hace siglos ya es problema suyo. De ahí que su siguiente pregunta sea ya, de partida, una falacia de petitición de principio:

      «¿Alguien ha podido demostrar cientificamente la existencia o la inexistencia de Dios?«

      Aún estamos esperando, después de milenios, a que los que afirman que existe esa deidad existe lo demuestren. Eso, dado lo que ya le he explicado antes, respondería a su pregunta. Pero si quiere añado esa pregunta y su siguiente:

      «¿Alguien ha podido demostrar cientificamente que Jesús no resucitó o que resucitó?«

      Y le contesto con otra pregunta: ¿Ha estudiado usted algo de ciencias? Y se lo pregunto porque, si lo ha hecho, ya debería saber que en sus preguntas se implica la violación de los conocimientos de Física, Química y Biología, entre otras, que poseemos. Estaré encantado que quienes afirman existe y usted nos demuestren la posibilidad de saltarlelas. Porque llevamos ya unos cuantos siglos en dichas materias y en medicina como para saber que quienes sostienen afirmaciones como las bíblicas están mintiendo. Quizá se pudiera justificar a quienes antes de que supieramos cómo funciona la física, la química y la biología creyeran a los charlatanes que se inventaron esos cuentos, pero creo que ya hemos avanzado bastante como para negar esas supersticiones que gente interesada en llenarse los bolsillos a costa de la ignorancia intentan mantener.

      «Existen evidencias históricas de que quienes no creían en la resurrección de Jesús aseguraban que sus discípulos ocultaron el cadáver y evidencias históricas de que esos discípulos fueron capaces de dejarlo todo y dieron testimonio con su vida de que resucitó.»

      Está usted usando la palabra «evidencia» de forma bastante torticera. Y lo que afirma es falso:

      1º.- ¿Sabe lo que es un argumento circular? ¿Un razonamiento circular o una falacia circular? No existe fuente alguna de la época de gente afirmando eso. No hay, de hecho, ni una sola mención a Jesús en ni un solo escrito ni romano, ni griego, ni judeo durante todo el siglo I e.c. El único autor que relata eso que usted usa como «evidencia» es el autor de Mateo, que es a su vez la única fuente que menciona la existencia de Jesús. Un autor del que se sabe que, junto con el autor de Lucas, copian al autor de Marcos y escriben entre el 75 ec. y el 85 ec. Su «evidencia» equivale a afirmar que Spiderman es culpable de numerosos delitos porque le acusa J. Jamieson. Su hipótesis, que es de sobra conocida, solo se formula por vez primera en la misma fuente donde se afirma que existió tal personaje.

      y 2º.- Mejor no hablemos de sus «discípulos», que esto le deja aún más en ridículo.

      Se lo voy a explicar de otra forma, por si acaso todavía no lo ha entendido: una «evidencia» de la resurrección de Jesús sería que los más de 80 autores conocidos de la época, de los cuales decenas vivieron en Judea y durante ese siglo I ec. hubieran confirmado algo de lo que a finales de ese siglo afirmaron los autores de los evangelios. Lo que ha aportado usted para confirmar lo que se afirma en los evangelios es algo que se afirma en esos evangelios.

      «Unos encuentran razonable fiarse de quienes aportaron una versión , otros de la otra.«

      Si con «versión» se refiere a lo que sostiene anteriormente, es que parte usted, como ya he explicado, de un error de base: está usted tomando realmente una sola versión: la que dieron los autores de los evangelios. Lo que debería ahora es aportar fuentes seculares que la corroboraran. Y espero que no me venga con las típicas: el testimonio interpolado en las obras de Flavio o las declaraciones sobre qué piensan los cristianos, del siglo II ec., de boca de Tácito, Plinio y Suetonio. Porque resulta ya hasta ridículo.

      De lo que sí hay «versiones», por cierto, es de los evangelios. Por si no lo sabe, ya se lo explico yo, desde que un cristiano se puso a recopilar todos los fragmentos de papiro neotestamentario más antiguos para hacer una bíblia lo más fielmente posible al «original» que no existe y se encontrara con más de 30.000 variantes en los textos hasta ahora, ya llevamos más de 800.000 variantes. Por si no sabe qué significa esto: su cristianismo se fabricó los evangelios a la carta, tanto que no se tiene forma de saber qué pudieron decir los originales por vez primera cuando se escribieron a finales del siglo I ec. Quizá se pregunte por qué digo que no quedan copias de aquello que se escribió en los años 70 si menciono que se escribieron en ese año. Para más «inri» la datación a la que me refiero es ecdótica. Es por lo que se dice en los textos. Porque no existe ni un solo papiro neoestamentario del siglo I ec. Todos son del siglo II ec en adelante.

      A lo mejor es que no se ha planteado usted todo esto. De momento, se nota por su comentario que no ha investigado primero y luego razonando en base a ello. Ha venido aquí simplemente con el argumentario típico cristiano: sí, esa justificación de «los testimonios acusadores de robo del cadaver» no es nueva.

      «Tal y como escribe el biofísico y teólogo inglés , Alister McGrath: «Hay científicos que son cristianos, hay científicos que son ateos y hay científicos que sostienen toda clase de perspectivas políticas, sociales y éticas de vida. Y es que así son las cosas: la ciencia no presupone ninguna opinión religiosa, política o social concreta».«

      La cita de autoridad es ¿por? Las creencias personales o falta de ellas importan un carajo a nivel científico. Lo que importan son las evidencias. Y estas «los científicos» las aportan en estudios que deben ser revisados por pares en journals especialidadas. La ciencia no funciona a base de opiniones. La ciencia es una herramienta metodológica para obtener certezas sometiendo a prueba las hipótesis planteadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta