Negar a Dios será la única forma de salvar el mundo. Friedrich Nietzsche

Alá vs Dios

Metiéndome en una web, (como no, Cristiana) descubrí otro articulo en el que se relatan las contradicciones del Corán comparándolas con los textos supuestamente perfectos de la Biblia. Durante dicho artículo; esta persona intenta desacreditar al Corán mediante lo escrito en la Biblia en un intento (valga la redundancia) de asegurar la veracidad de la misma. Asegura esta persona que, como el Corán discrepa si es comparado con los Antiguo y Nuevo testamentos, esto una prueba más de su corrupción y por lo tanto de su falsedad. Lo que no deja claro, o no parece entender esta persona es que: por mucho que desacredites un texto mitológico usando a otro como referente, esto no convierte al segundo texto (ese del que tu crees es "la palabra" del personaje del que ambos hablan) en verdadero.

Índice de contenido

Piensa en ello…

La ciencia es un método para comprobar afirmaciones sobre el mundo natural, no un compendio inmutable de verdades absolutas. Los fundamentalistas al conocer las respuestas antes de empezar, y al obligar después a la naturaleza a ponerse la camisa de fuerza de sus preconcepciones desacreditadas, se sitúan por fuera del camino de la ciencia, o de cualquier investigación intelectual honesta. Stephen Jay Gould
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Metiéndome en una web (cómo no, cristiana) descubrí otro articulo en el que se relatan las contradicciones del «perfecto» Corán comparándolas con los textos también supuestamente perfectos de la Biblia. Durante dicho artículo esta persona intenta desacreditar al Corán mediante lo escrito en la Biblia en un intento, valga la redundancia, de asegurar la veracidad de la misma. Asegura, esta persona, que como el Corán discrepa si es comparado con los Antiguo y Nuevo testamentos, esto sería una prueba más de su corrupción y por lo tanto de su falsedad.

Lo que no deja claro, o no parece entender esta persona, es que: por mucho que desacredites las afirmaciones en un texto mitológico usando a otro como referente, esto no convierte al segundo texto (ese del que tú crees es «la palabra» del personaje del que ambos hablan) en el verdadero, ni al otro en el falso.

 

Dichas comparaciones no hacen nada más que reafirmar que tanto la Biblia como el Corán no son ni de lejos el producto (inspirado o no) de un Dios divino sino más bien la obra de manufactura humana de una cultura arcaica y con unos valores morales bastante cuestionables. En ambas religiones se puede notar su falsedad. Esto es debido a los innumerables errores y contradicciones dentro de los mismos. Errores que de haber sido escritos o mínimamente «inspirados» por un ser supremo y «perfecto», si este existiera realmente, no se habrían producido.

LA BIBLIA VS. EL CORÁN

El Corán es el Libro Sagrado de los musulmanes: comparable a lo que es la Biblia para los cristianos. Los musulmanes ven el Corán como la expresión infalible de una deidad omnipotente descrita en él.

«Corán» es una palabra árabe que significa «recitación». El nombre fue aplicado por Muḥammad, que es transliterado comunmente como Mahoma (aunque por lo visto los musulmanes atribuyen que esta interpretación occidental de su nombre tiene una traducción anti-islamista), a cada porción individual del libro, aunque después se usó para referirse al libro entero.

Mahoma proclamó que el Corán es el milagro que probaba que él era profeta: lo que viene a ser una falacia circular. Sin embargo, hay mucha discusión entre musulmanes intelectuales acerca de ese «milagro» del Corán. Algunos eruditos árabes como Zamakhshari notaron más de cien errores gramaticales en el «perfecto» Corán.

El Corán está escrito en la prosa árabe. Se divide en 114 «Surahs» o capítulos y contiene los códigos religiosos, sociales, civiles, comerciales, y militares del Islám. También contiene historias que provienen de los mitos cristianos y judíos – en la Biblia, en la literatura apócrifa y en los textos talmúdicos.

El Corán, sin embargo, contradice la Biblia en muchos detalles de sus historias, como los nombres de los personajes centrales. Cuando encuentran estas contradicciones, los musulmanes lo justifican afirmando que es la Biblia (anterior al Corán) la que fue alterada. Pero en ningún lugar del Corán encontramos al omnisciente Alá indicando que hay pasajes Bíblicos  alterados y cuales son. Tampoco indica, ese «perfecto» libro en el cual creen ciegamente los musulmanes, que en él se ha corregido ningún pasaje. El reclamo que hacen acerca de la Biblia puede ser disputado por la evidencia histórica y también por el mismo Corán, en el cual se aprobó la Biblia y lo dice, repetidamente:

«Vosotros, los que habéis recibido la Escritura, ¡creed en lo que hemos revelado, en confirmación de lo que ya poseáis…»

Surah 4:47 (también Surah 2:40, 41; 2:91; 20:133; 26:192-198; 29:47; 46:10-12)

Hay evidencia suficiente para apoyar la afirmación de que el Corán pudo haber sido reformado. Nadie sabe donde está el Corán original y de él, al igual que de la Biblia, sólo quedan copias.

El Corán que nosotros tenemos en nuestras manos hoy se llama el Corán de Uthman, que fue recogido mucho tiempo después de la muerte de Mahoma. Las partes del Corán original se perdieron, mucho tiempo después que los recitadores del Corán habían muerto, o bien naturalmente o en una batalla. Uthman, el tercer Califa (el causahabiente de Mohammed) reunió todas las partes sobrantes del Corán y las arregló a lo largo de los Suras en vez de hacerlo cronológicamente. Después, Uthman quemó el resto de otras copias existentes. Sólo se puede suponer que la razón por la cual Uthman quemó las copias originales del Corán fue para ocultar algo.

La Biblia, por otra parte, se ha preservado. El sugerir que la Biblia se ha alterado está contra razón y hallazgos históricos.

Falso: se ha demostrado que la biblia ha sido alterada constantemente para provecho de cada cultura (y cada iglesia). Se puede comprobar incluso leyendo las copias más antiguas de los pergaminos  (hebreos y griegos). Tales errores gramaticales, diferentes estilos, interpolaciones, etc. llevan a la conclusión de que fue corregida constantemente, siglo tras siglo, durante su elaboración. Hasta que en el siglo III fuese recopilada con el orden actual y traducida por Jerónimo (Vulgata), incluso después de eso: en los dos primeros Códices (Sinaítico y Vaticano) se puede observar que estos son sólo el producto de traducciones incorrectas para intentar corregir todas las contradicciones que ya había en ella (véanse incluso las diferentes «revisiones» de Reina-Valera), de numerosas alteraciones y  adiciones.

Ninguno de los profetas y evangelistas citados como autores por tradición actuaron para su elaboración. Lo único de lo que queda constancia es de lo escrito por copistas. Estos añadieron y omitieron versículos según su visión e ideología propia, cuando no por su propia incompetencia al no saber escribir cuando simplemente se dedicaban a copiar los símbolos griegos que estos veían.  Se puede comprobar mediante todos los demás hallazgos históricos sobre el pueblo y la cultura hebrea que todo lo que cuentan sus textos «sagrados» no corresponde con las fechas de lo que argumentan y narran (anacronismos). Se fue escribiendo siempre siglos (o años) después de los mismos hechos que se relatan en ella. Tales errores, para desgracia del argumento de cristianos como este que pretenden defender la «perfección» de su libro con respecto a otro similar, permanecen aún en ella hoy día. 

La Biblia y el Corán son idénticos en este aspecto. El Corán es simplemente una versión escrita por otro estafador más para crear un culto nuevo en torno a él a través de un personaje ficticio que ya conocía e incluso creía (el judeocristiano).

Ni los cristianos ni los judíos pueden razonablemente ser acusados de alterar sus manuscritos. Una razón es que ellos no han tenido un motivo para hacerlo, y si lo hubieran hecho, ellos no hubieran derramado su sangre por defenderos. En el libro de Apocalipsis, Dios pone un castigo severo sobre los que enmiendan cualquier parte de la palabra de Dios.

«Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro».

Apocalipsis 22:18, 19

Falso también: Se puede comprobar a través de sus versículos, y se ha comprobado, que fue alterándose por sus dirigentes políticos y religiosos para beneficio propio. Prueba de ello son las diferentes versiones de la Biblia con sus distintas añadiduras y correcciones con respecto a los papiros originales. Aquí tienen (ver enlace), como ejemplo, un listado de todas las variantes textuales tan solo del Nuevo testamento.

Que la gente derramara sangre por sus creencias, por su fanatismo, mediante las argucias y mentiras de sus dirigentes para conquistar otros pueblos o defenderse de los ataques de otras religiones no convierte a una escritura más verídica que el resto de escrituras. Durante siglos se han añadido y quitado palabras.

Por otra parte, ninguna de esas plagas ha azotado a los mismos dirigentes por ello. Esta, más bien, parece ser la afirmación del autor (cristiano) de este artículo.

Los judíos fueron mandados a no cometer éste acto tan terrible.

«No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os ordeno». Deuteronomio 4:2

La evidencia científica y histórica enseña que los cristianos y los judíos no alteraron sus manuscritos. Muchos manuscritos antiguos se han descubierto mediante los años, y dicen igual que la biblia de hoy.

Éstos son algunos manuscritos famosos:

El Sinaitico — fué escrito en el siglo cuarto, 270 años antes del Islám. Contiene el Nuevo Testamento y la gran parte del Testamento Viejo. Se guarda en el Museo Británico.

El Alejandrino — fué escrito en el siglo quinto, más de 200 años antes del Islám. Contiene la Biblia entera, menos unas páginas perdidas. Se guarda en el Museo Británico.

El Vaticano — fué escrito en el siglo cuarto, 300 años antes del Islám. Contiene la Biblia entera. Se guarda en la Biblioteca del Vaticano en Roma.

Estos y otros manuscritos tal como el Códice Ephraemi y los Rollos del Mar Muerto y las millares de otras copias o partes de copias de las Biblias antiguas prueban más que la Biblia no puede haber sido posiblemente alterada o corrompida.

Falso de nuevo: El argumento de que unas escrituras fueron hechas antes que otras no prueba que las primeras fueran más ciertas. Esto sólo prueba la falsedad y plagio de las segundas sobre las primeras. Lo que si que se ha probado y demostrado (siempre que se quiera hacer) es que ninguno de los textos escritos por los evangelistas fue realizado por los mismos y que dichos evangelios se escribieron desde 40 a 150 años más tarde de la supuesta muerte de Jesús, según la crítica textual: según la papirología, el más antiguo, el P52, es del siglo II (según las distintas dataciones, de entre el 125 al 175 e.c.). Al uso uso de la antigüedad como argumento se le conoce como falacia ad antiquitatem. La antigüedad de algo solo sirve para determinar qué se escribió antes.

EL CORÁN CONTRADICE LA BIBLIA

Muchas de las historias en la Biblia que son incluidas en el Corán son citadas mal y son contradictorias a la Biblia. Estos son unos pocos ejemplos:

La historia de Caín y Abel

Después que Caín mató su hermano Abel, el Corán dice que Alá envió un cuervo, que escarbó la tierra para mostrarle cómo esconder el cadáver de su hermano (Surah 5:31). Esto no se menciona en la Biblia.

La historia de Noé y el diluvio

El Corán dice que un hijo de Noé rehusó entrar al arca y se ahogó en el diluvio (Surah 11:42-43), pero la Biblia dice que los tres hijos de Noé entraron en el arca con él y fueron salvados del diluvio (Génesis 7:7).
En surah 11:44, el Corán dice que el arca reposó sobre el montaje Judi, pero la Biblia dice que era Ararat (Génesis 8:4).

La historia de Abraham

El padre de Abraham, según el Corán, es Azar (Surah 6:74) mientras la Biblia dice que su nombre era Taré (Génesis 11:26).
El Corán dice que Abraham tuvo dos hijos, mientras la Biblia dice que tuvo ocho.
El Corán dice que Abraham vivió en el valle de Mecca (Surah 14:37) pero la Biblia dice que vivió en Hebrón (Génesis 13:18).
En el Corán, Abraham sacrificó a Ismael (Surah 37:100-112), mientras la Biblia dice que fué Isaac (Génesis 22).
El Corán dice que Abraham tuvo dos esposas, mientras que la Biblia dice que él tuvo tres.
El Corán dice que Abraham construyó el Kaaba (Surah 2:125-127). La Biblia no menciona ésto.

La historia de Moisés

El Corán dice que Moisés fué adoptado por la esposa de Faraón (Surah 28:9), pero la Biblia dice que fué su hija quien lo adoptó (Éxodo 2:5).
El Corán dice que Amán vivió en Egipto durante el tiempo de Moisés (Surah 27:4-6), mientras la Biblia dice que él vivió en Persia durante el tiempo de rey Asuero (Ester 3:1).
La historia de María (la madre de Jesús)
El Corán dice que el hermano de María era Aaron (Surah 19:28), mientras la Biblia dice que Aaron vivió 1500 años antes de María (Números 26:59)
El Corán dice que ella dió a luz a Jesús debajo de una palma (Surah 19:13), mientras la Biblia dice que Jesús nació en un establo (Lucas 2:7)
El Corán dice que Jesús hablaba y hacía milagros durante el tiempo en que él era un bebé (Surah 19:24-26). La Biblia no dice ésto.
El Corán dice que Zacarías no pudo hablar por tres días (Surah 19:10), mientras la Biblia dice que él no pudo hablar hasta que el niño nació (sea 9 meses) (Lucas 1:20).

******************
Aunque la Biblia fué escrita antes que el Corán, y aunque hay mucha razón por creer que la Biblia se guardó sin corrupción, los teólogos musulmanes tienen mucho que explicar con respecto a tales contradicciones en el Corán.

Nota: No existe tal creencia. Dicha creencia sólo la tienen los cristianos. Al igual que los musulmanes creen que su Coran es incorrupto. Es propio de cada religión creer que lo propio es lo correcto y perfecto.

 

DIOS vs. ALÁ

Cristianos y musulmanes creen igual en una deidad soberana, que es uno, celestial, espiritual, el creador del cielo y de la tierra, y el juez de humanidad. Cristianos Lo llaman «Dios»y musulmanes lo llaman «Alá». Uno puede presumir que Dios y Alá son el mismo y que Alá es otro nombre para Dios. Pero, un examen cuidadoso probará que no es exactamente así.
Activistas musulmanes en el Oeste han usado la táctica de afirmar que dan veneración al mismo dios de los cristianos para ganar la legitimidad y aceptación. Ellos han usado el nombre «Dios» en el lugar de Alá en muchas traducciones del Corán.

¡No Hay nada nuevo bajo el sol! Esto nos recuerda lo qué sucedió 14 siglos antes. Cuando Mohammed comenzó a predicar su religión nueva en Mecca, él era conciliatorio y apaciguaba a los cristianos. Él les contó: «Creemos en lo que se nos ha revelado a nosotros y en lo que se os ha revelado a vosotros.Nuestro Dios y vuestro Dios es Uno» surah 29:46. Compara ésto con lo qué sucedió en Medina, después que Mohammed ganó fortaleza. Alá entonces le ordena «¡Combatid contra quienes…no creen en Alá ni en el último Dìa…ni practican la religión verdadera (Islám), hasta que, humillados, paguen el tributo directamente!» .

Surah 9:29

Esto sólo prueba la conclusión de que el Corán fue otro intento de adaptar la religión Cristiana durante los siglos posteriores al VI d.e.c. (siglo en el que se creó realmente el Corán) a otra cultura distinta.

Al igual que el pueblo hebreo adaptó otras religiones como la egipcia, la fenicia, la sumeria, etc, el Cristianismo, cogiendo dicha religión resultante, adaptó otras religiones como la griega, romana y demás religiones consideradas “paganas”. Convirtiendo algunos símbolos como propios y transformando a otros dioses en “falsos dioses” y “demonios”.

EL DIOS DE CRISTIANISMO

El cristianismo cree en un Dios triuno(la trinidad), mientras que el Islám rechaza este concepto viéndolo como una blasfemia.

«No creen, en realidad, quienes dicen: ‘Alá es uno de los tres en la trinidad’. Porque no hay ningún dios que Dios Uno» . Surah 5:73

El Islám rechaza el concepto del Dios triuno por la razón de que entienden mal su significado verdadero. Su pensamiento acerca de la Trinidad se derivó de una herejía cristiana que existió en Arabia en el tiempo de Mohammed. Esa herejía era un creencia en una trinidad que consistía de Dios el Padre, Dios la Madre (la Virgen María) y Dios el Hijo (Jesús).

El Corán dice:

«Y cuando dijo Alá: ´¡Jesús, hijo de María! ¿Eres tú quien ha dicho a los hombres: ‘¡Tomadnos a mí y a mi madre como a dioses’, además de tomar a Alá!’? Dijo (Jesús): ‘¡Gloria a Ti! ¿Cómo voy a decir algo que no tengo por verdad?»
Surah 5:116

Los Cristianos, en verdad, creen solamente en un Dios que se ha manifestado en tres Personas: El padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Jesús declaró esta doctrina cuando Él instruyó sus discípulos, diciéndoles:

«Por tanto, id, y haced discípulos en todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo…» Mateo 28:19

El Padre

El Islám no conoce la Paternidad amorosa de Dios. Esa relación íntima con Dios, para el Islám es algo extranjero y también condenado por el Corán.

«Los judíos y los cristianos dicen: ‘Somos los hijos de Alá y Sus predilectos’. Dice: ‘¿Por qué, pues, os castiga por vuestros pecados? No, sino que sois mortales, que Él ha creado…'» Surah 5:18

Por otra parte, el concepto de que Dios es nuestro Padre celestial es el núcleo de la fe cristiana. Jesús enseñó Sus discípulos a rezar, diciéndoles:

«Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre…» Mateo 6:9

La relación entre Jesús el Hijo y Dios el Padre se expone sobre la Cruz. Nosotros vemos que Jesús llama a Dios Su Padre pidiéndole:

«Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.»
«Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.» Lucas 23:34, 46

El Nuevo Testamento está lleno de referencias a Dios como el Padre de todos los creyentes.

«Mirad cuanto amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios…Amados ahora somos hijos de Dios» 1 Juan 3:1-2

El Hijo

El Islám no puede aceptar que Dios tiene un hijo.

«¡Gente de la Escritura ! ¡No exageréis en vuestra religión! ¡No digáis de Alá sino la verdad: que el Ungido, Jesús, hijo de María, es solamente el enviado de Alá y Su Palabra, que Él ha comunicado a María, y un espíritu que procede de Él! ¡Creed, pues, en Alá y en Sus enviados! ¡No digáis ‘Tres’! ¡Basta ya, será mejor para vosotros! Alá es sólo un Dios Uno. ¡Gloria a Él: (más exaltado es el que) tener un hijo!» Surah 4:171

Tampoco acepta el Islám la deidad de Jesús.

«No creen, en realidad,quienes dicen: ‘Alá es el Ungido, hijo de María’. Dice: ‘¡Quién podrÌa impedir a Alá que si Él quisiera, hiciera morir al Ungido, hijo de María, a su madre y a todos los de la tierra?’ De Alá es el dominio de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está. Crea lo que Él quiere. Alá es omnipotente». Surah 5:17

El Dios del Islám posee poder sobre todas las cosas, incluyendo el poder para borrar pecado como y cuando lo desea hacer. Pero el Dios del cristianismo es justo y misericordioso, y trabaja dentro de Su plano de salvación, para satisfacer su misericordia y justicia. El plan no se puede efectuar sin el sacrificio de Jesús, el Hijo de Dios, sobre la cruz, por nuestro beneficio, para la retribución de nuestra transgresión.

«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna» Juan 3:16

El amor de Dios hacia pecadores está contra el espíritu del Islám. El Islám vehementemente rechaza la crucifixión de Jesús.

«Que ellos dijeron (en el alarde), Nosotros matamos a Cristo Jesús, el Hijo de Maria…pero ellos no lo mataron, ni lo crucificaron». Surah 4:157

Todo falso, por supuesto: la deidad del Cristianismo no es para nada un dios justo. En repetidas ocasiones juega con las personas a su antojo; castigándolas por pecados no cometidos, matando a inocentes, cambiando de opinión constantemente, ayudando a personajes injustos y crueles, provocando disputas y guerras, incumpliendo prácticamente TODAS las promesas que hace a sus profetas y a su pueblo, etc.

Nota: En otras entradas he puesto e iré poniendo una lista de ejemplos sobre todo esto. Aparte, existe un libro escrito por Pepe Rodriguez llamado “Los pésimos ejemplos de Dios” en los que relata y analiza varios versículos que demuestran que ese supuesto Dios que nos controla no es para nada un ser de amor y justicia divinos.

El Espíritu Santo

El Islám mira sobre el Espíritu Santo como un espíritu creado al igual que un ángel. En muchos ejemplos el Corán usa el Espíritu Santo de nombre para significar un ángel. En la historia del nacimiento de Jesús, el Corán dice que Dios envió a María Su Espíritu (significando el Ángel Gabriel) para anunciar a ella la noticia de que fue eligida para ser la madre de Jesús.

«Entonces Nosostros (Dios) enviamos Nuestro Angel a ella (el original: Nuestro espíritu), y el apareció ante ella como un hombre con todos sus respetos». Surah 19:17

El Espíritu de Dios (como el ángel Gabriel) era también el que supuestamente llevó el mensaje del Corán a Mohammed.

«Dice: ´El Espiritu Santo(El Ángel Gabriel)lo ha revelado, de tu Señor, con la Verdad…» Surah 16:102

Porque los musulmanes no reconocen el Espíritu Santo, ellos tampoco pueden aceptar la Señoría de Jesús.

«…nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.» 1 Corintios 12:3

Y porque los musulmanes no tienen el Espíritu Santo que mora en ellos, ellos no tienen la promesa de salvación.

«El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo…» Romanos 8:16,17

Nota: es curioso que cada grupo religioso siempre se atribuya todo lo divino negándoselo al resto de creencias religiosas.

EL ALÁ DE ISLÁM

En teoría, Alá en el Corán tiene 99 nombres o atributos tal como: Omnisciente, Omnipotente, Sublime, Viviente, Eterno, Santo, Luz, Creador, Poderoso…etc. En realidad, sin embargo, el Corán pinta un cuadro de Alá que en muchas maneras parece la misma personalidad de Mohammed. Alguien sugirió que Mohammed en el Corán, de hecho, creó un dios a su propia imagen.

Cualquier cosa que Mohammed quería, Alá la deseaba para él. De cualquier manera que Mohammed reaccionaba, Alá reaccionaba igual. Aisha, (una de las 13 esposas de Mohammed) se cotizó diciendo a Mohammed despectivamente:

«O Apóstol de Alá, Yo no veo más que tu Señor se da prisa en agradarte.» Al Bukhari Vol 7:48

Aquí siguen unos pocos ejemplos:

Cuando Abu Lahab criticó a Mohammed, diciéndole, «Que pereces, Mohammed! Nos invitaste aquí para ésto?, Alá inmediatamente envió el surah numero 111 para condenar a Abu Lahab y su esposa:

«Que Perezcan las manos de Abu Lahab. Quemado pronto será en la llama del incendio. Su esposa llevará la leña.»

Cuando Al Walid Ibn Almoghira y Omaya Ibn Khalaf mofó a Mohammed qué presumía de sus riquezas, Alá envió el surah numero 104 para reprenderles:

«La aflicción sea para cada escandaloso y mitotero que junta riqueza y que se acuesta con ella, pensando que la riqueza será para siempre. Él estará seguro de que será tirado en el incendio de la cólera de Alá.»

Cuando Mohammed cayó en el amor con Zaynab, la esposa de su hijo adoptado (Zaid), Alá aprobó su divorcio de Zaid y la unió en casamiento con Mohammed:

«Cuando Zayd había terminado (el matrimonio) con ella, te la dimos por esposa para que no se pusiera reparo a los creyentes que se casan con las esposas de sus hijos adoptivos» . Surah 33:37

Cuando las esposas de Mohammed exigieron pensiones más altas después del botín tomado en la masacre de la tribu judía Banu Qorayza, Alá lo radicó diciéndole a las esposas que se sintieran satisfechas con las pensiones actuales o tendrían que enfrentar el divorcio (Surah 33:28-29).

Cuando Hafsa encontró a Mohammed, en su lecho, participando en el sexo con su concubina Mariya, Mohammed trató de complacer al molesto de Hafsa prometiéndole que él iba a alejarse de Mariya. En este momento Alá intervino en favor de Mohammed:

«¡Profeta! Por qué, para agradar a tus esposas, declaras prohibido lo que Alá ha declarado lícito para ti? Pero Alá es indulgente, misericordioso». Surah 66:1

La lista sigue. Alá convenientemente intervenía para satisfacer los deseos sexuales de Mohammed, para apoyar las opiniones de Mohammed, para justificar las acciones de Mohammed y para soportarlo cuando él estaba en el peligro.

Así como Yahvé (Jehová, la mala traducción de su nombre; o Dios,  con etimología similar hacia el indoeuropeo que Zeus) satisfacía los deseos de sexo, riquezas y poder de sus profetas y los suyos propios. Así, de hecho, es como ha funcionado siempre esta estafa del dios de los huecos.

Nadie ostenta un récord tan amplio de sacrificios y muertes dentro de un relato mitológico tan solo para justificar su propia adoración excepto el del monoteismo del Dios «único» (el abrahámico), se llame Alá, Yahvé, Jehová, Él, Dios, etc. o como quieran llamarlo. 

*******
La próxima vez que usted asista a una de esas reuniones o ‘puentes de conciliación’, donde un panel que incluye un sacerdote católico, un ministro protestante, un rabí judío y un sheik musulmán, que retienen sus manos en la solidaridad declarando que ellos todos adoran el mismo Dios, acuérdese de estas diferencias! Ese puente que están construyendo conduce solamente hacia el Islám.

Gracias  por el consejo. Pero dando igual el nombre, seguiré sin asistir a ninguna de esas reuniones.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Archivos

Artículos relacionados

También pueden interesarle

23 comentarios

  1. Te felicito por siempre buscar articulos, investigaciones y demas para construir tu critica, te recomiendo http://www.alislam.org/ esta en muchos idiomas< esta es una pagina islamica, en ella hay mucha literatura, articulos, revistas y opiniones sobre esos temas, considero que la mejor forma de desacreditar un libro es con el mismo, no comparando libros completamente distintos como hizo la persona de tu fuente. si tienes alguna duda del islam puedo ayudarte con mucho gusto. saludos

    1. Gracias por tu comentario. Con respecto al tema del islam, te lo agradecería muchísimo. Todavía tengo que introducir muchos artículos pendientes y la verdad es que no tengo tanto tiempo para publicarlos como me gustaría. El islam lo tengo bastante aparcado pero por lo que he podido observar, aunque parte de las historias bíblicas, tiende a ir hacia otro lado muy distinto (que conste que ni me creo la mitificación de los personajes que hace la biblia ni la que hace el Corán – si no, no seria ateo). Saludos.

    1. Hola Dixon.

      1º.-Al parecer, o no has leído o has omitido el principio de mi articulo:

      «Metiéndome en una web,como no, Cristiana; descubrí otro articulo en el que se relatan las contradicciones del Corán comparándolas con los textos supuestamente perfectos de la Biblia.»

      Los textos en negro son los del artículo original y los textos en rojo mis comentarios (por si no lo habías notado).

      2º.- También pareces desconocer tu propia biblia:

      Abraham tuvo ocho hijos con tres esposas: Ismael con la esclava egipcia Agar, Isaac de su esposa Sara, y otros seis con su otra esposa, Keturah

      Génesis 25:1-2

      1 Y ABRAHAM tomó otra mujer, cuyo nombre fué Cetura;
      2 La cual le parió á Zimram, y á Joksan, y á Medan, y á Midiam, y á Ishbak, y á Sua.

      Ya no se cuantas veces debo decíroslo a todos los creyentes: leeros vuestra biblia.

      Saludos.

  2. Los musulmanes creen en un, Único e Incomparable Dios, que no tiene hijo ni socio, y que Él es el único que posee el derecho de ser adorado. Él es el Dios verdadero y cualquier otra deidad es falsa. Él tiene los más magníficos Nombres, sublimes y perfectos Atributos. Nadie comparte su Divinidad, ni sus Atributos. En el Corán Dios se describe a si Mismo:

    Di: Él es Allah, Uno. Allah, el Señor Absoluto. (A quien todos se dirigen en sus necesidades) No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no hay nadie que se le parezca.» (Corán, 112:1-4)

    El Cáp. 112 del Corán escrito en caligrafía árabe

    El Cáp. 112 del Corán escrito en caligrafía árabe.

    Nadie tiene el derecho de ser invocado, suplicado, que le sea rezado o le sea dedicado cualquier acto de adoración, sino Dios solamente.

    Únicamente Dios es el Todopoderoso, el Creador, el Soberano y Señor de todo lo que hay en el Universo. Él se encarga de todos los asuntos. No necesita ni depende de sus criaturas, y todas sus criaturas dependen de Él. Él es el Omnioyente, el Omnividente. En una forma perfecta, su conocimiento engloba a todas las cosas las evidentes y las secretas, lo público y lo privado. Él conoce lo que pasó, lo que pasará y cómo pasará. Nada ocurre en el universo si no es por que Él quiere. Lo que desea es y lo que no desea no es, y nunca será. Su deseo está por encima del deseo de todas sus criaturas. Tiene poder por sobre todas las cosas, y es capaz de hacer todo lo que desea. Es el Graciabilísimo, el Misericordioso, y el Más Benévolo. En uno de los dichos del Profeta Muhammad nos es dicho que Dios es más misericordioso con sus criaturas de lo que una madre lo es con su hijo. Dios está exento de la injusticia y la tiranía. Es el más sabio en todas su acciones y decretos. Si alguien quiere pedirle a Dios algo debe pedírselo sólo a Él, sin pedirle a alguien más que interceda por él. No existen intermediarios entre Dios y aquellos que buscan Su ayuda.

    Dios no es Jesús, y Jesús no es Dios. El mismo Jesús negó eso. Dios dice en el Corán:

    Realmente han caído en incredulidad quienes dice: Allah es el Ungido, hijo de Maryam. Cuando fue el Ungido quien dijo a los hijos de Israel: ¡Adorad a Allah! Mi Señor y el vuestro. Quien asocie algo con Allah, Allah le vedará el jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos. » (Corán, 5:72)

    Dios no es una Trinidad. Dios dijo en el Corán:

    Y han caído en incredulidad los que dicen: Allah es el tercero de tres, cuando no hay sino un único Dios si no dejan de decir lo que dicen, ésos que han caído en la incredulidad tendrán un castigo doloroso. ¿Es que no van a volverse hacia Allah y Le van a pedir perdón? Allah es perdonador y Compasivo. El Ungido, hijo de Maryam, no es más que un mensajero antes del cual ya hubo otros mensajeros… (Corán, 5:73-75)

    El Islam niega que Dios descansó en el séptimo día de la Creación, que Él lucho con uno de Sus ángeles, que Él es un envidioso conspirador contra la raza humana o que Él se ha encarnado en algún ser humano. El Islam también rechaza la atribución de cualquier forma humana a Dios. Todas estas cosas son consideradas blasfemas. Dios es el Exaltado. Está muy lejos de cualquier imperfección. Nunca se fatiga y ni la somnolencia, ni el sueño le afectan.

    La palabra árabe Allah significa Dios (el Dios Uno y Único que creó todo el Universo). Esta palabra ‘Allah’ es el nombre para Dios, utilizado por las personas que hablan árabe, tanto cristianos, como musulmanes. Esta palabra, la cual no tiene forma femenina ni plural, no puede ser utilizada para designar algo que no sea el Único Dios verdadero. La palabra árabe Allah aparece en el Corán cerca de 2.700 veces. En arameo, un idioma muy cercano y afín con el árabe, que era el idioma que Jesús habitualmente hablaba, se es referido a Dios también como Allah.

    Saludos,

    1. Y yo me pregunto ¿qué tienen que ver su explicación con lo expuesto en el artículo? Ya todos sabemos aquello que se afirma en el islam y las afirmaciones que contienen sus textos. Nada nuevo.

  3. Pero que insistencia por desacreditar a la biblia,pero quisiera que me saque de una duda a que atribuye ud. los descubrimientos cientificos, biologicos de la biblia? saludasos……

    1. Ni idea de a qué se refiere. En los libros de historia de la ciencia en los que se describen quienes y cómo descubrieron todo lo que descubrieron sobre biología no figura por ningún lado que usaran la Biblia para ello sino el método científico (de hecho sus trabajos se pueden leer uno por uno y en ellos figuran qué experimientos realizaron y en qué se basaron, todos los ensayos que hicieron, diarios, anotaciones, etc.). Pero ya que es usted quien lo sabe: muéstrenos cuales son o a qué se refiere. Veremos si es cierto o no o que usted afirma. 😉

  4. Hola

    Tanta lectura y para que???
    Tu en que crees???
    Jamas me pondría a refutar un mito….. Por que no existen….
    Por que tu afán de desacreditar el evangelio…?

    Además buscas en libros de historia, sin embargo cuando te refieres a la muerte de Jesús, dices «supuestamente»….
    Ok.
    Puesto que no crees
    Entonces puedo decirte
    Que Dios renga misericordia de ti.

    1. Todos los sucesos históricos son supuestos. Un historiador no establece afirmaciones absolutas. Lo que hace un historiadores establecer grados de certeza conforme las evidencias que posee. En el caso de Jesús, son tan escasas que no merecen mayor consideración que las que tenemos para Heracles.

      Las amenazas se las puede guardar para los catetos como usted. «tanta lectura para que…» ¿Para no ser un ignorante y un crédulo supersticioso? Así, como idea loca que se me ocurre. Ya ve.

  5. Como se nota que ni idea tenes sobre la biblia que venis a decir que no tenemos un Dios justo.  Primero lee y analiza el primer y segundo testamento . Tenes que hacer un estudio mas a fondo para opinar algo así. Te recomiendo sobre todo que leas bien el segundo testamento y verás el porqué Jesús da la vida por nosotros. Eso es amor puro. Estudia y senti un poco.

    1. Siempre son los más ignorantes, quienes venís a hacer gala de dicha ignorancia.

      A parte de que es las propia Biblia quien afirma que nadie ha sido y es justo (RO 3:10, 3:23, 1 Jn 1:8-10), ya nada más empezar Génesis se narra que tu querido personaje literario e imaginario:

      – Después de haber colocado un árbol en medio de un huerto sin motivo ni necesidad alguno para después prohibir comer de él, una vez los dos inconscientes creados por dios comen de él, en GE 3:17 al hombre le castiga con hacer exactamente lo mismo que ya estaba haciendo (Ge 2:5-8 vs GE 3:17) mientras que a la mujer la castiga con parir con dolor y hace, cual machista, que el hombre sea su amo y violador (GE 3:16).

      – En GE 4:4-5 ese dios prefiere la ofrenda de Abel (matar animales) a la de Caín (ofrecer frutos y verduras). Motivo que, según el relato, genera la envidia de este hacia su hermano. Para más «inri» ¿Qué hace dios con Caín por haber matado a su hermano? Hacerle inmortal. (Ge 15)

      – En GE 6 acorta la vida del hombre a 120 años (aunque luego aparece gente viviendo una media ¡de 500 años!) porque «los hijos de Dios» hacían justo lo que habrían tenido que hacer los antepasados del hombre: incesto (GE 6:1-3)

      – En GE 6:5 y posteriores no sólo se carga a toda la especie humana (hombres, mujeres y niños) porque el hombre es malo y violento (GE 6:5) sino que además extermina a todas las especies animales, excepto a la familia de Noe y las parejas de animales porque según este personaje, Noé era el único «justo» (el que más tarde se emborracha y maldice a Cam y a toda su descendencia por verle borracho y desnudo). Ni añadiremos que, después de matar a todas las familias humanas y animales porque «el hombre es malvado», termine diciendo que no volverá a hacer eso porque el hombre «es malo desde su juventud» (GE 9:21), para después de decirlo, en Éxodo, vuelva a exterminar especies animales y personas.

      – En GE 19 se carga dos ciudades (Sodoma y Gomorra) sólo porque extrañamente, todos los hombres (¿incluidos niños?) de una, Sodoma, querían violar a dos hijos que Dios había enviado allí sin motivo aparente. Comportamiento más extraño pues estos les seguían prefiriendo pese a que el «justo» de Lot les había ofrecido a sus hijas a cambio (GE 19:7-9). Se ve que a tu dios justo no le bastó con dejar ciegos a los hombres que pedían violar a esos dos hijos de dios (GE 19:11)

      – El mismo Lot a quien salva junto con su familia, a excepción de su mujer simplemente porque esta miró atrás. Motivo por el cual tu dios justo (ese de las órdenes absurdas) la convierte en «estatua de sal» (GE 19:26).

      – En GE 20 el elegido de ese dios, Abrham, y con la ayuda de ese dios, engaña a Abimelech diciendo que su esposa, Sara, es su hermana (Ge 20:2), para después amenazarle (GE 20:3) y que este les de bienes (Ge 20:9-18). Misma estrategia que ya hacieron en el relato Ge 12:11-20.

      ¿Sigo con Éxodo y le recuerdo, por ejemplo, que es ese personaje, Yahvé, quien «endurece el corazón de Faraón» todas y cada una de las ocasiones que Moisés acude para pedirle que deje marchar a su pueblo? ¿O si quiere me recreo en Jueces 11:30 y posteriores cuando Yahvé hace que Jefté gané una guerra a cambio de que sacrifique a su hija? ¿O hablamos de lo que se afirma en Deuteronomio 20?

      No sé. A lo mejor es que carece usted de sentido de la justicia, que ve «justos» actos como los narrados en la Biblia, donde ese personaje mata a inocentes para favorecer a personajes de dudosa, por no decir nula, moral. O es que, como me temo, no tiene usted ni puñetera idea del contenido de la Biblia y sólo conoce las partes descontextualizadas que le han contado en misa a cuentagotas.

      Léase la Biblia entera, varias veces y muy detenidamente analizándola, y luego vuelva. La excusa del «segundo testamento» (el denominado «Nuevo testamento») es ya muy típica y denota, además, que no se lo ha leído entero. Pues de haberlo hecho sabría que en ese testamento se dice que se deben cumplir todas y cada una de las 613 leyes que hay en el Tanaj, desde Éxodo 20 hasta Deuteronomio (MAT 5:18-19) y es, precisamente, en ese testamento donde se dicen cuales son las intenciones de ese nuevo personaje, Jesús (LUC 14:26, MAT 10:34-39). Todo un manual de fanatismo extremo.

    1. El Corán no sigue un orden cronológico cuando este hace referencias cruzadas, como si lo hace la Biblia. Yo de momento desconozco un libro que haga esa comparación que usted pide. A lo mejor tiene suerte y algún lector conoce de alguno.

  6. no se trata de cuanto presumas saber, tu no crees en Dios por que no has tenido la oportunidad de sentirlo, no es cuanto leas o cuan bueno seas para criticar, puedo notar que eres alguien que lee mucho y posee cierto grado de inteligencia, pero tienes un espíritu muy pobre. pero te tengo buenas noticias Dios es un Dios lleno de infinita misericordia y te da la oportunidad de que lo conozcas. con el simple hecho que estes utilizando tus sentidos para leer esto y seguramente para responder sabrás que existe alguien que fue capaz de crearte y ese creador es Dios! 

    1. Lo que usted ha sentido se llama Estado Alterado de Consciencia (EAC). Algo muy bien documentado en neurología desde hace tiempo. Que usted sienta que existe un dios no hace que ese dios sea real fuera de su mente.

  7. Fantastico… la necedad nunca se acabara. Al igual que usted y que muchos que conozco no nos tragamos estos rollos religiosos, al final se crearon para generar control sobre los demás. Venga mas explicaciones como esta son fabulosas. Saludos desde Nueva Zelanda.

    1. Ciencia o Dios que mas da? por que tanto al necio como al sabio les ocurrira un mismo fin, ni aun Einstein o Newton pudieron evitar el fatidico desenlace y comparados con ellos somos menos que simios ellos si generaban conocimiento de verdad no simples plagios como este tipo de paginas, «aborrezco la vida por que toda obra que se hace debajo del sol me es FASTIDIOSA y sin sentido»

      1. Antes de ir acusando de ir por ahí acusando a nadie de plagio debería usted aprender qué significa esto:

        plagio.
        Del lat. tardío plagium ‘acción de robar esclavos’, ‘acción de comprar o vender como esclavos a personas libres’, y este del gr. πλάγιος plágios ‘oblicuo’, ‘trapacero, engañoso’.

  8. Hola, me sorprende la energía que pusiste en tu trabajo, no debo negar que tienes un gran raciocinio, no lo critico ni lo alabo porque simplemente es tu modo de ver a estas religiones desde de propio conocimiento y lo respeto.En mi caso yo tuve que hacer las pases con Dios (como lo entiendo) para entender y aceptar que tengo problemas con el alcohol y por ende dejar de beber. Sé que esto no tiene nada que ver con el texto anterior, pero te envito a que leas el libro «alcohólicos anónimos» escrito en 1939, me gustaría saber cuál es tu percepción u opinión de dicho libro y quizás poner énfasis en el capítulo 4. Sumado a esto, leas el paso 2 y la tradición 3 ( el caso del ateo) del libro «doce pasos y doce tradiciones». Realmente cada uno de sus miembros ha encontrado a Dios? Un compañero nuestro nos dijo que «a Dios se lo siente, es como respirar, sentir calor, sentir frío»…Finalmente si uno quiere dejar de beber es fundamental creer en Dios o en un Poder Superior… en mi caso he encontrado a Dios no solo he dejado de beber sino que mi vida está cambiando de manera positiva.
    Muchas gracias. Un abrazo.

    1. «Hola, me sorprende la energía que pusiste en tu trabajo, no debo negar que tienes un gran raciocinio, no lo critico ni lo alabo porque simplemente es tu modo de ver a estas religiones desde de propio conocimiento y lo respeto.En mi caso yo tuve que hacer las pases con Dios (como lo entiendo) para entender y aceptar que tengo problemas con el alcohol y por ende dejar de beber.«

      Los problemas que usted tuviera con esta droga, que provoca adicción, son indiferentes a si existe o no dicho personaje ficticio. Que usted lo crea no lo hace más real, y si usted lo superó no fue por «hacer las paces» con ese amigo imaginario sino gracias al refuerzo comunitario del resto de personas del grupo e ayuda al que seguramente asistió (lo que se conoce en psicología como grupos de ayuda mutua). Por mcuho que en ese grupo le hablaran y creyeran, a su vez, que dicho amigo imaginario les estaba haciendo algo. Deje de infravalorarse para atribuirle méritos a un ser ficticio. Fue usted quien solventó sus propios problemas adictivos.

      «Sé que esto no tiene nada que ver con el texto anterior, pero te envito a que leas el libro “alcohólicos anónimos” escrito en 1939, me gustaría saber cuál es tu percepción u opinión de dicho libro y quizás poner énfasis en el capítulo 4.«

      Ya he leído el Libro Azul y me parece un conjunto de falacias cuyo único propósito, más que curar, se fundamenta en adoctrinar. Su autor, William Duncan Silkworth, no realizó una serie de estudios para comprobar su efectividad, simplemente realizó una serie de deducciones sesgadas a partir de un grupo reducido de pacientes, entre los cuales se encontraban varios religiosos que jamás se curaron de tal adicción, entre ellos uno de los cofundadores de Alcoholícos Anónimos, William Griffith Wilson y Robert Holbrook Smith.

      Se declara como una organización «sin afiliación a religiones» pero, como se puede ver en dicho capítulo y en el historial de sus fundadores, estos sí la tenían y dejaron constancia de ella: cristianismo. En dicho capítulo se intenta meter la idea de que se necesita como motivante a ese personaje, pero un motivante para dejar cualquier adicción puede ser cualquier cosa: un hijo, un hermano, un padre, un propósito, una idea, etc. Lo único que hacen sus autores es ofrecer un placebo emocional ficticio: desengancharte de una cosa para engancharte a otra. El alcohol produce adicción porque altera la química del cerebro. Las «experiencias espirituales» funcionan en cierta medida porque también lo hacen, no porque el dios en el que ellos creen exista. Una experiencia «espiritual» no es más que un estado alterado de la consciencia (EAC). Algo que se produce y puede producirse en cualquier cerebro. Es inherente a él y, por lo tanto, anterior a la creación de cualquier concepto religioso de la religión que el Dr Bob, Silkworth o Bill W creyeran. Basta con leer la biografía de los fundadortes de Alcoholicos Anónimos (AA) para saber que a estos les importaba más producirse dichos EAC que superar sus adicciones.

      Existen más grupos de ayuda que, a diferencia de AA, no inculcan creencias religiosas con iguales o mejores resultados. Como por ejemplo Secular Alcoholics Anonymous, AA Agsnostica o Agnostics and Atheists in AA.

      Cualquiera con un mínimo se conocimientos científicos y un criterio objetivo puede tirarse horas desmontando cada una de las afirmaciones en dicho capítulo. Lo mismo para «el paso 2 y la tradición 3 ( el caso del ateo) del libro “doce pasos y doce tradiciones que me recomienda leer. Uno no puede establecer una terapia basándose en una muestra tan baja, un par de testimonios anecdóticos y luego sumarle sus propias creencias religiosas personales para establecer un método para dicha terapia. No es que fueran desencaminados del todo: como dije, la ayuda mutua sirve, lo que no sirve (al menos no sin causar otra serie de trastornos psíquicos) es culpar al paciente diciendole que su adicción a una droga es porque un ser imaginario la tiene tomada con él. Las paces no las hizo realmente con ese ser imaginario sino con usted mismo.

      «Realmente cada uno de sus miembros ha encontrado a Dios?«

      Si por «encontrar» se refiere a creer que existe un ser que les guía y protege, puede.

      «Un compañero nuestro nos dijo que “a Dios se lo siente, es como respirar, sentir calor, sentir frío”

      Esto, lo que os dijo ese compañero, es lo que se produce cuando no se tienen evidencias: que se necesitan de metáforas falaces. Las sensaciones térmicas se producen independientemente de las creencias personales. Ahora, si a lo que se refería es que se produce única y exclusivamente en su cerebro, tiene razón. No distinta a quienes creen que existen otro tipo de seres como las hadas, los elfos o los duendes. Esto puede sonar absurdo para quienes creen que existe ese personaje, pero las sensaciones que produce el cerebro y sus sistema nervioso en determinadas personas son bien reales. Lo real, en resumen, no es ese personaje sino dichas sensaciones. Un ejemplo simple y muy común es el de la forma humana cuando uno duerme y se desvela creyendo que alquien sentado en una silla o de pie le está observando. Esto puede producir todo tipo de sensaciones, entre ellas miedo y angustia. La percepción puede alterarse muy fácilmente. Lo que esa persona sintió como una persona observándole en realidad era ropa amontonada en una silla o colgada de un perchero.

      «Finalmente si uno quiere dejar de beber es fundamental creer en Dios o en un Poder Superior… en mi caso he encontrado a Dios no solo he dejado de beber sino que mi vida está cambiando de manera positiva

      ¿Ve a qué me refiero? Le han introducido la idea falsa de que «si uno quiere dejar de beber es fundamental creer en Dios o en un Poder Superior«. Le han inculcado una religión inconscientemente. Idea falsa, pues como le dije se puede salir de cualquier adicción con ayuda sin la necesidad de recurrir a amigos imaginarios. Millones de personas lo hacen cada año.

  9. Leí tu (permíteme tutearte) comentario y agradezco tu punto de vista. Dejame citar una parte de lo que dijiste «Si por “encontrar” se refiere a creer que existe un ser que les guía y protege, puede». Más claro agua.
    Pero bien ahora les voy a contar una historia real. Tenía un familiar cercano Pedro (ficticio) era mayor de edad y falleció tras obtener una enfermedad crónica. Durante su adultez había conocido a Dios en x iglesia a razón que uno de sus hijos tenía una anormalidad física. Puso toda su fe para que Dios lo sanará a através de ellos, sin embargo no pasó nada. Más tarde él decía que no existía Dios ni el Diablo que son puros inventos» Años más tarde se enfermó y como era mayor argumentaba que tenía dificultades en sentidos de la vista el oído y otros. Para él lo mejor era renunciar a la vida. Así fue, dejó empeorar su enfermedad ya no acudía a su tratamiento y en las últimas semanas de su vida el busco a Dios a través de sus hijos, incluso tuvo la fuerza para hacer un viaje, visitó a uno de sus primos preguntando «dónde está Dios cómo es Dios»?.. Era triste ver cómo la vida se le estaba iendo a causa de su enfermedad. Al volver a su ciudad tuvo que internarse de nuevo, casualmente vino un pastor con su esposa hablaron con él y finalmente él según ellos encontró la paz porque encontró a Dios. Dias después partió del mundo de los mortales. Tantos años se resistió a la idea de creer en Dios (quizas por resentimiento) para tener que buscarlo a último momento?
    Saludos.

    1. El fallo es tal historia anecdótica reside en el razonamiento de su personaje (Pedro). Nos está usted alegando que no importa si existe o no dicho personaje mientras la creencia en dicho amigo imagirio reconforte emocionalmente. Espero que no sea este el argumento en defensa de la religión, por lo pobre y falaz que es, como tampoco que lo sea lo que parece concluir: que quienes negamos la existencia de dicho personaje lo hagamos siempre porque «lo odiamos». Ese argumento, tan trillado ya por creyentes (lo sé por experiencia propia en esta web) es de lo más absurdo que verle beneficio a una religión al reducirla únicamente como un placebo emocional. Por desgracia, las religiones conocidas no son sólo eso: acarrean, además de dichas ideas, otras bastante aberrantes que uno puede observar fácilmente. Usted puede exponer que la religión ayuda a un enfermo a sobrevivir o a darle esperanzas para querer vivir, pero omite que la religión también conlleva ideas totalmente contrarias: como el «martirio», por ejemplo, o el asesinato y agresión a aquellos que ella considera sus «enemigos».

      En su ejemplo además señala usted que este tal Pedro se aferró a sus antiguas creencias simplemente por desesperación ¿Me está usted diciendo que esa es una razón válida para creer?¿el miedo, en este caso a la muerte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accede con tu cuenta